El juego llamó a la suerte


Berizzo tenía claras sus posibilidades. Disponía de armas para acribillar al Barcelona, pero su sistema habitual no iba servido de consistencia para sujetar al tridente sudamericano, así que dio una vuelta de tuerca al dibujo y pasó a defender con un 4-4-2, con Nolito y Orellana como volantes y Krohn-Dehli al lado de Radoja. En punta, Larrivey y Hernández. Esa sería la colocación. La intención, adelantar líneas para castigar una de las paradojas de este Barça: el deseo de salir raseando el balón pese a no tener ni un solo jugador que sea notable haciéndolo. A la falta de especialistas se une también, de momento, la carencia de un orden que ayude a maquillarla un poco.

Radoja y Krohn, en ventajaEl hombre clave fue Busquets, como sucederá tantas veces. Por jerarquía e imagen asignada, se tenderá a esperar remedios por su cuenta que difícilmente lleguen. Se habla de cuestiones como orden en la salida o creación de juego, virtudes otrora atribuidas al catalán que nunca demostró tener. En parte, puede alegarse, porque nunca se le requirieron. El caso es que con Hernández y Larrivey presionando a los centrales, Busquets se incrustó entre los mismos y todo el peso del juego del Barça recayó sobre él, con Rafinha y Rakitic -que tampoco son ases en estas lides– demasiado alejados por sistema y, casi siempre, de espaldas. Radoja y Krohn-Dehli, el doble pivote, los dominaban. Cada vez que se la pasaban, la ventaja era de ellos, porque presionar sobre espalda es un chollo y más a alguien como Rakitic, que no tiene claridad de ideas en lo referente a un passing-game estilo Masia.

Los desmarques de Suárez fueron, de largo, lo mejor del Barça.

Ante la falta de orden y de calidad en las primeras líneas del esquema, las soluciones parciales llegaron desde donde llegarán siempre, desde el tridente sudamericano. Se empezó con Messi en el centro y Neymar y Suárez en las bandas, pero pronto Leo hubo de bajar a recibir a zona de interior derecho y el ataque se reconfiguró. El argentino jugó de centrocampista puro, y sus conducciones permitían crear ocasiones con relativa asiduidad -suficiente como para ganar el partido-, si bien quien más fútbol aglutinó fue Luis. 75 apariciones sumó, por 67 de Leo. Habría que ir muy, muy atrás para encontrar un partido del Barcelona en el que Messi no fuese el delantero más presente en el juego. Y considerando que en este caso hizo más de medio que de punta, el dato resulta incluso más chocante. La lectura, a propósito, sale nítida: el mejor futbolista del Barça estuvo incomodísimo y no solo por lo que le hizo su rival, sino también por las medidas tácticas que adoptó su propio entrenador. Quizá por aquí se pueda explicar parte de la pobre eficacia goleadora del equipo. Si Messi está lejos del gol, tiene menos ocasiones, y si las que tiene se dan tras esfuerzos largos para llegar hasta ellas, su efectividad decrece. Y así, a este Barça se le va lo único que hoy le distingue del resto: el delantero que lo mete casi todo.

La superioridad aérea de Larrivey, un dolor para Luis Enrique.

De este modo, el campo proyectaba lo siguiente: el Barça tenía dos delanteros arriba de espaldas al marco, dos interiores fuera del juego, a Messi haciendo de interior para cubrir ese déficit y a Busquets muy retrasado porque quería sacar la bola. El Celta, por su parte, mantenía un orden correcto, pues aunque sufrió muchas ocasiones, pocas llegaron producto del juego, sino tras proezas individuales o un empuje excesivo. Dicho marco potenció a varias piezas celestes. En defensa, por ejemplo, brilló Sergi Gómez, que lució valentía para anticiparse con frecuencia a Luis Suárez y para entorpecerle las maniobras. Por eso, aunque el partido del uruguayo fue muy notable, perdió la friolera de 22 balones (seis controles largos y 16 pases erróneos); algo que en él es normal y parte inseparable de su formidable juego pero que en el Barcelona supone una novedad a la que su centro del campo deberá adaptarse.

A partir de esas pérdidas de Suárez y el resto de sus compañeros, el Celta edificó contras mortales. Siempre en ventaja y casi siempre bien dirigidas por Krohn-Dehli, que jugó a placer. El danés posee demasiada técnica y demasiada tranquilidad como para no castigar una transición defensiva como la culé, y la verdad es que se puso las botas. También aquí salió malparado Busquets, con una colocación que ni interrumpió ni frenó ataque celeste alguno. Solo el opaco primer tiempo de Nolito retrasó el tanto vigués. Al segundo tiempo salió de otro modo, más fluido en lo mental, y sí supo materializar lo que Krohn le dio desde abajo y lo que el gigante Larrivey, superior a Mascherano y Mathieu durante todo el encuentro, le dio desde arriba. La victoria del Celta tuvo mucho de milagrosa, cuatro palos y dos paradas salvajes de Sergio Alvárez así lo atestiguan, pero eso es lo que tienen el Camp Nou, Messi, Neymar y Suárez. Esté bien o mal, el Barcelona dejará escapar poquísimos puntos. Lo que puede hacerse es lo obrado por los de Berizzo, mostrarse más cohesionados que los de Luis Enrique sin y con el balón. De esa forma, a veces y con suerte, se pescará en Can Barça.


