Figueiras por el mejor


Qué bonito fue el Sevilla-Gladbach. Digno de los Octavos de la Champions, más que de los Dieciseisavos de la competición “B”. Ambos equipos presentaron batalla durante los 90 minutos, los dos hicieron cosas buenas tanto en el primer tiempo como en el segundo; pero se repartieron el control relativo según la mitad. Los alemanes dominaron al principio y los españoles, tras un discutido cambio de Emery, le dieron la vuelta a la tortilla para terminar ganando.

Wendt (lateral) hizo daño serioEl arranque perteneció al triángulo de 2+1 formado por Xhaka, Kramer y Raffael. El doble pivote constó sin tregua. El suizo se ofreció siempre para sacar el balón y Kramer le sirvió los apoyos necesarios para avanzar con comodidad. Salían y asentaban posesión en campo hispalense. Su juego era autoritario, de doble pivote bruto, porque además hicieron inútil el ajuste de Emery, que cambió su 4-2-3-1 habitual por un 4-3-3 con Iborra y Banega por delante de Krychowiak para que el español y el argentino pudieran entorpecer el fútbol de Christoph y Granit. Una vez éstos superaban ese intento de obstáculo, hubo dos desvíos. El primero desembocaba en Oscar Wendt, el lateral izquierdo, que subía sin que Reyes corriese tras él. Tácticamente implicó un desequilibrio, Iborra y Krychowiak se alternaron en la basculación -ambos a destiempo- y se abrió una ranura en el centro (centro-izquierda) que Raffael, el mediapunta, convirtió en los mejores ataques del Gladbach.

En los peores momentos del Sevilla, Reyes fue la esperanza.

Pese a que la pizarra de Favre había vencido a la de Unai, el Sevilla había tenido también sus opciones. Sobre todo, porque Reyes, el que no bajaba tras su lateral aunque el Sevilla replegase, es un genio. Es un genio y encima está bien, tiene sensaciones positivas, se ve ligero, intenta magia y ésta le prende. Sin recibir en ventaja, haciéndolo demasiado esquinado y lejos del área, su formidable repertorio técnico asistió a su imaginación para entusiasmar al estadio y generar peligro.

Sin J. A. Reyes el Sevilla mejoróDe ahí que el Sánchez Pizjuán montase en cólera cuando vio que, en el minuto 55, el entrenador quitaba a Reyes para dar entrada al lateral Diogo Figueiras. Empatando a 0 en casa, y justo cuando la sinergia parecía favorecerle más, Emery sentaba a su gran talento para poner un defensa natural. Aleix Vidal, que hasta entonces había sido el lateral, dejó ese puesto a Diogo y subió unos metros para actuar él donde Reyes, de extremo derecho. No vamos a entrar ahora mismo en el detalle de por qué un entrenador necesita sentar a su mago para equilibrar su sistema, no es momento, pero sin duda será un debate interesante para próximas fechas. El caso es que sucedió tal cual: cuando el Sevilla perdió a su mejor hombre, cobró estabilidad táctica. Con Aleix sellando a Wendt, el doble pivote XhakaKramer fue desprovisto de su pase fácil y empezó a sufrir contra Banega e Iborra, cuya labor defensiva pasó a sí ser eficiente. Y desde ese nuevo panorama, otros tres sevillistas hicieron la diferencia: Nico Pareja con sus fabulosos envíos largos -parecía Pirlo transformado en central-, Bacca administrando el área y, con especial énfasis, Vitolo con sus excepcionales movimientos largos. El origen de sus canarios desmarques era la zona del lateral derecho, y el final, la del extremo o el lateral izquierdo. Cada movimiento suyo implicaba a más de cinco rivales. Cuesta defender eso. Son iniciativas que desajustan. Fueron las iniciativas que desajustaron al Borussia Mönchengladbach.


19 comentarios

  • @alopezgu 20 febrero, 2015

    Clavado, Reyes es el mago, pero en estos partidos TOP su carencia defensiva limita a su equipo.
    O resuelve los partidos en modo Riquelme de aquel Villarreal o tenderá a desaparecer en los momentos clave de las alineaciones de Unai.
    Lo de Unai es para enmarcar, sabes lo que te va a hacer pero te lo hace. Dicen que sus equipos son a veces planos, que solo viven de su intensidad y sus planteamientos defensivos pero es que si esa intensidad es factor diferencial, es suficiente.
    Tal vez no tiene las armas para derribar muros pero con un martillo y un cincel incide incide incide hasta abrir una via de agua por la que se cuela siempre.
    Bravo Unai.

