La historia de Louis van Gaal: Bayern Munich (V)


“Un día en el vestuario, Louis van Gaal se bajó los pantalones diciendo que, así como se podía quitar los pantalones, también podía bajarnos a cualquiera del equipo. Fue algo muy loco”, Luca Toni.

“La actitud bávara frente a la vida encaja conmigo a la perfección. ¿Por qué? Porque el lema del Bayern es ‘Mia san mia’ (‘nosotros somos nosotros’), mientras que el mío es ‘soy como soy': confiado, arrogante, dominante, honesto, trabajador e innovador”. Como siempre, Van Gaal se presentó ante su nueva afición sin cortapisas ni cortafuegos. Venía de triunfar con el AZ Alkmaar, un club de provincias en el que, tras reinventarse, había logrado recuperar la fuerza, la determinación y la confianza que le caracterizan. Lejos quedaban ya sus fracasos en Barcelona y Holanda, los cuales le habían hecho plantearse la posibilidad de una retirada anticipada. Louis estaba en forma y esto es, precisamente, lo que necesitaba Uli Hoeness para revitalizar al Bayern Munich. El club bávaro ganaba, pero no arrasaba. Vencía, pero no convencía. Parecía un gigante dormido. Y Hoeness, su por entonces presidente, quería un “football teacher” que lo despertara a tiempo para no dejar pasar una oportunidad histórica: ganar la Champions en su propio estadio. Nadie lo había logrado desde 1965, pero Louis van Gaal iba a tener tres años de margen.

Su andadura en Munich no comenzaría nada bien. A una pretemporada muy movida por la marcha de Lucio y la suplencia Luca Toni, le siguió un inicio liguero nada prometedor (21/39 puntos) que le hizo conocerTras un pésimo inicio en la Bundesliga, cambió su forma de comunicarse el complejo entorno del Bayern “Está desorientado”, comentaba Franz Beckenbauer a mediados de octubre por sus continuos cambios. “Los jugadores del Bayern no son niños pequeños”, decía Willy Sagnol en relación a su forma de entrenar. Mientras, Hoeness se sumaba diciendo que “una sola persona no podía controlar todo” y Rumennige, haciendo lo propio, le pedía que “delegara responsabilidades”. Ninguna de estas declaraciones eran del gusto de un Van Gaal que veía peligrar su autoridad frente a los jugadores, pero el holandés ya no era el mismo que en 1997 había desembarcado en el Camp Nou con la intención de no rehuir ni un solo enfrentamiento. “Mi forma de comunicarme era un problema. Ha sido un inicio desafortunado, pero he cambiado mis charlas con los jugadores y ahora es mucho mejor. Mi única intención es ayudar a los futbolistas. Pido que usen el cerebro porque creo que el fútbol, en gran parte, se juega con la mente”, confesaba en unas palabras que recoge la interesante biografía de Maarten Meijer.

Ya llevaba muchos tropiezos como para no haber aprendido de ellos. Sobre todo porque, en su caso, el traspiés siempre llegaba en la misma piedra: “Cuando comencé en 1991 con el Ajax, en la primera parte de la temporada la gente sólo quería a Johan Cruyff. Eso no fue divertido para mí. Los jugadores necesitan tiempo para adaptarse a mí, para conocer cómo soy como persona y como entrenador. Con el Barcelona fue lo mismo. Necesité cuatro o cinco meses antes de que todo fuera a mejor. Lo mismo sucedió en el AZ, y exactamente así sera con el Bayern Munich. Estoy confiado con que la situación aquí cambiará”.

Su influencia fue más allá de construir un equipo: cambió la carrera de muchos de sus futbolistas.

Y cambió. El 29 de noviembre, con una contundente victoria ante el Hannover, el Bayern Munich inició una racha de nueve victorias consecutivas que no se cortaría hasta el 20 de febrero, cuando ya eran líderes de la Bundesliga. La clave, además del mero paso del tiempo y el cambio en las charlas, estuvo en la pizarra del neerlandés. Después de iniciar el curso con un 4-3-3 y probar en Hamburgo un 3-3-3-1 en el que Bastian Schweinsteiger actuó como carrilero izquierdo, Van Gaal encontró en el 4-2-3-1 (4-4-1-1 para él) el esquema ideal para propiciar la armonía colectiva desde la calidad de sus futbolistas. Y es que, en este contexto en concreto, fue el trabajo individual del entrenador lo que permitió la creación de un súper equipo.

