¿Europa le dejará?


Allá por noviembre, el juego de James Rodríguez llamaba la atención de toda Europa. Motivados por su excelente rendimiento, en Ecos dedicamos un extenso análisis a su figura. El artículo llevó por nombre “una zurda de los 80”, un título que hacía referencia a la calidad de su pierna izquierda y a un estilo futbolístico propio de los talentos de esa década. Meses después, un compatriota suyo, Juan Fernando Quintero (18 de enero de 1993) ha deslegitimado dicho título. Si la siniestra de James tiene aroma a fútbol “viejo”, la de Quintero tiene un efecto aún más potente. Con un toque, el nuevo fichaje del Oporto te transporta a una época de magia y fantasía mucho más artesanal. Es tan especial el chico que al verle uno tuerce el gesto; ¿cabe Juan Quintero en el fútbol del S.XXI? ¿Hay espacio para este genio en los laboratorios de la Champions League? Es lícito dudar. Mientras tanto, soñar es gratis.

La cultura histórica sudamericana se levantó en base a dos posiciones: el mediocentro y el enganche; el “diez”. La competencia de uno termina donde arranca la del otro y juntos tratan de dominar el juego. Como su amigo James, Quintero parece mediapunta a simple vista pero… es otra cosa. Al menos él pretende ser algo distinto. Quiere ser más. Para ejemplificar, usaremos su reciente ubicación en el Mundial sub-20.

Juan Quintero es un jugador especial como pocos, una zurda distinta, propia de otros tiempos

De partida, el seleccionador colombiano situaba a Quintero por detrás del punta, una estructura que perdía su forma escasos segundos después debido a la poderosa naturaleza de nuestro protagonista. No exageramos si decimos que lo de Quintero y el bajar a recibir es algo obsesivo. Este es sin duda alguna el rasgo que le define, su razón de ser: intervenir en el juego; cuanto antes y el mayor número de veces que pueda. Vivir por delante del esférico es algo que le incomoda y que rechaza de inmediato. De hecho, no es raro verle desaprovechar algún balón entre líneas, saliéndose del hueco donde pilló la pelota. No tiene ese instinto natural para girar, no le da placer. Lo suyo es jugar de cara. Ahí es excitante.

Mirando hacia la portería contraria, Juan Fernando es un jugador diferente. La calidad de su primer control ya nos habla de algo fuera de lo común en lo técnico. Dos cualidades destacan en él, dos aptitudes complementarias que le hacen absorber mucho pelota y condicionar –a lo bestia– el juego de susQuintero tiene regate y pase, algo extraño en creadores de juego equipos. Por un lado está su bellísimo golpeo de balón. Fiable en largo, es en los toques cortos donde alcanza su punto más preciso. Su pase raso vertical corre como un tiro hacia el receptor, colándose por el boquetillo más pequeño que haya. Aquí vuelve a salir a escena la comparación con su paisano James. Si el del Mónaco es fabuloso en esto, Quintero es aún más virtuoso, más imaginativo, más “maradoniano”. Claro que su inventiva en el pase se agranda por la capacidad de quitarse de encima rivales con un golpe de cadera. Es su otra característica: el regate en espacios reducidos. En seco es capaz de romper la cintura a su marcador. Su mano a mano es impredecible, pues sale por ambos perfiles y gira a gran velocidad, como si de una peonza se tratase. Esta mezcla de creatividad máxima en los envíos y gambeta debería hacer “imparable” a un futbolista que agarra la pelota en su propio campo, donde la presión del oponente no es tan intensa. No es así. Quintero tiene defectos.