    Respond
  • Abel Rojas 20 febrero, 2015

    @ alopezgu

    ¿Pero no debería un entrenador encontrar una manera de jugar que haga que su mejor futbolista no sea un problema?

    Respond
  • @alopezgu 20 febrero, 2015

    Calificar a Reyes como su mejor futbolista, es dificil. Es el que más talento tiene, basicamente en fase ofensiva pero no podemos olvidar el resto de fases del juego.
    Creo que desde el extremo derecho es su posición ideal, tal vez en un 1-4-3-3 y su interior pendiente de defender el 2×1 de su lateral, algo así a lo que hacia el RM el año pasado con CR y DiMaria. En fase defensiva dejar descansar a Jose en la espalda de su lateral y cerrar en dos lineas de 4, con Bacca y Reyes para salir al pie, no al espacio, por supuesto, a la contra.
    Reyes tiene que generar 2-3 acciones de GOL en cada partido, con 6-7 de casi gol no vale.
    Sus cifras de goles-asistencias deben permitirle a Unai no dudar de él.

    Respond
  • @_manuelcantero 20 febrero, 2015

    El Sánchez Pizjuán montó en cólera y yo poco más que me faltó meterme con Emery directamente. El fútbol es así, te dejas llevar y al final la calidad y mayor conocimiento de estos entrenadores te ponen en tu sitio. Chapeau por Emery. Pero vayamos por partes:

    1) Reyes estaba siendo el mejor sevillista, el más inspirado e, individualmente, el más amenazante. Pero estaba muy solo. Colectivamente me parece que el Sevilla encontró más cuando se asociaron en izquierda Banega, Navarro (T. Hazard tampoco bajaba para seguir a este) y Vitolo. Conseguían girar a la defensa, sacar un poquito a Stranzl (el central grandote) y dejar un 2×2 o 2×1 en el área con la incorporación de Iborra.

    2) Dicho esto, la culpa de que el buen hacer de Reyes no fuera productivo cara a ocasiones no era del jugador. Quizás tampoco del entrenador. Simplemente le faltaban socios y/o mecanismos colectivos que recogieran y aumentaran las ventajas que él era capaz de generar.

    3) Lo dije en Twitter y lo digo aquí, a pesar del resultado final del cambio. Creo que en la élite un entrenador no debe ponerse nervioso porque un lateral encuentre dos llegadas al área en 8' de segunda parte. Más cuando con el 4-3-3 Iborra podía (en defensa estática) corregir esa falta de Reyes. Pero como dice Abel en el texto, llegaban tarde y mal.

    4) Cabe preguntarse si con el plan del Sevilla actual, ese que pone a Iborra muy arriba, el jugador puede llegar y cubrir a Reyes al mismo tiempo. Parece que no. Pero nuevamente llegamos a un punto en que más que falta de Reyes es ausencia de un mecanismo defensivo previsor.

    Me parece que, secuencialmente, las cuestiones a plantearse son esas, no solo si Reyes seguía o no al lateral. Bien es cierto que en el fragor de la batalla (qué peliculero) tapar un agujero de forma rápida tocando el menor número de cosas posibles es, digamos, la reacción más automática. Y si, como en este caso, además de tapar el agujero le causas uno al rival (dicho sea de paso, me sorprendió que con solo ese cambio el Gladbach se volviera 'tan' vulnerable de repente) pues poco queda que objetar al final al catedrático Unai.

    Respond
  • geryon 20 febrero, 2015

    Daría para un debate dilucidar si Reyes es o no el mejor del Sevilla, pero estoy con @Abel en que Unay está fracasando para rentabilizar el talento de Reyes o Deulo.

    El Gladbach adolece de un "9" de referencia para momentos así en los que al 4-4-2 de Favre (inmutable partido a partido) le tapan sus 2 o 3 salidas previstas. Cuando esto sucede, como ayer, no le queda más remedio que perder profundidad y mandar a sus delanteros a buscar la bola, pero eso ante un buen defensor posicional como el Sevilla sirve de poco.

    El otro alemán, el Wolfsburg volvió a ganar con soltura, con otros 2 nuevos goles de Bas Dost, que lleva 7 en 3 partidos. Tengo ganas de verlo en un emparejamiento con un rival "champions" tipo Liverpool, Sevilla o Zenit.

    Respond
  • Cerdido 20 febrero, 2015

    @Abel Rojas

    "¿Pero no debería un entrenador encontrar una manera de jugar que haga que su mejor futbolista no sea un problema?"

