Héroes: Un Kryptoniano en el Camp Nou


Cuando la incertidumbre se cierne sobre el terreno de juego, el socio del Barça sondea el espacio comprendido entre la medular y el área rival con la esperanza de descubrir a Messi en su particular cabina de teléfono. Atrás quedaron décadas sucumbiendo al pesimismo. Saben que el punto de inflexión se producirá en esa zona y están convencidos de que será para bien. Frente a la adversidad, el barcelonista moderno se encomienda a su héroe.

Y finalmente, sucede. Superman, enfundado en su traje y capa, sobrevuela el cielo de Metrópolis a una velocidad supersónica, sortea, con facilidad inusitada, los peligros que le asaltan por el camino y culmina su gesta poniendo fin a la amenaza que acechaba a sus conciudadanos. Gol y gloria en el Camp Nou.

En efecto, en el imaginario colectivo blaugrana Messi es Superman. Pocos personajes públicos son capaces de provocar, entre sus seguidores, sensaciones tan parecidas a las que ha suscitado el héroe de Krypton. La misma confianza que ha embargado, durante años, al lector del superhéroe es la que ahora deposita el aficionado culé en su ídolo. La fuerza colosal, la velocidad meteórica o la visión de rayos x de uno, tiene su réplica en el golpeo letal, la aceleración de la carrera o la lectura del pase del otro. Una revisión global de sus relatos desvela suficientes coincidencias como para sospechar de un patrón común.

MODELO HERÓICO

Atendiendo a las fases del ciclo heroico, pautadas por Pierre Grimal o Joseph Campbell, podemos intuir un paralelismo entre el hilo argumental del personaje de DC y el vital del futbolista del F.C Barcelona:

-Como Edipo, Perseo y Moises, ambos efectúan un viaje durante su infancia, desde su tierra natal hasta el lugar remoto donde luego consagrarán su excepcionalidad.

-Los dos son acogidos por una familia de agricultores: Los Kent de Smallville (Kansas) y la Pedrera blaugrana (Masía de Can Planes), concebida como un plantel de futbolistas. Es la etapa de iniciación donde los aprendices tomarán conciencia de sus potencialidades.

-Tanto el kryptoniano como el rosarino realizan toda suerte de proezas, superan adversidades y doblegan a enemigos reafirmándose como salvadores de las comunidades en las que viven. Estos hechos suponen su consagración como héroes y, por ende, la superación de su condición humana. La prensa catalana juega, a menudo, con la semblanza del apellido de su estrella con el vocablo mesias. En el mismo sentido, el nombre original de Superman es Kal-El, y “El” es la raíz que designa a Dios en innumerables religiones semíticas. No deja de sorprender que dicho sufijo se encuentre, también, en el nombre del delantero: LionEL.

No en vano, el héroe solar suele ser, a menudo, mestizo de humano y divino (Hércules, Prometeo, Jesucristo). Tiene dos pares de padres, dos humanos y dos divinos. Así sucedería, figuradamente, con Superman (padres kryptonianos y humanos a la vez). Y también con Messi al que, a la par que sus progenitores biológicos, se le atribuye, en el plano futbolístico, la descendencia del Rey/Dios, Diego Armando, cuyo trono ha de heredar.

Superman y Messi brillan basan su carisma en no tener el carisma de los grandes líderes.

-Si el viaje del héroe es un trayecto de ida y vuelta que, en su partida, simboliza el abandono del regazo materno y, en la vuelta al origen, la superación de la conciencia de individualidad surgida de dicha separación, no deja de ser llamativo que tanto Messi como Superman estén inmersos en esta inercia de regreso al inicio, con una apariencia indisimuladamente infantil.

El Superman original ha sido definido como un niño en pijama. Un chico torpe con gafas que llega a su casa, se pone el mono de noche y vive las batallas de su imaginación bajo la atmósfera segura del hogar. Matiz que también se encuentra en el cómic, puesto que en el universo superheróico el “bien” siempre vence. Messi, a su vez, se revela como un adulto imbuido en la inocencia de un niño, como un profesional que retorna a la dicha infantil en contacto con el balón.