46 comentarios

  • javimgol 2 noviembre, 2014

    El Barcelona no estuvo bien anoche. El juego fue caótico en ataque y en defensa sufrió, lo cual ya no nos sorprende.

    Pero es que ayer hizo méritos para ganar 4-1 tranquilamente. Generó muchísimo peligro, quizás más por calidad individual que por plan de juego, pero es que Sergio hizo el partido de su vida y el Barcelona tuvo muchísima mala suerte. El seguidor culé debería estar preocupado por cómo responde su equipo ante rivales de entidad, pero con esa delantera, que ayer perdiera me parece algo que sucede en 1 de cada 100 partidos.

    Respond
  • Abel Rojas 2 noviembre, 2014

    @ Javimgol

    Comparto casi todo.

    Todo menos el 1 de cada 100, que lo reduciría a 1 de cada 10.

    Cuando un equipo no controla nada, y el Barça de ayer fue un ejemplo de eso, rara vez enlaza largas rachas de victorias.

    Ayer el Barça jugó, a mi parecer, el peor partido de la era Luis Enrique.

    Respond
  • antón 2 noviembre, 2014

    Creo que la frase es "Pero es que ayer puedo ganar 4-1 tranquilamente". Hacer méritos, en mi opinión no hizo. El primer palo es una ocasión de Neymar bastante ajena al juego, y el larguero en la falta de Messi más de lo mismo. Es pura calidad individual. Sí, tuvieron los otros dos largueros y un par de ocasiones muy claras, pero siempre aisladas y no por resultado de un juego constante.

    Yo lo pensaba ayer mientras veía el partido. Siendo buenísimos y necesitando todavía mucha suerte para llevarte algo de su estadio, parece que se les ha acabado esa pócima mágica con la que decías: "quedan tres minutos, aún me pueden meter dos goles". Tras celebrar el gol de Larrivey, vi el marcador… y quedaba más de media hora. Pero no, no les dio. Y antes les sobraban veintisiete minutos. O eso transmitían.

    Respond
  • Peter Sword 2 noviembre, 2014

    Lo que más me dejó alucinado del partido de ayer fué el gol de Larrivey. No por el genial pase de Nolito (nos está acostumbrando a estos detalles), sino por la tranquilidad/serenidad que demostró en su remate a puerta… Estamos hablando del Camp Nou lleno con un cero a cero, y fusiló con una elegancia y efectividad que me dejó pasmado. Gol de estrella, hubiera dicho.

    Respond
  • @migquintana 2 noviembre, 2014

    @Peter Sword

    A ver, es que Larrivey está de fábula. Ya lleva un par de definiciones espectaculares. Hasta el partido de ayer, llevaba una proyección de 24 goles al final de Liga de hecho. Es una verdadera locura. Evidentemente no creo que mantenga la línea porque Joaquín no es ese tipo de delantero, pero lo bien que ha casado con Nolito y Orellana habla muy bien de lo que es el Celta de Vigo. Un equipo muy trabajado.

    Respond
  • Jose Luis 2 noviembre, 2014

    No vi el partido en directo, y eso es importante decirlo antes de nada. Pero estoy de acuerdo totalmente con la crónica-artículo del partido y con lo que dice Javimgol. Y lo que más me sorprende de este Barsa es precisamente lo de que "no controla nada". Esa anarquía me huele más a blanco que a azulgrana.

    En clave Celta, ¿donde tiene el límite este equipo? El año pasado cuajó una segunda vuelta buenísima. Pero es que ha comenzado este campeonato con números espectaculares. Y con un Larrivey que bien podría jugar en la Juve (por Llorente), Dortmund (por Immobile), Arsenal (por Giroud o Welbeck) y equipos similares. Incluso en el Atlético de Madrid le discutiría el puesto a Mandzukic. Es que fuera de los delanteros del Madrid y Barsa, encontramos a Negredo, Bacca, Mandzukic y Larrivey como grandes "9" de la BBVA. Es fuerte que el Celta -con todos mis respetos- tenga uno de los 4 mejores delanteros de la liga (Madrid y Barsa aparte, repito).

    Respond
  • Abel Rojas 2 noviembre, 2014

    @ Sword

    Creen muchísimo en sí mismos. El Celta y Larrivey.

    @ Antón

    Quizás las ocasiones fueran ajenas al juego colectivo, y yo estoy de acuerdo en ello, pero tampoco exageremos la idea: Neymar, Messi y Suárez no son ajenos al Barcelona. Son del Barcelona. Son el Barcelona, de hecho.

    Lo que hicieron ayer lo van a hacer siempre. Y mejor, porque todavía está claro que cuando uno toma la iniciativa, los otros dos acaban jodidillos. Lo normal es que encuentren el equilibrio entre los tres para rendir al unísono mejor.

    Respond
  • @AlvaroFG21 2 noviembre, 2014

    Perdón por el tremendo off-topic, pero ¿veremos algo de la Segunda División pronto en Ecos?
    Me permito sugerir utilizar unos de los increíblemente trepidantes parones por amistosos de selecciones.

