Aspirar a rey o ser un dios


“No, no, no. Yo le digo a usted que usted es mejor que esos dos guiris que tiran tan fuerte, Lapa y Guardián. Se lo digo yo a usted, claramente, y usted tiene que creerme”. Es difícil, casi imposible, no amar a la España de 2008, a su origen, su camino y a Luis Aragonés. Existe tal fascinación que quizá nos estemos perdiendo un ahora que recoge, como nunca antes ninguna selección de la historia, los frutos del trabajo bien hecho. La España de Ucrania y Polonia es distinta a la de Austria y Suiza porque todo ha cambiado. Porque nada es igual. Iniesta, entonces recién sustituido por un decrépito Henry en Old Trafford para ver si sonaba la flauta, es hoy el casi unánime número tres mundial. Xavi, cuya continuidad no estaba ni garantizada en el FC Barcelona, es una leyenda que todavía anda. Silva, un crío sin barba, es para muchos el mejor futbolista de la Premier. Lo que llegó a aquella cita como un grupo de jugadores ocultos bajo la sombra de un Raúl que les unió para siempre, hoy es el núcleo competitivo más frío y crudo que cualquiera de nosotros pueda recordar. El Sabio de Hortaleza hizo el milagro, y pedirle a Del Bosque que calque su labor en pleno 2012 es faltar el respeto a sus consecuencias. Lampard y Gerrard, como el resto, ni siquiera saben si existe la posibilidad de ganarles. Eso es España.

Se acusa a la Selección de un conservadurismo, incluso defensivismo, que parece casi irrebatible. Como si fuese algo malo de por sí, o como si fuese una afrenta contra nuestro pasado. Es obvio que de la mano deLa España de Aragonés, más ofensiva que ésta, tampoco fue concebida para marcar tres goles por encuentro Del Bosque, y de la lesión del autosuficiente y punzante Villa, estamos viendo la versión más cerrada del equipo, pero hay que recordar que la esencia nunca fue desarrollar una máquina de matar. España nace en 2008 con el axioma de protegerse con la pelota, de meter en el campo contrario a todos los rivales y darles la vuelta antes de emitir el pase inseguro que pudiese conllevar la pérdida. Tanto es así que en los Cuartos de Final ante Italia, el encuentro más complicado de nuestra era moderna, no es difícil comprobar que evitar contragolpes se priorizó sobre la creación de ocasiones. Teniendo a Villa y Torres, dos jugadores profundos que jugaron un encuentro notable, Luis instruyó a Senna, Xavi, Iniesta y Silva para que cada pase interior pudiese ser malo por largo pero nunca por corto, lo que derivó en una cantidad de saques de puerta para Buffon y desmarques inútiles de nuestros puntas inusual en lo general e impropia en nuestro particular y ultra técnico caso. La máxima, que Italia jamás robase mirando a los ojos de Casillas, Puyol y Marchena. La marca se gestó desde el primer instante.

Luis Aragonés implantó un juego de posición y posesión muy definido y claro.

Y sí, Villa y Fernando Torres. Dos puntas. Ambos eran futbolistas que de por sí obligaban a la Selección a crear un número de opciones de gol que hoy no nos planteamos. Su influencia no sólo afectaba al carácter del juego, sino también al funcionamiento más táctico. Al modelo -concepto distinto al de estilo-. España, que hoy genera dudas al respecto, ganó su primera Eurocopa coloreada practicando un claro juego de posición. El juego de posición es aquel modelo futbolístico que automatiza un comportamiento táctico más o menos fijo para agilizar la toma de decisiones del poseedor de balón. O sea, se diseña una estructura concreta para cada fase o altura del juego que siempre es respetada, independientemente de las caras que rellenen cada demarcación. De esta forma, el posicionamiento, a vista de pájaro, es el mismo en cada ataque, favoreciendo el famoso “jugar de memoria”. Así, el jugador es perennemente consciente de dónde están las líneas de pase. Villa y Fernando Torres tenían un papel capital en esta propuesta.

