Tuchel nunca pudo con Mbappé


El Borussia Dortmund de Thomas Tuchel llegó a los cuartos de final de la Champions que anoche finalizaron con problemas futbolísticos de difícil solución. Su salida de balón, su circulación del mismo y su posterior transición defensiva tienen el nivel que tienen sus futbolistas y el trabajo que hasta hoy ha conseguido fructificar su entrenador, que no ha sido lo suficientemente alto para estas instancias de competición. Cuando la bola del Mónaco se cruzó, surgió en ellos cierta esperanza de poder competir por un puesto en semifinales. Pero no lo ha logrado. El BVB no ha podido competir ante Kylian Mbappé, seguramente porque sólo mejorando su método podía hacerlo y esa cuestión no era mejorable en apenas una semana.

El técnico alemán visitó el Louis II con la información de un partido de ida condicionado por el suceso extradeportivo, pero en el que los argumentos futbolísticos monegascos obligaban a Tuchel a actuar; a comenzar a preparar un partido de vuelta que se jugó con el calco del primero. El Borussia Dortmund es un equipo que se ejercita, se forma y se relaciona día tras día en torno al balón. No puede entender la versatilidad desde un repliegue, un 35% de posesión y una fase defensiva de calidad. No puede cambiar de traje o de color, ni jugar al despiste. Repasar la nómina de sus futbolistas niega esta posibilidad, convertida en un tremendo handicap si enfrente chocas con Falcao, Mendy, Lemar o Silva. Pero sobre todo, si chocas con Kylian Mbappé.

Mbappé fue determinante de nuevo, la pesadilla de Tuchel

Con el peso del partido de su lado, llevando toda la iniciativa, el Dortmund repitió conductas y resultados muy similares a lo que sucedió una semana antes. Su posicionamiento desde los primeros pases fue una constante oportunidad para los hombres de Jardim, que aunque sin Fabinho, cerraron la eliminatoria mirando a los carrileros. Durm y Guerreiro se colocaban en posición de tres cuartos de campo, fijando y ensanchando, desde el primer pase de un central a Weigl. Ese riesgo y las pérdidas de los alemanes una vez cruzaban la divisoria marcó la primera, y a la postre gran ventaja de los monegascos, que estuvo en su banda izquierda.

El chip defensivo de Mendy fue el secreto. Antes de llegar ahí, el Mónaco ajustó ante la baja de Fabinho, y dejó de salir a la presión. Bakayoko fijó más su posición y tras unos minutos dubitativos, taponaron el centro para encontrar robos y salidas. Una vez el Dortmund verticalizaba en busca de Reus y Dembélé, el lateral monegasco del lado contrario afilaba el diente. Tras recuperación, Mendy salía en combustión para cargar el espacio a la espalda de Durm, creando una superioridad con aires de sentencia: Mendy llegaba como un tren de mercancías. El Dortmund, que cierra con tres más Weigl, nunca lo vio venir. Nunca pudo detener ese valor táctico, ese chip determinante desde la defensa hacia el ataque. Estaba ocurriendo exactamente lo mismo que en el Signal Iduna Park, solo que en lugar de Raggi, el motor lo ponía un auténtico velocista.

Mbappé fue nuevamente imparable, una pesadilla para Tuchel

Pero debe decirse que el hombre del partido no fue Mendy. El Borussia Dortmund está eliminado de la Copa de Europa porque, y a pesar de que Tuchel volvió a ajustar y Dembélé resurgió en la segunda mitad, ha tenido que sufrir a Kylian Mbappé, en cuya última actuación fue una catarata de movimientos inteligentes y colectivos, con la calma y el sentido rítmico de un futbolista diferente y superior. El asunto tiene miga porque cada movimiento de Mbappé signficaba la activación de un futbolista diferente. En concreto tres.

