La memoria del Real Betis


La corta etapa de Gustavo Poyet como entrenador del Real Betis Balompié podría resumirse rápidamente en que, semana tras semana, el esfuerzo realizado por definir y reconocer a los béticos era cada vez más complicado. La idea y las intenciones no aparecían plasmadas en el campo, y por consiguiente, los resultados no llegaban. Ahora, su sustituto, Víctor Sánchez del Amo, que en sus primeros días ya ha elaborado un discurso que subraya sus constantes como entrenador, busca darle al Betis la suficiente memoria para competir desde la versatilidad. Por el momento, el técnico madrileño se está enfocando en algunos frentes concretos.

En tan solo dos partidos, uno de ellos marcado por la temprana expulsión de su carrilero derecho, Piccini, Sánchez del Amo ha utilizado un 5-3-2, repitiendo mismas piezas, un dibujo que suma un hombre más en su zaga, pues al Betis le llegaban y le remataban de manera sencilla y otro más al mediocampo, pues los problemas del conjunto de Poyet derivaban en inferioridad en la medular, cuyo despliegue de sus pivotes debía cubrir muchos metros y en todas direcciones.

Víctor ha repetido dibujo y alineación en los dos primeros partidos

En ese intento de recuperación de una solidez defensiva que el Betis viene necesitando, subyace la idea de adaptarse al rival al mismo tiempo que el equipo genera esa citada memoria táctica. Ante Las Palmas, los verdiblancos ejercieron una presión en campo contrario que incomodaba a los de Setién, con la que además intentaba solucionar los problemas de velocidad que los andaluces presentan a la contra sin la participación de Musonda, un hombre aún por encajar. En lo que respecta a lo que su Betis puede dar por sí mismo una vez tome la iniciativa, Víctor ha elegido a Dani Ceballos como el principal referente.

Recuperar presencia interior parece la apuesta de Víctor de cara al juego de su equipo con balón. La figura del joven español no tiene semejantes en la plantilla, siendo Ceballos un jugador lejos aún de representar la constancia y consistencia como gestor del juego. No obstante y pasando a ser una de las decisiones a priori más relevantes en su desembarco en el Villamarín, Ceballos no estaría sólo, algo fundamental si la propuesta prospera. A su alrededor, y como doble punta, Víctor ha situado juntos a Joaquín Sánchez y Rubén Castro.

Juntar a Ceballos, Joaquín y Castro por dentro, intención con balón

Ambos los jugadores más especiales y determinantes del plantel, parecen agradecer el cambio. Los dos jugaron en banda en diferentes momentos de la temporada, siendo Alegría o Sanabria los hombres elegidos por Poyet como referencias fijas. Así, acercando a Castro al remate y dando mayor libertad al genio gaditano, Víctor está completando sus primeros pasos como entrenador del Betis. Las modificaciones son muchas y los minutos de competición muy pocos. Con la información recogida hasta ahora, los cambios suenan coherentes, sólo queda ver si el Betis puede jugar de memoria.


6 comentarios

  • vi23 29 noviembre, 2016

    La verdad es que la confección de la plantilla es un poco rara. No parece de Torrecilla! Con la alegría que nos habia dado ver jugando a Alex y con el jugadorazo que tiene pinta de ser Sanabria, acabar con ambos (y Musonda) en el banco resulta bastante extraño (aunque tiene lógica, por supuesto, desde el punto de vista de Victor en la situación actual, que no se me malinterprete). Pero es una pena que una plantilla con esos tres proyectazos de jugador no pueda utilizar ni a uno de ellos de inicio

    Respond
  • Abel Rojas 29 noviembre, 2016

    @ vi23

    La temporada es muy larga. Mantengamos la fe de verlos sobre el césped. Quizá Víctor interprete que es momento de revertir la dinámica de trabajo y el ambiente profesional y luego, cuando todo se estabilice, apostar por el talento.

    Respond
  • Ismael 29 noviembre, 2016

    El partido con el Eibar saqué cositas positivas. Por ejemplo, me gustó (dentro de lo que cabe) que el equipo estuviera ordenado en el segundo tiempo, esperando su oportunidad que llegó y fructificó. Lástima que en el primer tiempo con la expulsión y el gol se perdieran, pero bueno, van pocos días de trabajo con la plantilla. Sin ir más lejos, el Eibar este año ha sacado puntos con un hombre menos contra Granada y Sevilla de la misma forma; aguantando el chaparrón y esperando su oportunidad.

    Por otra parte, esperaba ver en la segunda parte a Alex pues, bajo mi juicio, el partido estaba para él y porque a día de hoy ha demostrado, con hechos, más que Sanabria.

    Poco a poco se van haciendo cositas coherentes, veremos como sigue la cosa…

    Respond
  • Horacio 29 noviembre, 2016

    "[…]Siendo Ceballos un jugador lejos aún de representar la constancia y consistencia como gestor del juego"

    ¿Cuánto de lejos, Arroyo? Como bético he seguido a Dani y es un jugador por el que siento debilidad.

    Parece que Víctor confía en Dani Ceballos y le ha dado el timón del equipo después de no contar para Poyet. ¿Qué opináis? ¿Creeis que es la posición que más le favorece, a él y al equipo? ¿Creeis que la apuesta va a cuajar y podamos ver este año la consagración del que parece/parecía una de las promesas más ilusionantes del fútbol español?

    Sin duda un año importantísimo para Dani Ceballos

    Respond
  • Arroyo 29 noviembre, 2016

    @Horacio

    Yo con Ceballos tengo muchas reservas. No sé si es tan bueno y tan especial y si de verdad es un gestor de juego rollo Isco o Iniesta -me refiero a perfil-. Lo que está claro es que es muy joven, necesita muchos partidos y mucha confianza para ir creciendo. A ver si Víctor sigue viendo en él un factor importante como en las dos primeras jornadas.

    Respond
  • FMesa 29 noviembre, 2016

    @Horacio @Arroyo
    Ami Ceballos me recuerda a Thiago, muy bonito y poco eficaz y poco constante, ambos rinden mejor de mediapunta que unos metros más atrás, veo bastantes similitudes entre ambos futbolistas

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.