El Barça de Luis Enrique a 18-03-15 | Ecos del Balón

El Barça de Luis Enrique a 18-03-15


Quiso cambiar la identidad de su fútbol y lo ha conseguido. Se trató de una decisión conflictiva que aún hoy es difícil de valorar, y no será este texto el que le cuelgue el cartel de acierto o error, pero en favor de Luis Enrique debe constatarse que había motivos para tomar el sendero de la transformación. Se comparta o no su postura, de partida no era ninguna locura. Guardiola diseñó un equipo intratable aprovechando una coincidencia casi celestial, la unión de una plantilla excelsa, joven, hambrienta, canterana y catalana, el delantero más decisivo de la modernidad con diferencia y la propia sabiduría del técnico de Santpedor, aplicada en el ya ilustre juego de posición. Dicho proyecto alcanzó la cima en 2009, la superó en 2011 y comenzó su lento declive un año después, tras el cual Pep haría las maletas cediendo su puesto y mando a Tito Vilanova. Las gestiones lideradas por Tito y su sucesor Tata Martino siguieron un mismo patrón. Tenían la gallina de los huevos de oro y, aunque pusiera menos huevos, esperaron que oro siguiese poniendo. Con éxito relativo el primero y el segundo sin ninguno, ambos proyectaron temporadas muy continuistas. Buscaron variados ajustes que oxigenasen la base táctica original, no terminaron de encontrarlos y acabaron compitiendo con el once y el sello de Guardiola, deteriorados, cada vez más, por el paso del tiempo, que envejece y aburre. Al parecer, lo del aburrimiento era lo que más preocupaba a míster Martínez. Quizás porque, en apariencia, tocaba de cerca al que, a fin y al cabo, gana o “pierde” los partidos.

El espíritu competitivo de Leo parece renovado y esa es la ilusión culéTras tres años de tiránico dominio y tres de reflejo admirado, Xavi e Iniesta han cedido su protagonismo. Hoy nadie habla del centro del campo del Barcelona. Nadie elogia a sus miembros, nadie destaca su estilo y nadie estudia ni enseña cómo piensan y ejercen. Apoyándose en los fichajes de Neymar y Suárez, Luis Enrique ha girado el foco y ha apuntado a la delantera. En España se la conoce como “Los tres tenores”, y el equipo se ha adaptado para potenciarla. En lugar de priorizar aquellas larguísimas y prefijadas cadenas de pases para posicionarse en campo rival y hacerse con el control del juego, el Barça bendice atacar lo más rápido y directo posible para que sus tres estrellas reciban con espacio por delante y puedan correr y marcar la diferencia. La mayoría de las veces, con jugadas personales de carácter improvisado. El caso es que, coincidiendo con dicha renovación, el ánimo de Messi ha mejorado de manera notoria. Para él ha cambiado casi todo (la intención colectiva, el ritmo ofensivo, su interior titular, su atacante más cercano, ¡incluso su posición!), y tanta novedad podría haber rejuvenecido su desgastada confianza. Messi vuelve a volar sobre el césped y ha recuperado ese estatus que durante cuatro temporadas cerró el debate sobre quién era el mejor. De nuevo, existe una diferencia bastante clara entre lo que hace este señor y lo que hacen los demás. Y precisamente esta circunstancia es la que viste al FC Barcelona de serio candidato a la Copa de Europa. ¿Qué mérito corresponde a Luis Enrique? Como mínimo, uno: haber otorgado cierta credibilidad a la mutación. Lo que se ha apuntado antes. Nadie habla del centro del campo del Camp Nou. Cuando se habla del Barça, todos pensamos en otra clave. Luis Enrique, para bien o para mal, ha sido real.

En un porcentaje enorme, el pase de rosca de Messi sustenta el sistema de juego del FC Barcelona.

A pesar de que el cambio estilístico resulta evidente, su implantación no se ha apoyado en ningún sistema de juego fijo. Los vaivenes tácticos han estado a la orden del día y se ha visto un poco de todo y mucho de ninguna cosa, así que para iniciar el análisis táctico recurriremos a la mayor constante de sus mejores momentos: el pase enroscado de Messi. En los dos años anteriores se repitió una jugada muy concreta que traumatizó a cientos de culés, el centro al área de Dani Alves; una acción imprecisa y tosca que parecía un capricho del lateral pero que ni Tito, ni Roura ni el Tata se esforzaron en eliminar. Y no lo hicieron porque no les convenía. El centro de Dani era el mecanismo defensivo, defensivo, más eficaz que tenía el Barcelona. Si se recuerda bien, una de sus teóricas paradojas consistía en que a veces Alves colgaba el balón cuando en zona de remate apenas tenía un solo compañero estorbado por cinco zagueros. Entre comillas, eso al equipo “le daba igual”. Le causaba indiferencia porque la ventaja residía en que su 4-3-3 natural le daba, casi siempre, superioridad numérica en la frontal del área para cazar los rechazos. Acabando los ataques de este modo, la pérdida de balón le comprometía mucho menos que fallando un pase corto o un regate en el carril central -por lo tanto le salían menos al contraataque- y, además, aspiraba a capturar una segunda jugada que le permitiese ofender desde arriba a un rival ya hundido en su área por la acción del despeje. La contraprestación, nada desdeñable, estribaba, en efecto, en que los centros de Alves no eran rematados casi nunca. La acción de ataque más repetida del Barça… creaba poquísimo peligro. Uno de los hallazgos más productivos de Luis Enrique radica en haber sustituido el centro de Alves por el pase enroscado de Messi al segundo palo. El pase de Ronaldinho a Giuly en el Barça de Rijkaard, pero al revés; con Neymar o Alba de destinatarios. Defensivamente, las ventajas resultan idénticas a las descritas en favor de Alves; y en ataque no hay color. La acción genera goles como churros. El éxito defensivo-ofensivo del pase es tan elevado que todo lo que deriva del mismo compone lo más cercano que tiene Luis Enrique a un sistema de juego estable. Por eso se da tantísimas veces, prácticamente sin parar, como si el argentino fuese una catapulta versada. La constante táctica del Barça es la rosca de Messi. La rosca de Messi es la estructura.

Enero nos trajo al Barça más potente de cuantos ha dibujado Luis Enrique. Lo hizo con extremos fijos.

Messi y Neymar en las bandas lideraron al mejor Barça del cursoQuizás para favorecer que Leo pudiese dar su pase el mayor número de veces posible, Luis Enrique terminó confinando su parcela en la misma banda derecha. Desde dicha posición no solo aumentó la cadencia y la precisión de sus envíos, sino que se re-descubrió como un regateador imparable. Al recibir el balón en una zona donde las ayudas escasean si la comparamos con el centro, Messi sorteaba a su marcador con facilidad, provocaba coberturas a destiempo, desordenaba el sistema contrario y lo aceleraba todo. Ya lo decía Guardiola, “Cuando un muñeco supera a un muñeco, ¡listo!”. Esto sucedió en enero, justo el mes que usó Neymar para desplegar su fútbol más brutal. El brasileño, abierto en la izquierda como Messi en la derecha, también se iba casi siempre de su marca y precipitaba los ataques con la superioridad numérica hecha. La fórmula era tan simple que costaba creerse su fiabilidad, pero lo cierto era que el Barça imprimía un ritmo ofensivo que en el Camp Nou no se había visto en años. Los regates de Messi y Neymar abiertos en banda depararon una ofensiva casi incontrolable. Si bien Atlético y Villarreal la sufrieron en sus carnes, Riazor presenció la actuación más contundente de la pareja. A Coruña dio cobijo a un Barcelona fantástico.

Dani Alves fue la tela de seguridad del Barça más fiable en defensaEl sistema de los extremos abiertos tuvo una tercera pieza clave, Dani Alves. Que Messi fijase su posición por delante de él para recibir el balón allí modificó el comportamiento táctico del lateral brasileño. Ya no se veía forzado a subir siempre y ocupar la banda entera. Su nuevo rol se basó en desempeñarse, más o menos, como falso interior derecho. O sea, se paró en una zona más retrasada y a su vez más centrada. Desde la misma, Alves cumplió con tres cometidos. Para empezar, se erigió como pieza fundamental de la salida de balón. El Barça apenas usaba a sus centrocampistas para iniciar el juego, su mapa de pases dibujaba una “U”, los dos laterales eran quienes hacían cruzar la divisoria, y Alves era el nexo con Messi. No contento con ello, también fue su principal apoyo. Dani se sale asociándose en corto y, con Rakitic rompiendo hacia al área constantemente, se presentó como el frontón que Messi utilizaba cuando quería tirar una pared. En última instancia, pero no por ello menos relevante, ocupando ese espacio propio de un interior derecho, protegiendo la espalda del gran motor del fútbol del equipo, Alves destacó sobremanera como corrector en la transición defensiva –defendiendo contraataques-. Fijándolo ahí atrás, el Barça ganó un hombre más por detrás de la pelota que, encima, era muy, muy bueno. Tanto por intensidad como por talento. Podría decirse que, en este aspecto, Alves fue el escudero de Busquets. Aunque su aporte fue tan eficaz y, sobre todo, tan protagonista que incluso podría esgrimirse que Busquets fue el escudero de Alves.

