Platinismo: Notas para la confección de un semillero estilo Máquina (V)


“El orden es el placer de la razón pero el desorden es la delicia de la imaginación”, Paul Claudel.

A principios de la década de los ’70, el Doctor Benito Siccardi le rogó a su amigo Carlos Peucelle que dejase escrito su testamento futbolístico de cara a evitar que las futuras generaciones pudiesen llegar a perder su sabiduría. Salvaguardado en letra impresa todo lo esencial que Carlos había aportado al fútbol, nacía la esperanza de que aquel conocimiento actuase como una luz encendida para aquellos que quisiesen seguirlo. Así, asumiendo como propia la premisa peucelliana de que “el juego no se puede enseñar”, nos queda solo la posibilidad de entender la mecánica de la incubadora.

¿Por qué ya no hay futbolistas como los de antes?

Lo primero y fundamental es que para llegar a jugar con orden debe existir primero una época de juego desordenado. Dante Panzeri estimaba que “el futbolista se forma entre los 13 y 17 años”, pero requiereLa pelota es el único profesor que no falla de un requisito fundamental: “¡muchas horas diarias con la pelota!”. El jugador, por tanto, se hace jugando. Siendo ésta “el único profesor de fútbol infalible”. “La técnica del juego si se enseña y se aprende” decía Peucelle, “pero el juego no se puede enseñar”. Más bien al revés. Durante el proceso que él llamaba “capacitación”, lejos de agregar se les quitaban cosas. Se les corregía, se les aconsejaba su ubicación en campo (función) más adecuada y, cuando ya había dominio de la pelota, se les recomendaba simplificar de cara a conseguir un “uso sin abusos”. Para Peucelle el futbolista podrá aprender, pero nunca ser enseñado. Si adquiere juego será por “ilustración”, “se enseña él solo”, aunque especulaba con dos posibles tipos de alumno: los que mastican y los que huelen. Según si su adquisición se debe a su inteligencia o a su instinto.

Un alumno de Peucelle, José Manuel Moreno, decía que “el jugador nace en el potrero, pero siempre tiene cosas para pulir” y se refería a esto mismo. Cuando Ondino Viera, famoso entrenador uruguayo de larguísima carrera brasileña, quiso ahondar en las particularidades del criollimo, consideró que el modelo pedagógico europeo (escuela inglesa), por su aplicación eminentemente coercitiva, promueve un sujeto futbolístico silencioso, subordinado y sumiso, bueno para los automatismos, pero con evidentes carencias “técnicas, psíquicas, psicotécnicas y psicofísicas” que lo limitan. Determinando, a modo de corolario, que las “concepciones colectivistas” características del fútbol europeo eran tan hijas de dichas limitaciones como de una “expresión más atlética de la técnica”. Por contra el criollismo habría priorizado la autonomía y la iniciativa, lo que a la postre habría sido un estimulo para el desarrollo de sus características más admiradas como, por ejemplo, el mayor control de la pelota o la cultura de la gambeta.

El mito del jugador criollo arguye que las características que se le atribuyen fueron fomentadas por particularidades socio-económicas: la antaño alabada y hoy sujeta a debate “cultura del potrero”. El potrero es un baldío, un solar en el que no se ha edificado. Un gran periodista uruguayo radicado en Argentina, Ricardo Lorenzo Rodríguez “Borocotó”, fue uno de los impulsores desde la revista “El Gráfico” de emplear el lugar donde los muchachos argentinos se iniciaban con el balón (el potrero) como símbolo de las cualidades de un fútbol particular. Este aspecto ha sido criticado por autores “modernos” como Eduardo P. Archetti, antropólogo argentino, quien consideraba que pibe y potrero son “mitos” en el sentido de “ficticios”. Un sinónimo de cuento.

La teoría de la construcción de una identidad contra el enfoque sociodeportivo.

Archetti ha justificado este enfoque en su obra (“El potrero, la pista y el ring”) estableciendo que el “estilo criollo” es un tipo de “narrativa mítica” que trata de construir una identidad nacional. Primero, durante los años 20 (S.XX), como una forma de oposición al “legado británico” y, a medida que llegaban los éxitos internacionales, como una forma de “hacerse visibles en un mundo cada vez más internacional”. Bajo este prisma antropológico, el potrero deviene una metáfora de la pampa salvaje. Un territorio mitológico que conecta la fundación mítica del fútbol con el “rico ecosistema” de la pampa argentina, presente en varias de las “narrativas históricas dominantes” de la zona.

Sin embargo un entrenador “moderno” como Johan Cruyff dejó escrito -por las mismas fechas en que Archetti publicaba sus trabajos- que había que “recuperar el espíritu primigenio del fútbol”, refiriéndose con estoJohan Cruyff creía que había que recuperar el perdido fútbol de calle a la práctica del fútbol callejero. Durante la serie de entrevistas que permitieron a Sergi Pàmies editar “Me gusta el fútbol”, Johan le dedicó el primer capítulo a explicar su propio itinerario de desarrollo técnico, remarcando su condición amateur, el aprendizaje por medio de la imitación y la naturaleza del espacio de juego (calles y plazas de barrio). Según Cruyff la “falta de calidad técnica en muchos jugadores (actuales) está relacionada, sin duda, con el lugar donde los jóvenes aprenden a jugar a fútbol”. Lo que le ha motivado a generar propuestas que buscan “recuperar este espíritu del fútbol de calle”, como la iniciativa Cruyff Courts para promocionar ese fútbol callejero donde “no siempre es necesario tener todos los elementos (portería, balón…)” puesto que se cuenta con la “imaginación e ilusión” para encontrar soluciones que hagan factible el juego en cualquier espacio libre. Sin haber estado nunca ligado a la cultura criolla, Cruyff emitió un discurso afín al de Peucelle, al que nunca conoció, y reivindicando los mismos aspectos como fundacionales del “jugar bien”, así como justificando la perdida de calidad de una generación a otra con los mismos argumentos que Dante Panzeri: la perdida del “alma del potrero” o fútbol de calle.

¿Cuál es la medida de lo perdido sin el llamado “fútbol de calle”?

