La Copa de los tres reyes | Ecos del Balón

La Copa de los tres reyes


La Final de la Copa del Rey tuvo forma de película desde la primera de sus escenas. Y menudo guion; su originalidad alcanzó tal punto que bajó las defensas del espectador y consiguió sorprenderle de lleno pese a presentarle el desenlace previsible, el de un Barça campeón. Gerard Piqué y Andrés Iniesta, en algo parecido, si no equivalente, a las mejores actuaciones de su carrera, lideraron una resistencia que valió un título sin precedente: aunque resolvió Messi, ayer no ganó su Barcelona. Ganó el de Luis Enrique.

El arranque desveló que el asturiano sigue en modo ajustador. Sabedor de que la baja de N´Zonzi implicaría la titularidad de Iborra y de su más que probable localización como mediapunta por detrás de Gameiro, desvió la posición de Busquets hacia el perfil derecho de su sistema. Así fijó una vía de salida lateral que, además, cobraría un valor muy interesante a la hora de bloquear el contragolpe del Sevilla en ese sector, por el que más peligro causa. La lectura fue tan acertada que el fútbol la bendijo con una consecuencia poderosa, la regular aparición de Leo en el compás inaugural. Sin embargo, entonces, el “10” produjo y condicionó bastante poco. En parte por el rival y, sobre todo, por él y sus compañeros.

El Sevilla se mostró mucho más grande como club deportivo que como equipo de fútbol.

El Sevilla, por su parte, se mostró como un adversario de altura. No por su fútbol -el estándar de la Final fue muy discreto en ambos conjuntos-, pero sí por su condición de competidor de finales, que adquiere un relieve colosal cuando se logra aplicar contra el gran campeón de la Europa moderna. Actuó desde la convicción, se atrevió a mostrar sus cualidades y eso fue suficiente para ir generando ventajas. Banega se sentía muy cómodo en el carril central, y para atacar, rentabilizaba una superioridad numérica en los costados que, según la pizarra, no debía darse pero que en la práctica sí se produjo: Escudero y Vitolo, así como Mariano y Coke, creaban peligro concreto cada vez que se daban entre ellos un pase aparentemente simple, el paralelo a la línea de banda. Ni Alba ni Alves recibían más ayudas que las de Busquets, Piqué y Mascherano, y como ellos eran los guardianes del centro y debían ausentarse en el mismo, la estabilidad táctica se resintió. Esto conllevó tensión, esta llevó a los errores y uno de ellos, el más importante, se saldó con la expulsión del superado Jefecito.

Antes de proseguir, debe especificarse una constante de este tramo: Neymar JR intentándolo sin éxito pero sin descanso. Resulta difícil que un hombre de su talento se muestre tan desacertado como él anoche, pero el hecho de que no perdiera persistencia condicionó el choque como luego se desvelará.

El Barcelona salió del descanso con un jugador menos frente a un Sevilla que derrochaba autoestima porque, aunque no había hecho nada brillante, se había sentido superior. Y en dicho contexto,Piqué, defendiendo en espacios cortos, es una pieza de juego perfecto ambos entrenadores tomaron nuevas decisiones. Luis Enrique optó por un repliegue moderado formando un 4-4-1 en el que Messi y Neymar tapaban las bandas y Luis Suárez se erigía como esperanza contragolpeadora. En cuanto a Emery, se atrevió a aceptar el reto de asumir la posesión y defender a la MSN en campo abierto. En los 10 minutos que transcurrieron de este modo, la dinámica consistió en una conexión bastante barata entre Escudero y Vitolo que disponía al canario en un uno para uno contra Dani Alves. Esto comenzó a disparar, más si cabía, el rendimiento del titánico Piqué. Fue impactante confirmar lo que se preveía pero no se había demostrado: Gerard es, quizá, el central más dominante de esta década… a pesar de que su equipo, estilísticamente, no le favorece. El modelo que más realza sus virtudes es el afín a Simeone. ¿Cuántos goles encajaría el Atlético con este hombre al lado de Godín?

La lesión de Luis Suárez hizo que el partido dependiera casi en exclusividad del Sevilla FC.

Sin tiempo para que esta fase evolucionase en los unos y en los otros, Luis Suárez cayó lesionado. La baja era morrocotuda, el Barcelona había fiado su ofensiva a pillar un contraataque y se había quedado sin su delantero más profundo. Luis Enrique lo suplió con Rafinha, que se situó en la derecha y trasladó a Messi hacia la posición de “9”, lo cual, por un lado, taponó mucho mejor el sector de Vitolo pero, por el otro, convirtió a los azulgranas en un equipo inofensivo. Su única opción goleadora dependía de que el Sevilla se pegase un tiro en el pie. Por capacidad propia, no podía crear ocasiones. Aunque el resultado definitivo invite al elogio azulgrana, y mucho más atendiendo al esfuerzo de sus futbolistas, no se pueden extraer lecturas positivas de esta circunstancia puntual. Con los jugadores del Barça, aunque se sufra inferioridad numérica, algo se tiene que hacer mal para que, en virtud del juego, sea imposible marcar gol.

Pero Piqué e Iniesta se estaban saliendo y aquello iba a tener impacto. Ambos empezaron a dominar la mente de los hispalenses. En este sentido, el Sevilla fue víctima de su propia grandeza,Iniesta regeneró con su propio oxígeno la respiración del Barça le castigó el hecho de sentirse obligado a ganar a un equipo que, aun reducido por los acontecimientos, le superaba por muchísimo en potencial. Entre despejes del central de Cataluña y escapismos del mago de La Mancha, los minutos se esfumaban con velocidad, frustraban a los de Emery y les arrebataron lo único que mostraron, su ímpetu. Se notó hasta en la grada, que de repente extravió su acento andaluz. Y contagiado por esa ansiedad, Unai introdujo en el césped a un futbolista que, aunque resultase fatal a posteriori, debía estar en él, el extremo Konoplyanka. Y justo en este momento, hay que recordar que Neymar nunca se rindió. Su personalidad obtendría recompensa.

