El centro del campo que no fue al campo


El viento que agita la cebada es el aliento que congela el césped, que anula (que adula a) los pastos y que nos abona (que nos dona) al desconsuelo. El huracán en el corazón del tsunami, el ciclón en la mente del guerrero, en el corazón del poeta, en las espaldas del tiempo. Luchar contra un gigante es casi imposible, es absurdo, es kamikaze, es bello, contestatario, necesario, adaptable al cine. Necesario e imprescindible. Lo contrario no vale un duro, ni un héroe, ni un ser humano. Lo peor es no presentarse al combate, quedarte en casa o venir al campo pero sin venir en realidad. Eso es más doloroso que que te peguen, te escupan o te inviten a ver tu propio circo desde fuera. A Abel Resino le crecieron los enanos y le pidieron la paga, el coche y la herencia. Abel Resino quiso parar el tiempo en la rueda de prensa y viajar al pasado o al futuro o a Cuenca o a algún otro sitio lejano y en paz

La clave puede situarse en la línea medularViajar al campo, al centro, a lo más profundo, al interior del cuero. Disponer de los requisitos, de los fundamentos, de los artilugios de un fútbol granadino que él ha cambiado de manera humilde pero a su forma. Consolidar, beneficiar, empadronar a ciudadanos de un círculo dentro de un rectángulo. Lo verde rodeado de lo blanco. Lo verde rodeando lo blanco. Un triángulo ofensivo en la mitad de lo del medio. Sentar a Iturra, decirle a Iturra que caliente, sentar a Iturra (que se caliente) que venía siendo el mejor centrocampista esta temporada, rescatar a Rubén Pérez y darle galones y el balón que vio poco menos que menos (que poco) en Getafe o Heliópolis. Decirle a Fran Rico que ya no queda ninguna secuela que sea mejor que el original, que tiene la clase, el flow y la inteligencia para erigir fútbol ascendente en el desfiladero del barranco del boquete del abismo. Devolver a Javi Márquez lo que tuvo pero no retuvo, entre decisiones desacertadas y lesiones inoportunas, su pierna izquierda mágica y un +1 para hacer del balón parado fútbol en movimiento. En el Bernabeu ni el canterano del Atleti ni del Espanyol estuvieron. Tampoco Jeison Murillo, pero eso ya es otra -triste- historia.

Un gol final de Bongonda aguó la fiesta nazarí.

Hace dos días puede que Théo Bongonda llamara a Charleroi a su familia y le dijera en belga algo así como que se volvía, que Vigo tiene su punto, que es bonito (bueno, que es feo pero es bonito) que el marisco es fetén, que la ternera es genial, que quería ir a las Islas Cíes que la habían dicho que merecía la pena, pero que él ya estaba en Charleroi, tomando unos mejillones con su gente y poniéndose al día de sus amigos. Que el fútbol español, que el fútbol belga, que el entrenador argentino…. Cuando se lesionó Augusto Fernández él quiso salir a calentar, pero Álex López ya estaba en el campo. Cuando expulsaron a Murillo (esa era la triste historia) el partido cambió. Fran Rico, Rubén Pérez y Javi Márquez dieron un paso atrás para que su equipo diera un salto adelante. Fue en el 93 cuando Insúa se despisto en un córner y el joven belga se encontraba de pronto en el campo, en el área pequeña y en la memoria colectiva futura de una afición granadina que lo está pasando peor de lo que merecen. Se hizo el silencio y las risas en las gradas desaparecieron. Y luego los jugadores. Y luego el campo. Y al final, el centro del campo.


11 comentarios

  • unifutbolero 10 abril, 2015

    Es creo que demasiado tarde para recuperar a todos esos jugadores imaginativos y talentosos del centro del campo nazarí para la causa, calidad que siempre ha estado ahí pero como dice Manuel tuvieron pero no retuvieron y eso fue el principal problema del Granda en la temporada, dejando a un lado la abismal falta de gol claro.

    Otra cosa también aparte es lo que sufre el Celta cuando no forma con Krohn-Dheli el trivote que cimienta su juego, vimos a un Celta físicamente mermado, lento y con una corriente de juego muy lastrada, algo muy raro en ellos.

    Grandísimo artículo y felicidades ^^

    Respond
  • trocko79 10 abril, 2015

    Gran articulo. Transmite lo que es el Granada y la mayoria de equipos de la zona baja, esa lucha por recuperar su mejor version, por escoger a los jugadores que tengan el dia y ese punto de suerte,que se conviertan en ese heroe inesperado y que consigan recuperar el control en el campo, en la clasificacion y en la vida que hace tiempo perdieron y que da la sensacion que el destino, un guionista cruel, va a mantener la tension de esta dura y a la vez maravillosa trama hasta el final y que cuando sus interpretes, como en este caso el Granada parece que pueden sonreir, hay un giro de guion que apaga esas sonrisas y vuelve a situar la escena en el duro drama de la lucha por la permanencia.

    Respond
  • Abel Rojas 10 abril, 2015

    Vaya artículo de Lolo.

    @ Alex

    Aunque tienes razón, yo sí que he visto un pequeño resurgir de esos centrocampistas en las últimas semanas. Hubo el shock del Bernabéu porque Abel Resino decidió no salir a competir con todo pero hasta ese instante sí que se estaba viendo alguna cosa que otra, y el triángulo de medios me parecía importante en ello.

