Dani Alves: la diferencia | Ecos del Balón

Dani Alves: la diferencia


Dani Alves fue un jugador concebido para dominar el fútbol moderno que encontró su lugar en el verde allá donde Cafú, Zanetti o Thuram antes que él. Su don para sacar el balón desde atrás, su exuberancia a la hora de ocupar una banda entera sin ayuda, su calidad para integrarse en las cadenas de pases y su talento para, siendo defensa, crear ocasiones de manera autónoma le convirtieron en una solución fácil, natural y muy fiable a no pocos de los desafíos más exigentes que ha venido planteando la Champions League desde que Mourinho, Guardiola, Ronaldo y Messi transformasen su ritmo, su forma y su porqué.

A días de cumplir los 34 años, Dani Alves sigue siendo todo eso con un grado de intensidad muy alto. El único -si bien también grave- problema radica en que, de lo presupuesto, de aquello que corresponde por definición a los hombres que habitan el antiguo hogar de Cafú, Zanetti y Thuram, ya no queda nada.

Esto es un problema, pero no una novedad. Su bajo rendimiento en la selección brasileña decía desde hacía ya tiempo que, para que una zaga pudiera competir con Alves en ella, se requería de un plan que ocultase esas carencias que la edad le había ido produciendo. Brasil jamás supo -ni quiso- diseñarlo, pero el FC Barcelona, su equipo, sí se presentó como un contexto ideal que fue dilatando su carrera. En parte, por Messi, con quien tejió una relación histórica de la que ambas partes sacaron rédito. Como prueba de la reciprocidad del beneficio, este curso 2016/17, en el que Luis Enrique, tras la marcha de Daniel, se ha visto forzado incluso a cambiar de sistema para que el “10” de los azulgranas re-descubra el bienestar. Sin su gran socio, Messi -que cada vez puede repetir menos veces su arquetípico eslalon en el que dejaba a medio conjunto contrario detrás- se vio solo, sin un amigo con quien combinar para sacudirse las presiones e ir orientándose a placer, y por eso se fue acercando, primero poco a poco, luego sin vacilar, al otro que sabe hacerle de pared móvil, delicada y atenta: Iniesta. La compensación de ese viaje emprendido por Lionel dio origen a esta (viva) historia táctica del tercer Barça de Lucho y la MSN, cuya primera parada, con el genio pletórico, fue el sistema de D10S, y la actual, con Leo menos fresco, el 3-4-3.

 

ANÁLISIS DEL PRIMER BARÇA POST-DANI ALVES

 

ANÁLISIS DEL 3-4-3

 

Mientras tanto, Dani Alves comenzaba su etapa turinesa. El entrenador Allegri trató de hacerle un hueco afianzando el esquema de tres centrales del que había prescindido con convicción hacía dos campañas y, a veces, a lo largo de la pasada. El motivo de aquello estribó en que el susodicho 5-3-2 adolecía de una limitación muy tozuda de cara a la Champions League de hoy: restar un efectivo en el último tercio dificultaba la presión post-pérdida (o el control de la segunda jugada) y restaba demasiada continuidad al fútbol bianconero. Recuérdese que la Juventus alcanzó la Final de Berlín renunciando a dicho dibujo en favor de un 4-3-1-2 con Vidal de enganche por delante de un triángulo con Pirlo, Marchisio y Pogba.

Dani Alves prometía llevar al 5-3-2 a un nuevo nivel; parecía poder cubrir dos de sus principales defectos.

Pero con Dani, el 5-3-2 parecía prometer una nueva y más ambiciosa dimensión. Por un lado, en efecto, la protección de los tres centrales le dotaba de ese auxilio defensivo que el brasileño demanda en este epílogo de su vida profesional; por el otro, a pesar de que la Juventus no había empezado a tope -quizá relajada en exceso por su consabida superioridad en la Serie A-, su nuevo fichaje estaba consiguiendo aliñarla con aquella virtud que, tras el adiós de Arturo, había perdido y con la gracia que, en este ciclo, nunca tuvo. Es decir, recuperó un filón para presionar en campo contrario y recibió una buena inyección de creatividad con el balón en los pies. Todo esto constaba, además de en lo visual, en las estadísticas.

