¿Quién es Thomas Tuchel?


Thomas Tuchel quería sentirse dueño de su propio destino. La etapa en el FSV Mainz 05 había sido maravillosa y el hecho de que su dimisión se enfrentase al deseo de toda la ciudad, del vestuario y de la directiva así lo ratificaba. No tenía ningún contrato apalabrado con otro equipo. Tampoco se trataba sólo de dejar en lo más alto al club que le había dado la ocasión de debutar en la élite con sólo 35 años. Simplemente, Tuchel había dado por finalizada una etapa y sentía que, aun sin entrenar de forma activa, su carrera ahora necesitaba otras cosas. La capacidad de poder decidir, un lujo con el que pocos entrenadores se encuentran, se la había ganado a pulso durante cinco brillantes temporadas en el Mainz (2009-2014), las cuales además le habían colocado en una posición de privilegio de cara al futuro que todos le presagiaban: dirigir a un grande de Alemania. “Está destinado a entrenar al Bayern”, llegó a decir Jupp Heynckes después de perder 3-2 en el Coface Arena. No se sabía cómo, cuándo ni a quién, pero su experiencia en el Mainz había sido lo suficientemente potente e impactante como para ser catalogado como uno de los técnicos con más proyección del continente.

Thomas Tuchel siempre pareció un relevo muy lógico de Jürgen KloppEs más, cuando el pasado 19 de abril Tuchel fue nombrado nuevo entrenador del Borussia Dortmund, es decir, el sucesor de Jürgen Klopp, la corriente de opinión que imperaba en todas las plazas era la de que su llegada era una noticia positiva, coherente e, incluso, natural para el club “borusser”. Tal era la unanimidad que realmente sorprendía. Cierto es que, en Maguncia, Tuchel ya había logrado llenar el inmenso vació que el propio Klopp había dejado en 2008. Que había conseguido consolidar al Mainz en la parte media de la Bundesliga, clasificándolo en dos ocasiones para la previa de la Europa League y revalorizando a muchos de sus futbolistas. También que para el espectador su figura resulta muy llamativa, pues es joven, carismático y tiene fama de innovador. Además cuenta con un discurso interesante, un estilo atractivo y un modelo de juego que parece aunar las grandes corrientes del fútbol alemán. Todo esto está muy bien y es muy cierto. Pero el reto que él asume no es uno cualquiera. Sustituir al corazón rubio de Dortmund es, de hecho, uno de los desafíos más complicados que va a tener que afrontar a lo largo de su carrera. Y le llega ya, con 41 años y un único equipo como bagaje.

Arrigo Sachi, Ralf Rangnick, Hermann Badstuber y Pep Guardiola son sus grandes influencias.

Para él no existe ningún dogma indestructiblePara conocer en profundidad a Thomas Tuchel resulta muy interesante comenzar abordando su teórico año sabático. Durante ese tiempo, en el que se le relacionó con la Real Sociedad, el RasenBallsport Leipzig, el VfB Sttutgart y el HSV Hamburgo, Tuchel hizo honor a esa fama de profesional innovador, creativo y trabajador que todos resaltan. Además de estudiar en profundidad a varios equipos y de charlar con matemáticos sobre las estadísticas aplicadas al fútbol, el técnico bávaro buscó compartir ideas, métodos y procedimientos con entrenadores de otros deportes, como el baloncesto o el voleibol. Así hacía gala de ese “pensamiento lateral” que tanto admiraba de Hermann Badstuber, con el que coincidió en Sttutgart y al que reconoce como su gran mentor. Allí había llegado por medio de Ralf Rangnick, el último entrenador que había tenido como futbolista antes de tener que retirarse con únicamente 24 años por una lesión crónica de cartílago. Este problema físico había lastrado su carrera como central y, sobre todo, le había quitado la oportunidad de vivir con el SSV Ulm 1846 el nacimiento de una de las ramas evolutivas más importantes del cambio de identidad del fútbol alemán. Sea como fuere, tras haber visto en primera persona los métodos de Arrigo Sachi en Italia, su estancia en Ulm le había llevado a conocer a Rangnick, éste le había dado su primer banquillo en el Stuttgart Sub-14 y, dentro de ese engranaje, había podido conocer al propio Hermann. Una serie de acontecimientos que, poco a poco, mientras subía categoría a categoría hasta el Sub-19, iban definiendo su personalidad como entrenador.

“Me siento muy, muy influenciado en el terreno profesional y en el personal por Hermann Badstuber. Era un entrenador con mucho conocimiento, pero que a la vez permitía e impulsaba el pensamiento lateral, cuestionándolo todo diligentemente, lo que le hacía seguir siendo muy modesto”, comentaba Thuchel pocos días después de su fallecimiento. Tras seis años formando parte del fútbol base del Stuttgart, su progresión como entrenador le terminaría llevando primero al Augsburgo II (2007-2008) y más tarde al Mainz 05 Sub-19 (2008-2009), con el que finalizaría la temporada ganando la final de la Liga al Borussia Dortmund de Mario Gotze con Jan Kirchoff y André Schurrle como grandes baluartes. Un éxito que, unido a los problemas internos del club con Jorn Andersen, le dio su primera gran oportunidad.