El ya futbolista del Liverpool FC incidía sobre el sector derecho del ataque; y el aún delantero del Valencia CF, sobre el izquierdo. El esquema de partida, un 4-4-2 con Senna y Xavi en la base e Iniesta y Silva en elVilla y Fernando Torres eran la profundidad y la amplitud del modelo de juego de Luis siguiente escalón abiertos sobre los costados, se deshacía a partir del siguiente inalterable patrón: La base decidía el carril de escape, y su interior tendía hacia el medio para generar la superioridad en nuestra zona fuerte. El interior opuesto, una vez había fijado a su lateral sobre la cal, también se liberaba. Xavi subía un escalón a la par de la pelota, y dejaba solo a Senna cerrando. Mientras tanto, el delantero del carril que había dado el paso adelante -el derecho era nuestro favorito- se abría muchísimo, hasta la banda, tirando una poderosa diagonal dentro-fuera a espaldas del lateral. El español (Ramos) subía para generar superioridad o igualdad numérica y cerrar posible segunda jugada. La ruptura del delantero y la incorporación del lateral habían captado la atención que había girado la mirada del rival, haciéndole perder el balón de vista durante un segundillo; nuestro poseedor de la pelota cambiaba de ritmo, el delantero abierto tiraba el fuera-dentro e intentábamos definir. Una y otra vez, con la variable de abrirla al costado profundo para, desde el pase atrás, conseguir recepciones de cara adelantadas para los interiores. España era un reloj.

Hoy, España no es un reloj. Es un axioma, una idea, casi una religión joven. Tener la posesión por tenerla, algo que en 2008 -o cualquier otro pasaje temporal- hubiese sido una frikada muy graciosa, ahora sí tiene valor, porque el circo mediático se lo ha otorgado. HayLos acontecimientos de los últimos 4 años han convertido “tener el balón” en un factor de verdad diferencial que partir de la base de que al hablar de España estamos hablando de fútbol de selecciones, y los combinados nacionales ni entrenan diariamente ni juegan cada fin de semana. La regla general, pese al enorme compromiso de cada hombre con su bandera, es que los grupos tengan una entereza colectiva inferior a la de un semifinalista de la UEFA Champions League, por pura inexperiencia en situaciones límites. Y valorando la circunstancia, ponerse en la piel de quien enfrenta al campeón de Europa y del Mundo y no agarra la pelota en 3 minutos de juego es una tortura psicológica que derrumba la moral del más entusiasta. Siendo honestos, cuesta pensar que nuestros jugadores disfruten en las fases más acentuadas del catenaccio del balón, lo que pasa es que eso no implica problema alguno. España, a nivel competitivo, no es un semifinalista de Champions. Es muchísimo más que eso. Se alimenta de la tensión. Degusta el miedo.

Del Bosque ha tocado el techo de su plan implementando el rol del falso 9 aun sin tener extremos profundos en banda.

El cambio de estatus social y la evolución de la idea hacia su radicalización más extrema han llevado a la Selección al punto de desafiar al juego hasta las últimas consecuencias: No queremos marcar gol. Bueno, claro que queremos, pero no tenemos un plan que nos acerque a él, y esto sí que no lo ha hecho nunca nadie. El no tener la necesidad de ganar metros ha difuminado el modelo hasta el punto de hacerlo irreconocible, por no decir que hemos abandonado de manera parcial -casi total- los patrones del presentado juego de posición. De hecho, apenas si usamos algunos recursos propios del mismo (posición habitual de Arbeloa, posición de Silva contra Francia, alguna estructura en salida de balón…). Lo que bien hace España es eternizar la cadena de pases y esperar la genialidad posicional entre líneas de Iniesta, Silva o Xavi; filtrar el pase y encarar a la defensa. No existe obsesión por filtrarlo, la paciencia es infinita, de ahí que salga apenas 4 o 5 veces por encuentro. 4 o 5 veces distintas entre sí, que dibujan estructuras, por norma, diferentes. Ciertamente, hay (muchos) instantes en los que se echa en falta algún punto fijo que permita batir línea y ganar metros con mayor asiduidad. Al menos, eso nos pasa a los espectadores, si bien uno luego mira a los jugadores y a Del Bosque y los ve tan convencidos que… Es que creen que van a ganar otra vez. Y la verdad, acostumbran a ser superiores a todos. Guste más o menos, la propuesta es todo lo fiable que un deporte tan azaroso como el fútbol puede permitir.