En este periplo, Alves lideró a la Vecchia Signora en multitud de parámetros. La libertad que le otorgaba Allegri para enfocar el total de su acción defensiva en el campo contrario -o sea, el uso que le asignó de herramienta estrictamente ligada a la presión- le destacó como el bianconero con más tackles hacía por noche. En cuanto a lo ofensivo, y antes de citar las variables en las que llevaba la voz cantante, téngase en cuenta, para ponderar su grandeza con auténtica justicia, que se trataba de un futbolista en evidente declive que había arribado, gratis, a un equipo ganador. Puestos ya en situación, puede apuntarse que comandó a los suyos en toques de balón (más que Pjanic), pases completados (más que Bonucci) y, el dato más fantástico, ocasiones de gol generadas (más que Dybala). ¿Quién dijo tiempo de adaptación?

La influencia de Dani Alves sobre la evolución de Paulo Dybala estaba siendo directa y muy positiva.

Como extra, el mayor volumen de pases que, gracias a él, la Juve estaba sumando en campo contrario estaba permitiendo a Dybala aumentar su participación. Así, quien se había señalado como futbolista de detalles estaba dando pasos por el sendero del crack convirtiéndose en una influencia más constante y de jerarquía superior.

Por desgracia, el 27 de noviembre de 2016, Alves cayó lesionado y le fueron pronosticados, al menos, dos meses de baja. Este contratiempo sirvió información relevante porque inmediatamente después, o sea, justo en el primer partido sin su concurso, Allegri modificó la estructura: renunció al 5-3-2 y estrenó el 4-2-3-1 que, en estos momentos, se postula como su esquema principal. Entre sus consideraciones, cabe anotar que Bonucci y Chiellini conforman la pareja de centrales titular, que Mandzukic actúa como extremo izquierdo y que Dybala tiene libertad absoluta como mediapunta. También que Khedira y Pjanic son los elegidos para componer el doble pivote, lo que indica que ya no queda ningún superviviente de la pétrea medular de cuatro hombres con la que la Vecchia Signora eliminó al Real Madrid de Ancelotti -el entonces vigente campeón de Europa- en la Champions League de la 2014/15. En relación a los perfiles, Pjanic ocupa el derecho y Khedira, en contra de lo que ha sido habitual en su vida, el izquierdo.

Y es justo esa circunstancia, que Pjanic sea el pivote derecho, la que está entorpeciendo el regreso de Dani Alves a la alineación de la Juventus una vez se ha recuperado. Para Allegri, el centrocampista bosnio parece clave aunque su rendimiento no haya tocado todavía el que supo exhibir en Roma, y prioriza en él tanto como para darle su perfil favorito, y ello perjudica al fenómeno brasileño de dos modos diferentes. Para empezar, el más obvio: Pjanic es una pieza defensivamente discreta sin lateralidad para ayudar a Alves ni físico para hacerle la cobertura. Si se une esto a que en el 4-2-3-1 hay dos centrales en lugar de tres, se obtiene un marco en el que nuestro protagonista está sufriendo y mostrando como un claro punto sobre el que percutir. Para colmo, el casi garantizado plus ofensivo que debería implicar tampoco está emergiendo en la magnitud de lo esperable. Alves ya no es el defensa-centrocampista-extremo al que rigieron Caparrós, Juande Ramos o Guardiola, sino un mediocampista encubierto que acaba ocupando, precisamente, la zona típica del pivote derecho. Se pisa con Miralem.

Massimiliano Allegri querrá hacerle hueco a Daniel, pero o se adapta a él, o estará asumiendo un riesgo.

El 4-2-3-1 ha sido una mala noticia para Daniel. La Juventus FC ha pasado a pedir funciones de lateral diestro al futbolista que parte desde esa parcela; justo lo único que al brasileño ya no le resta. Pero se trata de un fenómeno provisto de una experiencia, un carácter y una ambición letalmente ganadoras, por el que cualquier entrenador se siente obligado a apostar en una noche como la que protagonizarán la Vecchia Signora y el FC Barcelona de Leo Messi. En pos de encontrarle un hueco, ya lo probó de extremo -posición habitual de Cuadrado- en la victoria contra el AC Milan, una variante que permitiría a Allegri (intentar) protegerse de Neymar bien con Lichtsteiner, bien incluso con Barzagli. Recuperar el 5-3-2, por supuesto, sería otra alternativa, con los impedimentos ya explicados a lo largo de este texto, pero lo que resulta menos sostenible se antoja encontrar a Alves -que es lo esperado-, en el sistema más probable y en su sitio más común. Massimiliano, el hombre normal, acostumbra a hacer lo que se presupone, pero en esta ocasión, quizá no le queda otra que plantear lo, para la mayoría, imprevisible.

