Un talento por explotar | Ecos del Balón

Un talento por explotar


Su desembarco en la élite no pudo resultar mejor. Recordando a las primeras temporadas de David Silva o Marco Asensio, Rafinha no tardó apenas tiempo en demostrar en Vigo que hacía más y mejores cosas que el resto de sus compañeros, lo que le llevó a capitalizar el juego ofensivo de un equipo de la parte media de la tabla. Aquel era el Celta de Luis Enrique, es decir, un equipo muy dinámico y vertical con una clara vocación atacante. Y Rafinha se fundió a la perfección hasta hacerlo suyo, como ponía de manifiesto el movimiento más característico de este Celta: el constante intercambio de alturas entre el interior derecho (Augusto Fernández) y el extremo (Rafinha).

Porque Rafinha hacía de todo. Arriba te paraba, te aguantaba, te juntaba y te descargaba con calidad. O directamente se giraba, lo que era todavía más peligroso. Sobre todo porque luego, en el pico del área, demostraba tener buen golpeo, olfato y creatividad para producir buenas cifras. Y abajo, seguramente la posición en la que iba a desarrollar su carrera, más de lo mismo: te organizaba, te dirigía y te creaba. A su fútbol no le faltaba ningún complemento.

En su vuelta a FC Barcelona se iba a topar con una exigencia que era a todas luces histórica tanto arriba como abajo, lo cual iba a poner a prueba la verdadera magnitud de su nivel, pero aunque no superara todas las pruebas sí que existía la sensación de que útil, como mínimo, iba a ser. Por la madurez de su calidad, por su obvia polivalencia y, claro, por su natural adecuación al estilo Luis Enrique. Y así lo fue en los tramos que jugó. Pero una lesión de cruzado en la 15/16 y otra aún más complicada de menisco en la 16/17, con muchos problemas musculares además entre medias, le impidieron ser más que un recurso puntual para momentos muy concretos, como cuando fue, de facto, el relevo de Messi en la banda derecha.

¿Es un buen destino el Inter de Milan para Rafinha?

Llegados a este punto, es decir, tras varias lesiones graves, con 24 años y saliendo cedido al Inter de Milan, el club de la élite que peor ha cuidado cualquier tipo de talento en los últimos tiempos, cabe decir que Rafinha ahora mismo no es el dueño de su destino.

El menor de los Alcántara va a necesitar de la suerte que no ha tenido hasta ahora para reconducir una carrera que pintaba a muy interesante. Sea como fuere, el actual Inter sí que parece un buen destino. El neroazurro, como decíamos, es un club dominado por la indecisión. Sólo dos personalidades que excedían los límites de sus funciones pudieron controlarlo. Pero lo cierto es que el proyecto de Luciano Spaletti parece gozar de la salud suficiente como para que, como mínimo, le sea útil a Rafinha. La presencia de Borja Valero, sumado al perfil de futbolistas como Matías Vecino, Gagliardini o Candreva, garantiza una idea de fútbol muy parecida a la que siente el brasileño. En ese sector derecho o incluso por dentro, Rafinha va a poder gozar de los balones, el tiempo y el espacio que necesita para volver a sentirse futbolista. Si nadie lo impide, si el fútbol le da tiempo y el Inter no se lo quita, habrá que dedicarle otro texto más grande, más completo y más bonito. Porque calidad tiene para ello.

 
 

Foto: Alex Caparros/Getty Images


17 comentarios

  • danielgi610 25 enero, 2018

    Me gusta el término que han estado utilizando de "volver a sentirse futbolista", lo utilizaron Wilshere en uno de sus podcasts y creo que es muy cierto. El inglés después de "volverse a sentir futbolista" en Bournemouth este año esta pudiendo desplegar su futbol con esa tenacidad y regate rompe lineas en el medio campo (creo que todavía lo tiene).

    Esperemos Rafinha igual pueda volverse a sentir futbolista, porque talento creo que tiene y de sobra

    Respond
  • vi23 25 enero, 2018

    Muy de acuerdo con el artículo. Lo que se vio en Vigo fue muy importante. Parecerá una tontería pero me dio la misma sensación de jugador superior a su entorno que me había dado Suker en Sevilla. Y, ojo, que en ese entorno, estaban Augusto, Krohn-Dehli, Orellana o Nolito….

    Pero cuando la tocaba Rafinha era otra cosa, élite pura.