    Pues este debate lo tuvimos hace ya casi 3 años varios y era de los pocos que pensaba: sí, siempre. Y hoy lo mantengo, pero son casos distintos.

    Hace 3 años era con Rooney vs Madrid. Ferguson tuvo 2 meses para preparar la ida y casi 3 para preparar la vuelta y en la eliminatoria le dedicó a Wayne 60' en la ida con un papel completamente subordinado y una suplencia en la vuelta. Los defensores de esto decían que el colectivo siempre tiene que estar por encima de lo individual, y coincido, pero sigo sin entender porque parece que primar una cosa va en contra de la otra, y más en el caso del inglés. El planteamiento le salió bien a Ferguson, y a pesar de su eliminación, quedó reforzado en el imaginario colectivo. Yo lo siento, pero para mi aquello sigue siendo un error, una limitación, el no haber sabido encontrarle un rol en la eliminatoria clave y con tiempo para buscarlo.

    Pero lo de ayer sí me parece diferente. Sin duda se le puede achacar a Unai el no haber hecho una masa compacta reconocible en vez de este Sevilla tan mutante a veces, pero justo en concreto lo de ayer… Fue una lectura del partido buenísima, una gran decisión en directo y que no es fruto de "o una cosa u otra". Reyes estaba sumando, pero al Gladbach le venía bien esa suma. Al Gladbach, posiblemente a muchos otros no. Unai lo ve, lo rectifica y arranca y ya está. En la vuelta y en siguientes partidos no le pillarán así y algo tendrá que conjugue a Reyes+algo que limite a los alemanes.

    Respond
  • Abel Rojas 20 febrero, 2015

    Me refería a "el que estaba siendo su mejor futbolista".

    Respond
  • javimgol 20 febrero, 2015

    No pude ver el partido, lo estaba escuchando en el coche en la radio y oí vomitar sapos y culebras cuando cambiaron a Reyes. Al narrador, a los comentaristas y a la afición que cantó a Reyes cuando le cambiaron. Y luego mira. En Ecos se repite mucho la idea de que los entrenadores saben más que nosotros y es por cosas como esta.

    Respond
  • JTernero 20 febrero, 2015

    Reyes es el jugador más talentoso con el balón en la actual plantilla del Sevilla. ¿Era posible articular un sistema donde Reyes Y Banega no fuesen un problema? Además, pienso que con el cambio de Reyes se potenció la participación de Ever.

    Quizá el cambio pueda entenderse, también, mirando al banquillo del Sevilla. La falta de efectivos condicionaba a Unai, ya que la única forma de cambiar algo era por banda porque no había cambios disponibles para el centro del campo. Quizá con Mbia en el lugar de Banega la cosa hubiera sido diferente y Jose podría haber tenido más minutos.

    Bajo mi punto de vista, la sensación que dieron esos 8 minutos de la segunda parte en directo era que aquello estaba muy cogido por alfileres y que el Sevilla llegaba tarde a todas partes, Reyes y Banega juntos en un partido de tal exigencia daba para lo que vimos anoche, por no hablar que Reyes está recién salido de una lesión y que el Domingo el Sevilla juega en San Sebastian, viaja entre semana a Mönchengladbach y para terminar recibe a Diego Pablo Simeone. Factores varios que pudieron influir en Unai.

    Respond
  • SergioMartin91 20 febrero, 2015

    Yo solo pude ver la segunda parte y me dio para comprobar que Reyes estaba fino y demás y que era el que iba a aportar la dosis de genialidad necesaria para atacar en posicional, por lo que, al principio, no entendí el cambio, pero luego con el paso de los minutos me di cuenta que la entrada de Diogo servía precisamente para lo que se comenta en el artículo: sellar la banda izquierda del Gladbach, y a partir de ahí el Sevilla empezó a jugar mejor y tuvo más ocasiones, precisamente por esa banda derecha llegó el gol y Aleix Vidal creó algo de peligro en los minutos finales (una pena que adolezca de falta de fútbol más allá del regate, si mejorase eso sería muy útil).

    En cuanto al debate de si un entrenador debe de generar un sistema táctico que acomode a, como mínimo, el hombre que más calidad tiene, que es Reyes, mi respuesta es que depende. Si ese hombre es precisamente Reyes, que es una moneda al aire y si le sale el partido te lo gana el solo pero si no tiene el día se convierte en un problema tácticamente, mi respuesta es que ese futbolista debe de ser más recurso que discurso. El problema es como mantienes motivado a un jugador dado a las desconexiones y que se sabe el mejor de la plantilla. Reconozco que es un tema complicado, pero al final, como solemos decir aquí el entrenador es el que sabe y sus razones tendrá para darle a Reyes el rol que tiene, lo que esta claro es que ayer el partido le dio la razón.