Visualmente, el del Oporto entra por los ojos al primer contacto con el balón. Su fútbol es especial

Antes de nada hay que aclarar que Quintero es un niño de 20 años sin experiencia en la élite. Está en edad de acumular mil y un defectos, más si tenemos en cuenta que los jugadores de creación tardan su tiempo en madurar. Lo que sucede es que las carencias de Juan son, digamos, demasiado específicas y están Quintero vive demasiado de su calidad a la hora de generar juegotan arraigadas a su juego que cuesta imaginar que algún día se desprenda totalmente de ellas. El primer punto negativo es un mal 100% sudamericano, un vicio que recuerda al de otros enganches del continente como P.H.Ganso. Se trata de la tendencia a quedarse clavado en el sitio en el que el jugador recibió el balón. El futbolista controla la pelota y no continúa moviéndose sino que se queda parado. Si pensamos en grandes centrocampistas europeos como como Xavi, Schweinsteiger, Ozil o Iniesta, enseguida nos damos cuenta de que al participar parece que flotan. Su movilidad es permanente a la hora de “jugar” con la bola. Quintero, como Ganso, no es capaz de esto. Ellos controlan el cuero y buscan la solución técnica. Como es muy bueno, Quintero puede encontrarla pero el error está cometido y en escenarios tan exigentes como la Copa de Europa –donde van a ir a taparle–, es un defecto grave. A su favor, la querencia a participar en absolutamente todos los lugares de la cancha; en la izquierda o en la derecha, Quintero interviene (de ahí sus numerosos cambios de orientación en ambos sentidos).

Este “inmovilismo” repercute en su manera de afrontar la elaboración de juego. Quintero, hemos dicho, la pide compulsivamente y en cualquier espacio a lo ancho del césped. Sin embargo, una vez que la caza “se detiene”. Ahí se juega todo a la calidad individual. Su comportamiento es muy poco académico. Nuestro compañero Eduardo José “Kundera” ligó con buen tino su nombre al del mito colombiano, Valderrama. Por personalidad e hipotética jerarquía futura, sin duda es el gran sucesor que dio el país. A nivel futbolístico, hay diferencias. Y es que Quintero se precipita donde “el Pibe” era maestro; a la hora de jugarla atrás tiende a arriesgar, siendo muy directo en ocasiones. No busca lo suficiente al compañero cercano a la hora de gestar la acción. Las famosas paredes de Valderrama en el círculo central Juan todavía no las encuentra. Resulta curioso porque a medida que se acerca al área del rival va creciendo su gusto por la pared rápida. Ahí el instinto y la necesidad le fuerzan a apoyarse en los demás. Pensando aún se equivoca.

El joven cerebro debe aprender a leer el ritmo que necesita cada momento del juego

¿Y en defensa? Pues en defensa, la nada. Sin el balón, Quintero no corre. Ni siquiera en situaciones de contragolpe se menea; ahí tiende a pararse a la espera de que le cedan la pelota para conducirla él, muy al estilo Messi. Su nula aportación defensiva nos sirve de hilo conductor para plantear su futuro en su nuevo club, el Oporto. Siendo como es, pensar en él como interior en un 4-3-3 (el sistema de los portugueses) es imposible. Ahí Quintero es “falso extremo”, con un lateral largo (los tienen en plantilla) que le libere de la banda y un interior robusto que le proteja y le compense. Como explicamos al principio de este análisis, Quintero no es James Rodríguez. Su juego empieza mucho antes y se confunde con el de un mediocentro casi. El gusto de Juan por bajar a recibir puede tener su aquel si tenemos en cuenta que el Oporto ha perdido también a Moutinho, el líder en la sala de máquinas. En ese sentido, que baje no será incoherente. ¿Lo malo? El Porto abandonaría gran parte de su identidad agresiva al prescindir de un extremo. James no es que fuese un puñal pero pegado a la izquierda sabía ser profundo y centrar y en la derecha jugueteaba con Danilo. No es de extrañar que en las últimas horas, el entrenador de los dragones haya comentado la posibilidad de pasar a jugar con un mediapunta, dos hombres abiertos y un “9”. Está por ver.