Con el regate de Messi inspirando al grupo, el Barça movió muy, muy bien el balón en algunos partidos.

La suma de los dos párrafos anteriores (súper ritmo ofensivo + mejora en transición defensiva) germinó en un Barcelona que intimidaba al más pintado. Atacaba muchísimo, rapidísimo y recuperaba bastante arriba. ¿Que en realidad el sistema pecaba de monótono pese a su rapidez? Sí, pero tampoco hay que pasarse de exquisito. A efectos prácticos, aun simples, había que tenerlos muy bien puestos para plantarse delante de semejantes fenómenos y no disolverse como un azucarillo. Porque además, Messi y Neymar enchufaron al resto. Y Ter Stegen, Bravo, Alba, Piqué, Busquets, Iniesta, Xavi, Rafinha y compañía son lo que son, la élite a nivel técnico, e hinchados de moral, comenzaron a trazar circulaciones impactantes, abrumadoras. Luis Enrique no había programado juegos de posición identificables, el Barça no disponía de una estructura que le permitiese mecanizar secuencias de pases fluidos y progresivos, pero el talento asociativo de su plantilla compensaba el déficit táctico a poco que el oponente no estuviera perfecto. Sobre todo Alves, Busquets e Iniesta pintaban triángulos por iniciativa propia que evocaban, no en el análisis pero sí en la lírica, al equipo de Guardiola. Ni que decir tiene que ese Barça aparentó una grandeza muy singular. Cuando alcanzó ese nivel, sus rivales se vieron ínfimos. Perdieron confianza. Y el fútbol es un estado de ánimo. Lo es. Sin duda.

Aunque falle, Busquets se ha demostrado clave para el BarcelonaY aquí hay que ponderar la importancia de Sergio Busquets. Si uno apunta en una hoja todas las transiciones defensivas defectuosas del Barça durante este corto periodo virtuoso suyo, aproximadamente un 75% tuvieron como corresponsable directo al mediocentro de Badia. Casi siempre, uno de sus fallidos intentos de anticipación en campo contrario daba origen al escape del adversario y al inicio del contraataque peligroso. En horas de inspiración grupal, la posesión era muy buena, desordenaba al contrario, eso le daba tiempo a Busquets y éste llegaba puntual al cruce; pero a poco que la musa adelgazaba, se podía notar la mayor: detrás de aquellos pases bonitos no había el mimo o la dedicación que una vez sí hubo. Los rivales tenían algún problema para robar el balón, pero en ningún momento perdían el orden. Entonces, el tema se complicaba, Busquets tenía menos tiempo para reaccionar y el atacante, a veces, se le adelantaba y se la liaba. Sí, en cierta medida, Busquets era el clavo ardiendo de los otros. Una debilidad que Mascherano, su suplente, convertía en fortaleza cuando ocupaba su demarcación, pues lejos de cometer errores, incluso ofrecía aciertos de mérito mayestático. El Jefecito, como pivote, es un monstruo defensivo que por poco no ganó un Mundial. Pues bien, pese a todo esto, Sergio era imprescindible para Luis Enrique con todas las de la Ley. San Mamés o el Etihad Stadium sirvieron pistas al respecto, pero ha sido su periodo de ausencia lo que lo ha confirmado: sin Busquets de mediocentro, el oponente se intimida la mitad. El Barça se quita el frac, viste el mono de trabajo y no asusta tanto. Se aprecia menos a sí mismo y su contrario, mucho más. ¿Que analíticamente mejora en defensa? Probablemente sí, pero da igual. El fútbol es un estado de ánimo. Aunque tenga más respuestas, sin Busquets le atacan más veces, con más hombres y con más confianza, porque parece más pequeño. El equilibrio del Barça de Luis Enrique debe ser entendido como un farol en una partida de póker. No es real, pero… a ver quién es el valiente que se atreve a ir hasta el final. Pues sin Busquets en contra, casi ningún equipo se retira de la mano. Por eso, aunque el Barça pueda tener mejores cartas teóricas con El Jefe, en la práctica, la ganadora es Busi. ¿Cómo no va a encantarnos este deporte?

Uno de los puntos que no permite lanzar las campanas al vuelo con el Barça es su respuesta defensiva.

Cambiando de tema pero haciendo uso de lo recién expuesto, llegamos a un punto ineludible: la carencia de un plan defensivo sostenible. Para salvaguardar un resultado corto a favor, el Barça suele depender de que el rival, atemorizado, no intente atacarle, y si bien en Liga eso ocurre con frecuencia, en la Champions no se da la misma circunstancia. Normalmente, cuando un equipo va perdiendo y se siente eliminado, se lía la manta a la cabeza, se va arriba con convicción y encierra a quien tenga por delante. Incluso el City de Pellegrini, que goza de grandes jugadores pero carece de solera y alma, logró arrinconarle y dañarle en serio desde que se lo propuso hasta que Clichy salió expulsado. Valorando las pocas pruebas acumuladas, los de Luis Enrique no parecen saber cómo actuar en estas situaciones. A veces intentan saltárselas, pero les sale regular. En efecto, de la mano de Guardiola esquivaban estas fases gracias a su excepcional don para esconder la pelota, pero desde entonces han perdido al hombre clave de la misma -el mejor Xavi- y kilos y kilos de calidad táctica. El posicionamiento y el movimiento de las piezas compromete la seguridad de la posesión. Siguen siendo, con el Bayern, quienes mejor la protegen, pero quedan lejos de la infalibilidad que requiere un recurso tan valiente. Por lo demás, si el plan se asienta sobre un repliegue retrasado, se nota que sus piezas, a excepción de Piqué, están poco preparadas para resistir. Asimismo, ninguno de los tres delanteros trabaja en campo propio -Luis Enrique los deja arriba para lanzar contras-, lo cual expone a sus compañeros a una inferioridad numérica en banda algo espinosa. En definitiva, cuando la imaginación se desata y vislumbra a Xavi levantando la Copa, surge la siguiente pregunta: ¿cómo sobrevivió el Barça al acoso de aquel equipazo? A día de hoy, sólo podemos ponderar como respuestas rigurosas “Gracias a ter Stegen” o “Gracias a Piqué”. En lo colectivo no se detecta un mecanismo de supervivencia. Aunque huelga apuntar que también existe la vía directa: golear. Y si alguien tiene potencial y estilo para ganar por muchos, ese es el Barça.

En el último mes, el Barcelona parece haber perdido sus mejores mecanismos. ¿Los recuperará?

No obstante, más que la debilidad de su defensa organizada, lo que preocupa en el Barcelona es el bajón que ha pegado desde la derrota contra el Málaga. Tras aquel 0-1, Luis Enrique parece haber perdido fe en el sistema de los extremos, ha otorgado a Messi un rol más centrado -y retrasado-, ha vuelto a dar la banda entera al lateral derecho y ha extraviado determinados mecanismos que le aportaban nivel. El equipo, ahora mismo, juega peor que hace mes y medio. El tiempo desvelará si se debe a que sus últimos rivales no le han motivado lo suficiente o si hay algo más detrás. En lado positivo se debe manifestar que Ivan Rakitic y Luis Suárez han aprovechado esta indefinición para crecer y realizar su mejor fútbol. Individualmente, lucen como nunca. Y en el apartado táctico, lo del uruguayo está sobresaliendo. Liberados Messi y Neymar de los costados, sus caídas a banda compensan el sistema aportando la amplitud. El goleador está enchufado.

