El abanico del fútbol español


El mes de enero es el de la Copa del Rey en España. Después del parón navideño y de ceder todo el protagonismo al atracón de encuentros de Premier League, el nuevo año trae consigo los octavos de final de una competición que se caracteriza por servir de rampa de lanzamiento para los equipos que compiten por títulos y de oportunidad para los que vienen por detrás. Eso desde el punto de vista competitivo, porque desde el futbolístico, como suele ocurrir, la total representación de estilos va a favorecer un nivel realmente atractivo. En esa mezcla entre diversidad y competitividad de los equipos españoles suele nutrirse esta ronda de Copa.

El punto de mayor interés que despierta una eliminatoria a nivel futbolístico y táctico es cómo afronta un determinado equipo los vaivenes de dicho cruce, un formato competitivo a 180 minutos que pone a prueba todo, sacando a relucir todas las posibilidades que viene ofreciendo el fútbol español fuera de sus fronteras. Examina el nivel competitivo de equipos bien formados en los tres meses previos y consigue que el reloj y las circunstancias hagan pensar a entrenadores y futbolistas para reconducir lo que puede dejarles fuera de una competición: una inferioridad numérica, una ventaja o desventaja en el marcador, una fase de gran dominio sin traducción en el mismo. Y todo lo que pueda suceder, con su correspondiente significado a nivel emocional.

Los octavos de Copa es el mejor abanico del fútbol español a nivel futbolístico

Precisamente es la sucesión de variables imprevisibles dentro de un tiempo concreto lo que curte a los equipos en la dificultad. Competir son muchas cosas pero se define a la perfección desde la sensación de directo e importancia y trascendencia del error que otorga una eliminatoria a doble partido. Para los equipos involucrados en ella que no lo hacen más adelante en otras competiciones, medir su nivel, en aspectos competitivo e identitario, supone una oportunidad extraordinaria para la segunda vuelta liguera.

Con total seguridad puede afirmarse que habrá de todo. Los que reforzarán su propuesta ante cualquier adversidad o ventaja, los que se adaptarán al rival para reorientar a su favor la valentía de los planes de su oponente y los que de repente sorprenderán vistiendo un traje que no conocían llegado el momento de poner de manifiesto las carencias de su contrincante para pasar de ronda. Dada la mencionada representatividad, esta ronda en particular lo va a tener todo: igualdad, variedad, pronóstico abierto y mucho fútbol. La Copa española en enero es, libra por libra, de lo mejor que puede verse a nivel puramente futbolístico. Si a la final de la Copa se le dice la fiesta del fútbol español, los octavos de final son su abanico.

 
 

Foto: JAVIER SORIANO/AFP/Getty Images


12 comentarios

  • hola1 2 enero, 2017

    Y vaya partidazos los que hay en estos 8vos de final. Aunque fuera mas atractivo con eliminatorias a un solo partido.

    Respond
  • Abel Rojas 2 enero, 2017

    @ hola1

    Pues yo no quiero que me quiten un Athletic-Barça o un Sevilla-Madrid, la verdad. A mí la Copa del Rey, desde que hay cruces de primeras contra primeras, me encanta.

    Respond
  • MigQuintana 2 enero, 2017

    Personalmente, a mí lo que más me interesa siempre de la Copa es ver cómo los equipos afrontan los distintos tiempos de una eliminatoria. Estoy hablando sobre todo en clave Champions+Europa League, pero creo que también se podrían sumar aquí equipos que este año aspiran a clasificarse alto, caso de la Real Sociedad de Eusebio. De ahí que, por ejemplo, lo del Sevilla de Sampaoli o lo del Atlético de Simeone ante Real Madrid y Las Palmas respectivamente me parezca todo un reto. Verles en distintas situaciones, enfrentando rivales con distintas condiciones, jugando siempre con el peso del marcador detrás, manejar el tema del gol doble…

    A partir de aquí el fútbol ya no frena… Así que vamos a abrocharnos ya los cinturones. ^^

    Respond
  • Gravesen 2 enero, 2017

    Pues la verdad yo echo de menos lo que "era" la Copa cuando yo era pequeño. Quizás la nostalgia me la hace ver de otra manera, pero esas eliminatorias a final de temporada me encantaban. Eran algo nuevo y divertido.

