Leves pinceladas entre el sudor y la frente

Tiene más de una espada clavada en una sola rodilla, el pelo blanco de mentira y el corazón negro de verdades. Pero cuando quiere una pelota nadie quiere como él. Se abren los cielos, el tiempo se desdibuja y los conceptos tiemblan.


Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.