La reflexión de Ondino Viera sobre la conveniencia de estimular el interés (dentro-fuera) por encima de la disciplina (fuera-dentro), dado que en el primer modelo incentiva lo espontáneo y el segundo la subordinación, nos retrotrae a la dicotomía entre artistas y funcionarios. Pudiendo entenderse de sus consideraciones que poner el acento en la libertad, en lugar de en la rigidez, alienta el crecimiento de los artistas (creativos). El fútbol es distinto al arte puro ya que es juego. Lo que significa que lograr el “virtuosismo” está al servicio de poder ganar, antes que de consideraciones estéticas. No en vano ya Panzeri afirmaba que “el fútbol que nos gusta… tiene por objetivo ganar todos los partidos”, aunque con matices: “El fútbol totalmente logrado (ideal) es aquel que proporciona la victoria asociada a lo bello de lo que es ingenioso como juego”. La idea de “belleza de un arte” esta ampliamente recogida en su libro fundacional “Fútbol. Dinámica de lo Impensado” lo que nos lleva a una consideración: ¿el fútbol además de juego es arte? ¿Podemos encontrar similitudes en la evolución de un futbolista y un artista?

Existe al menos una metodología ligada a la pedagogía en técnicas de movimiento corporal y con vocación artística, que ofrece muchos puntos de contacto interesantes con las propuestas deEl maestro está para descubrir el potencial sensible a su alumno semillero estilo Máquina peucellianas. La profesora Mercedes Ridocci, especialista en Movimiento Orgánico y Expresión Corporal, define que en su especialidad, “el maestro está para guiar al alumno a descubrir su potencial sensible, a descubrir sus capacidades corporales, ofreciéndole para ello las herramientas necesarias para su expresión y canalización hacia la expresión y el arte. Es el alumno el que va encontrando su propia voz, a esto se debe que en esta técnica el alumno nunca se parecerá al maestro, ni los alumnos entre sí. Evidentemente el maestro corrige, pero siempre desde la consideración del cuerpo y el ser sensible que tiene delante. No siempre se pide lo mismo a todos los alumnos, el maestro respeta el proceso individual de aprendizaje y las capacidades de cada uno, eso sí, al menos yo, intento exprimir el jugo del alumno todo lo que puedo. Desde esta forma de trabajo, el alumno se esculpe a si mismo, se hace a si mismo, es a la vez escultor y la materia que esculpe”.

Ambas perspectivas, de vocación artesanal, comparten el enfoque de trabajar con lo que trae el alumno. En ellas se debe renunciar a la pretensión de que salga todo perfecto desde el principio, y considerar imprescindible la fase de producir. Mejor o peor, correcto o incorrecto, pero hay que producir para luego depurar, tanto si es una técnica de expresión corporal como si se trata del juego del fútbol. El maestro balompédico estilo Máquina requerirá que haya una experiencia previa de fútbol para poder trabajar. Resulta sugerente especular con que el “futbolista artista” (creativo) será, por tanto, el resultado de un proceso que le permita encontrar su propia voz y no de ser un mero producto del automatismo.

 

_
Artículos publicados:
1- ¿No te da vergüenza?
2- Felix Roldán y otros héroes anónimos
3- Mito y folklore de la escuela millonaria
4- El Ángel de la Bombonera
_
Próximos artículos:
6- Notas para la confección de un semillero estilo Máquina (II) (21-11-2014)
7- La mística del masajista (28-11-2014)


39 comentarios

  • Abel Rojas 14 noviembre, 2014

    Pues estoy francamente sorprendido con la ideas de Peucelle.

    Yo no sé nada de formación, pero cada vez que hablo con entrenadores de fútbol base "se quejan" más del entendimiento del juego de los chavales que de su nivel. Obviamente deben pulirlos técnicamente, pero siempre hacen más hincapié en la necesidad de enseñarles a entender el juego y tomar buenas decisiones. Como si el jugador medio aprendiese antes por sí mismo a resolver retos individuales que retos colectivos.

    Respond
  • SergioMartin91 14 noviembre, 2014

    Vaya maravilla @David_Mata además toca un tema que me gusta en especialidad, que es el "aprendimiento (o el no aprendimiento) de juego" , "la idea del fútbol de calle" y la del "virtuosismo" asique daré mi opinión como buenamente pueda:

    Yo, a diferencia de lo que se señala en el artículo, creo que el fútbol (una parte) si se puede aprender sin necesidad de haber jugado 3 veces por semana entre los 13 y los 17 años, por ejemplo, yo mismo siempre me he dedicado a los deportes de raqueta y al fútbol (sala) empecé a jugar con 18 años, siendo la primera vez que, más allá de las pachangas que todos hemos echado cuando eramos pequeños, era la primera vez que jugaba "un partido de verdad", evidentemente, en mis movimientos se notaba que yo no había recibido esa idea que desde pequeñito te inculcan cuando juegas a esto sobre la importancia de jugar a uno y dos toques y lo de tocar y moverse, sin embargo si tenía cierta lectura a la hora de apoyar a un compañero para hacer la pared o bajar a recibir si el equipo no necesitaba, por lo que la asignatura pendiente que me quedaba era el desmarque en profundidad que, poco a poco, fui aprendiendo. A los dos años pasamos a fútbol 7 y lo mismo, más allá de las típicas pachangas no había jugado nunca y si reconozco que ahí me costó más porque mis movimientos eran los típicos del fútbol sala: mucho desmarque de apoyo pero cero desmarque en profundidad, por lo que me propuse fijarme en determinados jugadores para ir aprendiendo, por ejemplo, me fijaba en falcao para el desmarque dentro del área, en callejón para el desmarque desde banda derecha, en cristiano para el desmarque desde banda izquierda y en diego costa para el desmarque hacia fuera, y, evidentemente los hacía peor porque soy infinitamente peor que ellos, poco a poco fui incorporando a mi juego dichos desmarques de manera "más o menos" automática. Evidentemente lo por mucho que me fijase en futbolistas profesionales lo que me dio ese aprendizaje fue el jugar 2 veces por semana a lo ancho del campo de fútbol 11 pero creo que fijándome en estos futbolistas pude mejorar mis movimientos sin necesidad de haber jugado desde pequeñito a esto, por lo que, evidentemente, estoy de acuerdo en que hay una parte muy importante del fútbol que se aprende jugando, pero otra parte, aunque más pequeña, que se puede aprender también viendo fútbol.

    En cuanto a recuperar el llamado por Cruyff "fútbol de calle", no puedo estar más de acuerdo, de hecho creo que es algo que va en la cultura del propio pais, creo que en España no desarrollamos tanto ese "fútbol de calle", aunque evidentemente todos hemos jugado con pelotas de tenis y sudaderas haciendo de porterías cuando éramos pequeños, como en sudamérica, no se muy bien porqué se da esto pero creo que esto tiene una repercusión muy importante en el modo de juego, por eso en sudamérica son los reyes de la gambeta, véase Di Maria o de ese regate imposible, vease Redondo en Old Trafford, o de esa capacidad de improvisar delante del portero, veáse Ronaldo Nazario, o de ese golpeo imposible, vease Roberto Carlos, del que cuenta la leyenda que tiene ese golpeo tan duro ya que de pequeño jugaba con piedras entonces al cambiar a jugar con un balón le podía imprimir esa potencia que nos ha dejado goles imposibles como el gol al Tenerife o el gol a Francia (!).