    @ Trocko

    Comentario tan dramático como realista.

    Respond
  • @DomingoPrezEFEI 10 abril, 2015

    Que pasada de artículo

    El gol de Bongonda lo recordarán en Granada… y en Coruña. Ese empate hizo bueno el paupérrimo 1-1 ante el Córdoba.

    Habrá que encomendarse a Víctor Sánchez del Amo…

    Respond
  • @migquintana 10 abril, 2015

    @AlexSD98

    El problema de ese posible 4-3-3 es que relegas a Piti, de nuevo, a la banda. Que es cierto que el catalán no está manteniendo el buen nivel de los primeros partidos con Abel Resino, pero supongo que ese sería el best case del Granada. Jugadores tienen. Eso desde luego. Falta gol. ^^

    @trocko79

    Seguir el descenso en la Liga es un placer culpable. Como zamparse una caja de helados. El dramatismo, la tensión, las cuentas… pero luego el realizador enfoca al banquillo, coge un plano corto de un jugador o pone su objetivo en la grada… y… es que es muy duro. Es fútbol, pero no sólo es fútbol…

    @DomingoPrezEFEI

    En los últimos días han ido volando puntos bastante importantes en el descenso. Ese gol de Florin Andone en propia puerta, el que no logra rescatar el Levante ante el Sevilla, el estreno de Bongonda… Sabemos que los de abajo puntúan como equipos de Europa League en las últimas 5-6 jornadas de Liga, pero a más de uno no le van a salir las cuentas ni comenzando a puntuar a ese ritmo.

    El Eibar, al menos, ya ha vuelto a ganar.

    Respond
  • @DomingoPrezEFEI 10 abril, 2015

    @migquintana

    Por eso la salvación este año se prevé barata. Con 36-38 puntos el 17º se podría salvar. No va a hacer falta irse hasta los 40 o más.

    El primero en puestos de descenso, el Almería, tiene solo 25 puntos… y habrá que ver si al finalizar la temporada le quitan esos famosos tres puntos.

    Respond
  • @PabloEFEI 10 abril, 2015

    Wooow, tremendo texto, enhorabuena. Lo del Granada es un caso difícil de explicar, por plantilla a principio de temporada y con Caparrós, era uno de mis favoritos a equipo revelación la temporada. Es posible que haya habido problemas de impagos? Porque de verdad que me cuesta mucho asimilar que este equipo haya rendido a un nivel tan bajo todo el año.

    Respond
  • trocko79 10 abril, 2015

    @Abel @migquintana es que la lucha por eludir el descenso es una mezcla de drama y pasion que es dificil de alcanzar incluso en muchas finales o titulos. El estar al borde del precipio y luchar por salvarse. Esos goles en la ultima jornada, esos partidos en las ultimas fechas que enfrentan a 2 rivales directos.

    Yo, como perico, nunca podre olvidar ese gol de Coro en el añadido, esta en la memoria colectiva de todo seguidor espanyolista junto con los titulos de copa o las finales de la Uefa.

    Es un acierto por vuestra parte darle protagonismo a todos los equipos y en los tramos finales de temporada darle la importancia que merece a esa lucha por mantenerse en primera.

    Respond
  • @migquintana 10 abril, 2015

    El gol de Coro fue el apoteosis.

    El otro día, en Ipurúa, yo ya vi el primer partido de ''descenso'' de verdad. Los últimos 20' del Eibar, tras ponerse en ventaja en un balón parado, lo que es pura lucha por la permanencia, fueron increíbles. Vibrantes. El esfuerzo de Ander Capa, los despejes de Añibarro, la recuperada seguridad de Iruretagoiena, los toques de clase de Saúl para darle aire al equipo… Fue increíble. Disfruté tela.

    Respond
  • trocko79 10 abril, 2015

    @migquintana es recordar o ver el gol de coro y la piel de gallina.

    si, vaya ultimos minutos. Es que hay una energia y una tension competitiva en esos partidos a vida o muerte por evitar caer a segunda que a los que nos gusta el futbol y nuestro equipo se ha visto en alguna situacion similar es facil dejarse llevar por esa pasion. Ademas es increible como los seguidores de los equipos implicados viven el resto de partidos donde hay "rivales" como celebran los goles de terceros como si fueran propios. Realmente es una de las partes del futbol mas emotivas y que mas disfruto como seguidor neutral, prefiero que mi equipo no este implicado.

    Respond
  • AlexSD98 10 abril, 2015

    @Abel Corrígeme si me equivoco pero hasta el renacer de este trio de centrocampistas talentosos el Granada a vivido de un juego muy vertical centrado en las banda. La verdad que me sorprende la suplencia de Iturra cuando ha sido el principal cimiento del "anterior Granada", sosteniendo el juego vertiginosos de ataque como decía buscando principalmente a Rober y Lass en banda, sustento ofensivo de los Nazario hasta hace poco.

    @migquntana pienso que no debe de perderse tampoco a Piti para la causa como dices, pero ya sabemos de sobra la irregularidad de Márquez por ejemplo y también estamos enterados de la versatilidad de Piti, ¿Por qué no situarlo como interior?

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.