Más allá de los retoques concretos, como el de dar entrada a Butt (por Rensing) o a Van Buyten (por Lucio), lo que hizo Louis van Gaal en Munich fue cambiar para siempre y para mejor la carrera de varios de los jugadores más importantes de la institución bávara. En el caso de Philipp Lahm el matiz fue mínimo, pero resultó fundamentalBastian Schweinsteiger se convirtió en un gran mediocentro con Louis. Después de haber despuntado como lateral izquierdo en el Stuttgart y consolidarse en dicha posición tanto en el Bayern como en la Mannschaft, Van Gaal decidió cambiarle al perfil derecho. Es decir, ponerle en su perfil -más- natural. Y funcionó. Su carrera se impulsó con una fuerza que parecía haber perdido en los últimos años y, con la ayuda extra de Juup Heynckes y Pep Guardiola, se convirtió en más que un lateral. Aunque, para sorpresa, el cambio de posición de Bastian Schweinsteiger. Del extremo al centro del campo cada vez hay menos metros, pero en “lenguaje fútbol” la distancia es una vida. Salvo para Louis. “Cuando llego a un nuevo club, hablo con cada jugador de su demarcación, de su personalidad, del equipo y de cómo interactúa con sus compañeros. A Bastian le dije: ‘Creo que debes colocarte en el centro del campo’. Y, aunque nunca había jugado en aquella demarcación, después de dos semanas de entrenamiento y de dos partidos, se dio cuenta de que rendía mejor que nunca. Por esto mismo digo que la concepción del juego es siempre el factor unificador”, recordaba hace unos meses. La adaptación de Schweinsteiger al doble pivote, el cual compartía con Van Bommel o Timoshchuk, sorprendió a todos por su velocidad y éxito final. Ese mismo año, el rubio se convirtió en el mejor pasador en campo contrario de la Bundesliga con un 80% de acierto. Su criterio, movilidad y dinamismo son seña de identidad del Bayern 2009-2013, un equipo que empotraba a sus rivales contra su portería gracias al empuje de su medular…

… y de la amenaza de sus extremos. “Robbery” tardaría cuatro años en bordar la quinta estrella al pecho de su camiseta, pero su funcionamiento fue positivo desde el principio. Todo nació en verano de 2009 cuando,Robbery se convirtió en un arma de destrucción en una de esas charlas que el entrenador holandés mantenía con sus jugadores sobre su posición en el campo, Van Gaal le propuso a Ribery ser el diez del equipo. Su idea era que el Bayern formara en 4-4-2, trazando un diamante más o menos estrecho en el que el francés ocuparía la mediapunta. Las reticencias de Franck, que unos años antes no hubieran servido de mucho, provocaron que Louis cambiara su parecer y, por ende, pasara a necesitar un extremo derecho. “Van Bommel habló con él por teléfono y él quería venir. El problema es que él jugaba de extremo izquierdo en la selección holandesa, pero yo sólo tenía hueco en la derecha. Le pregunté si jugaría ahí en el Bayern y él me dijo inmediatamente que sí. Al final, el hecho es que si Ribery hubiera sido feliz jugando como diez, Robben no hubiera venido”, reconoce. No sabemos que habría pasado de haber sucedido lo contrario, pero la realidad es que, de inmediato, Arjen se convirtió en el futbolista más determinante del Bayern Munich. En este primer año, mismamente, el holandés fue el máximo goleador del equipo en Bundesliga con 16 tantos. Y lo mejor aún le estaría por llegar. No lo haría con Louis, sino con Juup, pero Robben no duda en nombrar a su compatriota como “el técnico más importante de su carrera”.