Incide sobremanera en el espíritu colectivoLlegado este esperado momento, Tuchel no se iba a guardar nada. Pensaba intervenir, decidir. Cambiar las cosas y poner en práctica lo que, pese a su corta edad, ya había aprendido y experimentado durante ocho años trabajando en equipos de cantera. En ese sentido, una de las primeras cosas que decidió modificar fue la relación que mantenían los jugadores entre sí y con el cuerpo técnico. Cada uno estaba acostumbrado a comer por su cuenta, a saludar de forma rutinaria como quien se topa con un vecino en un rellano y, en general, a mantener una conducta muy individualista. “Ni siquiera había comenzado con el primer plato cuando la mitad del equipo ya había terminado de comer”, contaba el propio Tuchel. Desde aquel instante y tras la posterior reflexión que realizó el técnico alemán, el Mainz vivió un cambio de rutinas. Se comenzó a saludar al otro de manera más cordial, más interesada y menos protocolaria, amen de instaurar que todos debían comer juntos como si de una pequeña familia se tratase. La comunicación, el espíritu de grupo y la empatía entre compañeros son el mínimo que establece Thomas Tuchel para comenzar a trabajar. A partir de ahí, viene todo lo demás: el entrenamiento, la técnica, la táctica y, quizás, la gloria.

Su propuesta futbolística se define como ofensiva, intensa, vertical… y flexible.

“Para conseguir alcanzar todos nuestros objetivos, el cuerpo técnico y los jugadores debemos incorporar y abrazar una nueva mentalidad, la cual esté caracterizada por la devoción, el compromiso, la diligencia, la humildad, el coraje, la apertura de miras y la tenacidad. Esto último es fundamental, porque quiero que los grandes sientan todo el tiempo nuestro aliento en su nuca”, explicaba. Esta receta de vestuario, tan fácil de citar y tan complicada de cumplir, iba a tener además su refuerzo en la pizarra. Porque su primer Mainz 05 iba a ser sumamente ambicioso. Recuperando el juego intenso, vertical y de ritmo rápido que ya había ejecutado el equipo con Klopp, Tuchel logró que los once jugadores actuaran como un único ente que respirase asfixiando al rival con una presión alta y coral. Desde esa idea, que luego se transformaba en una defensa ordenada y mucho más pasiva en campo propio si el rival lograba superar la medular, se entrevén sus preferencias futbolísticas. “Considero que el ataque puede ser la primera línea de defensa si se basa en un juego rápido, en una gran disposición para correr y mucha intensidad a la hora de ir al robo”, decía en una frase que bien podría haber firmado Jürgen…

… o el primer Pep Guardiola, su ahora gran rival. El de Sampedor, que ya elogió la “inteligencia” del ex-entrenador del Mainz tras un duelo entre ambos, es otro de los grandes referentes de Tuchel, quién reconoce haber visto de manera obsesiva y extremadamente meticulosa la mayoría de partidos de su Fútbol Club Barcelona. En cada una de las entrevistas en la que es preguntado por esta cuestión, se nota más fascinación por su capacidad de presionar tras pérdida que por su fútbol de posesión o por las genialidades de Leo Messi y Andrés Iniesta. “Soy de la opinión de que el destacado rendimiento del Barcelona tiene mucho que ver con la determinación y la pasión con la que, tras una pérdida, el equipo completo trata de recuperar el balón en campo rival. Esto demuestra una humildad que va contra el teórico estatus de estrellas que tienen”, decía. Bajo este modelo de juego y estas premisas, el Mainz sorprendió a toda la Bundesliga en el comienzo de la temporada 2010-2011, la segunda de Tuchel. Con siete victorias consecutivas, una de ellas ante el Bayern de Louis van Gaal, el club de Maguncia compitió en energía, frescura, goles y puntos con el primer gran Borussia Dortmund de Klopp. Durante este curso, que desembocaría en un espectacular quinto puesto, Alemania se comenzó a fijar en André Schürrle, en el Mainz 05 y, por supuesto, en un Tuchel que aún no había mostrado todas sus cartas.

Los métodos innovadores de Tuchel tienen un gran impacto en el entrenamiento de sus equipos.

Tuchel es un técnico muy flexible que quiere proteger el centroPorque aunque ahora estamos en una etapa en la que parece que la convicción en una idea sea un concepto totalmente contrario al de la flexibilidad táctica, una de las grandes virtudes de Thomas Tuchel es, precisamente, su capacidad para modificar planteamientos. Los suyos y los ajenos. Al igual que este brillante Mainz de la 2010-2011 se solía asentar en un 4-3-1-2 con Lewis Holtby como mediapunta, en las temporadas siguientes iría alternando con un 4-4-2 clásico, un 4-4-2 en diamante o con el tan generalizado 4-2-3-1. Pero no es una simple cuestión de dibujos. A Tuchel le gusta planificar todo hasta el insomnio, como decía Christian Heidel. Analiza a los rivales, encuentra sus virtudes, sus defectos, y a partir de su diagnóstico elabora un plan de partido en el que siempre tiene mucha libertad, ya que su libreto no cuenta con dogmas. Es decir, los objetivos pueden ser los mismos, pero la forma de llegar a ellos puede variar según el contexto. De ahí que de un año para otro, su Mainz 05 pasara de ser el tercer equipo (12/13) que más balones robaba en campo contrario al que menos lo hacía de toda la Bundesliga (13/14). La idea base siempre parte de estar muy bien ordenados para, así, luego poder aprovechar las virtudes propias. Si para ello se tenía jugadores con los que tocar, mantener la posesión y, como consecuencia, perderla en zonas que propiciasen una buena presión en primera línea, mucho mejor. Pero no era innegociable. Por eso cuando en su último año el Mainz dispuso un bloque más bajo, salió más en largo y tuvo menos balón, manteniendo aun así su esencia ofensiva, volvió a repetir clasificación europea. Las formas podían ser muy diferentes respecto a la temporada en la que había despertado la atención de todos, pero el objetivo principal era el mismo: dominar el carril central.