Si Mbappé marcaba jugada con un apoyo hacia el mediocampo, sacando de sitio a Piszczek, daba via libre a Lemar para encontrar posición de extremo con enorme comodidad. El mediapunta francés cuajó una grandísima primera parte, entendiendo el espacio y la profundidad. Acto seguido, si Mbappé amenazaba, por contra, tirando un desmarque diagonal hacia fuera, daba el interior a Mendy para poder dañar la zona de pivotes -Weigl- y por último, y finalmente el más importante. Al contragolpe, el jovencísimo delantero galo no necesitó romper al espacio continuamente, sino que entendió que la superioridad estaba en Radamel Falcao, que remató uno para uno contra Sokratis no menos de tres veces, gracias al trabajo y la pausa que mostró Mbappé arrastrando marcas y encontrando debilidades. El BVB, sin ayudas, y sin oficio y calidad en área propia, nunca pudo con Kiylan Mbappé, la estrella emergente del fútbol europeo.

 
 

Foto: VALERY HACHE/AFP/Getty Images


14 comentarios

  • Labarberia 20 abril, 2017

    Siempre que nos aventuramos a opinar sobre un chaval de 19 años nos exponemos a equivocarnos en un alto porcentaje. Con Mbappe me pasa lo que años atrás me sucedió con los inicios de Benzema y Pato, con ambos sentía la sensación de que ambos serían los delanteros de su generación que dominarian Europa. Benzema creo que ha llegado a ese nivel y Pato en mi opinión solo las lesiones le han alejado de ello. Killyan me evoca la misma sensación, más que unas cualidades técnicas o físicas me transmite un aire de grandeza, de ser diferente, sin duda apunta muy alto. Con ganas de ver su progresión y si es posible al la de de su ídolo.

    Respond
  • Pedro Lampert 20 abril, 2017

    El partido de Mendy, Lemar y Mbappé, una locura. Aunque lo de Thomas y, en especial, de Kylian ha sido muy bestia, me quedo con lo de Benjamin. Sus primeros 25 minutos me parecieron alucinantes. Llegaba como un huracán, pero luego TODAS sus entregas y centros fueron increíblemente certeros. Destrozó al Dortmund desde su físico, pero también desde su pie izquierdo. Combinar tanta potencia con tanta precisión me pereció muy anormal. Lo de Lemar y Mbappé me pareció más impresionante cuando el Dortmund hace su gol. Parecía que la eliminatoria ganaba algo de vida porque el Mónaco en defensa es lo que es, pero Thomas y Kylian le destrozan por completo a partir de entonces.

    Dicho esto, tengo que defender mi jugador. Aunque hay una clara relajación de los de Jardim después del 2-0, me parece impresionante lo que hizo Dembélé. El paso al 4-2-3-1 con Ousmane en derecha con tendencia interior ofreció todo el fútbol y el poquito de control que ha tenido el Dortmund en el partido. Por eso creo que el 2-1 no fue casualidad (y además lo crea Dembélé con una jugada tremenda.

    En relación al Dortmund, ya había comentado aquí después del partido contra el Benfica. Es que su modelo nunca ha funcionado durante toda la temporada. Por algo es el cuarto clasificado de la Bundesliga. Las salidas de Gündogan, en especial Hummels y en menor medida Mkhitaryan destrozaron al gran equipo de Tuchel de la temporada pasada. Durante todo este año el Dortmund fue muchísimo peor equipo que en 2015-16. Tendrá que ir al rescate Dahoud, al que me parece uno de los centrocampistas más ilusionantes de Europa y también un fichaje absolutamente clave.

    Respond
  • Anonimo 20 abril, 2017

    Me gusta mucho saul pero creo que no jugo ayer ;), me refiero al cuadrito qur habla de el en banda derecha.

    Respond
  • Harold 20 abril, 2017

    El otro día Abel comentaba en twitter que si no fuera por el reciente pasado de Deulofeu, se estaría hablando de él en los mismos términos que de Mbappe. Estando de acuerdo en que con Deulofeu se es mucho más cauto tras tres años de decepción entre Everton y Sevilla, creo que su impacto no se puede comparar al de Mbappe. Este chico está siendo el jugador más determinante de eliminatorias de Champions ante equipos como el City o el Dortmund, creo que es otra historia. No hablo de potencial, que quizás Deulofeu acabe siendo más en el futuro. Pero del impacto presente, creo que lo de Mbappe está en una escala muy superior

    Respond
  • Abel Rojas 20 abril, 2017

    @ Labarbería

    Completamente de acuerdo en la percepción sobre Mbappé. A mí su nivel técnico me genera muchas, muchas dudas, pero lo ves jugar y te da la sensación de que va a liar parda. Lleva la grandeza en la sangre. Aunque también es verdad que falta por ver si cuando pase de promesa a estrella es capaz de mantener ese idilio con el triunfo.