Una respuesta que, posiblemente, también compartan otros tres de sus compañeros que, por entonces, estaban en el filial del Bayern. “Un día quise saber quién estaba listo para ascender por el sistema de juveniles, y Gerland fue el hombre que me respondió: ‘Müller, Badstuber y Alaba. Estos tres están preparados’. Permití que se entrenaran con el primer equipo, los observé de cerca y decidí dónde iban a jugar”, explica en una gran entrevista. Concretamente, Louis colocó a Müller como segunda punta, a Badstuber como central zurdo y a Alaba como lateral izquierdo. El austriaco era centrocampista y el alemán jugaba de lateral, pero Van Gaal no dudó en cambiarlos de posición y así, hasta el momento, es como ambos se han consolidado en la élite del fútbol europeo. Su trabajo con dichos canteranos, junto a lo anteriormente comentado sobre Lahm, Bastian y Robben, es el gran legado de Louis van Gaal en Munich. “Si podemos reforzar el equipo, compraremos. Pero yo no soy el tipo de entrenador que compra por comprar. Soy un entrenador que quiere -y puede- mejorar a sus futbolistas”, suele decir. Y tiene razón.

Su primera temporada fue un éxito en trabajo, juego y resultados. El triplete estuvo a solo un partido.

En el corto plazo, el holandés también triunfó a lo grande. El curso 2009/2010 se saldó con un doblete nacional que, además, se vio acompañado por una línea de juego creciente. “Hemos jugado un juego muy atractivo, mirando siempre al ataque y poniendo al rival en mucha presión. Tengo un gran equipo. SiempreLa admiración de Van Gaal por su amigo Jose Mourinho es mutua hemos creído que podríamos hacerlo juntos, y este es el resultado”, comentaba. Y pudo ser mejor. Tras superar a la Fiorentina en octavos, al Manchester United en cuartos y al Olympique de Lyon en semifinales, el Bayern Munich se plantó en la final de la Champions League que se disputaba en el Santiago Bernabéu. Allí no estaría Franck Ribery que, con una roja en semifinales, completó una temporada nada reseñable. Estaba jugando donde quería y cómo quería, pero nunca terminó de explotar con Van Gaal. Decía que su filosofía era “muy difícil de comprender” y que, durante su etapa, “nunca había disfrutado sobre el césped”. Sea como fuere, el Bayern estaba presente en el partido más importante del año y, además, éste estaba cargado de simbolismo por su rival: el Inter de Milan de José Mourinho. “Es genial el hecho de que pueda enfrentarme a un hombre que es amigo y a quien admiro por el trabajo que está haciendo como entrenador. Y si es bueno para mí, para la prensa es brillante. Vais a ver las mejores ruedas de prensa que podíais desear”, decía Van Gaal. “Louis había sido muy importante para mí. Con él desarrolle una estrecha relación y me dio mucha confianza, además del control absoluto de las sesiones de entrenamiento. Con él, comencé a ser un entrenador sobre el césped”, respondía Mourinho.

El partido en sí, aunque fue tan cerrado como se preveía y se terminó decidiendo por detalles, mostró cómo el equipo italiano estaba mucho más rodado y trabajado que el alemán. Mourinho había tenido un año de margen, suficiente como para jugar con “las blancas” e imponer el tipo de final que le interesaba a su equipo. Con un 66% de posesión para el conjunto muniqués, mientras Thomas Müller y Arjen Robben perdonaban ante Julio César, fue Diego Milito quien, al contragolpe, marcó las diferencias. “En partidos tan complicados, necesitas marcar en el momento justo. Y el Inter los marcó en el momento justo. No hemos estado en nuestra mejor forma hoy, pero defender siempre es mucho más fácil que atacar”, reflexionaba Louis van Gaal sin querer quitar ningún mérito a la victoria nerazzurri. Aún le quedaban dos años de margen.

Las cosas se le torcieron desde muy pronto en su segunda temporada. Y no logró reponerse.

