Anfield necesitaba a Jürgen Klopp | Ecos del Balón

Anfield necesitaba a Jürgen Klopp


“Cuesta imaginar que, ahora, Jürgen Klopp se encierre durante un año en una habitación sabática y no arranque hasta el marco de las puertas. Posee, incluso, la dentadura perfecta para ello. Cuesta creer que, durante un tiempo, no escuchemos los latidos del corazón rubio que nos ha subrayado la lección de que el fútbol tiene muchos padres, pero, solo, una madre: la pasión”. (Chema R. Bravo en “El corazón rubio”)

 

Para el Liverpool, Brendan Rodgers no podía ser un entrenador más. El joven técnico norirlandés debía ser el encargado de protagonizar el salto hacia el futuro que había emprendido el club red desde 2010, fecha en la que asumió su control un grupo de inversión americano que se distinguía por su pretensión de innovar en todos los campos. Sus primeros fichajes, por ejemplo, estuvieron guiados en parte por nuevas técnicas importadas del deporte norteamericano. Por eso de Stewart Downing no se diría que era un “good player” para justificar su alto precio, sino que era un “efficient player” y que estaba “undervalued” en Inglaterra. Nunca se llegó a saber cómo influyó la famosa teoría de Billy Beane en estas primeras contrataciones, pero lo importante era la esencia. El Liverpool pretendía mirar al fútbol, a la Premier y a sus rivales con un nuevo prisma. Con unos ojos diferentes. En cierta manera, se asumía que si se competía con las mismas armas ante rivales superiores se iba a caer la mayoría de las veces, así que había que encontrar nuevas herramientas. Y dentro de esa idea, Rodgers era parte fundamental.

Rodgers representaba todo lo que buscaba el nuevo Liverpool FCÚnicamente tenía 39 años, pero la lesión que le había apartado apresuradamente de los terrenos de juego era la misma que le había permitido llegar a ser un reputado estudioso del juego que, en su momento, llamó la atención de José Mourinho, para quien trabajó en la academia del Chelsea. Brendan, a su vez, se declaraba admirador de la filosofía de Johan Cruyff y del juego del Fútbol Club Barcelona de Pep Guardiola, lo cual se hizo evidente durante sus exitosos años en el Swansea. En definitiva, Rodgers representaba la figura de técnico moderno, apasionado por la táctica y defensor de la posesión como herramienta de dominio que tanta relevancia está teniendo en Europa. El Liverpool necesitaba un entrenador así, y en el verano de 2012 firmó al más codiciado del fútbol británico. La decisión era coherente. Tenía sentido e incluso encajaba con su glorioso pasado. Sin embargo, una vez esta unión cristalizó comenzó a hacerse patente que no iba a resultar tan positiva como en principio se preveía.

Brendan Rodgers abandonó Liverpool con sensación de no haber dado nunca con la tecla definitiva.

El Liverpool se quedó a medio camino de todo en la etapa de RodgersEl club gastó mucho, pero en realidad compró muy poco. Algo parecido a lo que sucedió con el propio Brendan Rodgers, quién probó de todo y no le funcionó prácticamente nada. Sus tres años en Liverpool se resumen de hecho en esta sinuosa sucesión de cambios de piezas, sistemas e ideas que nunca llegaron a formar un equipo que exhibiera del todo su idea de juego. Ni siquiera la temporada del subcampeonato, con un Luis Suárez diferencial y un Steven Gerrard cercando a su destino, se puede decir que el Liverpool pusiera de manifiesto los conceptos tácticos que, en teoría, definían a Rodgers. Había cierta intención propositiva y el equipo no movía mal el balón, pero ni la circulación generó las ventajas suficientes ni el sistema defensivo tuvo nunca la fiabilidad que su técnico demandaba. Pronto el Liverpool comenzó a navegar por el terreno de la indefinición, lo que no hizo sino provocar que se quedase a medio camino de todo lo que se había propuesto. Del uso de las estadísticas avanzadas, de recuperar el “passing game”, de encontrar un sistema efectivo, de revalorizar a la plantilla, de ser una alternativa real al título y de, incluso, despedir cómo se merecía a su gran capitán. En definitiva, el gran argumento que ha avalado la reciente destitución de Brendan Rodgers es exactamente el opuesto al que le había dado el cargo: la ausencia de una ruta, de un rumbo y de un destino para el club red.