 
 

Foto: Marco Luzzani/Getty Images


28 comentarios

  • Jaime Ratazzi 11 abril, 2017

    Que preciosa es toda la carrera de Daniel Alves da Silva *_*, seguramente le haya faltado algún momento grande con Brasil, quién sabe, quizá el año que viene…

    Respond
  • Alex Fuentes 11 abril, 2017

    Qué jugador Daniel Alves. Uno de los más grandes de los últimos tiempos.

    Ojito a esa variante de doble lateral… hoy parar a Neymar es parar el juego del Barça (y digo el juego, porque siempre están Messi y Suárez para hacer goles de la nada)

    Respond
  • hola1 11 abril, 2017

    Alves en partido grande de Champions. Sera de verlo.

    Respond
  • José Ángel 11 abril, 2017

    Yo creo que el actual 4-2-3-1 también tiene cosas positivas para Alves. Que Cuadrado ocupe el extremo diestro le da mucha libertad a la hora de irse a posición de interior y a la hora de defender siempre cuenta con su ayuda y puede centrar su posición con el colombiano ocupando todo el carril, lo que le permite disminuir en lo visual la edad del Brasileño. Además el trío Dybala, Cuadrado y Alves juntándose sobre el sector izquierdo culé creo que es lo que mas puede dañar al barça, ya que cuenta con Iniesta y Neymar en el 4-4-2. En ese sector la Juve puede quitar mucha continuidad al juego del Barcelona y si el equipo de Messi con el 3-4-3 no ataca todo el rato puede llegar a ser un drama.

    Respond
  • @AxelEsLeyenda 11 abril, 2017

    Juega Lichsteiner de LD 100%

    Respond
  • MigQuintana 11 abril, 2017

    Qué jugador más grande.

    @José Ángel

    Yo también creo que hay ciertas ventajas respecto al 3-5-2, el caso es que esta noche en esa zona están Andrés Iniesta y Neymar Junior. No es ya el desequilibrio que generan ambos, las ventajas que pueden producir, el daño que pueden hacer… Es que ellos también son el principal foco de salida y también de creación. Son los últimos pases, pero también los primeros. Y no sé si esto puede ser demasiado para un sector formado por Pjanic, Alves y Cuadrado.

    Respond
  • Abel Rojas 11 abril, 2017

    @ Jaime Ratazzi

    En un Mundial siempre pasan cosas grandes, mágicas e inesperadas, pero creo que si a Brasil le sale un lateral derecho férreo… Tite va a acabar apostando por él. Alves, en defensa, es algo muy problemático a día de hoy. Se necesita un esquema de tres centrales o un sistema muy, muy particular para hacerlo sostenible.

    @ José Ángel

    Sí, en ataque le puede llegar a favorecer porque está más rodeado, y tiene más gente con la que asociarse. Pero en defensa, no lo veo. Creo que Cuadrado trabaja hacia atrás la mitad de la mitad de lo que se le presupone a un futbolista que, no en vano, actuó como carrilero en una línea de cinco en el año de su explosión.

    Respond
  • Abel Rojas 11 abril, 2017

    @ AxelEsLeyenda

    Yo creo que, si Alves juega, será protegido por Lichtsteiner o Barzagli, sí.

    Respond
  • Arroyo 11 abril, 2017

    Yo aquí difiero con Abel en que Alves no puede resistir a Neymar y Lichsteiner sí. Yo sigo creyendo en el Alves competidor, en el que sobrevivie por experiencia, jerarquía, memoria, etc. Creo que para partidos así sigue estando. Es evidente que un Alves-Cuadrado no es precisamente una combinación defensiva de nivel extraordinario pero no me parece que Alves sea incompatible como lateral hoy, teniendo en cuenta el tema del 3-4-3 del Barça. Además que la Juve juega en casa, Allegri debería mandar un mensaje algo más ambicioso.

