Recuperando el tiempo perdido


Cuando aún no había disputado ni veinte partidos en la Liga BBVA, la rodilla derecha de Fran Rico le dijo basta. Era abril de 2012, el portonovés tenía 24 años y su prometedora carrera sufría un duro parón. Era tan inesperada e injusta como lo son todas las lesiones, pero en su caso no era la primera vez que a causa de una veía frenada su progresión en el momento menos indicado. En 2008, nada más llegar al Castilla procedente del carismático Pontevedra de Javi Gracia, el cual había ganado su grupo de Segunda B con Yuri y Charles como pareja de arietes el año anterior, Fran se rompió el cruzado anterior y el menisco externo de la rodilla que articulaba su talentosa pierna diestra. En el minuto siete de la tercera jornada, su primera temporada en el filial blanco se había acabado.

Al volver, no tardó en hacerse con la capitanía del filial.

Después de una complicada recuperación de más de doce meses, el gallego se fue haciendo cada vez más importante en los planes de Alejandro Menéndez hasta que, en la siguiente temporada, se convirtióEl Castilla de A.Toril pivotaba sobre Fran Rico en el ancla del ilusionante proyecto de Alberto Toril. En aquel curso 2010-2011, ya con 23 primaveras, Fran Rico hizo gala de su indudable jerarquía y de su valiosa calidad como mediocentro organizador. Todas las posesiones empezaban en él. A pocos toques se apoyaba en Álex Fernández, filtraba para Sarabia o abría a Juanfran o Juan Carlos. La Segunda División B se le quedaba pequeña. Realmente pequeña. Por eso nadie se extrañó cuando el Granada de Quique Pina llamó a su puerta para afrontar la temporada de regreso a la élite. Su fútbol estaba a la altura. Parecía su momento.

Sin embargo, aún no lo era. Fran no tardó demasiado en hacerse con el puesto de titular en el doble pivote y, además, encontró en Mikel Rico a un futbolista que, con sus diferencias, le complementaba tan bien como lo había hecho Álex, pero su rodilla derecha no le iba a dar tregua. Con continuas molestias y el físico mermado, la decisión de operar parecía inevitable. La artroscopia fue bien, pero estuvo lejos de ser un éxito. Fran Rico no sólo se perdería el final de su primera temporada en la Liga BBVA, sino que, tras someterse a una nueva operación en 2013, no pudo disputar ni un minuto de la siguiente.

Al Granada siempre le había faltado un jugador como él.

Durante su particular calvario, el Granada tampoco lo estaba pasando demasiado bien. Tenía buenos futbolistas, cierta capacidad económica y el calor de una afición ilusionada, pero era un equipo indefinido. Parecía que no tenía una idea de juego clara. Una apuesta. Una bandera. Y eso, en la Liga más exigente de Europa en estas cuestiones, se paga caro. No con el descenso -gracias a un extraño héroe-, pero sí con una apatía general. El Granada era demasiado gris.

Habría que preguntar a Lucas Alcaraz cuánta culpa tiene Fran Rico en que se decidiera a dar un paso adelante, pero lo cierto es que su Granada ya tiene una idea clara: el 4-3-3 que busca al rival arriba y se encuentra cómodo con balón. Más allá de los matices, lo curioso de este esquema es que Iturra es el mediocentro y Fran Rico el interior. “Al principio cogí este cambio de puesto con un poco de escepticismo, pero estoy sorprendido por cómo estoy jugando en esta posición porque me encuentro muy cómodo”, decía en una entrevista. Y es así. Fran Rico promedia 53 pases por partido -y subiendo- con un 85% de acierto. Son sólo números, pero sugieren la importancia capital que está teniendo en la evolución de su equipo. El equipo la roba arriba y aguanta el balón hasta que, por fin, Fran Rico encuentra hueco para verticalizar por fuera. Su bota junta y conecta a todo el equipo, como ya hizo en Valdebebas o en Pasarón. Brahimi y Piti lo agradecen. Los Cármenes y el fútbol español, también. Está recuperando el tiempo perdido y, si su rodilla le deja, aún puede hacer más que eso.


19 comentarios

  • @DavidLeonRon 31 enero, 2014

    Siempre me ha dado curiosidad el tema de la altura y la posición del "jugón" y el "trotón" sobre el campo. Pirlo jugaba detrás de Gattuso. Xavi iba delante de Touré o Busi (que no son trotones como tal pero se entiende). Xabi Alonso siempre detrás.