Una de las primeras reacciones a su despido fue la ya famosa escena entre Thierry Henry y Jamie Carragher. En ella, el genio francés se mostraba tan sorprendido que no se pudo guardar ni un solo gesto para con el ex-Liverpool, pero lo realmente interesante del momento fue tanto el lenguaje no verbal de Carragher, que por ausente ya resultaba significativo, como lo que dijo a continuación: “Quizás Rodgers ya tuvo la suerte de quedarse al final de la temporada pasada. Su staff se marchó, uno nuevo llegó, él gastó 80 millones de libras y, siete partidos después, el Liverpool cambia su entrenador. Esto es lo que no me gusta del tema. […] El Liverpool se está convirtiendo en un Tottenham. Ellos piensan que son un gran club, pero los verdaderos grandes no se preocupan por ellos, por lo que compran o por la dirección que toman”. Jamie Carragher, quien incluye a su último Liverpool en esta reflexión, analizaba desde fuera lo que lleva tiempo pasando dentro. Una especie de “saudade” de su propio pasado que no está siendo aliviado por un presente más propio de “nuevo rico” que de club histórico. “El Liverpool necesita despertar sus emociones. La gente allí ha perdido la fe en el equipo. Es fundamental que llegue alguien capaz de levantar a la gente de nuevo y conseguir que sucedan cosas”, comentaba Dietmar Hamann. Así era el sentir popular de los aficionados reds, encabezados por los que otrora fueron ídolos, hasta que se confirmó a Jürgen Klopp como nuevo entrenador del Liverpool.

El positivismo se ha instalado en Liverpool. Todo el mundo quiere ver qué sucede con Klopp en Anfield.

Como decía Martí Perarnau, Klopp es “un agitador emocional, un canalizador de energías colectivas”. Bastó con que su nombre se relacionara con el banquillo del Liverpool para que todos, absolutamente todos, viéramos al equipo inglés con otros ojos. Esto de primeras puede sonar algo accesorio, superficial e incluso irrisorio, pues todavía ni siquiera ha dirigido a su equipo en un partido oficial, pero en realidad no lo es. Ni mucho menos. Es importantísimo. En el fútbol actual, donde ya no hay sorpresas y sí muchos carteles asignados, resulta fundamental que todos sientan el positivismo, la confianza y la pasión que transmite Klopp. Es un tema casi publicitario. Uno ve su rostro, escucha su nombre o recuerda al Dortmund y lo único que desea es que repita su experiencia en la Premier.

Su éxito inicial vivió la continuación en el día de su presentaciónY esto no es exclusivo de los aficionados, propios o ajenos al Liverpool, sino que también incluye a sus nuevos futbolistas, los cuales no van a querer perder la oportunidad de ser los nuevos Mats Hummels, Mario Gotze o Robert Lewandowski. De ser mejores y más reconocidos. De ganar y de progresar. Es por este clima de optimismo por el que hasta el más cotidiano de los actos de Jürgen Klopp está siendo valorado con una euforia que, desmedida o no, lo que hace es reforzar esta gran dinámica positiva. Su rueda de prensa de presentación es paradigmática. Jürgen, con su particular carisma, trató todos los temas saliendo ganador por KO. Sobre el más polémico, el de los traspasos y el transfer committee, comentó que “tiene la primera y última palabra” pero que no es un genio y que “necesita a otras personas”. A esta verónica en forma de respuesta le prosiguieron mensajes contundentes como “la historia está muy bien, pero son sólo recuerdos”, que “Anfield es muy importante” para jugar un fútbol emocionante o, sobre todo, ese varias veces repetido “necesitamos convertir a los incrédulos en creyentes”. Es decir, una exhibición comunicativa que fascinó a todos los que le estaban escuchando. Sólo hay que echar un ojo a lo que nuevamente decían otros ex del club. “Es la mejor rueda de prensa que jamás he visto de un nuevo manager. La energía, el cómo habla… ¡Todo! ¡Dadle tiempo! ¡Qué tipo!”, twitteaba al instante John Arne Risse. “Acabo de escuchar la rueda de prensa de Klopp y suena muy, muy impresionante. Creo que los aficionados van a necesitar abrocharse rápidamente sus cinturones. Estoy seguro de que realmente van a disfrutar con él”, comentaba una leyenda viva como Dalglish.

Jürgen Klopp tiene mucho trabajo por delante. El equipo, a priori, no suena muy kloppista.

