Pudo defenderse


No hubo épica en la resistencia de los rojos, estuvo demasiado marcada por la coherencia como para considerarla una gesta deportiva. David Moyes estudió al Bayern, señaló sus virtudes menos afiladas, se centró en las otras e hizo daño al modo británico, con balones llovidos y carreras al espacio de jugadores sin técnica. El vigente campeón, que se comportó como el gran equipo que es dentro de la normalidad, dominó la fase del partido más definida, creó menos ocasiones que su rival y empató a uno en Old Trafford. Es un balance correcto. Pedir animaladas como matar a un gigante en su casa no es prudente; para que se dé algo así, el propio gigante debe facilitarlo, y el Manchester United no estuvo por la labor. Usó y honró a la Champions.

Ribéry y Robben eran el cacaoSabíamos que lo intentaría, pero estaba por demostrarse que detentasen calidad defensiva como colectivo para sobrevivir a las variantes ofensivas de Guardiola. Se armó en un 4-4-2 donde los once trabajaban juntos, salió presionando para marcar territorio, se encontró una ocasión por error ajeno y luego replegó. Así llegó la fase clave de esta ida, el monólogo del Bayern en el primer periodo. La movilidad bávara era importante, agitaba el aire, generaba buen feeling, pero la verdad es que tampoco daba tantos problemas. Al final todo se resumía en atar los regates de Robben y Ribéry y ya está, el resto eran meras distracciones sin púas, y el éxito local estuvo en no olvidarlo nunca: o Giggs o Carrick tenían que estar con Arjen y o Valencia o Fellaini tenían que estar con Frank.

El curro del doble pivote fue muy positivo; fue el inesperado factor que tiñó de acierto el plan de Moyes. Sí, se comían los pases entre líneas, pero controlaban bien las conducciones, los apoyos y los cortes diagonales de Bastian y Alaba, que eran los grandes avales de su rival.

Ferdinand y Vidic bloqueaban los impacientes tiros del Bayern.

Al Bayern le faltó meter un centrocampista en la espalda de Carrick y Fellaini, es lo que le hubiera dado la oportunidad de exprimirlos, mover al Manchester United y romper el 4+4 que sujetaron durante casi todo el partido. Schweinsteiger no tiene dinámica para menearse por delante del balón y Kroos es el base si no está Thiago. De esta guisa, las decisiones solían tomarse frente a Michael y Marouane, dándoles así margen de maniobra. Y aunque Alaba tuvo su ratito con su típico desmarque diagonal, sirvió más para defender mejor que para suavizar el ataque. O sea, que él llegase ahí y recibiese giraba Fellaini y, de paso, dificultaba la contra rival -el belga la perdió una docena de veces-, si bien, como el lateral no se paraba con la bola, no le daba poso a la jugada para que desordenase el sistema inglés. La único que creaba peligro sostenido era la subida de Rafinha, que siempre estaba solo, pero Fellaini leía el asunto, daba un paso atrás y creaba superioridad en el área. Curiosamente, en un movimiento extraño en Pep, el técnico catalán decidió mini-potenciar esa vaga ventaja en vez de buscar abrir otra más jugosa, y para ello metió a Mandzukic en el primer cambio, y en una de las dos que ganó, cayó el 1-1.

De Gea y Neuer demostraron ser porteros de grandes partidos.

Antes que el croata había entrado Kagawa por Giggs, un movimiento que cambió el partido hasta casi igualarlo. De repente Rooney pasó a tener un socio, se acercó a él hasta el punto de que parecía que los dos ocupaban la posición de extremo izquierdo y el United respiró. No es que tuviese el balón mucho más tiempo, sino que, cuando lo tenía, era más arriba. El descomunal trabajo de Welbeck, que se impuso físicamente a Boateng y anduvo muy igualado contra Javi Martínez, ayudó a que las sensaciones de Old Trafford no fueran ni mucho menos de sometimiento. En general, contando los 90 minutos, solo durante los 20 más fluidos de Alaba dominó de verdad el Bayern Múnich. Precisamente para anular la incidencia del austriaco, el United llegó a juntar en su perfil a Valencia y Young, quienes funcionaron bastante bien juntos. Otro punto a favor de un David Moyes que vivió su noche más grande como entrenador de los diablos. La Champions League es muy emocional, el mejor siempre sufre miedo a perder y el peor está en disposición de superarse porque todos luchan como nunca cuando se ven al borde de la muerte. Esta competición suele limar distancias y ayer volvió a hacerlo. En Múnich lo tendrá más complicado.


