Quimera


Cuando en 1993 Colombia se pasaba tantas veces la pelota que hasta sus goles parecían pases a la red, los laterales nunca corrían en campo contrario para buscar un centro y el hombre de ataque más exterior era un coloso de más de seis pies que estaba más tiempo revoloteando alrededor de Valderrama que conversando en soledad con las esquinas del campo. No había lugar para hazañas de melancólicos hechiceros de gambeta embrujada y carrera larga. Todo se hacía en corto y todo se hacía en conjunto.

Esa tradición, cómo todo en el fútbol cuando no se gana, fue puesta en tela de juicio por uno de sus propios escultores. La Copa América de 2011 vio como ‘Bolillo’ Gómez alineaba un 4-1-4-1 con la intención de que su equipo jugara como el Manchester United. El experimento duró poco y no fue muy exitoso, pero sentó ciertas bases que hoy el equipo de Pékerman, ese que hace recordación de aquella época de rizos dorados, utiliza como parte activa de su fútbol. La Colombia de esta generación se distingue por su finísimo, variado y letal arsenal de delanteros y por sus laterales profundos. Pablo Armero y Camilo Zuñiga, especialmente, no son sólo dos de los jugadores más reconocidos por la prensa internacional, sino que son piezas fundamentales del engranaje táctico más básico del equipo que dirige el argentino, quién usa a los dos futbolistas del Napoli para darle profundidad y solidez al ataque colombiano, e incluso algunos toques de creatividad. En la nueva Colombia las bandas tienen un papel más que decisivo.

Cuadrado puede encajar muy bien en la Colombia que dibuja Pekerman.

Dado ese contexto, no sorprendería enterarse que el extremo de la jungla que adorna y excita al Artemio Franchi, Juan Guillermo Cuadrado, es uno de los hombres mimados de su seleccionador. Sin embargo, lo verdaderamente curioso es que, aunque Cuadrado no sea titular, porque no lo es a día de hoy, ha sido el elemento clave para ver la evolución futbolística de los de Pékerman desde el primer amistoso ante México en 2012 hasta el empate sin goles ante Holanda en el pasado otoño.

El fútbol de Cuadrado es una quimera, y eso es una bendición para su selección, por varios motivos. En primer lugar, el de la Fiorentina es un extremo. Su fútbol es de ataque, su hábitat es la banda derecha y su virtud principalNo sólo es velocísimo y muy flexible, sino que, además, es creativo es el regate. La conducción de Cuadrado es muy potente, desborda gracias a su velocidad y un cuerpo que parece sostenido por cartílagos en lugar de huesos, como un tiburón que sortea defensas moviéndose con una agilidad y flexibilidad que impresiona. Además de ello, posee el don de los regateadores brasileños, es decir, creatividad a la hora de gambetear que, combinada con un abanico de recursos que incluye bicicletas, giros, pisadas o elásticas, le hacen impredecible para los contrarios. El de Necoclí sale hacía afuera o hacía adentro, en largo o en corto y cambia de ritmo y de dirección como un colibrí en un campo lleno de flores. Su regate sólo está limitado por una técnica que está menos pulida de lo que pareciera y su escaso uso o dominio de la pierna izquierda.

Hasta ahora la imagen es la de un extremo convencional; sin embargo, y aquí es dónde reside mucho del verdadero valor del antioqueño, desde que es entrenador por Montella y por Pékerman, Cuadrado ha desarrollado su instinto más sudamericano. Dónde antes había un jugador vertical e irreflexivo ha emergido un futbolista que combina sus ráfagas de electricidad con un juego más pausado y asociativo, y que incluso se atreve a visitar zonas interiores. Hoy es capaz de detener la jugada en ataque estático para acelerarla con una o dos paredes, y de filtrar un pase al lateral que lo dobla o al delantero que se desmarca. Este plus aumentó el impacto del colombiano tanto en su club como en su selección; a pocos meses del Mundial, dicha mejoría es la que ha hecho que Juan Guillermo haya pasado de ser el revulsivo por excelencia a una más que posible apuesta en el equipo titular de Colombia.

