Los mensajes de Dunga y Martino


Argentina y Brasil se enfrentaron en China en la segunda fecha FIFA tras el mundial que culminó con los primeros en la final y los segundos sufriendo la peor derrota de su historia. El partido fue emocionante y dejó pie a dos reflexiones sobre el rumbo de ambos procesos. Se trata de dos nuevos proyectos en las dos selecciones con más presión encima, por lo que también se trata de los dos entrenadores que menos tiempo tienen para acondicionar a sus equipos. Martino y Dunga van a marchas forzadas y eso se nota, no tanto en la solidez táctica sino en los mensajes que envían: tres meses después del Mundial, ya son dos conjuntos distintos.

El trabajo de Martino y Dunga ya se nota.

Brasil volvió a desplegarse en su legendario 4-2-4 en el que, en realidad, no hay delantero centro. Neymar, tal como en el mundial, abandonó definitivamente la banda izquierda y pasó a tener libertad absoluta para moverse a sus anchas, aunque partiendo desde el centro. Oscar, Willian y Tardelli también están en movimiento, compensando las decisiones del crack en cuestiones de anchura y profundidad. Detrás de ellos, Dunga pone una agrupación de siete futbolistas que pueden variar, ya que el peso individual que les otorga es mínimo. Ahí la ‘canarinha’ es un bloque y actúa como tal para transitar y defender, siempre tratando de mantener el orden y las líneas. Todo lo contrario ocurre arriba, donde la actividad creativa y producción futbolística de Neymar se dispara y hace del ataque brasileño una fiesta por momentos. La nueva Brasil de Dunga se entrega a Neymar, como el último intento de Scolari, pero también otorga libertades a sus otros jugadores de ataque: orden y progreso.

Por su lado, la Argentina de Martino se ha decidido a utilizar el 4-3-3 como dibujo de partida. En algún momento en el último lustro, el ‘Tata’ transformó el ideario con el que triunfó en Paraguay y comenzó a creer en un fútbol asociativo como bandera, y así lo ha querido para su Argentina; sin embargo, ninguno de los equipos que ha dirigido bajo esta idea ha logrado dominar de verdad desde el pase. La Argentina que entrena no es la excepción: le cuesta crear fases de posesión de calidad y perder el balón bien. Ayer, con Messi escorado sobre la derecha, Agüero de delantero centro y Di María y Pereyra de interiores, la ‘albiceleste’ tuvo momentos de ataque frenético e imparable, pero nunca de control. Así, aunque comenzaron bien, cada vez que Brasil recuperaba el balón lograba imprimir peligro a su ataque y tomar desorganizada a Argentina. La jugada que marcó el encuentro fueron las recepciones y toques de Neymar en transición rompiendo la defensa y tomando ventaja de la pareja de centrales, incómoda ante el vasto espacio que tenían que defender, y sacando a Mascherano de su zona.

Argentina busca tener más balón que antes.

El camino de Brasil tras su tercera victoria en el mismo número de partido, cuatro goles anotados y ninguno recibido ante tres selecciones mundialistas, está siendo más que positivo. Han logrado desmarcarse de la imagen que dejó el equipo de Scolari, aprovechando su legado táctico, y no han sentido ningún tipo de trauma. El equipo de Dunga quiere marca un punto medio entre la mitad de Brasil que desea como primera medida que a su selección nunca le vuelvan a marcar siete goles, y la otra que quiere que Brasil haga maravillas en ataque. Más difícil está siendo lo de Martino con Argentina. A pesar del buen debut, ante Brasil se le vieron las costuras al equipo: ¿Tiene Argentina jugadores para hacer lo que quiere Gerardo? Intentar controlar un partido desde la posesión con un mediocampo compuesto por Mascherano, Di María y Pereyra suena utópico. Defender arriba con una pareja de centrales como la de ayer es una quimera. Además, alejando a Messi del área, las ventajas se reducen. El aroma a lo visto en la era de Sergio Batista ya asomó en muchas cabezas. Martino quizás poner la vista en otros horizontes. La Pampa de verdad, tal vez.