28 comentarios

  • elfutboldegons 26 junio, 2012

    Villa en aquel 2008 no tendía a la izquierda, ni siquiera representaba una salida rápida en largo como Torres. David ejercía galones muy parecidos al Steven Gerrard que rompía esquemas en Old Trafford (1-4) o frente al Real Madrid (4-0) donde Fernando realizaba el fuera-dentro y asistía. Xavi-Senna, sin ser fijos en el doble pivote, aproximaban en muchas ocasiones la jugada al balón directo y hacia el fuenlabreño, surtido de magia en esa Eurocopa. Asumida esa salida, tampoco fue un colectivo que metiese al rival en su campo, por propias características del equipo, y es que sólo había que fijarse en los centrales para notar que la construcción nada se parece a Barcelona de Pep o actual España. Todo era distinto.

    Aunque Aragonés si firma algo que seguimos viendo en esta edición y en el pasado Mundial. Con giros diferentes e incluso muy distintos circuitos por los que te llega la posesión, Xavi en 2008 conoció la mediapunta ayudado por un Cesc magistral más cerca de Senna que del área.

    Respond
  • @ecosdelbalon 26 junio, 2012

    @ Gons

    Hombre, teniendo en cuenta que el Liverpool de Benítez en 2009 jugaba en 4-2-3-1 con Kuyt y Riera en bandas y que Gerrard era el mediapunta… mucho no coincido. Torres y Villa se partían la cancha y tenían, sobre todo, obligaciones parecidas, lo que pasa es que la propia tendencia de los jugadores hacía que sus comportamientos fueron distintos. De los jugadores y de la selección.

    – Torres es mucho más amplio que Villa.

    – Xavi siempre se va a sentir más cómodo en el sector derecho que en el izquierdo.

    – Iniesta siempre ha tenido más peso que Silva en la Selección.

    – Y Ramos era más profundo que Capdevila.

    Era normal que siempre edificásemos sobre la derecha y mátasemos con Villa en el medio.

    Respond
  • Martin 26 junio, 2012

    Es que el problema con estos bajitos es que, si se meten jugadores largos en el equipo (Villa, Torres), no hay metros que ganar. El contrario te los regala todos hasta el borde del área. ¿Y entonces qué haces con dos jugadores largos, sin terreno parar correr, y absolutamente incapaces de regatear en corto a un cono? El propio Villa ha tenido muchas veces este problema en el Barcelona cuando han encerrado a los contrarios.

    Antes, los contrarios iban a por tí, pasar líneas y ganar metros tenía valor. Ahora, sabiendo lo que tienen enfrente, directamente los regalan. La decisión del contrario es "hasta dónde" van a regalar. Con jugadores largos, hasta el área, para que no tengan sitio para correr. Sin ellos (como contra Italia), hasta 20 metros más adelante. Pero hasta ahí, llegas sin apenas oposición.

    Pero el hecho de que sea mucho más fácil llegar hasta ahí, hace que lo que hay que hacer a partir de ahí sea mucho más difícil. ¿Qué haces con 8 defensas (4-4 con 3 metros de distancia), sin rematador y sin un jugador que tenga uno contra uno en parado? Ahí es donde se atasca la selección. Donde dice, "antes era el puto amo por llegar hasta aquí y tenerlo ya medio hecho, ahora me regalan llegar hasta aquí, pero no sé cómo seguir". Y ante esto, la consecuencia lógica es, como siempre, primero asegurar la retaguardia (teniendo el balón), y luego ver cómo atacar.

    Pero, a mi modo de ver, lo que ha hecho que la posesión sea casi más un tema de comedia que de efectividad es la solución planteada por los equipos que no pueden aspirar a tener el balón. Regalarlo. Por eso no culpo tanto a España por lo "aburrido" de sus partidos, sino a los contrarios.

    Hablaremos de lo aburrido del juego de España cuando juegue contra Alemania. Cuando Alemania apriete para tener balón, y España vuelva a demostrar que en esas condiciones pasa líneas cuando nadie más las pasaría. Veremos quiénes son entonces los aburridos. ¿O también se acojonarán y regalarán el balón a España para jugar todo a dos contras?

    Respond
  • @ecosdelbalon 26 junio, 2012

    @ Martin

    Si España empuja al contrario sobre su área, ganar es una cuestión de tiempo. Filtrar el balón, en lugar de dejar a Iniesta, Xavi o Silva delante de la zaga, deja al que rompa delante del portero.

