Setién ya no juega con blancas | Ecos del Balón

Setién ya no juega con blancas


En la victoria del Real Betis en el Santiago Bernabéu está todo. Lo bueno y lo malo. El potencial existente y los problemas a solucionar. Las garantías y las incógnitas. La ilusión creada y las expectativas por satisfacer. En definitiva, está tanto lo que le estaba ocurriendo antes como lo que le está pasando ahora. Y esto Setién ya lo sabía.

Recientemente, el propio Quique Setién aludía a aquel partido para recordar que antes de que llegase esa magistral jugada en el tiempo añadido que venía a ejemplificar lo que debía ser su Betis, Antonio Adán había sido el héroe del partido al detener cinco situaciones de gol. De hecho, la frustrante y desesperante presión del Real Madrid ante los toques béticos había nacido, precisamente, de no haber podido marcar a pesar de haberlo merecido con claridad. Porque la inestabilidad del sistema no es un problema nuevo. Estaba desde el principio. Incluso cuando se ganaba. Y nace de la falta de control.

Andrés Guardado: “Si tuviera la respuesta créeme que lo habríamos solucionado. Es difícil saber qué ha pasado exactamente. Le pasa a todos los equipos, no estamos exentos de pasar una situación como la que estamos pasando nosotros. Pero también hay que mantener un poco la calma y saber que estamos muy a tiempo de solucionar lo que está pasando”.

En el pasado “Cáprica” Garitano comentaba que muchos equipos plantean la salida en corto como una especie de trampa para la presión de los rivales. Buscan que se estiren y asuman riesgos para luego castigarles. Y esto es precisamente lo que hizo el Real Betis en las primeras jornadas. No sabemos si era lo planeado, no hemos tenido todavía el gusto de charlar con Quique Setién, pero la salida de balón del conjunto verdiblanco no ha sido una herramienta de control, como sí era en Las Palmas, donde se iba progresando escalón a escalón a partir de la formación de triángulos, sino que más bien era la forma de inventarse una transición peligrosa. El gol al Villarreal o los tantos a la Real Sociedad fueron buena prueba de ello. Pero la demostración definitiva fue que el notable rendimiento de Andrés Guardado fuera más producto de lo que hacía lanzando o acelerando en los últimos metros que dominando o controlando.

Así el Betis logró lucir una pegada sobresaliente. Sergio León, Tony Sanabria, Fabián Ruiz o Joaquín destacaron sobremanera al aprovechar las constantes ventajas que disfrutaba su equipo en campo rival. Sin embargo, esta fórmula tenía dos problemas. A corto plazo estaba el hecho de lo que sufría su equipo, tanto si fallaba el primer pase como si incluso lo acertaba, pues como decía Guardiola “cuánto más rápido vas, más rápido te vienen”. El Betis fomentaba las transiciones. Y su sistema defensivo no estaba preparado para soportarlo. A largo plazo, además, estaba el hecho de que cada vez le costaría sacar más el balón jugado de esta manera. En La Liga todo se estudia. Los entrenadores necesitan actualizar cada concepto porque en apenas cinco jornadas el resto ya lo ha descifrado. Ahora al Betis se le busca de otra forma, se ha ajustado su presión y su transición, y ha dejado de obtener ventajas de lo mejor que hacía sin lograr mejorar lo que peor se lo daba.

Dani Giménez: “Mira, el míster ha firmado tres años. Ya sabíamos, antes de que firmara, cómo es. ¿Tú crees que va a cambiar? Es más, si lo hiciese, nos decepcionaría a los jugadores. Si cambia, ¿con qué autoridad nos va a hablar? Nosotros creemos en él y en su estilo, sólo hay que apretar un poco más”.

Primero llegaron los goles en contra, después llegaron las derrotas y ahora, a pesar de los buenas comentarios del vestuario, han llegado las dudas. El proceso no ha podido resultar más predecible. Y problemático. Porque el Betis en las últimas jornadas ha dejado de dar los pases que necesita dar. Los jugadores, como reconocía Setién, han dejado de mostrarse de la misma manera. Y por eso el equipo ya no está en la senda de ser lo que pretende. La ha abandonado al sentirse perdido. Y esto es lo peor que le podía suceder. Ahora, a Setién le toca ahora recuperar desde la pizarra a un grupo frustrado por las dudas. Ahora, Setién juega con negras.