    Respond
  • Abel Rojas 11 abril, 2017

    @ Arroyo

    Uf, pues sí que estamos lejos. Yo creo que Alves por jerarquía y trucos puede resistir retos de habilidad, de táctica, de constancia, etc. Pero no puede resistir el descomunal reto físico que supone Neymar. A Neymar actualmente creo que sólo pueden plantarle cara hombres ultra físicos como Rosales, Carvajal, Vrsaljco y gente así. Alves como extremo protegiendo a un lateral sí me parece más oportuno, porque podría trabajar sobre su recepción sin miedo a que le pillará la espalda.

    Respond
  • SergioMartin91 11 abril, 2017

    Yo estoy más con Abel, creo que parar a Neymar totalmente hoy en dia es casi imposible para cualquier lateral. Y Alves ya tiene la edad que tiene y no está para coger a Neymar con esas zancadas pegadas a la línea de cal. Bonucci debe de estar atento si juega Alves de lateral para cortar ese posible autopase como Llorente el otro dia en la jugada de la expulsión.

    En cuanto a Alves yo creo que puede hacer mucho daño con balón jugando como extremo, pero no tiene el 1vs1 que tiene Cuadrado. Supongo que es complicado pero jugándose hoy en Turín y con la baja de Busquets yo espero el 4-2-3-1 de los últimos meses con el colombiano por delante del brasileño. Además el lado fuerte de la Juventus es ese y las triangulaciones que suelen hacer entre dybala, cuadrado y Alves son indefendibles para el barsa a dia de hoy opino. Y luego con Mandzukic esperando en el segundo palo como solía hacer cuando jugaba de 9 e Higuain entre centrales si es centro y buscando el dentro fuera si es pase pueden hacer mucho daño, con Khedira rebañando la segunda jugada y Alex Sandro un poco más atado de cara a la transición defensiva.

    Vaya, yo espero un Allegri valiente hoy tratándose de la ida en casa y buscando ahondar en las dudas del barsa tras la derrota. No espero un Allegri más conservador con Lichtsteiner o Barzagli tapando la espalda de Alves.

    Respond
  • Cmarquez1995 11 abril, 2017

    Qué grandeza tiene este hombre. Veremos qué papel tiene hoy pero una gran actuación de Alves le daría muchísimo a la Juventus.

    Respond
  • Abel Rojas 11 abril, 2017

    @ Sergio Martín 91

    Es que del mismo modo que apunto que Alves en defensa es un problema muy serio para el 4-2-3-1 de la Juventus, reconozco que en ataque me parece uno de los jugadores más dañinos contra el que se puede topar el Barça. Un Alves haciendo la pausa y metiendo pases a Dybala e Higuaín… puede ser problemático. Lo que ocurre es que opino que eso puede darlo también como extremo.

    Y a mí Cuadrado no me parece tan, tan importante como a Arroyo.

    Respond
  • Mugiwara14 11 abril, 2017

    A mi me parece que el 11 tipo de la Juve en 4231 es un sueño para el Barça.
    Yo adoro a Alves pero en su parte final de carrera ha sufrido sobremanera con extremos con cambio de ritmo potente y hoy se enfrentaría al mayor cambio de ritmo del planeta sería un foco de ventajas demasiado grande, y sin ayudas defensivas de primer nivel.
    Si, Messi estaría enjaulado pero últimamente el mejor FCB es aquél en el que Neymar genera ventajas y Leo y Suárez las terminan.

    Respond
  • VRubio 11 abril, 2017

    A qué nivel está la Juventus en contexto Champions?, a ver si me lo podéis contar un poco por encima, ya que este año no les he visto ningún partido.

    Respond
  • Mugiwara14 11 abril, 2017

    A parte Luis Enrique tiene todo un puzzle precioso como digo creo que el 11 tipo de la Juve al Barça le viene genial. Más aun si por circunstancias Piqué es el central derecho y Alba el izquierdo. Por el lado izquierdo la Juve profundiza con Khedira y Sandro y ahí el Barça iría con Roberto y Rakitic no debería sufrir y Mandzu no es el tipo de jugador que dañe a Piqué.
    Si jugara Alba más de lo mismo Cuadrado el el tipo de jugador que a Alba no le cuesta defender porque el reto defensivo es físico no táctico.
    En definitiva, yo si fuera la Juve me adaptaria

    Respond
  • pedroseriea0822 11 abril, 2017

    @Axel
    No nos ilusionemos Allegri ya a dado practicamente la alineacion titular en su rueda de prensa,ha dicho que jugaran los 4 de arriba y que de la final de Berlin solo jugaran Buffon y Bonucci.