El anuncio oficial de su pase al Oporto inaugura la carrera de Juan Fernando Quintero en la élite. Jugará la Champions y comenzará a descubrir cuánto hay de verídico en su juego. Quintero no es un Riquelme. No es un Aimar ni un Banega. El ex del Pescara es una pieza exótica de un talento salvaje pero raro. Su fútbol es uno de los más egocéntricos de cuantos han cruzado el charco en la última década. Se intuye que no habrá término medio en su trayectoria: o la revienta o quedará en dulce amago. Si existe Dios del fútbol, que por favor nos conceda su victoria; será un deleite para todos.


40 comentarios

  • @SharkGutierrez 15 julio, 2013

    Por lo que comentas David, hay más sombras que luces en su juego, pero por otro lado, su juventud maquilla y -en cierta forma- le protege de ello. Hay un apartado que quiero preguntar a la comunidad (equipo de Ecos incluído). ¿Quienes escoltarán a Quintero a su espalda? Porque están Fernando, André Castro (Sporting) y Defour. Posteriormente, la delantera están Varela, Atsu e Izmailov (entre otros).

    ¿Creéis vosotros en un rombo estrecho, con Fernando mediocentro, Defour y André Castro interiores y Quintero MP? Luego arriba están Varela (diagonal interior), además de Iturbe y Atsu. ¿Cómo lo véis vosotros?

    De Quintero solo puedo comentar las ráfagas de su juego, que no es mucho y tampoco me atrevo a definirle hasta verle algo más. Pude verlo apenas en la Libertadores con el verdepaisa y a ratos con Colombia. Poco más.

    Respond
  • @DavidLeonRon 15 julio, 2013

    @Shark

    "Por lo que comentas David, hay más sombras que luces en su juego"

    Mmmm… yo no lo diría así. Lo que hay es un juego absolutamente condicionante, con defectos muy marcados y peligrosos para el ritmo europeo y una peculiaridad en el juego que como digo, o le das todo o es difícil que el chico la rompa.

    Dicho esto, este chaval no es cualquier cosa. Es un mago, una zurda prodigiosa. De verdad, no voy a decir que es la zurda de Maradona porque sería una completa estupidez, está a años luz, pero para que se entienda, el sentido de su juego es ese. Que un toque rompa todo el sistema defensivo del rival. Y lo hace.

    ¿Pegas? Como digo, Europa exige moverse. Moverse lo es todo en la Champions. Si estás quieto, te comen. Y Quintero se para mucho.

    Respond
  • @DavidLeonRon 15 julio, 2013

    En ese sentido, como comento en el artículo, el futbolista que calca su defecto principal es Ganso. Curiosamente, nadie se decidió a ir a por el ex del Santos en su día. Sí, tuvo muchas lesiones pero hubo un momento que fue fichable y… nadie lo quiso de verdad. Sonó para el Milan, que tiene un boquete de calidad en el mediocampo desde hace tiempo, pero nada más.

    Europa no se fía de los jugadores "estáticos" por decirlo de alguna manera imprecisa. Lo que pasa es que con Quintero un club con la filosofía del Oporto se la tiene que jugar sí o sí.

    Respond
  • @SharkGutierrez 15 julio, 2013

    Dices que es estático, pero por otro lado, también le gusta aliemntar ese movimiento en zona de tres cuartos, donde apura bastante más. A priori, es una incógnita. Eso sí, con veinte años, el futuro y la decisión de moverse más, es suya. Ya eso, lo haría en un futbolista absolutamente dominante, pero también creo que perdería cierto encanto en su juego…o no.

    Respond
  • @DavidLeonRon 15 julio, 2013

    @Shark

    "Eso sí, con veinte años, el futuro y la decisión de moverse más, es suya"

    Es que no es eso. El futbolista se mueve muchísimo para ir a buscar la pelota y aparece por todos lados del campo para distribuirla, El problema llega cuando recibe la pelota. Ahí se para y ya todo es un cara o cruz con su pierna izquierda. Que gana muchas veces porque es de seda.