INFABILIDAD

No hay aspecto más trascendente en Messi y Superman que su infalibilidad. Sus aventuras están exentas de sorpresa, o la sorpresa radicaría, precisamente, en su derrota. Del mismo modo que los griegos asumían la naturaleza invencible de Aquiles, los hebreos de Sansón o los germanos de Sigfrido, en la actualidad damos por hecho que Superman y Messi se sobrepondrán a cualquier contratiempo. Una invulnerabilidad que acostumbra a rubricar una excepción; el talón en el caso del aqueo, la cabellera en el israelita, la espalda en el burgundio y un factor de origen en los casos del argentino y el kryptoniano: Superman únicamente se debilita ante la proximidad de fragmentos de su extinto planeta y Messi solo es falible si se enfunda la camiseta de su lejano país.

Siempre que surge una aparición heroica surge la comparación con LeoDichos héroes conforman la proyección de un modelo arquetípico que ha deparado múltiples versiones a lo largo de la historia y, a su vez, han servido como inspiración de sucedáneos circunscritos a su contexto específico. Sí Hércules fue un título que ostentaron diferentes personajes excepcionales de la antigüedad, desde el presente podemos certificar la aparición de muchos Supermanes a partir del original (Capitán Marvel, El Vigía, Supreme, Miracleman, The High, Apollo (Authority), Majestic, el Plutoniano, Mon-El, Gladiador (Guardia Imperial Shi’Ar), Hyperion, The Martian Manhunter (J’onn J’onzz), el Samaritano…), así como vaticinar la irrupción de futuros Messis (Neymar tal vez) o admitir la existencia de alguna versión previa al argentino, finalmente, no consumada (como fue el caso de Ronaldo Nazario).

La superioridad de Messi ha llegado a plantear la pregunta de si su existencia es justa para el resto.

Del alcance casi ilimitado del poder de ambos también tenemos constancia en los desequilibrios que provocan en su entorno más cercano. “¿Must there be a Superman?” presentaba un juicio a Superman. Su papel como niñera de la humanidad estaba inhibiendo la capacidad de la propia raza humana para solventar problemas. Aun dando por descontada la rentabilidad de la apuesta ¿Acaso la capacidad suprema de Messi no ha debilitado también al equipo, al balancear en su favor el peso del juego o al limitar el desarrollo de algunos de sus compañeros? El debate cuando menos ha calado en Barcelona.

El vacío abierto, a priori, entre el übermensch (superhombre) y el ciudadano vulgar queda amortiguado, en los dos casos referidos, por una imagen de aparente normalidad. Clark Kent se integra en la masa mediante el aspecto de alguien torpe y desvalido. Circunstancia muy afín al caso de Lionel. El aspecto apocado del barcelonista y su lenguaje corporal nos remiten a los maestros del slapstick (como el celebérrimo Harold Lloyd) y por supuesto a Clark Kent. Inicialmente nadie pensaría que un chico tímido, callado y de metro sesenta y nueve pueda superar a rivales físicamente imponentes, y esto es lo que permite a un público enorme empatizar con él. Como si de un cartoon de la Warner se tratase (Speedy, Correcaminos) el blaugrana supera a rivales con facilidad pasmosa y lo celebra como el dibujo animado. Todo es un juego. La realidad ratifica que aunque el aspecto permita considerar que somos de su misma especie, o su timidez haga albergar un universo interior de dudas bastante humano, las pruebas de campo apuntan a que, como en el caso de Superman, cualquier paralelismo entre él y los demás acaba en nuestra imaginación. No es humano.

LA MÁSCARA

Aunque Lionel y Clark disponen de una doble identidad, en su caso, al contrario que en otros personajes misteriosos, la máscara es la faz auténtica. Se disfrazan en la “vida real” y son ellos mismos cuando se ponen el uniforme.