    Pena de las lesiones, estoy seguro de que se hubiese asentado para hacer carrera en Barcelona

    Y me parece raro que Guardiola no lo haya querido reclutar para el City, la verdad…

    Respond
  • elfutbolero 25 enero, 2018

    Un futbolista muy completo física y técnicamente, con una gran polivalencia y una fantástica comprensión del fútbol de posición.
    En el Barça se ha encontrado con dos problemas de enorme envergadura: en primer lugar, las brutales lesiones que ha sufrido; en segundo lugar, no alcanzar la calidad de sus competidores en las distintas posiciones que podía ocupar, a pesar de ser muy bueno.

    Sobre que el Inter sea una buena opción para relanzar su carrera tengo mis dudas, para empezar por la crisis de resultados que están padeciendo. De lo poco que he visto de ellos, tengo la impresión que tienen una notable falta de desborde individual, los veo muy previsibles. En ese sentido, si Rafinha recupera la soltura de su etapa en Vigo, podría ser un perfil diferencial para ellos. Evidentemente su posición sería la de mediapunta, formando Valero doble pivote con Vecino o Gagliardini. Como extremo derecho está Candreva, quien tiene mucha facilidad para generar ocasiones de peligro (más que Rafinha) y no será sentado.

    Habrá que seguirlo de cerca. Sería una lástima que un talento así pasara al olvido.

    Respond
  • AArroyer 25 enero, 2018

    Me interesa mucho la opinión que se pueda ir formando a lo largo del día en comentarios sobre Rafinha porque creo que mi valoración va un poco por debajo del sentir general. A mí me cuesta ver a Rafinha como un elemento importante de un equipo con aspiraciones. Tiene calidad, es versátil pero no termino de rendirme hacia un determinado nivel. No es que tenga dudas del fichaje, sino más bien dudas con el jugador. No sé si pierde mucho yéndose cedido hasta junio al Inter, creo que no, pero veremos cómo encaja. Quizás sea una oportunidad para ver definitivamente su verdadero potencial.

    Respond
  • es pinxo 25 enero, 2018

    @vi23 Estoy de acuerdo contigo, es raro que el city no lo haya fichado. Hubiese podido entrar perfectamente en las rotaciones con Silva, Gundogan y De Bruyne, tiene tanta calidad técnica como ellos, y puede jugar verticalmente o ayudar a mantener la posesión y parar el ritmo de juego. Los movimientos del mercado son muy raros a veces, y me parece que hay variables muy pesadas que no tienen que ver en puridad con el fútbol o con valores técnico/tácticos, que escapan al conocimiento del público general.

    Respond
  • sasha 25 enero, 2018

    A mi siempre me dio la sensación de que no terminaba de explotar. Era y es bueno, pero siempre me dio la sensación de que no tenia incidencia en el juego del Barca. No sé si me explico. Le pasaba como a su hermano, parece que si pero al final no.

    Respond
  • MigQuintana 25 enero, 2018

    @elfutbolero

    Totalmente cierto. Al final un futbolista como Rafinha, que puede desbordar a diferentes alturas, es una máquina de generar ventajas para un equipo que necesitas elementos así. Por eso en Luces de Ciudad decía Abel que el brasileño es tan complementario con Perisic e Icardi. Encajan perfectamente. Y también con Cancelo o Valero.

    @sasha

    Eso es cierto.

    Le faltó coger peso, tener más incidencia en el juego, pero es que prácticamente no ha podido tener la continuidad que un jugador necesita para poder dar ese paso tan importante en un equipo como el Barcelona.

    Respond
  • sasha 25 enero, 2018

    MigQuintana
    Pero por ejemplo Iniesta cuando empezaba y salia unos minutos se notaba en el campo y mucho. Aun recuerdo la final contra el Arsenal, fue quitar a Van Bommel y meter a Iniesta y se noto. Con Rafinha lo hacía bien pero uno no notaba que fuera diferente. Pero vamos si no fuera por las lesiones tal vez…

    Respond
  • vi23 25 enero, 2018

    @sasha

    Yo no me refería a un nivel Iniesta, estaba pensando en otra cosa, no un candidato a balón de oro, sino un gran jugador de equipo que puede ser útil en varias posiciones y formar parte de la plantilla muchos años. Con características y posiciones muy diferentes, pero un poco lo que está siendo Sergi Roberto. Un jugador tremendamente útil en distintas posiciones

    Respond
  • Abel Rojas 25 enero, 2018

    @ vi23

    De hecho, no creo que tenga menos fútbol en sus botas que Sergi Roberto. Quizá sí menos competitividad. Sergi Roberto es un jugador que se ofrece y aparece siempre. Rafinha a veces parece invisible. Ese es su gran pecado de momento junto a sus lesiones.