Sus métodos técnicos han ido consiguiendo sus objetivos tácticosComo señala un interesantísimo análisis de “Saturdays on the Couch”, en sus dos últimas temporadas en Maguncia, Tuchel consiguió que su Mainz fuera uno de los tres equipos a los que menos atacaban por dentro (1º y 3º) y que, a su vez, más pases daban en el carril central contrario (1º y 2º). Un dato que, desde luego, es totalmente consecuente y tiene su explicación. Desde el primer entrenamiento, en el que vio como su equipo no paraba de abrir el balón a los costados para luego poner una cantidad ingente de centros improductivos al área, el entrenador bávaro entendió que para poder implantar su modelo debía hacer modificaciones significativas. No bastaba con un discurso general ni con una explicación detallada; había que realizar un cambio profundo que ayudase a sus jugadores a entender la senda por la que el cuerpo técnico quería llevarles en este proyecto. Y no se le ocurrió otra cosa que alterar la lógica normal del fútbol. El Mainz dejó de entrenar en un campo rectangular para pasar a hacerlo en uno con forma de diamante en el que no había córners y en el que, evidentemente, resultaba más normal jugar por dentro que por fuera. “Esto cambia mi rol como entrenador por completo. No quiero ser aquél que en cada pelotazo haga sonar su silbato y grite: “No, cuantas veces te he dicho que debes jugar en diagonal…”. Eso no es lo que quiero ser. No lleva a nada, corto el campo y los jugadores se verán obligados a hacerlo diferente. Puedo observarlo, ver como puede mejorar y ayudarlo, soy su apoyo, de la otra manera sería su crítico y el que le dice que nunca hace las cosas bien”, reflexionaba Tuchel. Una lectura inteligente y hábil que iba dirigida a favorecer el pensamiento lateral de todo el equipo y que, como confirman los datos y se vio sobre el campo, consiguió el objetivo deseado.

De algo no hay duda: el Borussia Dortmund va a tener el sello de Thomas Tuchel.

“Un equipo debe ser aplicado, humilde, valiente, franco y persistente. Ahora es mi responsabilidad crear ese ambiente en Dortmund. ¿Cómo? En el campo de entrenamiento, ya que el tiempo que se pasa ahí es el más importante”, comentaba hace unas semanas el nuevo entrenador del Borussia. El coherente sucesor de Jürgen Klopp. “El Dortmund es un sinónimo de fútbol de ataque. Estoy muy cómodo con eso. Vamos a presionar mucho en ataque y a jugar con un fútbol ofensivo. Esto es algo de lo que disfruto, y también lo hacen los aficionados”, seguía explicando con más detalles. Juegue como juegue, cuesta encontrar a una persona tan consciente y, a la vez, tan preparada para acometer el reto de sustituir a alguien insustituible. Contaba Martí Perarnau que, de momento, su BvB ya está probando varias cosas nuevas: 4-1-3-2 como sistema, mucha concentración interior, más control y menos vértigo. Convicción, valentía y ambición para “escribir su propio capítulo” en el Borussia desde luego no le va a faltar. A fin de cuentas él es una persona que, para simplemente probar su propia valía, decidió graduarse en Administración y Dirección de Empresas. Un profesional amante de todos los deportes que busca y encuentra inspiración en aquellas grandes estrellas que, como Michael Jordan, nunca se conformaron con lo que ya habían ganado. Un entrenador que, aunque no sonría tanto, va a tratar de provocar más alegrías que Klopp, el loco más genial de la historia de Dortmund. Ese es Thomas Tuchel.

···


···

HAZ CLICK AQUÍ PARA VER TODAS LAS COLECCIONES DE
– ORIGEN | ECOS –

···


30 comentarios

  • Tyrion 21 julio, 2015

    Miguel Quintana es un periodista magnífico.

    Respond
  • @SharkGutierrez 21 julio, 2015

    Primero que nada, darte las felicitaciones. Los que seguimos con devoción la Bundesliga, llevamos hablando de Tuchel desde hace tiempo. Un tipo flexible y adaptable como lo fue el Mainz de esa época. No nos olvidemos de que el equipo era y es pequeño, sobrevive en la zona media-baja de la Bundesliga y clasificarse para Europa es un lujo (no han pasado de la 2º ronda en sus participaciones).