    Por último, en el tema del virtuosismo diré lo que digo siempre, el fútbol es de los futbolistas y el mejor entrenador es el que saca a relucir lo mejor de los mismos es por esto que, como en todo, yo creo que tiene que haber artistas y funcionarios, porque para que un equipo funcione es necesario que unos se sacrifiquen llegando incluso a tener que cambiar su juego (funcionarios) para que sean otros los que brillen y, a veces, salgan más en la foto final, pero como digo, yo creo que esto se trata de potenciar a los mejores para que metan la bola en la portería contraria que al final es de lo que se trata en esto, y en el fútbol de hoy en día tenemos infinidad de casos que nos dan la razón, por ejemplo, en el sistema Barcelona cuando esta Guardiola todo era una maquinaria de movimientos (extremos pegados a la cal para que aparezcan espacios por dentro), 15 toques para instalarse en campo contrario y poder presionar tras pérdida como se debe, y todo ello para que? Muy sencillo, para que la mejor individualidad del momento recibe en la corona del área con el suficiente espacio como para acabar la mayoría de las veces o atraer al lateral de turno y sacarla al extremo que la ponga atrás y el 10 remate. No cabe duda de que si Alexis, o Pedro, o Henry, o incluso Eto'o hubieran hecho ese trabajo, Messi no hubiera recibido tantos balones en ventaja táctica, pero con el paso de los años se ha demostrado que esos movimientos por parte de Guardiola eran un win-win, aunque sea a costa de "sacrificar el juego de otros".

    Respond
  • @migquintana 14 noviembre, 2014

    @Abel Rojas

    ¿Pero hasta qué punto se puede enseñar a comprender el juego? Yo entiendo su visión. Tú puedes darle herramientas, ayudarle y explicarle, pero al final el aprendizaje es por repetición y por práctica. De situaciones, de contextos, de soluciones… Sobre todo si lo aplicamos al juego de posición, claro, pero diría que al resto también.

    @SergioMartin91

    Y, de hecho, ese fútbol de calle da sus frutos donde más se practica: Canarias y Andalucía.

    Respond
  • @AlexSM10000ft 14 noviembre, 2014

    @migquintana

    Yo creo que a comprender el futbol se puede enseñar. Evidéntemente no todo el mundo será genial en ello, pero no creo que sea dificil tener claros los conceptos y la forma de aplicarlos… si el entrenador también los tiene claros (y doy por hecho que si).

    Si una página como esta puede hacer que muchos aficionados comprendan el futbol mejor (y lo hace), entonces es posible enseñarselo a los jugadores.

    En mi opinión solo hace falta ver mucho futbol de alto nivel, y verlo con calma y la guía de alguien que entienda lo que pasa y por que pasa. No vale con verte el partido de tu equipo favorito y emocionarte, sino pararte y ver el partido casi jugada a jugada y preguntarte. ¿Por que Cristiano Ronaldo hace ese desmarque? ¿Por que Messi aguanta ese balón? ¿Por que Koke cae a esa banda? Etc… ¿Por que un equipo adelanta la defensa? ¿Por qué otro la retrasa? ¿Por qué estos juegan rápido, y estos otros despacio? ¿Por que unos ancho, y otros estrecho? Etc… Y no solo las cosas que están bien, sino también las que están mal. Cuando ves un gol que parece un error garrafal de alguien mirar atrás a ver que ha fallado en el equipo en lugar de echarle la culpa al último jugador que sale en la foto.

    Para estos casos creo que una gran herramienta sería ver los partidos junto al entrenador, y no en directo. Sino un visionado casi jugada a jugada a lo largo de un par de horas (no necesariamente un partido completo). No se, me parece una herramienta muy adecuada y que se que al menos en formación a nivel de equipos locales/regionales pequeños no se suele usar. Y además algo muy sencillo de hacer.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 14 noviembre, 2014

    Lo que yo pienso es que el verdadero conocimiento siempre es vivencial. Si no puedes ser un erudito, alguien que acumula información, pero nunca un sabio. El escritor se hace escribiendo, el cantante cantando y el futbolista jugando.

    Respond
  • Adam 14 noviembre, 2014

    Si el futbolista se hiciese solo jugando, no haría falta los entrenadores. En todos los ámbitos hace falta un profesor o un maestro que tenga conocimiento y aconseje. Tiene delito que Cruyff diga que el futbolista se hace en la calle cuando es uno de los dioses del juego de posición que consiste en mecanizar el juego.

    Respond
  • SergioMartin91 14 noviembre, 2014

    "¿Pero hasta qué punto se puede enseñar a comprender el juego? "

    Yo opino parecido a @@AlexSM10000ft, creo que a comprender el fútbol si se puede enseñar, evidentemente todos cuando empiezan quieren ser delanteros pero poco a poco uno se da cuenta de sus cualidades y adapta su juego a la posición en la que puede rendir más, y una vez que ya tienes claro que vas a jugar en esa posición te vas dejando nutrir de lo que te enseña tu entrenador y de lo que ves cuando ves partidos de fútbol y los analizas de verdad, a partir de ahí yo supongo que el delantero aprende a cuando desmarcarse y cuando pedirla al pie, cuando caer a banda y cuando rellenar el área, cuando dar un apoyo…El mediocentro aprenderá a colocarse a la hora de sacar el balón y tras pérdida de su equipo, aprenderá a cuando hacer la falta táctica y cuando hay que cambiar el balón de lado. El defensa aprenderá cuando hay que recular y cuando hay que subir la línea, cuando hay que tirar el fuera de juego, cuando se puede sacarla jugada y cuando se puede meter el pelotazo. Evidentemente luego hay jugadores con una lectura del juego más pobre que otros pero cuando tu estás en un equipo y llevas mucho tiempo con ellos aprendes los mecanismos (los mejores tardan menos en aprenderlos) del juego y tus movimientos y tu juego irán destinados a que el colectivo se beneficie de ellos.

    @David_Mata_Ecos

    "Lo que yo pienso es que el verdadero conocimiento siempre es vivencial. Si no puedes ser un erudito, alguien que acumula información, pero nunca un sabio. El escritor se hace escribiendo, el cantante cantando y el futbolista jugando."