Su cambio de estilo le otorga más posibilidades de entrar en el once de Colombia en el Mundial.

La historia táctica del equipo sensación de la eliminatoria sudamericana comenzó con Cuadrado titular como extremo derecho. Era un equipo menos vertical que el de la Copa América, pero igualmente profundo y con un predominante juego de bandas. Con ese sistema Colombia no llegó a jugar bien por lo que pasó al exitoso 4-2-2-2 torre que privilegia el juego interior y le daba las llaves del equipo a un ’10’ clásico como Macnelly Torres; Cuadrado perdía su posición de titular y pasaba a ser el jugador número doce: entraba por un mediocentro cuando Colombia necesitaba atacar, o por Macnelly o un delantero cuando Pékerman quería reforzar la defensa y aprovechar los espacios que el rival dejaba.

A pesar de esto, su excelente rendimiento y su polivalencia invitaron a Pékerman a aventurarse tácticamente usando a Cuadrado como joker. A lo largo del año pasado pudimos verle jugando por ambas bandas con distintas funciones, de lateral derecho e incluso de enganche. Cuando ha jugado junto con Macnelly y James, su fútbol estuvo orientado a fijar en banda para crear espacio que liberase al mediocampista del Mónaco de la banda izquierda, y a atacar sin descanso al lateral izquierdo. Sin la presencia de Macnelly, su rol era más parecido al que le da Montella en la Fiorentina, partiendo de banda, pero con libertad para irse al medio y asociarse. Finalmente, la lesión de James ante Argentina dibujó el inesperado escenario en el que Cuadrado jugó por dentro como posición de partida. Ahí vimos como era capaz de aunar cierta pausa y control, con su fútbol vertiginoso desde la asociación (vital en la zona derecha del ataque) y el regate.

Antes de continuar y analizar lo que es hoy Cuadrado en el equipo de Pékerman, vale la pena detenerse para explicar por qué, aunque en sus inicios jugó de lateral, esa opción queda descartada en miras al Mundial. Para empezar, la posición de lateral derechoEn el Mundial no parece que vuelva al lateral pertenece a Camilo Zuñiga, hombre fuerte en transición ofensiva y que ofrece desde ese puesto una versión más sosegada de las virtudes de Cuadrado. El del Napoli sabe jugar al ritmo de Macnelly y Teófilo Gutierrez, pide menos cuota de balón, ofrece más movimientos sin el esférico y, aunque tampoco es su fuerte, tiene más calidad defensiva que su compatriota de la Fiorentina. Ahora bien, podrían jugar como ante Bolivia, con Zuñiga en la izquierda y Cuadrado en la derecha, pero esto rompería el equilibrio del equipo, sobre todo en ataque. Me explico: cuando Zuñiga juega por la izquierda, suele salir hacía adentro y no dobla la espalda de James, que se queda clavado en la banda. Sin ese movimiento tan simple y tan básico que Armero ejecuta con precisión suiza, Colombia pierde lo mejor de James, lo mejor de Zuñiga y pierde el importantísimo cambio de orientación de derecha a izquierda. Por otro lado, la mentalidad atacante de Cuadrado obliga al mediocentro derecho y al central de ese mismo perfil a cuidarle en exceso la espalda, dejando desprotegido el carril central.