    Como dices, se trata de una evolución natural de Klopp. Es un entrenador más metódico, que aprende de todo y todos. La influencia del mítico Hermann que subió a un inaudito Ulm (Ulm cercano a Stuttgart) y la filosofía del juego asociativo-ofensivo de Ragnick, marcaron muchísimo su carrera. También es cierto que, en un recién ascendido como el Mainz cuando lo cogió él, siempre ha sido relativamente cómodo trabajar. Cómodo por el ambiente: el Mainz siempre ha sido un club bastante familiar, dentro de lo profesional. El equipo se contagia un poco del carácter alegre que siempre ha tenido la ciudad; una urbe separada por el río Meno de Frankfurt y el estado de Hesse. Ambos son vecinos y rivales acerrimos. No sólo es alegría, sino que conserva ese romanticismo germano de épocas medievales. La gente es bastante cordial y servicial, además de ser uno de los principales productores de vino de toda la nación.

    Es importante destacar qué jugadores han salido de Mainz bajo la batuta de Tuchel. Hablas de Schürrle (canterano, además) y Kirchoff (cuyas lesiones han condicionado su carrera). Pero es que el Mainz ha "rescatado" a jugadores como Okazaki, Choupo-Moting, Nicolai Müller o mi favorito: Johannes Geis. Se ha movido de forma algo aleatoria, pero ajustada a la realidad de su equipo -en lo que a materia de fichajes se refiere- y la comunión que ha habido entre el equipo, la afición, la ciudad y la gente es bastante positiva.

    Tácticamente es flexible y se adapta al contexto que le ofrece al rival. Hizo del Coface Arena un fortín, donde los "Goliath" de la Bundesliga se iban de rodillas y suplicando clemencia. Para el Bayern, sin ir más lejos, ha sido uno de los campos más complicados de conquistar. Sin embargo, y a pesar de esa flexibilidad táctica, los ejercicios que citas demuestran que él quiere tener la pelota y mandar en los espacios cortos. Más que en los largos. Y eso, en Maguncia es bastante valiente, lo que le costó también una temporada en la zona media-baja. En ese momento se vivía un cambio en la portería y centrales, y los jugadores que vinieron, o bien no rindieron, o bien no encajaban demasiado en la idea. Valiente y consecuente.

    En Dortmund avisan de que no quieren ser catalogados como "el gran rival de la Bundesliga". Digamos que esa responsabilidad se la han dejado a Leverkusen y Wolfsburgo, especialmente. Comentando Zorc y Watzke que el objetivo es "meterse en Liga de Campeones". Si además de eso, es capaz de doblegar al correoso Favre, al equipazo (en nombres) que está formando el Leverkusen y al Bayern, podremos volver a ver algo bonito y digno de ver por Europa League y en la Bundesliga.

    En materia de fichajes, cabe destacar la influencia en la mejora que tiene de los medioscentros. El casi de Geis (capitán en la sub-21) es uno de ellos. Tuchel conoce bastante bien el mercado de la 2º división y ha sacado petróleo de equipos que han descendido (como es el caso de Johannes) o de jugadores que se les queda pequeño el equipo, o tienen un rendimiento bastante pobre. El Dortmund ha fichado a Bürki, Castro y Weigl, ojo a este chico porque no parte en ninguna de las quinielas para ser titular y tiene una proyección bastante buena. El meta suizo es bastante mejor guardameta que sucumbió a la realidad de un Friburgo que se fue metieron poco a poco en la dinámica del descenso. Salvo movimientos de salida, el Dortmund es probable que no fiche a nadie más. Muchos verán esto como una desventaja, pero yo creo que habrá algún que otro movimiento de fichajes, pero no será excesivamente provechoso, ni habrán grandes cambios (más allá de los ya hechos), me temo.

    El año pasado escribía una breve nota sobre Tuchel: http://www.kaisermagazine.com/blog/el-mainz-de-th… (Nada tan extenso como esto, pero para que os hagáis un poco a la idea de quién es él).

    Respond
  • plaentxi 21 julio, 2015

    Impresionante artículo. Tan bueno que me ha despertado el interés de seguir la bundesliga.

    Respond
  • Abel Rojas 21 julio, 2015

    Yo no termino de entender por qué Quintana y Shark ven en Tuchel una evolución de Klopp. En principio detecta bastantes diferencias, tanto tácticas como estilísticas. Solo a tenor de lo que decís, ojo, porque yo no he podido seguir al Mainz. Pero la idea que sobrevuela en cada línea que leo sobre Tuchel es la de control, mientras que la de Klopp es aplastamiento por intensidad.

    De hecho, e insisto que a tenor de lo que decís, a mí lo que me recuerda es al cambio de Ancelotti por Mourinho que hizo el Madrid. Salvando las diferencias porque Tuchel parece más intervencionista y menos libertino que el italiano en materia táctica.

    Respond
  • @migquintana 21 julio, 2015

    Se me quedó en el aire una anécdota que no supe cómo meter, así que lo dejé para comentarios.