    Yo personalmente te compro esto a medias, para mi es vivencial el conocimiento en su vertiente práctica, no así en su vertiente más teórica ya que no hace falta haber jugado al futbol para conocer los sistemas de juego, o el tipo de juego que desarrolla un equipo. Luego esta claro que a jugar, cantar o escribir se aprende jugando, cantando o escribiendo pero no todo el conocimiento que adquieras sobre una determinado juego o materia debe de ser en base a la práctica.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 14 noviembre, 2014

    @Adam

    Durante la segunda parte del artículo intentaremos desarrollar un poco lo que viene tras la fase de juego desordenado. Sin embargo añado una frase que Peucelle/Panzeri atribuían a Atahualpa Yupanqui: “el talento no va a la escuela” (“llega a la escuela”). Rubén Rossi citó esta misma sentencia para dar la razón a Peucelle en una entrevista de 2002 diciendo "Terminemos con esa pavada de que el fútbol se enseña. Lo que nosotros hacemos es pulir defectos y mejorar lo que el jugador ya tiene". Sintomático esto, dado que Rossi había sido seleccionado para el campeonato mundial juvenil de Japón en 1979 (campeón) por uno de los mayores descubridores de talentos que han existido, Ernesto Duchini, quien siempre decía: "Mi principal virtud fue saber elegir".

    Un saludo

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 14 noviembre, 2014

    @SergioMartin91

    Sergio, usted no lo está comprando a medias, usted lo está comprando entero. La próxima semana profundizaremossobre como se adquiere el conocimiento en la escuela Máquina si bien en este artículo ya hay una pista: "los que mastican y los que huelen". Recuerden que Peucelle diferencia entre juego y técnica de juego.

    “La técnica del juego si se enseña y se aprende" " pero el juego no se puede enseñar”.

    Solo hubo un Pedernera. Ningún "maestro" pudo reproducirlo.

    Respond
  • Veneziano 14 noviembre, 2014

    @Adam

    Los dos son necesarios (el juego y el entrenador) . En una primera parte del aprendizaje es fundamental adquirir el mayor numero de experiencias posibles a traves del juego , y en eso el futbol de la calle (o el potrero) es un maestro execpcional . Luego poco a poco un buen entrenador corrige al chico sin destruir su esencia ùnica y asì poco a poco esa influencia del entrenador puede ir aumentando a medida que el jugador va siendo màs maduro y es consciente de su propias caracteristicas .
    La posibilidad de que un sistema ,(como el juego de posicion) funcione , aumenta cuando los interpretes tienen experiencias acumuladas que le permiten leer por si solos cualquiera de las situaciones que se presentan ………el juego de la calle servirà siempre , sea para desarrollar un juego caotico sea para desarrollar un juego aparentemente "mecanico" .

    Respond
  • @migquintana 14 noviembre, 2014

    @AlexSM10000ft

    Ah, por supuesto. ¿Pero puede un jugador desempeñar bien una labor sin comprenderlo? Casi es una diferencia semántica, pero yo creo que puedes entender lo que te explica tu entrenador pero que sólo sobre el campo y a través de la experiencia puedes comprenderlo. Y, cuando lo comprendes, es cuando puedes llevar todo al terreno de la excelencia e, incluso, salirte de él para ser todavía mejor. El ejemplo de Cristiano Ronaldo, por ejemplo. ¿Podría ser el jugador que es hoy en día con 22 años aunque hubiese tenido esa formación con Sir Alex, Mou y Carlo? Lo dudo… Y eso que, como en todo los tipos de aprendizaje, también un talento inherente a la propia persona. Luego depende de su desarrollo.

    @Adam

    Hombre, pero que no sea un maestro no significa que pueda desaparecer. Quizás, por donde tira esa corriente de pensamiento, es por situarle como un guía sobre el que edificar uno mismo su conocimiento del juego. Y yo compro completamente esto. De hecho, Gregg Popovich hablaba en estos términos tras ganar su anillo.

    Respond
  • @cordobeh 14 noviembre, 2014

    "Terminemos con esa pavada de que el fútbol se enseña. Lo que nosotros hacemos es pulir defectos y mejorar lo que el jugador ya tiene"

    Y nada más. Como dice el refran, de donde no hay no se puede sacar. Puede haber voluntad de aprender y de enseñar, pero el conocimiento o la técnica no da el talento y es el entrenador el que se basa sobre este para intentar explotarlo.

    Respond
  • merchancito 14 noviembre, 2014

    Muy de acuerdo con Peucelle. Tú ya puedes leer 200 libros y ver 50 películas sobre ligoteo, que como no lo lleves en la sangre, cuando estás delante de la muchacha te van a sudar las manos igual y te vas a quedar mudo. Y el que nace con labia, se las lleva de calle desde que sale el primer grano en la cara.

    Con el fútbol, tres cuartos de lo mismo. Y se aprende de lo uno, sí…. pero se aprende mucho más de sobar el balón, de correrla, pedirla, cortarla, pararla, rematarla. Para mí, el fútbol puro tiene poco que ver con la coreografía. Por eso los sistemas nacen y mueren, porque hay imaginación futbolística en la cabeza de los genios que siempre encuentra cómo vencer esas defensas, cómo parar esos ataques, más allá de las pizarras, por puro fútbol.
    Los libros, las charlas, los vídeos, las pizarras…. ayudan, pero el fútbol de verdad empieza cuando pita el árbitro.

    Puedes analizar un partido, una jugada, una transición, tranquilo en el salón de tu casa. Avanze, rebobino, lo paro… mira éste, aquél, ese movimiento, la posición… En el campo, el análisis es inconsciente y se hace en décimas de segundo. Si no lo llevas dentro, te la quitan, te regatean, no llegas a la cobertura, no estás para rematarla.

    Eso se lleva dentro. El futbolista puro, de chiquito, es ese que cuando lo sientan en el banco por castigo, llora de rabia por no poder jugar. ¿Que me quiten la paga? ¿2 hojas más de deberes? ¿Sin reyes este año? bobadas… ¿Esta semana te quedas sin balón? La muerte.

    @SergioMartin91
    "creo que en España no desarrollamos tanto ese "fútbol de calle"

    Las generaciones del 90' para adelante no. Pero en los 80', el raro era el que en el recreo no quería jugar al fútbol. Las tardes, después de terminar las tareas, eran balón, balón y más balón. Se jugaba en calles asfaltadas, en plazas, en parques, en jardines…. No creo que se haya jugado más "potrero" en Buenos Aires que en Madrid.