    Respond
  • javier30 2 noviembre, 2014

    Las sensaciones son preocupantes y estoy con tantas dudas jjajajjaa veo por una banda que si tienes a Suárez, Messi y Neymar no puedes perder partidos como ayer, que medios como Rafinha Rakitic Iniesta o Busquets no pueden generar lo que se generó ayer (con Iniesta se ha jugado igual de mal), y atrás tenemos a Mashe, Piqué o Bartra … jugar tan mal no es posible, pero ves que juegas con Alba detrás que es un jugador que no es decisivo delante ni seguro atrás, con un Bravo que es un buen portero sin más, que Alvés llevan dos años que le ganan la espalda con una facilidad increíble… no sé yo sigo pensando que el equipo es un grupo indefinido, sin base de juego, solo corre… ya sé que nadie me apoya, ni mis amigos, pero sigo pensando que yo pondría a Samper de interior:

    Busquets

    Samper Rakitic

    creo que se volvería a generar pase y juego, eso si acortando el campo, le daría la oportunidad Adama en las segundas partes, hay recursos pero no sé si hay ideas..

    Respond
  • antón 2 noviembre, 2014

    @Abel

    Claro, en eso estamos de acuerdo todos. Solo me parecía que, tratándose de un artículo en el que se analiza un partido, me parecía interesante dejar claro que las ocasiones del Barça – que las tuvo y las tendrá siempre, como tú dices – no fueron resultado de un juego o una idea colectiva. La de Neymar, por ejemplo, es que no hay nada. Es él, que es buenísimo y está con confianza, el que casi la clava en la escuadra.

    Lo de los de arriba es una barbaridad. Creo que Luis Enrique debería centrarse en "entrenar" a esos tres, y luego a los otros – es un decir, no me lo toméis al pie de la letra. Es que sin hablar de máximos, porque me parece que Neymar siempre va a ser más en Brasil y Suárez más como estrella única de un equipo, sumar el 70% de los tres… Se les caen los goles y los palos – tenía que decirlo, soy un celtista contento 😉

    Respond
  • Abel Rojas 2 noviembre, 2014

    @ ÁlvaroFG

    En principio, no :-(

    No solemos tratar Segunda División.

    Respond
  • @VGordoA 2 noviembre, 2014

    El fútbol (tal vez la vida) es un estado de ánimo. Ayer el Barça jugó mal, pero generó ocasiones que no suelen fallar. En cambio el Madrid en su partido jugó bien, pero no creó ocasiones, sólo acciones que resolvió con una precisión de reloj suizo. Ambas cosas son anormales y sólo se explican desde el estado de ánimo.

    Respond
  • Tyrion 2 noviembre, 2014

    Si Luis Enrique no es capaz de diseñar un ataque estático en el que puedan mover bien la pelota gracias a las ventajas que traen de serie Neymar, Suárez y Messi, apaga y vámonos. Qué pena.

    Respond
  • @XiscoRincon 2 noviembre, 2014

    @abel

    Has acentuado Masia…. Borra esto luego…

    Respond
  • vi23 2 noviembre, 2014

    Creo que Xavi tendría que jugar, por lo que dice Abel. La salida de la pelota es mucho más limpia y segura con él en la cancha. Todos lo que el año pasado le echaban la culpa de casi todo, ya pueden ver lo que se nota su ausencia

    Respond
  • Ferran 2 noviembre, 2014

    Tyron

    Es que parece esa la pregunta, es que no va a poder producirse un juego colectivo aceptable ( por 'culpa' de los 3 de arriba?
    )

    Respond
  • @FelipBrasi 2 noviembre, 2014

    Creo que si alguien tiene que estar incomodo en la delantera del Barça ese no debe ser Messi. En el Madrid todos sabemos que la banda derecha no es la posición que mejor le viene a Bale, pero es la que mejor le viene en el equipo de CR. Pues en el Barça si alguno de los tres se tiene que sacrificar, el último es el argentino. Alejarlo del gol es un alivio para el rival por muchas asistencias que lleve. Si yo fuese Luis Henrique sería el primer de los "muchos" problemas que tengo en buscarle solución.

    Respond
  • Lutther Blisset 2 noviembre, 2014

    Para mi el mayor problema del Barça está en el sistema defensivo. La línea de atrás tiene muchos problemas, con unos laterales a los que se les coje con mucha facilidad la espalda (lo de Dani Alves es escandaloso) y un mediocentro que se encuentra muy solo, sean quienes sean sus acompañantes. El gol de ayer es de patio de colegio, que al Barça se le meta de un balón largo porque tanto Alves como Mathieu ignoran el movimiento de Larrivey no es propio de un equipo de este nivel. Si no subsanan estos errores defensivos no veo mucho futuro al Barça contra rivales de entidad como Chelsea, Borussia o Atlético de Madrid que van a saber aprovecharse de esta circustancia.
    En lo referente al juego ofensivo pues entre los tres mostruos van a sacar muchisimos puntos por calidad pero además deben acoplarse a jugar juntos porque solo llevan dos partidos y eso lleva un poco de tiempo.

    Respond
  • redondo 2000 2 noviembre, 2014

    ¿Alguien que siga al celta normalmente me puede decir que tal jugador es Jonny, el lateral?

    Respond
  • redondo 2000 2 noviembre, 2014

    Por cierto con lo que habla la gente de Samper ya tengo ganas de verlo en algún partido de liga con el primer equipo.

    Respond
  • Abel Rojas 2 noviembre, 2014

    @ vi23

    Para mí, Xavi le viene bien a Messi y mal a Neymar y Suárez. De hecho, muy bien a Messi y muy mal a Neymar y Suárez.

    A partir de ahí, decide el técnico.

    @ Redondo 2000

    Extremo reconvertido. Defiende mejor de lo que corresponde porque tiene carácter. Y en ataque se muestra irregular, pero suma. Su rendimiento es bueno o notable según gustos.

