Cambios en la corriente


Colombia resurgió, de repente, en 2012. En un acto inesperado, José Pekerman barrió el legado de Hernán Darío Gómez y Leonel Álvarez, que planteaba una Colombia vertical, de predominante juego de bandas, despliegue físico y fútbol aéreo, y puso a Colombia frente al espejo. Con la simbólica convocatoria más titularidad de Macnelly Torres y el regreso al 4-2-2-2 torre, el seleccionado tricolor sedujo al continente con un fútbol ofensivo, reminiscente de aquella sucesión de pases colorados, y clasificó al mundial tras tres intentos fallidos. En ese momento, las alarmas sonaron. Podríamos estar ante una de las revelaciones del torneo planetario de 2014; sin embargo, llegada la hora, muchas cosas han cambiado.

Colombia 2014 ha sufrido cambios sustanciales.

La baja de Falcao es gravísima. El delantero del Mónaco no sólo es la estrella del equipo, sino que era la razón táctica del mismo. Durante la eliminatoria, Colombia se mostró como un equipo que teníaRadamel Falcao daba sentido al dibujo en 4-2-2-2 como premisa lograr un volumen de ataque altísimo y cadenas consecutivas de pases en la zona derecha del campo para luego profundizar. Esto permitía al equipo defender mejor y aumentar su nivel competitivo, siempre en duda debido a la debilidad de su zaga. Falcao era el encargado de legitimar todo esto en campo: fijaba marcas, creaba espacio, profundizaba, limpiaba la salida, aumentaba la capacidad de daño de la posesión colombiana y aportaba una importante cuota de gol. Sin él, Colombia pierde su volumen ofensivo y, por tanto, ataca peor, perdiendo la efectividad de su juego. Desde que se conoció la lesión del atacante, José Pekerman tuvo conciencia de esto y ha trabajado durante todo el semestre en alternativas plausibles para que Colombia no pierde fuerza competitiva ante la ausencia del eje táctico de su equipo.

¿En qué ha invertido el tiempo el entrenador argentino? Antes de entrar a responder esto es vital hacer un matiz: a mediados de 2013, Macnelly Torres tomó la decisión de irse a jugar a Oriente Medio. Aunque no lo apartó del equipo, temiendo la perdida de ritmo de competencia del mediocampista, Pekerman comenzó a probar variantes como Juan Guillermo Cuadrado, Victor Ibarbo o Aldo Leão Ramírez. Torres todavía sería importante en los últimos partidos del año anterior, pero llegado el momento de la convocatoria la noticia estalló y Macnelly no estará en Brasil. Esto da clara nota de que ya se estaba fraguando un cambio en la estructura futbolística de Colombia y que la lesión de Radamel sólo ha logrado acelerarlo.

En los últimos amistosos, Pekerman ha probado varios sistemas e incluso ha introducido nuevos mecanismos en la salida. Una de las opciones que tomó más fuerza fue la del 4-1-4-1, reforzando el corazónJosé Pekerman ha probado con otros sistemas del mediocampo ante la disminución del potencial atacante que proporcionaba cobijo defensivo. El problema que ha encontrado el argentino es que ninguna de sus opciones en la delantera ha compensado la necesidad de ruptura, apoyos y capacidad asociativa que demandan sus centrocampistas y que tan bien conjugaba la delantera Teo Gutierrez y Falcao; además, la lesión de Edwin Valencia obliga a alinear al desordenado Carlos Sánchez como pivote, factor quizá decisivo a la hora de desestimar este modulo. La otra variante al 4-2-2-2 que predomina es la de un 4-2-3-1 en la que se junten James y Cuadrado con Quintero o Ibarbo, siendo la primera de las opciones la que más talento acumularía, pero que quizás – porque no lo hemos visto aún – adolecería del mismo factor de mezcla con la delantera que se ve en el 4-1-4-1.

Pese a los cambios, parece que se mantendrá el 4-2-2-2.

Con todo esto sobre la mesa, cabe esperar que en el mundial, Colombia se mantenga fiel al sistema con el que se ha sentido más cómodo en los últimos dos años. A pesar de ello, el ingreso casi indiscutible de Cuadrado y Bacca crearía un nuevo ecosistema en sí mismo. La cabeza reinante del sistema pasaría a ser James Rodríguez, quién gozaría de libertad absoluta para moverse, rol en el que ha demostrado tener galones y don de líder. Las permutas arriba tendrán que ser más frecuentes para crear espacio y el balón tendrá que moverse, sí o sí, más rápido con el eléctrico Cuadrado en el medio del trío que completan Camilo Zuñiga y Teo Gutierrez -ahí suele asentar Colombia su posesión-.