    Sigo leyendo y, de cuando en cuando, es un placer pasar a saludar.
    Un abrazo Ecos.

    Respond
  • Luther Blissett 14 noviembre, 2014

    La experiencia del jugador es muy importante. Yo creo que Peucelle y Cruyff a lo que se refieren es que el fútbol callejero te pone impedimentos que se deben resolver con ingenio y que estos impedimentos hacen que afloren recursos que son dificil de obtener por una vía más llamemosla artificial o de laboratorio que sería el fútbol aprendido en una escuela de fútbol.
    Como anecdota recuerdo hace muchos años una entrevista a Butrageño en el colegio donde aprendío a jugar y decía que al ser el patío un lugar estrecho solía hacer tirar paredes con la pared de la escuela y decía que ese recurso lo había trasladado al terreno de juego como una cosa natural e instintiva, algo que seria más dificil para alguien que jugase en otro lugar con otras características.
    Yo creo que es a eso a lo que se refiere Peucelle y Cruyff.

    Respond
  • Renato 14 noviembre, 2014

    @Abel Rojas

    En mi opinión es lo que hace que la mayor parte de los fenómenos relacionados con la gambeta y la técnica hayan salido de latinoamérica. Creo que es en la calle donde la irresponsabilidad permite el desarrollo de esas capacidades que requieren de mucha práctica. Uno puede ver en Argentina o Brasil a pibes que se encierran en cualquier lugar a gambetearse unos a otros, y lo hacen por horas. Eso no viene acompañado de conocimiento del juego, pero sí que se desarrollan capacidades relacionadas con el gusto estético sudamericano.
    Hay veces que se juega al "todo contra todos", y es que la pelota está ahí y el que la agarre se las arregla. No veo a un formador de fútbol base aplicando esas ideas sistemáticamente.

    Respond
  • @migquintana 14 noviembre, 2014

    @Luther Blissett

    Al final es lo que le sucede a los futbolistas bajitos o con sólo una ''pierna útil'', que perfeccionan movimientos y gestos técnicos que otras personas ni siquiera imaginaban porque no han tenido ese problema. Yo lo entiendo de la misma manera que tú, sólo que ese aspecto individual, que yo creo que siempre ha existido y del que todos tenemos consciencia, también podemos traspasarlo a lo colectivo y a ese llamado ''saber jugar''.

    Respond
  • Luther Blissett 14 noviembre, 2014

    @migquintana
    Totalmente de acuerdo

    Respond
  • Luther Blissett 14 noviembre, 2014

    Renato
    Estoy de acuerdo con lo que dices sobre que un formador de fútbol base no puede/sabe aplicar las ideas que llevan a un jugador a desarrollar habilidades como el regate o gambeta pero me parece que lo que en Argentina o Brasil se desarrolla más porque los niños juegan horas en la calle es un poco mito ya que en Europa o África es similar. De echo en reportajes sobre grandes idolos como Zidane, Zlatan o CR cuando conocidos hablan de la infancia de estas estrellas señalan que los recuerdan siempre jugando al fútbol en la calle.
    El fútbol callejero es universal o por lo menos así a sido hasta ahora.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 14 noviembre, 2014

    Estoy felicísimo por la talla de los comentarios. Que lujo es dar pie a tan buen debate.

    @Luther Blissett

    Me encanta que saque a Emilio porque me parece un caso sintomático de lo que estamos diciendo. Un jugador que llega al Real con 17 años, la edad a la que Dante/Peucelle ya avisan que el jugador está "hecho", no se puede decir que sea un "producto" madridista en el sentido de crecido en dicho seno. Emilio tiene un referente claro que es el Cruyff jugador del que coge elementos y aprende cosas que luego él reversiona con sus propias características y sensibilidades. Todo esto sin coincidir con él propiamente en el sentido de físicamente. También él es ejemplo de esta cultura de calle que no es algo exclusivo del Río de la Plata ni la piedra filosofal, pero si un pasaje imprescindible para que salga el jugador "como los de antes". Huelga decir que Zidane es un jugador de ese tipo. No hay tal mito en el sentido antropológico al que se refiere Archetti, si no que se trata de circunstancias sociales y deportivas en las que, prometo, nos vamos a extender en la segunda parte para intentar, en la medida de lo posible, hacer justicia a las ideas de la gran escuela de Peucelle, a la que llamaremos así pese a ni ser escuela ni exclusivamente suya. De hecho estoy convencido de que el maestro me estaría llamando mentiroso por darle su nombre y atribuirle esta "escuela", que de serlo es la misma, por ejemplo, que la que ejercía Duchini, a quien cito en un comentario anterior. Acabo añadiendo que cuando Guardiola quiso "variedad en su sistema" (Andrés Araujo dixit) apostó por ahorrar tiza y sedujo a Xabi Alonso.

    Un abrazo

    Respond
  • Luther Blissett 14 noviembre, 2014

    @David_Mata_Ecos

    Es un placer leer estos textos y los debates que se forman en esta web de los que creo se aprende más que en cientos de horas de visionado de algunos debates futbolísticos.

    En relación a lo que dices sobre las circunstancias sociales y deportivas, Simon Kuper en su libro "Soccernomics" expone que muchos de los grandes futbolistas europeos y sudamericanos que han surgido de barrios pobres llegan a triunfar porque según estandares mundiales tenían una alimentación más o menos adecuada y al vivir en viviendas pequeñas pasan mucho tiempo fuera de ella, practicando muchas veces el fútbol callejero. Al estar todo el día practicando tienen la oportunidad de llegar a las 10.000 horas de práctica que según el neurólogo Daniel Levintin (autor del libro "Outliers: The story of Success") es el tiempo necesario para adquirir cualquier destreza.

    Respond
  • Luther Blissett 14 noviembre, 2014

    Yo creo que a esta regla habría que sumar, para llegar a la élite: personalidad, dedicación y mucha suerte.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 14 noviembre, 2014

    @Luther Blissett

    Sí. Personalidad, dedicación y añadiría la pasión que es el jugar con alegría. Sin embargo hubo otros ecosistemas que tuvieron el fútbol desorganizado y no produjeron aquellos cracks de antaño, porque en la matriz del potrero está también el veneno del potrero. De ahí la necesaria segunda fase. La del juego organizado.