    Respond
  • Kundera 15 julio, 2013

    Estoy bastante de acuerdo con varias cosas, aunque hay que decir de plano que medir varios de sus comportamientos por lo que se ha visto en la Sub 20, especialmente en el mundial, va con trampa. El nivel asociativo de la selección colombiana sub 20 en el mundial… fue pésimo. En este le tocó hacer mucho eso de "Juan Palomo". Quintero no tenía quién le devolviese el balón en ningún momento. En el sub 20, había uno o dos con carácter más asociativo que le permitían explotar más ese apartado. El adora la pared en cualquier parte del campo y es su mecanismo favorito, sí o sí, para cuando no ve capaz de salir con gambeta o amagues.

    Me alegra que coincidamos en su "la quiero tocar y la toco en todas partes" porque es la marca de su fútbol. Él va a querer mandar y va a querer hacerlo desde el pase – y la gambeta, pero sobre todo desde el pase- porque confía en su técnica y en su visión. Discutía con Abel en Twitter porque dije que el chico es una mente privilegiada. Piensa rápido y piensa bien (ve cosas, soluciones adaptadas a su técnica, físico, compañeros y rivales). Él dice que tanto como eso no, pero yo lo veo muy claro. Él se conoce más o menos bien y se anticipaba a decisiones rivales con una fluidez y agilidad maravillosas… toques de primera, amagues, toquecitos de balón para alejarse del contrario y girarse… Tiene vicios que debe corregir en el primer nivel, algo así como el Busquets primerizo, por ejemplo, mas Quintero tiene fútbol. Lee, interpreta y soluciona.

    En lo que sí no estamos muy de acuerdo es en lo de su juego por delante de la línea de la pelota. A ver, no es Iniesta, pero Quintero piensa para encontrar líneas de pase en campo contrario, sus caídas a banda, a lado de los de mediocentros, son testigo. Y de espaldas pasa que no es Valderrama o Riquelme. No aguanta con el cuerpo ningún envite. Por eso debe anticiparse para girar a tiempo o pasarla a tiempo. Hablaba con David De La Peña, uno de los primeros entusiastas del futbolista, lo que nos gustaba ese giro tan ágil que tenía, de espaldas, para darse tiempo/espacio y jugar. Lo otro es sobre su movilidad tras pase… No sé si tú te refieres a otra cosa, pero a mi Quintero no me parece en lo absoluto Ganso – y mira que cuando jugaba en Nacional era de las cosas que me quejaba de él-. Yo veo a Quintero moviéndose. Pasa la pelota y da un pasito para atrás (para apoyar el desahogo), uno para el lado derecho (darle espacio a zurda) o empieza carrera para el lado contrario al que conduce el receptor para quedar solo para recibir.

    Sobre su adaptación al Porto. A priori, parece que le han fichado más por bueno que por adecuación. Quintero no es un futbolista Porto FC. Al menos no del Porto de la temporada pasada. En ese 4-3-3, Quintero sería Quintero jugando en el medio, pero no tiene la intensidad suficiente -eufemismo- para tomar el rol de Moutinho. Arriba, pierde algo de su naturaleza, pero activa su golpeo, su regate y su pase interior. Yo creo que la solución será un intermedio y, sino funciona, pues la de Pellegrini con Isco.

    Respond
  • Kurono 15 julio, 2013

    Su partido contra Corea fue donde me dejó con la boca abierta, muchas veces se pasa de individualista pero es que era demasiado superior a rivales y compañeros en los partidos que disputó en el mundial sub 20. Y su tiro libre en la última jugada, en el último minuto de descuento, cuando su Colombia estaba siendo eliminada por los asiáticos fue la catarsis. Ese último tiro libre me recordó al que tuvo Ronaldinho contra Francia en el 2006, el comentarista diciendo que debía meterla para ser el más grande y luego ya conocemos el desenlace.

    Espero que todos estos Colombianos, al igual que Bélgica, lleguen de la mejor manera a la cita máxima, Brasil 2014 debe ser EL MUNDIAL !

