Una estación

Se decía que era “como Javi Márquez” pero “en malo”. “Como Javi Márquez” porque jugaba en el mismo sitio, acompañando al mediocentro (generalmente Forlín, mejor Baena). “En malo” porque no era Javi Márquez. No tenía su golpeo, no distribuía como él, no tenía su incidencia en el juego. En realidad, es que no se parecían mucho. Cristian Gómez tenía el gatillo muy suelto para la incorporación en ataque: recibía, soltaba y se iba hacia delante. No llegaba mal, pero llegaba mucho, demasiado, al final siempre estaba arriba. Y mientrastanto el Espanyol jugaba peor porque a su fútbol le faltaba una estación, porque en el lugar de un mediocentro con alma de interior tenía a un interior con alma de delantero.

Primero supimos que el equipo le necesitaba más atrás, que le reclamaba más presencia y pausa en la gestación de la jugada. Luego descubrimos que Cristian Gómez no solo podía adaptarse a esas necesidades sino que haciéndolo era mejor jugador. Tenía pausa, criterio con balón y un buen rango de pase. Incidía y el Espanyol jugaba mejor, aunque de vez en cuando el disparador regresaba y el tren se saltaba una estación. Tocaba preguntarse si lograría conciliar ese gatillo con la presencia en la base de la jugada, pero eso ya era lo de menos. Al final resultó que sí se parecía un poco a Javi Marquez, y aunque no era tan bueno como él desde luego tampoco era malo.

14 comentarios

  • @danidelacuesta 24 mayo, 2012

    Recuerdo la primera vez que lo vi. Es bonito empezar así, porque además creo que me va a costar olvidarla.
    Fue en Balaídos, no había ido nunca a Balaídos y un Celta-Espanyol de Copa parecía apropiado. Me quedé con su número, el 42. El maldito 42 que estaba jugando por delante del balón y no hacía más que bajar a la base para conducir el balón de una banda a otra. Fue un partido muy malo. Él destacó, por plano, por aburrido, por pesado. Ahora creo que lo hizo un poco mejor, que fue considerablemente maduro en su juego como para comprender que su posición adelantada requería posesión defensiva.

    Y ya, esta es mi historia con Cristian Gómez. Apenas he visto al Espanyol después y no me ha llamado demasiado la atención. Pero da igual, siempre será el maldito 42 de Balaídos.

    Respond
  • @PabloPages8 24 mayo, 2012

    Sin duda una de las revelaciones del Espanyol esta temporada, como lo fue Javi hace un par. Su falta de experiencia y su poca capacidad para mantenerse al ritmo que exige la primera división, le han echo bajar el nivel en algunos partidos, y el Espanyol lo notaba… vaya si lo notaba. Y creo que ese ha sido el problema de los blanquiazules esta temporada, que han cargado todo el peso del Espanyol sobre una media joven, muy joven, y con muy poco experiencia, pese a tener mucha ilusión y un futuro prometedor. Baena tiene solo 22 años, igual que Cristian (ha debutado este año y ha jugado 20 partidos).

    Cristian encaja perfectamente en la filosofía de Pochettino, y triunfará. Si Pochettino le deja, claro, y no hace lo que ha echo con Javi Márquez. Tiene cabeza y pausa, un buen pase y es capaz de controlar los tiempos.

    Respond
  • @SharkGutierrez 24 mayo, 2012

    A veces digo que el dicho "Juventud, divino tesoro…" se queda corto porque le falta algo más. Quizás eso tiene este Cristian Gómez. Capz de poner pausa, como de subir y perder la posición. De ser un futbolista importante como mediocentro en la base, como convertirse en un "box 2 box" para volver hacia su posición. Javi Márquez solo hay uno y es complicado parecerse a él. Eso sí, Cristian Gómez es posible que su estación todavía esté por llegar.

    Respond
  • Some 24 mayo, 2012

    @ PabloPages8

    En general el Espanyol ha terminado la temporada "sin Álvaro", "Sin Márquez", "sin Romaric"… Una cosa son las lesiones, que no hay mucho que hacer, pero el Espanyol/Pochettino tiene cierta tendencia a apartar total o parcialmente a muchos jugadores por temas contractuales, próximos traspasos, historias varias de vestuario, etc. La verdad es que desde fuera da la sensación que no se temía para nada el riesgo de tirar por tierra las claras aspiraciones europeas que les aseguraba la primera vuelta en una fase final de torneo lamentable.

    En el caso de Cristian eso ha venido muy bien, pues está clarísimo que Pochettino decidió inmediatemente convertirlo en el "nuevo Márquez" del Espanyol'2013 a la que tuvo claro que este último dejaba el club a final de temporada (también parece que tiene claro que Romaric no sigue desde hace tiempo).

    @ Shark, DaniDeLaCuesta

    En los primeros partidos de la temporada y en pretemporada las apariciones de Cristian Gómez me molestaban un poco, parecía un jugador que solo se definía desde la llegada sistemática y que cuando intentaba alargar la relación con el balón no sabía ni donde estaba. Me lo imaginaba como recurso específico para esos partidos en los que hubiera que sobrecargar el remate. Luego, poco a poco, fue evidenciando todas esas otras cosas que no me esperaba.