    Después de aquella magnífica temporada 2010-2011 en la que se consiguió la clasificación para la previa de la Europa League, el Mainz 05 cayó ante el Gaz Metan rumano y no pudo entrar en competición. No era lo esperado, evidentemente. Fue una gran decepción para todos. Así que Thomas Tuchel, que como comento es un apasionado del deporte y le encantan leer biografías de grandes estrellas como Michel Jordan o Tiger Woods, recordó aquello que en su día dijo el 23 sobre el éxito y el fracaso: "He fallado más de 9000 lanzamientos en mi carrera. He perdido 300 partidos. 26 veces confiaron en mí para tener el tiro ganador y fallé. He fallado una y otra y otra vez en mi vida. Y por eso he tenido éxito".

    @Tyrion & @plaentxi

    Gracias chicos. Disfruté mucho escribiéndolo.

    @Shark Gutiérrez

    Muy interesante todo lo comentado, Shark.

    No he podido ver aún a Weigl, pero también he leído cosas muy positivas. Parece que es un fijo para Tuchel, que como bien dices también ha destacado como formador de talento y como reconductor de carreras. En especial, tengo muchas ganas de ver lo que hace y lo que consigue con Shinji Kagawa. Así, como termómetro.

    Respond
  • @migquintana 21 julio, 2015

    @Abel Rojas

    Eso es una evolución, ¿no?

    Pero ojo, yo no hablo de Tuchel como una evolución de Klopp. Como digo en el texto, me parece un entrenador que en su filosofía recoge las grandes corrientes estilísticas alemanas del momento: la intensidad, la presión, el toque, el control… Y le añade un punto bastante pragmático que necesitaba en Mainz, pues no podía plantear el mismo fútbol que en un Borussia Dortmund. A partir de ahí, habrá que ver. Lo que sí es natural y coherente es que Tuchel sustituya a Klopp en Dortmund. Precisamente por eso: porque, aunque ambos abracen algunas ideas comunes, Tuchel por lo que ha destacado es por ser bastante flexible, lo que muchas veces en Alemania se le ha echado en falta a Jürgen.

    Anyway, lo importante es Dortmund. Y parece que Tuchel era lo que necesitaba este proyecto.

    Respond
  • @SharkGutierrez 21 julio, 2015

    @Abel

    Yo le veo una evolución de Klopp precisamente por eso: porque quiere más control sobre lo que pasa en el partido. Controlar lo que pasa con el balón. Klopp sabía controlar los partidos cuando no tenía la pelota, pero cuando lo tenía se le veía algo insuficiente o corto. También es porque el Dortmund no sabía jugar a bajas pulsaciones.

    Sin embargo, yo le veo similitudes porque Tuchel no siempre ha podido "tener el control" y el fútbol practicado en Mainz se parece más en ejecución al del Dortmund de Klopp, que al control que realmente él quiere. Digamos que ha tenido más futbolistas para jugar "a ser Kloppp" que para "jugar a ser Pep". Luego, las similitudes futbolísticas son muchas cuando Tuchel decide tener un bloque más bajo, pero figuras de presión constante (gegenpressing), en su primera línea (generalmente son 3, el 3º suele ser uno de los que más pegados a la banda esté) y hace difícil salir en corto al rival, hace que la arriesgue más. Esos balones frontales y segundos rechaces los usa para salir como balas a la contra (algo muy de Klopp), como por ejemplo demostró en la 13-14, teniendo a un "quaterback" de buen pie como Geis: http://estadioleiva.com/ligas-europeas/alemania/3

    Es una evolución lógica, porque tiene cosas de Klopp, pero al mismo tiempo tiene su sello personal, algo que debería hacer evolucionar al Dortmund. A saber vivir en ritmos mucho más pausados, puesto que jugadores como Gündogan-Reus-Kagawa (carril central) o laterales profundos como Pisczsek o Schmelzer, te dan muchas soluciones por fuera.

    @Quintana

    A Weigl he podido verle con las inferiores de Alemania. Es un chico que lo hace todo de manera muy sencilla, muy fácil. Suele estar bastante bien colocado en el campo; su toque o salida de pelota es bastante aseada y no es un jugador eminentemente ofensivo. Es un tipo de futbolista parecido a Geis (al que todo el mundo, servidor incluido, en Dortmund y ha terminado marchándose al vecino de enfrente), pero con más planta y peor pie en largo. Se caracteriza mucho por ser más eficiente que plástico, pero está bastante bien dotado para el quite.Obviamente, tan solo tiene 20 años, pero su madurez a la hora de jugar, hace parecer que tenga más edad.

    Respond
  • @David_Mata_Ecos 21 julio, 2015

    @migquintana

    Una metáfora correcta sería decir que es Klopp proponía acrobacia sin red y pirueta suicidada, mientras que Tuchel pondrá red, pirueta menos extrema pero más variedad de pirueta?

    Respond
  • elfutbolero 21 julio, 2015

    Me desvío ligeramente del tema.

    ¿Qué papel puede tener el recién fichado Castro en el nuevo Borussia de Tuchel? El ex del Bayer, a pesar de su origen latino, me ha parecido un centrocampista alemán prototípico: poco elegante pero muy efectivo, con carácter y fondo físico para cubrir una parcela grande de terreno de juego. Ademas, la temporada siguiente cumplirá nada más menos que trescientas participaciones en la Bundesliga.

