Define mientras se define


La Real Sociedad ha recobrado su confianza y la alegría. Tras una Champions League difícil en la que la inexperiencia y el azar fueron obstáculos insalvables, ha enlazado un mes de juego y resultados que le ha colocado, junto al Athletic y el Villarreal, en la lista de candidatos al cuarto lugar de la tabla. Este inesperado punto de inflexión ha coincidido con el reset de Carlos Vela, con el regreso de Agirretxe y con el afianzamiento en el once titular del joven Rubén Pardo, aunque esto último se debiese de inicio a lesiones de terceros.

Pardo resuelve partidosRubén Pardo sigue siendo el jugador menos preparado de la Real Sociedad; su desglose de defectos continúa superando en extensión al de virtudes, pero, en contra de lo que ocurría hasta hace poco, ya no en impacto. El “14” ya sí es rentable; su dilatada etapa de adaptación al primer nivel ha concluido y es por fin consciente de quién es él contra los rivales a los que enfrenta. Sabe dónde suma y conoce sus limitaciones; y simplemente situándose allá donde el saldo hoy le sale más a favor ha dado un paso al frente. No es más completo, pero se mete en menos líos y compite mejor. Y además, los ajustes generales le han sonreído. Rubén Pardo y la Real son coherentes como alianza. Ahora sí que sí.

Rubén juega como interior izquierdo en el 4-1-4-1 de la Real.

El 4-1-4-1 sigue siendo el dibujo base txuri-urdin, si bien el sistema ha sufrido algún cambio. Sobre todo ha perdido orden y estabilidad, sin y con el balón, lo que le ha restado control en los partidos. Al principio Arrasate intentó recuperarlo, pero el fútbol es de los futbolistas y es imposible que ignore la ausencia de un tipo como Illarramendi. Así que, resignado, el técnico pasó del control posicional y apostó por la otra gran virtud de su grupo: la calidad ofensiva. Para potenciarla redujo el número de pases y aumentó tanto la distancia como la verticalidad de los mismos. A su vez, mandó el juego mucho más a las bandas que el año pasado. La Real se abre en alma y cuerpo buscando que el rival también tenga que hacerlo, persigue el intercambio de golpes, lo cual permite a Pardo ser decisivo desde la posición de interior izquierdo. Con espacios y ritmo todo fluye más fácil. Ahí ni saca el balón desde atrás, ni organiza el juego ni defiende sin la pelota. Su labor es más simple: crea muchas ocasiones. Su toque y conducción dan puntos.

El Pardo de la élite no es el del Europeo Sub 19 de Rumanía.

Por descontado, ser un centrocampista de 21 años que da puntos en la Liga BBVA es asunto serio; el talento de Rubén es grande y consta, pero este chico no puede pararse aquí. Su calidad como pasador, su seguridad con el balón controlado y el carisma que desprende cada vez que participa son avales como para convertirse en un jugador de auténtico peso en el fútbol, y todavía está lejos de serlo. Dicho lo cual, el futuro pinta bien porque está donde debe. Markel Bergara le protege en defensa, Xabi Prieto controla lo que él no sabe y su juego ya no molesta a la Real Sociedad. Con un trabajo eficiente tiene tiempo y paz para convertirse, por qué no, en el director de juego que asombró al fútbol europeo en el Sub 19 de Rumanía. A ese jugador todavía no se le ha visto en Primera División. Ni él mismo se lo ha propuesta de momento. Y aunque como centrocampista ofensivo rinde y ya tiene andando el principio, como centrocampista de dirección su techo se duplicaría. Para lo primero le falta rapidez, potencia y habilidad. Estaría lastrado de algún modo. Para lo segundo, su genética no tiene pegas.


11 comentarios

  • Abel Rojas 26 diciembre, 2013

    Por cierto chicos, esperamos que pasaseis una gran Navidad con los vuestros y que cargaseis pilas para el Boxing Day de hoy ^^

    El partido de las 18:30 es una brutalidad.

    Respond
  • José Luis 26 diciembre, 2013

    A mí Ruben Pardo me sorprendió en un campeonato (no recuerdo bien si fue el Sub 19 de Rumanía) en el que también jugaban Campaña y Sarabia. Es más, cuando veía a Verrati en el PSG, se me venía a la cabeza ciertas cositas de ese Rubén Pardo que vi. Pero, como dice el artículo, no es ese jugador aún. Probablemente por falta de madurez, o porque va a evolucionar de otra manera. Hay futbolistas que acaban sus carreras en posiciones diferentes a las que se preveía.

    Por cierto @Abel, "Sabe dónde suma y conoce sus limitaciones", esto que dices de Rubén es muy importante. Tanto, que hay jugadores de 26-27 años de súperelite (campeones del mundo incluso) que aún no lo tienen claro o no lo saben. Si Pardo ya conoce esto, el paso que ha dado es muy muy muy grande.