18 comentarios

  • @RoselloMatias 12 octubre, 2014

    Respecto a Martino, yo no creo que él haya tenido un giro luego de su experiencia en Paraguay. Creo que, por su trayectoria como jugador y la influencia de sus técnicos, siempre tuvo el ideario de un fútbol asociativo. Sólo que en Paraguay no tenía las herramientas y tuvo que adaptarse. En Newell´s impuso ese estilo asociativo y le fue muy bien. Su equipo tuvo una identidad reconocible y un fútbol muy fluido. Lo que pasó en Barca es otro tema del que no me animo a opinar. Por lo complejo ^ ^.

    Es muy pronto para sacar conclusiones categóricas pero la realidad es que Argentina tiene limitaciones en el mediocampo, sobretodo si Martino quiere utilizar jugadores con buen manejo de balón y capacidad de organización. Básicamente porque no los hay. O, por lo menos, no del nivel que yo imagino como necesario. Gago y Banega lo demostraron con Sabella. Además, tengo la impresión de que, en principio, Di María será extremo por lo que hay que rellenar dos puestos.

    Y sí, los nombres elegidos para la pareja de interiores no eran los más idóneos para un fútbol de control. De hecho, yo nunca sentí que Argentina escala metros a partir de la circulación, sino de la capacidad de conducción de sus jugadores (principalmente Di María y Pereyra). Además, los interiores "volaban" mucho o se abrían demasiado y dejaban muy sólo a Masche, que tenía que cubrir muchos metros. Creo que esa (excesiva) movilidad, sobretodo hacia los costados, buscaba que Messi se centrara con frecuencia para recibir de frente. El problema es que lo hacía muy lejos del área y casi nunca llegó a zona de remate. Como en muchos partidos del Barca.

    El segundo tiempo me dejo bastante "frío". Por sistema y por calidad individual, Argentina estuvo muy lejos de crear ocasiones o incluso una ligera sensación de peligro en el arco contrario.

    Veremos que es lo que hace Martino. Imagino que, más temprano que tarde, Enzo o Biglia terminaran entrando. Tal vez no sean los jugadores que el Tata quiere para su idea pero, por lo menos, cuidarían mejor su posición, acompañarían a Masche y le darían un poco de empaque defensivo al equipo.

    Respond
  • Renato 12 octubre, 2014

    Buenísimo el análisis. No vi el partido todavía, pero es fácil de imaginar. Me parece que es dar tres pasos atrás en el caso de Argentina: no puede poner una defensa adelantada, incluso Garay es bueno realmente sólo si defiende en repliegue y Rojo ha probado ser medianamente efectivo si tiene las espaldas cubiertas; del mediocampo para arriba sólo Masche tiene solidez táctica y los delanteros no ayudan. Parece que Messi va a ser el del Barcelona de la temporada pasada y no me gusta nada. Al final de cuentas, la tendencia bilardista de Sabella resultó ser lo mejor que puede hacerse con los jugadores que hay hoy en día.

    Hay que ser humildes, realistas, conocer los propios límites, no intentar jugar a algo que alguna vez fuimos pero que jamás desarrollamos de forma sistemática, como sí se ha hecho en algunos países de Europa. En mi opinión la época del fútbol argentino refinado se ha terminado y hay que adaptarse de la mejor manera posible, al menos de momento.

    Por otro lado, es curioso que todos los mediocampistas de buen pie de esta generación, los elegantes al estilo argentino, son todos poco más intrascendentes, sin influencia real en el juego -Pastore, Lamela, Banega… y ahí se termina la lista, de todas formas.