    Teniendo en cuenta que la posibilidad de un trivote en el centro del campo se antoja complicada, ¿apostará el nuevo DT por un ofensivo Gündogan-Castro en el medio, o decidirá guarecerse más incluyendo a Bender como acompañante de uno de los dos?

    Para acabar, ¿veis alguna posibilidad (por pequeña que sea) de que a corto o medio plazo el Borussia recupere el título de campeón?

    ¡¡que mono de fútbol por Dios!!!

    Respond
  • @migquintana 21 julio, 2015

    Correcto, David.

    Al menos eso es lo que ha venido demostrando y lo que insinúa con su discurso. Su presión seguirá siendo alta e intensa, pero seguramente ni sea tan extrema ni tan continuada en el tiempo. Sin ni mucho menos ser lo opuesto, porque no lo es, Tuchel es un técnico que asume menos riesgos -y por ende no gana tanto botín-. Y, como comentaba Martí Perarnau en el texto que cito, el Dortmund con el bávaro seguirá jugando rápido, ofensivo y vertical con el balón, pero a buen seguro no tanto como ese eléctrico BvB 2011-2013 de Klopp. Será un equipo con cierto matices de control en ambas direcciones del juego, lo que personalmente considero un acierto a estas alturas del proyecto y ya sin algunas piezas claves.

    @elfutbolero

    El Bayern Munich es un equipo hegemónico, pero a mí los proyectos de Wolfsburgo, M’Gladbach, Leverkusen y Dortmund me parecen muy interesantes. Si bajan mínimamente el nivel, ahí van a estar. Este año sí que sí. O eso es lo que espero.

    En cuanto a Castro… habrá que ver. A mí es un jugador que me pega mucho con Tuchel, aunque yo diría que tiene más pausa y toque del que tú le asignas. Leí en algún blog que el alemán podía optar por poner a Gonzalo de lateral, como hace unos años, pero yo creo que lo va a utilizar como elemento de control en la medular. Veremos cómo, eso sí.

    Respond
  • @Shyestnadtzat 21 julio, 2015

    Me encantan estos artículos. Muy buen trabajo de Miguel Quintana.

    Respond
  • @SharkGutierrez 21 julio, 2015

    @elfutbolero @Quintana

    Pues a mi Castro me parece un jugador de despliegue, un jugador de banda que da apoyos al carril exterior y mucha profundidad-llegada debido a su pasado reciente como lateral. En los últimos tiempos, tanto Hyypia como Schmidt han intentado buscar en él a un centrocampista, a mi juicio sin demasiado éxito. Juega a altas revoluciones en el medio y no es muy efectivo a la hora de tomar decisiones, suele precipitarse. Sin embargo, como jugador de banda me parece mucho más recomendable. Más sacrificado y eficiente.

    Respondiendo a la pregunta, yo creo que viendo como a Tuchel le gusta el control, un "trivote" es factible. Si acudimos a su pasado más reciente, su dibujo podría aproximarse al 4-2-3-1 o el 4-1-4-1, con laterales profundos y un mediocentro que guarde más la posición, dos interiores de perfiles diferentes para ver más momentos de pausa y unas bandas incisivas, que saquen mucho partido del fuera-dentro.

    Respecto al Bayern y sus posibilidades de ser campeón: el porcentaje es bastante alto, pero creo que menos alto con respecto a otras temporadas. Cada "x" tiempo el Bayern baja el listón en Bundesliga; viendo como no está llegando la Champions League y suponiendo que es el trofeo que le falta a Guardiola con los muniqueses, no sería extraño ver algún bajón (adicional) de juego en la Bundesliga. Equipos como Wolfsburg, Leverkusen, Gladbach y Dortmund son la segunda línea de fuego, pero especialmente el Dortmund se ha querido alejar de esa imagen "alternativa al titulo" que ha llevado estos años sobre su espalda. Esa mochila pesa mucho y está mucho más preparado para llevarla el Wolfsburgo en esta temporada,

    Respond
  • roberpd22 21 julio, 2015

    Sublime @migquintana. Como fuel seguidor de Bundesliga, tengo muchísimas ganas de ver lo que es capaz de hacer Tuchel con este Dortmund. Curiosísima la anécdota del campo en forma de diamante para fortalecer el juego interior.

    Respond
  • jose p 21 julio, 2015

    Interesante lo del 4-1-4-1 que ha estado probando Tuchel, sin embargo, contra el Bochum, en el último amistoso, formo en 4-4-2 con rombo en el centro del campo que comenta Quintana, un sistema difícil de ver desde los 90, pero más adaptable a formar arriba con Reus-Aubameyang que son las principales referencias ofensivas del Dortmund. Lo de jugar por dentro, con la actual plantilla del Borussia, parece casi una obligación con Gundogan, Castro, Mykhitarian, Hoffman o Kagawa. Repasando el bloque, si no se producen salidas en Agosto, es muy interesante aunque será necesario un paso adelante de Ramos o el fichaje de algún otro hombre gol.

    Respond
  • hola1 21 julio, 2015

    Ganas de ver este Dortmund y vaya maravilla de articulo.

    Respond
  • @migquintana 21 julio, 2015

    Gracias chicos! Ya sabéis que con estos artículos me los paso como un enano.

