En busca del mejor Koke


Koke no era un canterano más en la orilla del Manzanares, sino el siguiente en la línea sucesoria inaugurada por Torres y prolongada por De Gea. El centrocampista madrileño había sido una pieza clave en las inferiores de la Selección; formaba parte de, quizás, la promoción más completa de la historia del país, la de los nacidos entre 1991 y 1992. Destacó sobremanera en la Fase Élite previa al Europeo de Rumanía; tres partidos en los que fue el mediocentro fijo de un 4-3-3. Es decir, el hombre más retrasado de la medular española. Aquellos tres choques fueron la verdadera antesala de la explosión de juego que se viviría dos años después en la Eurocopa Sub 21 de Israel. La RFEF coleccionaba títulos verano tras verano; hubo un equipo campeón con Martínez, Thiago y Herrera, uno con Pardo, Morata y Alcácer y otro con Óliver, Deulofeu y Jesé; pero el nivel más excelso, la sensación de ser un conjunto inabordable en su juego, se alcanzó en aquellas dos citas: la Fase Élite Sub 19 de 2011 y la Eurocopa Sub 21 de 2013. Curiosamente, o no, solo dos futbolistas fueron parte de ambos onces tipo, Isco Alarcón y el propio Koke. Un Koke, insistimos, que jugaba por detrás de la línea de la pelota, siempre más cerca de la divisoria que de la frontal del área rival. Una zona de influencia que no iban a asignarle en su club de origen.

Cholo despertó a Arda Turan y Diego RibasDiego Pablo Simeone fue el entrenador que le dio la vez en el Atlético de Madrid. Había debutado con Abel Resino y aparecido de vez en cuando con Quique Sánchez Flores, pero en plan meritorio, sin mucho peso. Con el Cholo sí iba a ganarlo. En aquella primera temporada, en la que el argentino llegó con la Liga ya en marcha, el rol del joven canterano consistió en dar rotación a Diego Ribas y Arda Turan, los interiores titulares de aquel 4-4-2 que empezaba a insinuar el poder que iba a alcanzar el equipo. Tanto el turco como el brasileño eran por entonces jugadores anárquicos y de difícil encaje en un equipo competitivo; Arda apenas regalaba un puñado de detalles por encuentro, desconectando del tema cuando la cámara no le enfocaba, y Diego necesitaba ser el epicentro único del sistema, con las libertades y bendiciones de un Balón de Oro, pero sin producir lo suficiente como para compensar tanto mimo. Qué bien les vino Simeone. El Cholo les hizo futbolistas de élite inculcándoles un sacrificio defensivo que les ayudó a comprender el juego en su globalidad. El hecho de tener que taponar las bandas y correr hacia atrás no solo les permitió sumar sin balón y ser útiles durante los 90 minutos, sino que desarrolló en ellos una responsabilidad a la hora de usar la pelota que les situó en otra dimensión. Descubrir lo que costaba recuperarla les llevó a entender los tiempos de un partido y a ir al grano durante el ataque. Dicho de otro modo, aprendieron a ganar.

Crecer con Simeone ha convertido a Koke en una máquina de producir durante los 90 minutos.

El inicio de esta aventura se saldó con un título en el primer mes de mayo, la bonita UEFA Europa League, conquistada ante el brillante Athletic Club del Loco Bielsa. Hoy, con la perspectiva que da el tiempo, cuesta verlo igual, pero entonces, aquel equipo nos parecía el de Diego Ribas, Adrián López y Radamel Falcao; tres futbolistas que no tendrían gran peso en el mejor equipo del ciclo de Simeone. En lo referente a Koke, cabe reconocer que bajaba el nivel cuando le tocaba participar. El sistema ofensivo era muy primario, se basaba demasiado en la improvisación, y él no mostraba la magia de Diego, Arda o Adrián con la pelota en los pies. No obstante, mantenía la coherencia del esquema y empezaba a impregnarse de aquello que había despertado a Turan y a Ribas. Al lado de Simeone, Koke crecía alimentándose de una idea de juego colectiva y práctica que es la que le ha construido como lo que hoy es, un crack y un auténtico ganador.

Koke gana partidos con frecuencia de crackKoke se convirtió en el interior izquierdo titular en la temporada 2012/13, una vez Diego regresó a Alemania, pero no sería hasta la 2013/14, tras su conquista en Tierra Santa con la Sub 21 de Lopetegui, cuando se produjese su primera explosión. En defensa, su hoja de ruta no cambió; protegía su espacio sin romper la línea de cuatro centrocampistas, se cuidaba de que ningún pase se colase entre él y Tiago Mendes (el pivote izquierdo) y, en base a ello, obligaba al contrario a intentar avanzar por las bandas, que es donde los rojiblancos ejercían la presión con éxito alto. Sin poder ser catalogado, ni mucho menos, de especialista defensivo, tanto su energía como su técnica para robar estaban por encima de lo visto en Diego. En lo concerniente al ataque, lo que hizo el Atlético de Madrid fue definirse. Y para definirse, se simplificó. Groso modo, a Koke, poseedor de un toque de balón escandaloso, se le pidieron dos cosas: envíos largos hacia Diego Costa y centros al área. Salteaba más artes, algún pase interior, alguna incursión interesante hacia la frontal, alguna llegada al gol… pero fundamentalmente, envíos largos y centros laterales. Ningún centrocampista de la categoría de Koke se veía tan confinado en dos únicas acciones; la base de su fútbol (aquí desarrollada gráficamente) era reducidísima. Y no se apunta en tono negativo, sino descriptivo. Si debiera de valorarse, no cabría más nota que el sobresaliente. Hizo de oro a Raúl García y Costa y fue clave para que su Atleti ganase la Liga.

El juego del Atlético de Madrid no potencia la calidad de Koke para proteger el esférico, aunque la usa.

Pero ocurrió algo raro durante aquella temporada de ensueño. Sucedió, concretamente, en Stamford Bridge. Animado por alguna limitación del Chelsea y, simple y llanamente, porque era el momento del Atlético de Madrid, Simeone cambió de dibujo, plan e incluso identidad en el minuto 45. Se rompió el 4-4-2 de siempre y se dibujó un 4-2-3-1 con Koke en la mediapunta que tenía por objeto apoderarse del balón y marear a su contrario. No puede decirse que los rojiblancos se convirtieran en una máquina de atacar porque ni siquiera fue su intención, crear peligro no era la prioridad; lo que se buscaba era tenerla. Solo tenerla, para que no la tuviera el otro. Fue la vez en la que Koke mostró con más claridad una de sus virtudes más determinantes: es soberbio protegiendo la pelota, tanto en maniobras individuales como garantizando el pase. Y lo más importante, lo que le distingue de la mayoría: su seguridad no mengua en tres cuartos. Ocupar la zona más y mejor defendida por sus contrarios ni rebaja su participación, ni rebaja su confianza ni rebaja su eficiencia. Si a Koke se le pide que no pierda un balón, no perderá más de dos por partido. Tras la luz aportada por aquella semifinal, si alguien repasa los últimos partidos del Atleti contra el Barça y el Madrid, notará que esa capacidad de Koke trajo de cabeza a los dos grandes durante muchos momentos. No fue parte del discurso rojiblanco porque Simeone nunca se atrevió a vivir en campo contrario más de tres suspiros contra Messi o Cristiano, pero, cada vez que podía, nuestro protagonista agarraba el balón, llamaba a Filipe, Arda o Villa y lo escondía durante un minuto insoportable tanto para Dani Alves como para Dani Carvajal.

