El cambio de Arrasate


Sevilla y Real Sociedad jugaron un partido que pudo ganar cualquiera y quizás no debió ganar nadie. Tras vencer con enorme justicia al Barcelona, el cuadro vasco se siente en uno de los mejores momentos de la temporada. Quizás por eso su técnico se la jugó en busca de la victoria cuando cosechaba un empate que no pintaba del todo mal. Emery, a veces precavido, a veces reservón, aceptó el reto y también arriesgó. La suerte estuvo de su lado.

Sevilla y Real jugaron un encuentro disputado aunque no bueno

La Real repitió el exitoso 4-4-2 en rombo de la semana pasada ante el Barça. Eran los mismos hombres (con Ansotegi por Mikel como único cambio) pero con un rival muy diferente. El Sevilla cedió la posesión, obligando a los de Arrasate A la Real le hizo falta un extra de Carlos Velaa iniciar el juego en la mayoría de ocasiones. Ahí la Real gripó. Ni Bergara ni Zurutuza trasladaban con velocidad el esférico y Elustondo (interior derecho) estaba más pendiente de alejarse del balón para cazar segundas jugadas arriba. Ante este panorama, no sabemos si la presencia constante de Canales atrás estaba prevista o fue interpretación de Sergio. En cualquier caso, sus intervenciones no surtían efecto porque ni Vela ni Griezmann ocupaban con regularidad su hueco entre líneas. El mexicano estuvo bien en las que tocó. El problema es que tocó pocas.

En el bando sevillista se recibía con agrado lo que sucedía sobre el césped. Sus ataques organizados casi no existían (solo Reyes inventaba al abandonar la simetría de su banda izquierda) pero esto a los de Unai hace tiempo que no les preocupa tanto. El Sevilla fue lo de siempre: menos del 70% en pases, menos posesión que el rival, gran juego directo sobre Bacca… y Rakitic. Lo del croata fue de nuevo espectacular. A su capacidad de abarcar metros al contragolpe, Ivan añade una cualidad clave: aparece por todo el ancho del campo. No hay esquinita en la que no recoja dejadas de sus compañeros. El Sevilla era lo que creaba Rakitic, que tampoco fue gran cosa.

La Real Sociedad no tuvo nunca claro cómo iniciar sus ataques

Los entrenadores introdujeron cambios tras el descanso. En el caso de Emery, Cristóforo entró por un Trochowski al que no hemos nombrado porque no hubo nada que decir de él. Arrasate por su parte fue un poco más allá. Rubén PardoArrasate fue a por el partido saltó al verde por un planísimo Zurutuza, pero además se produjo una variante táctica. Elustondo abría su posición y pasaba a jugar más cerca de la banda. Pardo y Bergara se colocaban casi en doble pivote, aunque Rubén se soltaba para rellenar un poco el costado izquierdo, que seguía sin tener dueño. El objetivo final de Arrasate, amén de dotar a la medular de mayor creatividad, era adelantar líneas y aumentar la presión. Ir a por el partido.

El efecto de la modificación de la Real Sociedad fue doble. Por un lado, los donostiarras comenzaron a robar mucho más arriba y a ser auténticos dominadores del encuentro por primera vez. Sin embargo, las posiciones de Elustondo y Pardo estaban dejando demasiado solo a Markel Bergara, algo que aprovechó Carlos Bacca para entrar en escena. Su recital de apoyos incitó a Emery a jugársela.

El paso adelante de los de Arrasate condicionó la segunda mitad

Al ver que la Real ofrecía espacios a la espalda de sus interiores, Unai bajó a Rakitic, su filtrador de pases más seguro, al tiempo que mandaba al terreno de juego a Gameiro. El Sevilla metía velocidad y compañía para un Bacca que superaba por goleada al triángulo Ansotegi-Íñigo-Bergara. La dupla Gameiro-Bacca no siempre ha logrado ponerse de acuerdo pero ayer, con espacios, fue letal. El delantero francés no tardó ni cinco minutos en marcar y terminó chutando tres veces en poco más de un cuarto de hora. Su peso en el partido resumió un duelo táctico interesante, quizás lo mejor de un encuentro que no lo fue tanto.