    Respond
  • @RdGarca 15 julio, 2013

    Ganso era más que fichable, era el gran negocio del Santos y el próximo líder de Brasil junto a Neymar y quedó junto a nada.

    El problema de la solución pellegrini es que le tocaría ir a la derecha y ahí estaría Iturbe que también tiene mucha calidad.

    Respond
  • Manuel 15 julio, 2013

    Iturbe hoy es más prensa que otra cosa.

    Respond
  • @DavidLeonRon 15 julio, 2013

    @Kundera

    "Estoy bastante de acuerdo con varias cosas, aunque hay que decir de plano que medir varios de sus comportamientos por lo que se ha visto en la Sub 20, especialmente en el mundial, va con trampa"

    Y por eso todo el análisis está en aroma de hipótesis ^^ Además que con un creador de juego de 20 años tienes que adoptar esa aptitud sí o sí.

    El único defecto que no es hipotético (al contrario, el sub20 se lo ha tapado mucho) es este del "mal Ganso". En Italia lo poco que jugó ya era más castigado, sobre todo en faltas y golpes, justo por eso, por "clavarse".

    "El adora la pared en cualquier parte del campo"

    Yo ahí discrepo Kun, creo que le falta discernir los tiempos y las decisiones atrás. Arriesga mucho tío. No es fiable en los inicios precisamente porque atrás no gestiona el juego correctamente aún. Es cierto que se equivoca mucho porque su participación es compulsiva, pero creo que no está en el nivel de "acierto" que le pones.

    "y la gambeta, pero sobre todo desde el pase"

    Sin duda desde el pase, pero ojo al caderazo que tiene el chaval, te rompe en un momento…

    "Quintero piensa para encontrar líneas de pase en campo contrario, sus caídas a banda"

    Esto es, en banda sí encuentra algo de espacio, pero siempre yendo abajo, es decir, la espalda del centro del campo no la gana "nunca"… Y me resulta obvio que no le gusta el tema ^^ Va contra su ego que se le dan ahí:p

    "Sobre su adaptación al Porto. A priori, parece que le han fichado más por bueno que por adecuación"

    Sin duda.

    Respond
  • @DavidLeonRon 15 julio, 2013

    @Manuel

    "Iturbe hoy es más prensa que otra cosa"

    No sé si prensa, pero las condiciones desequilibrantes están. Cumplió 20 años hace un mes, no perdamos la paciencia:p

    Eso sí, mi ilusión de verle como ayuda a los Messi, Agüero y compañía en 2014 casi que la vamos desechando…

    Respond
  • Sergio G. 15 julio, 2013

    El otro problema de Ganso era que casi siempre quería resolver con el pase mágico y eso entre otras cosas le hacía "lento". Ganso si era fichable, era la gran esperanza por encima de Neymar, por Sudamérica se decía que Ganso tenia mas chances de triunfar en Europa que Neymar.

    Respond
  • yoxter 15 julio, 2013

    Me han hablado tanto de él que solo por verlo me aguante algunos auténticos bodrios del pescara, cosa no muy ideal para apreciar al colombiano pues en su equipo apenas tiene oportunidad de lucirse. Pero lo seguro es que su calidad técnica y velocidad lo hacen un joven muy prometedor, además siempre ser un buen atacante zurdo te da un plus único. Veremos como evoluciona porque evidentemente aún le falta físico y todavía no ha sido provado al máximo nivel.
    Recuerdo hace 10-15 años cuando los d'alessandro, aimar, denilson, gio hernandez… jugadores técnicamente extraordinarios pero que costaba imaginar que triunfarían en la élite. Y es que los grande clubes parecían tener claro que esa clase de jugadores eran la perdición competitiva, tener a uno solo en sus filas parecía hasta osado. Curioso pasar de esa realidad a esta donde esa clase de jugador está de moda y ahora todos quieren tener en sus filas a por lo menos 3 o 4 de esos. Isco, thiago, quintero, bernard, james, lamela… ahora son el pan de cada día, visto así es un pena que roman no naciera una década mas tarde, en su momento se dijo que no tenía físico para europa, ahora los grandes se darían en la cara por tenerlo en sus filas, pagarían no menos de 50 millones.