    Por último, al fin ayer Iborra tuvo el premio del gol que le faltaba desde que probó esa versión más llegadora y creo que es un acierto de Unai el "fellainizar" al ex del Levante, ya que interpreta muy bien la llegada desde atrás cuando la jugada va por banda. Seguro que le da puntos a lo largo de esta Liga. Acierto de Unai y de ahí su celebración en el gol.

    Respond
  • Abel Rojas 20 febrero, 2015

    @ Cantero

    Quizá la respuesta a tu punto 4 sea que Banega retrase más su posición cuando Iborra llegue al área. Que se pegue más a Krychowiak para que el polaco pueda inclinarse hacia el lado derecho y sellar mejor esa vía de escape. Podría ser una opción.

    @ Javimgol

    Fue una reacción bastante unánime. Hizo jugadas brutales y era el único que estaba haciendo algo.

    Respond
  • Abel Rojas 20 febrero, 2015

    @ Ternero

    "por no hablar que Reyes está recién salido de una lesión"

    Esto es importante, sí.

    @ Martín

    El tema es que no sé hasta qué punto es Reyes una moneda al aire en estos momentos. Cuando la salud le está respetando, Reyes está siendo muy regular esta temporada. Pocos partidos malos ha jugado. Está respondiendo francamente bien.

    Respond
  • sergio morano 20 febrero, 2015

    Reyes detrás del punta, con Vitolo en derecha. Cerrando Vitolo la banda derecha y compensando cuando reyes vaya allí a recibir.

    Respond
  • trocko79 20 febrero, 2015

    Me gusto mucho la primera parte alemana, en especial Kramer y Khaka, pero esperaba algo mas de Hazard. El dominio era evidente y el Sevilla no se encontraba comodo. Emery cambia a Reyes porque ve que el partido se le puede escapar y peligra la eliminatoria y el resultado le dio la razon.

    Siempre pienso que el equipo esta por encima de las individualidades y no siempre que una estrella no encuentra su espacio es por falta de conocimientos de su entrenador. Muchas veces esas estrellas dejan de realizar las funciones que su puesto en el equipo requiere y lo descompensa y hoy en dia en partidos exigentes es dificil compensar esa falta de implicacion.

    Respond
  • @migquintana 20 febrero, 2015

    @sergio morano

    A mí lo de Reyes en la mediapunta no me convence. En la teoría podría tener buen resultado, pero siempre que le veo ahí me deja un tanto frío. Su movimiento es partir de la derecha e ir apareciendo entre líneas, tanto de forma horizontal como vertical. Ahí, desde la esquinita, encuentra su fútbol.

    @trocko79

    Ahora que vengo de ver al Gladbach debo decir que Hazard, aun estando muy verde, me parece muy interesante. Es un jugador bastante fino y con facilidad para hacer cosas diferentes. Sea como fuere, el activo competitivo de este equipo, como dices y como se vio ayer, es el doble pivote. Molan mucho.

    @geryon

    Es que Emery es mucho más de Vitolos que de Denises.

    Y hablo de forma general, porque no creo que Unai tenga culpa con Denis Suárez.

    Respond
  • AlexFuentes98 20 febrero, 2015

    El partido, como creo que @Abel comentó hoy en su twitter es de nivel de octavos de Champions. Y si no lo es, está cerca.
    De nuevo como el martes en París el partido es muy distinto en una fase y en otra. La primera fue de dominio visitante y en la segunda casi que solo crearon peligro los de la capital hispalense. En líneas generales, me encantó la solidez defensiva de ambos conjuntos.

    El doble pivote Xhaka-Kramer es bestial. Muchos equipos quisieran tener a uno de estos dos en sus filas. La primera mitad la manejaron a su antojo y ojalá tuvieran algo más de calidad por bandas, serían muy candidatos a la Europa League con un De Bruyne. Dudo mucho que fuera por intensidad, porque el Sevilla adolece de cualquier cosa menos de falta de intensidad. Muy muy bien el doble pivote de los alemanes.