    Respond
  • kjvng 24 mayo, 2012

    Al hilo de lo que comenta Some, el otro día había esto en DDF que creo que es interesante: http://www.diariosdefutbol.com/2012/05/23/asi-fue

    Es obvio que, como apunta Marc, hay ciertas "mareas de fondo" en el Espanyol que no conocemos. Decisiones que se han disfrazado de "técnicas" por no decir "personales", descontentos que no han salido a la luz, descartes por razones jamás confesadas.

    Pero hay que ser justos, hay que contextualizar, y sobretodo, hay que quitarse la camiseta para hablar con discernimiento. Más allá de la obvia decepción que implica no ir a Europa, más allá de lo que Kameni definió como "falta de ambición", existe una realidad económica muy, muy complicada. La solución del Espanyol ha sido, creo yo, más que acertada: llevan muchos años estables en una posición de "tierra de nadie", cierto, pero sin sufrir, sin ver peligrar la categoría y – sobretodo – cuadrando los balances.

    De algún modo, y a riesgo de que me apedreen (no sin cierta razón), me gustaría trazar un paralelismo Arsenal-Espanyol: si bien es cierto que la falta de inversión (y posiblemente de ambición, no lo niego) coarten los éxitos, lo cierto es que, en las circunstancias de ambos, la optimización de recursos que están llevando a cabo es modélica. No se pueden invertir grandes cantidades, ergo no se invierten grandes cantidades: hay que sobrevivir como sea, con cesiones, canteranos o fichajes a bajo coste, no importa. Y aún así, ambos cumplen objetivos: unos van a la Champions año tras año (pasando por delante de clubes con una inversión muchísimo mayor) y otros se salvan sin sufrir (pasando por delante de clubes con teórica mayor ambición pero menos criterio).

    La historia de estos últimos años del Espanyol es ésta: no se va a ganar nada, pero algún día nos daremos cuenta de que las cosas se hicieron bien. No para saltar y brincar, no para descorchar botellas de champán, pero sí bien. Y, aunque en fútbol aparentemente eso apenas importe, cuando ves a todo un Villarreal en Segunda te das cuenta del mérito que tiene hacer las cosas bien.

    Respond
  • Some 24 mayo, 2012

    @ Kj

    Comparto totalmente esa perspectiva, pero es que las "mareas de fondo" raramente se justifican por ahí, creo que son dos temas bastante autónomos aunque, como apuntas, las mareas puedan contextualizarse (que no explicarse) desde un enfoque global de limitada ambición competitiva.

    Respond
  • Some 24 mayo, 2012

    Añado un punto que creo que fuera de nuestro ámbito catalán no es muy conocido: Pochettino no es demasiado valorado entre una masa periquita que, de hecho, está bastante hasta las narices del rumbo del equipo los últimos años. Eso hay que cuidarlo también, de alguna forma.

    Respond
  • @DavidLeonRon 24 mayo, 2012

    @Some

    ¿Es cosa mía o la segunda vuelta ha hecho mucho daño a la imagen de Pochettino?

    Ciertamente talento había…

    Respond
  • Some 24 mayo, 2012

    @ David León

    Muchísimo, está claro, pero es algo redundante que ya venía de antes. También porque de forma menos extrema estos procesos ya se han dado previamente. La fórmula "historias raras con jugadores apartados/infrautilizados + política general de austeridad competitiva", y establezcamos entre ambos elementos la relación que queramos, sienta muy mal entre el público. Fíjate que a Poche le han colocado hasta el sambenito de forzar debuts de gente de la cantera desde el populismo, como si el Espanyol no esté sobreviviendo sistemáticamente en base a sus nuevas hornadas de chavales.

    Respond
  • @PabloPages8 24 mayo, 2012

    @ Kj @ David León @Some

    Me planteo, que quizá, el Espanyol durante la pretemporada planee físicamente una primera vuelta al primer nivel para poder aguantar en la segunda vuelta. Eso explicaría las desastrosas segundas vueltas del Espanyol, pero con los refuerzos invernales este argumento pierde peso. Y además desacredita a Pochettino porque deja el peso del equipo a jóvenes sin fondo físico, teniendo en el banquillo opciones para rotar más.

    Respond
  • miglarmar 24 mayo, 2012

    Las segundas vueltas de Pochettino son inversamente proporcionales a las de Moyes.

    Respond
  • @DerkinFT14 24 mayo, 2012

    @miglarmar

    Lo veo claro entonces hay que contratar a ambos entrenadores,dejando mandar a uno en cada vuelta XD

    Respond
  • @migquintana 24 mayo, 2012

    @miglamar

    De todas formas, no creo que haya sido sólo cosa del Espanyol de Pochettino. Diría que todos los equipos han bajado salvo Mallorca (cambió entrenador), Atlético (cambió entrenador), Zaragoza (cambió entrenador) y Málaga, que con Pellegrini era algo que se podía esperar. Aunque también se esperaba al Getafe de Luís García y… nanai.

    Por cierto, yo era muy de Javi Marquez.

    Respond
  • miglarmar 25 mayo, 2012

    @migquintana

    Lo digo porque lo del Espanyol no viene solo de esta temporada, Mig. Desde que llegó ha sido casi una constante si no me equivoco.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.