16 comentarios

  • @Cesarndpo 2 abril, 2014

    Pues por un momento hasta llegue a pensar que el entrenador más
    criticado de la temporada le iba a ganar al más halagado de varias
    temporadas,al final Pep metió a Mandzukic y le funciono,me parece
    que después de todo Moyes no es tan malo como lo pintan

    Respond
  • Abel Rojas 2 abril, 2014

    @ Cesarndpo

    Yo defiendo que Moyes ha tenido mala suerte este año. En el fútbol es imposible crecer si pierdes de seguido, y Moyes se encontró muchas derrotas inmerecidas por pura falta de azar en los primeros meses de competición. Al menos cuatro fueron inexplicables. Así no se puede construir nada.

    En cualquier caso, Guardiola son palabras mayores. Ganarle un partido no quiere decir más que eso.

    Respond
  • Pablo 2 abril, 2014

    Es muy llamativo en el gol como queda solo Vidic casi en el área chica. En un momento lo tenía cerquita Lahm pero se desentiende en seguida y Vidic estaba parado completamente solo. En un competición a doble partido (o en una final) estas cosas te cuestan tranquilamente la serie.

    Bueno, ahora que lo pienso: 1999

    Respond
  • porres3423 2 abril, 2014

    Evidentemente todos se equivocan y guardiola no es la exepción. Pep siempre ha sido un entrenador excesivamente conservador jugando de visitante en europa. Ya en barcelona solía recurrir a keita de inicio o a la famosa posesión defensiva. El sabrá por qué lo hace pero su global como visitante es bastante en fases definitivas de europa me parece un poco pobre en general. Hoy apostó por un mediocampo kroos-bastian-lahm mas muller de falso 9. Respetó en exceso a un rival al que pudo y debió pasarle por encima, comenzaron llegando fácil pero mostrando escasícimos recurso para romper el "murito" (en mi opinión el united tampoco hizo un trabajo defensivo extraordinario, lo esperado). A partir de cierto punto mostraron desespero, les pudo el enorme favoritismo, empezaron a termina mal todas la jugadas del area, centro a ningún lado, pases filtrados sin ningún receptor, remates de media distancia sin mucho sentido. Hoy mas que nunca se vió lo que es el mayor problema de este bayern, la falta de un 9 de altísimo ritmo goleador. Hoy con el bayern un messi, cristiano, suarez, falcao… te garantizaban la victoria, quizás incluso una goleada.
    Tendrán que esperar a la llegada de lewandoski, pero mientras tanto vendría bien recordar que el hambre no se cura con dietas, si ya tienes un cierto problema contra rivales cerrados no sientes a gotze (hombre ideal para hacer daño a la esṕalda de los volantes de moyes) y a madzukic (si te vas a dedicar a tirar centros al menos juega con un nueve). Lamentó si sone algo fastidiado pero cuando te hacen perder una apuesta =P

    Respond
  • @VGordoA 2 abril, 2014

    Creo que ya se puede afirmar que, al menos por ahora, Guardiola ha empeorado el excelente trabajo de Heynckes. Un equipo que olía la sangre, se ha convertido en un equipo aburrido.
    Gana casi siempre y más en Alemania, claro, pero es que tiene la plantilla campeona de Europa, reforzada con el mayor talento joven del continente y con Thiago Alcantara.

    Respond
  • javimgol 2 abril, 2014

    El Bayern sigue siendo muy favorito para pasar, pero creo que lo es menos que hace 24 horas. Sin JaviM, Schweini ni Thiago se verá obligado a volver al 4231 con Lahm-Kroos en medio, una pareja que no ha dominado noches europeas desde el doble pivote sino en otras posiciones.