    Respond
  • LOCOMUYCUERDO 2 noviembre, 2014

    Y mi pregunta seria ¿Si fuerais Luis Enrique, retornariais al origen de su proyecto?

    Es decir, extremos mas cerrados, para acercarlos al gol, Messi ejerciendo de enganche, no tendria tantas pbligaciones de cara al gol, y podria ayudar en la generación de futbol, en Paris se le noto comodo en ese rol. Habria problemas en lo que propongo, un 4-4-2 con el centro del campo en rombo, pero creo que es lo mas adecuado para que los 3 de arriba funcionen

    Respond
  • redondo 2000 2 noviembre, 2014

    @ Abel Rojas

    Gracias! Me llamo la atención no sabría decir porqué

    Respond
  • Abel Rojas 2 noviembre, 2014

    @ Locomuycuerdo

    Bueno, en realidad Messi jugó como falso 9 en París, Locomuycuerdo. Fue una de las primeras veces esta temporada. Luego por necesidades del guion tuvo que bajar y su rendimiento, sin menguar, pasó a ser menos efectivo, y terminó el partido con dos tiros en 90 minutos, uno de ellos a balón parado. Pero el partido lo comenzó como falso 9.

    Sobre tu cuestión, yo es que creo que Leo puede disfrutar abajo en determinados partidos, pero que él no ignora que como falso 9 es mucho mejor jugador que como mediapunta. Para Messi tiene que ser bastante frustrante no tener ocasiones o tener ocasiones tras carreras de más de 20 metros que le cuestan precisión. Él dirá que si alguien tiene que jugar fuera de sitio, él no es ese. Como me parece lógico. Porque encima el Barça lo que necesita es a este, que es mucho mejor que los otros por muy buenos que sean los otros.

    Lo que ocurre es que, si no juega Xavi, Messi tiene que bajar sí o también, porque no hay nada de creatividad constante en el centro del campo.

    Respond
  • :-O 2 noviembre, 2014

    El extremo reconvertido era Toni, no Jonny. Él siempre ha jugado como defensa; ya sea de lateral derecho, izquierdo o incluso central. Yo le veo más techo que a Hugo Mallo.

    Respond
  • Anónimo 2 noviembre, 2014

    ¿Como creeis que se podría gestionar el poner a Messi de interior?. Sí, de interior, ni mediapunta que baja a recoger el balón al centro del campo ni leches, interior. Ya veo que Abel cree que sería complicado por el hecho de que a Leo le frustaría (lógico) pero ¿creeis que se le podría convencer?

    Ayer jugó mi Sporting contra el Barcelona B, Adama Touré es una auténtica locura, un jugador que está para jugar minutos en el Barcelona. Añadido esto a Munir-Sandro-Pedro, creo que el Barça debería plantearse el paso de Messi a interior, y potenciar así a sus mejores jugadores: Neymar por banda, tirando diagonales y rompiendo por dentro, y Suárez en el puro rol Liverpool con Munir-Sandro-Adama-Pedro para la otra posición.

    Es que me da un algo cuando veo que el Barça tira a TODOS los delanteros centros a una banda. Cuando tienes a Messi 2011 con XaviIniesta vale (Eto'o, Villa – además estos dos son jugadores mucho más adaptables que Suárez a jugar de "chincheta") pero ahora… da cosa. Claro que también da cosa hacer que Messi pase de 45 goles por temporada a 30. No se, que complicado es esto del Barça.

    Respond
  • El cautivo 2 noviembre, 2014

    @ anónimo
    ¿Como renunciar al arma de destrucción masiva mas potente que hay en el futbol?

    Respond
  • ruben 2 noviembre, 2014

    @Anónimo

    Yo creo que el Barça anda muy confundido con Messi desde que se lesionó en París en 2013. Creo que un tío que marca casi 100 goles en un año y produce durante 4 o 5 años alrededor de 50-70 goles por temporada no puede bajar a coger el balón de los pies de un central. Para mi que lo que tiene que hacer el Barça es crear un contexto donde Messi la toque casi siempre cerca del área y cuantas más veces mejor, si eso implica un doble pivote, pues no hay problema. Messi creo que es lo más bestia que yo he visto a la hora de definir y su evolución deberia haber ido más hacia esa faceta y potenciar el abastecimiento de buenos balones a Leo. Alomejor hay que probar ya un doble pivote y jugar con solo uno de los interiores por delante, preferiblemente Iniesta porque complementa mejor el perfil de Leo, pero ocupar ese sitio con Xavi tampoco seria mala idea, algo parecido a España 2010.

    Respond
  • Meursault 2 noviembre, 2014

    @ruben

    El barça inicia un proyecto nuevo tras perder a jugadores importantes como Cesc o Villa y perder importancia y minutos por edad y físico Xavi o Alves. El inicio, como casi todos los inicios (incluido el Madrid de Ancelotti el año pasado, o incluso este el mes de septiembre) está siendo algo dubitativo a pesar de los grandes resultados en los 8 primeros partidos de liga y de no encajar goles.

    La tendencia como siempre en el fútbol es a ser catastrofista y ya se está enterrando al Barça, pero gracias a Dios en esta pagina se mantiene la cordura. No hay duda de que el Barça encontrará la forma de potenciar al máximo al tridente Ney, Suárez y Messi y a partir de ahí arrancar, porque ese tridente te va a crear ventajas y te va a dar puntos,goles y la opción de pelear títulos sí o sí.