Por último cabe resaltar algunos valores competitivos de este Barcelona que pueden marcar la diferencia. Sirva como ejemplo su inesperado poderío en el balón parado. En defensa ha encadenado 19 jornadas sin recibir un gol de córner, cuestión en la que Luis Suárez, que debutó precisamente cuando se encajó aquel tanto, ha tenido una participación preponderante. La defensa del primer palo que desarrolla el charrúa define la seguridad aérea culé. En el otro lado del campo, su estrategia ofensiva cada día resulta más peligrosa. Luis Enrique ha convertido en virtud desequilibrante lo que hasta su llegada suponía una limitación enorme. Dicho esto, el extra más diferencial que manejará el Barça en su camino hacia los títulos será la fresca mezcla entre la experiencia de su vestuario y el nuevo estilo directo, el que se basa en sus delanteros y hace que no se hable de su centro del campo. Cuando llega la hora de la verdad y el árbitro pita el inicio del partido, manejar los nervios es tarea de gigantes. Y el Camp Nou dispone del trío de puntas que más va a condicionar el ánimo del oponente. Aprender a emplearlo como arma mental sería interesantísimo. Decisivo.


58 comentarios

  • Jefatura 18 marzo, 2015

    No recuerdo el último partido grande sin Busquets. Buena prueba para Mascherano hoy y el domingo, necesitará más que su habitual carácter para salir airoso.

    Respond
  • @_H___H_ 18 marzo, 2015

    Bravo, impresionante lo bien que has descrito todo sin siquiera tener que alargarte demasiado, ha quedado plasmada la emoción con la que escribiste el análisis y es contagiosa, estoy muy entusiasmado, qué grande.

    Respond
  • El cautivo 18 marzo, 2015

    Si hace dos años me dicen que se analizaría un partido del Barça sin mencionad apenas sus interiores…

    Me gustaría que te explayaras un poco mas sobre el rol de Busquets para que juegue mejor el Barça. Porque si como hemos dicho, el centro del campo culé es intrascendente, por lo que tampoco parece que su calidad técnica y la cadena de pases tan importante antaño sea ahora primordial. Por eso parece que la transición defensiva debería ser el aspecto mas importante del mediocentro defensivo.
    Sobre todo porque parece claro que a Luis Enrique le gusta transitar, poder utilizar la contra potencialmente mas letal del planeta, aunque sea a costa de tener que jugar demasiado en una defensa posicional muy lejos de ser de nivel top. Para Luis Enrique le compensa, con el peligro que crean sus delanteros con espacios. Yo tengo mis dudas.
    Por ultimo Messi. Esta claro que es el alfa y el omega del equipo, y que la clave que ha buscado el misterio des el principio es "que la toque mucho" Primero como mediapunta, luego como extremo y ahora como (casi) todo. Paradójicamente que Messi tenga que participar mucho es indispensable para el juego, pero lo aleja del área. Como estamos hablando de quien estamos hablando, pues ha hecho brutalidades y sus números no se resienten ni mucho menos, pero si ha habido partidos enteros que han acabado con uno o ningún tiro de Leo. Eso contra rivales top en Champions parece bastante insostenible.
    Yo sigo viendo a este Barça con problemas para atacar en posicional, y crear ocasiones ante equipos cerrados. Después de todo su ataque posicional solo activa a Messi Neymar y Alba. El resto de jugadores no parecen tener un trabajo táctico que crea ventajas para el resto.

    Respond
  • Oli 18 marzo, 2015

    Articulo como siempre muy acertado. Esta constante me deja una sensacion un poco rara : aunque fuera basandose en vuestros articulos (o, lo que seria mas logico, llegando a las mismas conclusiones por analisis propio) los entrenadores de los distintos equipos que se enfrentan al Barcelona (o a cualquier equipo que analizais) no consiguen encontrar la forma de aprovechar las debilidades que apuntais ? Puedo entender que de decir "vamos a impedir que Messi pueda dar sus pases de rosca" a conseguir hacerlo el paso sea grande, pero dais otras pistas para hacer daño a este equipo por otros puntos débiles… y esto se aplica a todos los analisis que leo aqui. Sera para comprobar que, por muy bueno y estudiado que sea el plan montado para parar a los grandes, siempre la parte "incontrolable" del futbol (sea por un jugador o una jugada) pesa mas en la decision del partido…
    En todo caso, enhorabuena : gran trabajo.

    Respond
  • Víctor 18 marzo, 2015

    @Abel

    Mi idea del Barca esta temporada es a lo más muy fragmentada, no he visto mucho de ellos. Ahora vienes tu y nos dejas una imagen en super HD que estará ahí colgada sobre la pantalla de la TV esta noche cual Piedra de Rosetta para descifrar el jeroglífico que se nos presente. Joder, qué manera de producir textp coherente y bien escrito. Bien ganada tendrás tu tajada cuando Ecos se introduzca en la Bolsa de Valores. O no es por ahí que van los tiros? 😉

    Está claro ni tu ni la mayoría de los conocedores del fútbol tenéis muy en alto a Luis Henrique como estratega. Pensé en ello una vez más al leer el cierre del tercer párrafo con la rosca de Messi como la táctica y estructura de los azulgranas. Algo de pena da verlo a LH ahí, tal cual todos los que pasan despues de Guardiola, como pajarito en rama.

    Al Barca lo veo como favorito y tambien lo veo necesitando más que nunca, hoy o otras noches de CL que puedan llegar, los clásicos despliegues de Mascherano a lo Espartaco. Me da que sin eso hoy día no le alcanza a ese nivel, a pesar de todo lo que tiene arriba.

    Respond
  • Víctor 18 marzo, 2015

    * texto

    Respond
  • vi23 18 marzo, 2015

    interesante, 2 comentarios:

    Yo creo que los vaivenes de LE son "planificados". Él busca un equipo versátil e imprevisible (con los costes que eso tiene). Considera que la plantilla está harta de partidos frustrantes contra rivales que conocían cada mecanismo. Mi sensación es que piensa que si los equipos jugasen sin entrenador, ganarían los jugadores del Barça.

    Ojo, con lo del farol. La teoría de juegos es muy clara. Un farol funciona en juegos de una sola vez. En juegos repetidos, jamás se sostiene. O no es farol, o se va a acabar.

    Respond
  • vi23 18 marzo, 2015

    Añado que considero un poco injusto el trato que se le da al año de Tito. Hasta la desgraciada enfermedad se habían propuesto ajustes interesantes, y las extraordinarias circunstancias posteriores exigen evitar una valoración general de dicha temporada, en mi opinión

    Respond
  • _RaTiO_ 18 marzo, 2015

    Gran artículo, el juego del Barça es tan simple que incluso un ignorante como yo ve todo lo que describes en este texto. Cosa que normalmente no pasa ya que no soy capaz de analizar el fútbol con mucha profundidad ni tampoco lo intento.

    Pero a pesar de eso esta delantera excepcional, más una alta intensidad de todo el equipo y finalmente una mejora del juego aéreo increíble, hacen que este Barça sea un equipo peligrosísimo. No es ni mucho menos una máquina perfecta pero incluso sabiendo por donde cojea es muy complicado pararle a no ser que el pequeño Dios del fútbol esté muy espeso.

    Respond
  • Marcelino 18 marzo, 2015

    Grandísimo análisis que refleja a la perfección al Barça actual.

    Centrándome en el encuentro de esta noche creo que el Barça tiene que aprender de lo visto en esta ronda en los partidos de vuelta de Real Madrid-Schalke y Mónaco-Arsenal. Todos damos por ultra favorito al FC Barcelona a tenor de lo vivido en el Etihad en la ida y la trayectoria de uno y otro equipo, pero este torneo ha demostrado que no permite ningún tipo de despiste o relajación (es maravilloso en este sentido).

    Por parte del FC Barcelona espero no ver un encuentro similar al disputado en el Madrigal hace unas semanas en el que, a pesar de anotar un gol a los tres minutos del inicio, en el meridiano de la segunda mitad la eliminatoria seguía abierta. En este sentido espero una evolución por su parte.

    Respecto al City, creo que no son muchas las expectativas que tengo de ellos esta noche pero tienen capacidad anotadora y un gol puede ser crucial. No obstante veo al FCB muy superior al conjunto skyblue y sigo apuesto no sólo por su clasificación sino por su victoria esta noche.

    P.D: De cara al 38 ecos de esta noche, estaría bien que repitierais lo que hicisteis en la última jornada de la fase de grupos donde opinabais sobre el equipo que mejor y peor le venía a cada uno de los españoles clasificados (excluyendo a Mónaco y Oporto si puede ser). Me parecería muy interesante vuestra opinión.

    Respond
  • hola 18 marzo, 2015

    Fenomenal el articulo. Yo creo que en estos partidos grandes, al Barcelona le beneficia mas tener a Masche que a Busquets.

    Respond
  • LR. 18 marzo, 2015

    El Cautivo

    Busquets es el anti presión del Barça.

    Si el rival del Barça necesita el balón, lo puede ir a buscar porque lo va a encontrar. Y entonces se enfrentará a una defensa estática poco competitiva.