El sacrificado por el entrenador vasco fue el lateral Mariano, lo que provocó una serie de permutas que bajó a Coke a la defensa y mandó a Vitolo a la derecha. Aunque Alba no estaba subiendo demasiado, el trabajo defensivo de Coke como extremo había sido relevante; había dificultado y empeorado las recepciones de Neymar. Por su parte, Mariano, exultante de energía, se lo había comido partiendo de esa ventaja. Sin lo uno ni lo otro, la joven estrella del Barcelona comenzó a crecer y a suponer, por fin, una amenaza ofensiva culé. Y en cuanto llegó lo único que tenía que evitar el Sevilla, un fallo no forzado, lo castigó. La resistencia de Piqué e Iniesta, así como el malogrado ataque de los andaluces, desembocaron en aquello que más podía alterar la contienda general: la expulsión de Ever Banega. Sin quien, en 30 minutos menos de juego, tocó la pelota 28 veces más que Iniesta, el Sevilla perdió su coherencia. No fue quedarse con 10. Fue quedarse sin el argentino, sin su capacidad de pensamiento.

Messi apareció para decidir con dos asistencias tras el trabajo de Iniesta y Piqué.

El golpe se exhibió con gravedad y Emery no consiguió suavizarlo; sus chicos entraron en la prórroga sin saber muy bien qué hacer. Y en un contexto de perfil indefinido, quien posee más calidad suele salir vencedor. Leo Messi, cuyo impacto en el juego en sí fue el menor que se le recuerda en una Final -incluso podría esgrimirse que su falta de explosividad condenó a su equipo cuando le puso como “9”-, patentó su condición de jugador imposible e hizo lo que, al fin y al cabo, da y quita los títulos: generar los goles. No en el mismo grado de exuberancia, porque Piqué e Iniesta son sublimes, pero actuaciones del perfil de las de Gerard y Andrés, contra el FC Barcelona, se han visto varias en el último lustro. En el afán de poner en valor sus extraordinarias aportaciones no se puede obviar que fue Lionel, a medio gas, quien volvió a representar la diferencia.

Pero se insiste en lo del principio: esta vez no fue el inicio y el final, su juego no cimentó la estructura que invitó al resto a colaborar implicándose, anoche Messi no ejerció de eje vertebrador de un equipo de fútbol. El Barcelona no contó con esa ventaja. De ahí que el trabajo de Luis Enrique cobrase una relevancia superior. La capacidad para mantener la concentración sin la posesión, el posicionamiento sin la misma, el aguantar sufriendo a la espera de la oportunidad, el cuidado extremo de los pequeños detalles… Hace dos años, un asturiano entró en el vestuario más galardonado del fútbol y dijo, sin decirlo, que no eran lo que fueron, que lo especial ya no funcionaba, que debían emplear los métodos de los demás para volver a poder ganar como antes. Anoche, los jugadores que quizá se sorprendieron en principio, en lugar de apoderarse del balón y jugar a las peligrosas cuatro esquinas como hubieran hecho entonces, se comportaron como el más mundano de los equipos para cosechar un éxito extraordinario. No se pretende situar lo uno por encima de lo otro ni tampoco lo contrario, sinoestablecer con claridad que la autoría de la obra quedó reflejada como nunca. Luis Enrique, más allá de matizar el estilo, ha cambiado la manera en la que se afrontan los problemas. Por eso, desde la normalidad de, por un día, no tener a Messi, y desde la normalidad de, por un día, no evocar a Guardiola, el FC Barcelona ganó la Copa del Rey. Su actual entrenador también ha hecho un gran trabajo, es un factor que, a su modo, se percibe. Él, Iniesta y Piqué fueron los monarcas de este triunfo.


61 comentarios

  • hola1 23 mayo, 2016

    Que anticompetitivo ha sido lo de Konoplyanka. Y lo de Messi bestial, esas dos asistencias fueron brutales. Que opinan de los cambios de Emery y porque creen que no hizo el 3er cambio?

    Respond
  • @RiCuevas 23 mayo, 2016

    La percepción general es que la salida de Mariano fue determinante. No sé si la causa-efecto es tan directa, pero Neymar fue de menos a más, desde luego.

    Por otro lado, lo del de Fuentealbilla es una salvajada. Ya se venía comentando aquí que estaba siendo su mejor temporada, pero es que ayer estuvo pletórico. Qué buena noticia para España, junto con la forma de Piqué

    Respond
  • gansus 23 mayo, 2016

    "en algo parecido, sino equivalente"
    Tal y como está escrito, es "si no", separado. Salvo que quisieras decir "en algo no ya parecido, sino equivalente"
    Creo que quieres decir lo primero. Un saludo

    Respond
  • Jesús 23 mayo, 2016

    Emocionante ayer Piqué, cual gato panza arriba. Sostener así a un equipo es muy meritorio. Ayer fue la perfección defensiva, EL CENTRAL.

    Respond
  • Abel Rojas 23 mayo, 2016

    @ RiCuevas

    A mí me pareció determinante. Creo que el impacto sobre Neymar fue mayúsculo. Fueron demasiados cambios posicionales. Además es que Mariano estaba jugando muy bien. De todas formas, creo que todos entendimos el cambio. No creo que pueda decirse que fuese ilógico.

    Y lo de Iniesta es que yo lo tengo claro: para mí es el partido de su carrera. He visto animaladas de Andrés como todos, recuerdo su prórroga ante Portugal, su Final de Eurocopa contra Italia, su exhibición increíble ante el Bayern, su partido de Copa en el Bernabéu, su descomunal actuación frente al Inter en Liguilla y muchos partidos colosales más. Pero lo de ayer fue una cosa impresionante y creo que más difícil. Que el Barça va muy justo, ¿eh? Que ayer fue más fácil jugar en el Sevilla que en el Barça. Todo lo que hizo tuvo un mérito individual increíble. Todo fue nacimiento, todo fue ventaja propia. Fue un derroche de talento, de madurez y de grandeza… que hacen soñar con la Eurocopa de Francia, francamente. Este Iniesta, con el actual nivel que hay en el fútbol de selecciones, nos convierte clarísimamente en candidatos. Y creo que vamos a ver a este Iniesta.

    @ Hola1

    Porque se arrepintió incluso de hacer los dos que hizo 😛

    Emery no confía en su actual banquillo y lo cierto es que no se le puede recriminar. En los últimos meses ha intentado activar a Llorente en Liga y no ha habido ni un solo motivo para la esperanza. Me duele decirlo, fui fan de este jugador, pero es lo que hay o, al menos, lo que parece haber.