En un excelente texto titulado “The Normal One”, el apodo que sin querer queriendo se puso Klopp, Guillermo Valverde recordaba lo que le había comentado Matthias Dersch, periodista del diario regional Ruhr Nachrichten, sobre su impacto en Dortmund: “Klopp ayudó al Borussia a quitarse cualquier complejo. A no sentirse inferior a nadie pese a tener menos medios. Eso fue más importante que cualquier decisión táctica. Antes de que viniera él, el equipo se estaba lamentando por su situación constantemente”. El técnico alemán necesitará goles, victorias y quizás títulos para revertir la situación en Liverpool, es evidente. Para ello a su vez tendrá que adaptarse a la Premier, inculcarle sus conceptos a los jugadores y hacer suya a una plantilla que a día de hoy suena distante, que no es poco. De hecho, es bastante complicado. La cuestión es que Jürgen Klopp no ha llegado al Liverpool para dirigir a un equipo, sino para revivir a uno de los clubes más importantes de la historia del fútbol europeo. Y, para ello, se necesita todo lo que en esta semana se ha demostrado que significa Kloppo. “Es un momento emocionante para ser hincha del Liverpool”, escribía Steven Gerrard al poco de confirmarse su llegada. No está claro que el Liverpool sea el equipo idóneo para el alemán, pero lo que parece evidente es que ningún estadio del planeta fútbol le necesitaba más que el fascinante, pero ahora apagado, Anfield.

_
Artículos relacionados:
El corazón rubio
Liverpool FC (I): La fórmula del éxito
Liverpool FC (II): La pérdida de la hegemonía
Liverpool FC (III): La idea de Brendan Rodgers


31 comentarios

  • jackbonaventura 15 octubre, 2015

    Bravo, Miguel

    Respond
  • @RicardoPinilla4 15 octubre, 2015

    ¡Brutal, Miguel!

    Una pregunta: ¿el primer impacto de Klopp será relevante o tendremos que esperar unos cuantos meses para saber la idea de este Liverpool? Yo soy más escéptico de lo normal, sinceramente.

    Respond
  • hola1 15 octubre, 2015

    Maravilloso articulo. Ya el fin de semana arranca la era Klopp en WHL.

    Respond
  • javimgol 15 octubre, 2015

    El problema de Klopp va a ser futbolístico. Se encuentra una plantilla que no está acostumbrada a la presión tras pérdida, a ser vertiginoso o siquiera a elaborar rápido. Y por cualidades del técnico y estilo de la liga, no parece que vaya a apostar por un equipo aglutinador de posesión estilo el BVB de Tuchel. Como fan del Liverpool estoy ilusionadísimo, pero Jurgen cuenta con una mano muy floja en esta primera partida.

    Respond
  • @migquintana 15 octubre, 2015

    @RicardoPinilla4

    Yo creo que el primer impacto ya será de por sí relevante. Veremos a un Liverpool más agresivo, más optimista, más decidido… Diferente, si queremos resumirlo. Para eso no creo que haya que esperar mucho. ¿Para ver al Liverpool de Klopp? Pues me cuesta pensar que lo consiga en estos ocho meses. No tanto por el poco tiempo y la adaptación que todos necesitan, como porque la plantilla ofrece demasiadas dudas en este sentido.

    @javimgol

    Pienso parecido.

    Veremos a un equipo de transiciones que morderá muy arriba y será muy vertical, de ahí que Anfield sea necesario para sumar. Respecto a la primera mano… Podemos asumir esto como un tiempo de adaptación, un tiempo regalado, de cara al verdadero proyecto que comenzará el próximo verano. Evidentemente en estos meses puede perder fuerza su llegada, lo que no es ni mucho menos irrelevante, pero sabiendo cómo se va a confiar en Jurgen Klopp… no creo que esto suponga tanto problema para el proyecto como en otros casos sí que podría representarlo.

    Respond
  • Abel Rojas 15 octubre, 2015

    @ Pinilla

    Tengo una opinión muy parecida a la de Javi M Gol. Y no la limitaría al tema de la presión, sino a todo en general. Klopp ha funcionado, por ejemplo, cuando ha tenido un lanzador de primer nivel en la base de la jugada. Primero el mejor Sahin de su carrera -que ahora nos parece poco pero fue el hombre escogido por Mourinho cuando Mourinho podía fichar a quien quisiera- y luego a un Gündogan que lo superó con creces.

    Para lo que hemos visto de Klopp hasta ahora, parece haber bastantes impedimentos en Anfield.