    Busquets y su inusitada agilidad en el pase, sin embargo, representan a un colectivo (bien citado por Abel: Ter Stegen, Bravo, Alba, Piqué, Iniesta, este veterano Xavi, Rafinha) capaz de atravesar cualquier presión y activar a Messi, Neymar y Suárez a campo abierto, lo cual equivale a gol o gol.

    Busquets es la pieza clave de un Barcelona que no es capaz de esconder el balón para defenderse, que no tiene mecanismos para evitar las ocasiones de gol del rival, pero sí tiene la calidad técnica para completar secuencias de pases abrumadoras para superar presiones vehementes y golpear a un rival que entonces se intimida, pierde tal vehemencia y le da aire al Barça.

    Cuando un boxeador busca conectar al contrario como sea y en el camino recibe dos o tres puñetazos, se lo piensa mejor antes de descubrirse para atacar. Messi es la fuerza del golpe que marea, pero Busquets simboliza los reflejos que el Barça tiene para lanzar ese golpe oportuno cuando está contra las cuerdas.

    Sin Busquets, el Barça aún es capaz de noquear a cualquiera en un instante, pero pierde agilidad para conectar el golpe salvador que hace que el rival recule.

    Respond
  • LR. 18 marzo, 2015

    Mascherano por sí solo no soluciona la debilidad defensiva del Barcelona. El Barcelona no tiene cómo defender mejor. Lo que tiene es la capacidad de no ser atacado, o de al menos hacer que los ataques del rival se inicien a 70 metros del arco: entonces sí emerge la importancia de Masche.

    Pero lo esencial es que el rival le tenga pavor a Messi a campo abierto. Lo cual no es muy difícil porque Messi a campo abierto si no te aterroriza te mata antes. Pero para suscitar esa situación el rondo previo tiene que ser de una calidad tremenda, y Busquets es titularísimo en cualquier rondo de este planeta.

    Respond
  • elguardavallas 18 marzo, 2015

    Igual es una tontería pero… ¿alguien ve a Pedro de interior estilo DiMaria?…

    Respond
  • geryon 18 marzo, 2015

    En el podcast último https://twitter.com/geryon001/status/578139490952… empezamos a mirar mapas de calor del Barcelona ante el City y uno veía que el 4-3-3 de partida (o casi más bien 4-3-0-3) se desfiguraba en una especie de 3-2-3-2 y que la versatilidad de algunos como Messi o Masche generaban un holográfico 4-3-3-2 que permitía superioridades zonales muy ventajosas.

    Creo que si Pellegrini sigue aferrado a sus 4-4-2 (que en su caso siempre acaban siendo 4-1-1-4) no tendrá opciones, serias. Le basta marcar un único gol en los primeros 60-65 minutos para que la eliminatoria se decida en la media hora restante. Fundamental que se blinde en el medio, pero sin perder la capacidad de ofender: ¿cómo veis un 3-4-2-1 tal que asi:
    Hart
    Mangala Demichelis Kompany
    Milner Fernando Fernandinho Kolarov
    Silva Yaya
    Kun?

    Respond
  • Alemán 18 marzo, 2015

    Me llama la atención lo que se habla de Busquets en el texto. Es cierto que le da otro aire a la circulación del equipo, pero realmente esta circulación no es la de antaño, los rivales están más preparados para correr cuando roban.. ¿porque comentas que es clave aún con esta tara?.

    Por lo demás, yo destacaría la subida de nivel de Rakitic y de Suárez, jugadores que desde luego no eran potenciados con la idea de juego que el Barça ponía de manifiesto años atrás y que poco a poco cada uno en sus roles están mejorando sus prestaciones. Estamos viendo a un Rakitic mucho más llegador que al inicio de liga y a un Suárez más dinámico.

    En cuanto al tema de la defensa posicional culé, me gustaría saber como afrontaría el Barça el partido frente al Madrid o frente a un equipo Champions como el Bayern por ejemplo. Es la fase del juego que peor domina el equipo y desde luego ante estos rivales el defender con con 7 jugadores de campo detrás del balón es practicamente insostenible.

    Respond
  • @CeleObiang 18 marzo, 2015

    Buenos dias a todos. Enhorabuena por el articulo, suscribiria practicamente todo. Y digo practicamente porque entiendo que debe haber otra razon por la cual Busquets sea clave para el Barsa. Me gustaría saber como has llegado a la conclusion de que intimida mas que Mascherano y en que parametros te has fijado para ello. En el plano defensivo empeora con el, si. ¿ Tambien en en el plano ofensivo? Un saludo.

    Respond
  • LR. 18 marzo, 2015

    Nótese que no es lo mismo esconder el balón para que no te ataquen, lo que implica no perderlo nunca, un invento Guardioliano, que superar una presión puntualmente y terminar esa(s) jugada(s) en gol u ocasión. El Barça no es capaz de lo primero pero sí de lo segundo, aunque menos sin Busquets.

    Respond
  • hoy 18 marzo, 2015

    No se como va a jugar el City, pero aunque parezca una locura yo veria factible un Xavi de Busquets y Mascherano de central. Es cierto que Masche es mejor en la media que en el centro de la defensa, pero ante un City que tarde o temprano va a tener que presionarte, me parece más competitivo a Xavi para hacer las funciones de Busi. Como se ha dicho por aqui, la salida de balón con Masche de pivote y Agüero presionando puede ser dramática.

    Con este cambio pierdes capacidad área pero en mi opinión compensa, como lo veis?

    Respond
  • @migquintana 18 marzo, 2015

    Del análisis de Abel firmo cada palabra, pero me quedo sobre todo con esta parte:

    ''El equilibrio del Barça de Luis Enrique debe ser entendido como un farol en una partida de póker. No es real, pero… a ver quién es el valiente que se atreve a ir hasta el final. Pues sin Busquets en contra, casi ningún equipo se retira de la mano. Por eso, aunque el Barça pueda tener mejores cartas teóricas con El Jefe, en la práctica, la ganadora es Busi. ¿Cómo no va a encantarnos este deporte?''

    @Oli

    Es una muy buena pregunta. Personalmente entiendo que un equipo tan grande como el Barcelona puede a llegar ser imperfecto, pero siempre partimos desde una imperfección teórica que mucha de sus individualidades van corrigiendo. Es decir, cuando decimos que Gerard Piqué es su único sostén en campo propio es porque es un poco (o un mucho) así, pero es que Gerard Piqué es tremendo. Hay que ponderar todo esto. Amen del tema de lo que intimida enfrentarse al Barcelona de Leo Messi. Para hacer daño, primero tienes que sentir que no te lo hacen. Y eso es muy complicado.

    @vi23

    No tengo tan claro que Luis Enrique busque estas idas y venidas en cuestiones tácticas o de dibujo. Sí que está en su ADN como entrenador, sólo hay que analizar sus dos experiencias en la élite, pero cuando consigue que funcione un sistema allá va con él. No se aferra a nada, pero tampoco lo desaprovecha por ser ''imprevisible''.

    @_RaTiO_

    El Barcelona me recuerda a una época del comienzo de los 2000. Mucho delantero crack, un centro del campo secundario y un colectivo imperfecto que crece o decrece en base al talento individual del que dispone. Y con eso puede valer. Porque la calidad y el talento del que dispone Luis Enrique arriba no es ni medio normal. El tema es que ahora, en el fútbol actual, estamos acostumbrados a equipos que tienen un plan muy claro, un estilo muy definido y que hace que el equipo funcione como un reloj donde todas las manecillas se mueven de forma sincronizada.

    Respond
  • @migquintana 18 marzo, 2015

    @Marcelino

    Apuntamos tu sugerencia. Si hay tiempo lo haremos. 😉

    Respecto a lo que comentas… es que no creo que sea relajarse o activarse. El Barcelona hoy tiene mucho que perder y el City todo que ganar. A partir de ahí, si los de Pellegrini juegan como si no importase el mañana… ¿cómo lo controlas? Es muy difícil. La Champions es una competición de medir riesgos, controlar momentos y jugar con la dinámica del partido, pero es casi a partir de un pacto tácito entre ambos equipos. Cuando uno lo rompe, las reglas cambian y es un choque entre fútbol, mentalidad, emoción y competición que cuesta mucho resolver. Hace una semana tenemos el ejemplo de como todo un Chelsea de José Mourinho en Stamford Bridge cayó -y fue inferior- a un PSG con 10 jugadores. Y no fue la primera vez que vimos algo así, ni mucho menos, por sorprendente que fuera el desarrollo y el resultado final. Tenía su lógica.

    @LR.