    La segunda parte cambió y, para mí, se debió a la mayor implicación en el juego de Iborra. Qué bien está jugando este chico, cómo llega. Muy de acuerdo con el compañero que comentaba su “fellainización´´. Y la genialidad de Emery en el cambio es eso, una genialidad de buen entrenador (y eso que no me gusta) Me gustó mucho también la capacidad de meter el pie de los defensas del Sevilla: varias acciones de Carriço y Fernando Navarro son muy muy buenas. Y lo de Pareja en el desplazamiento en largo es de mucha calidad.

    Tema aparte, los porteros:
    Rico estuvo genial, serio y parando un par de acciones claras de gol. Me encanta este chico y creo que el Sevilla ya tiene portero para años.
    Y lo de Sommer… pues ya lo comentó @migquintana en el artículo http://www.ecosdelbalon.com/2015/02/analisis-cond
    Portero brutal. Cómo manda desde atrás a todo el equipo, qué bien juega con el pie organizando la salida de balón y qué pocos errores tiene en balones aéreos a pesar de su estatura, qué es corta para los porteros TOP actuales.

    PD: Por fin encuentro una nueva forma para disfrutar del fútbol, anotando lo que veo durante el partido para comentarlo con vosotros. ¡Larga vida a Ecos!

    Respond
  • @migquintana 20 febrero, 2015

    @AlexFuentes98

    Grande Alex!

    Al Gladbach le faltó lo que le viene faltando para dar un paso más en Alemania: gol. De todas formas, como tú mismo comentas, Sergio Rico estuvo genial. La verdad es que el chaval tiene muy buena pinta. Lo comentamos la primera vez que salió, pero ya podemos ir asegurando que aquí hay portero. Al menos para tener en cuenta. La forma en la que tapa el mano a mano de Johnson es de manual.

    Respond
  • @_manuelcantero 20 febrero, 2015

    @Abel

    Es una opción, pero me genera una duda. ¿Puede Banega mantenerse suficientemente retrasado para que Krychowiak pueda bascular y a la vez seguir favoreciendo esas conexiones en izquierda que a la postre son las que acaban poniendo el centro para la llegada de Iborra? Habría que ver a que altura del campo y en que situación de juego se produce, pero parece un equilibrio complicado, ¿no crees?

    Ya digo que yo, que se me rasgaban las vestiduras al ver el cambio, cuanto más lo pienso más claro me queda que la solución más inminente y que menos cosas tocas fue la que tomó Emery. Por cierto, su rueda de prensa es de obligatorio visionado.

    Respond
  • @SharkGutierrez 21 febrero, 2015

    Pues este es el Gladbach. Es un equipo que no engaña a nadie: sus fortalezas están en ese doble pivote y las bandas para atacar (tienen hasta cinco jugadores que pueden jugar en los costados) y su perfil es el desequilibrio. Su uso de la pelota solo puede definirse como vertícal, directo y profundo. Jantschke (lateral y central) digamos que era el lateral que equilibraba ante el Oscar Wendt mas ofensivo (uno de los laterales de los que menos se habla en Bundesliga, pero de los que más hacen sin ser un jugador TOP).

    El mayor problema del Gladbach, ahora mismo, se encuentra en su delantera. Esto resulta curioso, porque el año pasado era de las más efectivas. Sin embargo, la coordinación de su defensa (especialmente en los centrales) hicieron del equipo alemán, un equipo fuerte, competitivo y sobrio. Es más, me atrevería decir a que en lo que a forma de jugar se refiere, tiene más paralelismos con el Sevilla (a pesar de que éste tenga una calidad más bruta y en más cantidad). Es muy mecanico, no es un equipo que conceda demasiado…y como ya digo, está pasando por una mala racha en lo que a efectividad se refiere. Creo que el Sevilla tuvo una suerte que el Gladbach no tuvo en la primera mitad. En la segunda, con el cambio de Diogo, dio una vuelta a todo. Los alemanes se echaron para atrás e intentaron simplemente contragolpear (sin éxito). Quizá, la entrada de Nordtveit hubiera cambiado un poco las cosas y los "potros" pudieron hacer más daño por esa banda de Diogo-Aleix. Al fnal, un simple detalle y un simple fallo, ponen por delante en una eliminatoria tremendamente igualada. Es probable que allí jueguen con Traoré y Hermann de inicio, cuya tendencia interior (a la vez que permutas con Raffael) puede hacerlo un daño tremendo.

    Eso sí, habrá problemas. El Gladbach no sabe tenerla y ser efectivo en el uso de la posesión. Necesitan un ritmo alto per sé, para poder desajustar a un rival como el Sevilla. Será un partido bonito, aunque esto no impique ser vistoso.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.