    Respond
  • @FutIncorrecto 15 julio, 2013

    @SharkGutierrez

    No te olvides del mexicano Héctor Herrera 😉

    Respond
  • SergioMartin91 15 julio, 2013

    Muy buen análisis de nuevo David y muchas gracias, ya que, yo al menos, he visto poquito al jugador y estos análisis siempre ayudan para entender que es lo que tiene y que es lo que puede dar o no dar un futbolista.

    Dicho esto, y basándome en lo que se cita en el artículo, creo que el Oporto va a tener difícil encontrar, al menos de momento, una posición para este jugador ya que el medio del campo es una zona en la que se requiere que el jugador trabaje, asique creo que la solución debe de ser la banda, al menos en 4-3-3, y a la hora de defender podrías hacerlo con la línea de cuatro, y con el extremo del otro lado bajando para formar dos líneas de 4 y con el interior de su lado cerrando la banda, de este modo permitirías que Quintero no baje, además le tienes habilitado para las contras. Muchas ganas de ver a este jugador en clave Oporto, equipo, para mi al menos, absolutamente fetiche.

    Respond
  • Abel Rojas 15 julio, 2013

    @ Shark

    Se está trabajando el 4-2-3-1 ahora mismo. No descartemos un Fernando + Herrera en el doble pivote, línea de tres con Varela + Quintero + Atsu y Jackson arriba. Con Defour en la rotación de los primeros e Iturbe en la de los segundos si se queda, que parece ser que opciones hay. Y por supuesto Izmailov, que en principio es incluso titular.

    Habrá que verlo. Si se opta por el 4-2-3-1 es una clara señal de que lo de Quintero va muy en serio para el Porto.

    @ Manuel, Garca

    Menudo súper gol marcó el otro Iturbe.

    Para mí no es ningún invento. Es un tipo con unas condiciones para el regate impresionantes y bastante resolutivo. Pero es que no termina de jugar nunca en serio, y así no se crece. Pero ahí algo potente.

    Respond
  • Alejandro 15 julio, 2013

    @Kundera y DavidLeon

    Kun, estoy con David: eso de buscar paredes en la fase de gestación no es precisamente lo suyo. Él gusta más de su capacidad técnica y lo fía todo a su calidad individual. Obviamente, tiene 20 años y u fútbol todavía infinitos matices; no perdamos ahí la perspectiva. Sus desmarques, y vuelvo a coincidir con David, son en gran mayoría de apoyo y por detrás de la línea de la pelota. Y ello significa fluidez a costa de profundidad.

    Su fútbol, y en esta voy con Kun, no puede medirse por su sub-20. El nivel técnico de la Selección Colombia era nefasto y cualquier solución individual parecía más rentable (como me duele aceptar semejante realidad).

    @DavidLeon

    A mí es poco lo que se me parece a James. El del Mónaco es muchísimo más vertical y su capacidad técnica está toda dispuesta al servicio de la agresividad de cara a puerta. James no espera a nadie, ni busca generar superioridades; Quintero, en un ecosistema adecuado, vive precisamente de eso.

    Respond
  • @TomasMartinez23 15 julio, 2013

    Para el que no haya visto a Quintero, que busque el partido de los octavos de final del Mundial sub-20 contra Corea y repase el Sudamericano sub-20, que es un escándalo. Antes del Mundial estuve viendo el último encuentro del torneo contra Paraguay (está en Youtube) y su actuación en ese partido en particular fue sensacional. Lo más bestia es que Quintero gana partidos con su golpeo y su regate, aunque esté tan solo como en el Mundial sub-20 con Colombia. Ahí estoy de acuerdo con Kundera, tenía que hacerlo todo él. Y demostró que puede hacerlo. Pero por esa misma razón tengo ganas de verlo con el Porto, mejor acompañado y en un contexto más exigente. Imagino que un poco como a todos. Yo tengo muchísimas expectativas puestas en él. ^^

    Respond
  • @migquintana 15 julio, 2013

    @Sergio G.