De mediocentro, Koke puede dar muchos pases sin riesgo de pérdida, pero, ¿dónde van esos envíos?

Posiblemente sea por la virtud recién expuesta que Vicente Del Bosque lo considere como su segundo mediocentro. El seleccionador nacional ha basado todos sus éxitos internacionales sobre una misma idea: no perder el balón. Ya está. No había más misterio. ¡Ni menos! Se sumaba pase tras pase procurando mantener la posesión a salvo y ya aparecería algún fenómeno, con frecuencia Iniesta, para inventarse alguna jugada maravillosa y originar el 1-0 definitivo. Se puede decir con total rigurosidad que la España ganadora fue un equipo de clara mentalidad defensiva, toda vez que su prioridad absoluta era no recibir ocasiones y que atacar era considerado un lujo peligroso, ya que, cuando uno intenta ir hacia delante y marcar goles, perder el balón es lo normal. En este sentido, situar en el círculo central, donde apenas hay presión, a un tipo que es capaz de participar mucho y perderla poquísimo incluso en la mediapunta, donde el rival pega bocados, para Del Bosque era muy interesante. Además, enlazaba con esa mentalidad de club profesional que la RFEF dice seguir, pues como se explicó en el primer párrafo, el Koke de las categorías inferiores había jugado como mediocentro o en una posición cercana al mismo. Dicho esto, casi todos los partidos disputados con Koke al lado de Busquets se han caracterizado por una espesura y una sensación de horizontalidad poco recomendables. El motivo es que ni sus pases ni los de Sergio tienen una razón. Tanto el uno como el otro son capaces de dar 120 pases por partido y completar 118, y de hecho lo están haciendo, y por eso le gustan al que manda, pero el fútbol es mucho más que eso. Desempeñarse en esta labor es como jugar al ajedrez: si tienes talento para ello, cuando realizas un movimiento lo haces pensando en la consecuencia que tendrá x jugadas después. Cuanto mayor sea x, mejor se entiende la posición. Xavi y Xabi Alonso eran, sin sutilezas, los dos mejores futbolistas del mundo en dicho arte; tipos capaces de controlar qué sucedería treinta segundos después de su participación. Busquets y Koke no es que no estén a esa altura. Es que ni siquiera son buenos interpretando esta tarea. Ninguno de los dos va más allá de entregársela al compañero sin intuir ni valorar qué pasará después. Obviamente, para un equipo que se obliga a promediar más de 650 pases/partido, que sus pivotes no condicionen para bien las circulaciones, que no sean capaces de fabricarles ventajas para que se desarrollen por las zonas y al ritmo más favorables, es un problema. Alonso y Xavi inyectaban veneno largo-placista a una posesión condenada por sistema a ser anodina. Sin ellos, y siendo Busquets y Koke dos jugadores ajenos a ese don, los pases de España no mueven ni a Luxemburgo. Y esto no es hablar por hablar. Se comprobó hace apenas un mes.

En el último mes y medio, Simeone nos ha presentado a cuenta gotas un nuevo y aún más letal Koke.

Con Isco junto a Iniesta, Koke ganaría margenUna llama fue prendida, eso sí, el sábado pasado, contra Bielorrusia. Con Isco, que es un generador individual de ventajas colectivas, encendido, España creó una serie de desequilibrios que desordenaron al oponente y la Selección supo aprovecharlo. Koke y Busquets subieron su posición y actuaron con la fluidez suficiente como para permitir a Juanfran y Cazorla castigar en el otro lado. Considerando que España puede alinear a Isco e Iniesta a la vez y suponiendo, que ya es mucho suponer, que el primero convenza al seleccionador y el segundo recupere un nivel apropiado, se contaría con dos motores autosuficientes, uno en cada perfil, que podrían poner al doble pivote español en constante ventaja, que sí es un marco donde sabe moverse bien. Y en ese hipotético e idílico caso, la ingente cantidad de pases certeros que suman Koke y Busquets sí tendrían una función directa muy provechosa como recurso defensivo sin las serias contraprestaciones actuales. Porque hay que apuntar algo, a la hora de defender, Koke es un mediocentro muy escaso. No es por nada que Simeone no lo haya usado casi nunca en dicha posición ni que, cuando lo ha hecho, los resultados hayan sido desalentadores. Koke es una pieza defensiva notable trabajando las bandas. En el centro, no. Ni parece tener ese talento natural ni ha sido entrenado para ello en los últimos tres años de su carrera. En un doble pivote, en estos momentos, solo resulta sostenible si su equipo domina la pelota en campo contrario.

Para el último párrafo, y no sin dolor, se ha dejado la última versión de Koke en el Atlético de Madrid. Hemos esperado hasta el final para mantener un orden cronológico en su evolución y porque, aunque sea interesantísimo, apenas suma un puñado de ratos en este nuevo rol. Nos referimos al Koke que juega de interior izquierdo o derecho en el Atlético de Madrid que pone a Arda Turan de mediapunta y controla el balón en la mitad enemiga. Es un marco de muestra muy reducida, la forman solo cinco encuentros y ni siquiera de principio fin. Apúntense las segundas mitades contra el Celta y el Valencia y los 90 minutos contra el Almería y el Espanyol en Liga, y, de regalo, el segundo periodo contra el Malmoe en Champions. La continuidad no es total porque el vigente campeón de Liga carece de salida a ras de suelo, únicamente las conducciones de Juanfran parecen un recurso más o menos constante y tampoco es que sean como las que hacía Filipe Luis el año pasado, así que el juego directo sobre Raúl García y Mandzukic constituye la iniciación más presente en el juego del Atleti, y como todo juego directo, la imprecisión forma parte de él. Dicho esto, Arda Turan se las apaña para cazar el balón, esquinarse hacia los picos del área, templar el tiempo y esperar a que sus compañeros más retrasados tomen posiciones arriba, y ahí emerge Koke con una brillantez que fascina. Su movilidad es total, la inteligencia de sus movimientos es sutil y sus contactos con la pelota, aunque son prosa y no poesía, son tan bellos como prácticos. Y es que tan determinante como su toque a balón parado, sus centros laterales y su capacidad para proteger el esférico es su juego en la frontal del área. Es supremo como pasador final tanto viendo, como temporizando como ejecutando -cosa que no son ni Isco ni Iniesta- y un rematador acrobático. Con plena libertad para llegar, y liberado de la gestión, parece tenerlo todo para dar incluso un paso más. ¿O no? Es decir, ¿es extrapolable ese Koke a cualquier sistema? ¿O su facilidad para hacer daño se debe al caótico contexto que provoca el juego directo del Atleti? Careciendo, como carece, de la magia de un Silva, ¿mantendría ese espectacular ritmo de creación de ocasiones en un equipo de fútbol más templado, como por ejemplo el de la Selección? Sea como sea, el caso es que a ese Koke se le ve poco. Ni Simeone termina de apostar por acondicionar su juego a Koke y Arda ni Del Bosque de verlo en esa posición. El uno lo sigue prefiriendo de lanzador exterior en su equipo directo, con sumo éxito, produciendo goles como si fueran rosquillas; y el otro, de segundo pivote que asegure la posesión; rol en el que cumple con obediencia pero sin suplementos. Al menos, hoy.


45 comentarios

  • Miguel 18 noviembre, 2014

    Descubrir lo que costaba recuperarla les llevó a entender los tiempos de un partido y a ir al grano durante el ataque. Dicho de otro modo, aprendieron a ganar.

