Una bendición para Berizzo | Ecos del Balón

Una bendición para Berizzo


La plantilla que maneja Eduardo Berizzo en el Sevilla le ha permitido al técnico argentino sumar puntos mientras crea identidad. Larga, profunda y con calidad en todas las posiciones, con posibilidades de conjugar diferentes perfiles en cada zona del campo, el ‘Toto’ tiene a su disposición un grupo de jugadores curtidos y experimentados en toda clase de contextos. No obstante, entre todos ellos, hay uno que además de atesorar la versatilidad y la polivalencia más destacadas, tiene la particularidad de responder al perfil de futbolista que describe el ritmo y las ideas más reconocibles de los equipos de Berizzo.

Berizzo: “Es un futbolista de recorrido, un futbolista que destraba cosas, un futbolista que encuentra espacios, que arma el juego y llega, con una gran capacidad aeróbica, atlética. Le describen muchas jugadas: el taconazo ante el Éibar, la profundidad en Girona… es un futbolista capaz de hacer un montón de cosas bien”.

Berizzo estaba definiendo a Pablo Sarabia pero bien podría estar argumentando lo que busca en sus jugadores de ataque. El matiz que sitúa al madrileño como un hombre que encaja perfectamente en el ideario de su entrenador es que a su tremenda polivalencia le añade un ritmo muy alto en el que encuentra frecuencia, acierto y naturalidad a sus acciones. Como interior, extremo, mediapunta o carrilero, la progresión de Sarabia, uno de los grandes suplentes de la Liga en la temporada pasada, no ha tenido freno. De la inagotable generación del 92, mediapunta de buen golpeo en sus inicios, en Getafe ya dejó muestras de que posicionalmente su fútbol no tenía trabas. Una vez comenzó a destacar como extremo a pie natural y su físico fue ganando capas de potencia, su valor se fue multiplicando.

Primero con Sampaoli desde el banco y ahora con Berizzo como hombre cada vez más importante en todos los planes iniciales, Sarabia completa su propio puzzle con la cuestión más importante de todas: es un jugador extraordinariamente producido, con una relación directísima con el resultado. Su golpeo a portería, su sensibilidad en el centro al área y su buena visión para penúltimos y últimos pases le han convertido en un jugador que rinde siempre bien, en cualquier posición y con total incidencia tanto en el juego como en el marcador. Es la suerte de Berizzo en Nervión.

 
 

Foto: CRISTINA QUICLER/AFP/Getty Images


9 comentarios

  • Marcos kriger 20 noviembre, 2017

    Con estas condiciones descritas en el articulo porque no estuvo mucho mas tiempo en el real madrid?

    Respond
  • Enverso 20 noviembre, 2017

    18 kilos de cláusula. Está para cualquier proyecto top-top.

    Respond
  • AArroyer 20 noviembre, 2017

    @Marcos Kriger

    Yo personalmente desconocía que tuviera estas condiciones. En el Real Madrid y en su primer año en Getafe no era esto y yo, como digo, personalmente, nunca vi en Sarabia todo lo que es hoy. Te respondería diciendo que no se atisbaba que fuera esto. Yo le recuerdo como un mediapunta bastante clásico, muy diferente en lo físico, que era su principal debe, y ahora es todo lo contrario. Así que la evolución es impresionante.

    Respond
  • MigQuintana 20 noviembre, 2017

    Tuve la suerte de seguir bastante de cerca la generación juvenil del Real Madrid de 1992 (Carvajal, Alex Fernández, Sarabia, Morata y compañía) y sinceramente nunca pensé que Sarabia fuese a ser este jugador. En aquel entonces era de los más destacados, uno de los mejores sin lugar a dudas, pero era demasiado liviano, su fútbol necesitaba demasiadas cosas a su alrededor… Yo pensé que era el típico jugador que jamás iba a poder explotar todo su talento por las condiciones del fútbol actual. Y lo sigo pensando, ciertamente. Que haya cambiado, que haya añadido motor e incluso que haya escorado su posición así lo demuestra. Este Sarabia es nuevo. Lo viene apuntando desde su último año en el Getafe y ahora en el Sevilla es que está explotando.

    Respond
  • Dani Souto 20 noviembre, 2017

    Cuando el año pasado empezaron a ponerle de carrilero yo no lo ubicaba en esa posición.. sin embargo con sus actuaciones dio muestra clara de su versatilidad, y la capacidad física para llevar bien ese rol tan exigente. Tirado a banda se ha destapado como un jugador completísimo, incluso con cualidades más destacadas que jugando por dentro. Esos centros laterales y ese golpeo de balón.. que no caigan en saco roto.

    Respond
  • Edu Pérez 20 noviembre, 2017

    ¿Cuál es el techo de Sarabia? Puede aspirar a algo más, que ser un revulsivo de lujo y una pieza clave en el Sevilla. Yo personalmente, a parte de que es un jugador que me encanta, creo que debe a aspirar a algo más. Pero si que coincido, en que no pensaba que iba a dar este gran cambio.

    Respond
  • Abel Rojas 20 noviembre, 2017

    @ Edu Pérez

    Para mí es un futbolista para cualquier plantilla y que por ejemplo a la Selección ahora mismo también podría aportarle, porque tiene la doble vertiente desde el extremo: te ayuda a asentar la posesión y darle calidad y también te agrega un plus de desborde que a los titulares les falta. Y todo con mucha, mucha calidad.

    @ Dani Souto

    Totalmente. Su viaje a la posición de carrilero no fue para quedarse, pero le ayudó a mejorar y a ser mejor en la que es su posición ideal, que para mí es extremo derecho.

    Respond
  • BorjaSarobe2311 20 noviembre, 2017

    Y esa capacidad para hacer muchas cosas bien, pero ninguna extremadamente bien, ¿No pensáis que le puede lastrar con respecto a otros jugadores más específicos en determinados contextos como un Navas, desborde y centro, cuando el Toto quiera jugar con extremos y Guido-Nzoni-Banega?

    Respond
  • DavidM_SVQ 20 noviembre, 2017

    Me llama bastante la atención que pese a ser el futbolista del Sevilla más regular en cuanto a rendimiento en los últimos 14 meses (junto a N'Zonzi), ni para Sampaoli ni para Berizzo se haya convertido en titular indiscutible.

    Sampaoli priorizaba la magia irregular de Nasri o el trabajo de Vitolo y Berizzo ha preferido la velocidad de Navas, la capacidad goleadora de Nolito o algo de Montoya (no se el qué) y aún así, Pablo nunca ha levantado la voz pese a que en el global ha aportado más que todos éstos en cuanto a juego y en cuanto a números.

    Ahora ya parece que por fin se ha vuelto indiscutible para Berizzo. Aún así, no se atreve a dar el paso y ponerlo por dentro. Lo hizo frente al Eibar y Sarabia cuajó una gran actuación. Creo que un centro del campo N'Zonzi-Banega-Sarabia sería un plus para el juego del equipo.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.