Terminado el paréntesis, es momento de evaluar la situación actual de Cuadrado para Pékerman. Está claro que es uno de los jugadores más determinantes en un equipo al que no le falta precisamente eso, pero también es cierto que existen varias razones por las que Cuadrado hoy no es titular. La primera de ellas esSu valor táctico desde el banquillo puede ser muy útil para Pekerman una cuestión de estilo. Macnelly Torres es un jugador menor, con vicios competitivos importantes, pero cuya presencia refuerza el espíritu colectivo del equipo, ayuda a resolver a medias el problema de la salida de balón, dota al equipo de su decisivo último pase y, no hay que desestimar el valor de esto, hace que el equipo se crea que su circulación de balón es inabordable. La segunda razón más importante que tiene Pékerman para que Cuadrado sea suplente viene marcada por la estrategia: en un Mundial son tan importantes los que inician el partido como los que salen desde el banquillo. Entrando en las segundas partes, Cuadrado sería uno de los recursos más potentes del mundial. Colombia goza de muy buenos atacantes para una posible remontada, pero el fútbol de Cuadrado es el que menos cosas pide para brillar en cualquier situación. Sus regates son bonos de confianza en esos momentos en los que el balón quema, su velocidad y potencia intimidan a cualquier defensa, aporta sacrifico defensivo extra en caso de que las cosas se tornen a favor de Colombia, y su posición de partida y tendencia a recoger el balón muy abajo resultan más difíciles de defender para un equipo que defiende un resultado.

La lesión de Radamel Falcao puede cambiar la idea inicial del seleccionador.

Dados esos dos argumentos es más que entendible la posición de Pékerman de poner en stand by la titularidad del extremo; sin embargo, la lesión de Falcao y su posible baja en el mundial seguramente han hecho replantear el problema al entrenador argentino. Más allá de las consecuencias tácticas que tiene la baja de Falcao, sin él Colombia pierde poder de intimidación. No sería extraño que la reacción de Pekermán fuese construir un equipo ligeramente distinto que reúna más jugadores determinantes que el original 4-2-2-2. Los más beneficiados serían Freddy Guarín y el propio Cuadrado, ambos jugadores muy productivos que fueron apartados por Pekermán de la gestión de juego mientras Colombia solidificaba su identidad y que hoy se han adaptado al juego que quiere el argentino. La idea sería un 4-1-4-1 en el cual Cuadrado entraría por Teófilo Gutierrez. El delantero de River es el que mejor mezcla con Falcao y sin él su funcionalidad en el equipo es menor a la de Juan Guillermo.

Más allá de la baja de Radamel, Pékerman tendrá que tomar una decisión. Incluso con el delantero del Mónaco, la presencia de Cuadrado tendría sentido en partidos de intensidad y ritmo alto, en los que Macnelly podría verse superado y en los que contar con un extremo de este perfil es una ventaja tanto futbolística como mental. No hay que olvidar que Cuadrado es una quimera, por todo lo dicho antes, sí, pero también porque cuando él está en el campo, Colombia cree hasta en lo imposible.


22 comentarios

  • @DavidLeonRon 11 febrero, 2014

    122 días para el Mundial… me acuerdo cuando quedaban 500 y no me parecían tantos. Esto está aquí ya.

    Respond
  • SdjDuque 11 febrero, 2014

    De Cuadrado tengo siempre en la mente el partido contra Chile de la primera vuelta y contra Paraguay también en la primera. En ambos entra para la segunda parte y cambia los papeles por completo. Te mete arriba recogiéndola en la mitad del campo, muy pegadito a la banda, casi que al lado del área técnica de Pékerman. El campo se inclina 45° a favor de Colombia y el contrario no puede hacer nada. 4-1-3-2, Cuadrado regatea a los que sean necesarios, entrega a Macnelly, que juega de cara, y corre al espacio. Así cientos de veces. En esos dos encuentros sobre todo, aportó profundidad a un equipo que, literalmente, aburría. Incapaz de salir por dentro. Atascado. Yo estaba en el Metropolitano el día del 2-0 a Paraguay, el de los golazos de Falcao, y mi padre, a los quince minutos del primer tiempo, se estaba quedando dormido. Salió Juan Guillermo y puf.

    Aún así coincido 100% con Kun. No creo que sea titular en el Mundial porque Macnelly dota de mucha personalidad al equipo. El fútbol del barranquillero es espectacular, cálido como quiere Pékerman el equipo. Y vamos… que Japón al minuto 60', agotado, o Grecia… pues sale 'Cuadra' y hay fiesta por derecha.

