“La historia del fútbol”: episodio 27 | Ecos del Balón

“La historia del fútbol”: episodio 27


Alcanzar por segundo año consecutivo la final de la Champions League era una excepcional proeza que, sin embargo, ya no colmaba las aspiraciones de la masa social che. Después de caer con rotundidad ante el Real Madrid la temporada anterior, el Valencia aterrizaba en San Siro con la firme intención de ganar. Delante, el Bayern Munich, con el dolor del terrible desenlace de 1999 aún reciente. El partido fue igualado, y la pelota solo besaría las redes de las porterías a través de lanzamientos desde los once metros. Con 1-1 se llegó a la tanda de penaltis, donde Kahn y Cañizares se mostraron enormes. La fortuna y el acierto germano quisieron que los muniqueses levantaran su cuarto entorchado continental.

Tras proclamarse campeón de Europa por primera vez en su historia ante ante el Benfica, el mítico Manchester United de Matt Busby, con la gran estrella del momento, George Best, y otras figuras del país como Bobby Charlton, enfrentaba en la Copa Intercontinental al Estudiantes de Zubeldía. Los argentinos cargaban con la fama de ser un conjunto duro, y el marcaje al mágico Best, casi siempre al borde del reglamento, dio prueba de ello. El Pincha vencía 1-0 en tierras argentinas, gol de Conigliaro. En Old Trafford, un tempranero gol de Juan Ramón Verón hacía estéril la tardía igualada de Willie Morgan. George Best, desquiciado, fue expulsado a poco de la conclusión.



Haz CLICK aquí para seguir la cronología completa de
‘La historia del Fútbol’, con más de 2000 entradas, en el
Timeline del Facebook de Ecos del Balón


11 comentarios

  • @SharkGutierrez 26 enero, 2013

    Pellegrino va a estar marcado de por vida como un símbolo de negatividad en Valencia. Pasado y presente poco halagüeños que empañan buenas temporadas con el Valencia. También se sentirá mucho, por como uno de los mejores centrales del mundo de la época como era Ayala, se fue sin Champions, como Ballack.

    Lo más curioso de ese United, es como desapareció después de las grandes glorias, llegando a militar en segunda división (como ahora el Forrest), la Intercontinental a doble partido; a día de hoy, impensable. El apellido Verón por siempre "pincharrata".

    Respond
  • @migquintana 26 enero, 2013

    Hace no mucho, Digital + sacó un reportaje espectacular sobre el desenlace de aquella final entre Bayern y Valencia. Qué difícil trago debió ser aquel para todo el vestuario y toda la ciudad. Yo, que me quedo siempre un poco más con los porteros, me imagino lo que debió sentir Cañete y… bufffff.

    Respond
  • @DavidLeonRon 26 enero, 2013

    De esa final tengo el recuerdo permanente del brutal partidazo de Carew. El noruego, que tenía un potencial que mostró muy poco, volvió loca a la defensa alemana. Ese y el baño histórico a Cannavaro en el Real Madrid-Lyon de 2006 (creo) son sus dos grandes momentos como futbolista.

    Otros recuerdos de la final Valencia-Bayern son la cara de Ayala al tener que irse lesionado, impactante. y ese cambio amarrete de Aimar por ¿Albelda? en el descanso…

    Respond
  • @Javi__J 26 enero, 2013

    Por si alguien no lo ha visto:

    Cañizares y Kahn repasan las final de Champions entre Bayern y Valencia

    Respond
  • @DavidLeonRon 26 enero, 2013

    Kahn llegó a engañar al fútbol. Hizo creer a todos, delanteros y aficionados, que meterle un gol era imposible.

    Tenía sus defectos, pero no le importaban a nadie. Un portero está para parar y Kahn ahí fue un dios.

    Respond
  • @SharkGutierrez 26 enero, 2013

    Kahn tenía la mística de Sepp Maier y el nombre del Bayern de Múnich para encubrirle sus presuntos defectos, que obviamente los tenía. Como también los tenía Yashin. No era imposible, pero esa mística minó mentalmente a muchos equipos a lo largo de su historia como portero del Bayern.

    Respond
  • @migquintana 26 enero, 2013

    @David León

    El carácter de Khan para más disparos que la elasticidad de Neuer, por decir el nombre del portero que ahora ocupa la portería del Bayern y de Alemania. No sé si catalogarlo como intangible o no, pero es que eso suma mucho. Iker Casillas es otro portero -por diferentes razones- al que ves en uno para uno y te parece más grande que la propia portería. De hecho, España tiene una estrella en el pecho porque Robben lo vio así.

    Respond
  • El cautivo 26 enero, 2013

    Pues yo me comí el engaño entero.Para mi en el cambio de milenio era un portero apoteósico. Parecía inexpugnable por todos lados. Luego alargo su carrera demasiado en la elite y nos dejo la sensación que no tenia reflejos y q le costaba ir al suelo. Pero en el año 2001 daba la sensacion de inexpugnable.

    Respond
  • @Quisibo 27 enero, 2013

    Khan un gran portero que escogió equivocarse en la final de un mundial, y ante un monstruo como Ronaldo. Ese 1 a 0 que destrozó la final de 2002, fue en un 80% su responsabilidad. El triste destino de las leyendas

    Respond
  • SharkGutierrez 27 enero, 2013

    @Quisbo

    Esas cosas no se eligen, simplemente pasan.

    Respond
  • Kurono 22 marzo, 2013

    Siempre diré que Kahn debió ganar ese Balón de Oro en lugar de Owen. Que sí, Owen es delantero y marcó muchos goles. Que ganó 5 títulos ese año y anotó un hat-trick a Alemania en la famosa goleada 1-5 en ¿Münich? Pero Khan fue el hombre de la Champions 2001. Ganó un doblete de Liga-Champions y la Intercontinental, cosa que ensombrece enormemente el triplete Carling Cup, FA Cup y Copa de la UEFA. De hecho tanto Casillas como Bufón manifestaron que deseaban que Khan ganara el galardón, en gran parte porque así alguna vez optarían a este.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.