    Respond
  • @migquintana 23 mayo, 2016

    @Jesús

    Sobre todo porque Gerard Piqué fue protagonista en la mejor fase del Sevilla y la peor del Barcelona. No a nivel futbolístico, pero si en cuanto a la posibilidad del 1-0 hispalense se refiere. Entre el 45 y el 60 el Sevilla salió con la intención de ponerse en ventaja. Fue evidente. Es muy Unai Emery. Pero se topó con un Piqué heroico. Qué jugadorazo.

    Respond
  • Fran 23 mayo, 2016

    La lesión de Suárez benefició al Barcelona para mí. No al revés. Con Rafinha el Barça fue más sólido. Messi estaba haciendo daño defensivo al Barça.

    Respond
  • Pepepepete 23 mayo, 2016

    Lo de Iniesta ayer fue increíble. Es el único que daba un respiro al agobio impuesto por los sevillanos. La paraba hacía un giro o un simple amago y rompía línea de presión. Pero creo que además de su clase a eso le ayuda su leyenda y el respeto que impone a sus rivales. Me explico, el gol del mundial entre otros momentos, le ha creado un aura de leyenda que todos respetan.
    Si ayer Neymar empieza a hacer lo que hace Iniesta, lo cosen a patadas. Sin embargo Iniesta, se giraba y lo agarraban pero no recuerdo ni una sóla entrada dura hacia él. Al resto de sus compañeros los sometían a una agresividad, incluso violencia, que no les permitían seguir con el juego.
    A él le respetaron y lo dejaron dominar.
    Os parece o es sólo una impresión mía?

    Respond
  • Abel Rojas 23 mayo, 2016

    @ Jesús

    En una entrevista reciente, Piqué dijo que alguna vez pensó en irse del Barça porque el Barça le exige poco y a él lo que le gusta es sufrir en el campo, que le ataquen. Y claro, en espacios cortos supongo que más aún, aunque eso no lo dijo ^^ Piqué es un grande de la modernidad siempre, pero en ese contexto, es un futbolista de la jerarquía de casi cualquiera y de un grado de perfección… posiblemente único. Porque no le falta nada. Lo tiene absolutamente todo.

    @ Fran

    Te entiendo, pero creo que es un modo quizá un poquito reducido de verlo. Es cierto que el Barça estaba sufriendo en defensa porque Messi no es hombre hoy por hoy para trabajar un 4-4-1 atrás y que con Rafinha ahí el equipo se estabilizó mucho, pero también creo que es verdad que una ocasión del Barça con Suárez al contraataque es bastante más peligrosa que tres o cuatro acercamientos del Sevilla en ataque posicional. Para mí, el Barça salió perdiendo, y mucho, cuando Suárez se lesionó aunque ello provocase una mejora defensiva que fue cierta y de hecho se expone en el texto.

    @ Gansus

    Toda la razón. Thanks.

    Respond
  • fcolmenero94 23 mayo, 2016

    Para mi el punto de inflexión claro fue el cambio de Mariano, justo ahí apareció Neymar. Provocó la expulsión y ahí apareció de nuevo el Barsa en ataque, con toda la prórroga por delante y en igualdad de condiciones. Si además añades que el Sevilla pierde a su referencia organizando el juego y el cansancio arrastrado de Basilea, el resultado de la prórroga es lo que más probabilidad había que ocurriera.

    En resumen, para mi claves en la explicación de este partido Mariano, Banega y Basilea por parte del Sevilla y Piqué, Iniesta y el gen competitivo ganador de algunos de los culés por parte del Barcelona.

    Respond
  • lordcab 23 mayo, 2016

    Yo lo de Iniesta no lo había visto nunca, su superioridad fue aplastante, que barbaridad de partido, se puede jugar al fútbol mejor que el manchego ??? Es el FUTBOL con mayúsculas, que gran noticia para España en la Eurocopa.

    Respond
  • 3-7-0 23 mayo, 2016

    "La lesión de Luis Suárez hizo que el partido dependiera casi en exclusividad del Sevilla FC."
    No estoy del todo de acuerdo con esta afirmación. Si bien el barça perdió esa capacidad de Suarez de hacer un gol con media ocasión, la entrada de Rafinha materializó el 4-4-1 que supuestamente había dibujado tras el descanso, pero que a la práctica era un 4-3-2 porqué Leo difícilmente se alineaba en línea de 4. Durante esos minutos previos a la entrada de rafinha la estructura defensiva del Fcb parecía supergrágil. Por lo menos a partir de ese momento la banda de alves no era una autopista constante del sevilla, y ademas apreciamos la frescura y potencia de piernas propias de un jugador entrado en 2a parte y con poca carga de temporada en general.
    Luego en el 10 para 10 vimos cómo en un campo con muchísimos más espacios los buenos brillan más

    Respond
  • michel 23 mayo, 2016

    Un dato que a la postre considero importante es que gracias a que el Barça tuvo que disputar la liga hasta el final pudo llevarse esta copa de Rey. En otro caso y habiendo ganado la liga con jornadas de antelación dudo que compitieran como compitieron ayer.

    Respond
  • José Luis 23 mayo, 2016

    Si me permitís, mi título tras el partido sería "Se fue Mariano, y mandaron los catalanes". También podría ser el de "Coke da la UEFA y quita la Copa". Este último, también se puede aplicar a Unai Emery, uno de los derrotados del partido de ayer.

    Enhorabuena al Barsa. Ganó como solía el Madrid. Y eso me asusta. A la calidad extrema de sus jugadores, han unido una mentalidad solo conocida en Madrid y Bayern, hasta ahora (o hasta hace un par de años, ya)

    Pd1.: ¿Es coincidencia que la temporada más completa y -con diferencia- más sobresaliente de Iniesta haya coincidido con Xavi fuera de la plantilla del Barsa?

    Pd2.: Cuando se entregan los premios a mejor defensa de la Champions, de la liga o de lo que sea, y no esté Piqué, no le deis importancia a dichos premios. Serán unos premios "bienqueda", pero no serán trofeos basados en el fútbol.

    Respond
  • cenachero 23 mayo, 2016

    tenia preparado un parrafazo sobre lo que hizo ayer iniesta y sobre lo poco que se valora lo que el hace para que salga messi y neymar y sean los heroes pero creo que este video lo explica mejor https://www.youtube.com/watch?v=lsrW5hsGF7w

    Respond
  • danityla 23 mayo, 2016

    Yo compro la importancia de la lesión de Suárez. La mejora defensiva fue clave y les permitió aguantar ante un equipo que, dicho sea de paso, gestionó muy mal su ventaja numérica y no supo cómo atacar al Barça.