    Respond
  • Abel Rojas 11 febrero, 2014

    A mí Cuadrado me parece un futbolista demasiado competitivo y determinante como para sentarlo… Entiendo priorizar a Macnelly sobre él casi como un ataque de romanticismo.

    ¿Cómo va a crear Colombia "ocasiones fáciles" sin Cuadrado? Cuadrado coge el balón, hace un regate, mete un esprint y te planta en el área… A mí es que me parece un argumento competitivo demoledor casi para cualquier equipo.

    Salvando las distancias en favor de Colombia, entiendo que Colombia es un proyecto parecido al Málaga de Pellegrini. Pues Cuadrado sería el Eliseu. Y Eliseu fue quien marcó la friolera de 4 goles en 6 partidos de Copa de Europa…

    Respond
  • @migquintana 11 febrero, 2014

    Decía Javier Aguirre que él, en los mundiales, nunca alineaba a los once mejores juntos porque siempre eras bueno dejarse una cuarta guardado por si el resultado no acompañaba. En el caso de su segundo Mundial fue Chicharito, lo que no creo que le saliera muy bien a nivel deportivo y social. Sea como fuere, por características Cuadrado es un futbolista que puede encajar mucho en esa idea de ''revolucionar o abrir'' un partido, aunque se hace raro que no juegue de titular con el nivelón que anda demostrando últimamente. Es un jugador muy útil.

    @Abel

    Qué buena comparación. La cuestión en este caso es que, quizás, el Málaga no tenía a un jugador como Macnelly… y, sobre todo, que no pecaba de esa falta de intimidación y velocidad que tenía el Málaga de Joaquín, Isco y Saviola. Eso Colombia, tanto con los delanteros como con James o Falcao, sí que lo tiene.

    Respond
  • Abel Rojas 11 febrero, 2014

    @ Quintana

    Pues no te creas. Sentaba a Portillo, que cuando menos era del nivel de Eliseu. Y tampoco coincido demasiado en lo de la velocidad, macho. Colombia es un equipo lentíiiiiiiiiiiiisimo. ¡Solo corre Teo! Hasta los laterales son más técnicos que potentes. De ahí mi teoría con Cuadrado. Es que Cuadrado es tela en potencia y desborde, ¿eh?

    Respond
  • @Rayner_19 11 febrero, 2014

    Yo no he visto jugar a la Colombia de Pékerman, pero sí he visto jugar a Cuadrado con la Fiore y… buff, es que me parece complicado renunciar a la capacidad de Cuadrado de meter el miedo en el cuerpo del rival cada vez que arranca. A mí es un jugador que me encanta, y aunque entiendo y comparto la idea de no poner a tus 11 mejores de inicio, renunciar a 90 minutos de Cuadrado me llamaría la atención.

    Por cierto, ¿cuál es el 11 tipo de Colombia? (entero porfa :) ).

    Respond
  • MrRealStinson 11 febrero, 2014

    @Abel
    Te parece que sería un argumento competitivo demoledor también para un Bayern, un Real Madrid o un Atlético?

    Respond
  • @PabloLazaroCa 11 febrero, 2014

    La clave -como bien ha indicado Cinturitas Kundera- es el sentido que tiene Teo sin Falcao.

    Cuadrado-Guarín con pivote sujetando (sería el cambio más revolucionario, un 4-3-3), Cuadrado extremo (sin Teo y con James dejando espacio a Armero), sin Cuadrado (mismo sistema con el Falcao -> Jackson). No sé qué hará Pekerman. La opción a) supone una filosofía distinta, la b) una vía intermedia y la c) mantener los cimientosd desnaturalizando a MacNelly y -sobre todo- a Teo.

    Respond
  • pcm 11 febrero, 2014

    Yo lo que no veo claro es el tema Armero. Es que debería ser un extremo, pero le pasa como a Alves, que hace daño llegando desde atrás. Teniendo en cuenta la lentitud de los centrales, ¿no lo veis demasiado ofensivo?