Lionel Messi y Superman unieron en un solo ser la fuerza y la timidezEnunciada desde el primer Action Comic y motor casi ininterrumpido en la dinámica del hombre de acero es la naturaleza doble de su identidad y como esta se ordena en el celebérrimo triángulo amoroso Clark – Lois – Superman. La personalidad secreta, saludada en su día como el concepto que diferenciaba al hombre de Krypton de forzudos mitológicos al estilo de Sansón o Hércules, fue una adición lógica en un momento histórico en el que El Zorro o La Sombra causaban furor como héroes misteriosos. Ellos, al igual que su modelo padre, La Pimpinela Escarlata, requerían del anonimato para garantizar su éxito, pero nadie esperaba que un sujeto casi invencible pudiese necesitar del anonimato. Era necesaria la aceptación de que era posible ser fuerte y tímido.

La vida de Maradona fue el primer reality show; con Messi existe un respeto unánime a su privacidad.

Messi es uno de los casos de deportistas más herméticos que hemos conocido. El Thomas Pynchon del deporte. Una timidez que contrasta con el exhibicionismo atroz de sus superpoderes en el campo. La introversión de Messi es tan manifiesta en su faceta civil como en la de deportista, hasta el punto de que casi no tenemos referencias sobre su personalidad.

Los bosquejos, los chismes, incluso las caricaturas del futbolista nos llegan habitualmente a través de la prensa, la Lois Lane (no olvidemos, periodista) de esta historia. En el caso del jugador argentino el idilio que mantiene con los “mass media” tiene una estructura simétrica al clásico triangulo Clark – Lois – Superman. La prensa está impresionada por sus cualidades superhumanas de las cuales hace un formidable proselitismo. Sin embargo, la atención al Messi personal es bajísima, excepcional teniendo en cuenta su dimensión deportiva. Esporádicamente, aparecen algunas fotos de actos publicitarios, celebraciones o vacaciones, casi como un testimonio de que el mejor del mundo está sano y localizable, pero habitualmente descontextualizadas, sin historia, ni real, ni fingida.

LA SOMBRA

Todo héroe tiene una antítesis, una sombra que lo complementa, que forma parte de él. En Superman el opuesto es Lex Luthor. Surgido, originariamente, como un trasunto de los mad doctors (figura que representaba al científico o médico que traspasa cualquier límite moral o ético en pos de un propósito perverso), en el reboot del personaje de John Byrne evolucionó como un científico megalómano con aspecto de ejecutivo agresivo. No obstante, Luthor siempre constituyó, aunque con diferentes matices, el paradigma del poder de la ciencia y la mecanización frente a la virtud innata de Superman.

La espontaneidad de Messi contrasta con la evolución del fútbolEn el caso de Messi se ha señalado al fútbol excesivamente mecanizado, a los férreos sistemas tácticos, como su principal enemigo. En los enfrentamientos contra el Real Madrid de Mourinho se definió, textualmente, como “jaula” al truco táctico que diseñó el portugués para frenar al argentino y que no dejaba de ser una trampa móvil y mecánica, en la que el funcionamiento coordinado de los pistones humanos privaba a Messi de hacer su juego. El equivalente al Robot gigante que en las historietas primigenias atrapaba al Hombre de Acero y le repelía. Existe todo un debate táctico en torno a lo que se ha denominado una excesiva mecanización del fútbol (tacticismo) y que se ha opuesto, en arreglo a ese discurso, al componente artístico individual, al talento natural, inherente en Messi.

La mecanización del fútbol del Barcelona hace que su improvisación impacte todavía más.

Pero lejos de contraponerse, ambos elementos forman parte de él. Si Messi se ha consagrado como un héroe ha sido por haber superado a su envés, por encajar en él iniciando, de este modo, el camino del retorno (dicha infantil).

