Los puentes de Carlo

Aquel día no estuvo para nadie. Llegó a casa, se encerró en la cocina, silenció el móvil, descorchó su más viejo Rioja y miró la pata de jamón serrano con ojos de melancolía, como mira una niña de 15 años tras una ruptura amorosa a su helado


¿Masche o Busi?

Es la eterna duda de los últimos dos años y medio. ¿Asumirá o compartirá en igualdad el Real Madrid el peso del partido desde la pelota ante el Fútbol Club Barcelona? El fichaje de Carlo Ancelotti


El ojo del huracán

Han pasado tres años, pero parece que toda una eternidad separara aquella primavera mítica con este otoño. Barcelona y Real Madrid se enfrentaron hasta cuatro veces en tan poco


Anfield in love

En Anfield, el Real Madrid acarició la perfección. Su fútbol fue preciso, intenso, equilibrado, deslumbrante y de autor. Brindó una actuación como, a domicilio, pocas se han visto en esta Copa desde que se llama Champions League; un partido cuya calidad


El viejo nuevo Mendes

Seguramente se cuenten con los dedos de una mano los casos en los que un jugador se retira de la selección nacional de su país con 28/29 años y vuelve a ella con 33. Verdad es que los 33 es una edad ciertamente simbólica


El Marcelo que le interesa

Marcelo explotó como futbolista en el curso 2010/11, de la mano de Mourinho. El luso le protegió con Ramos


Liberar a Ronaldo y Bale

Marcelino confiaba en su equipo y en la defensa del Madrid. En que la defensa del Madrid fallase, para más señas. Y había razones para vaticinarlo. Si la zaga blanca hubiera rayado al nivel de sus tres primeras jornadas, el Villarreal lo hubiera


Diferencia Real

Estos son los partidos que ocurren aquí normalmente”. Contextualizada o descontextualizada, la frase, de Fran Escribá, es esa depurada y puede que resignada descripción o reflexión sobre infinidad de partidos que el


Desde Varane y Ramos

Nunca había marcado ocho goles a domicilio en Liga y le tocó al Deportivo, que por la calidad de sus centrales la verdad es que se prestó. Fue en una tarde en la que el Real alternó sus 45 minutos más completos con un segundo periodo más


Tres puntos como si nada

El Atlético de Madrid volvió a derrotar a su eterno rival pero de modo diferente: sin mostrar, ni remotamente, su mejor cara. No hizo falta. Groso modo, le bastó con que Moyà aplacara la inspiración más fluida del Real, con aceptar sin volverse loco que


Nuevas tareas para Carlo

Unos 20 minutos de amplio dominio fueron suficientes para que el Real Madrid debutara con victoria en un nuevo campeonato liguero. En un resumen introductorio de un párrafo como este se podría convenir que las rotaciones


Moyà contra James

Atlético y Real Madrid volvieron a enfrentarse y a rendir tributo al fútbol español con un partido, considerando su fecha, brutal. Lo ganaron lo rojiblancos porque fueron superiores, y fueron superiores porque lograron hacerse fuertes a partir de su gran ventaja


El recuerdo de un pasado cuyo aroma no debería, ni aunque sea un poquito, abandonarnos nunca. El balón es el protagonista. Y ésta, su casa.