    Respond
  • Renato 14 noviembre, 2014

    @Luther Blissett

    No quise decir que el fútbol callejero fuera patrimonio sudamericano, ni loco. Traté de buscar una explicación a la elección estética que prima de forma tan definida en el lugar de donde soy. Es cierto que hoy el fútbol se ha extendido a todas partes, pero es que hay algo del estilo callejero con el que se sigue reconociendo el sudamericano.
    Lo que sí me parece innegable es que prime una elección estética ante la otra, eso es lo que forma el estilo del lugar, en definitiva.

    Tal vez no sea tan fácil llegar a una conclusión en esto, pero aún así creo que se pueden buscar explicaciones sociológicas. Arriba hay comentarios que hablan del alejamiento en Europa del fútbol callejero. Para mí eso está ligado directamente al avance de la modernización y la excesiva urbanización de las ciudades. Hoy vivo en Capital Federal y me encuentro gente que me dice cuáles eran las calles en las que antes se juntaban a pelotear y ahora ves pasar por ahí 800 autos por minuto. Viví un tiempo en Italia y me sorprendió la ausencia casi total de espacios baldíos. Sin embargo, en el interior de la Argentina suele haber cuadras enteras completamente vacías a veces una al lado de la otra y no hay momento en que no se vea a los pibes jugando. No se me escapa que eso pueda suceder en otros lugares del mundo.

    Por otro lado de los tres ejemplos que pones hay dos que pertenecen a minorías étnicas y se criaron en zonas suburbanas, donde supongo que en su momento se daban estos espacios vacíos. Así que para mí el estilo de la gambeta está directamente ligado al desarrollo que se hace en espacios informales, de la misma forma que el juego colectivista europeo es imposible de aplicar de no mediar el análisis y la intelectualización pormenorizada; así que se pueden encontrar explicaciones sociológicas a un estilo predominante en el imaginario de cada lugar.
    Creo que la preferencia natural de un niño que agarra la pelota es siempre gambetear; si mirás en el patio de un colegio a los pibes jugando vas a ver que todos intentan lo mismo. El deleite por el pase y el juego orquestal es siempre posterior, producto de una intensa sofisticación.
    Desde ese punto de vista sí que me parece que la gambeta está relacionada directamente con las posibilidades de desarrollarla en espacios no institucionalizados, pero esos espacios tienen que existir físicamente y eso no se da hoy en todas partes. Así que, en mi opinión de ignorante, el estilo estará en mayor o menor medida relacionado con las posibilidades geográficas.
    Pero por supuesto que el fútbol callejero será universal hasta el fin de los tiempos.

    Respond
  • Luther Blissett 14 noviembre, 2014

    Renato

    Estoy de acuerdo en la mayoria de cosas que dices y es verdad que en Europa cada vez hay menos espacios baldíos pero es que yo creo que existen otros espacios donde se pueden jugar al fútbol callejero y que también producen que los jugadores adquieran unos conocimientos/habilidades tal y como dije anteriormente con Butragueño que empezó a utilizar el recurso de la pared (no se si lo llamareís así en Argentina) en la escuela o en otros lugares como plazas públicas o patios de vecinos donde determinados obstaculos acentuan el ingenio.
    Sobre los ejemplos que te puse antes más importante que la permanecia a minorías etnicas es como tu dices el que criaron en zonas suburbanas y vivieron en familias con muchas limitaciones económicas por lo que estaban siempre en la calle. Este ejemplo también puede servir para jugadores no diferentes etnicamente como Rooney o Van Persie, quienes se criaron en barrios no muy pudientes.

    Respond
  • Renato 14 noviembre, 2014

    @Luther Blissett

    Claro, no quería ser determinista al referirme al contexto social como factor constitutivo del estilo. Por supuesto que al referirme a las minorías étnicas a las que pertenecían quería aludir al espacio geográfico en que se criaron. Han salido genios de la gambeta de todos los estratos sociales, yo sólo busco un patrón.
    No sé, por supuesto que las mías son elucubraciones de ignorante que está esperando la hora para ir a trabajar, pero me atrae la idea de que el contexto sociológico pueda ser formativo en el desarrollo de ciertas cualidades.
    En otro apartado, me parece que la forma de ver que tenemos en Argentina peca de inmadurez excesiva. Para nosotros siempre tiene que ser el patio del colegio o el potrero, el lugar donde se forman las indivualidades, nunca preferimos el sistema y el desarrollo de las capacidades de análisis para la interrelación con el grupo. Tal vez hoy en día esté cambiando de a poco la cosa, pero si ves un poco de fútbol argentino te da la misma sensación que cuando tirás una pelota entre medio de un grupo de pibes de primaria: todos corren atrás de la pelota y tratan de gambetear al primero que se les acerca, después a correr de nuevo. Incluso es patente en los medios de comunicación. Hace no mucho escuchaba a cierto reputado analista decir que la técnica no es algo que se deba practicar o enseñar, que acá los "pibes buenos salen de abajo de las piedras". Es desesperante la resistencia a evolucionar de algunos sectores del fútbol y todo lo que les rodean por estos lares.

    Respond
  • Luther Blissett 14 noviembre, 2014

    Renato
    No te llames ignorante, solamente con el comentario que haces sobre el analísta ya demuestras más lucidez que un analista que vive de ello.
    Un abrazo

    Respond
  • Aficionado 14 noviembre, 2014

    Muy interesante todo lo que se ha dicho aquí. Yo sólo aprendo. Sin embargo me ha venido de inmediato una ocurrencia y no puedo menos que soltarla. Mucho de lo que aquí se discute sobre si el futbolista se hace o le hacen puede reconducirse al dilema creatividad y genialidad versus orden y sistema. A favor de lo primero nos encontramos, como paradigma, con el fútbol americano. Lo segundo nos lleva al fútbol europeo. Debo reconocer que me gusta más el segundo, y, si es verdad que Brasil es el equipo con más mundiales, creo que, examinando, finalistas y semifinalistas, el gran campeón es Alemania y, en general, el fútbol europeo. Conclusión que saco. Un futbolista es bueno si el resto le hace mejor. Por otra parte es evidente que se trata de una simple teorización, buena pero matizable. Para un futbolista y para un equipo tan importante es la creatividad como el orden y la disciplina, tan importante sus cualidades personales como la integración en el equipo. Y… ¡Qué necesario es fomentar ambas! La realidad es que esto es aplicable a todo trabajo y situación humana. interesante.

    Respond
  • @_H___H_ 15 noviembre, 2014

    Llego tarde al debate pero emocionado por la calidad del artículo y los comentarios, es en sí un tema muy complejo pero valioso pues el fútbol moderno cada vez se nutre más de los conceptos grupales y eso mismo hace que cada vez sea más necesario el talento y la inspiración del individuo para desequilibrar.

