Platinismo: La semilla de albañil que llegó a arquitecto (VIII)


“Traigan vino, que copas sobran”. Bandera que se colgaba de la vieja visera del estadio de Independiente de Avellaneda.

Luis Cirulli, la persona que le llevó a las inferiores del Belgrano de Zárate, describió el sentimiento de Ricardo Bochini por el fútbol como “una obsesión”. El chico jugaba de la mañana a la noche y, cuando no quedaba ningún otro muchacho, jugaba él solo contra la pared. Cada sábado, cuando ya había terminado su partido, hacia guardia esperando por si faltaba algún futbolista en el resto de los encuentros a disputar. Si se daba el caso y le preguntaban que si le apetecía entrar, ni se lo pensaba; pudiendo llegar a disputar tres partidos consecutivos sin mostrar síntomas de hartazgo por la pelota.

San Lorenzo, el club de su infancia, fue el primero en desecharlo.

La familia de Bochini era hincha de San Lorenzo y, puesto que el chico (15 años) jugaba bien y sentía pasión, se animaron a intentar que probase por su club de toda la vida. A través de un conocido bien relacionado obtuvieron una carta de recomendación para Diego García, la persona encargada entonces de las divisiones inferiores de los cuervos. Provistos de tal documento, padre e hijo acudieron a las instalaciones expectantes de lo que, en teoría, parecía una gran oportunidad. El portero les indicó que esperasen a Don Diego en la puerta de entrada, pero por cosas del destino este entró por otra distinta, y a partir de ahí se inicio una comedia de equívocos. Los empleados del club les tuvieron tres horas circulando de puerta en puerta, pero sin llegar nunca a encontrarse con Diego García. Al final se hizo de noche y tuvieron que volverse a su ciudad con un enfado tremendo.

Bernardo Gandulla (Boca Jrs) también rechazó al joven Bochini.

Meses después probarían en La Candela, el que fuera terreno para entrenamientos propiedad de Boca Juniors, y una vez más acudieronBoca apenas le concedió 20 min. a la cita pertrechados con una nota de recomendación. El mismísimo presidente del club xeneize, don Alberto J. Armando, les había escrito una carta por mediación del padrino de la tía del Bocha, con quien se ve que tenía algún tipo de relación. Gracias a este valioso salvoconducto pudo, al menos, llegar a vestirse de corto y ponerse a prueba, si bien apenas fueron 20 minutos en la cancha. Había muchos otros muchachos examinándose, así que le sacaron pronto y Bernardo Gandulla le dijo a su tío que “debía rendir mucho más y que era muy flaquito”. Segundo intento y segunda decepción para el joven Richard.

La tercera y última ocasión probó con Independiente, recomendado por Ataúlfo Sánchez, antiguo arquero de Racing, y esta vez elA la tercera, la buena: El Rojo encargado de pasarle prueba, Nito Veiga, si se interesó por él. El Bocha permaneció un mayor tiempo jugando y hasta pudo tirar un penal, lo que le permitió quedar enrolado en la 7ª división del equipo Rojo (1971). Acudía al club los martes, jueves y sábados, tres veces por semana, y en horario de tarde. El trayecto le suponía unas cuatro o cinco horas de ir y otras tantas de volver, tiempo que además debía pasar sin comer puesto que el presupuesto se consumía en los cinco billetes distintos que requería cada viaje. Pero ni siquiera en estas duras condiciones se le acababa el hambre de pelota, y si además había campeonato nocturno en su ciudad también lo jugaba. Sin duda era un loco, un obseso del fútbol, y esto finalmente iba a permitir que le alcanzase la fortuna.

Peucelle lo juntó con Bertoni, su otra mitad, en la nacional juvenil.

A Carlos Peucelle le tocó la tarea de seleccionar (1972), que no entrenar, a un conjunto juvenil para un cuadrangular de selecciones (Argentina, Brasil, Holanda y Portugal) que se iba a celebrar en Cannes a principios de 1973, y Bochini fue de los escogidos pese a no haberse consolidado aun en el primer equipo de Independiente. En aquella nacional se encontró con otro Ricardo, el futuro Daniel Bertoni, proveniente del Quilmes, naciendo así su histórica sociedad, tan rica en títulos que la hinchada llegó a gritar “traigan vino, que copas sobran”.