    Debo decir que este párrafo es una genialidad, al menos para mi.

    Por cierto hablando de fútbol ficción, que jugador potenciaria a Koke a su máximo rendimiento?

    Respond
  • franitis 18 noviembre, 2014

    @Miguel

    "Descubrir lo que costaba recuperarla les llevó a entender los tiempos de un partido y a ir al grano durante el ataque. Dicho de otro modo, aprendieron a ganar.

    Debo decir que este párrafo es una genialidad, al menos para mi."

    Suscribo lo dicho, canela fina.

    Respond
  • vi23 18 noviembre, 2014

    Todo el mundo compara a Koke con Xavi. A mi me recuerda más a Deco. Hay algo clave en su capacidad para no perderla, el primer toque es muy bueno.

    PD: Que no funcione hoy el doble pivote Busquets-Koke no quiere decir que no funcione en el futuro. Depende de alturas, tercer hombre, etc. Y los jugadores evolucionan, probablemente acabe siendo muy bueno ordenando el juego. Es misión del entrenador construir un equipo para dentro de dos años y tendrá en cuenta posibilidades que vislumbra.

    Respond
  • El cautivo 18 noviembre, 2014

    Yo creo que todo los que sea no potenciar que el ultimo pase de la selección no lo de Cesc será un paso atrás de la selección.

    Respond
  • JorgePG 18 noviembre, 2014

    @vi23

    El problema es que es muy difícil "construir un equipo" cuando hablamos de selecciones porque los jugadores se ven 4 ratitos entre competición y competicion con sus clubes, es decir, hay muy poco tiempo para trabajar. Por eso en las selecciones yo opino que en gran medida es mejor aprovechar momentos de forma y roles desempeñados por los jugadores en sus clubes.

    Respond
  • @migquintana 18 noviembre, 2014

    @Miguel

    ¿Jugando donde? ¿En un teórico doble pivote? Hombre, supongo que el mejor futbolista que encaja con el 95% de los futbolistas para esta posición es Xabi Alonso. No creo que para el tolosarra fuera la compañía ideal tampoco, pero para el vallecano seguramente fuera el mejor escolta posible. De todas formas, es que para mí debe definirse aún mucho en dicha posición. Personalmente, no sabría hablar todavía en clave futuro de Koke.

    @vi23

    Exacto. Lo que pasa es que, en teoría, el equipo no va a funcionar a través de ese doble pivote. Será el equipo el que deba hacer funcionar ese doble pivote. Al menos, por lo que parece a 18 de noviembre de 2014, que el fútbol da muchas vueltas y, precisamente, no estamos hablando de dos futbolistas cualquiera.

    @El Cautivo

    No compras al Cesc del Chelsea con España entonces, ¿no?

    Respond
  • @VGordoA 18 noviembre, 2014

    Que genial el párrafo explicando el efecto de Simeone sobre Arda y Diego. Al aprender a defender entendieron la necesidad de administrar responsablemente el balón en ataque. Nunca lo había pensado pero es una reflexión brillante.

    Respond
  • @VGordoA 18 noviembre, 2014

    @El Cautivo pues para mí donde más diferencial puede ser Cesc con España es de MC organizador.

    Mi equipo serían él y Busquets (o Javi Martínez) en el centro y en las alas Isco/Iniesta en la izquierda y Koke en la derecha.

    Arriba dos delanteros o un mediapunta (Silva) y un DC.

    Los laterales tendrían que conjugar con estos centrocampistas. Juanfran en la derecha y tal vez Bernat en la izquierda.

    Respond
  • Viriato 18 noviembre, 2014

    Es una pena que la selección no se atreva a probar cosas nuevas.

    Pero ahora mismo la generación que viene no necesita de tanto sobe de balón. Sabe jugar a otra cosa y si los queremos hacer jugar a lo que jugaban los Xavbis mal vamos.

    Los mejores jugadores hoy en día de la selección ya no dan lo suyo jugando a sobar el balón sin sentido. Lo dan en equipos que arriesgan más en ataque y es un sacrilegio no utilizarlo. Esta selección tiene al lanzador más efectivo de la liga española, Koke y a la pareja que está tiranizando la premier (Cesc y Diego Costa) jugando a otra cosa. ¿Porqué no utilizarlo? Porque además, Isco, el otro bueno que pide paso, necesita poder perder el balón para inventar, no es de recibo tener un jugador así y "regañarlo" por arriesgar el balón en ataque.

    ¿No sería más lógico aprovechar que Isco (e Iniesta estando bien) te atraen muchos contrarios y te la saben sacar de ahí para dársela a Koke y Cesc que son top en aprovechar situaciones así, y más si tienes un rematador como Diego Costa y Alcacer?

    Yo la EURO 2016 la veo así

    ………. Pivote
    …Koke…Cesc
    .Iniesta*………Isco
    ……..D.Costa

    Como pivote yo confío en Javi Martinez, a ver que pasa con Illara, siempre tienes la opción de Busquets y Bruno.

    Este equipo tendrá mucho juego interior favoreciendo las mejores cualidades de los laterales españoles (Carvajal, Juanfran, Jordi Alba, Bernat, Gaya,…) que son muy profundos.

    Respond
  • @migquintana 18 noviembre, 2014

    @Viriato

    Yo es que creo que se va a terminar haciendo algo parecido, pero supongo que Vicente debe ir probando ''grises'' antes de pasar de ser un equipo sobón como no ha habido otro a uno más normal, repleto de calidad y sin miedo a fallar. De todas formas, yo no tengo tan claro que se vaya a pasar a Iniesta al perfil derecho. Podría ser lo lógico, para encajar las piezas de mayor calidad, pero no deja de ser el jugador con más rango del equipo…

    Tiempo hay, tiempo hay. Pero hay que irlo aprovechando. Al menos, para definirse.

    Respond
  • Abel Rojas 18 noviembre, 2014

    @ Miguel

    Creo que la figura que más potencia a Koke es la de un jugador que aglutine juego y balón y le deje libre para moverse. Por eso recibió de tan buena gana el juego de Isco contra Bielorrusia. Todo lo que sea jugar a tener el balón pero si que él sea el punto de gravedad del equipo creo que es lo que mejor le viene. Aunque el jugador en sí es muy versátil y consigue aportar en casi cualquier contexto.

    @ vi23

    Creo que Busquets y Koke forman un doble pivote tan, tan, tan incompleto que dependerá en exclusiva de lo que le rodee para alcanzar sentido y utilidad. Para más señas, dependerá de Iniesta e Isco, que creo que son los únicos que, aun siendo diferentes en sí, tienen capacidad para disimular las carencias de los dos.

    Hablamos de un doble pivote que en general y sin contextualizar carece de calidad defensiva y de capacidad organizativa. Y que no parece tener demasiada proyección en ese sentido. Lo que hace bien es garantizar una posesión alta -a falta de verlo contra un sistema de presión potente- y presionar arriba. Dos cosas que están bien pero que, así solas, la verdad es que tienen muy poca utilidad práctica. Por eso necesitan un verdadero generador de juego, y si son dos mejor, que encima también se caracterice por detener la pelota en la mediapunta e instalar allí la posesión.