    (desconozco que otro LI podría ocupar su puesto en la selección, pero de verdad que a él no lo veo.. hahah)

    Respond
  • Abel Rojas 11 febrero, 2014

    @ Stinson

    Hombre, Simeone pilla a Cuadrado y da palmas con las orejas. Y Cuadrado también debería darlas, porque le daría todo lo que le falta como futbolista: consciencia de que un partido dura 90 minutos y hay que sumar algo en todos ellos y más compromiso colectivo.

    Las otras dos plantillas que citas son demasiado potentes.

    @ Pablo Lázaro

    ¿Pero renta priorizar en Macnelly? O sea, ¿tan importante debe ser como para condicionar planteamientos?

    @ PCM

    Es uno de esos que para algunos solo puede ser lateral en líneas de cinco… A mí me parece que también puede en líneas de cuatro, aunque en general no soy un gran fan de Armero.

    Respond
  • Kundera 11 febrero, 2014

    @ Macnelly

    Yo creía que cuando se fue a Oriente Medio se iba a caer de las convocatorias. El caso es que no es así. Que Colombia sin él, o alguien de su perfil, no se cree su fútbol con balón. No cree en sumar pases, no cree en aguantarse un poco antes de acelerar, etc. Macnelly es el guardián del estilo y además es un futbolista productivo. Colombia se cree mejor cuando juega él por pura autoestima. Sentarlo quiere decir que vamos a jugar muy bien.

    La otra opción es Aldo Leao, que va a tener minutos sí o sí en el munidal porque a Pékerman parece que le encanta -y está a un nivelazo-. Pero éste juega en la base y ahí no sé si Pékerman va a arriesgar a sacar a Abel Aguilar por alguien que no sea Guarín.

    @ SdjDuque

    Dile a tu padre que no se duerma tanto, que yo estuve también en ese partido y entre que el clima estaba perfecto y que Colombia estaba bailando a Paraguay… no había razón para dormirse. Qué bien jugamos ese día.

    @ Rayner

    El 11 tipo viene a ser algo así: Ospina; Perea, Yépes, Zuñiga, Armero; Sánchez, Aguilar, Macnelly, James; Teófilo, Falcao. Y no te preocupes, que, titular o no, Cuadrado va a jugar todos los partidos que juegue Colombia en el mundial. Y si es suplente muchas veces será el primer cambio de Pékerman. Siempre lo es.

    @PCM

    Bueno, yo creo que Armero de extremo es un futbolistas con muchos déficits. De lateral es un buen futbolista, competitivo. Y además como dejo entrever en el artículo, su jugada doblando la espalda de James a toda velocidad es un mecanismo que Colombia necesita por muchas cosas.

    @ Abel

    Bueno, yo creo que la gran virtud de Colombia es que, a poco que carbure un poco el colectivo, es capaz de crear muchas ocasiones. Es decir, Cuadrado es un plus en ese sentido y no un condicional para ello. Y está claro que es de los que más fácil lo pone. El tipo es desborde imparable. Pero yo creo que, si está Falcao, lo normal es que inicie los partidos en el banco salvo tema puntual o el rival. El triángulo Zuñiga-Macnelly-Teo es el sello de estilo y cumple una función de juego que, ya hemos visto, es muy importante. Cuando no están Colombia tiende a jugar peor. Y el recurso de Cuadrado en las segundas partes es muy potente – Vamos, es algo que pocas selecciones van a tener – y que le llama mucho la atención a Pékerman.

    El tema es que sin Falcao lo más seguro es que sea titular porque ahí sí nos va a hacer mucha falta todo lo que Cuadrado brinda. Y porque el fútbol de Teo y Macnelly pierde algo de sentido. Yo ahí creo que Pékerman optaría por jugar con un solo delantero y meter dos (o tres) cuando toque remontar. 4-1-4-1 o 4-3-3, y que incluso metería a Guarín, que es otro de sus futbolistas para segundas partes, para jugar con más riesgo y tener más argumentos intimidantes sin perder piernas en defensa.