El primer partido de práctica de la selección juvenil fue en la cancha de River Plate y juntos deslumbraron al entrenador Rubén Bravo. AmbosDe teloneros, a “saboteadores” eran el contrapunto perfecto para el otro, y lo iban a demostrar poco más tarde en su partido de despedida antes de viajar a Francia. Ese día iban a ser los teloneros de un River – San Lorenzo por el título (1972) en la cancha de Vélez Sársfield. Dada la importancia del partido el estadio estaba a reventar, pero Bochini y Bertoni sabotearon a los mayores ofreciendo un recital inolvidable. En la primera pelota del partido se fueron tirando paredes desde medio campo hasta terminar en gol. Acabaron metiendo cinco entre los dos. El público estaba totalmente enloquecido.

Balbuena, ala diestra del Rojo, fue “víctima” de Bochini y Bertoni.

El impacto de aquel juego movilizó a los “teams” de primera por el pase de Bertoni, pero finalmente Independiente se llevó el gato al agua (1973). Así pudieron seguir torturando defensas juntos durante cinco temporadas. La pelota desaparecía de tal manera cuando ambos se movían por la izquierda que el “Mencho” Balbuena, que jugaba en el otro lado, se enfadaba porque jamás la veía. La misma crítica que habían recibido décadas atrás el “Charro” Moreno y el “Maestro” Pedernera cuando conformaron la banda izquierda de River.

 

_
Artículos publicados:
1- ¿No te da vergüenza?
2- Felix Roldán y otros héroes anónimos
3- Mito y folklore de la escuela millonaria
4- El Ángel de la Bombonera
5- Notas para la confección de un semillero estilo Máquina
6- Notas para la confección de un semillero estilo Máquina (II)
7- La mística del masajista
_
Próximos artículos:
9- El negro argentino (12-12-2014)
10- Fútbol en 8 milímetros(19-12-2014)


32 comentarios

  • Calameño 5 diciembre, 2014

    No podía faltar el bocha un jugadorazo, del que hasta mi viejo me ha hablado de él estando al otro lado de la cordillera y en una zona donde no llegaban muchas noticias de futbo de tal lado, que ganas de haberlo visto jugar en directo
    Del futbol más moderno sería una especie de trinidad del 10 el Bocha-Diego-Román de esos que ya casi no existen en Argentina, para que decir en el resto del mundo.
    Un saludo Mata, sus artículos deben ser mis preferidos en ecos y vaya que me gustan todos, me alegra que sigan más de estos

    Respond
  • @_H___H_ 5 diciembre, 2014

    Qué relato emocionante, Bochini es uno de esos jugadores mitológicos a los que a muchos nos hubiera encantado ver juga;, de esos que marcan la historia del fútbol más allá de los colores, según lo que yo he escuchado, él fue uno de los mejores asistidores de la historia del fútbol.

    P.D.
    Cada vez se agiganta más la figura de Carlos Peucelle en el fútbol argentino luego de leer cada artículo.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 5 diciembre, 2014

    @Calameño

    Efectivamente. Si hacemos una génesis de los títulos que hemos barajado para esta nota se entienden los motivos que nos han llevado a incluirle pegado a los cracks del "ciclo de las luces" ('30-'40). El Bocha es una semilla tardía del mismo arquetipo de jugador. Forjado en base a una infinidad de horas de fútbol y la obsesión por el juego, que son algunas de las causas principales -según evaluamos en los dos artículos de "semillero"- de que hubiesen nacido "genios como los de antes".

    Uno de esos jugadores genuinos, el gran "Capote" De la Mata, una vez retirado se negó a volver a ver futbol en la cancha porque en su opinión “ Se juega mal y no me quiero amargar. Antes, la gran diferencia estaba en que todos eran inteligentes para jugar; hoy no. Corren y la tiran larga". Puestos a salvar solo salvaba (1979) a "Bochini, Alonso y Maradona”. De la Mata no es dudoso en señalar méritos porque su hijo llegó a internacional y él decía en entrevistas que en su época no hubiese podido jugar porque era "un sifoncito". Un tronco, vamos.

    Un saludo

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 5 diciembre, 2014

    @_H___H_

    Si Abel Rojas decía del colombiano James que es un jugador de golf del Bocha podríamos decir que lo era de billar. Un geómetra. La figura de Peucelle es recurrente porque es un poco el leitmotiv de la serie. Su visión del fútbol y las ramificaciones de su tarea. Lo he elegido como el hombre más sabio del balompié en una serie de cuentos sobre fútbol argentino, y de hecho este artículo nace del momento en que leo que fue él quien selecciona a Bochini para Cannes. Siendo honrado debo alertar de esto porque mi visión e intención ya es un sesgo.

