Sin Nasri y con Soler en derecha | Ecos del Balón

Sin Nasri y con Soler en derecha


Valencia y Sevilla se fueron sin goles en un partido que costó definir por momentos. Un encuentro que fue buscando su personalidad a través de un punto de inflexión que no llegó a pesar de que potencialmente había problemas en los dos equipos que podrían abrir las puertas de la victoria a uno de los dos bandos. Llamativo fue lo del Sevilla sin Samir Nasri. Con él no es que la cosa fuese mejor porque la pérdida de nivel ha mermado la confianza, pero en Mestalla fue especialmente relevante. Enfrente, un Valencia que transmite salud pero que no encontró el último paso para conseguir su cuarta victoria consecutiva, con Carlos Soler, su canterano más ilusionante, jugando por derecha.

En mediocampo estuvo el secreto que explica el primer párrafo. Ambos conjuntos jugaron con dos efectivos en medio, así que el plus estaría en las figuras anexas, en los mediapuntas y laterales que apoyan y se suman para iniciar las primera superioridades. Y ahí tuvo más empaque el Valencia, pues con las internadas de Montoya y algunos toques de Orellana fue capaz de pisar campo contrario. No fue del todo dominante por que Zaza, bien defendido por Lenglet en los apoyos, y Soler, que jugó en banda derecha y puede que acusara posicionarse en dicho perfil, las ocasiones no fueron excesivas.

La posesión sevillista fue bastante inofensiva en campo rival

Por parte sevillista ocurrió que Vitolo se lesionó temprano, que los laterales tardaron en protagonizar momentos de presencia y que Franco Vázquez volvió a mostrar gran falta de iniciativa y ayuda en la construcción. Con Iborra acompañando a Nzonzi, Sampaoli, figuradamente, y desde la banda, no sabía a quien pasarla. Y eso que Enzo Pérez, pivote atípico e inquieto, no suele contener bien a los mediapuntas participativos. En ausencia del ’10’ francés, el Sevilla se quedó sin palabras, con serias dificultades para cruzar la divisoria, más cómodo saliendo en largo y replegando durante gran parte de la tarde, como agradeciendo en parte poder reaccionar a lo que el Valencia propusiera.

Los de Voro lo intentaron y mostraron esa cara diferente de los equipos que sin ir sobrados de argumentos, equilibran desde la confianza y la dinámica. Faltó la inspiración y cierto desborde que probablemente Soler pudo haber dado de encontrar más situaciones centradas. No quedó anclado en la banda pero perdió protagonismo, un concepto que dejó en buen lugar a Joaquín Correa, el único cambio positivo que ha experimentado el Sevilla desde -y antes- de su eliminación europea.

 
 

Foto: JOSE JORDAN/AFP/Getty Images


4 comentarios

  • Arroyo 17 abril, 2017

    ¿Cómo veis el tema de Soler en derecha?

    Voto ha dicho en sala de prensa que lo ve jugando en todas partes, pero yo creo que pierde mucho impacto y naturalidad. Y una de sus virtudes es ubicarse y posicionarse en todo momento pero no le vi productividad a ese Soler en derecha y Munir en izquierda

    Respond
  • Abel Rojas 17 abril, 2017

    El tema de Soler en la derecha me parece algo cortoplacista. Puede ser un plus de control y una idea para fijar una doble referencia por delante de Parejo con él y Orellana que dé mucho juego y posesión. Pero está claro que la posición ideal de Soler no va a ser esta. Pero me parece interesante porque va a sumar en lo inmediato y sobre todo le va a permitir crecer como jugador para cuando regrese a su zona predilecta.

    Respond
  • Rover 17 abril, 2017

    No sé si se está valorando lo suficiente a Voro, ha conseguido que el Valencia sea un equipo, cosa que no pasaba desde hace mucho. Y lo está haciendo desde la tranquilidad, sin cosas raras…Me está gustando mucho.

    Yo también leí lo de Voro y me llamó la atención ya que creo que Soler cuanto más centrado juega, mejor lo hace y más sentido tiene el juego del Valencia. Además que hace unas diagonales hacia los lados del área, por detrás del lateral que hacen mucho daño a los rivales.

    Respond
  • Jaime 17 abril, 2017

    Estoy totalmente de acuerdo con vosotros en ese aspecto: Soler en derecha parece que pierde influencia. Pero ayer pensé que algo de culpa tuvo Orellana, porque el chileno no llegó a asociarse bien con Soler, cosa que Parejo lleva tiempo haciendo. Lo que quiero decir es que Orellana, jugando ayer de mediapunta, sólo llegaba a asociarse bien con Parejo (que quizá estaba más lejos) y faltó su confianza en Soler que habria completado un triángulo muy convincente. Pero no vi a Orellana dispuesto a crear junto a Soler, como sí vi a Parejo (pongo como ejemplo la jugada del casi gol que viene de una pared en banda derecha entre Parejo y Soler. Y, ¿no creéis que eso, además de mostrar a un Soler muy poco participativo, mató la posibilidad de un mejor juego entre líneas?

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.