    A mí me impresionó mucho más lo de Piqué. Y estuvo cerca de marcar en un par de remates. De verdad ayer lo vi imperial.

    No os da la impresión de que Messi apareció cuando ya no había gasolina en el Sevilla? Esos pases antes los daba ante 11 y con 25 minutos de partido jugado. A mí ayer, siendo lo que es ese jugador, me pareció bastante flojo.

    Respond
  • michel 23 mayo, 2016

    Se puede considerar como el partido donde las decisiones de LE han tenido una transcendencia favorable en el resultado final?
    O sin embargo han sido las malas decisiones (cambio de Konoplyanka, cambio tardío de Llorente u otro) de Emery las que han actuado con más transcendencia final en el resultado?

    Respond
  • cenachero 23 mayo, 2016

    por cierto si el cambio del sevilla hubiera sido konoplyanca por vitolo habria sido mejor ?

    Respond
  • A.S. 23 mayo, 2016

    Coincido, como no podía ser de otra manera, en destacar a Piqué e Iniesta, hasta el punto de que, como apunta Abel, sólo con estos dos al nivel de ayer se puede ganar una Eurocopa. España se va a presentar el mes que viene con varios jugadores con un nivel competitivo extraordinario que a veces se nos olvida y que nos pueden hacer ganar todo… aunque no nos lo creamos.

    Más centrado en el partido de ayer, daba la sensación de que al Barça le salía todo mal y al Sevilla todo bien, pero, a mi juicio, la personalidad de los culés y la pésima gestión desde el banquillo de Unai Emery dieron la vuelta a la situación. Con dos finales jugadas, una de las cuales ganada y otra perdida contra el Barça, parece injusto criticar al entrenador vasco, pero a mi me pareció de las peores direcciones de partido que recuerdo en una final.

    Tanto los movimientos como los no movimientos, explicables o no, le restaron a su equipo. Ya no solo es el cambio de Mariano por Konoplyanka (y la "caida como fichas de dominó" que supuso…), sino que no vi un socio primero y un remplazo después al crack Banega (¿Reyes?) ni un recambio al desfondado Kryzowiak (¿Cristóforo?), ni tampoco vi centros a Llorente cuando entró… Yo entiendo lo que estoy leyendo en los comentarios sobre la falta de confianza en su banquillo pero la final se le fue escapando minuto a minuto y no vi ningún movimiento que aportase a su equipo, lo cual es, creo yo, un "must" en cualquier entrenador de primer nivel (lo siento, Marc Roca).

    Respond
  • @Cmarquez1995 23 mayo, 2016

    La Copa del Rey de Iniesta y Piqué. A mí es que ayer lo del catalán me emocionó al máximo.

    Respond
  • Antonio 23 mayo, 2016

    Hola!
    Pues yo, siendo aficionado del Barça, además de la inmensa alegría que me llevé ayer al ver acabar ganando un partido tan sufrido, he de deciros que estoy muy ilusionado con la Eurocopa después del partido de ayer.
    Iniesta, ayer me hizo creer en España como candidata SERIA al título… Pero es que el rendimiento de Busquets, Jordi Alba y sobretodo Piqué, como habláis casi todos por aquí, me pareció muy bueno (colosal en el caso de Gerard, claro)…
    Pienso en lo que vi ayer, y en un Ramos "serio", con Carvajal o Juanfran, Saúl, Thiago, el Morata "de las grandes citas" (como escribíais el otro día)… Y me apetece mucho la Euro, la verdad…

    Aparte de eso, comparto totalmente contigo, Abel, el mérito de Luís Enrique en el partido de ayer y el tema de los ajustes.
    Gran artículo y gran tertulia en los comentarios, Ecos!!! ^^

    Respond
  • @tommyfg10 23 mayo, 2016

    yo creo que el cambio de Emery de entrar a Konoplyanka es el que tocaba, simplemente que el UKR no ha sanido ser jugador del Sevilla, incluso para mi ese cambio llega tarde, pero Unai no sabe que va a pasar, como siempre: el futbol es de los futbolistas, para mi era perfecto, un jugador de mas, Alves no es un muro ni mucho menos, y Konoplyanka podia hacer un boquete por esa banda… detalle? no supo jugar la final, como tampoco ha podido cogerle el pulso a España. Creo que el Sevilla estuvo cortito de futbol ayer, salvo Banega (que no fue el acabose) el equipo era muy plano, y sin espacios para atacar se vio a Kevin Gameiro y Vitolo muy disminuidos… gran partido de Barcelona, muy serio en defensa, y aprovechandose de que el Sevilla no concreto..y si le das vida a esta gente..se levantan y te matan, y eso fue lo que paso.

    Respond
  • 3-7-0 23 mayo, 2016

    a nadie le sorprendió la entrada de rafinha? Aunque a posteriori me parece un gran acierto, me soprendió muchísimo que no entrara Sergi Roberto

    Respond
  • Sapochoncho 23 mayo, 2016

    Partiendo de que Iniesta ya se tenia ganado un articulo de "Héroes" desde hace tiempo su partido de ayer clamo al cielo por ese articulo, no tengo claro quien seria, con quien se le podría comparar, pero desde luego, para mi, su partido de ayer fue uno de los partidos mas bestias que he visto en un jugador, yo personalmente en el partido (a partir de la expulsión de Mascherano) estaba viendo al Barsa ahogándose, a Pique braceando para no hundirse y a Iniesta consiguiendo aire… solo así se explica que el Barsa llegase con suficiente aire como para que Mesi, Alba y Neymar sacaran al Barsa del agua (cierto es que con la salida de Mariano Emery les enseño donde estaba el puerto…).

    PD: Que pena de lesión de Rafiña, con las ganas que tenia de verlo este año… pobres Alcantara, tienen una mala suerte,,,

    Respond
  • @Somemarcus 23 mayo, 2016

    @ A. S.

    Emery nos recuerda su mortalidad.

    Respond
  • Peterpan 23 mayo, 2016

    Un Barcelona encerrado es algo que hemos visto poquísimo en los últimos años, y el Sevilla no supo cambiar su guión ante esta circunstancia. Creo que el principal error de Emery durante la segunda parte estuvo en mantener a Banega en una posición excesivamente retrasada. Dado el repliegue del Barcelona, que el argentino iniciara el juego desde tan atrás no era necesario, lo podrían haber hecho otros jugadores menos creativos. Banega debería haber ocupado la media punta con libertad, en el centro o haciendo de interior adelantado.