    El caso de Rico como digo es curioso ya que Iturra en lo que destacaba era en morder arriba y presionar, pero para que la toque sin mucho riesgo hay que retrasarle. De ahí su ubicación, creo.

    Respond
  • Abel Rojas 31 enero, 2014

    Para mí lo de Iturra es una medida conservadora que quita juego y potencial al Granada, David… Entiendo tu razonamiento… pero no lo compro ^^

    Respond
  • akatalento 31 enero, 2014

    A ver qué tal el nuevo central que han traido cedido del Liverpool como acompañante de Murillo. El colombiano defiende su zona y muchas veces cubre los fallos de Diakhaté o Mainz.
    Si sale bien al Granada ya sólo le faltaría un atacante con gol para aspirar a más.
    Ya que, como habéis comentado anteriormente, este es el Granada de los pases pero claro, quién tira el desmarque de ruptura? Ni Piti, ni Brahimi ni El Arabi, de ahí los pocos -aunque maximamente rentabilizados- goles.

    Respond
  • Hulahula 31 enero, 2014

    Iturra es clave en las transiciones defensivas del Granada. El equipo tiene ahora poso, como decís quiere tocar y mandar en el campo contrario y presiona muy arriba (increíble en ese trabajo oscuro y sacrificado El Arabi) pero aún le falta la conexión en el último tramo. Esa conexión que permita la finalización de la jugada para que la posesión no se quede estéril y sobretodo no exponga a unos centrales que reculando son bastante limitados (faceta en la que Mainz pero sobretodo Diakhate son horrorosos, este último es un buen cierre adelantándose, taponando, cuando no le da por saltar con el codo en alto; pero hazle correr de espaldas y tienes gol asegurado). En ese punto Iturra se convierte en esencial, piedra angular de la evolución de los de Alcaraz.

    Volviendo al tema de la esterilidad en ataque, mi lectura es la siguiente: tenemos dos extremos a pata cambiada que no son extremos en absoluto por características, no son muy veloces y son más conductores que desbordadores buscan el perfil de supieran y su movimiento es hacia dentro. Unos laterales profundos que se proyectan bien en ataque al espacio que dejan esos falsos extremos. Un delantero que trabaja como un enganche antes que como punta. Recibe más abajo y descarga el balón de espaldas a la portería. Y un gestor de juego en la medular que báscula la pelota con criterio en función a la posesión y no a la generación de oportunidades. No existe el pase filtrado en el Granada porque no hay ningún jugador que ataque al espacio, no hay desmarque entre líneas ni a la espalda. El ataque se tejé siempre horizontal o en base a la conducción de Piti o Brahimi.

    Es ahí donde el jugador que falta en la ecuación ha de manifestarse liberandose de una vez por todas y mostrándose como el catalizador que necesita el ataque de los rojiblancos. Recio. Tiene capacidad de lectura de juego para desencorsetar su posición y aparecer libremente como un átomo perdido entre las líneas contrarias, ocupando espacios liberados por sus compañeros delanteros, proponer la posibilidad del pase filtrado. O bien la llegada desde atrás, tb tiene agallas para probar el disparo lejano.

    Respond
  • @migquintana 31 enero, 2014

    @DavidLeonRon

    Es un tema interesante, sí. Porque te has dejado los que juegan en paralelo. El caso de Fran Rico me parece muy sorprendente porque Iturra no parece el interior de recorrido e intensidad capaz de jugar de mediocentro, y el gallego no parece el mediocentro que se pueda adaptar a jugar de interior. Un acierto de Lucas, sin duda. Aunque, a fin de cuentas, el punto de partida sigue siendo Rico.

    @akatalento

    Nadie, nadie. Nadie los tira. El caso es que, como el Granada está robando más arriba, no necesita ganar metros con esos detalles. Aún así, sigue siendo un equipo al que le cuesta convertir las situaciones de pre-gol en gol. Brahimi me parece el mejor símbolo de esto, vaya.