    El debate de como va a conseguirlo es interesante y coincido bastante con tu idea. Es difícil intentar potenciar a un jugador sin perjudicar a otros, pero yo opino, como muchos por aquí, que el objetivo principal debe ser que Messi tenga oportunidad de disparar a puerta lo máximo posible. A partir de ahí, que se acople el resto. Parece una obviedad pero la tendencia ahora es la contraria, es alejar a Messi del area para ayudar a construir. Lo mismo pasaba en Argentina. No se como encajarán todas las piezas y si el doble pivote es la solución, pero coincido contigo en que el objetivo creo que debería ser construir el puzzle que acerque a Messi lo máximo posible al de los 50 goles, y que Messi de interior es cargarse antes de tiempo a uno de los mejores futbolistas de la historia

    Respond
  • LOCOMUYCUERDO 2 noviembre, 2014

    @AbelRojas

    Es que tengo la sensacion, de que al primer tropiezo Lucho ha vuelto a algo ya probado, y reprobado, y que se ha demostrado que no funciona, veias los primeros partidos y veias algo nuevo, con mas ritmo, un juego mas conexo, con muchas mejoras a hacer, pero veias un nudo argumental. Yo creo que LE deberia pensar en los goles que unos extremos mas cercanos al gol le harían, sobre todo Suarez, yo los cerraria, creo que son mas, que los que le restaria a Messi. No le exigiria a Messi ser un superheroe, porque creo que ademas que todos se amparen en el es malo para todos, le pediria enganchar y que juegue, yo me encargaria de que la pelota le llegue, y el que acelere todo.

    Es que antes se veia algo nuevo, mejor o peor pero nuevo, lo de ahora suena a viejo.

    Respond
  • @ricardoae 2 noviembre, 2014

    Mucho hablar de la defensa (con razón) pero para mí el problema está en el centro del campo. Pésimo posicionamiento, poca intensidad y presión y escasa creatividad. Ayer no tenía claros si atribuirle el desastre a la mala orientación de Busquets o a que como desde 2012 es el único que defiende, solo que ahora en vez de defender por anticipo y posesión de pelota tiene que marcar al rival y ahí me parece que sufre muchísimo. Las ocasiones llegaron por la brillantez individual de sus tres delanteros mas no por el juego colectivo.
    Y bueno a final de cuentas Messi es humano y ya no tiene 21 años. Eso de bajar a recibir al mediocampo y tener que iniciar las jugadas, asistirlas y/o finalizarlas es desgastante.

    Respond
  • Meursault 2 noviembre, 2014

    @Meursault

    Yo soy muy optimista con Lucho y su proyecto pero comentaba lo de Messi porque creo que es algo institucional, general. No se si fue en navidades 2012 o principios de 2013, antes de su lesión, que dijo que necesitaba un 9, ahí creo que empezó este proceso de confusión de que es incompatible darle un 9 y tenerlo cerca del área. De hecho creo que Pep probó el doble falso 9 con Cesc precisamente porque intuyó que era la solución y lo mejor para Messi y su evolución, quizás lo mismo con Suárez donde Cesc podria funcionar, a ver como evoluciona todo con Lucho, yo confio, sea como sea ese tridente le deberia salvar muchos puntos mientras encuentra la fórmula.

    Respond
  • luizao 2 noviembre, 2014

    Yo de momento, en la parte de la delantera, sacrificaría un poco el rol de Ney que es el mas joven de los tres mosqueteros de arriba en pos de poder reforzar un poco y acercar al área a Luis y a Messi.

    Luego quizás falte un figura estelar en el mediocentro, un verratti o parecido (para mi la principal carencia, creo que con un bicho gordo de estos el equipo subiría mucho), pero hay muchas piezas interesantes a probar como rafinha (aunque me llamen loco, creo que sería un magnífico carrilero-mediocentro en un sistema como por ejemplo el que usa ahora Pep) y muchos esquemas de los que disponer para ir probando, que parece que todo haya quedado congelado con Pep, pero miras al mismo Pep y se verá que no para de probar e innovar, aunque le salga rana luego.

    No se, el caso es que si la planificación ha sido absurda, se alegre al personal viendo que se intenta evolucionar el sistema y se maximiza a los jugadores.

    Respond
  • K.K. 2 noviembre, 2014

    Habláis de la bajada de goles de Messi y la relacionais con el hecho de que baje más a recibir, cuando eso no tiene por qué implicar tener un menor número de ocasiones.

    Ayer tuvo unas cuántas y no las metió. Contra el Madrid tuvo un mano a mano y no lo metió. Y así lleva unos cuantos partidos este año en los que define peor que antes. Que luego haya otras jugadas en las que baje a recibir más de lo normal es otra historia, pero ocasiones está teniendo y las está fallando.

    Respond
  • JMG 2 noviembre, 2014

    Yo no entiendo a Luis Enrique. Dice que quiere la posesión, dice que quiere presionar…?

    1. Con los tres fabulosos delante nunca vas a tener una presión como con Messi-Villa-Pedro en su día. Imposible. Y la falta de esa presión de los delanteros genera tanta desventaja para el medio campo que dudo de toda la idea de presionar.

    2. Con los interiores alejados del juego y de la pelota, jugando de "falsos laterales" o algo por el estilo, cómo vas a tener un juego basado en la posesión al viejo estilo Barcelona (que es lo que Luis Enrique dice pretender)?