Y es que de los grandes equipos de la historia el más mecánico con diferencia es el Fútbol Club Barcelona. La propia institución blaugrana presume de tener en ese modelo de juego una de sus principales señas de identidad. Fue, solo, a partir de la integración del talento del argentino en dicho sistema como, finalmente, se forjó un todo indivisible. Un héroe. El Messi que todos conocemos hoy. Es decir, Superman.
 

_
Referencias:
Héroes. Introducción I: A la sombra del mito.
Héroes. Introducción II: Dioses y guerreros.

···


···

HAZ CLICK AQUÍ PARA VER TODAS LAS COLECCIONES DE
– ORIGEN | ECOS –

···


31 comentarios

  • Pony 28 junio, 2013

    Grandísimo artículo.

    1) Interesante el juego de rol superman/ Messi. ¿Quién sería Batman?.

    2) De verdad que es digno de estudio la ausencia del "otro" Messi. Contrasta con las otras máximas estrellas deportivas porque incluso las menos "dotadas" (de entre los olimpos deportivos) siempre tenían un carisma o un carácter que destacaba de alguna manera y que hacía entrever cómo jugaba un papel eso en su éxito deportivo…En cambio con Messi, nada. SUper competitivo, auto exigencia enorme. Reconoce que se espera lo extraordinario de forma ordinaria, pero su personalidad no da pistas. Un misterio ese tipo.

    Respond
  • Miguel Angel Molina 28 junio, 2013

    Vaya… pero es que aprendo cada cosa con ustedes. El tacticismo como corriente en el futbol actual… pffff!!!!!

    Excelente y entretenido!!! GRACIAS.

    Respond
  • @JavierAlberdi 28 junio, 2013

    @Pony
    El misterio de Batman lo desvelaremos en el siguiente artículo. Pero eso no implica que os invitemos a elucubrar sobre la posible combinación 😉

    La serie de héroes nace, precisamente, de la impresión que suscitó en los autores la reacción del público del Camp Nou en un partido que se le puso cuesta arriba al Barça. El socio del Barça siempre ha sido tendente al “patiment” (sufrimiento), a ponerse en lo peor. Sin embargo, aquel día los congregados en el estadio blaugrana mantenían una confianza ciega que entroncaba directamente con la presencia del crack argentino. Era Superman, pensamos. La misma sensación que uno tiene cuando ve una película de Superman o lee uno de sus cómics y ya sabe de antemano que por más complicadas que se pongan las cosas, al final, el héroe gana. Y así fue. Messi marcó dos goles.

    Quiénes son los otros Messis no sería tanto una labor de rastrear a los mejores de la historia de este deporte sino a aquellos futbolistas que han sido capaces de generar esa sensación de infabilidad. El caso más cercano que recuerdo, en mi opinión, era el Ronaldo Nazario pre lesión. Y quizás tomando como símil otro deporte Michael Jordan

    Respond
  • Abel Rojas 28 junio, 2013

    @ Pony

    Para mí el carisma de Messi es no tener carisma. Es impresionante ser uno de los mejores deportistas de la historia y no transmitir nada. Es dificilísimo. Y creo que eso le ha ayudado mucho, que ha sabido sacar ventajas de ello. Me parece algo bastante especial.

    Es que hasta Iniesta tiene más carisma. Por lo menos con sus anuncios de los helados, el oso y tal descubrimos una vena cómica seinfeldiana que a mí personalmente la verdad es que me encanta. El Iniesta humorista es una de mis perdiciones. Me grabaré un DVD con todos sus anuncios.

    Respond
  • David Imaginauta 28 junio, 2013

    @Abel Rojas

    Se abre el telón y aparece Iniesta gritando: -Kalise para todos! Kalise para todos!! Se cierra el telón.

    Como se llama la pelicula? Aporcalise Now!!

    Respond
  • @JavierAlberdi 28 junio, 2013

    Abel

    De hecho Superman, como Messi, es un héroe muy aséptico.