    Para España que el rival se meta en su área es una bendición, por desesperante que pueda resultar. Pienso yo.

    Respond
  • @deportemipasion 26 junio, 2012

    @Martin

    Ni espero ni creo que Alemania vaya a regalar el balón si se enfrenta a España (que aún está por verse). Me decepcionarían muchísimo la verdad, sí creo que les ganaríamos la posesión, pero que se encerraran como vienen haciendo casi todos los equipos, como digo, sería muy decepcionante.

    Respond
  • Martin 26 junio, 2012

    @ecosdelbalon

    ¿De verdad crees que sería una bendición? Yo no lo tengo tan claro. Si eso fuera tan cierto, es lo que se buscaría (y se obtendría casi al 100%) si Torres y Pedro jugaran. Y eso haría España, ya no por atacar, sino para defender todavía más lejos de su portería. A fin de cuentas, puestos a jugar al "balonmano" como recurso defensivo, mejor en el borde del área que en el centro del campo (porque puedes tener más gente detrás del balón).
    Y eso que dices tú es cierto si alguien rompe. Pero es mucho más fácil decir "hay que filtrar" que filtrar, cuando apenas hay sitio.
    La prueba la tenemos con Alemania. Con rematadores puros, y gente con capacidad de centrar bien en ambas bandas, la primera vez que "rompió" una línea fue Lahm en el 38, y fue por un error clamoroso del defensa que salía a tapar (tapó la salida por banda y abrió el centro). Y hasta entonces, mucha velocidad, mucha asociación, pero muy pocas roturas a la línea defensiva. Porque con 8, hasta los peores, los que defienden por acumulación (como Grecia), pueden aguantar.

    Respond
  • @migquintana 26 junio, 2012

    Espectacular, Abel.

    La baja de Villa es muy dolorosa en base a varios puntos: es un titular indiscutible, su rendimiento siempre ha sido superior con España, te da alternativas para jugar con Torres o sin él, aportaría profundidad y, sobre todo, gol. Creo que su ausencia es la excusa para que Del Bosque se decidiera por apostarlo todo a este modelo.

    Porque sí, yo alinearía a Torres en prácticamente todos los partidos… pero… pero… no está del todo bien. La cabecita no la tiene muy asentada ahora mismo, la confianza en su definición brilla por su ausencia y, además, cuando entra desde el banquillo da muestra de pasotismo que, si no le conociéramos y se hubiera ganado el respeto que merece, diríamos que es un insolente que no acepta la suplencia. Su estado genera dudas, pese a que se antoja imprescindible y, bueno, es que uno realiza la reflexión y entiende la apuesta por el falso 9. Eso sí, méteme a Pedrito, Navas o Mata, señor Del Bosque. Aunque sólo sea por comprobar si crecen flores en el área rival.

    Amo a Puyol. Me casaría con él en la playa, tendríamos varios hijitos bastante feos y comeríamos perdices con las manos, pero de tener que recuperar para esta Eurocopa a un jugador me quedaría con Villa.

    Respond
  • NRG 26 junio, 2012

    Las 2 bajas son brutales pero si hay que elegir creo que echamos más en falta a Pujol. Puede ser una contradicción porque Villa es el mejor goleador español de la historia pero somos el equipo con más gol de la Euro. Ahí están los números. La baja de Pujol resta liderazgo y físico. Y sobre todo resta en la banda derecha donde Ramos fue el mejor 2 del mundial y ahora Arbeloa no alcanza ese nivel. Defiende muy bien pero resta mucho en ataque. Ha habido momentos "curiosos" en esta Euro….los rivales le flotan como a los malos tiradores en basket.

    Respond
  • @ecosdelbalon 26 junio, 2012

    @ Martin

    A ver… yo creo que es objetivo que España está más a gusto ofensiva y defensivamente cuanto más lejos esté la pelota de su área. Entre otras cosas porque nuestra segunda fase crítica -tras el gol- es la transición defensiva, y Xabi Alonso y Busquets son maestros controlando la segunda jugada a poco que el equipo se junta arriba. Si está abajo, como contra Croacia o Italia, Alonso está resistiendo más porque el equipo está más junto en la izquierda, pero a Busquets ya le han sacudido tanto Pirlo como Modric de mala manera.