    Veo el técnico y el equipo confusos, entre dos cosas sin decidirse. Si van a jugar a intercambio de golpes (que dice LE que no), entonces estoy de acuerdo con varios aquí que queréis sacrificar a Busquets y poner Mascherano en el medio; está claro que el argentino es superior en el apartado de correr y apagar fuegos, que es lo que se requiere jugando sin control. Pero no lo hace LE; juega con Busquets. Y si van a jugar a control (que dice, pero no hacen), pues entonces Busquets necesita una presión muchísimo mejor y medios que juegan en el medio, lo cual LE no ordena. Entonces, quedamos con nada. Un Busquets vendido en el medio y a rezar que Bravo y los tres de arriba lo resuelve. Pésima solución, para mi gusto.

    Soy un incondicional de Busquets. Móntale una presión excelente delante y te dominará el partido. Pero siguiendo así serán presa fácil para los Bayern y Madrid de este mundo (que puede que no sean muchos, pero suficientes como para impedir que el Barcelona se lleve los premios gordos). La verdad es que duele ver un juego tan deficiente como el de ayer y después escuchar al entrenador decir la frase "hemos generado ocasiones" mil y una veces después del partido. Es que no se da cuenta?

    Respond
  • @Dany_Oliveros 2 noviembre, 2014

    ¿Y no sería mejor para todos que fuese Neymar el que bajase a recibir abajo y la subiera como hace con Brasil? Veo más rentable tener a Leo cerca del área que a cualquier otro delantero por fabuloso que sea.

    Respond
  • Renato 2 noviembre, 2014

    @JMG

    Coincido plenamente. Me cuesta identificar las intenciones de Luis Enrique. Sus preceptos tácticos se confunden y parecen anularse unos a otros, además que sus mensajes en sala de prensa son bastante equívocos y, al menos me parece a mí, últimamente evidencian ansiedad y nerviosismo.
    Este tipo de partido se va a ganar en lo sucesivo, cuando el tridente de ataque se acomode y encuentren pautas de entendimiento interno, pero me cuesta creer que puedan jugar mucho mejor, al menos mientras no se sepa a qué están jugando. Al final el sistema vuelve a clamar por Messi y Xavi para que generar y ordenar un todo en sí inconexo.
    Por otro lado, es cierto que Messi está menos fino de cara al gol, pero no me parece algo alarmante, más bien lo tomaría como un reflejo de la gestión táctica. En mi opinión no es sino una mala racha acentuada por la falta de creación ofensiva del equipo. La falta de ideas del mediocampo obliga a que hoy por hoy Messi baje para ordenar y aclarar la circulación de balón – en lugar de buscar apoyos para acelerar la jugada – después llegue al área y deba convertir. Me parece absurdo pedirle que defina como antes.

    Respond
  • Charles 2 noviembre, 2014

    Aquí hay un poco de todo
    1. LE no está dando con la tecla porqué no sabe ni que quiere, parece que solo quiera a rakitic para cubrir la espalda de alves y así desmonta el medio del campo dejando solo a busquets, además de que iniesta no está para defender. Hace falta alguien de un perfil keita, llegador y que robe balones. Además hay que pensar en como quiere empezar a jugar, es obvio que si pones a xavi no puedes poner a alves porqué la banda será un coladero, por lo menos tiene que haber alguien que mantenga la posición ya que busquets no está para salir al corte.
    2. En ataque sí que parece que no se pueda mantener un equilibrio entre los 3, mínimo dos tienen que correr para presionar sino nos convertimos en un equipo endeble y aquí iría por la parte de que Ney puede sobrar un poco, pasando a Suarez a hacer el rol de villa 2010-2011 y otro jugador que debería ser adama ya que es el único que parece tener algo de desequilibrio porqué Pedro aunque duela está para el arrastre y Munir es muy bueno pero, habiendo jugado media temporada con el B y casi siempre de revulsivo menos los últimos partidos, aún está un poco verde.

    Respond
  • antón 3 noviembre, 2014

    @redondo 2000, Abel Rojas

    Toni juega en Estados Unidos, en el Kansas City. Se fue el pasado invierno, entre otras cosas, por la masacre a la que lo expuso Luis Enrique a principio de temporada. El Celta no tenía un lateral izquierdo de nivel – solo Bellvís, un buen lateral para Segunda – y LE decidió jugársela con él. Pasó de descarte del club – otro buen jugador para segunda, prescindible en primera – a titular en una posición que era suya. Siempre había sido un jugador responsable y trabajador, pero no era su posición y el Celta empezó como empezó. Siempre había sido mediapunta, por el centro en edad juvenil y luego por banda, ya fuese zurda o a pierna cambiada. Era de la quinta de Hugo Mallo, de las mejores generaciones hasta que aparecieron Santi Mina, Rubén Blanco y Borja Fernández. Es más, era un coruñés fichado en edad cadete o juvenil del Barcelona.

    Jonny siempre ha sido defensa. Siempre en banda en profesionales, pero creo que también en el centro con las selecciones inferiores – como bien dice un comentario anterior. Si tuviese que decir una razón, supongo que la falta de altura le lastró. Es fortísimo, pero bastante tapón. Eso sí, yo no sé si le veo más techo que a Hugo Mallo. Me parece que tiene más condiciones físicas y son similares técnicamente, pero a Hugo lo veo con más personalidad jugando. Se equivoca menos.