    Respond
  • Pepepepete 23 mayo, 2016

    Lo de Iniesta ayer fue increíble. Es el único que daba un respiro al agobio impuesto por los sevillanos. La paraba hacía un giro o un simple amago y rompía línea de presión. Pero creo que además de su clase a eso le ayuda su leyenda y el respeto que impone a sus rivales. Me explico, el gol del mundial entre otros momentos, le ha creado un aura de leyenda que todos respetan.
    Ayer Neymar empieza a hacer lo que Iniesta y lo cosen a patadas. Sin embargo, a Iniesta le respetan. Se iba de ellos y no le daban. Es que al resto de sus compañeros no les dejaban dar un paso en ventaja, pero con él flipaban. No sé parecía que pensaban ¨a él no¨.
    Ojo que con esto no quiero quitar nada de mérito al partido que se marca Andrés pero a mi los jugadores del Sevilla me dejaron esa impresión.
    Que os parece?

    Respond
  • Pepepepete 23 mayo, 2016

    Perdón, pensaba que no me había publicado el primero de mis comentarios y al intentarlo de nuevo (editándolo) me he dado cuenta de que sí lo había hecho.
    Un saludo.

    Respond
  • @rirecbes 23 mayo, 2016

    Pues dejando de lado el problema que supone siempre jugar con uno menos, creo que la expulsión de Mascherano le vino bien al Barça.

    Estuvieron 35' sin mucha fluidez, sin chutar a puerta, sin espacios…y defensivamente tampoco estaban bien asentados. A partir de la expulsión hubo una sensación general de que si se encerraban no pasaría nada, y Messi, Neymar y Suárez con espacios ganaron un triplete sin prácticamente sufrir.

    Todo eso me lleva a pensar que la lesión de Suárez nunca puede venir bien. Messi en el 4-4-1 es una debilidad defensiva en el momento que sus defensores suben para instalar un ataque estático, pero entonces también es cuándo Messi se vuelve una maquina de generar ocasiones de gol. Como dice Abel, los ataques posicionales del Sevilla no serían tan peligrosos como una contra de la MSN. Sobretodo con ese Pique imperial que frustraba casi todos los ataques del Sevilla por si solo.

    Rafinha dio cierta "falsa" estabilidad defensiva que los aficionados sufridores agradecemos, pero digo "falsa" porque atacar vs Rafinha es más cómodo y menos peligroso que atacar contra Messi + la MSN con espacios.

    Respond
  • @RicardoFayet 23 mayo, 2016

    La verdad es que sí que fue una pelicula, y una buenísima además. Cuando se llegó a la prórroga, estaba mirando la preparación mental de los dos equipos y, no se, me dio esa sensación de que el Barça tenía que ganar. Esa sensación que tienes en las peliculas de suspense en las que ya intuyes el desenlace, y sabes que no puede ser otro. Está claro que había una dinámica a favor del Barça (la expulsión de Banega y los minutos finales del partido), pero aún así esperaba una charla de Unai con un efecto similar a la del descanso contra el Liverpool. Pero al ver las caras de los jugadores de uno y otro equipo, me pareció que el Sevilla se consideraba ya condenado a perder, mientras en el Barça los jugadores parecían tener las ideas clarísimas.

    Y coincido en el factor Neymar: insistió toda la segunda parte con ese desmarque buenísimo entre lateral y central y a la tercera provocó la expulsión. Piqué e Iniesta sostuvieron al Barça con sendas actuaciones monstruosas, pero el que de verdad desequilibró el partido para mi fue Neymar.

    Respond
  • @rirecbes 23 mayo, 2016

    ¿Que hubiera sido del Barça 2015/2016 sin el bajón de Neymar y con un buen banquillo? Ai…que poco necesita el equipo de Messi para competir por todo año tras año.

    Respond
  • @DavidLeonRon 23 mayo, 2016

    @hola1

    "Que anticompetitivo ha sido lo de Konoplyanka"

    Un buen resumen de su temporada, la verdad. No olía bien desde octubre. Pero bueno, aún no demos por muerto al fichaje.

    @Abel

    "Y lo de Iniesta es que yo lo tengo claro: para mí es el partido de su carrera"

    No puede serlo. Es decir, quién sabe si lo fue en términos de mérito y constancia, pero no por escenario. El escenario pesa, cuenta. La presión. Es como cuando yo digo que el mejor partido de Messi es el Argentina-Ecuador de 2012. Vale, ves el vídeo y son 12 minutos de jugadones, pero en el fondo no puede ser su gran partido porque hay otras cosas de mucha mayor relevancia.

    Lo que sí pensaba anoche es en el artículo de Zlatan, sobre la grandeza y tal… En esa entrada mencioné a Iniesta como uno de los jugadores que, sin sumar 30 goles por año y 10 ligas, se situaba en otra esfera de lo que comentaba, esa sensación de ser "algo especial" y que se sienta sobre el campo.

    Iniesta es uno de los jugadores más grandes de su tiempo, un futbolista al que solo le ha faltado tener más precisión en el último toque. Pero vamos, que da un poco igual.

    @rirecbes

    No sé, pero estas cosas a mí no me valen. Porque cuando ganan todo también tienen circunstancias favorables, como es normal. Es imposible estar de triplete en triplete, es la única realidad.

    Respond
  • AlexSM 23 mayo, 2016

    Ojalá el Barcelona nunca vuelva a cometer el pecado de dudar de Piqué. Vaya leyenda de central.

    Con él e Iniesta a este nivel me vuelvo a creer a España en la Eurocopa.

    Respond
  • @DavidLeonRon 23 mayo, 2016

    Lanzo un debate a propósito del artículo y el mensaje de @3-7-0.