    Respond
  • farraspau 2 abril, 2014

    La vuelta sin Javi, Thiago ni Bastian. Yo creo que hay partido y eliminatoria.

    Respond
  • @migquintana 2 abril, 2014

    @Pablo

    Al menos ese día había un hombre en el segundo palo, que es algo que pido día sí y día también a tenor de la cantidad de goles que se cuelan por ese lado, que es el más complicado para un portero. A todo esto, increíble el remate de Nemanja eh. Gira la cabeza de forma asombrosa. Es complicadísimo.

    @porres3423

    Es cierto, pero yo no creo que el posible conservadurismo de Guardiola sea el desencadenante del 1-1. A mí me gustó bastante el Manchester United, tapó muy bien la corona del área, por momentos también el ancho del campo con Welbeck casi de extremo de un 4-5-1 y, cuando llegó a campo rival, generó bastante peligro. Quizás los grandes peros del Bayern fue el poco impacto de Ribery en el partido y, ciertamente, algo de precipitación en los últimos metros. Sobre todo Robben, en mi opinión.

    @VGordoA

    Bueno, bueno. Ayer no fue ningún equipo aburrido. Y es normal que el proyecto de Pep esté en un nivel más bajo que el de Juup después de varios años, con un estilo casi heredado del que a su vez impuso Van Gaal. Es un lustro jugando de la misma manera, casi con los mismos jugadores y, ahora, acertadamente o no, la directiva decidió que había que cambiar. Está de más decir que yo considero un acierto supremo la llegada de Pep, pero hay que ser comprensivos. Es el gran encanto de esta edición de la Champions: la mayoría tiene equipos ''viejos'' pero con proyectos ''nuevos''. Salvo el Atleti y el Dortmund, claro.

    Respond
  • geryon 2 abril, 2014

    @Abel
    Y a lo que pasó finalmente me refería ayer, cuando advertía de que Pep como visitante en Champions es muy cauto y conservador, y que suele dar algo de tiempo a sus rivales.

    Ayer el Bayern me resultó decepcionante, pues más allá de la posesión el equipo que tenía más claro lo que quería hacer (casi se puede decir que el que puso el guión del partido en la mesa) fue el United. Les vi ordenados y concentrados, con un Welbeck en ataque descomunal para la tarea que tenía, pero se puede considerar que en cada fase del partido estuvieron fallones y que el Bayern administró muy mal esos fallos, que sacó muy poco provecho de ellos.

    Fellaini hubiese sido una mina de ocasiones si hubiesen ido a por él, y en vez de ello le dejaron crecer durante el partido (con lo mal que se le dan a Pep los jugadores anárquicos), tres cuartos de lo mismo cabe decir de Jones, el cual por contra estuvo bastante bien, pero se notaba que si le apretaban lo suficiente las ayudas de Rio llegarían tarde y/o mal…

    Ayer sólo hubo un equipo grande y fue el propietario del terreno.

    Respond
  • Abel Rojas 2 abril, 2014

    @ Geryon, Porres

    No sé. Creo que la Copa de Europa tiene estas cosas y que es normal lo que se vio ayer. A mí eso de "Soy mejor y voy a la casa del United y lo burreo" es que me suena a chino mandarino a menos que el United regale la noche.

    No me parece exigible para nadie que reviente al Manchester United en Old Trafford si éstos juegan como jugaron ayer.

    @ Gordo

    Supongo que es cuestión de gustos. A mí este Bayern me divierte mucho.

    Respond
  • geryon 2 abril, 2014

    @Abel
    Hombre, burrear no, pero trasladar el 70% de posesión a un 0-2… Pero volvemos al eterno debate de si los equipos de Guardiola son ofensivos porque les gusta tener la pelota en campo contrario, o son defensivos porque usan la pelota casi todo el tiempo para defenderse y sólo esperan fallos que aprovechar.

    Yo ayer vi lo segundo.Lo veo casi siempre en realidad. Al Bayern del año pasado el United de ayer le habría durado poco, creo yo.