    @ NRG

    Yo hasta ahora apenas he notado la baja de Puyol. Y soy de los que piensa que tanto Ramos como Piqué son y van a ser peores futbolistas que Carles.

    De Villa sin embargo me acuerdo cada 5 minutos. Cuando, curiosamente, no soy en absoluto fan de este jugador. De hecho, cuando Torres estaba bien, me quedaba ampliamente con el madrileño sobre él.

    Respond
  • NRG 26 junio, 2012

    Es que pienso en Ramos por la derecha haciendo estragos como en Sudáfrica y me excito. Llegando a línea de fondo como hacemos por la izquierda. Pero tienes razón……yo también me acuerdo constantemente de Villa. El equipo le viene como anillo al dedo al guaje. A veces da la sensación de que no pasamos el balón y vuelta a empezar porque no vemos a Villa en el campo.

    Respond
  • @migquintana 26 junio, 2012

    @NRG

    Rebatir el tema de los goles contra números es complicado, pero yo no creo que seamos la selección con más gol. De hecho es que creo que estamos en la parte baja en este aspecto. Irlanda al margen, dos de los goles que ha anotado España son cuando el equipo contrario iba a la desesperada. Queda uno contra Italia y uno contra Francia, este último en el único disparo a puerta en la primera parte… aunque esto ya es más cuestión de profundidad, que vaya ecuación que organiza España: falta de gol y falta de profundidad. ”Desafiar al fútbol”, Abel tiene razón.

    Eso sí, uno ve los semifinalistas y es que Portugal+Italia han tenido problemas con el gol igual de grave -o más, pues lo necesitan mucho más que España-. Sólo Alemania tiene una capacidad goleadora brutalmente superior, tanto los titulares (Gomez+Podolski+Muller) como los suplentes (Schurrle+Reus+Klose).

    Respond
  • @ecosdelbalon 26 junio, 2012

    A mí me flipa el recuerdo del Ramos lateral tras la lesión de Puyol cuando nadie se acordó de él durante 2 años ^^ Siempre me pareció bastante infravalorado.

    De hecho, yo creo que se le va a echar más en falta defensiva que ofensivamente. Ofensivamente Sergio es bueno a secas. Ni siquiera notable, en mi opinión. Defensivamente, como lateral, en sus grandes noches… pues lo más grande desde Maldini. Sergio Ramos contra Italia en 2008, Sergio Ramos contra Portugal en 2010… ése es el Sergio lateral.

    Por eso mañana lo echaré en falta atrás, no delante, pese a que a mí Arbeloa me está pareciendo entre mucho y muchísimo mejor que al resto de la humanidad según percibo ^^ Es que creo que está jugando bien, vamos.

    Respond
  • @Arashi_EG 26 junio, 2012

    De preguntármelo antes de la Euro hubiera dicho que se notaría más la de Puyol. Primero porque la pareja Ramos-Piqué nunca ha cuajado del todo bien y luego por las dudas que genera Arbeloa a nivel ofensivo. Segundo porque el liderazgo de Puyol y la entrega que transmite y contagia al resto no tiene precio.
    Sin embargo visto lo visto no he visto a España con muchas dificultades a nivel defensivo y parece que a nivel psicológico están bien. Pero Villa… ay Villa… el sector izquierdo con Iniesta y Alba podía ser más letal de lo que ya está siendo.

    @martin
    " El contrario te los regala todos hasta el borde del área. ¿Y entonces qué haces con dos jugadores largos, sin terreno parar correr, y absolutamente incapaces de regatear en corto a un cono? El propio Villa ha tenido muchas veces este problema en el Barcelona cuando han encerrado a los contrarios."

    No estoy de acuerdo con que Villa sea incapaz de regatear en espacios cortos. Quizás regatear no sea la palabra más correcta pero tiene un recorte en corto para buscar disparo con poco espacio bastante decente. Ese recorte al interior también puede ser aprovechado por Iniesta o Alba a su espalda.
    Para mi sería titular sin duda alguna pero me temo que se sacrificaría a Silva y cada vez que lo veo salir sustituido me da una penica el hombre.