    Para mí Luis Enrique se equivocó con Rafinha. Y bastante. Cuando juegas con Messi como referencia ofensiva en un equipo que tiene 10 hombres, ya sabes que a través de tu 9, o sea Leo, no tendrás la profundidad individual. Es decir, Messi no llegará a portería él. En cambio, con el argetino ahí ganas al futbolista literalmente más perfecto posible de cara a aguantarla, realizar una gambeta en el círculo central y sacar el pase en profundidad. Por lo tanto, lo que tienes que poner por detrás suya son piezas que lleguen como motos en velocidad. Para mi gusto, esa pieza era Sergi Roberto como volante derecho y no Rafinha. Para mí Rafinha no hizo nada hasta que Messi encontró a Neymar primero y Jordi Alba después. No fue casual que Neymar creciera mucho con Leo de delantero. Se le puso el encuentro, entre comillas, que ahora mismo necesitaba. Uno heroico y con espacios. De Alba que decir, es el lateral más potente que hay llegando de esa forma. Hasta Mathieu se dejó ver, porque tiene potencia.

    Discrepo en que el Barça, con Leo arriba no pudiese marcar. Podía. Siempre podía desde el momento en que Piqué e Iniesta eran el escalón perfecto para llegar a Messi. La duda estaba en si Neymar solo bastaba, porque Rafinha no iba a llegar a gol.

    Respond
  • andy-arg 23 mayo, 2016

    Ayer Pique me hizo acordar al Lucio del Inter de Mourinho.

    Respond
  • KAISERJOZE 23 mayo, 2016

    @3-7-0 @Davidleon
    Me sumo a vuestra idea incluso diría que el perfecto para esto habría sido Aleix Vidal. Lo q pasa es que no sabemos que sucede con el chaval en este momento pero como adecuación a lo q pedía el partido era inmejorable.
    Sergi Roberto es más de conducción propia pero Aleix llegando en carrera con pase de Messi era carta vencedora. Me imagino que apostó por Rafinha esperando hilar alguna racha de control y pase en la derecha mediante él, Messi, Alves y Busquets.

    Respond
  • Tino gallego 23 mayo, 2016

    Que duros los 15 minutos de Llorente. Y los 35 de Konoplyanka. Y que partidazo de los 2 porteros. Como han mejorado este último año.

    Respond
  • michel 23 mayo, 2016

    @RicardoFayet.s
    La sensación es esa. Es como cuando ves un partido de basket y quien mete la canasta para forzar la prórroga suele tener mayor animo, fuerza para acabar levándose el partido como ocurre en la mayor parte de las veces. Al Sevilla esa expulsión le cambiaba de nuevo el escenario y el Barça seguía con su misma idea en igualdad de elementos lo que le haría crecer y creer en lo que estaba haciendo. "Si con uno menos hemos resistido en igualdad numérica no van a poder con nosotros" sumémosle a esto que el físico jugaba a favor de los culés.

    Respond
  • ilcalcioecosi 23 mayo, 2016

    Creo que la lesion de Suarez rectifica el planteamiento de Luis Enrique que para mi quita a Rakitic equivocadamente, y a partir de ahi forma un 4-4-1 verdadero. Con Messi de hombre mas adelantado y un Neymar trabajador a la vuelta del descanso, su primera parte fue muy desacertada.

    Lo de Konoplyanka lo explica Emery, es un chico con un gran talento pero que no tiene ni idea de competir y le estan enseñando. Debe de cogerle el pulso a la altisima competición. Lo de Llorente es simplemente que el futbol le ha abandonado.

    Respond
  • Raulon 23 mayo, 2016

    Un saludo para todos. Solo unos pequeños apuntes:

    •Creo que el Sevilla no gestiono bien su superioridad numérica. También influyo mucho la gestión de los cambios de Emery. Ya que no tiene la calidad del rival, si tenia superioridad física y numérica. Hizo los cambios tarde y mal. Negó a su equipo de muchísima superioridad física sobre un FCB con uno menos y muy justo físicamente. De todas formas, tiene derecho a fallar. Temporadon del Sevilla y de Emery.

    •Creo que no se puede jugar mejor que Piqué e Iniesta ayer. Cada uno en su lugar, fueron literalmente perfectos. Sobre ese punto de apoyo, Neymar y Messí ejercieron palanca y movieron el mundo.

    •Hoy en día, el FCB tienen 4 jugadores de leyenda: Pique, Busquets, Iniesta, Messí.

    Respond
  • Antonio 23 mayo, 2016

    Comparto al 100% lo de Rafinha y Sergi Roberto. Ayer mismo lo comentaba con mi hermano viendo el partido…

    Respond
  • @DavidLeonRon 23 mayo, 2016

    @ilcalcioecosi

    "Lo de Konoplyanka lo explica Emery, es un chico con un gran talento pero que no tiene ni idea de competir y le estan enseñando. Debe de cogerle el pulso a la altisima competición"

    Por eso digo que aún no enterraría el fichaje.

    @KAISERJOZE

    Exacto, Vidal encajaba muy bien, pero está claro que no ha podido ser insertado con garantías en la dínamica del equipo. Veremos el año que viene.

    @Tino Gallego

    Lo de Llorente me pareció terrible aunque desde luego no sorprendente. Es injusto decir esto ahora, pero Bielsa hizo un milagro con él. Era y sigue siendo un buen futbolista, pero el nivel que le vimos en 2012 creo que es irreal.

    @Raulon

    Yo no creo que el Sevilla gestionase mal la superioridad como tal. Creo que le faltó fútbol porque solo Banega tiene ideas geniales en ese equipo. La prudencia les condujo a jugar con el freno de mano echado (cosa que no vi del todo mal) y ahí les faltó juego, algo que tampoco sorprende del todo.

    Respond
  • Arroyo 23 mayo, 2016

    @Tino Gallego

    La verdad es que Llorente ya dio síntomas de agotamiento y rigidez en su último año en la Juve y las sensaciones se han agravado. Para mí es un jugador sin luz, más allá de su estado físico, lo percibo como apagado. lo de Konoplyanka creo que es bien diferente y en su 2a temporada, si continua, será muy aprovechable pero sí es verdad que Emery no ha tenido en ellos cambios de garantías o sopresa.

    @andy–arg

    Es que fue una mezcla entre Samuel, Carvalho, Terry y Godín. El mejro central que se nos ocurra defendiendo su área… ese fue Piqué. Qué auténtica leyenda del fútbol Gerard.