Las posibilidades desde el banquillo también han cambiado: con Cuadrado y Bacca titulares, y Muriel y Aldo Leão fuera de la lista, Adrián Ramos, Jackson Martínez, Juan Fernando Quintero y Victor Ibarbo (además de Guarín, menos protagonista), se erigen como las primeras opciones de las que dispone Pekerman para enrumbar los partidos. Mientras los dos puntas ofrecerían referencias más fijas en el área, modificando la forma de acercarse al gol o aumentando los registros, Quintero daría un subidón de pegada y creatividad desde la mediapunta, e Ibarbo poderío y desborde individual desde la banda, aunque de forma mucho más vertical que la que daba Cuadrado en las eliminatorias. Colombia gana argumentos, pero pierde flexibilidad.

Como último inciso, la recuperación de Camilo Zuñiga es la nota más positiva de los últimos meses. El jugador del Napoli se perdió casi media temporada por lesión, mas parece haber regresado con un buen ritmo y no estar afectadas sus facultades físico-técnicas, tan importantes para Colombia pues, en la práctica, es él quién hace las veces de “mediocentro” en el equipo. Aun así, la Colombia del mundial será sin duda diferente a la vista en la fase clasificatoria y, amén de perder techo por la ausencia de su crack, quizás haya ganado rigor competitivo y a una nueva estrella mundial en el cielo.


15 comentarios

  • Kundera 9 junio, 2014

    "Colombia gana argumentos, pero pierde flexibilidad."

    Después de enviada este artículo se conoció la noticia de que el reemplazante del lesionado Aldo Leao Ramírez es Carlos Carbonero. El de River nació siendo un mediocampista tan ofensivo que muchas veces jugaba de delantero, en Argentina destacó mucho como extremo derecho, pero este último semestre en River ha desarrollado un fútbol mucho más interior… Pekerman prefirió cambiar a Aldo por un futbolista que 1) No ocupa su posición 2) Su juego no le permite hacer lo mismo, como hubiera sido la opción Sherman Cárdenas.

    ¿Por qué lo escoge?

    Creo que es precisamente porque percibe la lesión en la flexibilidad táctica que los ausentes han causado y, dada la coyuntura, actuó en consecuencia: Carbonero es un mediocampista y tiene cierto poso, asociación y tal, pero también posee un tranco largo importante, una buena zancada y varios kilómetros en su físico. Tiene ida y vuelta y fútbol para adaptarse a lo que hacía Aldo Leao – de forma distinta – y suma alternativas que potencian a Zuñiga, Cuadrado y James, que vienen a ser "los buenos" a los que Colombia quiere potenciar.

    Si jugará mucho, poco o nada, no lo sé, pero dado el momento, le dará elasticidad al fútbol del equipo y empaque.
    https://www.youtube.com/watch?v=SHL2K8rUBfo

    Respond
  • Gandalf 9 junio, 2014

    Se ve a Carlos Sánchez con confianza, más rápido y seguro de lo normal, hasta abarcando más metros. Gran noticia. Ahora, lo de Balanta en el centro del campo. Más convencido no puedo estar de que su puesto en la convocatoria era el de Stefan Medina, más allá de que el de Nacional no pueda jugar de lateral izquierdo.

    Respond
  • vi23 9 junio, 2014

    Hay que decir, por otra parte, que pocas selecciones pueden reemplazar la pérdida de su 9 con gente como Bacca o Jackson. Es que estamos hablando de auténticos jugadorazos….

    Respond
  • elguardavallas 9 junio, 2014

    Que ganas de ver a las selecciones sudamericanas en un mundial ahí, en Sudamérica.

    Respond
  • Abel Rojas 9 junio, 2014

    @ Kun

    Carbonero para el doble pivote entonces?

    En el vídeo que linkeas mola, pero reconozco que no tengo nada controlado al futbolista. No puedo opinar con propiedad.

    @ Gandalf

    Me fío tan poco de lo buenos momentos de Carlos Sánchez….