    Yo estoy más en la línea de David, pero es cierto que su fútbol con balón tampoco ayudaba demasiado a compensar el hecho de que no se movía ni un ápice de lo que consideraba su lugar. Por eso yo no entendía muy bien eso que apuntas de que era más posible ver triunfar a Ganso que a Neymar en Europa. Supongo que es lo típico que se dice cuando se duda de un genio driblador como Ney, pero con el paso del tiempo se ha demostrado que era mucho más que un encarador y que, realmente, aunque a Ganso le hubiera ido bien, lo tendría más complicado.

    @Abel Rojas

    Eso te iba a decir. Es lógico que con la baja de Moutinho & James más la llegada de Quintero un equipo se pueda reformular, pero con el Porto resulta aún más curioso porque parecía más fijo que en otros equipos. Su 4-3-3 es muy característico, muy definido y muy fresco. En Portugal han dominado en base a este estilo. Quizás es cierto que en Europa no tanto pese a la UEFA de Villas Boas, pero desde luego que se ha demostrado exitoso y que le ha dado al Porto unas señas de identidad que le han venido bien tanto en lo económico como en lo deportivo.

    Sea como fuere, saber matizarse y evolucionar según las piezas que tengan no puede ser más acertado. Con tantos cambios de jugadores y la juventud de sus talentos, mantenerse férreos podría ser incoherente con su modelo.

    Respond
  • Abel Rojas 15 julio, 2013

    Este es el vídeo del partido del Sudamericano Sub 20 contra Paraguay que cita el gran Tomàs

    Respond
  • Adam 15 julio, 2013

    Perdonad el cambio de temática;
    me gustaría preguntar aprovechando que Thiago Alcántara comparte algunos defectos con Quintero qué opináis sobre lo que me parece un cambio muy relevante en la política de cantera del Barça. En un mismo verano han salido del equipo Deulofeu y Thiago, las dos mayores promesas del club, y eso antes era implanteable. La parte mala la conocemos todo. ¿Hay alguna buena? Aquí en Ecos siempre se encuentran sentidos positivos a las cosas. Podéis aportar algo de luz..

    Respond
  • Abel Rojas 15 julio, 2013

    @ Adam

    Normalmente os animamos a proponer nuevos temas para debate. No solo no nos molesta, sino que es algo que debe hacerse. Es básico. Ojalá lo hicieseis muchísimo más.

    Pero lo que comentas, por favor, vamos a guardarlo para mañana ^^ Motivos hay para ello 😉

    Dicho esto, cada caso es un mundo.

    Respond
  • @DavidLeonRon 15 julio, 2013

    @Sergio G

    "Ganso si era fichable, era la gran esperanza por encima de Neymar, por Sudamérica se decía que Ganso tenia mas chances de triunfar en Europa que Neymar"

    Que a falta de ver qué hace Neymar en Europa, hay que decir que era una frase difícil de entender:p

    @yoxter

    No es tanto el tamaño como el ritmo. Bernard es pequeñito pero hace todo a mil por hora. Le auguro una adaptación muy buena a Europa, por ejemplo.

    Respond
  • Arroyo 15 julio, 2013

    Esperemos que el chico se deje melena. Con eso rendirá en Champions.

    Respond
  • Abel Rojas 15 julio, 2013

    Profundice, Arroyo.