    Respond
  • @JRatazzi 23 mayo, 2016

    Lo de Piqué e Iniesta fue antológico y como dicen muchos, esperanzador cara a la Euro, veremos…
    Leo críticas a Unai por sus cambios tardíos y el poco impacto que tuvieron, pero la verdad que desde que se lesionó Krohn-Deli, más allá de Iborra o N'Zonzi, o quizá Cristóforo y el portero, es que no tenemos banquillo útil.
    Ayer acaba cambiando porque a alguien tenía que quitar, y bueno al final pues te la juegas a que Konoplyanka tenga alguna jugada suya, es normal y no, no iba a quitar a Vitolo, por favor si yo creo que es el mejor Sevillista 2015/2016. Y bueno lo de Llorente, para los que sólo lo vieron ayer, es que es así cada vez que entra, da aútentica pena la verdad.
    Lo único que veo que pueda ser achacable es como dijo creo que @Peterpan la posición de Banega, que podría haber estado quizás más arriba o intercambiar más veces su posición con Iborra, pero entiendo que quiera tener al Valenciano cerca del área, él ahí tiene su peligro (y no sólo áereo), quizás al verse incapacitado para dañar a un Barça con un imperial Piqué el cambio era Cristóforo por Iborra y así cerrar con Krychowiak y Cristóforo y no hubieran expulsado a Banega, pero claro esto a posteriori se ve muy fácil y bueno no deja de ser un cambio defensivo y quizá habría sido un cambio "deprimente" para su equipo y hubieran cedido terreno.
    PD: Reyes que no ha estado muy bien, tuvo lesión hace poco y no estaba en la mejor de las formas, aunque desde luego en la prórroga sin Banega algo podría haber hecho (más si lo comparamos con la actuación de Llorente XD)

    Respond
  • DOCTORSOCRATES 23 mayo, 2016

    En fútbol, de medio campo para atrás, no hay cosa que me guste más que ver a un central hacer un partido bueno hasta límites groseros y sin cortar el juego con faltas. La dificultad es pasmosa y ayer Piqué parece que les gritaba a los del Sevilla que viniesen a por él que no iban a poder ni en 90 ni en 200 minutos. Ayer el central del Barcelona demostró que es el mejor central del mundo sin discusión. No hay otro central en el mundo que haga ese partido sin errores sin violencia y casi marca de cabeza. El tipo tiene un umbral de frustración alto como la luna.

    Respond
  • daviddg20 23 mayo, 2016

    El partido de ayer de Piqué y de Iniesta fue monumental. El Catalán sosteniendo al equipo en defensa en los peores momentos del Barça y el Manchego haciendo lo que mejor sabe hacer, magia. He visto muchos partidazos de Andrés pero es que lo de ayer es tremendo, iba sobrado.

    Yo no creo que la expulsión de Mascherano le viniera bien al Barça, y menos aún la lesión de Suárez, que un jugador como Luis te gana un partido en cualquier acción!

    Y Messi, qué decir, determinante hasta en un partido en el que no lució mucho. Dos asistencias y otro día en la oficina

    Respond
  • Mark 23 mayo, 2016

    No se ha comentado aun. Lo del balon parado, digo. Tropecientos corners a favor del Sevilla y no remato ni uno con la de torres que tiene. Y el Barça casi marca gol en un par de corners, uno Pique y otro creo que Suarez.

    Respond
  • James McArthur 23 mayo, 2016

    Hola amigos;
    Más allá de la evidente animalada de partido de Piqué e Iniesta (y los detalles ganadores de Messi), yo quisiera compartir con vosotros algunos otros nombres:
    – Busquets: Opino que hizo un partidazo. Y especial mérito a que hizo un partidazo 1. de la forma en que peor suele jugar (yendo a presionar solo y corriendo hacia atrás), 2. lo hizo sin Mascherano y Rakitic, que son dos socios super importantes; uno para corregir hacia atrás y el otro para aportar trabajo. Busi aportó muchísima carga de trabajo donde Alves y Alba no llegaban. Me encantó su partido.
    – Mathieu: Ha tenido partidos de estos que entra en el minuto 60 y se le ve completamente desconectado (ahora me viene a la mente FCB – Depor de este año en Liga), pero ayer estuvo muy serio y muy eficiente en un escenario muy complicado. Gran partido el suyo.

    Por cierto, concuerdo con @David León sobre lo expuesto respecto al cambio de Rafinha.

    Me cuesta comprender que Luis Enrique no quitara ayer a Alves del campo mucho antes por S. Roberto…

    Respond
  • James McArthur 23 mayo, 2016

    Por cierto;
    1.- @Mark: Muy de acuerdo, bien visto. (Es que ayer el Sevilla además salía con muchas torres…). Creo que Mathieu tuvo bastante que ver en ese apartado, también.

    2.- El gesto de Messi, la parada antes de darle el balón a Neymar…
    Como decía @Abel en el podcast del previo, "no está muy chisposo" físicamente, al menos no como el año pasado; pero suelta el balón que parece que se le ha reencarnado dentro "otro héroe"… jejeje http://www.ecosdelbalon.com/2015/05/andrea-pirlo-

    Respond
  • Polaquito 23 mayo, 2016

    Luis Enrique ha logrado convencer a un grupo de jugadores que están hasta las narices de ganar de que en el fútbol también hay que sufrir para ganar. No se, a mi me parece una heroicidad. Luis Enrique es único, aunque no esté así considerado por casi nadie.

    Iniesta demostró ayer que es un jugador por encima de modelos. A él le das la pelota, y crea, sea cual sea el contexto. Eso es lo que le diferencia de Xavi. El de Tarrasa ayer nunca habría podido firmar el partido que hizo Andrés. Y la temporada del triplete tuvo mucho de injusticia con un futbolista con tal grandeza que también es capaz de sacrificarse, de no brillar para que lo hagan los otros. Ayer brilló porque no quedaba otra, fue él contra el mundo, y ganó él. Es un monstro.

    Respond
  • michel 23 mayo, 2016

    Es interesante lo que aportáis con el cambio de Rafinha en vez de S.Roberto. pero @DavidLeón no creo que se equivocase LE, cuando le salió bien la jugada. Quizás S,Roberto hubiese aportado eso que comentáis pero Rafinha sumó, en ningún caso restó y eso en cualquier partido de estas características en primordial.
    Puede que la idea que LE tuviese con ese cambio fuese mantener más la pelota y las que le llegasen a Rafinha las aguantase sobre al banda para que de esta manera el equipo descansara un poco sobre la posesión y avanzara metros, en esa cualidad Rafa es superior a Sergi. A esto le podemos sumar que se relaciona mejor con Messi en el pase corto y tiene mejor uno contra uno. LE perdió la posibilidad de explotar lo que comentáis, ganaba en eso otro aunque no después no se dio esa opción. Pero sobre todo ganó en que su equipo no se a partió lanzando a uno de sus jugadores a la contra que podría desequilibrar al equipo. Quería estar juntos y Rafinha creo que en ese sentido lo hizo francamente bien, por ello acabó sumando.