En aquel verano de 2010, además, se disputaría una Copa del Mundo en la que el holandés sería uno de los grandes ganadores. No entrenaba a ninguna selección, pero su nombre fue uno de los más repetidos y elogiados durante la cita. La exuberante irrupción de Thomas Müller en el panorama mundial, el liderazgo de Arjen Robben con Holanda o el triunfo final de Puyol, Xavi o Iniesta, tres jugadores a los que hizo debutar, provocaron que los ojos de medio mundo volvieran a centrar su mirada en Louis van Gaal, ese entrenador que quince años antes les había enamorado con el Ajax. Sin embargo, todo estaba a punto de torcerse.

Aunque el mercado de traspasos fue bastante tranquilo y positivo con el fichaje de Luiz Gustavo o la vuelta de Toni Kroos, dos días antes de la Supercopa de Alemania se lesionó Arjen Robben de gravedad. El posterior triunfo ante el Schalke 04 no podía saber más amargo. El extremo holandés estaría alejado de los terrenosLouis perdió de forma inesperada al vestuario y el apoyo de los jefes de juego durante cinco meses en los que todo cambió. El Bayern volvió a comenzar mal la Bundesliga (8/21 puntos), pero esta vez no habría reacción. Las lesiones de Van Buyten (un mes), Ribery (dos meses) y Olic (siete meses), desde luego, no ayudaron. Tampoco lo hicieron la imponente aparición del Borussia Dortmund de Jürgen Klopp, la derrota en la Pokal frente al Schalke de Raúl o la temprana eliminación en Champions ante el Inter de Rafa Benítez. Nada salió bien. Y se comenzó a decir que el ambiente en el vestuario ya no era tan cordial, que Ribery estaba bastante harto y que la relación con Robben había empeorado. Cierto o no, Louis aún se encontraría con un problema más que le distanciaría definitivamente de la directiva. Este se llamaba Thomas Kraft, un joven y prometedor portero al que había dado la altenativa al volver del parón invernal. Fue una decisión simple, deportiva y con sentido de futuro, pero ni Beckenbauer ni Hoeness estaban de acuerdo. En parte porque, para la siguiente temporada, estaba atado Manuel Neuer y la afición del Bayern, en aquellos días, se mostraba totalmente contraria a su fichaje. Quería a Thomas Kraft, el canterano. El chico del Bayern. Y eso era un problema. Van Gaal no cedió, su apuesta no respondió y los resultados, que no mejoraron, terminaron por condenarle de forma anticipada.

“Estoy decepcionado con su marcha, aunque sea inevitable. Van Gaal no merece tener un final así. Ha hecho mucho por el club. Ganó un doblete y alcanzó la final de la UCL, además de dar la oportunidad a jóvenes jugadores como Muller y Badstuber”, confesaba el “Kaiser” en los días posteriores a su marcha. Seguramente, es el mejor resumen posible. Van Gaal había ganado y convencido, sembrando además las semillas de un futuro dominante, pero se había llegado demasiado pronto al punto de no retorno. Y de ahí era imposible salir. “Planeo tomarme un año sabático desde este verano. Es triste esto pero, quizás, que yo no continúe trabajando aquí es lo mejor para el club”, decía en su despedida. Su trabajo, como el buen vino, ganó importancia con los años. Y es que, incluso en este curso donde todo salió mal, también dejó un matiz que terminaría siendo importante: en sus últimos cinco partidos, Toni Kroos abandonó la mediapunta para jugar de centrocampista junto a Schweinsteiger. Así es Louis van Gaal. Su historia, habla por sí misma.

···


···

HAZ CLICK AQUÍ PARA VER TODAS LAS COLECCIONES DE
– ORIGEN | ECOS –

···


24 comentarios

  • Ricardo 5 septiembre, 2014

    Me ha encantado toda las historia en resúmenes de la carrera de Louis Van Gaal, esperemos que su paso por el Manchester United sea igual de interesante que en los demás equipos que ha pasado. Y es que es increíble, lees los artículos y hay ciertos patrones, en el que destaco y me gusta más es la forma en que Van Gaal ha venido descubriendo o re-posicionando a sus jugadores para mejorarlos, no siempre el ha gozado de sus 'creaciones' pero esas creaciones han estado ahí y se le han visto consagrarse. Ganazas enormes de ver que oro o diamante en bruto saca del Man U.