    @Hulahula

    Muy, muy de acuerdo con todo tu planteamiento. Lo que no deja de ser curioso es que el Granada, hasta hace unos meses, tenía un jugador ideal para complementar todo ese puzzle: Mikel Rico. Cierto es que no explotaba tanto su llegado, pero también que el Granada no jugaba con tres centrocampistas. Y, si jugaba, lo hacía con doble pivote más un mediapunta por delante. Así que…

    Respond
  • Hulahula 31 enero, 2014

    Ya que estoy me gustaría alabar a Alcaraz, en Granada se le tiene una extraña tirria. A la primera de cambio ya se le atiza con el Lucas veté ya y es que debe ser que el nombre es propenso al slogan. Hasta luego Lucas. Tiene sonoridad. Lucas. Pega con todo. Sí a eso le sumamos lo de la tierra del profeta y que encima esa es la tierra del chavico, donde se denosta a los grandes productos "patrios" como Lorca o Guerrero, Morente, la tierra de la malafollá; apaga y vámonos. Y no es que quiera comparar a Alcaraz con los grandes "made in Granada" pero sí poner en la picota esa naturaleza del granadino y en el sitio que creo que merece el entrenador rojiblanco. Poco sabía yo de este entrenador, algo había oído de cuando estuvo en el Recre, del Almería pero nada. Lo poco que sabía que era hijo de su padre, dedicado a la política de izquierdas.

    Se le ha tachado de Amarrategui, de defensivo y de anti fútbol. Y bien es cierto que las primeras jornadas de esta temporada fueron tediosas hasta el infinito, por lo propuesto por el equipo y por lo que dejaba proponer. Pero sí tenemos en cuenta los últimos meses no podremos acusar a Lucas de conservador o defensivo. Sí Lucas es algo como entrenador (y debe venirle de genética) es que es un entrenador obrero. De esos que trabaja para sacar lo mejor y en función a su plantilla. Empezando siempre por los fundamentos defensivos y creciendo conforme le da la cuerda.

    Cuando llego al Granada dijo, el equipo se parte, Anquela lo juega todo a la intensidad y con poco que se estire el Granada está roto. Segundo, el equipo no tiene gol. Y propone entonces, rigor defensivo, no concesiónes gratuitas, adiós a la propuesta con el balón y 2 puntas para aumentar chances de cara a la portería. A partir de ahí creciendo de a poco. Recuerdo el partido contra el Valladolid en Los Carmenes de la temporada pasada, como ahí destello y se forjó mi confianza en Lucas. Los jugadores entendían que su propuesta en el campo, lo que a ellos les tocaba, era consecuencia del rigor del sistema.

    Luego ha cambiado, ha hecho pruebas hasta llegar a este equilibrado y mal llamado trivote, 4-1-4-1 con ínfulas de 4-3-3, que le está dando buenos resultados en cuanto a juego y reconocimiento del rival (es importante que los equipos te vengan sabiendo que lo que tu quieres es proponer, que debajo de todo hay un motor llamado estiló) Demostrando su capacidad de cambio y adaptación. No me cabe ninguna duda que sí el sistema se seca o alguna inconveniencia ocurre, sabrá como reinventar al equipo. Porque Lucas no se casa con nadie. No tiene miedo a renunciar a una idea si es en favor de la pragmasis futbolística.

    Por ultimo, destacar el "descubrimiento" que hace de Murillo, del que ya sabíamos algo por su alto nivel con Las Palmas y Fatau. Le ha dado alternativas a jugadores del b en muchas más ocasiones que los entrenadores precedentes. Hay que recordar que Fábri, en segunda no le dio ni media a Muriel, colombiano por el que se pelearía media Italia. Y eso, es vital en el proyecto de Pina, que se basa en crear una gran red de jugadores que rentabilizar a la larga.

    Respond
  • Hulahula 31 enero, 2014

    @migquintana y que lo digas, hubiera sido bonito ver a Mikel en este sistema y en el momento de forma que esta este año, desplegandose como el magnífico box to box que es. Siempre solidario en el esfuerzo, su nombre estará pululando por los alrededores de Los Carmenes durante muchos años.

    Respond
  • Hulahula 31 enero, 2014

    @migquintana quizás Yebda en buena forma podría haber suplido esa función por las características que se le vieron en el Nápoles. La de la llegada sobretodo, con potencia y remate de cabeza . Pero sus lesiones y extrañas in comparecencias en el campo y supongo su falta de implicación han producido su salida invernal del cuadro. Recio, no le queda otra, ha de asumir un papel más protagonista. El cariño, creo, del entrenador ya lo tiene; para el que fue decisivo la temporada pasada.