    Un abrazo

    Respond
  • Abel Rojas 5 diciembre, 2014

    @ Calameño

    La primera vez que yo vi jugar a Bochini, por supuesto en diferido, en la Intercontinental del 84, a mí al que me pareció ver fue a Andrés Iniesta.

    Respond
  • Abel Rojas 5 diciembre, 2014

    @ H_H

    "P.D.
    Cada vez se agiganta más la figura de Carlos Peucelle en el fútbol argentino luego de leer cada artículo."

    Absolutamente cierto.

    Comparto la sensación.

    Respond
  • Néstor 5 diciembre, 2014

    El hombre que tiene el honor de ser el ídolo de la infancia de Diego Armando Maradona, casi nada.

    Respond
  • Abel Rojas 5 diciembre, 2014

    @ Néstor

    Correcto.

    Respond
  • javier30 5 diciembre, 2014

    @ Abel Rojas

    La comparación con Iniesta acertadísima, al hablar con argentinos de una edad ya avanzada no hay uno que no los compare, por cierto habéis hablado de Tomás Felipe Carlovich, sería un lujoo …

    Respond
  • César 5 diciembre, 2014

    Me ha parecido la entrega más flojita de la serie, pero no está mal. Seguro que la siguiente será mejor.

    Respond
  • Luther Blissett 5 diciembre, 2014

    Que grande el Bocha y que grande David Mata.
    Al hablar de las horas y partidos que podía jugar el Bocha en un día encuentro un cierto paralelismo con Larry Bird que jugaba también varios partidos al día e incluso cuando era profesional terminaba el partido y se iba a jugar a la calle.
    Sabía que en su niñez era de San Lorenzo y que no había pasado las pruebas pero desconocía que tambien había sido desechado por Boca. Esto enlaza con el artículo http://www.ecosdelbalon.com/2014/11/platinismo-fu… con lo dificil e importante que es la labor del cazatalentos.
    Otra curiosidad es que la recomendación para Independiente la hizo un ex-arquero de Racing!!! No terminaría muy bien con Racing Ataúlfo Sánchez ¿No?

    Respond
  • Luther Blissett 5 diciembre, 2014

    Con la frase "En la primera pelota del partido se fueron tirando paredes" me ha venído a la cabeza este importante gol https://www.youtube.com/watch?v=2_oNVys192s.

    @ Abel Rojas
    Bochini tiene algo en su lenguaje corporal distinto a de la mayoría de jugadores, al igual que Iniesta, y que sean ambos jugadores tan habilidosos hace que surga relacionarlos. A mi tambien me ha pasado.

    @H.H.
    Toda la razón sobre lo que dices de Carlos Peucelle. Resulta que era uno de los grandes personajes del fútbol argentino y casi ninguno de nosotros lo conociamos. Gracias David Mata por hacer justicia.

    @César
    Respeto tu opinión pero ha mi que sobre un artículo del Bocha y sus origenes se la defina como flojita me parece casi una herejia. Respeto tu opinión pero me parece que esta al nivel de toda la serie: Espectacular

    Por último indicar que la figura del Bocha es tan importante en el fútbol argentino (sobre todo claro esta Independiente) que se derogó una ley que prohibia poner a calles nombres de personas vivas para que la calle del "Estadio Libertadores de America" se llamase Calle Ricardo Bochini.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 5 diciembre, 2014

    @javier30

    Existe un buen documental sobre la figura de el Trinche que no se si conoces.
    https://www.youtube.com/watch?v=ItNM3VincJg

    Y según la leyenda este corte de la película "Se Acabó el Curro" (1983) de Carlos Gallettini es el único registro fílmico existente del Trinche futbolista. Si bien pudiera ser totalmente apócrifo esto.
    https://www.youtube.com/watch?v=14tZsoF4pPI

    Sobre su figura en particular no tengo ningun enfoque o información nueva que ofrecer, así que por el momento, yo al menos, no escribiré nada en Ecos sobre su figura. Lo siento

    Un saludo

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 5 diciembre, 2014

    @Cesar

    Me lo tomo como un reto. Quedan dos artículos para concluir la serie. Intentaré dar lo mejor de mí.

    Un abrazo

    @Luther Blissett

    Creo que esa comparación con Larry Bird está muy bien tirada. Igual que Magic Johnson que iba hacerle la compra a su mamá y de ida botaba con la derecha y de vuelta con la izquierda. No dejaba de botarla más que dormido pero hasta esto último con la pelota bien agarrada.