    Creo que el futbolista puede tener una formación muy variada con varios puntos esenciales, pero he notado que el fútbol callejero les da muchas herramientas no sólo imaginativas sino de carácter a los jugadores y eso hace que note que muchas de las figuras (especialmente a la hora de atacar) destaquen cuando más fútbol callejero se note a sus espaldas, creo que en ciertos aspectos la presión y la estandarización del deporte tiende a cohibir a los futbolistas y los grandes entrenadores logran que sus jugadores vayan perdiendo esos temores y recuperen partes de su "jugador callejero" que son esenciales para este deporte, al final creo que el fútbol perfecto es ese, lograr ordenar el caos de la individualidad original para que aparezca en los momentos necesarios.

    Con respecto a la idea de fútbol como arte debo decir que es algo que particularmente me atrae, pues el fútbol nos trae ideas y premisas estéticas que hacen que a veces podamos valorarlo de esta forma, siempre se ha podido hablar de belleza en este deporte y creo que la singularidad de expresiones que podemos ver en cada partido nos demuestran que como el arte el fútbol también puede funcionar como herramienta de la expresión humana.

    Como músico creo que la formación entre los instrumentistas y los deportistas tiene muchas cosas en común, aunque creo que cosas como la técnica todavía en el fútbol no están muy bien esquematizadas para enseñarse.

    Respond
  • Luther Blissett 15 noviembre, 2014

    Yo sigo con lo mio. Pero es que me he encontrado con unas imagenes que vienen ni que pintadas al tema. http://as.com/videos/2014/11/14/portada/141600595… Las primeras virguerías del pequeño Cruyff en Amsterdam

    Respond
  • Veneziano 17 noviembre, 2014

    @Abel

    "Yo no sé nada de formación, pero cada vez que hablo con entrenadores de fútbol base "se quejan" más del entendimiento del juego de los chavales que de su nivel. Obviamente deben pulirlos técnicamente, pero siempre hacen más hincapié en la necesidad de enseñarles a entender el juego y tomar buenas decisiones. Como si el jugador medio aprendiese antes por sí mismo a resolver retos individuales que retos colectivos."

    Es verdad lo que dices , sobretodo en la ultima decada (principalmente en España) los entrenadores hacen hincapiè en la comprension del juego . La idea que precediò esto fuè en cambio la idea Holandesa , que se concentraba fundamentalmente en la tecnica pura . Un señor llamado Coerver creò incluso un metodo didactico para enseñar la tecnica a los niños y adolescentes , y expandiò este metodo en todo el mundo .
    Creo que lo que intentaba decir Peucelle es una idea que circulaba y tal vez circula en Argentina , y es que lo maximo que puedes hacer es "explicar" el juego , pero que eso no significa enseñarlo …..porque solo lograrà "aprenderlo" quien yà lo llevaba adentro . Quien no tiene "el fuego" no podrà nunca jugar bien . Era tambien un modo para criticar cierta presuntuosidad de algunos entrenadores y de intentar de darle toda la importancia al jugador .
    Tienes que tener en cuenta que estas declaraciones fueron hechas yà hace muchos años y que el futbol y sus metodos didacticos han evolucionado enormemente y ahora tenemos muchos màs conocimientos y mas estudios de como evolucionan los niños de frente a ciertos estimulos ….incluso el lenguaje mismo para explicarlo ha cambiado . Antes no se hablaba de "entender el juego" o "saber tomar decisiones" , se decìa simplemente "saber jugar" o "no saber jugar" .

    Respond
  • Cristofer 17 noviembre, 2014

    Antes había culturas o zonas que si hablaban de el " entendimiento del juego" en las etapas formativas, pero fueron los precursores o pioneros , de ahí su importancia y valor.
    Por ejemplo la escuela yugoslava en deportes polideportivos ( vease: El libro: Sueños Robados. El Baloncesto Yugoslavo de Juanan Hínojo) o creo que el fútbol del este era muy de entender la lógica del juego, corrijanme si me equivoco.
    Otra cosa es que en España ó en la "europa occidental" no se haya empezado de una manera más generalizada a darle importancia hasta hace relativamente poco , cuándo las formas propìas de trabajo se han homogeneizado.

    Respond
  • Veneziano 17 noviembre, 2014

    @Cristofer

    Es probable que haya habido alguien que yà hablaba de esto o que tal vez en ciertos paises fuese màs frecuente . Seguramente en España y en gran parte de "occidente" este concepto comenzò hace relativamente poco . Tambien es probable que el futbol lo haya tomado de algùn otro deporte …..no es de descartar .

    Respond
  • Cristofer 17 noviembre, 2014

    Donde he dicho hablar , no solo me refiero a hablar sino a ponerlo en practica – uno de los muchas aristas en las que basaban sus sistemas formativos era el entendimiento del juego, tenía una notable importancia. No me había expresado bien.

    Respond
  • Veneziano 17 noviembre, 2014

    @Cristofer

    Si , si , a eso me referìa …..es muy probable . A nivel historico serìa interesante saber si existiò algo asì como lo entendemos ahora . Pero lo que yo creo importante es el hecho que este concepto haya arraigado tan fuerte en los ultimos años en los deportes colectivos de las grandes potencias porque cambia bastante la metodologia pedagogica .

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 18 noviembre, 2014

    @Veneziano

    Comparto que la escuela holandesa priorizaba la técnica y de hecho Cruyff sigue siendo un abanderado. Sin embargo creo que la escuela rioplatense ya le daba preeminencia antes y de hecho recuerdo entrevistas, por ejemplo a Griffa, destacando que en su época "la técnica era lo superlativo". Otra cosa es donde se pone el acento. Por ejemplo en formación, entiendo que Cruyff lo pone en el aspecto técnico y Peucelle en el juego.