    Si que estoy de acuerdo en que la diferencia de juego entre 2008 y 2012 y sobretodo en cuanto a divertimento se refiere es más culpa de los rivales que de España. Si a España le jugasen hoy día como lo hacían entonces, sin complejos, sin miedo, les hace un traje al 90% de selecciones con delantero o sin delantero. Pero como eso no es así y no tenemos un delantero de garantías en cuanto a la finalización (O no han tenido minutos como Llorente o prácticamente Negredo) no me parece que Del Bosque esté obrando mal, está siendo muy pragmático y ya que se suele criticar el poco daño que es capaz de inflingir también hay que destacar que el rival casi siempre es incapaz de hacer gol y lo que es peor, en muchos casos no tiene ni idea de como lograrlo

    Respond
  • @DavidLeonRon 26 junio, 2012

    @Abel

    "Yo hasta ahora apenas he notado la baja de Puyol. Y soy de los que piensa que tanto Ramos como Piqué son y van a ser peores futbolistas que Carles"

    Pues se te ha olvidado el empuje que supone Ramos desde el lateral entonces….=/:S

    Y soy, de lejos, uno de los más arbeolistas de España, ojo. Pero no hay color.

    Respond
  • NRG 26 junio, 2012

    Ramos en ataque es obvio que no es Alves, Marcelo o Cafu pero comparado con Arbeloa casi lo parece. Ramos-Piqué-Pujol-Alba e incluso Pujol-Piqué-Ramos–Alba mejoran mucho lo que tenemos con Arbeloa.

    Respond
  • @MrRealStinson 26 junio, 2012

    ''Tener la posesión por tenerla, algo que en 2008 -o cualquier otro pasaje temporal- hubiese sido una frikada muy graciosa, ahora sí tiene valor, porque el circo mediático se lo ha otorgado''

    Me ha encantado esta frase. Gran artículo Abel, como siempre.

    Respond
  • hiigara 26 junio, 2012

    Me han encantado las terribles propiedades que le atribuis a España. Eso de la "tortura psicológica" y que "degusta el miedo" no me parece alejado de la realidad. Es más, yo estoy empezando a ver a España como la mala de la película en esta Eurocopa. De los otros semifinalistas tenemos a la renovada Alemania de Ozil; la carismática Italia de los viejos, raros y desconocidos; e incluso la epopeya personal de Cristiano con Portugal. Me resulta difícil no empatizar con estos equipos y desear su victoria, cómo si fueran los héroes que se enfrentan al villano sentado en su trono con sus 2 cetros y a su tiranía de la posesión. A veces se me olvida que voy con España.

    Respond
  • @Cerdido_ 26 junio, 2012

    Para mi, se está notando mas la baja de Villa que la de Puyol porque la de Villa es un problema estructural grave. Y vale que Arbeloa por Ramos es casi dramático, pero España lo subsana en parte con un dispositivo de salida por la izquierda. Lo de Villa si es problemático.

    Que ojo, igual mañana o el domingo el rival somete a España y ahí notaremos la falta grandeza y de factor de oportunidad que supone la baja de Puyol. Pero de momento eso no se dio, y es posible que no se de.

    Sobre el artículo tengo una pregunta. ¿Por qué creeis que Del Bosque abandonó el juego de posición? Simplemente por faltarle alguna pieza significativa y por dotar al equipo de un cariz mas defensivo con ese tiquinaccio, o también porque, conociendo a Del Bosque, este año no fue el modelo que dominó como si pasó otros años con el Barça y decidió darle el equipo mas a Xabi Alonso y evolucionar desde ahí?

    Respond
  • @ecosdelbalon 26 junio, 2012

    @ NRG

    Por supuesto. Pero porque son muchísimo mejores futbolistas que Arbeloa. A nivel ofensivo… psé.

    @ hiigara

    Yo tengo clarísimo que voy con España. Insisto en lo que dije el otro día, lo que está intentando España es grandioso por partida doble. En primer lugar, conseguir la triple corona. En segundo, intentar reírse del fútbol superando la lógica. Dominando cada encuentro sin respetar algunos de los aspectos más básicos de este deporte. Y se está haciendo.

    Es más, si el fútbol no fuese fútbol y hubiese tanto factor aleatorio modificando los resultados, diríamos que España ganaría esta Euro.