    Respond
  • @migquintana 12 octubre, 2014

    @RoselloMatias

    Recuerdo una entrevista de Gerardo Martino donde decía que su trabajo en Paraguay había sido muy contextual. Que se había tenido que adaptar a lo que tenía y que, además, pese a no ser su ideal, ese tipo de fútbol también le gustaba. Lo que sí me parece curioso es el giro ahora en Argentina hacia tener más balón, porque precisamente a corto plazo todo indica que el trabajo de Sabella resultó tan bueno porque, básicamente, según avanzó el Mundial logró que los partidos tuvieran la pinta y el ritmo que mejor le venían.

    @Renato

    Es que la mejora de Argentina con el Biglia por Gago, individual y colectivamente, fue muy significativo.

    Respond
  • mark 12 octubre, 2014

    A mi el Brasil de Dunga de 2010 me parecio el mejor equipo del mundial, entre las sanciones, lesiones y mala suerte (o cantada) la echaron del mundial. Ese G.Silva-Melo-Elano-Kaka-Robinho-L.Fabiano funcionaba de maravillas, ademas de una defensa muy buena (Maicon, Lucio, Juan) donde solo no estaba claro el LI.

    Respond
  • redondo 2000 12 octubre, 2014

    No tiene nada que ver, pero espero impaciente algun artículo del Olympique de Marsella.

    Respond
  • @migquintana 12 octubre, 2014

    @RoselloMatias

    Funcionaba como un buen equipo. Y Robinho estaba fantástico. Su primera parte ante Holanda es buenísima. La domina y desarbola por completo, pero se va con sólo un gol de renta y el resto… pues ya es historia. Lo que pudo ser y no fue. Me hubiera encantado ver un España-Brasil, pero tampoco hace falta reescribir la historia que está bastante bien como está. ^^

    @redondo 2000

    Esta semanita sacaremos un contenido del Olympique de Marsella de Bielsa. 😉

    Respond
  • Marcelino 12 octubre, 2014

    Lo cierto es que no tuve la ocasión de ver el partido pero el artículo de Kundera es bastante ilustrativo y te permite vislumbrar el partido con cierta facilidad. Creo que la Brasil de Dunga no deja muchas dudas de cual es el camino que va a seguir en este nuevo proceso y creo que de alguna forma se pude ser optimista porque su trabajo previo, en el que tampoco brotaba la calidad de otras épocas, fue muy productivo. Quizás lo único que no me convence es que tengo la impresión de que Marcelo no va a ser importante en este equipo y dado el déficit creativo de la canarinha y viendo como el sector izquierdo, con Davi Luiz y LGustavo, supo cubrir bien al madridista; no sé si compensa. El tiempo dirá.

    Las dudas están del lado Argentino, la situación es similar a la del mundial: una defensa mejor adaptada a defender cerca del área, y un centro del campo mejor preparado para correr que para pausar y arriba Leo & cía. Creo que Sabella supo adaptarse bien a las características de sus jugadores y si bien tuvo que pagar el peaje de alejar mucho a Messi del arco rival los resultados fueron francamente buenos. Supongo que Martino terminará adaptándose a sus chicos.

    Respond
  • kay 12 octubre, 2014

    Marcelino:

    Si cuenta con Filipe no veo problema con no ser Marcelo importante. La verdad, aunque no sea Marcelo FL es muy creativo y en términos de competitividad no hay color.

    Respond
  • @Dany_Oliveros 12 octubre, 2014

    Pregunta en general:

    Brasil, ¿necesita un Dunga después del 7-1? ¿No sería más adecuado un entrenador que apueste por un estilo más alegre?

    Ya sé que Brasil 2010 jugó muy bien y tal, pero no sé…no transmitía que eso era Brasil. Y el problema de Dunga o Scolari es que son entrenadores que lo fían todo al resultado, y cuando este no acompaña no queda nada construido.

    Respond
  • mark 12 octubre, 2014

    A mi la Brasil de Scolari me gusto mucho, pero toco techo en la Confederaciones. En el Mundial se lio con los cambios y dibujos tacticos.