    A mi lo que me pareció precioso es que un hijo de albañil acabe tirando paredes futbolísticas. De ahí el título de la nota que es el que más convenció a nuestro Miguel Quintana tras ofrecerle una docena de opciones posibles. De inicio yo quería titularlo "Una semilla de la década de los 30 en los años 70" porque creo que la historia del Bocha trata de un jugador de los de antes demostrando que podía jugar en el fútbol "de ahora". Él tenía la estatura, peso y estilo lírico de los cracks de décadas atrás.

    Ataúlfo trabajaba entonces para Independiente. Él también compara al Bocha con Iniesta por cierto.

    Abrazos

    Respond
  • Abel Rojas 5 diciembre, 2014

    @ Blisset

    Chiquitillos, asociativos, que giran mucho sobre sí mismos, apariencia casi etérea, técnicamente pulcros y sensación de que no van a meter gol. Aunque Bochini a lo tonto a lo tonto hizo más de 100.

    Respond
  • Arroyo 5 diciembre, 2014

    En la primera entrega de este serial dije que leyendo cada frase me acordaba de la famosa escena de 'El Secreto de sus ojos' donde se relataban las cartas del asesino donde se descubría su pasión por Racing. Pues bien, hoy ha salido a colación Ataulfo Sánchez, portero de Racing.

    Y sí, en el video, el gran Escribano habla de "el guardameta Ataulfo Sánchez, eterno suplente del gran Negri…"

    Aquí está: https://www.youtube.com/watch?v=Rh3kM_sSCuQ Maravilloso David Mata.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 5 diciembre, 2014

    @Gastón

    Sí, pero Gandulla no es dudoso como descubridor, eh? Ahí están los Rattin, Madurga,
    Mouzo, Tarantini o Gareca para demostrarlo. El mejor escribano echa un borrón. Por cierto que Gandulla fue uno de los protagonistas del "platinismo" que da nombre a la serie y que relatamos en este artículo.
    http://www.ecosdelbalon.com/2014/05/historia-futb

    También debería aparecer en algún que otro capítulo de la segunda tanda de "Platinismo" aunque esta vez como jugador.

    Saludos

    Respond
  • Luther Blissett 5 diciembre, 2014

    @David_Mata_Ecos
    El que un hijo de albañil acabe tirando paredes futbolísticas me parece una comparación bonita y poética pero realmente con "Una semilla de la década de los 30 en los años 70" se entiende mejor el lugar de este artículo dentro de la serie.
    @ Abel Roja
    A tu definición de ambos genios solo le falta el decir que:
    "Ven huecos donde los demas solo ven piernas"

    Respond
  • Abel Rojas 5 diciembre, 2014

    @ Arroyo

    Qué buena "El secreto de sus ojos".

    @ Blisset

    Mmmm. La verdad es que no ^^ No añadiría eso como una virtud común en esos dos jugadores. Si hay un defecto gordo en el español, aparte de su irregularidad, es que como asistente es muy discreto. Vamos, que no solamente no lo considero una virtud sino que lo considero una limitación del futbolista. Incluso más que su déficit goleador, que me parece más comprensible y más ligado a que técnicamente no tiene un gran chut.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 5 diciembre, 2014

    @Blisset & Abel Rojas

    Bochini como pasador me parece muy superior a Iniesta. Si hablamos exclusivamente de esa cualidad.

    Respond
  • Luther Blissett 5 diciembre, 2014

    @Abel Rojas

    Pues la verdad es que tienes razón. Yo pensaba que era un buen asistente pero revisando sus datos resulta que solo a dado 38 asistencias de gol en en 344 partidos lo que no es un registro realmente importante. Tienes toda la razón.

    Respond
  • Abel Rojas 5 diciembre, 2014

    @ David Mata

    Como pasador, no creo. Iniesta es un pasador prácticamente perfecto en mi opinión, aunque le falte un poco de potencia en el cambio de orientación. Pero me parece perfecto en general tanto en dirección como en tensión. De los mejores que yo he visto nunca.

    Como asistente, es decir, dando el último pase, acabo de leer que Bochini pasaba de las 20 asistencias por torneo de manera regular, así que supongo que sí. Iniesta solo ha superado las 10 una vez en toda su carrera. En el año de Tito. La Liga de los 100 puntos del Barça.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 5 diciembre, 2014

    @Abel Rojas

    Efectivamente, me refería al último pase, como asistente. El Bocha fabricaba goleadores.

    Respond
  • Luther Blissett 5 diciembre, 2014

    @Abel Rojas @David_Mata_Ecos
    En su cualidad como asistente habría que recordar que en Argentina a los pases que dejan al delantero solo ante el portero se le dice "pases bochinescos".