    También te digo que estoy cagado por mañana. Como no lo he estado desde el España-Italia de los Cuartos de 2008. Como no lo estaría en una hipotética Final contra Alemania pese a que los alemanes son bastante, pero bastante mejores que los portugueses.

    @ Cerdido

    Pero es que darle el equipo a Xabi Alonso no implica renunciar al juego de posición. En mi opinión, en líneas generales, el Real Madrid es el equipo que mejor fútbol ha practicado este año, Xabi Alonso ha sido uno de los dos jugadores más importantes de este equipo y, evidentemente, ha jugado juego de posición -como todos los equipos de Mourinho-.

    El juego de posición es un modelo extremadamente racional, y nosotros no somos racionales. Nos da igual ir hacia el frente, y no nos importa no tener un plan sólido para crear ocasiones. Por eso se ha ido renunciando a él. Creo yo. Hay firmas que saben muchísimo más que yo de fútbol que dicen que intentamos jugarlo, también te lo digo. Esto es una percepción personal mía.

    Respond
  • Chema R. Bravo 26 junio, 2012

    @ecosdelbalón

    Abel, qué cuidadoso y meticuloso has sido en la elección de cada adjetivo y término. Lo del 'catenaccio del balón' es una realidad como un templo, una definición que el circo mediático condenaría a la hoguera. No me imagino a las corrientes dominantes refiriéndose a España como la Italia histórica y especulativa, pero con el matiz de la posesión. Con la de adjetivos bellos y musicales que hemos gastado ya, incluso en esta Euro, con comparaciones románticas, acercando el 'Delbosquismo' a la Brasil del 70 y del 82… vamos…

    En definitiva, Abel, felicidades por el texto… es un tema que solo desde un prisma futbolístico puede ser aceptado.

    Respond
  • @Szakach 26 junio, 2012

    Que buen articulo Abeluscio, me ha encantao. Especialmente el título del mismo que me parece insuperablemente épico. Lo firmo y lo compro.

    Y lo que viene dentro casi todo también. Yo tengo alguna duda mas sobre si intentamos jugar juego de posición, si lo hacemos mal o si los propios jugadores lo intentan por sus experiencias previas. Ejemplos sueltos se ven en los partidos, tal vez por la propia inercia de los últimos años, que esto se pueda considerar realmente juego de posición ya es otra historia, seguramente no.

    En cuanto a lo de Ramos y Villa. Ramos voy a partir de la base de que a mi nunca me gustó nada (nada no, pero me parecía un cualquiera) de lateral. Hizo un mundial impresionante, pero con el Madrid nunca me llenó con continuidad como si que me está llenando de central.

    Y ultimamente ya creo que se está sobredimensionando lo que es Villa. No digo aqui, que no, pero en muchos ambientes futboleros en el último año y medio se ha puesto a Villa de vuelta y media por su actuación en el Barcelona (que a mi me ha parecido notable, pero no sobresaliente)

    Por lo demás espero ("exijo") un articulo completo dedicado a Luis Aragonés algún dia, su carrera como jugador, entrenador, frases míticas y todo. Es que para mi escuchar a este tío hablar ya me flipa.

    Eso, que me ha gustao mucho el texto este.

    Respond
  • de la olla 27 junio, 2012

    <<Siendo honestos, cuesta pensar que nuestros jugadores disfruten en las fases más acentuadas del catenaccio del balón, lo que pasa es que eso no implica problema alguno. España, a nivel competitivo, no es un semifinalista de Champions. Es muchísimo más que eso. Se alimenta de la tensión. Degusta el miedo.>>

    …es que son Maquiavelos pasadose la pelotita…al final del partido, uno coge la bola y se la dá en la mano a un rival y le dice: tóma, para que la tengas un rato…cómo no van a disfrutar !,
    yo temo que confundan el medio con el objetivo, que se abstraigan tanto tanto de la portería que la olviden, que acabe el partido y perdamos 1-0 y sigan pasándose el balón hasta que se apaguen las luces, temo ver a Xavi dando vueltas en la cama del hotel murmurando "la pelota es nuestra, la pelota es nuestra…", temo que no esté Pep o Luis en el banco para meterle sangre al asunto si los que juegan como tomando el té de las 5 se enredan en discusiones filosóficas alrededor del sexo del balón y el tiempo se consume…

    Temo todo esto, y sin embargo también confío mucho en ellos, porque los veo muy seguros de sí mismos, porque parecen capaces de controlar la situación, me transmiten madurez competitiva y lucidez….y no sé por qué, pero cuando mis temores nublan mi confianza, miro hacia él, con su carita de Ángel Exterminador repartidor de caramelos y se me pasan los miedos de golpe y sólo siento serena paz y una compleja felicidad que no comprendo. (Andrés Iniesta)

    Abel, gran artículo, como siempre, lo tuyo nunca es catenaccio.