    Respond
  • @Quisibo 5 septiembre, 2014

    Felicitaciones Quintana! La serie sobre Louis Van Gaal es de las mejores cosas que he leido en Ecos. Gracias por regalarnos tantas horas de buena lectura sobre este juego maravilloso.

    Respond
  • @RdGarca 5 septiembre, 2014

    Por eso que el mismo Van Gaal comenta de que no es un entrenador de comprar por comprar me sorprende la cantidad de jugadores que han comprado, el dinero que se ha gastado en ello y que encima decida dar salida a un chico de la casa como es Welbeck. Muy mal tienen que estar los juveniles del United. Por ahora por lo menos mantiene los malos inicios :p

    Sin importar como le vaya en el United, Van Gaal ya es leyenda del fútbol. En Old Trafford sólo puede acrecentarla.

    Respond
  • @miguelstep 5 septiembre, 2014

    “Si podemos reforzar el equipo, compraremos. Pero yo no soy el tipo de entrenador que compra por comprar. Soy un entrenador que quiere -y puede- mejorar a sus futbolistas”,

    Tanto cambio Van Gaal en tan poco tiempo? Una pena que el United condicionara su trabajo, seguro le ira bien, pero en este mercado de traspasos perdió su esencia dejando marchar a Welbeck y comprando sin sentido alguno.

    Respond
  • janfranc 5 septiembre, 2014

    @miguelstep

    Yo nunca me habría esperado esto, ni de él, ni del Manchester United, que si se ha caracterizado por algo en estos años es en no realizar grandes desembolsos para armar equipos competitivos, aprovechando en muchas ocasiones las oportunidades que ofrecía el mercado y la cantera, junto con una decidida apuesta por la juventud. En eso Ferguson era un crack, y dominó Inglaterra durante años, incluso contra plantillas superiores al menos sobre el papel.
    Pero este viraje descarado hacia el "Florentino Pérez Style" para mí supone algo decepcionante… y como ya he dicho en alguna ocasión el rollo de Entrenador pedigüeño y caprichoso ha sido una gran sorpresa. No se yo si tiene buena pinta el opulento proyecto, ya que los refuerzos dan la sensación que son como digo en su mayoría caprichos, con 3 jugadores de una misma posición???A esto se une el hecho de la total desconfianza que tengo hacia aquellos jugadores que anteponen el tema económico al deportivo de una forma tan descarada, y todos sabemos de quienes hablo.
    Veremos qué pasa, pero he de reconocer que me da bastante morbo ver "fracasar" este "proyecto", ver las consecuencias de una no clasificación a Champions la temporada que viene. Por ahora las cosas van en esa línea, pero la temporada es muy larga y con esa plantilla y ese desembolso obtener resultados es una obligación.

    Un saludo!

    Respond
  • donmarcelobielsa 5 septiembre, 2014

    Brillante Quintana. Una serie muy profunda, interesante y conmovedora, la verdad. La historia de Louis tiene toques de leyenda y mucho de drama. Bien merece una película similar (aunque él sea otra cosa) a la que tuvo Brian Clough ^^

    "A Bastian le dije: ‘Creo que debes colocarte en el centro del campo’."

    Me imagino perfectamente esa conversación. Bastian respondería algo y Louis repetiría la misma frase. Y así 5 o 50 veces durante esas dos semanas jaja. Fuera de cachondeo, le ha salvado la vida a Schweni y le ha regalado al fútbol un centrocampista espectacular. Y al mismo nivel veo el tema de Alaba de lateral. Espero que perdure, porque me parece ultradeterminante en esa posición.

    @miguelstep

    "comprando sin sentido alguno"

    Bueno, bueno. Yo creo que sí tiene sentido. Shaw lleva la marca de los laterales que le gustan, Rojo y Blind eran más que necesarios para su forma de jugar y Falcao está llamado a traer el gol que tanta falta hace. Sobretodo lo del colombiano, supongo que será por cambiar el sistema o para potenciar el que ya tiene pero retrasando a Rooney en detrimento de Mata. Veremos. Me cuesta creer que haya perdido la confianza en Van Persie.