    Yo no llegue a ver aquellas Copas del Rey que empezaban exclusivamente tras el final de la Liga, pero mi padre sí, y siempre decía que eran un torneo completamente distinto a lo que es ahora. Era literalmente una segunda oportunidad para todos los "grandes" que habían decepcionado en Liga. El Madrid-liguero y Barcelona-copero eran un clásico porque el primero solía tener onces mucho más establecidos, pero que tras la "corriente" decepción en Copa de Europa se centraban en ganar la Liga y hacer pretemporada larga, mientras que el Barcelona solía muchas veces tener a mejores jugadores en puestos puntuales, pero cuya inestabilidad hacía que tardaran mucho en acoplarse el equipo. El Madrid solía ganar la carrera de fondo que era la Liga, pero el Barcelona, ya asentado en abril-mayo, era temible en Copa.

    Lo que sí pude vivir fue aún cuando de cuartos en adelante las fechas no solían ser más tempranas a marzo-abril. Los cuartos coincidían con el comienzo de las eliminatorias duras europeas, las semifinales con el final de Liga y la final ya acabado todo. Era muy entretenido porque al "todo o nada" que eran las últimas jornadas ligueras, sumabas el "todo o nada" de la Copa. Aquellas Ligas perdidas en Tenerife, incrustadas entre semifinales coperas tenían su gusto pese al dolor que me causaron. La Copa del 93 fue, literalmente, un balsamo. Se perdió la Liga otra vez pero se elimino a todo un Dream Team y muy bien en Copa: El Barcelona era mejor, pero el Madrid daba la cara. Bonita historia.

    Y claro, aunque me quede chiquitito, también tengo memorias de la Copa de la Liga y tenía su encanto: Jugaban los veteranos que aún intentaban forzar un añito más, los canteranos que habían destacado pero no se habían asentado en el primer equipo, aquellos jugadores que habían sufrido largas y dificiles lesiones, e incluso fichajes y jugadores que regresaban de cesión y tenían un "curso 0" de lo que era el Madrid. Me gustaba la Copa de la Liga. A su manera.

    Ahora es entretenida, claro, pero….no me llena como antes.

    Respond
  • Tomás 2 enero, 2017

    @Abel Rojas

    Yo lo veo un poco como tú, Abel. Siempre es bonito ver equipos humildes llegando lejos, pero luego nos quedan unas semis más flojas. Que nos regalen enfrentamientos directos entre los seis primeros equipos de La Liga mola, y mucho.

    Además, creo que si preguntas a los equipos de 2ªB, muchos te dirán que prefieren jugar en Bernabéu, Camp Nou o Calderón antes de jugársela a un partido en casa. Yo, sin duda, agotaría ese cartucho de jugar en un campo tan legendario. Vosotros?

    Respond
  • Tomás 2 enero, 2017

    @MigQuintana

    Te lo pregunto por aquí, que YouTube me está dando problemas. Crees que Iago es ya tan importante/determinante para el Celta como lo fue Nolito? Si no, qué le falta?

    Abrazo y feliz año a todo el equipo de Ecos!

    Respond
  • Arroyo 2 enero, 2017

    @Gravesen

    Cada uno afronta la Copa de una manera porque el interés personal con cada competición es diferente pero en lo estrictamente futbolístico esta ronda es tremenda porque ya todos los equipos tienen más o menos claro su forma de jugar y chocan muchos estilos. Yo no sé qué eliminatoria puede ser más interesante. Está claro que el Real Madrid – Sevilla está por delante pero los emparejamientos que han quedado me parecen impresionantes.

    Respond
  • MigQuintana 2 enero, 2017

    @Tomás

    Creo que lo está siendo, sí. Sobre todo porque lo está consiguiendo en un momento en el que no está ni el propio Nolito ni tampoco Fabián Orellana, que es el gran creador y armador del Celta. Entonces tenemos como, ahora mismo, Iago está siendo el gol (Nolito), la creación (Orellana) y el vértigo (Aspas). Mañana de hecho hablaré en un texto de todo esto para explicar el momento del Celta de Vigo.

    @Gravesen

    Yo entiendo tu punto de vista. La Copa tenía un toque muy especial.