    Respond
  • igmomae 25 enero, 2018

    El Inter de Spalletti se caracteriza por su famosos 4-2-3-1 que implantó en la Roma y que usa en el Inter. Consiguió mantenerse invicto durante 15º jornadas y ahora arrastra una dinámica negativa. El juego es predecible porque todos conocen un poco a Spalletti, pero ¿En este esquema que usa Spalletti dónde lo colocaríais? ¿Puede ser un jugador necesario para activar un plan B, que es pasar al 4-3-3?
    No sé cuanto tardará en acomodarse pero tengo ganas de ver qué hace Spalletti con él.

    Respond
  • vi23 25 enero, 2018

    @Abel

    Sin duda, si hablamos de fútbol en las botas tiene más que Sergi Roberto pero tiene menos de otras cosas.

    Lo de invisible, con lo que estoy de acuerdo, también te lo parecía en Vigo? Porque a mí no. En Vigo era más bien omnipresente. Quizá le pudo jugar con Messi. De hecho la posición de Messi era en principio la ideal para el en el Barcelona de la msn

    Respond
  • Abel Rojas 25 enero, 2018

    @ vi23

    Quizá era que el Celta sí le buscaba de forma prioritaria.

    Respond
  • sasha 25 enero, 2018

    vi23
    Lo de Iniesta lo pongo de ejemplo. Rafinha parece que estaba desaparecido en los partidos y no le veo tanta progresión como si se la ves a Sergi Roberto por ejemplo o el mismo Andre Gomes que contra el Betis se vio algo del jugador de Betis. Aun asi una pena que se tenga que ir a otro lado a triunfar.

    Respond
  • pedroseriea0822 25 enero, 2018

    @igmomae
    "El Inter de Spalletti se caracteriza por su famosos 4-2-3-1 que implantó en la Roma y que usa en el Inter. Consiguió mantenerse invicto durante 15º jornadas y ahora arrastra una dinámica negativa. El juego es predecible porque todos conocen un poco a Spalletti, pero ¿En este esquema que usa Spalletti dónde lo colocaríais? ¿Puede ser un jugador necesario para activar un plan B, que es pasar al 4-3-3?
    No sé cuanto tardará en acomodarse pero tengo ganas de ver qué hace Spalletti con él."

    De momento eventualmente Rafinha estaría para la mediapunta del 4-2-3-1 o el interior izquierdo del 4-3-3.Lo de las primeras quince jornadas se soporta principalmente en que en esas fechas el nivel productivo de Perisic en cifras goleadoras estaba en su pico mas alto y entonces el juego de bandas del croata junto a Candreva era compensado por el juego interior de Borja Valero.El español pasaba intercalando las posiciones de mediocentro y media punta para dotar lineas de pase por dentro al hiperactivo doble 5 de Gagliardini junto a vecino y a los extremos.Pero, este plan aun como todos los últimos planes del Inter dependían en exceso del poder realizador de Icardi.En las primeras jornadas este se vio ayudado de alguna forma por ese momento goleador de perisic pero este mismo ha descendido alarmantemente. Estas podrían ser las causas de la excesiva utilización del centro al Area.Con Rafinha en buenas condiciones físicas podría liberar a Borja del constante movimiento que exije a media punta y enfocarlo al mediocentro únicamente.

    Respond
  • Magc46 25 enero, 2018

    Y Rafinha tiene gol.
    Làstima esta última lesión porque creo que hubiese dado bastante con Ernesto Valverde.
    Recuerdo el año pasado con el atlético en el Calderón, que Abel dijo que iba a marcar y terminó haciéndolo en ese 3-4-3 era pieza básica. Es muy versátil y genera ocasiones y desborde desde múltiples sitios. Quizá sin lesiones el chico coge el peso de pedirla siempre. A mí en este Barça no me sobraba, sin ser un súper top es un jugador 12-13 de lujo en los mejores equipos.

    Respond
  • Gaucho 25 enero, 2018

    @Abel Rojas

    Creo que Rafinha tiene mucho mucho muchísimo que demostrar para que se le considere un futbolista de la talla de Sergi Roberto. Que este último lleva 3 temporadas ya a un nivel superlativo, Rafinha tuvo una buena temporada en el Celta y poco más.

    De hecho yo considero que Sergi Roberto de no ser por jugar siempre de lateral derecho sería prácticamente imprescindible en el Barcelona. A día de hoy lo considero un jugador muy cerca de la élite mundial si no es que ya está ahi.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.