    Decimos que ambos no transmiten aunque quizás es un error de enfoque por nuestra parte. Probablemente ellos estén en un plano desde el cual sus hazañas se vean de forma diferente. Igual no sienten la necesidad de tener que transmitir nada. Son héroes y desde su enorme dimensión la enormidad se ve como algo normal. Para nosotros la enormidad sigue siendo enorme.

    Respond
  • Abel Rojas 28 junio, 2013

    @ Javi

    Está clarísimo. Se trata de eso.

    @ David

    Me quedo con Iniesta antes que con tu chiste.

    Respond
  • luás 28 junio, 2013

    Buá pues si superman es un crack, el fin de semana pasado hicieron superman 1 y a mi en concreto me hacía bastante gracia como superman se pasa la película trolleando a todo el mundo en su papel de clark kent, a mi me parece un tipo bastante gracioso superman la verdad, pero como clark y sutílmente, como superman es cierto que es bastante como dice el artículo.

    Respond
  • @DavidLeonRon 28 junio, 2013

    Casi me caigo de la silla con lo del Kal-El, Lion-El, los padres granjeros o el viaje hacia una tierra lejanaxDxD

    Y bueno, el paralelismo con Clark Kent (no soy seguidor del cómic, pero en la película original parece un tipo seco y sin grandes virtudes) es brillante.

    Por cierto, 100% de acuerdo con Abel en el humor y carisma bizarro de Iniesta. Sus anuncios

    Respond
  • @JavierAlberdi 28 junio, 2013

    @DavidLeonRon

    Aún se le puede dar una vuelta de tuerca más. Los padres de Lion-EL y de Kal-EL son respectivamente JOR-el para el kryptoniano y JORge en el caso del blaugrana

    Respond
  • @marcvior 28 junio, 2013

    Creo que Superman ha llegado a un punto que nadie puede pensar que Argentina o el Barça tenga opciones reales de Mundial O CHL sin él en el campo. Y si está en el césped, pues no es que te ga opciones, es que es favorito. Una burrada.

    Respond
  • thesocialassassin13 28 junio, 2013

    Yo diría que Batman es Cristiano Ronaldo. Su padre murió cuando CR tenía 20 años, una edad joven para perderlo, como le pasó a Bruce Wayne, que su padre muere siendo él un niño. Messi tiene más talento inhumano que CR (a lo Superman-Batman), pero me atrevo a decir que CR está más obsesionado con su rendimiento/entrenamiento, como la obsesión que vive Batman de prepararse y constantemente mejorar sus "armas" para combatir el crimen. Así como el Caballero de la Noche, CR tiene miles de detractores y gente que lo odia. Batman no tiene la aceptación del público general que tiene Superman. Por último, Bruce Wayne, como CR, es "millonario, rico y guapo", y esto en algunos genera cierta envidia/odio.

    Respond
  • Kay 28 junio, 2013

    No creo, en contexto superheroe Batman es un tio sin nada especial (poderes) que a base de ingenio, inteligencia, gadjets (trucos) y entrenamiento, supera al resto.

    CR7 era ya una promesa de adolescente por la que se pagarón millones. Me encajaría más Pedro o sobretodo Busquets (Pedro al menos tenía una velocidad considerable) que él, pero de largo.

    O Muller o algo similar. Ni tengo un superguante en el pie, ni una supertécnica, ni un superpase, ni un superregate, ni una supercualidad física, pero a base de superación y usar el coco y los recursos que tengo rindo como un crack.

    Respond
  • Anonimo 28 junio, 2013

    "Cuando la incertidumbre se cierne sobre el terreno de juego, el socio del Barça sondea el espacio comprendido entre la medular y el área rival con la esperanza de descubrir a Messi en su particular cabina de teléfono."

    Buenísimo. Tal cual.