    Y en cuanto a su filosofía, no creo que haya cambiado un ápice. Ha fichado cosas que vería que no tenía en la cantera. Y luego está apostando por jovenzuelos como Ander Herrera, Blackett y el resto de mozos de la zaga, que tanta tensión están llevando a los hogares de los fans del ManU.

    Respond
  • Abel Rojas 5 septiembre, 2014

    @ Ricardo

    Ganará más o menos, pero seguro que dentro de un par de años Quintana puede escribir un artículo de este tipo sobre el paso de Van Gaal por Old Trafford.

    @ RdGarca

    Sobre todo a tanto zurdo, ¿no? 😛

    Respond
  • @migquintana 5 septiembre, 2014

    Gracias chicos, me alegro de que os haya gustado.

    @Ricardo

    Y hay una clara evolución. Tanto en su relación con los jugadores, como en su interpretación del contexto y la flexibilidad de su pizarra. Un súper entrenador de élite no puede ser el mismo técnico en 1995 que en 2010. El fútbol te va exigiendo cosas diferentes. Retos diferentes. Y Louis van Gaal ha sabido superarlos.

    @donmarcelobielsa

    Lahm, Bastian, Robben y Muller. Es que se dice pronto. Como lo de Puyol, Xavi o Iniesta. Es increíble. El caso concreto de Bastian me parece el más reseñable. Reactivó una carrera que, aunque iba a tener recorrido, parecía que no podía tener la potencia que luego ha tenido jugando como mediocentro.

    Respond
  • @Nacho_Blanco 5 septiembre, 2014

    Gracias por esta serie, Quintana. Es una maravilla.

    'Revitaliza' a Lahm, Schweinsteiger y Robben, pero es que en Munich saca a Müller, Alaba, Badstuber (ojalá Pep le recupere)… y en Barcelona a Puyol, Xavi, Iniesta y Víctor Valdés (no nos olvidemos de él). Esto sin hablar de su Ajax. El fútbol le debe mucho a Van Gaal, muchísimo.

    Quizá el subconsciente me traicione, quizá que Mourinho fuese capaz de cargarse al Barça de la remontada aguantando con diez hombres me influyese demasiado; pero nunca le di opción alguna al Bayern de Louis en aquella final vs Inter. No sé cómo lo vistéis vosotros ^^.

    Ojalá Van Gaal levantando algún día su segunda Champions. El reto en Manchester es apasionante.

    Respond
  • @Arashi_EG 5 septiembre, 2014

    Felicidades Quintana por esta serie de artículos sobre Van Gaal. Han sido muy interesantes y al menos a mí me ha hecho descubrir aspectos de Louis que desconocía. Van Gaal es bastante especial pero me imagino que hay un buen ramillete de entrenadores para hacer un serial parecido, la verdad es que sería muy interesante de leer, me encanta la mezcla de biografía con las explicaciones tácticas de cada época y equipo.

    Offtopic total:
    Siento si molesta el comentario pero es que este es un lugar en el que me aseguro un buen posible número de respuestas:
    Alguien conoce alguna web/tienda donde vendan camisetas de fútbol de temporadas pasadas? No hablo de vintage, sino de temporadas recientes, del último lustro o década, más que nada para ahorrar unos cuantos euros. Gracias a todos de antemano y perdón por el offtopic exagerado

    Respond
  • @migquintana 5 septiembre, 2014

    @Nacho_Blanco

    Todos sentíamos que esa final era del Inter. De principio a fin. Pero, realmente, no hubo tanta diferencia. Fueron detalles. El tema es que el guion del partido e, incluso, la forma en la que se dilucidó encajaban perfectamente en los planes que tenía el Inter de Mourinho. Un equipo que, entonces, parecía imposible de superar.

    @Arashi_EG

    Todos los entrenadores tienen sus anécdotas, su evolución y su historia. Pero realmente me cuesta pensar en seriales más interesantes que el de Louis. Es un técnico muy particular, que da mucho juego, que ha tenido una carrera muy llamativa… y que, encima, habla muy claro. Es un filón, realmente.