    Respond
  • @MarcosVaquero 23 mayo, 2016

    Mi sensación es que el Sevilla no aprovechó la superioridad numérica porque era demasiado consciente de su cansancio físico. En las finales, normalmente el factor anímico anula esta sensación en los jugadores a nada que se den situaciones favorables como ayer era la expulsión de Mascherano; sin embargo, Emery se encomendó a Banega y éste, tal vez por instrucciones del técnico, bajó tanto tanto tanto el ritmo de la circulación que terminó apagando el arreón inicial del Sevilla tras el descanso. Hubo alguna conducción en la que salía desde centrales andando hasta pasar el círculo central que para mí enfrió más al equipo que la lentitud de Emery con los cambios o el propio bajón físico. El mensaje de paciencia me pareció antiproducente porque tras ese parón ya no fueron capaces de volver a cambiar de marcha.

    Respond
  • Jose Luis 23 mayo, 2016

    @Arroyo

    "Es que fue una mezcla entre Samuel, Carvalho, Terry y Godín. El mejro central que se nos ocurra defendiendo su área… ese fue Piqué."

    Pues se nos olvida nombrar al mejor central (al menos reconocido) en espacios cortos: Cannavaro.

    Para mí Piqué ayer, sí se colocó el mono de trabajo (parecido a la Champions del año pasado ante la Juve) y fue Cahill/Terry en juego aéreo defensivo; Cannavaro/Helguera en el corte y llevarse todos los rebotes y pelotazos; Hierro/Lucio en la salida de balón; Ramos/Godín en juego aéreo ofensivo. Y todo, así, encarnado en un solo cuerpo, en una sola persona; en un tipo que genera las controversias/polémicas típicas de un delantero o lateral brasileño; y que jamás se había visto amtes en un defensa central. El mejor defensa central del momento.

    Respond
  • */* 23 mayo, 2016

    Comento tras leer el articulo: 1) U.E. me desespero por completo al mantener a Ever Banega tan retrasado jugando contra 10. Claro mensaje al equipo de timidez. 2) Se puede hablar del mal banquillo actual del Sevilla pero… mantener a un Iborra invisible contra 10? Si no es por su contribucion en la expulcion de Mascherano yo me olvido que el paso por el campo. 3) Monchi cuando hay Champions o dinero para fichajes siempre ( me parece) hace fichajes extranos. Me refiero a Llorrente, la clara falta de un portero titular. Comprendiendo los limites economicos del Sevilla se ve en Europa equipos con jugadores muy interesantes que no son colosos economicos. Premier aparte, con el nuevo contrato televisivo los equipos medios de la LFP deberian invertir en scouting porque esto de ir cortos en dinero ya no servira de excusa para no tener plantillas mas completas. No se debe caer en la trampa de pagar por viejas glorias a precios nada baratos.

    Como siempre, disculpas por el teclado y sus crimenes contra el castellano.

    Respond
  • GrossRaus 23 mayo, 2016

    Todo el mundo tiene derecho a equivocarse, pero ayer lo de Emery fue frustrante. Dispuso de casi una hora en superioridad… y no ordenó abrir el juego por las bandas, en primer lugar, y acabó quitando a Mariano por Konoplyanka (un desastre) activando a un Neymar hasta entonces casi desaparecido.
    En cuanto al Barça, es curioso que solo sufrió los once primeros minutos del segundo tiempo. La entrada de Rafinha al campo le devolvió un dibujo más natural, con tres centrocampistas, Messi de enganche y Neymár arriba.
    En cuanto al trabajo defensivo del Barça en inferioridad, un auténtico clinic: un Piqué a la altura del mejor central del mundo, bien secundado por Mathieu y por el constante trabajo entre ellos de Busquets, un Ter Stegen muy seguro por alto durante toda la noche… y un Iniesta sobrenatural cuando cogía la pelota, dando tiempo a que su equipo se equilibrase en media cancha.
    En cuanto a Messi… cuando le sale un partido "normal" se saca dos asistencias de la chistera (la primera magistral) que acaban decidiendo el partido.

    Respond
  • andres 23 mayo, 2016

    a lesión de Suarez le vino bien al Barsa, había comenzado el segundo tiempo roto en medio campo debido a la salida de rakitic, con Suarez lesionado entró rafinha y volvimos a equilibrar el mediocampo, a partir de ahí más control, dormir el partido y buscar la oportunidad, que finalmente llegó de una pared entre Messi y Neymar que provocó la expulsión de Banega

    Respond
  • @DAgero14 23 mayo, 2016

    Ojo que, además de los dos pases de gol, Messi da también el pase que termina significando la expulsión de Banega. Y parece que ayer ni jugó.

    Respond
  • Mark 23 mayo, 2016

    Lo de Pique si no se ve mas a menudo es porque el Barçá no juega a replegarse y salir, pero lo de la final de copa puede hacerlo con continuidad creo yo. Es asi de bueno…

    Respond
  • park 23 mayo, 2016

    @DAgero14
    He tenido que revisar el vídeo porque en algunos resúmenes se lo daban a Iniesta o no lo mencionaban.
    A mi me parece el más importante de los tres pases, ahí es cuando se decanta la final.

    Respond
  • -grumol1 24 mayo, 2016

    El gran perdedor de anoche, mal que me pese, fue Emery. Tenía el partido en sus manos tras la expulsión de Mascherano y la lesión de Suárez y no hizo ningún movimiento positivo. Es más, lo poco que hizo fue desastroso para su equipo. La marcha de Mariano como ya se ha comentado varias veces le abrió de par en par las puertas a Neymar, y después de venir de jugar la EuropaLeague aguantar dos cambios para la prórroga… El Sevilla no tenía cuerpo para tanto, tenía que ganarlo en los 90 minutos reglamentarios como fuera. Y no hizo nada.

    Respond
  • Luizao 24 mayo, 2016

    Lo que hubiera esa defensa si se hubiera fichado a Thiago Silva, defendiendo dentro del área.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.