    Respond
  • Vegeta>Goku 5 diciembre, 2014

    "A mi lo que me pareció precioso es que un hijo de albañil acabe tirando paredes futbolísticas."

    Maravilloso, cómo os sobráis.

    Respond
  • El_Real 5 diciembre, 2014

    Muy buen artículo, buenísima serie, enhorabuena al autor. Perdonad que me salga del tema pero David, ¿done se puede leer algo tuyo no perteneciente al fútbol? ¿Publicas algo ajeno a ello? No tengo otro sitio en donde preguntarlo.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 6 diciembre, 2014

    @El_Real

    Te lo agradezco. He hecho alguna colaboración en blogs, pero nunca algo tan trabajado y sistematizado como en Ecos. He optado por especializarme, producir poquito, he intentar ofrecer el mejor producto posible. Mi sistema de escritura me exige tanto tiempo y documentación, que me resultaría muy dificil emplearlo en diversos temas sin que el nivel de mi trabajo se resintiese.

    Un abrazo

    Respond
  • Roberticus 8 diciembre, 2014

    @David Mata,

    No sé si la etiqueta 'bochinesco' se le puede tachar a más un genio. Mario Sergio, jugador volátil y poco consistente (pasó por grandes com Botafogo, Rosario Central, Internacional y Grêmio sin que llegase a cuajarse en el pecho de las aficiones; nunca se esforzó por consagrarse como ídolo) – y portanto muy por bajo del nivel de Iniesta y Don Ricardo. Pero es que tenía pinta, a mi parecer ….

    Respond
  • Veneziano 8 diciembre, 2014

    Muy lindo articulo David , otra vez felicitaciones .
    Me gustò mucho la primera parte donde se describe el periplo hacia los clubes profesionales con su padre . Quien viviò aquellas epocas sabe cuàn dificil era conseguir una posibilidad de "prueba" en un club de serie A , y sobretodo para la gente que vivià en la provincia argentina . Cuando ibas de tu pueblo y entrabas en estas instituciones te parecia de estar dentro de lugares sagrados , lleno de temor de hacer algo equivocado, de romper o de ofender a alguien .Dificilmente encontrabas una palabra amiga ….el chico estaba solo contra todos . Eran experiencias de vida .

    Nunca fuì muy del "Bocha" , no sabrìa decirlo pero no fuè para mi el jugador que tal vez fuè para Maradona . Seguramente la comparacion con Iniesta es pertinente , tienen ese pasito medio electrico y sincopado (como controritmo) pero que enriquece el movimiento ….y a mi me viene de decir que eso lo aprenden de pequeñitos los flacuchos o menudos habilidosos , ….estàn temiendo que le llegue la patada a las espinillas y por eso estàn dando saltitos todo el tiempo .
    Para mi modo de ver Bochini era el clasico gambeteador , bastante anarquico con mucho menos compromiso con el equipo del que pueda tener Iniesta . Tambien era otro futbol y eso se pedìa menos …pero no sè , para mi Iniesta es un jugador mas de equipo , el Bocha gambeteaba en cualquier lugar de la cancha donde cogiese el balòn , …un verdadero romantico del futbol , placer puro para los estetas . Y tal vez por eso tuvo siempre poco impacto en la seleccion .
    Igualmente creo que otro que se le asemejò mucho (o al revès) fuè el "cabezon" Sivori .

    Respond
  • Veneziano 8 diciembre, 2014

    @David

    Espectacular el documental sobre el Trinche !!!!!…. no solo por el personaje (Carlovich) sino por todo ese ambiente que se respira en los relatos , ese futbol que yà no existe o si existe hay que ir a buscarlo en los subsuelos de lo que es el futbol hoy , allà en los pueblos de provincia o en esos barrios olvidados de las capitales ….el corazon pulsante y anonimo de este juego , donde viven y se emocionan millones de personas en el mundo ….con solo una pelota como protagonista.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 10 diciembre, 2014

    @Veneziano

    Le hacen un lifting de 30 años y que me parta un rayo si el Bocha no podría jugar hoy en día en cualquier equipo grande.

    Respond
  • Veneziano 10 diciembre, 2014

    @David Mata

    ….ja,ja,ja…si puede ser , o no ….tal vez si ….bueno que importa . Lo que importa es lo que significò para muchos argentinos , son nombres que quedan en la memoria colectiva de un pais …Rojitas , Bochini , Babington , Houseman, el ratòn Ayala , Bernao etc….luego cada uno tiene sus preferencias y es normal que sea asì . Un abrazo

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.