    Bastante interesante tu visión del caso de Sergio Busquets.

    Y no soy precisamente un fan de la temporada de Busquets, que me parece… flojita flojita.

    @elguardavallas

    ¿Cómo probó Luis Enrique contra el Málaga dices?

    A mí me parecería muy complicado. Pedro no es un regateador, no tiene ese talento ni la calidad para conectar con cualquier jugador, pese al desorden, del que gozaba y goza Di María. La gran condición de Pedro es su llegada. Lo que sucede es que ahora mismo tiene a tres tíos de Top10, mínimo, en Balón de Oro. ^^

    @hoy

    Entiendo por donde lo tiras, pero… Es que delante estará Yaya Touré. Un jugador que no va a ir a quitársela a Mascherano o a Xavi, con lo que da igual quién esté, pero que como la coja tras un rebate, un robo ajeno o cualquier otra acción, se planta en la frontal sin toparse con nadie. Ahí Mascherano, por pura calidad individual, te va a evitar que el City llegue dos, tres o cuatro veces a la portería de Ter Stegen. Y Lucho lo sabe.

    Respond
  • Tony 18 marzo, 2015

    Un factor interesante va a ser el acompañante de Pique al adelantarse Mascherano:

    Bartra en teoría es el que mejor mezcla tanto con Pique como con el juego del Barcelona; es talentoso y muy activo, pero adolece no solo de inexperiencia (cuesta creerlo tras 3-4 años en el primer equipo), sino de fragilidad física y cierta capacidad para aparecer "en la foto" de los goles que a encajado el Barcelona en los partidos grandes que a jugado.

    Mattieu mezcla peor con Pique, esta en un momento bajo y ni siquiera es un central puro y duro, pero es más rápido, más alto, más veterano, más acostumbrado a las competiciones europeas y en teoría en competición europea vale más una cabeza más mayor y más asentada que una joven y con ganas.

    Adriano dudo muchisimo que juegue ahi porque Lucho solo le a probado de central en pretemporada y me parecería un riesgo innecesario.

    No se, siguiendo la lógica y las sensaciones, Bartra parece el jugador más asentado, pero Europa es Europa y tener a Agueron y compañía delante puede ser mucho.

    ¿Que opinais?

    Respond
  • Rolan 18 marzo, 2015

    Muy de acuerdo con @vi23. Durante los primeros vaivenes del Barça "post-Munir" escuchaba a Luis Enrique incidir una y otra vez en lo que él llamaba "ser imprevisibles" y lo que yo entendía como una manera de esquivar el hecho de que aún no había encontrado un sistema. Me parecía lo lógico, tanto que no lo hubiera encontrado aún como que no quisiera admitirlo en rueda de prensa.

    Pero las fluctuaciones han continuado incluso tras haber dado, aparentemente, con la tecla. Y yo me empiezo a creer un poco que, en efecto, Luis Enrique busca de forma consciente que el comportamiento táctico del equipo resulte difícil de predecir a priori para el rival. Desde luego que hay algunas constantes, sobre todo si se expresan en forma de diferencias con el barça de Pep.

    Pero el hecho es que una de las carácterísticas diferenciales del Barça de LE a 18-03-14 es que ni Pellegrini ni Ancelloti saben exáctamente dónde tienen que centrar sus esfuerzos defensivos (Messi centro o Messi banda?) ni dónde centrar los ofensivos (Alves de extremo o Alves centrado?). Luis Enrique no alberga dudas similares sobre sus rivales y supongo que a él eso le gusta.

    Respond
  • LR. 18 marzo, 2015

    Quintana

    A mí también me parece floja, pero lo cierto es que es un jugador bastante heterogéneo en cuanto a sus virtudes y defectos: las deposita casi por separado en fases del juego diferentes. Y como el Barcelona no tiene sistema defensivo fiable (en transición –y también en estático, para qué mentir– buena parte de la culpa es suya), su destreza con el balón es instrumentalmente hablando muy, muy valiosa para contrarrestar a los rivales.

    Respond
  • Rolan 18 marzo, 2015

    Para objetivizar un poco la teoría de que LE valora en extremo la incidencia de la sorpresa apunto que:

    – En el Bernabeu plantea un partido, inesperado para muchos, en el que Xavi intenta quitarle el balón al Madrid recordando al viejo Barça.

    – En el partido de vuelta contra el PSG intenta un sistema completamente nuevo.

    – En el partido a vida o muerte contra el atlético en el Camp Nou pone a Messi pegado a la cal.

    Respond
  • LR. 18 marzo, 2015

    Por cierto, a mí el Alves de falso interior me pareció de lo mejor del fútbol europeo en enero. Reconozco que de alguna manera me había dejado llevar por la extendida opinión que lo pintaba como un jugador acabado y poco serio.

    Recordé, en contraste, que es un talento histórico y encima vigente. Pero histórico. Recordé por qué fue pieza clave del mejor equipo de la historia. Hay unas paredes que tira con Messi que son ridículas. Emocionantes. Entre su virtuosos apoyos a los regates de Messi y la propia zurda de Leo, un ataque más bien básico se convirtió en profundo, porque a base de paredes progresaban por la derecha aunque el rival arremetiera contra la banda, y ancho, porque Messi castigaba el lado débil con su maravilloso cambio de orientación, el mejor que he visto en mi vida.

    Respond
  • morelli 18 marzo, 2015

    Aceptando que estos cambios se han implantado ya, desarrollando una idea que ha surgido de manera natural alrededor de la posición que Messi adopta en cada partido y que si incialmente tiene alguna influencia el banquillo, luego creo evidente, que la lectura es personal del argentino. No veo tan claro que mentalmente se haya cambiado el chip. Es decir, los errores que comentáis están motivados no por un mal sistema defensivo, que también, sino a que los jugadores no han cambiado la mentalidad y piensan que juegan a lo mismo pero con matices. No saben responder a un juego no basado en la posesión, a estar en su campo, porque todavía tienen asumida que su juego es otro. Este equipo no sé cómo va a responder ante una buena cara del Madrid o un Bayern. De su respuesta, de la asunción de sus nuevas cualidades, puede salir un campeón. Ahora no lo veo, la verdad. En resumen, sus piernas van por un lado pero su cabeza por el otro. ¿Muy estrafalaria la teoría?

    Respond
  • Marcos Díaz-Lago 18 marzo, 2015

    He disfrutado de este artículo como un enano. Me ha fascinado por completo, gracias @Abel .
    Creo que el principal motivo de mi fascinación es que, por lo que he entendido, la superioridad del Barça es psicológica. Como bien dices, "el fútbol es un estado de ánimo". Se basa en la intimidación, en un ritmo rápido y en la sensación del rival de que el Barça es una máquina de aplastar, cuando en realidad no es así. Y eso lo ejemplifica a la perfección el dualismo Busquets-Mascherano. Brillante.
    Me gustaría haceros una pregunta, para saber vuestra opinión al respecto. Hay un jugador que todavía no ha debutado con el Barça, que lleva mucho tiempo sin sentirse jugador y que, quizás, si vuelve a hacerlo sea por intervalos cortos de tiempo. Pero esto es fútbol y, quizás, el chico tenga suerte y supere el bache de las lesiones. Hablo de Vermaelen.
    Aunque su incorporación, aparte de una incógnita, sería a largo plazo, ¿creéis que ofrece soluciones a la mayor carencia del FCB? ¿Le cambiaría mucho la cara a la defensa como para llegar a considerarla competitiva?
    Un abrazo. Un placer leeros

    Respond
  • Abel Rojas 18 marzo, 2015

    @ El Cautivo

    Es una cuestión de intimidación. Busquets forma parte del cuarteto al que me gusta denominar "Los hijos de Pep". Son Piqué, Alves, Busquets e Iniesta. Estos cuatro jugadores poseen tres virtudes diferenciales: la técnica, la cultura asociativa y la astucia. Cuando el equipo está arriba de moral y confianza y el rival estaba abajo, ellos saben dar un paso al frente, crear circulaciones de balón y darle otro color al Barça. En realidad no deja de ser un espectáculo meramente técnico, pero es súper espectacular y al Barça se le ve un equipo mucho más imponente.

    Sin Busquets, con Mascherano, el Barça asume su realidad y al rival no le engaña. Y el Barça, como tiene algunas limitaciones que son muy importantes, sufre si el rival muestra su nivel. Necesita que el rival sienta que no puede mostrar su nivel porque tiene que cambiar su manera de jugar, atacar menos y con menos gente, etc, etc.