    ¿Alguna sugerencia de cara al futuro? Personalmente tengo el nombre de un entrenador italiano en el horizonte, pero toda historia que os resulte interesante de alguien en particular es leña para el tren de Ecos. ^^

    @jose p

    Me creo más la prueba del 4-4-2 en rombo (4-1-3-2) que la del 4-1-4-1, de ahí que sólo haya reflejado este último partido. Como tú dices, uno repasa la plantilla del Dortmund y la filosofía de Tuchel… y le encaja un juego muy interior con Reus+Aubameyang arriba, un sólo mediocentro y tres centrocampistas de tendencia interior que bien podían ser Gundogan, Castro y Kagawa/Mykhitarian. Y ojo a Kevin Kampl también, que me pega mucho.

    @roberpd22

    A mí me pareció flipante, la verdad.

    Sobre todo porque le describe perfectamente como técnico. Porque alguien que decide tomar esa decisión, ha tenido que llevar a cabo un proceso racional bastante particular. En este caso, sin dogmas, práctico y muy ilustrativo para el jugador.

    Respond
  • Jesus 21 julio, 2015

    Excelente trabajo Quintana!

    La ilusion que genera la Busdenliga con estos proyectos tan interesantes tiene mucho que ver con el perfil de los entrenadores… es que sin ser una liga de tantas figuras mediaticas, pero en base a proyectos serios, largoplacistas, trabajando desde la base y que luego cuentan con la sintonia de la direccion deportiva con los entrenadores, es que podemos ver "relevos naturales" como el de Tuchel por Klopp.

    En este sentido veo paralelismos con algunos proyectos de La Liga, pero cuando se observa "equipos grandes" de otras ligas se nota que le ha faltado esta direccionalidad. Clubes como el Manchester City, El Milan, Inter, el Liverpool, y en cierta medida El ManU…

    Como sugerencia me gustaria conocer los perfiles de tres entrenadores que estrenan ciclo en nuevos equipos en la Serie A, como Paulo Sousa de la Fiorentina, Maruizio Sarri de Napoles, y Siniša Mihajlović del Milan…

    Respond
  • @amh506 21 julio, 2015

    @migquintana

    ¿Qué te parece hacer uno sobre Sarri y de como va a ser el Nápoles? Hace poco leí un artículo de Sphera Spoorts sobre del y de su buen trabajo en el Empoli y me pareció un entrenador bastante curioso. Aquí dejo el enlace:
    http://www.spherasports.com/de-empleado-de-banca-

    Es mi primer comentario tras años leyéndolos y aprendiendo una barbaridad sobre este deporte con ustedes, por lo que gracias y seguid así.
    Espero que con este comentario me anime y comente más regularmente jajaja

    Respond
  • hola1 21 julio, 2015

    @migquintana

    Uno de Marcelo Gallardo no vendria nada mal.

    Respond
  • Jesus 21 julio, 2015

    Aunque los que me gustaria leer son articulos de Ferreira Carrasco, Vietto, Jackson Martinez, Konoplyanka, Danilo Barbosa, Dybala y Angel Correa, pero claro, todo llega a su debido momento… 😉

    Respond
  • javimgol 21 julio, 2015

    Felicidades por el artículo. Se nota el esfuerzo que hay detrás.

    Respond
  • @Shyestnadtzat 21 julio, 2015

    @migquintana
    Personalmente, un artículo de Benítez me gustaría mucho. Así podemos hacernos una idea más profunda de lo que es y significa su figura y cómo podría encajar en un club como el Real Madrid.

    Respond
  • @AntonioGil7 21 julio, 2015

    Fantástico, Quintana. Y muy de acuerdo en que era el hombre que necesitaba el Dortmund.

    En los amistosos ya se está viendo esa importancia que le quiere dar al carril central. Si algo podemos sacar claro como uno de los primeros cambios es que quiere un mediocentro (Bender o Weigl) acompañado de dos interiores. Creo que Bender partirá como titular, pero comparto la buena impresión de Shark con Weigl. Habiéndole visto en estos amistosos y con la sub-20 alemana, suele ofrecer línea de pase, juega fácil y rara vez la pierde, pero también puede superar una línea con pases rasos. Sin balón, por ahora me ha parecido más apto para recuperar rápido en campo contrario, donde suele compensar su falta de músculo con colocación, que para protegerse en campo propio, aunque es cierto que en esta situación le he visto menos. En cuanto a los interiores, veo a Gündoğan más ligero físicamente y a Mkhitaryan más cómodo que en la banda.

    Por delante también se percibe la predilección por el centro. Tanto en Japón con un delantero y dos jugadores abiertos pero que juegan más por dentro como en Bochum con un mediapunta y dos atacantes centrales, la banda queda para los laterales. Si finalmente Tuchel acaba considerándolo más como lateral, hay que tener un ojo sobre Dudziak. Tiene una tendencia ofensiva, una técnica y un juego interior destacados para ser un lateral. Aunque precisamente esto puede ser lo que le haga jugar más adelantado, pues el propio Tuchel ha alabado su finalización. Y una novedad que me ha sorprendido es Bürki, que no lo tenía controlado. Es un apoyo más con balón y ha demostrado poder ponerle el balón a un compañero en la mitad de campo rival.