    O sea, que si alguna selección tiene capacidad para hacer que tan incompleto doble pivote no te medio-condene al fracaso, esta es la nuestra, que es la que tiene a Iniesta e Isco. Pero a bote pronto, ni parece que Iniesta tenga opciones demasiado importantes de llegar a Francia a un nivel diferencial ni parece de momento que Del Bosque se sienta cómodo trabajando con Isco.

    Respond
  • Abel Rojas 18 noviembre, 2014

    @ El Cautivo

    Ciertamente Cesc es aún mejor que Koke dando el último pase, pero creo que hay mucha más diferencia entre el primer pase de ambos que entre el último pase de cada uno. El primer pase de Cesc sí condiciona ataques a favor, como estamos viendo en el Chelsea. ¿Qué ocurre? Que Cesc tiene un estilo propio y no te garantiza el 95% de acierto en el pase. A veces se va a quedar en el 80. Con ese 80 se puede jugar mejor al fútbol, de hecho, en este caso particular, lo normal es que se jugase mejor, pero Del Bosque quiere el 95 y punto.

    Yo insisto en que el mejor rato de fútbol que ha practicado España desde la última Eurocopa fue la media hora en la que Cesc dirigió la Selección contra Francia.

    Pero bueno, es que no tiene mucho sentido seguir por aquí, porque también parece claro que Del Bosque nunca se ha planteado entregarle la Selección de verdad.

    Respond
  • Abel Rojas 18 noviembre, 2014

    @ Viriato

    Del Bosque dijo hace poco que su idea era que España fuera haciendo más transiciones rápidas.

    Personalmente, ni he visto nada que me haga pensar que se está trabajando en ello ni creo que vaya a irse por ahí. El mediocentro de la Selección es Busquets, seguramente es junto a Sergio Ramos el futbolista más titular del once para Del Bosque. Seguramente no. Seguro. Y con Busquets no puedes jugar a transitar. Ni tienes lanzamiento claro en ataque ni tienes tapón bueno en defensa. Tienes que jugar a posesión en campo contrario y presión.

    Y si quieres alternar fases de defensa posicional no te queda otra que acompañarlo de un mediocentro de verdad, como era el caso de Alonso. Con Busquets y un interior, sea Koke o sea otro, lo normal es que te maten por dentro si el rival tiene fases de ataque en su propio campo. Sobre todo si Iniesta forma parte del centro del campo.

    Respond
  • Fran 18 noviembre, 2014

    Gran artículo, enhorabuena a Abel y Arroyo. Os lanzo una pregunta directa, ¿creeis que Koke es ya uno de los mejores centrocampistas de Europa en general?

    Respond
  • Abel Rojas 18 noviembre, 2014

    @ Fran

    Es una pregunta compleja. Ese "en general" es difícil de afrontar.

    A mí el Koke del Atlético de Madrid sí me parece un jugador en ese punto ya. Suma durante los 90 minutos, es ultra determinante e intenta ofrecer soluciones a su equipo cuando se mete en problemas. En mi opinión, su rendimiento es de súper crack y mi impresión es que va a ir incluso a más.

    Como pivote, así en general como tú dices, personalmente me parece limitado. Si te digo la verdad no hay ningún equipo que yo vea y me haga decir "Qué bien le vendría Koke ahí al lado del mediocentro". Supongo que con eso te contesto.

    Pero en clave Del Bosque, que lo que parece querer es, simple y llanamente, un pivote que dé 120 pases por partido con bajo riesgo de pérdida, sin más, pues seguramente haya pocos más fiables que el madrileño. Otra cosa es que se crea o no en ese fútbol. Personalmente nunca he visto ganar a un equipo basado en la posesión que no tenga ningún director de juego. Pero bueno, el fútbol descubre cosas nuevas todos los días.

    Respond
  • SergioMartin91 18 noviembre, 2014

    Gran análisis con el que estoy de acuerdo en todo: Para mi Koke no es mediocentro, ni acompañante del mediocentro, ni siquiera un mediapunta con capacidad para pesar mucho en el juego como podría ser Isco en sus inicios, es un tipo con 4 virtudes que son las que se señalan en el texto y ellas le sirven para ser uno de los mejores centrocampistas de Europa, pero no creo que tenga capacidad para gestionar en el juego ni para hacer jugar bien a sus equipos por si mismo, es por esto que yo le veo como un muy buen suplente en clave Francia2016, pero para mi no debería ser titular en esta selección, salvo por una cosa muy concreta que no parece que se está dando de momento: Que España se encuentre en algún partido con marcador a favor y "Del Bosque haga una Mourinhada" y me explico, sacar a Koke en un rol de mediapunta como el que ocupa Cesc en el Chelsea en estos contextos, y, con Diego Costa de delantero centro aprovecharse de su entendimiento (estos dos se entienden con solo mirarse), matar el partido con un pase del vallecano a la espalda de la defensa para que el hispano brasileño sentencie. En todo lo demás, como digo, para mi debe de ser suplente en esta selección.

    Respond
  • @rirecbes 18 noviembre, 2014

    Impresionante la fotografía que acompaña el artículo.

    Xabi y Xavi, leyendas vivas del fútbol mundial, analizando, pensando, con mirada fija a lo que ocurre en el campo, más como entrenadores que como jugadores…y entre medias, Koke con la mirada burlona, iluminada, mirándonos, como el niño que mira a su madre pidiéndole poder salir a jugar, ese travieso que en vez de mirar la pizarra mira por la ventana soñando.

    Respond
  • Abel Rojas 18 noviembre, 2014

    @ Sergio Martín

    Me resulta complicado hablar de titulares y suplentes. Como creo que España no tiene un equipo hecho y tampoco veo claro hacia dónde pretende ir, soy incapaz de ordenar esas ideas. Y no sabría tampoco qué criterios utilizar. ¿El rendimiento actual? ¿El potencial de cara a Francia 2016? ¿El nivel contrastado en partidos TOP?

    Si de rendimiento actual se tratase, que ya sabemos que no, yo sí creo que Koke está para la titularidad. Me parece que su nivel hoy por hoy es más alto y más útil que el de instituciones como Iniesta o Silva, por ejemplo. Koke es una máquina de ganar de partidos.

    Respond
  • César 18 noviembre, 2014

    Rirecbes, me gusta más como lo ves tú que lo he visto yo. Yo me he imaginado a Xavi diciendo “Que alguien me arranque los ojos” a Alonso diciendo “Damos pena de lo mal que jugamos” y a Koke diciendo “¿Dónde estoy?”.

    Respond
  • umas21 18 noviembre, 2014

    Desde luego la transición que debe afrontar la selección es muy compleja, y esto no hace sino incrementar la presión sobre Del Bosque algo que no creo que sea especialmente positivo.

    Ahora bien, teniendo esto en cuenta, si me preocupa que acabemos en una situación similar a la de bélgica, y es que salvando las distancias nuestro Koke-Busquets podría acabar siendo (por ahora lo parece) tan inoperante como el Witsel-Fellaini. Es cierto que en el caso de los españoles no existen las limitaciones técnicas y que como se señala en el artículo pueden sumar 100 pases por partido con un 95 % sin problema, pero a donde lleva eso, y lo más importante es factible conjugar jugadores que den profundidad sin perder el balón, porque hasta ahora la inclusión de Costa en el equipo debido a claras incoherencias con el discurso de jugador y técnico no ha dado lugar más que a extraños engendros, a un equipo lento y sin ideas en la circulación que cuando se cansa de tocarla, o más bien cuando cree que su delantero va a dejar de hacer desmarques por aburrimiento le pega un par de balonazos al hueco, que normalmente derivan en pérdidas que dejan descolocado al equipo y favorecen a la transición rival.