    Son momentos, rachas. 10 minutos, 15 minutos. Pero es importante que el Barça las tenga para sentirse un equipo más campeón. Y con Busquets aspira a tenerlas y a veces las tiene. Con Mascherano, ni siquiera lo intenta. En parte, porque el equipo no es tonto y sabe perfectamente para qué juega ahí Mascherano. "Madre mía, nos llegan por todos lados, a ver cómo defendemos". Mascherano no deja de ser un mensaje pesimista para el grupo. Aunque el hombre no se merezca que le tilde así porque es un crack, amén de un futbolista emocionante.

    @ H_H

    Jajaja, me alegro que te haya parecido así, pero el texto tiene 3000 palabras. Pediros que leáis 3000 palabras en líneas generales me parece un esfuerzo bastante grande. Intenté comprimirlo más, pero fallé.

    Respond
  • BdeB 18 marzo, 2015

    ¡Gran artículo! Se dice poco para lo bien que lo hacéis, pero vuestro trabajo es sensacional.
    Lo que más interesante me parece del equipo de cara al corto plazo es la anomalía del equipo de no poder reforzarse, que le obligará a trabajar con una plantilla muy talentosa pero muy descompensada. Hay curiosidad por ver como evoluciona el equipo bajo esta circunstancia, pero mejor no adelantar acontecimientos.

    Respond
  • aguilera79 18 marzo, 2015

    Mi enhorabuena a Abel Rojas por haber escrito este análisis. Sí, señor.

    Respond
  • Abel Rojas 18 marzo, 2015

    @ Oli

    Obviamente. Es que el fútbol es de los futbolistas.

    @ Marcelino

    Para mí casi todas las eliminatorias están abiertas hasta el final y ésta no es una excepción. Por sus características, no creo que el Barcelona sea un equipo configurado para sufrir poco en la Champions. De hecho, nunca he visto un campeón de Europa basado en lo que se basa el Barça. Lo único que hace que vea la eliminatoria abierta y no abiertísima es que el Manchester City es el equipo que es capaz de hacer en el último minuto el penalti que hizo Zabaleta en el Etihad. O sea, es una máquina de perder sin cultura competitiva. Ese penalti, en Champions, es de una gravedad muy seria. Pero aun así, el tema para mí estará en los goles que marque el Barça. Si el Barça no mata al City a golazos, lo normal es que el City aspire a meter los dos goles que necesita para forzar la prórroga. El año pasado el Barça tenía una estructura defensiva algo más cuajada y ya pudo hacerlo. El tema en realidad es que no es Champions League. El City hace partidos de Copa del Rey.

    "P.D: De cara al 38 ecos de esta noche, estaría bien que repitierais lo que hicisteis en la última jornada de la fase de grupos donde opinabais sobre el equipo que mejor y peor le venía a cada uno de los españoles clasificados (excluyendo a Mónaco y Oporto si puede ser). Me parecería muy interesante vuestra opinión."

    Cuenta con ello.

    @ Guardavallas

    Yo no 😛

    Respond
  • Abel Rojas 18 marzo, 2015

    @ Alemán, Cele

    Es una cuestión de sensaciones. Ya lo he comentado más arriba. Busquets tiene una técnica tremenda como pasador, sabe cómo posicionarse para crear triángulos y es listo y valiente para mostrar estas virtudes. Cuando el Barça tiene confianza y el rival no tanta, sabe dar un paso adelante y, con ayuda de otros, dar pie a esas combinaciones que tanto abruman. ¿Una explicación táctica? Cada rondo del Barcelona es distinto al anterior, no existe un juego de posición definido como antaño. No os puedo decir. "La circulación mejora porque Iniesta se coloca aquí". De hecho, Iniesta es la prueba de la arbitrariedad, porque cuando esto ocurre, se suelta del interior izquierdo y se va a la derecha a buscar a Messi.

    Con Mascherano, el Barça no tiene esta carta. Y sobre todo, con Mascherano el Barça presume que va a sufrir y que el argentino está ahí para sobrevivir mejor. Es como cuando sales de casa con el paraguas en la mano. Aunque no llueva, tú sabes que el día está feo.

    @ Tony

    Tengo un concepto muy diferente al tuyo sobre Marc Bartra. La palabra "talentoso" no es una que me cuadre especialmente tras su nombre. Me parece un futbolista muy impulsivo y sin la calidad física suficiente como para serlo. En principio, su titularidad me sorprendería un poco. Aunque bueno, tampoco quiero decir con esto que Bartra por sí mismo fuera a perder el partido.

    @ Rolan

    A mí el ataque del Barça me puede parecer, a veces, imparable, pero jamás imprevisible. Su paleta de jugadas peligrosas es muy corta. O Messi regatea, o Neymar regatea o Messi mete su pase de rosca. En ataque posicional, pocos recursos más ha mostrado el Barcelona. Lo que ocurre es que esos tres son recursos muy poderosos. Pero si a Pellegrini o Ancelotti el Barça le gana en la pizarra, y no en el campo, me parecerá bastante grave en contra de esos dos entrenadores. Aunque no creo que pase.

    @ morelli

    Evidentemente hasta que no se sientan de verdad amenazados no sabremos cómo reaccionarán ante esa situación. Pero ya vimos cómo afrontó el Barça el intento de remontada del Atlético en Copa. Algo parecido al cerrojo + contra hasta la expulsión de Gabi.

    Respond
  • @javi15195 18 marzo, 2015

    Si os interesa el asunto de las jugadas a balón parado, Albert Morén (@eumd) preparó algo en su blog acerca del tema en la víspera de la vuelta de Copa ante el Atlético de Madrid. Muy recomendable.

    Respond
  • Rolan 18 marzo, 2015

    @abel.

    Quiero decir que en el mismo título del texto, Barça a 18-03-15, ya se implicita que el Barça tiene un sistema táctico muy cambiante. Y ya se apunta, por ejemplo, que LE no le seguirá dando continuidad al Barça con Messi de extremo. Podría, pero LE no lo hace. En ese sentido son imprevisibles ciertos aspectos de como jugará el barça, p. ej., el domingo. Tú te refieres a imprevisibilidad dentro de un mismo partido, teniendo muchos recursos *a la vez* dentro de un sistema. Ahí estoy de acuerdo contigo 100%.

    Respond
  • Barcalogia 18 marzo, 2015

    Gran texto Abel!

    Discrepo en la seguridad defensiva del pase de rosca, para mí es bastante más peligroso que el centro de Alvrs porque el equipo está más abierto y se producen más contras tras pérdida. De hecho, yo prefiero la conexión Messi-Iniesta-Neymar que la directa porque le da un punto de pausa al ataque que le suele venir bien.

    Yo espero que la deriva de las últimas fechas sea circunstancial y esta semana volvamos a ver a Messi más tiempo en banda y menos tiempo por dentro. Además sin Busi el papel de Alves como iniciador se acentúa

    Respond
  • Francesc Marco 18 marzo, 2015

    La teoría del farol que tan entretenidamente expone Abel me genera dudas a largo plazo. Me parece que los equipos acabarán por adaptarse, igual que entendieron que la salida de balón ya no era tan fiable. Prefiero asumir la debilidad defensiva e intentar ganar por 4-3 en vez de 1-0. Además eso permite ir trabajando las fases defensivas y asumir completamente el cambio de idea de juego.

    Entiendo que en Champions es un poco distinto, porque los clubes de fuera de la liga conocen peor al FCB y pueden creerse el farol más fácilmente que los de la liga y porque pocos equipos encajan tres goles por partido, pero creo que si este ha de ganar la UCL, tendrá que ir "all in" en cada eliminatoria.

    Respond
  • @rirecbes 18 marzo, 2015

    Durante tres el Barça hacía pensar a los rivales que eran peores futbolistas que ellos, que nunca llegarían a robarle el balón, que no se les podía hacer daño, que no podían despistarse sin pagarlo, los desesperaba, los desconectaba, los agarrotaba, los cansaba física y mentalmente y les hacían querer irse del partido de una vez. Así, día tras día durante tres años.

    Poco a poco los rivales se van dando cuenta de que no son tan buenos como parecía, que no eran tan perfectos, que tenían debilidades y que en definitiva durante años los habían engañado. Poco a poco los rivales tienen menos miedo a arriesgar, aprietan más, van viendo que la circulación ya no es tan rápida, tan perfecta, que pueden llegar a hacerle serio daño…y después de tanto tiempo esperando el momento, todos los rivales se suben al carro, incluso los más pequeños. El Barça se ahoga tanto en su fútbol que cansa mentalmente a sus propios jugadores. Han pasado de no sudar y disfrutar para tiranizar a sus rivales, a sudar y sufrir para intentar controlarles no siempre con éxito.