    Sobre sugerencias, yo tengo muchas ganas de ver qué hacen Sarri, Bilić y Hervé Renard, que además si no me equivoco es el único cambio este verano en los banquillo de la Ligue 1.

    Respond
  • @migquintana 21 julio, 2015

    @Jesus

    Poco a poco irán saliendo contenidos sobre la mayoría de esos jugadores. De hecho, el comienzo de la próxima semana se lo dedicaremos a tres de ellos y al interesante verano que está viviendo el Atlético de Madrid!

    @amh506

    Bienvenido de forma activa entonces!

    Hay varios nombres interesantes en el Calcio. Seguramente allí estarán los siguientes protagonistas de este tipo de artículos, aunque debo decir que a mí el que más me atrae de primeras es Stefano Pioli de la Lazio.

    @hola1

    Apuntado queda! Hoy, precisamente, el crack de Martín Castiñeira escribió de Gallardo.
    http://www.marcadorint.com/copa-libertadores/gall

    Respond
  • @migquintana 21 julio, 2015

    @Shyestnadtzat

    El tema del Real Madrid y Rafa Benítez aún vamos a esperar para ver cómo avanza todo. Ahora mismo creemos que dedicarle un reportaje no sólo no podría ser todo lo completo que queremos sino que, incluso, podría quedar desfasado a los 15 días. Pero desde luego que vamos a cubrir este tema de forma especial. Garantizado.

    @AntonioGil7

    Habrá que estar muy atentos a la nueva hornada del Borussia Dortmund. Y también a los jugadores que han finalizado el proyecto de Klopp bastante tocados, como ambos centrales y como Gundogan. Ellos tres son 5 de los jugadores más importantes del Borussia… y Thomas Tuchel les va a necesitar al nivel que pueden dar.

    Respond
  • @AntonioGil7 21 julio, 2015

    @migquintana

    Con Hummels creo que dependerá de que pueda mantenerse sano. Subotić es el que me genera más dudas porque no ha vuelto a rendir después de la lesión, pero Hummels lo necesita porque aunque creo que Sokratis ha sido el más regular de los tres en los últimos dos años no lo complementa como el serbio. Y justo ha sido salir el texto y el BVB ha dejado los mejores minutos de la pretemporada, y sin Gündoğan, pero hay que verlo en una circulación como la de hoy y con Weigl al lado, que juega más rápido que Bender.

    Respond
  • @Joanbarriach 21 julio, 2015

    @MigQuintana

    Gracias por el artículo. Se agradece el escribir y documentarse bien para ello. Good job 😉

    @Tuchel en el Mainz

    A mí su equipo me parecía por encima de todo vitalista y con personalidad. Pasaron, con él, de ser un club ascensor a mantenerse regularmente en la Bundesliga y participar incluso en dos previas de la EL (quedaron eliminados en ambas ocasiones) pero en cualquier caso era en un verano en el que sus principales estrellas eran vendidas y tenía que recomponer su equipo para competir la temporada siguiente.

    De ahí que sea destacable su capacidad de adaptarse a las circunstancias que le rodeaban en su club y ser capaz de montar un Mainz muy parecido al BVB de Klopp en sus mejores momentos a otro mucho más conservador, cerebral y cínico.

    @Tuchel en Dortmund

    Curiosamente este año el equipo no ha vendido (esperemos que así se mantenga) a ninguno de sus puntales (Hummels-Ilkay-Reus y Aubameyang) y podrá trabajar con la base que le dejó Klopp, pero se enfrentará a una necesidad de dotar al equipo un ataque posicional eficiente y mejorar la dramática transición-fase defensiva, que ha llegado a ser anticompetitiva y grotesca por momentos. Trabajo va a tener si quiere volver a situar al BVB en la CL.

    Respond
  • pablo trilles 21 julio, 2015

    Excelente trabajo,da gusto leer esto.
    Yo creo que en el mejor Dortmund de Klopp era imporatantisimo la figura de Gundogan.Si Gundogan logra recuperar la forma de antes de sus numerosas lesiones el dortmund atacara mejor en estatico.

    Respond
  • Larios84 23 julio, 2015

    Mucha variedad en el centro del campo, a ver si Kuba se recupera del todo, porque creo que es otro jugador que puede aportar mucho en este nuevo Dortmund.

    Una lástima lo de Sahin, como se cayo ese mejor jugador Bundesliga 2010/2011, tanto por físico como mentalmente. Esperemos que Gundogan vaya recuperando sensaciones y vuelva a ser lo que fue hace un par de años, mejorado por la experiencia de ese año y pico que se paso sin jugar.

    Creo que se queda como se ha comentado ya algo corto ofensivamente, ya que Reus debería tener un ritmo goleador a lo Cristiano para poder compensar, ya que Aubameyang, pese a su buen año, no lo veo como killer referencia de un equipo que quiera aspirar a todo en Alemania.

    Genial artículo MIguel, ganas de ver la evolución de este Borussia Dortmund, dirigido por Tuchel tras la Era Klopp.

    Respond
  • […] Extracto de artículo (ecosdelbalón) explicando la modificación del terreno de juego propuesta por… […]

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.