    Por desgracia en los últimos tiempos se acumulan los problemas en Metrópolis, y Superman empieza a echar en falta la ayuda de otro superhéroe…

    Respond
  • @DavidLeonRon 28 junio, 2013

    @Anonimo

    Es que esa frase es quizás la mayor genialidad del artículo. El partido que lo simboliza todo para mí es la vuelta con el Chelsea de 2012. Tras el penalty, todo el mundo en el Camp Nou esperó la pelota entre líneas de Messi a modo de salvación heroica. La terminó recibiendo ahí, sin ninguna posibilidad de gol salvo para Lionel. No entró, pegó en el palo por milagro de Cech, pero el gol "había sido inventado".

    Esa jugada es el superpoder de Leo, algo que solo ha tenido él, al menos de manera tan potente.

    Respond
  • @JavierAlberdi 28 junio, 2013

    Celebro que os hayáis lanzado a establecer otras posibles analogías.

    Os avisamos que esta serie dará paso a otros símiles entre jugadores de fútbol y superhéroes y en este sentido os invitamos a establecer vuestras propias propuestas.

    Y ya de paso aprovechamos para recalcar que estos artículos que se inician con el de hoy, no tienen ninguna pretensión científica, ni pretenden postularse como un tratado de antropología comparada. Tan sólo nos hemos aprovechado del gran peso que tienen los personajes del Cómic de superhéroes y del Fútbol en el imaginario colectivo actual, para permitirnos la licencia de una travesura a partir de una pregunta:

    ¿Qué superhéroe es ese futbolista?

    Respond
  • hiigara 28 junio, 2013

    @thesocialassassin13

    Me gusta el Batman-CR7. Los dos transmiten un mayor sufrimiento y carga que otros superheroes. Me falla la necesidad de atención de Cristiano, totalmente contrario a la furtividad de Batman.

    ¿Benzemá – Superñoño?

    Respond
  • Abel Rojas 28 junio, 2013

    "¿Qué superhéroe es ese futbolista?" O profesional del fútbol en general.

    @ Kay

    Cómo va a ser Müller Batman, hombre… Batman tiene que ser un absoluto protagonista.

    Respond
  • Jesús S. 28 junio, 2013

    Buena idea, mal ejemplo y sobre todo muy poco puntual.

    Quedo a la espera de leer otros más puntuales. Espero que The Dark One sea Mahamadou Diarra.

    Respond
  • Some 28 junio, 2013

    Qué difícil es escribir historias para Superman, todos sus guionistas lo dicen. Y vista la última película, está claro que Nolan también lo cree ^^

    Ser tan poderoso, estar a priori tan por encima de todo, ser realmente el único que está en ese punto… eso no te hace infalible, pero genera una situación muy especial. Convierte al personaje en protagonista de las mayores hazañas (nadie más puede hacerlo) pero a su vez entre el público siempre hay quien no termina de empatizar con esa superioridad tan descarada… cosas de estas suceden también con Leo.

    Respond
  • Kay 28 junio, 2013

    Abel:

    Pero Batman aunque a menudo haya grandes crossover y excepciones, es generalmente el héroe que salva Gotham de otros villanos "mundanos", no de amenazas para la tierra o con muchos superpoderoes.

    Además, tu espera al Mundial, que si España no gana ya veo Muller en la final zafandose toscamente por un hueco y rematando con la cadera, el culo o la oreja casi involuntariamente al Alemán y siendo el que "salve" el mundo para Alemania.

    De hecho estoy seguro que cuando las cosas se ponen chungas para los superheroes del Bayer, cuando ni el rondador nocturno de Ribery , ni el coloso de Mario Gomez ni demás son capaces de superar a su rival todo el mundo espera que el Alemán sin superpoderes se le ocurra algo y desnivele todo.

    De cualquier forma iba orientado más a que joer, la supervelocidad, la superesistencia y el supertiro entre otros son superpoderes. No solo los poderes mágicos y mentales cuentan.

    Respond
  • Kay 28 junio, 2013

    Vamos, que si Batman es CR7 dejo la pagina. CR7 sería más bien un Spiderman o el Venom bueno, más bien este último.