    Respond
  • Samuel 31 enero, 2014

    Se que es un poco offtopic pero creo que lo de recuperando el tiempo perdido es una frase que bien se podria aplicar a Sergio Canales, tras un año en blanco en el primer madrid de mourinho y tras sus dos lesiones de rodilla, ahora a falta de reconociemiento medico su pase a la real sociedad esta hecho. La verdad es que es una salida que no me esperaba para nada y no se muy bien porque se ha producido, quizas el jugador se vio fuera de los planteamientos de pizzi… no lo se.

    De todas formas que creeis que le puede aportar canales a la actual real sociedad? lo veis jugando de interior en ese 4-1-4-1 con vela en punta y prieto en la derecha? No se hoy por hoy no tengo muy claro cual es su rol mas determinante sobre el campo pero a mi me parece que su principal zona de influencia seria la zona de influencia ideal de ruben pardo asi que no se muy bien cuanto partido le puede sacar la real a este refuerzo y si zurutuza no es más futbolista para jugar en la mediapunta.

    Si nos vamos a las bandas el tema cambia esta claro pero por lo que se ha visto hasta ahora del equipo de arrasate no creo que canales tenga mucho margen para jugar en banda, creo que le falta intensidad y determinación.

    Respond
  • @DavidLeonRon 31 enero, 2014

    A mí es que Canales se me ha quedado en jugador de 3, 4 jugadas durante los partidos. Exquisitas, de gran calidad, que te puede generar un gol, pero no termino de creérmelo ya como futbolista sólido a 90 minutos, 6 partidos al mes. Son muchas lesiones…

    Ojalá me equivoque, claro.

    Respond
  • @migquintana 31 enero, 2014

    @Hulahula

    Sin duda. Yo creo que Recio puede hacerlo bien, pero es que es un puesto clave en el equipo. Todos lo son, vaya, pero si Piti está en la derecha -cosa que no me gusta demasiado, aunque lo entiendo-, Brahimi no es un jugador determinante en el marcador y el delantero es El Arabi, que juega pero no marca, necesitas sumar presencia arriba. El Granada lo está consiguiendo desde lo colectivo, pero por ejemplo ante Osasuna se echó de menos esa figura que sorprende y se suma al ataque desde segunda línea.

    @Samuel

    ¿Aún no es completamente oficial, no?

    Esperaremos entonces a comentar ese movimiento en clave Real Sociedad, pero personalmente aún tengo bastantes esperanzas en Sergio Canales. No es una cuestión de edad, sino de que yo creo que, después de cada lesión, siempre ha logrado transmitir sensaciones positivas pero tampoco llegó a tener total continuidad. Todo dependerá de las lesiones, como le pasa a Fran Rico, pero yo insisto en que es un jugador en el que sigo creyendo. Ojalá no me equivoque, porque nos daría mucho esté donde esté.

    Respond
  • Abel Rojas 31 enero, 2014

    @ akatalento

    He de decirte que las referencias que me han llegado desde Liverpool sobre el jugador no son exactamente las mejores… Más bien al contrario. Veremos si se equivocan.

    @ Hulahula

    "Iturra es clave en las transiciones defensivas del Granada. El equipo tiene ahora poso, como decís quiere tocar y mandar en el campo contrario"

    Pero esas dos ideas son conflictivas. Cada vez que un rival logra defender bien y el Granada no puede batir líneas de presión con sus pases, Iturra es un peligro en la salida de balón. Y ya no solo por su nivel técnico, que a mí me parece modesto pero tampoco diría que malo ni mucho menos. El tema es que no sabe posicionarse, que su lectura no es buena. Él es interior en vez de mediocentro y se le nota bastante.

    Con respecto a Alcaraz, coincido contigo en que su evolución merece halago, porque yo he de confesarte que también lo he tenido conceptualizado siempre como un entrenador bastante simplón, pero meter a este Granada en ese mismo saco de ex equipos de Lucas me parece que no tiene mucho sentido. Este Granada hace cositas de joyita. No siempre, porque tampoco tiene la plantilla del Manchester City, pero intenta cosas con ambición.

