Los momentos de Iborra


En el Sevilla ideal que Sampaoli dibuja en su mente cada mañana, tarde y noche, Vicente Iborra seguramente tiene una importancia bastante reducida. Pero el fútbol rara vez deja espacio a lo ideal. Lo normal es que surjan problemas, que ciertos futbolistas no rindan al nivel que se esperaba o que, simplemente, la evolución del propio equipo vaya variando la propuesta inicial. Por no hablar ya de los cambios y matices que van exigiendo las diferentes competiciones.

Y es ahí, en la práctica, donde aparecen jugadores como Iborra, un centrocampista al que Unai Emery le cambió la carrera desde el día en el que le puso como segundo delantero en el Santiago Bernabéu.

Como mediapunta, Iborra ha sido clave en el Sevilla.

La creciente importancia del gran capitán sevillista en los planes de Jorge Sampaoli responde a una cuestión no demasiado subrayada por culpa de los resultados: el Sevilla no ha sido lo que quiere el entrenador argentino más que en ciertos tramos de determinados partidos. Estos, además, han solido ser fruto de su acertada y ganadora dirección de campo, la cual en muchas ocasiones venía exigida por un marcador algo adverso. Es decir, aunque el Sevilla acumula momentos de verdadero gran fútbol, lo cierto es que su competitividad ha sido bastante más constante que su juego.

Fue en uno de estos partidos que no comienzan como Sampaoli desea pero que acaban en victoria digna de elogio cuando apareció Vicente Iborra. Porque en Balaídos, ante el Celta de Vigo y en la decimoquinta jornada de Liga, el Sevilla no estaba jugando bien. Incluso se podría decir que estaba siendo superado. Pero una vez entró Iborra y el equipo abandonó el sistema de los tres centrales, todo cambió. Los hispalenses comenzaron a jugar en campo rival, dominaron todo envío directo, profundizaron mejor por fuera y cargaron el área con la vehemencia característica de su capitán, que se fue de Vigo con 45′ en las piernas y un balón a su espalda.

Desde entonces, Iborra se ha erigido en más que un recurso para cambiar un partido, como pueden ser Pablo Sarabia o Ben Yedder. Él es un cambio de paradigma. De contexto. Cuando el Sevilla encuentra problemas para salir, para controlar al rival o para generar ocasiones, tres cuestiones recurrentes y muchas veces conectadas, Jorge Sampaoli acude al mismo jugador al que recurría Unai Emery. Porque Vicente Iborra simplifica el primer problema, facilita resolver el segundo y suele solucionar el tercero. Y esas son exactamente los verbos que le definen. Simplificar, facilitar y solucionar. No mejorar, potenciar o arreglar. Porque sus apariciones ayudan a competir y a ganar, pero no a redondear la idea futbolística de Sampaoli. Eso ya es trabajo del propio técnico. Y de Samir Nasri.

En Leicester, la carta Iborra puede tener mucho peso.

Mientras Jorge sigue trabajando en esto, Iborra sigue asumiendo misiones con un éxito inmaculado. Sus momentos en El Sadar, ante Las Palmas, frente al Athletic o, sobre todo, en el Benito Villamarín, donde primero cambió a su equipo, después el partido y más tarde el marcador, le sitúan además como el futbolista que más puntos netos le ha dado a su equipo. Como el jugador, en definitiva, que sostiene el ritmo competitivo del Sevilla cuando el juego se resiente.

De ahí que tras varios partidos un tanto extraños en los que el Sevilla no se ha encontrado a sí mismo en ninguna de sus múltiples versiones, la noche de hoy en el King Power Stadium de Leicester parezca que puede provocar uno de esos momentos que Vicente Iborra aprovecha como nadie. Sea para simplificar el juego, para facilitar los caminos del mismo o para buscar el gol que complique la eliminatoria al Leicester City, el capitán se antoja como una solución indispensable en esta fase del curso. Seguramente si Sampaoli da con la tecla para conseguir que su Sevilla sea lo que él desea no será a través de Iborra y sí a partir de otro tipo de futbolistas. A fin de cuentas, Sampaoli no es Unai Emery e Iborra sigue siendo Iborra. Pero mientras tanto, precisamente gracias a esto, el Sevilla puede seguir siendo el “equipo del Sánchez Pizjuán”.