    Para mí, como bien apunta @Abel un equipo que juegue a acumular posesión sin tener un organizador, en el mejor de los casos solo aspira a mantener el resultado (véase el Madrid-Barça de esta temporada desde el inicio del partido hasta el 1-1 )

    Por otra parte algo que me llama la atención es el caso de Javi Martinez, entiendo que en la anterior selección no tuviera sitio porque no está capacitado para jugar a un 80% de posesión, y esa selección a falta de un buen organizador tenia dos (Xabi/Xavi), pero es que en cualquier selección del mundo Javitxu es una máquina de competir. No sé en contexto clubes el navarro me parece potentísimo, pero es que en contexto selecciones donde el trabajo táctico de los equipos suele ser inferior y donde las diferencias individuales y el peso de las transiciones en el juego se incrementa muchisimo me parece que el navarro sería una auténtica bestia.
    Con lo cual supongo (y espero) que con el tiempo Del Bosque llegue al punto al que llegó el Tata Martino el año pasado, y empiece a "normalizar" el juego de la selección, que se trabajen más las transiciones y se le de un papel diferente a las bandas y al rol de DC, y lo mejor de todo para españa es que a diferencia del Barça la selección sí tiene a jugadores muy capacitados para brillar en ese contexto (defensivamente hablando sobretodo).

    Quizás desarollar esta idea tenga el inconveniente de la falta de profundidad pero para mí un equipo con isco-iniesta-koke en 3/4 más fábregas-Javi martinez en la base y con un delantero capaz de otorgar profundidad por si mismo y de aprovechar los envíos de koke-cesc-silva (como pueden ser Costa y Negredo¿?) sería algo que debería mejorar el rendimiento que actualmente estamos viendo.

    El gran problema de todo esto es Busquets, porque Del Bosque confía mucho en él y todos sabemos lo que necesita para brillar, así que o isco se transforma en un gran organizador de juego que sea capaz de potenciar las virtudes de iniesta y koke o la idea que parece pretender Del Bosque no tiene un futuro demasiado brillante

    Respond
  • morelli 18 noviembre, 2014

    Pues a mí me da que Del Bosque, viendo el apoyo brutal que tiene Iniesta y el que ha llegado Isco, si va apostar por ellos. Es que no veo al seleccionador tomando una decisión que pondría en el centro de la polémica al equipo. No es su forma de entender su profesión. Creo que el ve a un entrenador como un controlador de egos y problemas de vesturario más que a una estratega. La forma de jugar es clara y más en la selección de España: posesión. Y la va a seguir porque esta es la premisa capital que se toma en este país para saber si un equipo juega bien o juega mal. La va a mantener para evitar crispación y porque(imagino) piensa que así los jugadores pueden desarrollar sus facultades más libremente. Por eso, por vestuario y presión social Isco e Iniesta van a jugar.

    Respond
  • @oscarge80 18 noviembre, 2014

    Que pasada de arículo/análisis. Bravo cracks.
    Pese a no ser original también voy a destacar lo escrito "El Cholo les hizo futbolistas de élite inculcándoles un sacrificio defensivo que les ayudó a comprender el juego en su globalidad. El hecho de tener que taponar las bandas y correr hacia atrás no solo les permitió sumar sin balón y ser útiles durante los 90 minutos, sino que desarrolló en ellos una responsabilidad a la hora de usar la pelota que les situó en otra dimensión. Descubrir lo que costaba recuperarla les llevó a entender los tiempos de un partido y a ir al grano durante el ataque. Dicho de otro modo, aprendieron a ganar." me parece una explicación maravillosa, que además se puede extrapolar a otros jugadores, que han tenido que ir aprendiendo otras fases del juego al ser "obligados" a comprender algunas dificultades del propio juego.
    Siempre es una maravilla pasar a instruirse por aquí, con joyas como este artículo y los grandes aportes de los comentaristas.

    ¡Saludos!

    Respond
  • @migquintana 18 noviembre, 2014

    @umas21

    Muy interesante lo que comentas de Javi Martínez. Para mí, en una España con un ritmo más alto, más errores y más transiciones, Javi tiene muchísimo sentido como mediocentro. Evidentemente debes acompañarlo, seguramente más que de un Koke, lo que vuelve a hacerme pensar en Cesc, pero sí que me parece un futbolista que te permite hacer muchas más cosas que Busquets. Te permite jugar a cosas diferentes. De hecho, ahí tenemos sus dos grandes experiencias a nivel de clubes: el Athletic de Marcelo Bielsa y el Bayern de Juup Heynckes. Pero debe volver…

    @morelli

    ''España siempre va a tener la posesión''. Sobre todo si juntas a Andrés Iniesta, Isco Alarcón, Cesc Fábregas y a Koke. Pero es que lo que hacía España entre 2010 y 2012, donde hay una evolución clara, era más que tener la posesión. Era jugar a no perderla. Es un matiz ínfimo, pero creo que se entiende.

    @César

    Nunca positifo, siempre negatifo. 😀

    Respond
  • @XiscoRincon 18 noviembre, 2014

    Sinceramente creo que aun queda mucho por evolucionar… Del Bosque no es tan tan… como se dice, y a veces las cosas las hace para no crear conflictos… Mismamente en la penúltima convocatoria en la que no vino Isco a mí me olió a que fue para que pudiera jugar en la sub 21 (mi memoria puede fallar claro… tal vez fuera hace dos…) aunque parezca increíble que eso fuera así, del Bosque es un tipo muy diplomático, y si alguien de la sub 21 se lo pidió, el lo concede.

    Si hoy Isco se marca otro partidazo, más viendo el bajo nivel de Iniesta, veo a Isco en el equipo fijo. Y también veo a Cesc… e incluso Iniesta… Este, Iniesta, siempre a jugado en una posición algo distinta en la selección… Así que no descartaría que jugara donde Pedro ante Bielorusia, y Cesc donde Cazorla… Pero esto es solo una barbaridad que se me paso al ver a Pedro y Cazorla sobre el campo… y me olí eso.

    lo veremos pronto… en cualquier caso, yo sigo viendo problemas en los laterales, tanto Alba como Juanfran… me chirrían! mucha debilidad (Carvajal también!!!) hecho en falta un lateral que sepa defender! entiendo que con tanto centro campista los laterales sean los extremos, pero que los dos suban, teniendo para bascular y cubrir a Koke y Busquets o Isco y Cesc… me chirría! pero todo se andará. Hoy veremos si eso es sostenible, por muy amistoso que sea.

    Respond
  • @Dany_Oliveros 18 noviembre, 2014

    La palabra clave que resume el estado actual de España es la indefinición, cosa que explica muy bien @umas21en su 2º párrafo y que suscribo 100%.

    El análisis de esta convocatoria tiene trampa por los lesionados, así que voy a partir del supuesto que estén todos sanos y con vistas a construir un equipo para competir en la Euro de Francia en dos años. No recuerdo qué entrenador dijo la siguiente frase pero creo que es bastante importante: Dime quién es tu MC y te diré como juega tu equipo (me suena que fue Juanma Lillo).
    España juega ahora con dos jugadores en el doble pivote pero sin ser ninguno MC (esto no es un problema per se, ejemplo claro el RMA de Carlo). El déficit está en que ambos carecen de creatividad. Y eso no sería problema si a cambio fueran una roca defensivamente y posicionalmente, pero es que tampoco lo son.