    Lo que si me gustaría es criticar un poco el modelo médico y/o cientifista, que es el que yo entiendo que se plantea cuando hablamos de modernos "métodos didácticos". Lo científico consiste en sacar el objeto de su medio y estudiarlo fuera de su contexto (laboratorio), diseccionarlo y determinar como funciona. Algo hecho para escribir manuales de instrucciones y no para el caso particular. Sin embargo lo que yo entiendo es que el enfoque de Peucelle es totalmente actual, precisamente porque ofrece no entrar en ese marco conceptual si no estar abierto a lo que llega. Que es algo en lo que creo que también se reconoce perfectamente Cruyff. El discurso de lo artesano vs lo industrial.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 18 noviembre, 2014

    PD: De lo artístico versus lo cientifista

    Respond
  • Veneziano 19 noviembre, 2014

    @David Mata

    Estamos de acuerdo . Pero obviamente entre lo rioplatense y lo holandes hay matices . En la raiz del futbol holandès està la experiencia inglesa ,….son los ingleses que llevan a Holanda el "futbol moderno" . Primero Jack Reynolds en la primera mitad del siglo pasado (en el Ajax) , y luego Vic Buckingham en el primer lustro de los sesenta tambien en el Ajax …..y luego dirige el Barcelona del 69 al 71. Ahì se combina las teorias tacticas inglesas con la tecnica natural que tienen los holandeses . A que se debìa esta tecnica natural ?….no lo sè , ..supongo cultura ….creo menos a una cuestion fisica (genetica) o a determinismo geografico .
    Luego llegarà al Ajx Rinus Michels (que fue joven jugador de Reynolds en el '46-'47) y de algùn modo institucionaliza el metodo holandes (o Ajax) donde se privilegia la tecnica ….con metodos de entrenamientos etc….

    En Argentina la cuestion de la tecnica se da por una cuestion cultural y tambien geografica …..la posibilidad de los potreros en grandes cantidades en cualquier lugar del pais (practicamente). Es verdad que fuimos un pais donde "la tecnica era lo superlativo" pero ya a fines de los '70 se comenzò a perder y se tuvo muy en cuenta tambien lo fisico ….incluso exagerando .No fuimos siempre fieles a la cuestion tecnica aunque duela decirlo .

    " Lo científico consiste en sacar el objeto de su medio y estudiarlo fuera de su contexto (laboratorio), diseccionarlo y determinar como funciona. Algo hecho para escribir manuales de instrucciones y no para el caso particular. "

    Esa es una idea yà un poco antigua de la ciencia , es un metodo o paradigma que entra en crisis hace mas o menos 5 decadas con criticas feroces de los filosofos de la Ciencia , y produjo un debate que aùn sigue abierto pero que ha cambiado muchisimo el panorama respecto a la idea original de lo "cientifico" . Creo que lo mas interesante para nuestro tema (el futbol) es la teoria de los "Sistemas Complejos" …o paradigma de la complejidad . El padre de esto (o uno de los mas importantes) es Edgard Morin .
    La metodologia de los entrenamientos que se estàn barajando actualmente en las potencias futbolisticas giran alrededor de esta filosofia ….y seguramente Peucelle estarìa de acuerdo .

    La cuestion artesano -industrial o artistico-cientifico es siempre màs un terreno resbaladizo porque cada vez hay menos certezas donde comienza uno y donde termina el otro . Antes estabamos bien seguros , hoy yà no . Es parte del paradigma de la complejidad.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 19 noviembre, 2014

    @Veneziano

    Sí, estamos muy próximos en lo discursos con pequeños matices. La técnica holandesa, al menos según Cruyff, viene del fútbol callejero y de la transmisión de conocimientos desde la pasión y no de la coerción. Al menos en lo que a su caso/generación se refiere. Del caso argentino expondré las opiniones que he recabado y que me suenan más sólidas en la segunda entrega.

    Estoy completamente de acuerdo en que el tema va para antiguo pero en mi opinión es de máxima actualidad. Del paradigma médico-cientifista que es el que he conocido en más cercanía o del psiquiátrico-psicológico hay numerosos ejemplos de una busqueda de la manualización del procedimiento y de una negación cerril a lo que es lo artesanal, esto es, el producto de una evolución personal, profesional e incluso artística. Así como reduccionismos groseros en cuanto a marco conceptual. Lo que acaba produciendo cosas como que un traumatólogo acabe reconociéndote que lo mejor es que visites a un osteópata porque él no sabe como, pero el caso es que funciona mejor que lo que él te va a hacer y de modo mucho menos intrusivo.

    Obviamente no hablamos de un conmigo o contra mí ya que lo técnico-científico aporta muchísimo aspectos positivos y estoy seguro también de que Peucelle abogaría por un sistema complejo, de hecho él lo cita casi de modo literal cuando dice "son cosas que se dan por muchos". No obstante sigo creyendo que el cientifismo sigue siendo el gran paradigma religioso del S. XX y lo seguimos arrastrando.

    Un abrazo

    Respond
  • Veneziano 20 noviembre, 2014

    @David Mata

    Sin duda la tecnica proviene del futbol callejero , ….lo que yo decìa era que en el caso Holanda para mi era dificil explicarlo porque en Holanda no se juega mas en la calle que lo que se juega en Belgica , en Alemania , Suecia , Dinamarca o Reino Unido , y en esos paises no se vè la tecnica que tienen los holandeses. Yo creo que lo cultural tambien juega , ….y tambien juega mucha la "programacion" de una federacion a nivel nacional . Ahora tenemos el caso de Alemania por ejemplo . Y al momento de analizar la historia hay que recordarse que España es mucho màs tecnica ahora que en el pasado cuando el futbol callejero era mucho màs practicado . Yo creo que las ideas que producen una determinada cultura futbolistica influye sin duda en el resultado final .
    En lo de Holanda me parece que ellos hacen una programacion importante en la direccion del jugador tecnico haciendo prosperar ese parametro y se mantienen fieles a ese modelo por varias decadas . No hubo una programacion asi , (ni hay), en Argentina ….se daba en modo natural por la gran cantidad de potreros , si los potreros van desapareciendo nos vamos pareciendo siempre màs al resto desde el punto de vista tecnico.

    La concepcion antigua de la ciencia es (entre otras muchas cosas) la de separar netamente las disciplinas cuando en realidad esos limites son mucho mas diafanos o incluso inexistentes. El verdadero saber debe ser interdisciplinario porque todo està relacionado ….en medicina es màs que obvio pero cierta parte de la comunidad cientifica se resiste a admitirlo . La medicina oriental lo sabe y lo practica asì desde hace tres mil años . La especializacion es la ruina del saber porque pierde de vista el todo .

    Hay un libro muy interesante publicado en 1962 o 1963 de Thomas Kuhn que se llama "La estructura de las revoluciones cientificas" y es maravilloso como explica desde adentro el proceso de la evolucion cientifica , criticando duramente el sistema y quitandolè ese halo religioso que tiene la ciencia . Hay mucho material en esa direccion , tanto la epistemologia como los filosofos de la ciencia se han ocupado mucho y de modo muy critico en los ultimos 40 años….es muy , muy interesante al punto que mucho de esas ideas han entrado tambien en el movimiento futbolistico , Oscar Cano en España es un claro ejemplo .

    Un placer y espero el proximo articulo. .

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.