 
 

Foto: CRISTINA QUICLER/AFP/Getty Images


13 comentarios

  • Geminiani 14 marzo, 2017

    El futbol es verdaderamente sorprendente, hace dos semanas viendo el partido mi principal pensamiento era lo malos que eran los del Leicester y cuantos equipos habría en Europa mejores que el Sevilla y pese a todo hoy lo veo en chino para los de Sampaoli, que se la juega ante un equipo que no tiene nada que perder, que lo tiene a tiro y que probablemente provoque cierto vértigo a un Sevilla que no llega en el mejor momento.

    Si el Leicester consigue imponer su estilo (que no debería porque no tiene armas para ello) Iborra será fundamental.

    Respond
  • MigQuintana 14 marzo, 2017

    @Geminiani

    Es que desde el partido ante el Leicester el Sevilla ha dado sensaciones bastante extrañas. Lo del partido del Leganés me sorprendió bastante porque es un partido que rompe por completo con la línea hispalense. Yo creo que esto se debe al hecho de focalizar todas las atenciones en la Champions, de forma deseada o de forma involuntaria, pero ya sabemos que esto suele costar mucho hacerse. Lo mejor es tener un ritmo competitivo, un nivel estable, como el que tuvo el Sevilla allá por octubre-noviembre-diciembre.

    Respond
  • Joe P. Morgan 14 marzo, 2017

    Buenos días!

    Como sevillista enfervorecido que soy, ciertamente veo varios problemas a la ahora de analizar la alineación y táctica de Sampaoli. Al Leicester lo sigo casi tanto como al Recreativo de Huelva. No obstante, empezando por los cinco de atrás, Pareja, no está rindiendo al mismo nivel que el año pasado, y tengo la impresión de que la línea que dibujan los centrales, con él queda más atrás. Cuestión que entre Rami y Lenglet se apañan en solucionar. Para mi los mejores centrales a día de hoy del Sevilla, y eso que Rami no me termina de convencer, se me queda un poco corto tácticamente. Mariano es un pura sangre, ningún problema con él. Escudero cumple, y si bien es verdad que se interna, etc la mayoría de las veces queda en un susto al rinal, y no pasa de ahí. Mercado, me recuerda un poco a Medel, jugador tipo perro de presa, muy agresivo, pero muy desordenado.

    En la linea central, el Mudo Vázquez hace tiempo que pulsó el piloto automático, y era uno de los jugadores llamados a hacer historia en este Sevilla. Se imaginan que centro del campo hubiera formado junto con Ganso y Nasri rindiendo aunque fuera al 70%¿? Pura dinamita!

    Sacaría al francés en la primera parte,siempre sale enchufado en las grandes citas, Iborra y Sarabia cunden mucho de segundo asalto, y el cambio que infunden en los partidos es bastante notable.

    Mi impresión es que hay varios jugadores en la defensa que están un poco por debajo que los demás y eso tácticamente, se traduce en imprecisiones, recular metros y un mayor recorrido para sacar el balón, a la larga el que se ve perjudicado es Nzonzi, quien por cierto, aunque haya mejorado muchisimo, no es el correcaminos pasando el cuero, y esos dos segundos que pasa en poner el balón, es el tiempo que le da al rival para recolocarse.

    Trabajaría más las opciones a balón parado, no tengo estadísticas, pero el nivel de estudio en faltas, saques de esquina y de banda, que se ven reflejados en goles en la era Emery era un handicap importante, que quizá este curso estamos echand en falta, si bien es verdad que tiene un pulso importante con las segundas partes y esas vueltas al marcador de última hora.

    Respond
  • vi23 14 marzo, 2017

    Perdón por el offtopic. Esta semana no hubo Las Gaunas o es un problema de mi app? Gracias

    Respond
  • MigQuintana 14 marzo, 2017

    @Joe P. Morgan

    A mí me da que el Franco Vázquez es la parte del plan que más le está fallando a Jorge Sampaoli. Aunque con la llegada de Jovetic esperaba más cambio en esa zona, dejando en el once a Ben Yedder por ejemplo. Sea como fuere, hay un detalle que comentas en el texto que me parece muy importante a la hora de hablar el Sevilla: todo arma que Sampaoli se pueda permitir dejar en el banquillo, caso sobre todo de Sarabia e Iborra, es una noticia positiva para el Sevilla. A fin de cuentas es algo parecido al Real Madrid con Isco. Igual por rendimiento debería ser titular Sarabia, por ejemplo, pero si se lo puede guardar… luego es 100% determinante.