    Respond
  • Abel Rojas 11 abril, 2017

    @ Mugiwara14

    El 4-2-3-1 con Alves de lateral. El 4-2-3-1 con Lichtsteiner o Barzagli de lateral y Alves de extremo, que es algo que ya se ha visto últimamente, no me parece tan vulnerable.

    @ VRubio

    Al nivel de los cinco candidatos. Ninguno sobresale mucho, ninguno se queda demasiado atrás.

    Para mí, a nivel defensivo, es la Juve más floja del ciclo, pero a nivel ofensivo tiene más soluciones de cara al gol. Necesita menos fútbol para marcar y eso es muy importante, ya que crear fútbol siempre ha sido su asignatura pendiente salvo en momentos de ultra inspiración de Tévez y Pirlo.

    Respond
  • Mugiwara14 11 abril, 2017

    @Abel
    A eso me refiero con lo de con el 11 tipo.
    Yo creo que Cuadrado en izquierda y Alves con Lichtsteiner por detrás por ejemplo sí que haría mucho daño al Barça

    Respond
  • kikamen 11 abril, 2017

    Qué interesantísimo artículo. Alves en su primer partido grande de Champions tras salir del Barcelona, contra su ex-equipo, qué noche. Y ya se ha apuntado por aquí: Neymar vs Alves… Puede ser una carnicería. En eso estoy de acuerdo con Abel.

    Por cierto, una errata en el texto: "ya no queda ningún superviviente de la pétrea medular de cuatro hombres con la que la Vecchia Signora eliminó al Real Madrid de Ancelotti en la Champions League de la 2015/16". Fue en la 2014/15, hace dos temporadas.

    Respond
  • James McArthur 11 abril, 2017

    Alves es mitología pura del fútbol, de la Champions y de la Liga.
    Más allá de la pobre planificación deportiva del FCB para cubrir su marcha, un equipazo como el Barça ha sufrido horrores la marcha de un jugador que, como se indica, iba para 34 años.

    Creo que dejarle de LD en 4-2-3-1 contra el Neymar actual es una temeridad.
    @Abel y todos, cómo le veríais ocupando directamente la posición de Pjanic? No digo que lo vaya hacer Allegri, porque no​ lo creo, pero cómo valoráis la hipótesis?

    Si juega Mandzukic en la izquierda, la Juve necesita producir por la derecha para alimentar su remate al 2o palo, su mejor aporte ofensivo. Renunciar a la velocidad de Cuadrado ante las más que posibles contras ante el más que probable 3-4-3 culé? No lo veo claro.

    Además de las certezas, veo problemas graves en los dos equipos. El de la Juve, la incógnita expuesta. El del Barça, la baja de Busquets.
    Si la cubre Masche, quién es el 3r central?
    Si la cubre Roberto, quién es el Interior Derecho?

    Respond
  • David_Leon 11 abril, 2017

    @Abel

    "Para mí, a nivel defensivo, es la Juve más floja del ciclo, pero a nivel ofensivo tiene más soluciones de cara al gol"

    Definitivamente, estoy en las antípodas de muchas opiniones sobre esta Juve ^^ Para mí es justo al revés. En 2015 se decía, y con razón, que la Juve no defendía bien, que Pirlo era un boquete, que concedían… y la verdad, había mucho de eso. Si echamos la vista atrás, me parece imposible, absolutamente imposible, que la Juventus hoy encaje el primer gol de la final de la Champions. También veo difícil que nadie le marque un gol casi a puerta vacía como el de Cristiano en Turín. O incluso que Chiellini, que en 2015 tenía muchos fallos grotescos, cometa un penalti tan tonto como el del Bernabéu.