    Respond
  • Arroyo 20 abril, 2017

    @Labarberia @Abel Rojas

    Y no solo eso, es cómo se mueve, los movimientos que tiene, la calma con la que juega, la comprensión del juego. A mí me transmite cosas realmente serias. Un jugador sumamente especial.

    Respond
  • ferpulpillo 20 abril, 2017

    Acabo de ver en Youtube el vídeo del partido de Mbappé como recomendó Arroyo en Luces de Ciudad ayer y qué barbaridad. Es una cosa muy tocha. Con espacios es devastador pero es que además cuando tiene que asociarse en corto también lo hace. Y qué juego de espaldas tiene el chico.

    Lo que más me llama la atención es que técnicamente no es nada fino pero sí tremendamente efectivo. Sus conducciones parecen (y son) atropelladas pero al final (casi) siempre fructifican. En eso me recuerda a Luis Suárez.

    Respond
  • Labarberia 20 abril, 2017

    @[email protected] es que sin duda se ve diferente, en eso me recuerda a Asensio ambos disponen de calidad tanto técnica como física, pero lo que más me sorprende de ambos son la lectura del juego, la frialdad y la sensación de que están a la altura de cualquier partido o jugador, todo esto siendo rookies y estamos hablando de cuartos de Champions.
    En otro hilo se comentaba que dembele (jugador que me encanta) tenia mejores cualidades, que era más fino, y que eso le podría situar un escalafón por debajo. Pues a mi la grandeza de killyan me lleva a pensar que su escalón no estará por debajo del de nadie. Luego claro recién empieza y nunca se sabe, lesiones, mala elección de equipo,…. pero creo que apunta a top 3 de delanteros en un futuro.

    Respond
  • Pepe 20 abril, 2017

    ¿Cual creéis que es la mejor posición de Mbappe?

    Respond
  • ferpulpillo 20 abril, 2017

    @Pepe

    Yo creo que en la que juega ahora mismo. En un equipo que junte a dos arriba y uno de ellos sea más fijo (Falcao) y le permita a él recibir más tirado a banda izquierda. No lo veo como punta de lanza, al menos en un equipo que tenga que atacar en estático. Si lo veo más como extremo izquierdo en 4-3-3 que tenga libertad para caer por dentro y llegar. Pero creo que la idónea a día de hoy es la que tiene en el Mónaco. En el futuro a saber si cambia.

    Respond
  • Maxi 20 abril, 2017

    Buenas.

    Entiendo las comparaciones con Pato y Benzema, son muy cabales. Pero, acaso estos dos jugadores, habían sido tan determinantes en dos series de Champions consecutivas antes de cumplir los 20, como acaba de hacer Mbappe? Intento recordar y me parece que no.

    No sé, es muy pronto para decir pero para mi lo de este chico es una bestialidad.

    Respond
  • El_trequartista 20 abril, 2017

    @Pepe

    Yo como comenta @ferpulpillo, creo también que su posición idea es como segundo punta junto a un delantero que fije centrales y permita a Mbappé tener movilidad tanto para venir a recibir como para caer a "su" banda izquierda.

    Respond
  • Román 21 abril, 2017

    Mbappé tiene 18… wow.

    Respond
  • danielgi610 21 abril, 2017

    @ferpulpillo

    Totalmente de acuerdo, hice un comentario parecido en el articulo anterior sobre el sobre como me recuerda a Luis Suárez, en cuanto no tiene que tener una finura exquisita con el balón porque tiene todo lo demás, justo como el buen lucho.

    + @Pepe @El_trequartista

    Yo creo que es algo temporal, pero que en unos 2-3 años va a haber aprendido lo suficiente del gran Falcao para poder ser punta de lanza en cualquier equipo, para mi es fundamental que se quede uno o dos años mas y aprenda directamente de un grande como el tigre

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.