8 comentarios

  • Ooijer 3 marzo, 2014

    Mal partido el visto ayer en el Pizjuán. Lleno de imprecisiones en el centro del campo y con pocas ideas arriba. Creo que el Sevilla mereció ligeramente ganar porque tuvo más claro a qué jugaba, y al final el cambio de Gameiro cambió el partido.

    El Sevilla planteó el partido que odia la Real, bien metidos atrás y apenas dejando espacios por el centro, con lo que el ataque estático de la Real quedaba en nada siempre. El esquema de Arrasate sirve contra equipos que te van a dominar y que te van a dejar espacios con los que matarles con Vela y Griezmann. Pero ayer fue todo lo contrario. La Real a la hora de atacar no tenía ninguna fluidez ni creatividad con Zurutuza y Elustondo, y Canales tenía que bajar muy abajo para recibir. Tampoco tenía ataque por bandas ya que José Ángel y Zaldúa subieron con cuentagotas.

    La Real necesitaba un cambio de sistema como el comer, pero Arrasate apenas varió. Creo que urgía un 9 de referencia (Agirretxe) para fijar a los centrales y que Vela y Griezmann tuvieran espacios, pero metió a Xabi Prieto que no mejoró en nada a Canales. El Sevilla sí que varió, arriesgó y le salió bien. En ese sentido creo que mereció la victoria.

    Como dije en el post del otro día del Athletic-Granada, creo que los bilbaínos son más favoritos aún para el cuarto puesto. Las dos siguientes jornadas serán claves, y si el Athletic sale vivo de sus dos partidos, les veo cuartos.

    Respond
  • @DavidLeonRon 3 marzo, 2014

    @Ooijer

    "Creo que el Sevilla mereció ligeramente ganar porque tuvo más claro a qué jugaba"

    Puede ser pero por ocasiones generadas en los primeros 70 minutos no sé qué decirte. Yo vi partido de empate, la verdad, si bien es cierto que al final el Sevilla a la contra encontró situaciones con cierta facilidad.

    Respond
  • @migquintana 3 marzo, 2014

    Me sorprendió que Arrasate no volviera a su esquema más tradicional en la segunda parte. Yo creo que podían aprovecharse de cómo estaba jugando el Sevilla con un punta como Agirretxe fijando y los dos geniecillos, Vela y Griezmann, por fuera haciendo daño, sobre todo, a un Alberto Moreno que lleva un par de meses a un nivel bastante decepcionante. A ver si vuelve pronto.

    @Ooijer

    Muy de acuerdo con tu opinión. Normalmente se dice que la Real es un equipo que trata bien el balón y le gusta tenerlo, pero me da que prefiere que lo tenga el contrario. Así sale su mejor fútbol. Otra cosa es que pueda retenerlo y darle sentido, que está claro que tiene, pero sus jugadores funcionan mejor en planteamientos reactivos que activos. Y su entrenador diría que también.

    Respond
  • Abel Rojas 3 marzo, 2014

    Más de acuerdo con Ooijer que con David León.

    La Real Sociedad mereció perder. Su plan era confuso y sus jugadores no supieron nunca qué hacer, dando sensación incluso de que no tenían energía.

    El Sevilla no jugó bien, pero jugó.

    A mí, sinceramente, me pareció que la Real Sociedad no estaba en el partido. Quedé muy decepcionado. Esperaba mucho más de este partido.

    Respond
  • calaboca 3 marzo, 2014

    Me uno a la decepción con el juego de la Real y a los comentatios de Ooijer.

    Sin haber visto el partido contra el Barça, no conseguí entender el entramado en el medio del campo realista. ¿No es más lógico Elustondo en el doble pivote y Zurutuza de interior-llegador-media punta? Zuru me parece un desperdicio tan atrás, no aporta casi nada. Las veces que se le vio cerca del área era de extremo izquierda. Y Canales, que tiene una gran facilidad para perderse, lo tenía todo a favor para hacerlo como transcurriía el partido. No creo que le favorezca la confianza extrema en él, debe demostrar más para jugar tantos minutos y puede hacerlo.