    Dicho lo cual, Klopp va a ser un chute de adrenalina que de algún modo se va a notar y yo sí creo que que de manera inmediata. Y el fútbol es un estado de ánimo. Es real que lo es. Así que el Liverpool va a mejorar.

    Respond
  • MourinhoRS 15 octubre, 2015

    Muy buen artículo. En lo relativo a los fichajes hay que tener en cuenta que el Liverpool a día de hoy no es un equipo grande que gane titulos o que este en la lucha por ellos hasta el final, por eso los jugadores de primer nivel (los pocos que están en el mercado) no quieren ir a este equipo y la dirección deportiva tenga que fichar a futuras estrellas no a figuras actuales. Por lo tanto eso hace que en primer lugar el club sea visto por los jugadores como un club de segunda fila en el que adaptarse y brillar para luego dar el salto a un grande y no como un equipo grande atractivo. En segundo lugar tienen que ir a por los jugadores estrella de equipos más pequeños que ellos y que no sean reclamados por los grandes o que los jugadores vean que les conviene un paso previo a un grande (como dijo Konopiyanka que de hecho estaba en la órbita del Liverpool) y estos equipos piden mucho dinero por sus estrellas y saben que el Liverpool tiene dinero. Así que si el Liverpool quiere arrebatar un jugador que esta en la órbita del Sevilla (club de nivel parejo) tiene que ofrecer más dinero (el Sevilla tiene menos liquidez y mas ingenio) y además como el Sevilla ofrece la posibilidad de títulos (EL) pues tiene que ofrecer aun mas dinero y mejor ficha. El último de los problemas es que dado todo lo anterior solo pueden retener a sus estrellas mediante fichas altas y estas si son competitiva y desean titulos (Sterling lo dijo este verano al justificar su fichaje por el City) y además que sea prácticamente imposible sustituir a tu estrella vendida por un jugador de su nivel.

    Así que la política de fichajes del Liverpool no es nada fácil dado su pequeño mercado y que es un gigante dormido (un club con una historia enorme y sin títulos desde hace bastantes años) y por lo tanto lo que intentan hacer es fichar los mejores jugadores a su disposición compitiendo contra equipos que lo están haciendo mejor (Sevilla, Dortmund, Wolfburg, puede que Atletico pero este mucho mejor y algunos mas) y solo les pueden ofrecer dinero y historia, cosa insuficiente para muchos jugadores.

    Respond
  • @migquintana 15 octubre, 2015

    Dándole un poco la vuelta a la situación, ¿qué jugadores podrían mejorar con Klopp? Yo creo que hay dos claros: Alberto Moreno y Emre Can. Pero también diría que Jordan Henderson o Philippe Coutinho pueden dar un salto en sus prestaciones. Amen de Daniel Sturridge, que lo que necesita es simplemente jugar y volver a coger su gran forma.

    @MourinhoRS

    En esto también va a ser importante Jurgen Klopp. Los entrenadores cada vez son mayor reclamo.

    Otra cosa es que esta incapacidad para competir con los que deben ser sus rivales (United, Chelsea, City y Arsenal) compense determinadas inversiones sin mucho sentido. Sobre todo porque, en general, están pescando en el mercado británico, que está con una inflacción impresionante. Dejan Lovren, Lallana, Benteke, Joe Allen… Nadie dice que no sean buenos jugadores. Pero claro, entre una cosa y otra… se te queda un mal sabor de boca.

    Respond
  • @DavidLeonRon 15 octubre, 2015

    Hay que ver a Klopp fuera de su país, su entorno y "su" club/proyecto. No sé si Klopp tiene tanto poder individual como globalmente se está diciendo. Recordemos que Jurgen fue la sonrisa y la carcajada en un equipo de niños con Reus, Gotze, Lewandowski, Hummels o Gundogan, donde el más viejo tenía 25 años y la mayoría de la base fuerte, entre 20 y 23. Klopp fue la sonrisa de un proyecto absolutamente excitante y con mimbres, como el decía, de rock&roll.

    Pues bien, el Liverpool no tiene nada de esto. Ni base de futbolistas, ni ganas de reír ni nada.

    Hay mucho que comprobar con Klopp.