    Respond
  • javi15195 31 enero, 2014

    Este chico vale mucho! Tengo un dato que no es demasiado extraño porque ya le ha pasado a numerosos futbolistas, pero creo que es relevante: Fran Rico jugaba de delantero goleador a los 17 años. Después comenzó a retrasar su posición y ahí se ha quedado. Llegó a jugar en un 4-1-4-1 (creo que fue con Javi Gracia) como inteior/mediapunta en dicho esquema. Luego en el Castilla ha compartido pivote, pero creo que puede hacer bien las veces de mediocentro posicional único. Ahora parece que se asienta en ese interior zurdo del Granada y no lo hace mal, ¿no? ^^ Es buen futbolista y lo merece por todo lo que le ha pasado. Es un tipo genial, y además sus padres tienen un restaurante en Portonovo donde se come muy bien, por cierto ^^

    Respond
  • Hulahula 31 enero, 2014

    @Abel Rojas Falla bastante poco a mi juicio, sólo cuando se le exige mucho contra medios campos contrarios muy buenos o muy poblados. Lo que han sido tres o cuatro partidos en lo que llevamos de liga. Entonces suele llegar tarde y forzado. Eso en fase defensiva. En ataque cierto es que no tiene salida de balón, pero la pérdida del Granada no se produce en su tramo. Ahí suele estar bien escoltado de Rico y/o Recio. El Granada pierde la posesión en tres cuartos y ahí Iturra yo creo que es clave. La permuta Rico – Iturra alejaría al primero como componente creativo-organizativo. Sería más efectiva la presión en el comienzo pero una vez superada contra jugadores rápidos los centrales están vendidos. Tampoco creo que sus estadísticas denoten que sea el peligro que tu dices. http://www.squawka.com/players/manuel-iturra#perf…. El error tonto contra el Real Madrid no justifica toda una temporada.

    Respond
  • Guillermo Ortiz 31 enero, 2014

    Ay qué pena que Fran Rico no quisiese recalar en Vigo en su momento. Es un jugador que me encantaría para mi celtiña.

    Recuerdo un partido del Celta B contra el Pontevedra en Barreiro donde Fran Rico me encandiló por su personalidad y jerarquía. Con sólo 20 años era el auténtico líder de ese equipazo que tenía el Pontevedra con Charles, Yuri e Igor de Souza. El Celta B ese año tampoco se quedaba atrás; ese partido lo disputaron Andrés Túñez, Michu e Iago Aspas. Aunque el jugador al que iba a ver era a Dani Abalo, la auténtica sensación de ese equipo. Curioso.

    Respond
  • kityou 31 enero, 2014

    Me habéis tocado el corazoncito. Ay… Ese Pontevedra… Inexplicable como no fue capaz de subir a 2ª y consolidarse en ella. Para que os hagáis una idea, Charles-Yuri-Igor (el primo de los 2 primeros, que era el 9 sobre el que pivotaban ambos)- y Fran Rico. Al año siguiente vino Dani Benitez. Y un bloque sólido atrás. Y como entrenador Xabi Gracia.

    En cuanto a Fran Rico, esperábamos más de él. Mucho más. Cuando tenía los 16 años se rumoreaba en la ciudad que Wenger quería hacer de él un nuevo Cesc. Por tanto está claro que las expectativas estaban muy altas. Tuvo un par de buenos años en Pontevedra donde olía a jugador grande pero luego se estancó. El Castilla es un paso que dio tarde, y que aún por encima con mala suerte. Me alegro que ahora recupere un poco del protagonismo que el mundo del fútbol le debe.

    Respond
  • kityou 31 enero, 2014

    @Javi15195

    No recuerdo que nadie lo nombrara nunca como Delantero. Otra cosa es que en categorías inferiores fuera tan superior que pudiera marcar con asiduidad. Al menos en Pasarón siempre lo hemos visto jugar de mediocentro.

    Respond
  • javi15195 31 enero, 2014

    @kityou

    Vaya, algo leí yo sobre ello… ¿Y aquel 4-1-4-1 de Gracia era interior no? Eso me dijo a mí al menos.

    Respond
  • kityou 1 febrero, 2014

    @Javi15195

    A ver, era el centrocampista creativo del equipo.Ahora mismo no caigo en quien pudo ser el 1 del 4-1-4-1. Yuri jugaba con total libertad desde banda izquierda (a lo Cristiano), Igor de 9 y Charles oscilaba entre banda, media punta y banquillo (por curioso que suene no era titular indiscutible). Del resto pues, es difícil recordar nombres y posiciones pues como cualquier equipo de 2ªB las altas y bajas eran numerosas cada año. Si es cierto que solían colocar a un hombre más de trabajo a su lado. Yo diría que jugaba más en 4-2-3-1 como parte del doble pivote unas veces (la mayoría) y como 10 las menos. Pero ya te digo que tampoco me acuerdo al 100%. Lo saco de la posición del trío brasileño y la total libertad que tenía Yuri.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.