    Respond
  • Víctor 2 abril, 2014

    El dicho dice que nunca segundas partes fueron buenas. Pero es solo un dicho, a veces encaja y otras no. Lo que no quita que a menudo durante fases del juego de los de Munich me ponga a pensar en Jaws II o Rocky III. Esta reencarnación del Barcelona en Bavaria, que por supuesto lo tiene más difícil cuando la imágen del Bayern 2012-2013 aún está fresca en nuestras retinas, todavía tiene bastante que demostrar cuando se le pare un macho por delante. Y que conste que sigo pensando en ellos como los que probablemente se llevarán la copa al agua.

    Porque la pregunta es: ¿existe ese macho? o mejor ¿es el nivel de los siete restantes mejor que el de los semifinalistas de hace un año? Creo que con una posible excepción las respuestas son de cajón:

    El Madrid no. Esta versión es bastante flácida a la hora de la verdad.
    Tampoco el Atlético. La épica se puede estirar hasta un límite.
    El Barcelona hoy es mejor que el del 0-7. Esa mejoría queda amortiguada sin Valdés y ahora sin Piqué. No.
    Sobre el Dortmund no hace falta gastar letras.
    Lo mejor del ManU en toda la temporada lo vimos ayer. ¿Y?
    El Chelsea tiene un demonio en el banquillo. Sólo un no tan probable fogonazo de azufre y llamas (que nunca se produjo con los de blanco) pudiera obrar el milagro. En condiciones normales no.
    PSG. Este es el que hay que ver hoy si ha dado un paso definitivo al frente. Si es así quizás hay macho.

    Conclusion: con mejor juego de piernas y desplazamientos laterales y hacia atrás, y menos pegada, a Rocky todavía le puede quedar suficiente punch para noquear.

    A la espera del próximo toque de atención del Kaiser.

    Respond
  • Kay 2 abril, 2014

    A ver, de Moyes es que se ha hecho una bola de nieve.

    En la primera mitad se sumaron lesiones, carencias de plantilla, intentar implantar un sistema nuevo, mala suerte y estar sustituyendo un mito. Todo eso hizo una bola de nieve que en la segunda vuelta, ya alejados del título provoco además un KO anímico.

    Sobre el Bayern, igual que antes se exageraba ahora tampoco infravaloremos por no despedazar a un equipo en su feudo dándolo todo.

    Respond
  • danidelacuesta 2 abril, 2014

    Muy de acuerdo con la lectura, Abel. Como casi siempre, por otra parte.

    Dos cosas que me parecieron muy llamativas:
    – La ausencia del mediapunta. Ribéry se movió sobre todo por dentro, pero en todo momento daba la sensación de que un jugador a la espalda de Carrick haría muchísimo daño
    – El partido de Fellaini. Recuerdo pocas actuaciones de un nivel tan bajo a estas alturas de la competición.

    Respond
  • @migquintana 2 abril, 2014

    @danidelacuesta

    Yo eché mucho de menos a Gotze en ese espacio. Y pensaba que Pep lo atacaría de alguna forma, sabiendo lo que ya hizo Messi en su momento como centro del cuadrado que forman centrales y pivotes. De todas formas, a mí es que el partido de Müller y Ribery me pareció un poco decepcionante.

    @Víctor

    Quizás es un poco la discusión de siempre. ¿Cuándo se acaba un ciclo? ¿Cuándo se termina de perder todo? ¿Y por qué no antes? ¿Cuándo es conveniente vender a un jugador? Se decía que con Ronaldinho se tardó, pero quizás la imagen de su traspaso sería otra si lo venden en la cresta de la ola. Es un tema complicado y, quizás, al Bayern le quedaba un año más de dominio, pero con lo cortos que son los ciclos y lo a tiro que se había puesto Guardiola… es que me parece un movimiento a hacer sí o sí.

    Respond
  • @DavidLeonRon 2 abril, 2014

    "Schweinsteiger no tiene dinámica para menearse por delante del balón"

    A esta frase quizás le falta un "ya"… El mejor Bastian tenía mucho juego por delante. Iba de abajo a arriba pero arriba era mucho, con diagonales y tal más que profundas.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.