    Respond
  • @javiarenales 15 octubre, 2015

    La ilusión de todos es altísima (empezando por los supporters del Liverpool) y terminando por los aficionados al fútbol. Y esto es peligroso. La ilusión puede tornarse en desencanto rápidamente si los resultados no llegan. Por eso, creo que el carácter británico es clave para el proyecto. Es decir, que otorguen a Kloop paciencia y confianza.Y eso puede ser clave para que el proyecto despegue. Si Kloop hubiera llegado a Milán para reflotar cualquiera de sus dos equipos, el contexto estaría más en su contra. Aquí no.

    Ojalá todo salga a pedir de boca y Jürgen vuelva a hacerlos disfrutar. Le echábamos de menos.

    Respond
  • FMesa1995 15 octubre, 2015

    Confío mucho en Klopp para resucitar al Liverpool, pero como dice Miguel en el texto, el fichaje de Rodgers era ilusionante también.
    La gran duda para mí es el delantero, Klopp siempre ha jugado con uno y en el Liverpool están ahora mismo Sturridge y Benteke, ¿jugarán los dos? Me cuesta verlo y será interesante ver la rotación. La posición y rol que ocupe Coutinho y la pareja de centrales. Por otro lado espero a un Emre Can con mucho protagonismo en el centro del campo, pero, ¿Can-Henderson o uno por detrás y estos dos con libertad y sin media punta?

    Respond
  • 2deteo1debacca 15 octubre, 2015

    Bueno, si bien en el equipo hay aun ciertos futbolistas que a futuro no deben de entrar en los planes del club, si cuentan con ciertos jugadores jovenes con mucho potencial que estoy seguro pueden evolucionar muchisimo al mando de Jürgen Klopp. Asi a botapronto pienso en Emre Can, Divock Origi (en el Mundial se vio que ahi hay materia prima, aunque aun este verde), Jordon Ibe, Jerome Sinclair (un delantero que ya tuvo minutos con el primer equipo y tiene buena pinta) o Joe Gomez, que me emociono bastante despues de haberlo visto arrancar la temporada a un nivel impropio de un chico de 18 que apenas debuta en Premier (aunque parece que se acaba de romper los ligamentos de la rodilla).

    Aparte hay 2 jugadores que se encuentran actualmente cedidos a los que Klopp debera observar con mucha atencion con miras a integrarlos la proxima temporada: Lazar Markovic y Samed Yeşil. Yeşil tenia una pinta tremenda antes de su lesion de rodilla, y espero que Klopp pueda ayudarlo a alcanzar ese potencial que llego a mostrar.

    Respond
  • 2deteo1debacca 15 octubre, 2015

    Y en cuanto a lo que comentan sobre la emocion despertada por el fichaje de Rodgers, yo pienso que el fondo fue muy distinto. En ese verano de 2012 no habian entrenadores de primer nivel disponibles (los duenios del Liverpool incluso sondearon a Klopp, pero este no se planteaba dejar Dortmund ese verano), asi que se tomo la decision de identificar esos entrenadores con potencial para llegar a ser de primer nivel. Brendan no era siquiera la primera opcion entre estos. Roberto Martinez tuvo charlas con el equipo antes de que apuntaran a Rodgers, pero nunca lo convencio el tener que trabajar con el famoso transfer comittee. En cambio ahora si que fueron por gente probada en el primer nivel (Ancelotti tambien estaba siendo considerado para el puesto). Es una declaracion de intenciones bien distinta a la que se hace en verano de 2012.

    Respond
  • @sgomezabente 15 octubre, 2015

    Recogiendo un poco el guante, creo que Liverpool necesita soluciones mas bien futbolísticas de parte de Klopp, la otra parte creo que viene sola con las victorias. Vamos, que el Liverpool es un gigante y se auto-recicla. En este sentido, y como trata el artículo, la cuestión futbolística quedó en deuda inclusive el año que casi gana la Premier, pero el carisma siempre estuvo.
    Por esto, prefería que Klopp venga tras un verano fichando. Pero le tengo fe. Para mí, detrás de la sonrisa y la pasión, se esconde un pedazo de entrenador. Estoy muy ilusionado, en general, los alemanes casi siempre toman decisiones racionales. Por algo Jürgen aceptó el desafío xD

    Respond
  • Pablo 15 octubre, 2015

    Lo excitante de todo esto es que el mundo del fútbol es creyente de Klopp. La mayoría piensa (pensamos) que puede llevar al Liverpool a grandes cosas. Y lo otro que realmente despierta mucho interés es que va a ser "revolución o muerte". Nada de medias tintas. No viene para ser el Arsenal de los últimos años. Viene para derribarlo todo.