    Respond
  • Kundera 11 febrero, 2014

    Por cierto, en el artículo va enlazado un vídeo de Hernán Darío Gómez, el eterno asistente de Maturana y luego mundialista con Colombia y Ecuador, en el que, muy jocosamente, da su visión de cómo debería jugar al fútbol Colombia. Y sí, dice que como el Manchester United. Es imperdible ^^.

    Respond
  • javi15195 11 febrero, 2014

    Estoy con Abel. Es que Cuadrado te hace un cambio de ritmo y ya no esperes cazarlo. Saca cosas en unas situaciones desfavorables gracias a ser un jugador escurridizo. Complementa muy bien el juego de la Fiore y espero verlo como titular en el Mundial.

    Respond
  • Manu 11 febrero, 2014

    @Kundera

    Por todo lo que sabes de Colombia apunto que eres de allá no? Una pregunta, entonces: Crees que Macnelly tiene lo que se necesita para ser competitivo en un Mundial? Lo veo como un jugador demasiado irregular en su juego como para que destaque realmente en alguna instancia decisiva. Se sabe que te saca de la nada algún pase mágico o algún remate, pero no es alguien que me convenza de sobremanera. Además, la decisión de irse a jugar a Oriente justo ahora me es imposible de entender.

    Respond
  • jjmoras 11 febrero, 2014

    Es mi primer post en esta comunidad, la cual me parece de los pocos sitios donde se habla de fútbol de una forma objetiva sin apasionamientos ni camisetas puestas. Yo soy Colombiano y he seguido la trayectoria de Cuadrado principalmente en la selección de mi país. Indudablemente en muchos partidos cuando la cosa estaba como enredada, Cuadrado entraba como un revulsivo y le daba un giro de 180 grados a la situación. Creo que las dudas de Pekerman pasan por el desorden táctico del jugador, esto se vio en la derrota contra Uruguay donde fue titular.

    Respond
  • Manu 11 febrero, 2014

    @jjmoras

    Pero en la derrota contra Uruguay entró por Teófilo, o no? En el empate contra Chile tampoco me pareció que hiciera un buen partido. De hecho si mal no recuerdo debió haberse ido expulsado, pero es que me parece mucho que estaba jugando de lateral, y claramente ese no es su puesto.

    Y en cualquier caso, si entra como revulsivo ese desorden táctico es hasta beneficioso.

    Respond
  • @CoyoteCosmico21 11 febrero, 2014

    @Abel

    Pues Guardiola ya ha pedido al Colombiano para su Bayern… Y no es el único. http://www.mercafutbol.com/guardiola-quiere-a-cua
    Aunque obviamente necesitaría un periodo para aclimatarse, creo que por talento no se queda. Con Cuadrado tienes el desborde de Robben, pero con más cabeza "sudamericana" para asociarse gracias a la mano de Montella y Pekerman.

    Respond
  • javi15195 11 febrero, 2014

    @CoyoteCosmico21

    Bueno, el desborde de Robben… Yo creo que la diferencia la marca debido a su físico, a su potente cambio de ritmo. Yo creo que Robben es mucho más habilidoso que Cuadrado en ese aspecto. Y más ordenado y menos impulsivo.

    Respond
  • yoxter 11 febrero, 2014

    Me recuerda un poco a ribery, o en cierto sentido a di maria, es ese extremo de banda, y encima puede jugar de lateral, interesante nombre para algún club grande.

    Respond
  • Venezolano 11 febrero, 2014

    En dado caso de que Falcao no llegue al Mundial, existe la posibilidad de que Jackson o Bacca lo sustituyan en el 4-2-2-2? o es definitivo el cambio de sistema a un solo punta si no juega el Tigre?

    Respond
  • José Luis 11 febrero, 2014

    Lo poco que he visto a Cuadrado, ¿no es parecido al Mancini del Inter de hace unos años?

    Respond
  • @FutIncorrecto 15 febrero, 2014

    No hay que olvidarnos de Santiago Arias http://www.youtube.com/watch?v=pl-QAdlKvmg

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.