    Por lo que hay dos soluciones. Equilibrar al resto del equipo y darles un contexto que les permita sumar colectivamente ó cambiar a los jugadores. La primera solución no la veo porque ninguno es tan bueno como para hacer ese "sacrificio" por ellos y en mi opinión el juego de España debe potenciar a sus mejores jugadores (Isco, Cesc, Costa). Expuesto esto, mis candidatos serían dos:

    Illarramendi o Javi Martínez. El primero, tiene el handicap de que no juega actualmente con el RMA, pero en su ventaja que tiene mejor pie que el navarro y puede dar ventaja a su equipo desde la base de la jugada. A favor de Javitxu, que es una bestia competitiva y abarca el terreno que le pidas y más.

    Como acompañante, pues depende de a lo que quieras jugar, recuerdo a la sub-21 que metió a Koke entre Illarra y Thiago y mandó a Isco al extremo zurdo. Y aquello funcionó, aunque esa medida fue motivada por el bajo nivel que mostró Alcántara y su irresponsabilidad en la base de la jugada. Pero bueno, hay candidatos de sobra para ocupar ese rol de pivote derecho o interior diestro (Cesc, Thiago, Ander, Parejo, Koke). Hay donde elegir y cada uno te aporta un matiz distinto siendo el más vertical Cesc y el que mejor casaría con Javi Martínez.

    Para el puesto de interior zurdo, Isco es innegociable. Luego para la delantera, puedes meter un Álcacer-Costa-Silva por ejemplo. Con el hispano-brasileño y el canario partiendo de las bandas. No sé hay muchas combinaciones pero lo primordial es arreglar la base de la jugada.

    El otro tema es el del lateral zurdo. Jordi Alba sólo me parece útil en el caso improbable de juntar a Isco-Iniesta en banda izquierda y tener a Jordi para romper al espacio, en cualquier otro contexto se me hace insuficiente en todas las facetas del juego.

    Respond
  • Abel Rojas 18 noviembre, 2014

    @ Umas21

    El otro día me dijo Montoro que el juego de España le recordaba al de Bélgica. O sea, no es que temiese caer en lo mismo, como te pasa a ti, sino que ya veía síntomas.

    Y francamente, a mí me parece una comparativa buenísima.

    Por el parecido, digo. No por lo ilusionante de la misma.

    Sobre lo de Javi Martínez, está claro que tienes razón, pero creo que Del Bosque, por mucho que diga que quiere que el equipo haga más transiciones, no va a dar el paso de renunciar al 70% de posesión mínima, y Javi Martínez como centrocampista la entorpece, aunque dé muchísimo más en otros aspectos.

    Si Guardiola, que es un genio y no tenía centrocampistas, renunció a Javitxu, imagínate Del Bosque, que encima tiene centrocampistas para cubrir el césped entero si los va tumbando en cadena.

    Respond
  • Abel Rojas 18 noviembre, 2014

    @ oscarge80

    Muchas gracias, amigo. Y sí, es una práctica habitual. Cruyff en su día llegó a usar a Guardiola en algún partido como extremo para que la experiencia le ayudará a tomar conocimiento nuevo y aplicarlo luego en su papel como mediocentro. Ese es un caso radical, pero jugadores ofensivos que explotan a partir de que se les asigne una función defensiva hay muchos. Ahora mismo en Europa está pasando eso en otro equipo, por ejemplo. Es un recurso habitual.

    @ Morelli

    Sí, es que Isco era una bomba que se sabía que tarde o temprano iba a estallar y tampoco es fácil adivinar qué va a suceder a partir de aquí. Por nivel estrictamente futbolístico, Isco debió ir convocado a la Confederaciones de 2013. Ya entonces su nivel superaba sin duda al de varios convocados. Lo de este verano en el Mundial… pues qué decir. El hecho de que no fuera llamado por Del Bosque pese a que su calidad y rendimiento lo animaban y que se trata de un tipo resolutivo -que es algo que en España no tenemos mucho-, solo podía deberse a que a Vicente no le gustaba. Valorando solo criterios deportivos, era la única explicación. Su nivel era para llevarlo y su perfil era jugoso. Si no iba era porque el entrenador sentía más aprecio por otros jugadores.

    Lo que pasa es que Isco no es uno más. Ni siquiera es un Thiago o un Koke. Tarde o temprano iba a aparecer y lo iba a hacer bien seguro, porque siempre lo hace bien. Y encima su evolución lleva una velocidad que no es normal, y que estoy seguro de que está sorprendiendo hasta en su club. Y para colmo de "males" para Del Bosque, juega en el Madrid, con la exposición mediática que eso supone y la presión que eso iba a provocar. Yo creo que Del Bosque ha intentado retrasar este momento lo máximo posible, y de ahí en parte su frase del otro día, que luego él mismo desmintió o aclaró. Pero el lío está montado. Porque encima a Isco en la Selección no lo sientan Modric, James y Bale, sino futbolistas claramente inferiores a esos tres en estos momentos. Y cada vez que el malagueño tenga un minuto, lo va a hacer notar. En principio esto debería ser una noticia maravillosa, porque al fin y al cabo supone un salto de calidad para España y además el jugador es tan sugerente que sí hace que la Selección huela a nueva, pero no sé hasta qué punto el Boom Isco es agradecido por Del Bosque, que ha retrasado todo lo que ha podido su ingreso en la Selección cuando ya la Champions 2012/13 que firma en el Málaga fue una competición que futbolistas como Cazorla, Mata o Pedro no podrían realizar.

    No sé qué hará Del Bosque.

    Respond
  • jamesfrancisripwood 18 noviembre, 2014

    La verdad es que me cuesta entender el criterio de del Bosque con los centrocampistas. Inicialmente parece que lo que busca por encima de todo es el control, el no fallar pases, incluso a costa de la profundidad. Siguiendo ese criterio se comprende que Busquets sea una primera opción, que Javi Martínez no lo sea, que Xabi y Xavi lo fuesen siempre, y que pareciese dispuesto a darle sitio antes a Illarra que a Isco. Pero entonces no puedo comprender porqué Thiago fue siempre su opción de futuro (o es lo que parecía). Creo que en cuanto a poca fiabilidad (comparativamente hablando, claro está) no mejora en nada a Isco, y no digamos a Cesc. Y, a diferencia del malagueño, nunca llegamos a ver plasmado el potencial de jugador dominante en la super élite. Supongo que ese criterio existirá, pero me cuesta mucho entenderlo, y temo que tenga algo de meramente afectivo. Lo temo porque del Bosque se manifiesta en esos términos con frecuencia.

    Por lo demás, estoy de acuerdo con mucho de lo que he leído aquí. Javi Martínez con Cesc es una opción interesante. No creo que haya que abandonar el juego de posesión y toque, pero retirados Xabi, y -sobre todo- Xavi, no puede aspirarse a un juego de control absoluto y posesiones infinitas a riesgo cero. Empeñarse en eso puede conducir a sufrir los males que ya sufrió el Barça (entre ellos no entender y desaprovechar a Cesc) y que creo que tienen que ver con el triste mundial de la selección. La selección podría ser un equipo dominante pero no obsesionado por el control con JM y Cesc en la base (Conteniendo tras pérdida uno, y creando con criterio el otro) e Isco como fijo en el siguiente escalón, con Koke seguramente (manteniendo posesiones, pero asentándolas más arriba y siendo agresivos en el ataque). Si Iniesta, Silva o quien sea tiene un buen nivel en el momento de la competición, ese centro del campo puede ser muy efectivo.