    Qué gusto hablar del Celta aquí!

    Respond
  • Carva 3 noviembre, 2014

    No se si es por la derrota ante el Real Madrid, por que Luis Enrique está liando a sus jugadores, por que quizás algunos no creen al 100% en su entrenador, o por que posible razón, pero veo peor el Barça en noviembre que en septiembre.

    Sigo sin ver una línea marcada de evolución, no siento que haya un plan que seguir, mejorar y perfeccionar. Diría que a sabiendas que el Real Madrid está mucho mejor que el Barça, primero se planeo una fase donde la prioridad eran los resultados, y que ahora se trabajará para implantar el sistema sobre el que crecer. Pero no lo se…

    Sigo sin entender como le hacen eso a Messi. Tanto Argentina como Barcelona estan desaprovechando sus mejores años para usarlo de comodín para solucionar sus principales problemas. Es como usar a Superman de ascensor, de chico de las mudanzas o de transportista. Sí bueno claro sería el mejor y más seguro ascensor, el más eficiente chico de las mudanzas, y el transportista más rápido…pero…pero eso. Que no. Que no debería ser así.

    Respond
  • ruben 3 noviembre, 2014

    @Meursault y todos

    El último mensaje de Meursault es mio (ruben), escribia desde el mobil y copié el nombre para no equivocarme al dirigirme a el, lo siento. Alguien puede editarlo? Gracias.

    Respond
  • Marcos Díaz-Lago 3 noviembre, 2014

    Creo que es posible que vaya a soltar una tontería como un piano, pero me gustaría compartirla con vosotros, puesto que mis conocimientos de fútbol a nivel táctico son iguales a cero. Además, creo que lo que voy a proponer es hasta ilógico pero, si el gran problema del Barça son los laterales y que el centro del campo ya no encuentra la superioridad como antes, ¿por qué no cargarse a los laterales? Entiendo que es una locura, pero es que a día de hoy Alves (y Alba, en ocasiones) son un agujero negro en defensa que no hacen más que traer problemas a sus compañeros. Y eso, al final, creo que incluso trae malos rollos en los jugadores. Porque, sinceramente, no creo que Piqué sea tan malo, pero la prensa se está cebando con él, y gran parte de los incendios que tiene que apagar son por culpa del brasileño. Jugar con un 3-4-3 permitiría al Barça meter más músculo en el centro del campo (quizás un doble pivote Masche-Busquets, Busquets-Rakitic o Masche-Rakitic + 2 interiores) y las 3 bestias arriba. Y, sinceramente, no creo que una defensa Piqué-Bartra-Mathieu (Vermaelen) vaya a ser más desastrosa que la de ahora. Además, el doble pivote exigiría menos desgaste defensivo a los interiores. Y es que da la impresión de que, a día de hoy, el Barça no tiene interiores con características para realizar trabajo defensivo (salvo, quizás, Rakitic).
    Me gustaría mucho saber si lo que estoy proponiendo sería demasiada locura.+
    Un abrazo a todos. Da gusto leeros

    Respond
  • Ferran 3 noviembre, 2014

    Marcos

    Mira yo había pensado algo parecido pero no igual, 3 atrás, con muy buena salida del balón osea (Bartra Piqué Mathieu) -pivote defensivo Mascherano + Interior mediocentro posicional= ( Busquets/ Xavi/Rakitic/ Samper) y…2carrileros extremos (o algo asi), que no laterales, (Alba y Pedro) y las 3 bestias arriba.. así desatadas..rompiendo el mediocampo, asi con dolor en el pecho por la nostalgia de l oque ha sido el centro del campo para el barcelonismo.

    Bartra – Piqué – Matahieu

    Mascherano

    Pedro (Xavi/Rakitic) Alba

    L.Suaréz Messi Neymar

    También se podria contemplar la opción que a propuesto Dany Oliveros; Neymar de '10' en un 4-4-2 en rombo, (22 años el SI que podría por físico).
    y L.Suaréz de delantero un poco escorado a la izquierda y Messi centro escorado ala derecha?? Como lo veis?¿

    Respond
  • Carlos 3 noviembre, 2014

    Pues a mí me vais a disculpar, pero veo a Messi jugando exactamente en el mismo sitio que con Guardiola, que con Vilanova y que con el Tata. Arrancando desde la misma altura y alejándose lo mismo del area. Y podéis encontrarle la razón que sea a que lleve varias ocasiones falladas en los últimos partidos siempre y cuando partáis de la base inamovible de que Messi NO PUEDE FALLAR porque en fin, más que un futbolista es un concepto. Es un ídolo y un mito, sí, pero no deja de ser un futbolista.

    Respond
  • Carva 4 noviembre, 2014

    @Ferran
    El 3-4-3 al nivel élite no suele ser muy fiable pues es demasiado arriesgado, si colocas hombres defensivo sufres en ataque, si lo haces con hombres ofensivos sufres en defensa, y si pones un mix de ambos sufres en ambos lados. Pero claro, tienes a 3 de los 5 mejores delanteros del mundo, así que no es ni mucho menos, para descartar la opción.

    Un 3-4-3 con 3 centrales fijos y dos medios defensivos le veo demasiado poco vuelo, y demasiada dificultad para establecerse en 3/4 o para hacer llegar el balón en condiciones ventajosas a tus delanteros. Pensé en un 4-3-3 con Busquets de interior, pero las conclusiones eran las mismas: demasiadas dificultades para crear juego.