    Llega Luís Enrique y lo quita todo a la vez que lo enseña todo. El Barça no sabe defender, lo veis todos, y no vamos a engañaros. También vamos a ser claros, Messi se lo pasa bien. Y Neymar, y Suárez. Atacad si queréis. Ahora, más que un juego de ajedrez, de espionajes, de estrategia, es un juego de fuerza. Cada partido del Barça es un pulso mental continuo.

    Me recuerda a la historia del Imperio Romano: un principio de rápida expansión y grandeza, un periodo donde gobernaron con autoridad y tiranía toda Europa, seguido del periodo de decadencia, poco a poco se deshacen a todos los niveles, agarrados a su pasado más inmediato aún creyendo en su grandeza pasada…hasta que son dolorosamente derrotados y abren los ojos. Curiosamente, y aquí es donde se rompe la similitud, en vez de Bizancio el Barça ha derivado en el imperio mongol. Han pasado de los fuertes castillos y enormes murallas, han cogido las espadas y escudos, y se han montado en caballos que van rapidísimo. Se les teme por que son muchos los pueblos que han recibido su visita, y aunque algunos han podido repelerlos, los que no, dan pábulo a los cuentos. Y encima tienen a Superman disfrazado de Gengis Kan.

    No tienen murallas, van rápido, son agresivos, tienen la moral y el orgullo por las nubes, y pueden aparecer en cualquier momento.
    ¿Puedes acabar con ellos? Por supuesto, son sólo guerreros con espadas que no tienen donde refugiarse.
    ¿Te sientes seguro? No deberías. Para nada.

    Respond
  • Barcalogia 18 marzo, 2015

    @rirecbes

    Jajaja, muy bueno el paralelismo. Esto tenía toda la pinta de derivar hacia ese Bizancio hasta la llegada de Lucho que le ha cambiado la cara. Sl final todos lis imperios se desintegran, es ley de vida, nada permanece eternamente.

    Respond
  • Abel Rojas 18 marzo, 2015

    @ Rolan

    Sí, sí. No hay un sistema definido y en ese sentido sí hay cambios. Pero es que aun así, su ataque es previsible porque, forme como forme, acaba siendo lo mismo siempre: regate de Messi, pase de rosca de Messi o regate de Neymar -poco habitual esta última alternativa en el último mes-.

    @ Barçalogia

    No lo veo así :-) No creo que el Barça esté más abierto. Quizá sí tenga un hombre menos -un interior- en zona de rechazo, cuando Rakitic o Rafinha llenan el área o caen a la derecha, pero creo que se compensa con el hecho de que el balón de Messi siempre tiene una precisión maravillosa y supera la línea defensiva. Aunque sea despejado, el despeje rara vez deja al contrario en situación de contraataque.

    Respond
  • @migquintana 18 marzo, 2015

    @javi15195

    Sí, sí. Muy interesante. Aquí lo dejamos. Enorme Albert como siempre:
    http://www.eumd.es/2015/01/defensa-barca-balon-pa

    @Francesc Marco

    Pero todos los equipos se terminan adaptando a todo. Es ley de vida. El tema está en sumar mientras. La cuestión es si ese farol le va a valer contra los grandes jugadores que se sientan en la mesa de la Champions League.

    Respond
  • Manolo 18 marzo, 2015

    Un análisis fantástico! El nuevo rol de Alves me parecio muy interesante. Aunque para mí Mascherano de medio centro es la clave defensiva.

    Respond
  • Upst 18 marzo, 2015

    Que gran trabajo.

    Respond
  • Tony 18 marzo, 2015

    Al contrario Abel, estoy plenamente de acuerdo con el echo de que es un jugador con carencias físicas y excesivamente impulsivo (lo que yo e llamado "activo"); en cuanto a lo de talentoso, me refiero a que no me parece un central "tronco" (como si que me parece su compañero de quinta, Fontás), sino que me parece un jugador con una buena técnica para ser central.

    Algo parecido le veo a Varane, con la diferencia de que creo que el francés es más tranquilo y ello le lleva a cometer menos errores que Bartra en partidos grandes. Al menos esa es mi opinión.

    Solo por curiosidad, y aunque sea echando la vista muy atrás, ¿llegasteis en su dia a comentar por aqui la decisión de Tito de colocar a Adriano de central en vez de Bartra en ese clásico de 2012? Siempre me pareció una decisión un tanto peculiar, no me imaginaría a Ancelloti tirando de Coentrao como central en un clásico por encima de Nacho por ejemplo.

    Respond
  • ey! 18 marzo, 2015

    Saludos a [email protected]! un verdadero goce leer los análisis y post análisis-comentarios! pues nada, quería decir solamente que eso de "los tres tenores" me hizo algo de ruido y más bien me remitió al trío al di meola, paco de lucía y john mclaughlin en san francisco, jejeje. otro goce más.

    Respond
  • @_H___H_ 18 marzo, 2015

    @Abel
    ¿3000 palabras? A mí se me pasó en un parpadeo

    Respond
  • @Arashi_EG 18 marzo, 2015

    Uff, lo que ha comentado sobre que con Masche de mediocentro en principio todo tendría que ir mejor pero sin embargo no es así me ha dejado roto, yo solo llegaba a ver que con el argentino era todo mucho más seguro y contundente, no había ido más allá.

    Yo con este Barça me espero casi cualquier cosa, como que gane la Champions o cualquiera le meta 3 en cuartos y pa casa. Descarto la machada del City esta noche, si esto va de mente, su mentalidad está por los suelos, competitividad cero

    Respond
  • @rirecbes 18 marzo, 2015

    ¿Nadie contempla la posibilidad de salir con Rakitic de mediocentro?

    Vale que da miedo imaginarse a Touré con el balón controlado, la sonrisa en la cara y el Barça desordenado, pero, con Rakitic-Iniesta-Xavi ¿cuántos balones va a poder tocar? La velocidad que le pueden dar al balón estos tres es tremenda. Ok, vale, ya se que van a perder alguno, que defensivamente son un caramelo, y que eso será ocasión de gol en contra casi seguro…pero sólo con que encadenen tres o cuatro jugadas rápidas que hagan llegar el balón en ventaja a cualquiera de los tres delanteros, el City se asusta de tal forma que no van a querrer salir de su área para que Messi y sus compinches no la líen más. Y en esa situación, Rakitic te podría jugar de Busquets.

    Y si el Barça consigue eso, pero el City no se asusta y se viene arriba, apostaría antes por Neymar-Suárez-Messi que por toda la delantera del city sumando a Touré. Bueno, en realidad apostaría por Messi solo, pero si encima tiene los otros dos como compañeros, pues eso. Aunque también es cierto que si al FCB no le salen las cosas muy bien (y quiero recalcarlo: muy muy bien), no tienen margen de error. Si la circulación no fluye, el balón no llega arriba, el City no se asusta, defiendes en posicional con Alves-Pique-Masche-Alba-Rakitic-Iniesta-Xavi, y te vas fuera de la Champions 😀 .

    Pero no me digais que no estaría bien ver un Barça así en una noche como la de hoy (siempre que antes pudieras grabar la partida por si no sale bien poder volver a repertir el partido con Masche de mediocentro).

    Respond
  • Tony 18 marzo, 2015

    Eso de Rakitic de mediocentro a mi me parecería una opción más que potable, pero visto lo visto no creo que Luis Enrique la use. Frente al mismo Eibar, si mirais los mapas de calor, el que jugo de mediocentro fue Sergi Roberto en vez del croata. Si no quiere probarle contra un Eibar en caida libre, menos aún contra un City que esta entre la espada (el Barcelona) y la pared (el Chelsea).

    Respond
  • Marcus 18 marzo, 2015

    Buenas,
    Concuerdo en casi todo con la imagen del artículo. Mis diferencias están por el lado de no ver tan claro los beneficios de tener a Busquets por sobre Masche en la alineación, pero debo conceder que no he visto tantos partidos. Allí hay un déficit de mi opinión.
    Una salvedad puede ser, en todo caso, el abordar el tema a partir de los calibres de los rivales y ver allí a dónde nos lleva el hilo.

    Más allá de esto, para observar sobre lo que teóricamente sucede respecto a la intimidación y el toqueteo como plus, creo que es ganancia en tanto Busi tiene los socios correctos para realizarlo, es decir, hablamos de esas paredes y triángulos abrumadores que dejan bobos a los marcadores, ya sea como argumento defensivo o como factor ofensivo.
    Este Barça ha sido eso de a pocos ratos en lo que vi. Iniesta sabe hacerlo, Alves también aunque lo vemos más asociado a Messi por la línea. Rakitic ya no tanto, Xavi finalmente se va apagando y tanto Messi como Neymar están algo lejos. Y sabemos que acercarlos a Busi es debilitar el sistema.