    Va a estar bueno. Puede ser el Cruyff del Liverpool.

    Respond
  • @migquintana 15 octubre, 2015

    @FMesa1995

    Benteke me cuadra poquito con Klopp.

    Ni es Lucas Barrios ni es, evidentemente, Lewandowski.

    Pero claro, esto no es la Bundesliga, sino la Premier League. Así que a ver…

    @2deteo1debacca

    Exactamente. Estoy de acuerdo contigo. El tema es que Brendan Rodgers debía ser un entrenador importante. Así parecía históricamente fijado por un sinfín de acontecimientos, incluida la marcha de Sir Alex Ferguson, que había puesto al Manchester United por delante del Liverpool y cuya ausencia, como se está viendo, iba a costarle un par de pasos atrás. Sin embargo, Luis Suárez al margen, el Liverpool siguió prácticamente igual.

    P.D: A mí Joe Gomez no me dijo absolutamente nada. Defendía con oficio, pero era incapaz de darle el pase a un compañero. Y eso cuesta aprenderlo, por buenas facultades físicas y defensivas que tenga el chico.

    @sgomezabente

    Las victorias desatan la dinámica positiva.

    Pero hay ciertos entrenadores, entre los que incluyo a Klopp, que desatan esa dinámica positiva sin necesidad de ganar. Al menos en un inicio. Y claro, ni que decir tiene que con ese ánimo y esa actitud ganar siempre es más fácil.

    Respond
  • sobris 15 octubre, 2015

    Carragher tenia que faltar de esa manera al Totenham para hablar del Liverpool? Feo gesto me parece

    Respond
  • @migquintana 15 octubre, 2015

    @sobris

    No sé si era necesario. Y tampoco te sabría decir si es un gesto feo. El describe una situación y menciona un ejemplo. ¿Que se lo podía haber ahorrado? Pues probablemente. Pero creo que el Tottenham es el mejor ejemplo de lo que comenta y que ilustra bastante bien lo que opina del rumbo que está tomando el Liverpool. En muchas ocasiones, el Tottenham se comporta como un grande -actual- sin que lo sea, y eso conlleva ciertos problemas…

    Respond
  • Abel Rojas 15 octubre, 2015

    @ Pablo

    "Va a estar bueno. Puede ser el Cruyff del Liverpool."

    No creo que Klopp tenga visión de futuro como para dejar tanto poso en un club.

    De hecho, se ha ido del Dortmund y el Dortmund ya no se parece tanto al suyo.

    Respond
  • 2deteo1debacca 15 octubre, 2015

    @Abel

    Yo si creo que tiene potencial, si no futbolisticamente al menos institucionalmente hablando. Es que agarra a un Dortmund con fuertes problemas financieros y totalmente desmoralizado, hecho un equipo del monton, y los convence a punta de trabajo y carisma de que pueden volver a ser lo que alguna vez fueron. Y lo consiguio. Lo que transmite el Dortmund hoy en dia como institucion es totalmente distinto a aquella epoca en la que incluso el Bayern München puso de su parte para evitar que se fueran al desagüe. El mismo dijo en su primera rueda de prensa que su objetivo para esta temporada era imprimirle personalidad al futbol del Liverpool. Y en Anfield eso suena tanto a Shankly… imposible no ver el futuro de colores.

    Respond
  • ashey 15 octubre, 2015

    Me encanta Klopp. Un líder con carisma que no tiene ahora mismo ni en el césped. Yo creo que el Pool no tiene tan mal equipo como algunos aseguran. Además es una afición que con muy poco ya los tienes a tope y son únicos. Klopp ha dejado las cosas muy claras y si King Kenny está impresionado yo también. Tengo un buen amigo en Liverpool y me comenta que las peticiones de entradas para el partido contra los Spurs están desbordadas.

    Respond
  • Pablo 15 octubre, 2015

    @Abel

    Sí, mi afirmación iba un poco por lo que comentaba 2deteo: cambiar la mentalidad, volver a sentirse grande, protagonista y mirándose a los ojos con los mejores. Revolucionar. Es verdad que Cruyff dejó un modelo de juego y demás… pero bueno, depende mucho de la idiosincrasia de ese modelo. La escuela holandesa tenía vertientes; no se si hay otro Klopp dando vueltas. Y de todas formas, más allá de las diferencias de estilo, Tuchel sigue manteniendo la idea de ser un equipo fuerte.