    En cualquier caso no creo que del Bosque pudiese creer en esta idea, del mismo modo que nunca llevará a Llorente, así que supongo que ambas cosas son incompatibles. Y desde luego no es bueno que un entrenador desarrolle una idea en la que no cree.

    Respond
  • Larios84 18 noviembre, 2014

    Creo que como comentan algunos contertulios por aquí, pero sin señalar esquemas, lo mejor para esta selección y dados los jugadores disponibles actualmente, y los estados de forma o nuevas adaptaciones a ligas y clubes distintos de otros, es un 4-3-3 o 4-1-4-1, que según el contexto y la altura de los interiores y la función y el tipo de jugadores ejerciendo de extremos vendría a ser muy similar.

    Para ese puesto de pivote se necesita un buen barrendero, y esta claro que Javitxu, es actualmente el mejor pero anda lesionado, así que de los disponibles ahora mismo, yo apostaría por Bruno Soriano, o Camacho, luego escoltado en interiores por Koke o Fábregas en el diestro(aunque a mi me gustaría ver ahí a Dani Parejo o Ander Herrera) y para el izquierdo Thiago si volviera, pero dado que ahora mismo no está supongo que Isco sería el ideal, y para los extremos en el sector izquierdo si se recupera Thiago colocaría a Isco, y para el extremo derecho vendría el problema, o apostar por un tío mas punzante como Callejón, o Jesé como ha vuelto, a si tenemos un Fábregas de interior derecho, colocar por ahí un Silva con tendencia mas interna, no se… complicado, y para el otro Isco o Iniesta, dependiendo de si juega como interior el malagueño.

    La punta de lanza pues estan Diego Costa, Negredo, Alcacer, Llorente… , pero vamos es un simple boceto a botepronto, a muy grandes rasgos

    Respond
  • umas21 18 noviembre, 2014

    @Larios84

    La verdad es que estoy bastante de acuerdo en lo que planteas. Yo no quería hablar de dibujos porque entiendo que es más importante el discurso y los roles de los jugadores más allá del dibujo en el que se sitúen. Porque la verdad a mi entre un 4-1-4-1 y un 4-3-3 lo único que me parece relevante es la altura del bloque y el rol de los jugadores de banda, y ambas cosas me parecen más contextuales que algo fijo.

    Llendo a lo que comentas yo a Koke lo sigo viendo más en banda que como interior en un 4-3-3 al uso, aunque bien es cierto que de jugar en una linea de 4 centrocampistas no creo que tuviese ningun problema en asumir el puesto de interior izquierdo siendo isco el jugador que se posicionase a su izquierda.

    En cuanto al 4-3-3 con fábregas de interior derecho no creo que sea el "futuro" se hizo un prueba en la confecup y en el barça de tito y en ninguno de los dos casos funcionó, así que dudo que se vuelva a eso, me parece más probable lo de cesc en la base al lado de busi que ver a cesc como organizador desde el puesto de interior en un 4-3-3.

    Por otra parte supongo que esta convocatoria está muy marcada por las lesiones, pero me imagino que en el futuro próximo de la selección, si parejo recupera el nivel pre-lesión deberia ser uno de los centrocampistas con los que contase vicente para el nuevo proyecto. A Ander es a otro que me encantaría verlo, pero me temo que no casa demasiado con vicente y jugando el premier es más que posible que acabe siendo "demasiado" vertical para lo que quiere el seleccionador (si no lo es ya)

    Respond
  • Invitado 18 noviembre, 2014

    Chicos, ¿y Saúl como mediocentro al lado de Cesc?

    Respond
  • Invitado 18 noviembre, 2014

    Me refiero para la Euro 2016, por supuesto.

    Respond
  • Larios84 18 noviembre, 2014

    @umas21

    "Yo no quería hablar de dibujos porque entiendo que es más importante el discurso y los roles de los jugadores más allá del dibujo en el que se sitúen. Porque la verdad a mi entre un 4-1-4-1 y un 4-3-3 lo único que me parece relevante es la altura del bloque y el rol de los jugadores de banda, y ambas cosas me parecen más contextuales que algo fijo. "

    Totalmente de acuerdo en eso contigo, esto no va de esquemas, si los situe es por dar una idea, pero entiendo que no es lo correcto ahora mismo, esta claro, que como bien dices, lo que importa es el discurso, y de eso carecemos ahora mismo en esta seleccion "post-XaBVis".

    "yo a Koke lo sigo viendo más en banda que como interior en un 4-3-3 al uso"

    Está claro que a día de hoy, ha sido donde más rendimiento se le ha sacado es en una banda o algo escorado, pero dudo que el actual inquilino de los designios de la Selección, comparta esta opinión generalizada, fomentado el toque-toque que se comenta en el artículo junto a Busquets, y donde sino tienen un generador de ocasiones por sí mismo, como es Isco y puede ser un Iniesta o un Silva inspirados, es díficilmente sostenible ese doble pivote.

    "En cuanto al 4-3-3 con fábregas de interior derecho no creo que sea el "futuro" "

    Bueno, eso es viéndolo como un sustituo al uso de Xavi, pero creo que su rol en el Chelsea como doble pivote, puede extrapolarse en la Selección como un interior adelantado en ese supuesto 4-1-4-1, pero esta claro que para ese rol es más apropiado un Parejo, un Ander Herrera, que el catalán del Chelsea.

    Veremos a ver como estará la situación, allá por el mes de marzo, cuando volvamos a ver a la Selección, y donde habrá jugadores que no están que estén, jugadores que hayan tenido unos meses buenos previos a la convocatoria, que no sabremos si serán convocados, así como otros que por desgracia, no estarán por lesiones o estados de forma, o por poca afinidad con el gusto de el actual seleccionador español

    Respond
  • morelli 18 noviembre, 2014

    Del Bosque busca irse al 70 por ciento de posesión y los 700 pases. Jugar, como señala Quintana a no perdela. No sé por qué hace tanto hincapié en este concepto pero estoy de acuerdo que lo intenta. Es un entrenador de élite y pensará que la selección tiene que representar el esquema ideal de fútbol de cada país y que con este esquema, interiorizado desde pequeñitos por los jugadores, podrán jugar de forma más natural y sin la crispación mediática. Vale, de acuerdo. Pero es que hay una cosa que no me encaja, su predilección por Thiago. Le he perdido la pista desde que se fue de la liga pero es que no me lo imagino, ni mucho menos, alcanzado un 85 por ciento de pases acertados en un partido de intensidad media. Y estoy seguro que si estuviera bien, medio bien, iba de cabeza.

    Respond
  • LOCOMUYCUERDO 18 noviembre, 2014

    Yo no descartaria una opcion brasileña, por asi decirlo, un 4-2-2-2. Porque creo que va a empezar a jugar con asiduidad con dos puntas, por lo menos empieza a dar esos sintomas, Costa-Alcacer a dia de hoy. Cuando jugo con dos puntas en este nuevo ciclo, produjo en ataque, otra cosa es que jugara bien, pero produjo.

    Que arme un centro del campo por poner un ejemplo; Busquets-Koke y por delante haciendo un trapecio Isco-Fabregas. Proyectando mucho a los laterales, cosa que ha empezado a hacer en este nuevo ciclo. O Busquets-Fabregas con Isco-Koke por delante, como gusteis. Es decir perder a uno en el medio y ganar a uno que juegue gravitando entre lineas.