    Lo que no tiene la Juve hoy es la capacidad de marcar desde el toque mágico de Pirlo, desde la brutalidad individual de Pogba (que llegó mal a las semis y la final, eso sí), desde el mejor Tévez, Vidal mediapunta… no es que no tenga capacidad individual y de gol, que la tiene y mucha, simplemente es que es un equipo menos imprevisible en su ofensiva. ¿Pero defendiendo? Me parece que aquí ha pasado que, como siempre, el cartel defensivo de la Juve se vende muy bien, y eso lleva a veces a la sobrevaloración. Pero es que en 2015 el Barça les puede meter 3 en 45 minutos (y no es frase hecha). Tenían problemas y se decía que defendían bien. Hoy no son perfectos pero defienden mejor que nadie en el continente, y eso ha hecho que se digan excesos… pero cuidado… la Juve, en la teoría, tiene que amargar al Barça. El resultado no lo sé, pero que el Barça fuese mínimamente fluido y dominante con la pelota hoy sería, definitivamente, un sorpresón mayúsculo. Y más sin Busquets.

    El problema ataque Barça-defensa Juve es culé, sin duda.

    Respond
  • Abel Rojas 11 abril, 2017

    @ David León

    No digo que la Juve tenga más soluciones creativas. Siempre tuvo problemas creativos y ahora más todavía. Lo que digo es que necesita menos fútbol para marcar gol. Y la verdad es que estoy bastante convencido de ello ^^

    Por otro lado, la Juve de la 14/15 no adolecía del problema en el lateral derecho que tiene ahora -que es gravísimo- y tenía la variante de la presión adelantada que ahora no puede aplicar de ningún modo.

    Lo que ha cambiado es que el Barça es bastante peor equipo que entonces.

    Respond
  • Calas 11 abril, 2017

    @Abel @Davis León

    En esto (tema defensivo) tengo que coincidir con David. Es más, me sorprende bastante la afirmación de Abel, cuando hace dos temporadas (antes del enfrentamiento contra el Madrid y demás) era lo más extendido en el ámbito Ecos que la Juve era un equipo con cierta fragilidad defensiva (de hecho, algunas opiniones que respeto mucho planteaban la posibilidad de que Pirlo no jugara porque se decía que era una sangría). Y es que fue así, además, la Juve no fue ninguna roca atrás.

    No estoy capacitado para juzgar el nivel defensivo juventino actual, habré visto unos 5 partidos este año (ni siquiera completos), pero me extrañaría muchísimo que fueran menos sólidos que hace dos cursos. De hecho, lo que me estaba llegando de los italianos iba en el sentido de lo que afirma David León: supuestamente, son una de las referencias en eso.

    Lo de las soluciones cara al gol, entiendo ahí que @Abel se refiere a la capacidad del ataque de darle el "gol injusto", algo que habrán ganado con el Higuaín actual. Por lo demás, me extrañaria que aporte más soluciones un Mandzukic-Higuaín-Dybala que Pirlo, Vidal, Pogba (y eso que no me dice casi nada – casi nunca, sigo viendo más proyecto ahí que realidad), Tévez y un enérgico Morata que iba de dulce en Champions. Sí entendería que ahora tenga más gol, que necesite menos para marcar, pero no que tenga más facilidad para llegar a la ocasión.
    En fin, que me apasiona que haya estas diferencias de opiniones entre vosotros dos, estáis en posturas antitéticas, y hace más entretenido el debate.

    Respond
  • Abel Rojas 11 abril, 2017

    @ Calas

    Es para que mí la Juve sigue teniendo un problema en esa zona. Antes tenía un pivote que no funcionaba. Ahora, directamente, no tiene pivote.

    Respond
  • anzarlou 11 abril, 2017

    Pues Dani titular y lateral. Veremos lo que pasa, pero no me sorprendería que fuera de los jugadores más destacados de la Juve. Los jugadores grandes siempre dan un plus, por mucho que sus facultades físicas vayan menguando con los años y se vaya a enfrentar al atacante más desequilibrante del momento.

    Respond
  • Calas 11 abril, 2017

    @Abel
    Jajaja, matiz entendido. Aunque ese Pirlo, defensivamente, era algo muy próximo a no tener pivote. Hoy, desde luego, podré formarme una opinión, pues es el primer partido de la Juve que veré con total atención. Entonces, en tu opinión, ¿quién es la referencia defensiva en Champions? Parece que ves un agujero en la misma zona donde lo tiene el Atleti, que es el otro candidato que se me ocurre, pese a la inseguridad de este año.

    Respond
  • pedroseriea0822 11 abril, 2017

    La Juventus sigue defendiendo a gran nivel y por algo es el equipo que menos goles ha concedido de todos los equipos de los cuartos de final y eso que ha tenido bastantes problemas con las lesiones caso Benatia o Chiellini.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.