    Y desde luego Deadpool sería Daviz Luiz si tuviera más mala leche.

    Respond
  • hola ecos 28 junio, 2013

    Di María y Neymar opositan para ser Aquaman. Qué épico será

    Respond
  • RiRB 28 junio, 2013

    Genial símil Superman-Messi. Los culés creo que no hay ninguno que no haya sentido en algún momento lo que expresa el artículo: "Tranquilos, Messi esta aquí."

    Y continuando con algunos símils:
    1. Ironman – Cristiano Ronaldo => Ricos, Famosos, "chulos", "engreídos", siempre mejorando hasta el máximo sus recursos, domina casi todas las facetas de lucha, a corta distancia, larga distancia, potencia, velocidad…odiados por algunos y amados hasta el límite por otros, pero siempre, siempre asumiendo la responsabilidad en el momento más importante.

    2. Charles Xavier – Xavi => Director de alguno de los "no hombres" más fuertes del mundo, los X-Men (Messi, Iniesta, etc) que siempre hacen frente a los enemigos más difíciles, asumiendo la responsabilidad, Xavier los dirige, les dice donde están los problemas, los lleva hacia allí, dice cuando atacar, cuando resguardarse, cuando salir, cuando mostrar todas sus fuerzas, punto de conexión entre los dirigentes humanos (Tito) y los mutantes (X-Men)…

    3. Flash – Alba => Creo que es el símil más fácil. Velocidad para todo.
    4. Linterna Verde – Iniesta => Quizás no siempre puede o quiere sacar el poder que lleva dentro, pero cuando lo saca, y asume responsabilidades, domina el mundo físico de las personas como quien unta mantequilla en una tostada.
    5. La cosa- Ramos => Todo potencia y fuerza, dime a quien tengo que parar y lo haré. Eso si, todo bajo control. Dispararme, pegarme, no me duele, no lo siento, ahí seguiré. Impasible.
    6. Batman – Neymar => Héroe creado a la fuerza, en un momento tubo que dar un paso adelante para salvar la ciudad, primero en Brasil huérfana de super estrellas, y posteriormente un Barça a la deriva. Odiado por algunos, por su forma de ser y su naturaleza, admirado por otros, por su carácter salvador y sus actos fuera de lo común, y recelosos los demás, por sus posibles intenciones o por no creer en la máscara que se ponen. Sacan su potencial de sus artilugios, trabajados por en ingenio pero nacidos del talento.
    7. Tormenta – Di Maria => todo lo que toca lo convierte en un torbellino.
    8. ¿Hulk? ¿Magneto? ¿Thor y su martillo? …

    Respond
  • Anonimo 28 junio, 2013

    Yo es que con "The Dark One" veo una analogía evidentisima con "The Special One"…

    Apuesto por Mourinho, que aunque no sea futbolista es incluso mas aclamado que ellos alla por donde va. Antihéroe total.

    Respond
  • @Eduardo0591 29 junio, 2013

    Esta vez se pasaron, sencillamente un artículo GENIAL…
    (Sinceramente siempre he sido más de Batman que de Superman, así que por favor no lo comparen con CR7 jajaja)

    Respond
  • BracoAzulgrana 29 junio, 2013

    Excelente. Disfruté mucho y me impresionó las coincidencias entre Superman y Messi.

    Y es verdad lo que cuentan: yo cuando veo que Messi está bien, siento que el Barcelona es invencible, que va a ganar pase lo que pase, porque con el mejor jugador de la historia en perfectas condiciones, las posibilidades de ganar son de 99%.

    Messi es tan, tan grande, que ha ocultado bastante los problemas del Barcelona en las últimas dos temporadas, problemas de los cuales creo que el equipo está saliendo poco a poco, con la capitulación definitiva de Xavi, el fichaje de un central y Neymar.

    Puyol = Wolverine o La Cosa.
    Neymar = Spiderman
    Iniesta me recuerda a Silver Surfer por cómo flota.