    Pasó lo que pasó, que el Sevilla eliminó a Vela y fue suficiente para ganar, arriba tienen mucha pólvora los sevillistas. La Real nunca dio señal de peligro. Desconozco si Agirretxe entró por la lesión de Ansotegui o ya estaba preparado. Pero muchos deseabamos su entrada en campo bastante antes. Esperemos que cuente con él, ya pasada su breve lesión, porque aporta muchísimo, sobretodo a Vela y Griezman.

    Respond
  • Ooijer 3 marzo, 2014

    @migquintana

    Así es, la Real se encuentra mucho más cómoda esperando atrás y saliendo a la contra. Obviamente también tiene jugadores para, en un momento dado, jugar bien el balón y para algo el juego, pero su naturaleza es ser vertical y contragolpeador.

    @Abel Rojas

    Creo que Arrasate pecó de entrenador novato. Creo que pensó en que 'lo que sale bien no hay que tocarlo'. Y por eso puso la misma alineación que contra el Barça, pero eran partidos totalmente diferentes. Además creo que el Sevilla ayer jugó algunos metros más atrás que en sus anteriores partidos en casa, a sabiendas del potencial de la Real. Se expuso mucho menos y eso contribuyó aún más a que el plan de Arrasate no saliera bien. Lo que no entendí es que no cambiara el dibujo antes, ni que Agirretxe no fuera el cambio nº 1.

    @calaboca

    Elustondo y Zurutuza jugaron de interiores en un rombo, igual que contra el Barça. Sin embargo, ayer tuvieron casi todo ataques en estático, con lo que ambos se inclinaban hacia las bandas, posiciones nada naturales para ellos. De hecho se vio que estaban muy perdidos en ataque. La semana pasada era de esperar y lanzas las contras con Vela y Griezmann arriba, pero ayer no tuvieron casi ninguna opción de ello.

    Yo creo que Agirretxe con el 1-0 iba a entrar sí o sí. No fue por la lesión de Ansotegi, simplemente el cambio fue ese porque el central se lesionó en la jugada del gol. Sino creo que hubiera entrado por Elustondo.

    Respond
  • piterino 5 marzo, 2014

    Mi sensación es que en Jagoba Arrasate hay madera de entrenador (como demostró el sábado pasado, por ejemplo) pero aún está "verde". Como es normal, por otra parte. Plantear algo parecido ante el Barcelona en Anoeta que en el Pizjuán porque la primera vez fue un sonoro éxito en la pizarra y en el marcador revela esa inexperiencia, en mi opinión.

    El planteamiento reactivo en disposición de rombo en medio campo, con presión alternante pero normalmente baja, fue eficaz ante un equipo con los condicionantes y carencias del Barça, pero en Sevilla… De hecho, sus palabras en rueda de prensa, que destaca Abel en el post de Quintana, a mí también me han dejado a cuadros. Aunque es cierto que Emery es imprevisible y te puede salir "por peteneras" el día menos pensado, tras el 0-1 de Vallecas y con las bajas que tenía, pensar que no sería conservador ante la Real Sociedad era atrevido.

    Además de desnaturalizar demasiado a la Real (no hay más que ver la diferencia de nombres e idea con el equipo tipo de Montanier el año pasado), este planteamiento, como idea base, creo que la empeora.

    Respond
  • @JTernero 5 marzo, 2014

    Me parece interesante comentar el papel del joven Carlos Fernández (17 años), quien salió al campo con el 0 a 0 en el marcador (min. 68 aprox.), siendo este partido, además, su debut en la Liga BBVA.

    En esos 25 minutos de que dispuso, le contabilicé:
    -3 pases completados.
    -1 recuperación en campo propio.
    -1 falta provocada.
    -5 regates completados (o más que regates, desbordes donde superaba a su marcador o, en algunos casos, a varios adversarios que salían a presionarle).
    En su debe, 2 pérdidas de balón, en campo contrario y en cerca de la línea de 3/4, siendo una de las pérdidas, más bien, un error en la recepción de Carlos Bacca que un defecto del pase.

    Creo destacable el asunto de que no perdiera balones en campo propio y que todas sus jugadas iban encaminadas al ataque, mantener la posesión y asentarla en campo rival.

    Bajo mi punto de vista me pareció un debut bastante interesante, aunque claro, se trata de un solo partido y hay que esperar a ver si tiene una mayor continuidad, por lo menos en cuanto a presencia en el campo de aquí a final de temporada.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.