    Respond
  • LOCOMUYCUERDO 12 octubre, 2014

    Dunga es Dunga y ya vemos las cosas de Dunga, la diferencia es que ahora hay laterales mas largos y que guardan mejor la posicion, es prontisimo para ver por donde van los tiros, puesto que hay que manejarse en situaciones de presión y esta aun no ha llegado, la proxima Copa America de Chile sera tremenda, y la clasificacion al mundial una carniceria, algo habitual en Sudamerica.

    A mi la Brasil de Dunga, me recuerda a Carlos Santana, aquel rival de Oliver Atom, que siempre se preparaba para todo, era un robot, tenia que tener todo previsto, si las cosas van bien se maneja cojonudamente, si las cosas no como quieren no ganan ni para atras, porque no saben afrontar las dificultades, el cambiar sobre la marcha ….

    En cuanto a la Argentina de Martino es ¿Debe Martino seguir el libreto en el que el cree, (el que se vio en Newells) o debe de ir a un cambio de libreto, como hizo con Paraguay? En la respuesta a esta pregunta probablemente este la suerte de Argentina, a la que veo mas capacitada para hacer lo que hizo en el mundial, que no en su Copa America.

    Respond
  • Kakaroto 13 octubre, 2014

    Qué bueno es Agüero y cuánto le debe a Argentina. Rabia me da que sea tan bueno y que por contexto o situación, a la hora de la verdad, no haya sabido sacar ventaja de su talento. Argentina te necesita Kun.
    https://www.youtube.com/watch?v=3xJ00cKr_yM

    Respond
  • Filipe Nunes 13 octubre, 2014

    @ Dany

    El entrenador más adecuado en este caso seria Cuca, pero se fue a China después de ganar la Libertadores.

    En todo caso, Dunga sabe que la tolerancia hacia él no es infinita. Ni mucho menos. Creo que va a ceder un poco en términos de estilo a las aspiraciones esteticas generales, y eso ya se puede ver (por ejemplo, no hay "un Elano" entre los jugadores mas ofensivos y Luiz Gustavo no es un neo-Gilberto Silva en este sistema).

    Respond
  • LOCOMUYCUERDO 13 octubre, 2014

    Tambien entiendo una cosa, Tite o Cuca no habran querido coger la seleccion ahora, y no se si seria bueno para ellos, era un hierro ardiendo tras el mundial. Veremos si tolera Brasil no ganar la Copa America o algun tropiezo en las eliminatorias, algo nada raro en la picadora de carne que es la eliminatoria en Sudamerica.

    Respond
  • Veneziano 13 octubre, 2014

    @Renato

    Comparto practicamente todo de tu analisis , pero me detengo solo en esto por curiosidad : “los elegantes al estilo argentino,”.
    Me interesa porque he discutido varias veces sobre esto , o sobre eso que a veces se llama “la nuestra”.
    Para mi jugadores elegantes los hay en casi cada escuela futbolistica ,..Brasil, Francia, Espana, Italia incluso Inglaterra . Mediocampistas elegantes y buenos en la historia argentina no hay tantos , y si los hay no son màs que la de otros paises futbolisticamente importantes.
    Lo que me interesa de esto es el por què del arraigo de esa idea como una especie de punto fundacional . Por ejemplo Italia ha tenido en su historia a jugadores como Rivera ,Mazzone, Capello , Antognoni , Baggio , Gianini , Pirlo ….. pero no hay absolutamente una reivindicacion identificatoria , una necesidad de identificacion historica . Por què en la Argentina es incluso tema de debate?….es raro no?
    Y sobre “la nuestra” pasa algo similar , hay un ideal bastante abstracto de como es la historia futbolistica del pais , de su seleccion , de sus clubes ….pero luego cuando se va a ver se descubre que los equipos que han llegado a ganar o al menos cerca son casi todos pertenecientes a una filosofìa bastante alejada de ese ideal ….y el ultimo mundial es otro ejemplo màs en la larga cadena . Digamos que en la historia futbolistica argentina hay tecnicos importantes como Zubeldìa , Lorenzo , Bilardo , Bianchi , y ahora el sub-campeon del mundo Sabella y que estàn lejisimos de ese ideario. Es muy dificil negarlos ,…ellos tambien son “la nuestra” juntos con otros que tambien han sido importantes (Menotti , Bielsa ….y casi basta ). Ojo no quiero ser polemico es solo una curiosidad . Gracias.