    Respond
  • @migquintana 27 junio, 2012

    @de la olla

    Al final se reformulará aquella mítica frase de Lineker:

    ''El fútbol es un deporte de once contra once donde siempre gana España porque es la única que tiene el balón''.

    Respond
  • de la olla 27 junio, 2012

    Al final se reformulará aquella mítica frase de Lineker:

    ''El fútbol es un deporte de once contra once donde siempre gana España porque es la única que tiene el balón''. 😀

    Respond
  • @DerkinFT14 27 junio, 2012

    @Todos los articulistas

    "Por lo demás espero ("exijo") un articulo completo dedicado a Luis Aragonés algún dia, su carrera como jugador, entrenador, frases míticas y todo. Es que para mi escuchar a este tío hablar ya me flipa."

    Me uno a la petición de Skazach,siempre me ha parecido un hombre genial y un gran entrenador.
    Y el hecho que jamás haya oido hablar mal a ningún jugador de él ni siquiera de los que eran suplentes(que suelen ser los que rajan)

    Es que la verdad yo creo que para muchos de los jugadores de la Selección sigue siendo su entrenador y en el Informe Robinson sobre el Mundial el mismo Torres se traicionó diciendo "en cierto modo nos motivo que nuestro entrenador nos exigiera nos pidiera más desde fuera,nuestro ex-entrenador"(esto último creo q lo dice pq se da cuenta que se equivocó porque por más que lo sintiera como tal,ya no era el entrenador)

    Respond
  • digoyo 27 junio, 2012

    Puede que Paulo Bento haga de Blanc hoy: se asuste al ver una sombra, y por temor a ser devorado por el lobo, se encierre bajo tres candados y diez Ave Maria. Mas tarde, al darse cuenta que no era el lobo vestido de rojo del 2008 sino una indefensa caperucita sin colmillos y garras (cambios de ritmo, profundidad, amplitud , etcétera) y lista para ser la tierna cena de cualquiera que se atreva, justo en ese momento de claridad y sensatez el reloj marque el minuto 90 y la caperucita sobreviva solo por vestir de rojo como aquel lobo hambriento que actualmente solo vive en la memoria. En fin, hoy cae España con muy poco fútbol ante un adversario muy-muy-muy inferior.

    Respond
  • Piskofilo 28 junio, 2012

    Lo que más se ha perdido de Luis Aragonés es el que todos estén al servicio del grupo, implicando eso que uno puede entrar o salir del once sin traumas. Con Luis parecía que los jugadores tenían más calro que el que entra y el que sale lo hacen por una razón concreta.

    Lo comento aquí por el hilo pero si se echa un vistazo al partido de ayer y se imagina posibles decisiones de Luis, hubiera sido mucho más probable en él, que en Vicente, la entrada de Pedro, el relevo de Xavi por Cesc, unos minutos de Mata y la confianza en Torres o Llorente, por decir algunas… Y si se echa un vistazo al campeonato, por ejemplo, Xabi-Busquets-Xavi habrían lugado muchos menos minutos juntos y Javi Martínez y Juanfran habrían tenido su titularidad ante Irlanda. Y no me cabe duda de que Adrián habría sido convocado.

    Respond
  • Psikofilo 28 junio, 2012

    Desde este punto de vista la gestión de Del Bosque no me parece buena. Se gana, sí, y tiene mucho mérito, sin duda. Pero la sensación es que se está exprimiendo demasiado, retorciendo por impulsos y sin plan establecido.

    Entre tanto, que seamos campeones de europa otra vez :-)

    P.S.: Me uno a la solicitud de un artículo sobre Luis porque es grande, grande… Él sí que en su trayectoria pudo ser rey y prefirió ser dios…

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.