    Respond
  • pouco_barulho 5 septiembre, 2014

    Es que en el momento en el que el Inter elimina al campeon de europa se transformó en campéon automaticamente. Un equipo tiene que tener una automestima súper, despues de aguantar casi 90 minutos jugando con 10 en el Camp Nou de Pep y Messi, para llegar a la final.
    Es aquel típico sentimiento que uno tiene que depues de pasar el Everest lo que venga ya no será tan crudo

    Respond
  • pouco_barulho 5 septiembre, 2014

    Genial esta série de Van Gaal, la verdad es que el legado de Van Gaal con el futbol ha dejado una gran huella en 4 campeonatos del mundo ya. Se dice pronto (no entra en equacion el de 2002)

    Respond
  • Pablo 5 septiembre, 2014

    Muy buena todos los artículos. Me gustan mucho este tipo de notas de color, contando historias, personajes, partidos. Me parece que se les da muy bien. Así que les ordeno (?) que las hagan más seguido.

    Amén de su particular forma de ser, es un entrenador de los que me gusta. Y ha marcado época (en realidad ha marcado épocas…) Ojalá le vaya bien en el ManU así sigue activo.

    Respond
  • kjvng 5 septiembre, 2014

    No felicito a Quintana porque él ya sabe que soy un irreductible fan suyo. Lo único que siento es que no haya dos o tres Migs para hacer series como ésta de varios personajes a la vez…

    Sobre Louis también escribí algo en su día para la revista de Perarnau… y por poco que investigues descubres que no tiene nada que ver con la idea absurda que quedó de él en la Liga. Creo que ya lo hablamos un día, pero realmente, por imperfecta que fuese su gestión en Barcelona (que lo fue, sin duda), la herencia es brutal.

    Excepto en sus dos etapas holandesas como técnico (la de director deportivo en el Ajax fue algo un poco extraño y no la considero tanto), lo cierto es que sus estancias deben valorarse no solo por lo que hace cuando está, sino muy especialmente por lo que deja cuando se marcha. Es una especie de mega-Caparrós mutante, si me permitís la burda comparación. En Barcelona después de él llegó el caos porque el club era un desastre, así que hubo que esperar varios años para recuperar realmente su herencia; pero en Múnich, con un poco más de paciencia y coherencia, rápidamente se pudo utilizar lo que había dejado preparado. Que se lo digan a Jupp (y a Pep… ¡y a Löw!).

    La pregunta que me hago hoy va en esa línea; estoy seguro de que al final de esta temporada el Manchester United tendrá un gran equipo… pero espero que esta vez Louis pueda guiarlo él mismo a la gloria sin que tengamos que esperar un "recolector" que recoja sus frutos. El inicio, como siempre con Louis, es titubeante, y los fichajes ciertamente sorprenden (por no decir que escaman, porque yo casi estoy con Janfranc; para ser de Van Gaal, estas operaciones son extremadamente raras), pero tengo fe en él, en sus conocimientos… y en su experiencia.

    Respond
  • @migquintana 5 septiembre, 2014

    El tema es que si tienes que iniciar un proyecto, se me ocurren pocos entrenadores mejores que Louis van Gaal. Sobre todo porque, si no tiene éxito, si los títulos son suficientes o se quema demasiado rápido, sabes que estás ganando por el camino. Es que siempre ha pasado. Salvo en la primera etapa en la selección holandesa, donde el margen de maniobra es pequeña, el legado siempre ha sido brutal. Es un de valor incalculable.

    @kjvng

    Tiene narices que Juup haya ganado dos Champions… tras el Madrid de Capello y el Bayern de Louis.

    Sea como fuere, esto también tiene una lectura negativa. Todo lo que hace está muy bien, sobra decirlo, pero que él no pueda recoger los frutos no deja de ser una limitación de su forma de entrenar. Creo que lo ha ido puliendo con el paso del tiempo y que en Munich se juntaron demasiados factores que no debieron darse, pero al final ha rematado menos de lo que debería. Al menos por su talento, vaya. Merece más, pero que no lo haya conseguido también entra dentro de la lógica. Por suerte parece que aún le queda cuerda y que eso de retirarse joven… como que no.