    Respond
  • cassavetes 30 junio, 2013

    Mou y Guardiola : Magneto y profesor X. Los dos tienen una rivalidad constante y extrema, pero siempre partiendo del mas absoluto respeto al trabajo del otro. Mougneto usa sus poderes y como un iman atrae toda la atencion que requiere. Controla a los metales, digo, a los jugadores, a su antojo. Es el malo de la peli pero sin el la cosa no seria tan apasionante, sus logros e inteligencia permiten simpatizar con el por muchas veces que cometa algun crimen. Guardiola/profesor X, les gusta entrenar a sus soldados desde pequeños en sus respectivas escuelas, su capacidad de liderazgo y motivacion es infinita. El es el bueno pero eso no quita que tenga que cometer actos cuestionables para salvar a los suyos, aunque al final lo importante sera mantener sus ideales y estilo de juego hasta el final. Ah, los dos son calvos.

    Puyol Lobezno. Es algo evidente, menuda capacidad de regeneracion.

    Y que me decis de Ibrahimovic Batman. Perseguido, al que todos señalan cuando las cosas van mal pero que en el dia a dia es él el que esta salvando la ciudad, él no es un heroe, pero eso es lo que necesita su ciudad. Ademas le gusta usar trucos varios para ganar a los malos.

    Iniesta es como daredevil. Se zafa de todos aun faltandole atributos logicos para reinar en el regate, velocidad y explosividad.

    Respond
  • CanguroPorta 10 marzo, 2015

    Maravilloso artículo! clap clap

    El Kryptoniano ya se encuentra en el privilegiado grupo de los 3 mejores futbolistas de la historia junto a Pelé y Maradona, y se encamina a ser el mejor de ellos al finalizar su carrera, para la cual por suerte, falta aún tiempo.

    Es totalmente increíble la influencia de Messi en su equipo, es un futbolista total que combina lo mejor de un "killer" con la creatividad, regate y precisión en el pase de un mediocampista de élite. Dejando de lado banderas y camisetas me siento profundamente agradecido por coincidir en el tiempo con esta (ya) leyenda de este deporte tan maravilloso.

    Respond
  • Andres 28 diciembre, 2015

    Es una analogía muy bien elaborada, además la definición que siempre he considerado la más acertada sobre Superman es la que hizo Bill en Kill Bill Vol. 2:

    "Algo básico en la mitología de los cómics es que cada superhéroe tiene su alter ego. Batman no es otro que Bruce Wayne, Spider-Man se llama Peter Parker. Cuando el personaje se despierta por las mañanas sólo es Peter Parker, tiene que ponerse un traje para convertirse en Spider-Man. Y ésa es la característica que hace de Superman algo único. Superman no se convirtió en Superman, sino que nació como Superman. Cuando se despierta cada mañana, es Superman. Su alter ego es Clark Kent. Y su traje, el que lleva esa enorme "S", es la prenda en la que estaba envuelto cuando lo encontraron los Kent siendo un bebe, ésa es su ropa, lo demás, las gafas, el traje azul, es su disfraz. Es un disfraz que Superman se pone para ser uno más de nosotros. Clark Kent es su visión de nosotros, ¿y cuáles son las características de Clark Kent? Es débil, no confía en sí mismo, es un cobarde. Clark Kent, Superman critica así a toda la raza humana."

    Y esta definición es perfecta para Leo Messi, extradeportivamente es un tipo callado, alejado de los focos y muy familiar, parece que tuviese la necesidad imperiosa de privacidad. Pero cuando salta al campo se transforma, y ya vemos que es capaz de lo inimaginable para cualquier humano, incluso para cualquier otro superhéroe.

    Respond
  • […] de nosotros convertirnos en él solo gozando del entrenamiento y los recursos adecuados. Batman, al revés que Superman, accesibiliza al superhéroe. Cualquiera puede ser el hombre murciélago. Y esto supone un […]

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.