    Respond
  • Renato 13 octubre, 2014

    @Veneziano

    Está buenísimo lo que decís. Concuerdo totalmente.
    Es cierto que hay más de mito que de realidad en el caso del mediocampista argentino como arquetipo de la refinación. Pero sí me parece que es algo con lo cual el argentino elige identificarse; es una elección casi moral en torno a la cual construye su cultura o algo que se le parezca. En Italia ha habido grandes jugadores de toque pero al final ellos mismos se identifican con el defensor aguerrido y heroico. Uno no puede decir que en Argentina no haya habido defensores de esas características, o jugadores "malabaristas" al estilo brasileño, pero hay una elección estética que prima. Después, alrededor de esa elección constitutiva de una identidad, se crea el mito.
    Para mí incluso Bielsa es la expresión perfecta de esa elección ética y estética: para el loco se trata de la nobleza contra la especulación, y es lo mismo que cuando nuestros viejos nos decían que los que defienden y dejan la iniciativa son los equipos chicos. De alguna manera esa defensa a gritos que se hace del fútbol argentino como fútbol espectáculo o de ataque a la vez que se demoniza la vertiente de herencia más italiana cuadra a la perfección con el espíritu profundamente dualista de la sociedad del país, donde las cosas son blanco o negro y ya.
    Pero a decir verdad ya no se sostiene el mito, me parece que ahora hay un cambio de paradigma forzado porque no se elige tanto el espectáculo como se hacía antes, el fútbol se volvió más físico y menos técnico.
    Convengamos, a pesar de que reconocemos lo que hay de mito en "la nuestra", que si uno se crió con el fútbol argentino de los noventa la mayoría de los equipos tenía uno o a veces más de esos refinados entre sus huestes.

    Respond
  • Veneziano 14 octubre, 2014

    @Renato

    Estamos totalmente de acuerdo , pero como yo soy bastante mas viejo te puedo decir que en los '90 no hubo particularmente abundancia de estos jugadores refinados. Hubo algunos si , pero tambien los hubo en los '80 y en los '70 ….siempre algunos no muchos y realmente buenos podrìa decir solamente Redondo , Babington y si entra en la categoria "elegante" metamos Ardiles que igual era buenisimo. Luego hubo algunos jugadores buenos para el campeonato interno con estas caracteristicas , pero que nunca lograron resonancia internacional ( Alonso , Trobbiani y el mismo Sabella puede entrar ).

    Yo creo que si hay algo que nos identifica en comparacion con otros paises no es ni la elegancia de los centrocampistas , ni el juego particularmente bello sino la gambeta . No porque seamos los mejores en eso sino porque la adoramos y de hecho somos (o fuimos) muy tolerantes con jugadores que gambeteaban aunque no supieran jugar . Y tambien porque nuestros delanteros en general manejan bastante bien el concepto de gambeta y porque hemos tenido pocos delanteros fuertes fisicamente y con poca gambeta …..aunque los dos mejores ( tal vez )de todos los tiempos tuvieron muy poca gambeta , Batistuta y Artime . Como bien decis, no hay nunca blanco o negro sino complejidad ….

    Respond
  • Renato 15 octubre, 2014

    @Veneziano

    Muy cierto lo que decís de la gambeta. Incluso si metemos a Redondo en la categoría de mediocampistas refinados su principal distintivo con la pelota era la gambeta en profundidad, la capacidad de meter una pared y terminar frente al área.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.