    Respond
  • Lucas 15 octubre, 2015

    Hola a todos . Yo creo que con el tema Klopp hay que ser prudentes , las espectativas son como las paredes en un frontón , cuanto más fuerte le lances la bola más fuerte te la devuelve . Klopp ha generado mucho interés , él es un tio carismatico pero solo ha trabajado en un escenario y viene de un rush final decepcionante , así que seamos prudentes .

    Respond
  • entourage 15 octubre, 2015

    Lo siento, pero con Jurgen Klopp no puedo ser prudente. Me fascina. Y este muerto (Liverpool), solo es capaz de resucitarlo el. O eso espero.

    Respond
  • @ferpulpillo 15 octubre, 2015

    El Liverpool de Suárez, Sterling y Sturridge… eso si sería habría sido un Liverpool mucho más Klopp. Ahora tiene unos meses para tantear el terreno, pero su mercado de invierno puede ser muy interesante.

    Respond
  • Lucas 15 octubre, 2015

    Yo quiero ver como "entiende" Klopp la Premier y desde donde comienza a crecer este Liverpool ,si es que crece . la Bundesliga es una liga muy diferente a la Premier , el juego es muy diferente y el ritmo de los partidos también … este Liverpool no se si puede ser un clon de ese BVB ,si es que klopp va por ahi , que tampoco lo sabemos .

    Respond
  • gustavo 15 octubre, 2015

    inmediatamente después de la lesión de Messi, alguna gente empezó a fantasear acá en Argentina sobre la posibilidad de Klopp como técnico de la selección ante una posible debacle de Martino en las primeras fechas de eliminatorias. ahora ese sueño-delirio ya no va a ser posible, como sí puede ser posible el alejamiento de Martino… igual es muy difícil ver a Klopp como técnico de selecciones

    Respond
  • Polaquito 16 octubre, 2015

    Que ganas de ver a Klopp en el Liverpool, ¿no? Es que sin exagerar me parece el fichaje más excitante (contando jugadores y entrenadores) desde… buff, no se. ¿Neymar al Barça?

    A Klopp lo tenemos en tan buena estima que casi todos creemos que va a mejorar a este Liverpool, pero como bien explicais, lo único que casa del actual Liverpool y Klopp es, digamos, lo literario de club y entrenador, que en ese sentido parecen hechos el uno para el otro. Quiero decir, el "This is Anfield", The Kop, Jurgen con su eterna sonrisa… pocos clubs casan mejor que el Liverpool con Klopp. Creo que eso es lo que nos hace ser tan optimistas, porque en lo que es el juego… buf. A mi me hubiese encantado verle con Suárez de nueve.

    Es que el reto de Klopp es mayusculo, si sale victorioso, estamos hablando ya de un superentrenador histórico, yo creo. Además creo que salvo temporada muy catastrófica, rollo lo que está haciendo el Chelsea hasta ahora, esta temporada no se le va a tener demasiado en cuenta a Jurgen, que además en el próximo verano, solo por ser él tan molón, va a tener posibilidades de hacer más y mejores fichaes de los que hizo Rogers.

    Respond
  • @migquintana 16 octubre, 2015

    @ferpulpillo

    Dinero para manejar parece que va a tener. Lo que a mí mas me interesa es ver si estos refuerzos son "los mismos que pudiera haber hecho para el Dortmund" o si va a adaptarse de alguna manera a la Premier buscando algún matiz a los perfiles de futbolistas que tanto le describen como técnico. Amen de que, claro, le veo pescando en el Dortmund en verano. Jürgen va a necesitar armar una guardia pretoriana, así que…

    @Lucas

    Exactamente. Estoy contigo. Interesantísimo.

    @gustavo

    Alguien como Jürgen Klopp no puede abandonar el día a día. Ya lo hizo Louis van Gaal un tiempo… y poco tardó en volver a clubes. De hecho, es que lo hizo sólo por ser Holanda. Este tipo de entrenadores necesita vivir la tensión y el estrés del 24/7/365. Veremos si en un futuro llegan al terreno de las selecciones en buenas condiciones o si lo hacen, entre comillas, al final de sus carreras, como sucedió con Fabio Capello.

    Respond
  • Spur 16 octubre, 2015

    El Tottenham es un grande

    Respond
  • Gonzalo 28 octubre, 2015

    El Liverpool y Jurgen , puede ser una mezcla muy intresante.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.