    Respond
  • José Luis 26 diciembre, 2013

    Ah, y Feliz Navidad a todos. Estoy contigo Abel, cuando estamos "ansiosos" de fútbol y en España nos lo quitan, llega Inglaterra y nos da un City-Suárez. Ufff, y en tres días, un Mou-Suárez. Gracias Premier. Gracias.

    Respond
  • @DavidLeonRon 26 diciembre, 2013

    Si estuviera Agüero y se diera ese Kun vs Luisito ya sería la releche, pero siendo un "primero contra segundo" casi no está nada mal. A ver cómo gestiona el Liverpool ir como líder a uno de los cuatro o cinco campos más duros en la actualidad como es el Etihad.

    Sobre Pardo, yo haría una pregunta: ¿somos más optimistas o menos con este jugador con respecto a hace un año?

    Respond
  • @Arashi_EG 26 diciembre, 2013

    Yo no hago otra cosa que pensar en ese regalo de reyes en forma de derby que nos llegs el día 5, el mejor derby de los últimos tiempos por plantillas, situación en la tabla y estado de forma. Pardo vs Rico, Griezmann y Vela contra la lenta defensa del Athletic… Partidazo donde los haya.

    Respond
  • @migquintana 26 diciembre, 2013

    @José Luis

    Es ese campeonato, con la salvedad de que el titular no era Campaña y sí Alex Fernández, que ganó el MVP de forma sorprendente además. No porque el pelirrojo no fuera un buen jugador, sino porque precisamente se mostró como el menos interesante de los tres aunque venía siendo el capitán de todo equipo en el que estaba. En aquel campeonato Rubén Pardo parecía el nuevo Xabi Alonso sin lugar a dudas, pero con el tiempo, y avisados por Nerea, vimos que era otra cosa.

    @Arashi_EG

    Se pueden hacer mucho daño los dos equipos. Por ejemplo, esa presión e intensidad del Athletic puede ahogar a Pardo. Al menos, el año pasado le hubiera ahogado. Veremos este, porque si la salida es limpia los de Valverde tienen las de perder. Incluso en el partido ante el Barcelona, que supongo que es el más destacado del año, dejaron demasiados espacios para correr.

    @DavidLeonRon

    Yo soy más optimista. Su impacto en los partidos está siendo clave. De hecho, creo que en Liga la Real no ha ganado si no juega Pardo de titular. Está comenzando a ser relevante por su golpeo, por su estilo de juego y, junto a Markel, cada vez es menos relevante ''lo que no sabe hacer''. Además, pienso que el 4-1-4-1 le viene bastante mejor. Jagoba está trabajando eso muy bien.

    Respond
  • Abel Rojas 26 diciembre, 2013

    "¿somos más optimistas o menos con este jugador con respecto a hace un año?"

    Ha cambiado. Más optimista no. Menos, no lo sé. Pero es diferente el tema.

    @ José Luis

    Lo que pasa es que Rubén Pardo para dejar de correr riesgos ha reducido sus responsabilidades. Hace menos cosas. Y eso ahora pues está bien porque le permite competir, pero a medio plazo sería decepcionante.

    "un City-Suárez"

    Mmmmmm. Qué ganazas.

    Respond
  • J_Garcia_7 26 diciembre, 2013

    Estos ultimos partidos de la Real Sociedad no los he visto. Una pregunta, ¿Le da el fisico para aguantar 60-70 minutos a un ritmo alto?

    Respond
  • Abel Rojas 26 diciembre, 2013

    @ García

    Yo creo que sí. Para mí su problema no es de físico. Le falta más intensidad que físico. No es que sea Yaya, ni siquiera es un español dotado tipo Koke, pero para mí no es una limitación de base que él tenga y que vaya a impedirle desarrollar su potencial :-)

    Respond
  • piterino 27 diciembre, 2013

    La Real es mi principal favorito para la cuarta plaza, salvo consolidación express del Sevilla. Tienen un bloque consolidado y una calidad y pegada en ataque muy por encima de la media de la Liga. La evidente pérdida de equilibrio tras la salida de Illarramendi la pueden compensar perfectamente a nivel de resultados con su balance ofensivo. Además de que creo que equilibrarán más si Zurutuza definitivamente deja de enlazar lesiones. A intercambio de golpes, simplificando mucho, ganan a casi todos menos los tres grandes, más aún con la pérdida de nivel y calidad diferencial este año en la Liga.

    Sobre Pardo, la verdad es que su aterrizaje en la élite está siendo bastante más lento de lo esperado. Ha tenido fortuna y eso es importante en la carrera de un futbolista: salió Illarra y se lesionó Granero. Si no aprovecha esta inercia positiva para crecer, malo.

    Respond
  • Abel Rojas 27 diciembre, 2013

    @ Piterino

    A intercambio de goles pueden ganarle incluso al Atlético de Madrid, pienso yo. Muy igualado lo vería. Si no apuesto decididamente por la Real es por Courtois.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.