    Lanzó esta otra opción a la comunidad: http://www.footballuser.com/1142623/FC_Barcelona

    Un falso 4-3-3 transformable en un 3-4-3 cuándo se ataca, y un 4-3-1-2 cuándo se defiende. El gran déficit actual del Barça es su nula capacidad para sacar el balón, sus jugadores no son genios y únicamente desde la pizarra se puede crear mecanismos para darles ventaja.
    http://www.footballuser.com/1142628/FC_Barcelona -> Salida en 3-4-2

    Con los centrales abiertos y el mediocentro incustrado entre ambos a la misma altura, superioridad númerica en medio (tanto por dentro como por fuera) con los interiores en la posición del mediocentro, los laterales largos y Neymar de enganche, si el rival quiere (es lo más probable) presionar la salida del balón del Barça y acumula hombres para deshacer la superioridad numérica blaugrana, el Barça se puede ver en problemas puesto que esos hombres no tienen calidad para sacar el balón controlado, pero aquí puede entrar el juego directo, ya sea desde Bravo, el notable pase en largo de Mascherano (pero no tendría mucho tiempo para ejecutar), o desde Rakitic (que incluso podría bajar al lado de Mascherano) hacía Suárez o Messi, que o bien pueden recibir para mantenerla (en este caso tendrían un solo rival encima, así que podrían recibir el balón con garantías), o bien juego directo "clásico" (Bravo tiene un pase largo fantástico) hacía Suárez o hacía desmarques de ruptura de Messi/Suárez.

    En caso de que el Barça logre asentarse en 3/4, que el rival no quiera hacer la presión, o que no la haga de forma satisfactoria, se podría dar esta situación: http://www.footballuser.com/1142640/FC_Barcelona

    Los interiores pasarían a la posición de mediocentro (la que ahora ocuparía busquets), los laterales ocuparían la posición que ahora ocupan los interiores (pendientes de romper al espacio del extremo cuándo la jugada lo demande, o de jugar por dentro cuándo se necesite apoyo), los centrales cubrirían el espacio entre el lateral-central, y Mascherano el espacio de los centrales. Con los dos interiores retrasados, los laterales abiertos, la zona de la mediapunta sería para Neymar, quien se encargaría de llevar el balón de abajo a arriba, de enganche para todas las posiciones. El Barça podría cargar el juego en la zona derecha, para descargar en la izquierda, donde sería mucho más vertical con Rakitic+Suárez de finalizador. En cualquier caso, Messi también estaría más cerca del área y más fresco para el remate.

    Las dudas que me crea todo es: la capacidad de Mascherano para evitar el juego directo es limitada, la recuperación tras perdida sería complicada ya que ni Rakitic ni Rafinha son especialistas en eso, y con un juego más vertical se exigiría más, que Neymar no sea capaz de cargar con toda la creatividad del equipo, y alguna más.

    Con ganas de saber donde me equivoco para aprender :) .

    Saludos

    Respond
  • Javier 9 noviembre, 2014

    Sé que llego muy tarde, pero quería puntualizar una cosa. Como hincha del Celta que soy, me he visto todos sus partidos y tengo bastante claro a qué se debió lo que vosotros denomináis "cambio táctico" del Celta en el Camp Nou.

    En una ocasión en esta temporada, le preguntaron a Marcelo Bielsa en rueda de prensa cómo tenía pensado jugar en su siguiente partido. El Loco aclaró que, como siempre hacía, alinearía a un defensa más que atacantes el contrario, buscaría el emparejamiento en el centro del campo, y atacaría en inferioridad (3 vs 4 casi siempre).

    No hace falta ni buscar en la Wikipedia la relación entre Marcelo y el Toto para darse cuenta de la enorme influencia del primero en el segundo como entrenador.

    Teniendo en cuenta esta idea, se puede observar con gran facilidad que el 433 del Celta encaja perfectamente con el 4231 predominante en nuestra liga (dos centrales vs un 9, los laterales se adelantan para presionar a los mediapuntas de banda, mediocentro marca al 10, interiores con el doble pivote rival, 3 vs 4 arriba). Cuando visitaron Balaídos equipos con 442 tan rígidos por su defensa zonal como el Villarreal o el Granada, Radoja pasó a jugar prácticamente de central para sujetar al segundo delantero en defensa o preparando la transición defensiva. Con balón, obviamente se soltaba más, y era Krohn Dehli el encargado de compensar toda esa dinámica en el centro del campo cerrando y abriendo espacios.

    Contra el Barcelona, en cambio, era de esperar de entrada la superioridad numérica en defensa, la igualdad en el centro del campo y la inferioridad en la delantera. El problema simplemente residía en encajar al mediocentro e interior celestes con el mediocentro e interior azulgranas. Para ello, era Krohn Dehli el que bajaba su posición cuando el Barcelona tenía la posesión o estaba en posición de poder recuperarla.

    Con esto lo que quiero decir es que no creo que el mensaje de Berizzo haya sido "Michael, hoy te mando jugar al lado de Radoja", sino "Michael, por nuestra forma de defender marcando individualmente, te aviso de que es probable que vayas a tener que pasar mucho tiempo ahí". Yo defiendo que el Celta no hizo ningún cambio en su modo de jugar. Jugó como lo hace siempre. Porque el Celta se adapta al rival, pero no juega diferente según el rival.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.