6 comentarios

  • AArroyer 9 diciembre, 2017

    Quizás estaba yendo demasiado bien el rendimiento del Betis siendo tan pronto desde que llegó Setién. Creo que este bajón podía entenderse, aunque no sé si tan pronunciado. Son muchísimos goles en pocos partidos, una dinámica bastante negativa. Y este contexto, tipología de juego del Betis y su actual estado de confianza, es el que siempre mejor aprovecha el Atlético de Simeone fuera de casa. Tengo ganas de ver qué ajustes tiene mente en Setién para parar la actual inercia.

    Respond
  • José Luis 9 diciembre, 2017

    Está claro que al hablar del Betis esta temporada hay que recordar ese partido en el Bernabéu. Pero si aquél partido que subió a los altares a Quique y sus hombres a los altares hubiese quedado 4-1 o 5-1, nadie se hubiese asombrado. Recuerdo que ZZ pagó otra de sus novatadas: desarmar el equipo en el medio. Setién, más zorro, aguantó el chaparrón. Ganó. Pero el Betis no fue aquello. Simplemente sumó 3 puntazos. Tampoco creo que el Betis sea ese que encaja 5 goles contra el Cádiz o 6 contra el Valencia; pero es que cada partido es un mundo.

    En cuanto a Quique, creo que junto a Jorge Jesús ha sido de los entrenadores que más quebraderos de cabeza le ha dado a Zidane desde que el francés es entrenador del Real Madrid. Pero no sé si Quique será el nuevo Paco de la liga. Lo iremos viendo.

    Respond
  • jcperez 11 diciembre, 2017

    A mí siempre me pareció que los resultados positivos del Betis en el inicio de la temporada eran más resultado de la gran calidad individual de su plantilla en ataque (Joaquín, Guardado, Sergio León, Sanabria, Fabián) que del plan de juego de Setién. Rara vez ha atacado el Betis como quiere su entrenador.

    Como dice Quintana, mucho dice de este equipo que Guardado se esté luciendo más como lanzador que como centrocampista de control. El mexicano prácticamente no tiene líneas de pase por dentro o entre líneas, así que el Betis sólo puede ser profundo cuando ataca por las bandas. Me parece que Boudebouz es un jugador esencial para darle al Betis ese juego entre líneas y profundidad por dentro.

    Respond
  • Fan de Quintana 12 diciembre, 2017

    ? Cuanto distinto podria ser este equipo si en lugar de contar con Javi Garcia como pivote se hubiera contado con un perfil diferente como Ruben Pardo? En mi opinion el betis carece de un jugador capaz de llevar la manija del equipo, de moverlo a su antojo y de asentar el equipo arriba y podria ser el debe mas grande de esta plantilla para la idea de Quique Setien. Pero a quien veis mas capacitado para ello? Fabian? Guardado? Boudebouz?
    Lanzo la ultima pregunta: Veis a Quique Setien cambiando el 4-3-3 por un sistema menos convencional para la posesion de balon?
    Gracias Ecos, disfrutamos mucho con vuestro trabajo

    Respond
  • Fan de Abel y Arroyo 12 diciembre, 2017

    @Fan de Quintana
    Yo no veo a Quique Setien cambiando del 4-3-3 o como mucho del 4-2-3-1 aunque otros entrenadores hayan demostrado que tambien se puede dominar la posesion de balon a partir de otro sistema.
    @ Fan de Quintana
    Al city tambien le falta ese jugador que mueva al equipo (podria ser Gundogan pero no es titular), por esp creo que carecer de un jugador organizador/creador no es un problema en si si se compensa con trabajo tactico que te permita recibir a 3/4 de campo a los lanzadores como Boudebouz, joaquin, guardado, fabian si se fijan por fuera con tello, durmisi, campbell, barragan…como lo veis vosotros @AbelRojas @AArroyer?
    Si el equipo tuviera a Ruben Pardo eso no tiene cabida en este espacio. Si tiene cabida y poco se comenta es la vuelta de Ruben Castro. Que papel le otorgais? Titular? Revulsivo?

    Respond
  • MigQuintana 12 diciembre, 2017

    Jajajaja. Vaya nicks, chicos.

    No sé si Rubén Pardo es el nombre, pero sí que creo que Javi García, que es un magnífico jugador, no le ayuda en la mayoría de tareas que necesita desarrollar Quique Setién. Por ahí nacen parte de los problemas de equilibrio que están viviendo el Betis. Veremos si Setién se adapta o si adapta a la posición a uno de los jugadores que mencionas. Seguramente el más preparado es Fabián Ruiz, pero… Veremos.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.