    Respond
  • kay 5 septiembre, 2014

    Fichajes United:

    También hay que decir que la plantilla del United era un erial según bajabas lineas. Y ya con Fergiie que exprimio los últimos años del gran duo junto a la pegada arriba y el peonismo en el medio. Pero es que ni centrales, ni mediocentro defensivo propiamente dicho, ni laterales, ni extremos ni cerebro. Delanteros y mediapuntas top , extremos de nivel media tabla, Carrick, laterales chungos y centrales de mantequilla o anquilosados.

    Quintana-nacho:

    Discrepo, a eso me refiero con que Mou vende la realidad como le interesa y muy bien. Antes y despues del 1-0 el Bayern tuvo varias ocasiones y claras (marchándose por poco, por paradón de JC y creo que hasta un palo) mientras que creo que si el Inter no fue 2 contras, 2 goles, no estuvo tampoco muy lejos del 100 por cien de efectividad. De hecho Robben tuvo un par y precisamente su gran fama de perdedor nació allí y se consumó 2 meses más tarde. Y es que es de traca, por que contra España y contra el Inter las tuvo, y hasta varias veces. SI hubieran entrado hubiera pasado de perdedor que ni fue tenido en cuenta en el balón de oro a balón de oro fijo y dominador en la época de Messi y CR7. Lo que cambia el mundo del fútbol con 1 palo o paradón, que ni siquiera fue que es que el no produjera volumén ofensivo ni ocasiones, ni tan siquiera que las fallara malamente.

    Respond
  • Pablo 5 septiembre, 2014

    La verdad que el recuerdo que tengo de esa final es que el Inter la gana bien. Merecidamente. Incluso el BM me dejó una impresión muy floja. De equipo insulso, salvo cuando la agarraba Robben. Y Milito realmente se desayunó a los centrales con mucho oficio.

    Respond
  • @yefovar 6 septiembre, 2014

    La serie es una joya futbolística, Quintana.

    Respond
  • Garate 7 septiembre, 2014

    Espectacular Quintana!! Cada articulo mejora el siguiente.
    No obstante, quiero hacer una apreciacion, sin desmerecer para nada la apuesta por la juventud del gran Louis. ¿alguno de vosotros no hubiese dado una oportunidad a Iniesta, Puyol, Muller o Alaba? Las canteras de estos grandes equipos dan grandes jugadores, y los buenos llegan y explotan,pero tambien esta el ejemplo de Kraft.
    Creo que el hecho de entrenar a equipos top te genera estas posibilidades, aunque tambien es meritorio tener la oportunidad de aprovecharlas

    Respond
  • @migquintana 7 septiembre, 2014

    Es lo de siempre. Luego parece muy fácil y, los grandes, yo creo que en la mayoría de casos se terminarían imponiendo, pero por ejemplo Carles Puyol estaba fuera del Barcelona… hasta que Louis dijo que de eso nada. Ahora, lo que resulta tan obvio, antes no lo era tanto. Y vete tú a saber cómo hubiera sido la carrera del capitán si hubiera ido primero a Málaga. Él dice que, seguramente, no hubiera podido volver. Así que… ^^

    Respond
  • Garate 7 septiembre, 2014

    @migquintana
    Esta claro que juego con ventaja, y a toro pasado todo es facil. Pero veo mas grande los detalles del cambio de Lahm o de schweinstiger, que las oportunidades susodichas, que insisto, me parecen muy meritorias, puesto que por ejemplo Mou, su pupilo en Barcelona, ha tenido muchas, y no ha sabido o querido aprovecharlas, y Louis siempre da la alternativa a algun futbolista de relumbron

    Respond
  • gnz 7 septiembre, 2014

    @kay
    me has recordado este articulo con lo de robben http://www.jotdown.es/2013/06/fran-guillen-el-hec

    Respond
  • carlos 8 septiembre, 2014

    excelente muy buen articulo y que gran serie la verdad es que hasta ahora no había leído ninguna parecida. Felicitaciones.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.