    Tampoco descartaria a Bruno, si su idea vira a lo que fue su primer año en la seleccion, que jugo un 4-2-2-2.

    Respond
  • LOCOMUYCUERDO 18 noviembre, 2014

    @morelli

    Thiago con Pep, cuando ha podido jugar, se ha ido responsabilizando. Ya reconoce mejor las zonas del campo, por lo que ya no quiere hacer la de De la Peña en cada jugada, quiza Sammer le diera dos collejas cuando llego, o Lahm tambien, o el mismo Pep la chapa, pero se ha hecho mas responsable, ya no es el loco que veiamos en Barcelona, sigue teniendo sus cosas, pero ha madurado.

    Lo del 4-4-2 lo digo porque lo mejor, de largo de la anterior citacion, ponganlo en contexto porque era Luxemburgo, fue la dupla Costa-Alcacer, me sorprendio mucho su grado de entendimiento.

    Respond
  • piterinno82 18 noviembre, 2014

    Que Koke va a ser un pilar fundamental en la España de estos próximos años es algo que se empezó a vislumbrar ya en el segundo tiempo del triste partido mundialista con Chile. Comparto las líneas maestras de esta gran disección de las habilidades y posibilidades del futbolista que ha hecho Abel. A mí me parece más potente a partir de la segunda línea desde el inicio de la jugada, y mejora cuanto más cerca logra situarse de la fase de aceleración. Ya sea para acelerar o frenar, pero creo que se entiende.

    El evidente fin de ciclo y las bajas de estos últimos compromisos (en éste, Silva, Iniesta, Cesc, Thiago, Costa, Martínez, …) convierten en demasiado aventurado cualquier intento de análisis de por dónde va a tirar Del Bosque en cuanto a sistema y estilo. La irrupción de Isco y lo esbozado en el amistoso con Francia añaden más opciones, y más confusión. De entre todo el ruido y los cambios sucesivos, una constante se mantiene clara: Busquets y Koke como algo muy similar a una pareja en el medio. Queda la duda de si forma parte de un puzzle que puede encajar y que sólo Del Bosque ve hoy (por las bajas, sobre todo), o si el técnico lo tiene como punto de partida, o como una de las pocas ideas claras que parece manejar.

    En todo esto, creo que hay una variable importante a despejar: Thiago Alcántara. De características muy distintas a Koke, veo sin embargo dos similitudes: los dos parecen mejorar más cerca del último pase, y a los dos ha venido utilizando Del Bosque de forma similar. Suponiendo (y deseando, claro) que Thiago deje atrás por fin las lesiones y se recupere a su mejor nivel, será interesante ver si se están disputando una plaza y un rol en el equipo.

    Respond
  • LOCOMUYCUERDO 18 noviembre, 2014

    @piterinno82

    Estando de acuerdo en tu post, solo un apunte, no son para nada incomptibles, lo cual es malo (mas confusion) y bueno, mas opciones. Bendito rompecabezas a solucionar en el medio.

    Respond
  • Marcelino 18 noviembre, 2014

    Yo lo que no termino de entender es la idea de Del Bosque, teniendo en cuenta las características de los futbolistas de que disponemos. ¿Se puede aplicar la idea de 2012 con la nueva hornada de futbolistas? ¿Es el plan ideal para Cesc, Iniesta, Silva, Thiago, Isco, Diego Costa o Jesé?

    Respond
  • piterinno 18 noviembre, 2014

    @LOCOMUYCUERDO

    No lo son, no, todo lo contrario, en mi opinión. Sólo ponía de manifiesto que Del Bosque les ha utilizado en un rol parecido.

    @Marcelino

    Bajo mi punto de vista, claramente no. En todo caso, podría parecerse más a 2008 que a 2012.

    Respond
  • umas21 18 noviembre, 2014

    @LOCOMUYCUERDO

    Yo lo del 4-2-2-2 tampoco lo descarto, de hecho el real madrid de Del bosque jugó así muchos partidos y muchas eliminatorias ( con un doble pivote muy rocoso casi siempre bien makelelé-helguera; makelelé-conçençao; dejando el makelelé-zidane para momentos muy puntuales)

    Aún así si se toma ese esquema como posible futuro; ese el 4-4-2 vamos, cesc debería jugar en la base y koke en banda, no??
    Lo digo porque en ningún caso veo cesc jugando en banda, es un jugador con rango de movimiento horizontal demasiado amplio como para encorsetarlo en una banda, por no hablar de que le falta velocidad+desborde.
    Así que si la opción es jugar con dos puntas o juega Cesc en el doble pivote o va al banquillo, y si juega en el doble pivote y busquets es su acompañante tampoco tiene visos de acabar de lucir el asunto…

    Respond
  • LOCOMUYCUERDO 19 noviembre, 2014

    @umas21

    Tampoco seria banda banda, cuando hablo del 4-4-2 a la brasileña, los segundos dos son interiores, no jugadores de banda como los conocemos todos, dejarian la banda a dos laterales que sean muy largos, aqui me preocupa el lateral zurdo. Con Parreira en 94-98, era un trapecio el medio campo, no eran las dos lineas de 4 clasicas.

    Respond
  • umas21 19 noviembre, 2014

    @LOCOMUYCUERDO

    Si claro, yo estaba pensando mas en 4-2-2-2 estilo cuadrado "mágico" de luxemburgo o al villareal de pellegrinni, pero vamos que no veo a Fábregas ahí, tiene demasiada tendencia interior, no creo que pudiese hacer el papel de cazorla o borja valero en el villareal, a eso me refiero, que en ese sentido veo más a Koke como una versión "mejorada" de Borja Valero, en ese rol de interior jugando por delante de un doble pivote que al propio cesc, y por tanto al catalán le correspondería la base y eso con busi de pareja no sé como saldría

    Respond
  • @sgomezabente 20 noviembre, 2014

    @abel

    llego tarde, pero con la posibilidad que suene hasta retórica la pregunta -aunque no lo es- ¿qué es lo que puede tener un jugador como Isco que no le guste a un entrenador? Suponiendo que hablamos, desde luego, de criterios solamente deportivos.

    Es que no me lo creo aún.

    Respond
  • Abel Rojas 20 noviembre, 2014

    @ Marcelino

    Opino como Piterino. Que no y que habría más opciones de jugar como en 2008, que sí me parece bastante más accesible.

    Pero la apuesta por el doble pivote Busquets-Koke me parece un claro intento de repetir 2012, porque el único valor que tiene Koke como segundo pivote es no perder la pelota, así que cabe pensar que esa es la prioridad del seleccionador.

    @ Sgomezabente

    No sabría decirte. A mí me parece ya uno de los mejores centrocampistas que hay. Y desde luego uno de los mejores futbolistas seleccionables. No de futuro, sino ya. Así que no sabría contestarte a esa pregunta.

    Lo que sí podría enumerarte sería defectos del jugador, que tiene varios. Último pase pobre, tendencia a perder uno o dos balones peligrosos por partido, tendencia al sobeteo innecesario y, en general, estar demasiado enamorado de sí mismo. También que suele ir de más a menos en los partidos, y no por falta de resistencia, sino porque no sabe medirse y siempre empieza como una moto. Al fin y al cabo tiene 22 años. Lo que pasa es que es un pedazo de genio tremendo con una personalidad que asusta. Y que cada día que pasa aprende algo nuevo.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.