    Pero es que a nivel de competitividad me parece que no hay color. Ahora mismo se enfrentan equipos que aspiran a ganarlo todo en Europa, ya sea en Champions o en Europa League, casi como si fuesen eliminatorias europeas. Es que no hay tanta diferencia. El Madrid-Sevilla va a ser eso, por ejemplo.

    Respond
  • Gravesen 2 enero, 2017

    MigQuintana

    En terminos de competitividad estoy de acuerdo. Hasta creo que el cambio de fechas a enero-febrero tiene cierta culpa de que la Champions no se resista a los equipos españoles como antes, permite competitividad en eliminatoria antes del comienzo de lo gordo. El Madrid de Ancelotti de 2014 campeón de la Champions empieza a gestarse en la misma Copa, donde Di María empieza a ser interior y Coentrao es el especialista defensivo.

    Pero el gusto de un torneo post-Liga no me lo quita nadie. Como dije, quizás con una Copa de la Liga en Junio, donde ya no suele haber partidos, me bastaría. Incluso con torneos de selecciones que quitaran a los mejores jugadores, lo que me llamaba de esos torneos era ver el equipo B o C del club en particular. A veces los suplentes "salvaban" lo que los titulares habían estropeado. Como ejemplo el Barcelona 85-86: Se deja ir en Liga tras ganarla por primera vez en 11 años y segunda en cerca de 25, cae en la final de Copa frente a un Zaragoza en mi opinión muy inferior, y fastidia en los penaltis lo que pudo haber sido la primera Copa de Europa cule. Hasta en Supercopa y Copa Cataluña habían perido. Pero luego salen los canteranos y veteranos en la Copa de la Liga y te dejan algún resquicio positivo esa temporada.

    ¿Nadie querría ver una Copa de los suplentes a final de temporada? A mi me encantaría.

    Respond
  • Juantelar 2 enero, 2017

    A mí la Copa es un torneo cuyo formato no me gusta nada. Y prácticamente minimiza mi interés por ella. Creo que de las grandes ligas, la española es la única que sigue manteniendo la Copa a doble partido. Eso por no contar lo preparado que está el sorteo cuando entran los equipos de Primera.

    Además, tanta repetición de partidos se me hace muy cansino (por eso no me gustan los cruces de equipos españoles en competiciones europeas).
    Vamos, sin ir más lejos, por más nivel e interés que pueda tener un Madrid-Sevilla, chuparse tres en apenas una semana es un poco "día de la marmota" (película con la que abrí el año y os recomiendo si no habéis visto).

    Nada, a mí que me pongan la copa como en Alemania o la FA Cup :p

    PD: también en España es la única gran liga que tiene la Supercopa a doble partido.

    Respond
  • Fernando 3 enero, 2017

    Una pregunta, chicos… creeis que el cambio del formato de Copa (con eliminatorias durante la temporada descargando los meses finales) tiene algo que ver con el repunte de los equipos españoles en competiciones europeas?

    Respond
  • José Luis 3 enero, 2017

    Con el tema de la copa solo puedo decir "chapeau" por los organizadores. Me encanta este formato. Y no lo podemos comparar con el campeonato en España. En Inglaterra hay dos campeonatos de Copa. Y en Alemania hay un parón en invierno, y comienzan su liga únicamente una semana antes que en España.

    De verdad, que hayan colocado el grueso de la Copa en enero me parece acertadísimo. Solo hay un fallo en el tema de la Copa, y es concretamente en la Final. Siempre hay líos con las fechas y la sede. Ahí es donde falla. En lo demás, el formato es ideal. Y partidos como el Barcelona-Ath. Bilbao, Real Sociedad-Villarreal o Sevilla-Real Madrid a doble partido solo lo podemos disfrutar en España. Es algo que envidiarán fuera. Y que tardarán poco en copiar. Pero es que no solo son esos partidos; hay sorpresas como el Alcorcón, el Córdoba, y posibles equipos en cuartos como Las Palmas, el Alavés o el Deportivo de la Coruña. Es que hay para todos. Equipos grandes, eliminatorias memorables, sorpresas, revelación,… Es fútbol. Fútbol total.

    En otros países hay más equipos pequeños que llegan a semis o finales solo por el desdén o cansancio de los equipos grandes. No por la grandeza del torneo. No nos equivoquemos.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.