    Respond
  • @migquintana 9 junio, 2014

    @vi23

    Y con Muriel viendo el Mundial desde casa. Está claro que Colombia ahí tiene calidad de sobra, lo que pasa es que no podía negociar a Radamel Falcao de ninguna de las maneras. Mira que Carlos Bacca ha demostrado su calidad y utilidad, pero a él le iría mejor la Colombia que veíamos hace unos años que esta. Que también puede hacerlo bien, obvio, pero estará menos cómodo.

    @elguardavallas

    Cierto. Aunque tiene pinta a que será el Mundial en Sudamérica en el que menos afecte esta condición. Están las condiciones meteorológicas, por supuesto, pero el resto de factores será más europeo que otra cosa.

    Respond
  • Pepe Sarria 9 junio, 2014

    Pues yo no puedo dejar de lamentar que Macnelly se quede fuera, su primera parte contra Uruguay me deslumbró. Pero entiendo a Pekerman, las cosas han cambiado mucho desde entonces. A pesar de eso y de la baja de Falcao, Colombia me sigue pareciendo uno de los equipos más apasionantes desde el punto de vista de evolución táctica, ardo en deseos de verlos jugar ya.

    Respond
  • Óscar Ato 9 junio, 2014

    No sabía de la lesión de Aldo Leao. Me hace cierta pupita, cuando lo he visto me ha agradado bastante.

    Respond
  • Kundera 9 junio, 2014

    @Gandalf

    Sí, Stefan Medina hubiera sido otro puntazo para esta selección, especialmente de central diestro (¡Con la lesión de Perea hasta hubiera sido titular!).

    Lo de Sánchez, espero que esté más prudente que confiado. Cuando tiene exceso de confianza se cree cosas que no él no es. ^^

    @ Abel

    Como plan inicial a mi me sorprendería mucho, pero luego en muchos otros escenarios creo que sí. Es un futbolista bastante plástico a nivel táctico, que tiene técnica, personalidad, fútbol y pulmones. Y creo que potencia al "Zuñiga mediocentro", al Cuadrado "enganche" y mezcla muy bien con Teo y presumo que con James lo hará bien. Me ha terminado gustando mucho.

    Respond
  • RClemente 9 junio, 2014

    Veo poco a Carbonero entrando por Abel Aguilar en algún partido. Para lo que sí lo veo es para cuando Pékerman quiera introducir otro centrocampista y pasar a 4-1-4-1. Carbonero juega de interior derecho en River. De inicio, junto a Sánchez en un doble pivote, me parecería… raro. Más sin rodaje previo. Además, es que se parece muy poco a Aldo.

    Respond
  • @IsmaelAbdala 9 junio, 2014

    Se habla poco de la ausencia de Luis Amaranto y, me parece, es casi igual de importante que la de Falcao. Si tienen tiempo, vean completo lo que hizo Chile con Yepes en Barranquilla: https://www.youtube.com/watch?v=sa_QHDXu0S4. Perea se tuvo que poner el traje de bombero para que ese primer tiempo no acabara en goleada histórica. Con laterales que suelen descuidar su espalda y ningún mediocentro consolidado, el que acompañe a Yepes va a tener que trabajar mucho.

    Les dejo la última nota de mi blog, que habla de las chances de Colombia, Chile y Uruguay: http://entrepelotas.tumblr.com/

    Respond
  • antoniodavid96 10 junio, 2014

    @Kundera @AbelRojas Entonces, cual sería el 11 tipo de Colombia para el Mundial?

    Gracias.

    Respond
  • Kundera 10 junio, 2014

    @IsmaelAbdala

    Bueno, yo creo que Perea no estaba jugando tan mal como se dice, pero a mi me causaba pánico porque es muy dado a cometer errores raros. Me siento más seguro con Valdés.

    @antoniodavid

    Hoy día: Ospina; Zuñiga, Valdés, Yepes, Armero; Sánchez, Aguilar, James, Cuadrado; Teo, Bacca.

    Respond
  • antoniodavid96 10 junio, 2014

    @Kundera Gracias. Entonces Carbonero dispondrá de minutos en el doble pivote o la pareja roca – abel es fijísima?

    Gracias de nuevo.

    Respond
  • Kundera 11 junio, 2014

    @antoniodavid

    Tanto como fija, no, pero tras lesiones hay pocas alternativas y Carbonero de inicialista me sorprendería. Yo creo que sus minutos van a ser jugando por dentro y detrás del (os) 10, no precisamente en doble pivote como tal. Pero a saber.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.