    @vi23

    Esta semana no pudimos hacer programa de Las Gaunas porque estábamos viviendo la experiencia de ver el partido en el estadio con nuestros amigos Soprano, Apoyoyos, Danityla, PabloFut y Larios84. Por eso hicimos en Youtube un #DirectoEcos más largo. Así intentamos que no se nos escapara nada.

    Respond
  • James McArthur 14 marzo, 2017

    Desde mi punto de vista, el problema que puede suscitar el Leicester es más emocional que futbolístico.
    Pero claro, las emociones pesan mucho en esta competición. Los foxes le querrán regalar el pase a su técnico.
    Si el Sevilla mantiene la cabeza fría y el balón en los pies, el gol visitante debería quedar al alcance, y junto con él, el pase.
    Por otro lado, quizás pasar le daría al Sevilla una cierta sensación de "misión cumplida" en Champions que puede ayudar a calmar los nervios y mejorar el juego en Liga?

    Respecto a Iborra, me hace gracia porque es un jugador "muy Premier" en un equipo que quiere jugar "nada Premier", y que se transforma cuando él está sobre el campo. Y renta… aunque supongo que el techo del Sevilla que la mayoría imaginamos no pasa por la titularidad de Vicente…

    Respond
  • James McArthur 14 marzo, 2017

    (Quería decir "ex técnico", refiriéndome a Claudio Ranieri, por supuesto).

    Respond
  • Alex Fuentes 14 marzo, 2017

    Es que, como bien habéis dicho algunos de los integrantes de Ecos -si no me falla la cabeza-, este Sevilla juega a algo muy distinto de lo que quiere Sampaoli.
    Este Sevilla está compitiendo a tan alto nivel por la calidad y por el gen competitivo de los suyos, no porque tenga un juego colectivo que asuste a propios y extraños. Me parece que, a su nivel, no se aleja de lo que está consiguiendo el Madrid por calidad y afán ganador de los suyos.

    Hoy partido importantísimo para el club hispalense.

    Respond
  • Abel Rojas 14 marzo, 2017

    @ James McArthur

    Seguramente el techo no, pero el valle del Sevilla con Iborra es un punto interesante porque se puede competir. No sé si contra el Leicester es ideal, pero con Iborra veo al Sevilla capaz de hacerle daño a equipos como el City, el Madrid, el Barça o, sobre todo, el Atlético de Madrid.

    Respond
  • BillBeck 14 marzo, 2017

    A mí Iborra me recuerda a Isco, en cuanto al cambio de paradigma que suponen en sus respectivos equipos. Ambos van, en teoría, en una dirección diferente a lo que pretenden sus técnicos, ambos son recursos ofensivos para asentar al equipo varios metros más arriba y cronificar esos arreones finales que dan puntos.

    Respond
  • fernandojb 14 marzo, 2017

    El Leicester es un gran equipo y en su casa mucho mas.
    Tiene uno de los delanteros centros mas importantes ( por lo menos para mi ) que dio media liga al Leicester y luego mahrez.
    A mi Vardy me da bastante miedo la verdad.

    Respond
  • Joe P. Morgan 14 marzo, 2017

    fernandojb

    Coincido con tu comentario y lo suscribo al 100%. Para mi van a ser hoy el lobo disfrazado de oveja. Veremos si como dice
    James McArthur el Sevilla se dedica a jugar y consigue que tras la tormenta de los últimos partidos reine la calma en cubierta. No viene mal que de vez en cuando le enseñen los dientes para ponerle sobreaviso. Mejor eso que perder hoy contra el supuesto rival más débil de octavos, y verle las orejas al lobo: Terceros en liga y otra eliminatoria de Champions que se nos escapa antes de tiempo. #forzaSevilla

    Respond
  • Carlos Losada 14 marzo, 2017

    Si tantas cosas le brinda Iborra al Sevilla, entonces, ¿a qué le atribuyen que no haga parte de los planes iniciales de Sampaoli de los que habla Miguel?

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.