    Entonces, a mis ojos, el plus sería de Busi, si, pero es sobre todo colectivo. Busi claramente es diferencial al respecto y sin él no hay toqueteo, pero no es garantizado por su presencia y en la suma es poco factor para un todo más amplio y complejo que resulta un partido. Creo que irónicamente este Barça suma al capitán de la asociación y debilita el todo (es mi opinión eh).
    En definitiva, esto me hace decantar por Masche como ancla. Más campo cubierto, más elasticidad en las piezas al desplegarse (y juntarse), más movilidad y más gente involucrada en el dispositivo que desarma la defensa.
    Todo, claro, en teoría. Pero bueno, es lo que hacemos aquí ¿no? 😉

    Saludos!

    Respond
  • Borja Herranz 18 marzo, 2015

    "En un porcentaje enorme, el pase de rosca de Messi sustenta el sistema de juego del FC Barcelona".
    Menuda clavada, Abel. Eres el mejor.

    Respond
  • Adam 19 marzo, 2015

    Abel Rojas. El hombre al que lees antes de los partidos y te parece el número 1 y luego lo lees después de los partidos y se sale de la gráfica. Fernando, cuidalo para que no se vaya, que fuera de Ecos lo pondrían a hablar de árbitros.

    Respond
  • Anónimo 19 marzo, 2015

    ¿A que altura histórica poneis el partido de Leo Messi? ¿Ha logrado Leo 10 actuaciones individuales mejores que esta?. Creí que nunca volvería a ver a un jugador haciendo lo que hizo Messi desde que le mete 3 goles al Valencia en el Nou Camp hasta el Madrid 0-2 Barça, jugar de forma perfecta durante tanto tiempo, pero lo ha logrado, lleva dos meses ya a un nivel que no se puede describir ¿Es defendible un jugador así? La suerte para los candidatos a la Champions es que este nivel no lo va a mantener durante 3 meses seguidos porque es imposible (la explosión de fútbol que comento dura mas o menos de marzo a mayo de 2010, luego sigue a un nivel altísimo pero que "no te gana un partido de ultraélite el solo"), pero el Clásico está muy cerca y ya solo la inercia del partido de hoy, si acompaña de un partido en el que el portero rival no haga una de las actuaciones de la década (y estando Casillas esto es muy poco probable), acaba en lo que acaba.

    Respond
  • Alan 19 marzo, 2015

    Abel, lo que le comentas a @Morelli sobre esa especie de cerrojo+contragolpe ante el Atleti, donde más claro lo vi fue en la vuelta de copa ante el Villarreal. Ya se que la situación era mucho más favorable pero para mi evidenció mucho el cambio. Y personalmente no me gustó, la verdad. Porque aunque parecía que con el gol de Ney estaba hecho, y así debería ser, la sensación que te queda es que al Villarreal se le acaban las opciones cuando expulsan a Pina una hora después, no en el momento del 0-1. Otro Barça tras el 0-1, jugaría con las ansias del rival.

    Tengo que reconocer que el Villarreal en ataque posicional no es gran cosa sin Bruno en el eje manejando, y que tampoco pueden intimidarles con el balón parado por que el Villarreal va a gol de saque de esquina por temporada. Por tanto desde el punto de vista neutro, totalmente discutible que hubiese sido mejor si lo que se hizo o dominar dormir el partido. Pero si lo pienso desde el lado culé de mi cabeza, prefiero mil veces lo segundo xD

    Saludos!!

    Respond
  • oscarato 19 marzo, 2015

    Mascherano-Busquets

    También es cierto que si hay mayor capacidad defensiva y de robo y el rival se "envalentona" más, hay más espacio para el tridente letal. Quizá no compense, porque Masche con balón tiene sus limitaciones para aprovechar la situación, pero aun coincidiendo con la teoría comentada veo este apunte como otro a valorar en la balanza.

    Por lo demás, decir que cuesta otorgarle muchos méritos a Lucho porque no hay una gran sensación de "colectivo". Las dudas aún planean por su cabeza, porque cuando los cracks no resuelven no parece tener soluciones muy ricas. En todo caso, el hecho de dejar de intentar lo de siempre con los de siempre ya es un paso. Y este Messi, del que tanto se ha hablado que se llevaba a matar con el míster, será culpa suya aunque sea en una pequeña parte.

    Respond
  • Barcelonasiempre 6 mayo, 2015

    Los rondos se practican. El Mister y su equipo habla poco y ve mucho. Todo pasa por hacer concientes a los jugadores del espacio para atacar y para reaccionar cuando los atacan y salir de situaciones muy difíciles mientras se reagrupan. Lucho ha dejado hacer con la sabiduría del sabio esperando esa concientizacion del jugador con su espacio con su compañero. Si el técnico leyera lo que se escribe en las crónicas desde que empezó su trabajo en el club después de partido, si hubiese sonreído desdeñoso o si fuese débil, paralizado abandonar su puesto en shock. Señores el futbol no es hacer tiralíneas con las palabras para contruirse el concepto. Pues no eso tiene su gracia en algunos momentos literarios pero nada que ver con lo que es el juego y el jugador haciendo este deporte. Barcelona juega en sus momentos con la ayuda de los partidos jugados,a medida que agarran confianza que se sienten armónicos, un futbol que lleva a la continua evolucion de pases, de intercambio de posiciones, a un futbol total. Hay otros equipos que se prestan gustosos a estos análisis con un poco de mejores dividendos. Ej: El Real Madrid. Solo ver con que gusto el cronista se siente arrastrado por su sublime entusiasmo en busca de la piedra filosofal, en el análisis de los jugadores y el el juego merengue. El F:C:Barcelona…es otra historia que se diferencia bastante. Lo que se percibe de fuera y lo que se escribe, ejercicios para mover las células grises buscando la complicidad de las falsas palabras. Humo solo humo pese a sus buenos momentos literarios. El día que se escriba lo que realmente importa, lo que queda dentro de uno después del match, ese fluído donde sobran las palabras entonces ahí sí mereceremos hablar con sabiduría de lo que sucede en un campo de futbol y lo que se diga entonces nos llegará a cada uno de forma definitiva. Mientras se llega a eso seguiremos repartiendo admiraciones gustos, etc, mientras seguimos siendo falsos como políticos falsos, dañinos con nosotros y dañinos contra este hermoso deporte. Vamos Barcelona, vamos Busquets aunque lo dejen muchas veces solo a que se suicide, sin ayudas, a este gran gran jugador imperfecto como sus compañeros pero al mismo tiempo un abanderado de lo que es el juego espiritual puro y bello de este equipo en su núcleo. Hoy extra emotivo cuando vuelve Pep que junto a sus jugadores lograron en sus grandes instantes, no muchos durante un partido la mayor parte se iba en trabajar duro para no perder la concentración para no perder las líneas, lograron digo producir una llovizna mágica en nuestras almas. PD Aunque este comentario sea tan negativo al periodismo deportivo, de mi parte el mayor de los respetos a los intengrantes de esta web. que lo intentan con una dosis de honestidad y bravura y hacen su trabajo esperando a que lleguen los tiempos de claridad y certeza en la visión,como todos los demás esperamos ese paso a un mundo mejor. Un afectuoso saludo.

    Respond
  • JuanRaffles 11 mayo, 2015

    Desde hace mucho quiero comentar esto: http://www.ecosdelbalon.com/2014/01/analisis-pare
    ¿Cuanta culpa tiene este partido de la dupla Messi-Tello para que el FCB haya encontrado/perfeccionado el sistema a partir de la rosca de Leonel.? Entre tanta prueba de Luis Enrique en la primera mitad de la temporada y sobre todo antes del partido en Anoeta, ¿Tenía en mente probar esta variante de Messi o por el contrario es fruto de la casualidad?
    Saludos desde El Salvador

    Respond
  • JuanRaffles 11 mayo, 2015

    Desde hace mucho quiero comentar esto: http://www.ecosdelbalon.com/2014/01/analisis-pare
    ¿Cuanta culpa tiene este partido de la dupla Messi-Tello para que el FCB haya encontrado/perfeccionado el sistema a partir de la rosca de Leonel.? Entre tanta prueba de Luis Enrique en la primera mitad de la temporada y sobre todo antes del partido en Anoeta, ¿Tenía en mente probar esta variante de Messi o por el contrario es fruto de la casualidad?
    Saludos desde El Salvador

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.