    Respond
  • Arroyo 15 julio, 2013

    Es que apesta a esencia maradoniana por todos los poros. Hay que respetar y perpetuar la mística de la estética. Hablaríamos de ir moldeando el cabello subliminalmente, sin caer en la obviedad proque ello le impondría mayor presión futbolística. Poquito a poco, buscando primero longitud en el cogote y un toque final en la última fase del proceso dando volumen a la parte de atrás. Después, con los años, una perilla, una vuelta a las orígenes también con el pelo a cepillo y un pegotito de gomina. En día importante, un tensoplast encima de las medias, a la altura del tobillo. La constitución y la tendencia a coger el kilo de más que realza pero no le quita explosividad, lo lleva de serie.

    Respond
  • fsantise 15 julio, 2013

    Como bien dice el artículo, Quintero es talento sudamericano. No es ni diez ni cinco. Es de esos jugadores que parecen de antaño, pero las posiciones del fútbol actual hacen dudar de su verdadera ubicación. A pesar de sus defectos más que corregibles, otro aspecto es el físico. Su baja estatura tendrá que complementarse con una trabajado tren inferior que lo ayude a no sufrir los duros marcajes de Champions League. En Portugal mejorará, siempre y cuando el Oporto se adapte un poco a su fútbol, lleno de magia y descaro. En el Sudamericano pasado hizo lo que quiso, pero no sufrió férreos marcajes debido a la fragilidad defensiva de muchos equipos (no hay más que ver la media de goles).

    Otro tema es Iturbe. En River no rindió como se esperaba, pero fue de menos a más. Empezó suplente y fue entrando en el equipo hasta terminar como titular. Hizo tres goles, pero sus gambetas y su velocidad se dejaron ver. Lo que le pasa es que a veces va demasiado rápido. Pero su cabeza no va tan rápido como sus pies. Su arranque es tremendo, pero después no sabe qué hacer, choca con los centrales y pierde el balón. Si aprende a fusionar su velocidad mental y física, sumado de unos buenos consejos extradeportivos y de una dosis de pensar en el compañero, su mote de 'Messi guaraní' desaparecerá y crecerá exponencialmente.

    Respond
  • Abel Rojas 15 julio, 2013

    Gracias por tu locura, Arroyo.

    @ Fsantise

    Completamente de acuerdo en lo de Iturbe.

    Muy pronto es para enterrarlo. Tiene cosas que decir este chico. Y creo que las dirá. Ojalá.

    Respond
  • @Hallfredsson 15 julio, 2013

    A mí es que me fascinó tanto ese ir a buscar el balón a la base para fintar o filtrar el balón y así meter a su equipo arriba, ese exponerse para impulsar al equipo, que yo de este chaval me creo cualquier cosa. Recepcionar constantemente sabiendo que era el único que podía crear ventajas. Las cualidades son tremendas. Como decís, habrá que esperar a probarle en contexto más exigente. Esperemos que Fonseca logre introducirle de la mejor manera posible.

    Respond
  • @CAlvarezVillace 15 julio, 2013

    En el penúltimo párrafo se hace referencia a su posible ubicación. Correcto centrarse en tal hecho porque con AVB y VP el 4.3.3 era innegociable. Ahora bien, la temporada anterior James disfrutó, en numerosos momentos, de espacios centrales recibiendo en estático. Esto es: James actuaba como mediapunta. Y, la pregunta es evidente, ¿cómo se permitía tal eventualidad si el esquema no se configura con un actor en tal demarcación? La solución era sencilla: en fase ofensiva se jugaba con 4.2.3.1

    El hecho más palmario para interpretar esto se definía a partir de la posición de Defour en banda derecha o, finalmente, de Izmaylov. Y las permutas no variaban tanto porque con James en banda era Lucho quien adelantaba metros, tanto en la presión como en la llegada. Por tanto, y teniendo en cuenta la ausencia de James y la presencia de Paulo Alexandre Rodrigues Fonseca, nuevo entrenador y ¿nuevas ideas?, se provoca sencillo dibujar un escenario en el cual J. F. Quintero juegue en la mediapunta, como en el Mundial U20.

    Respond
  • kay 15 julio, 2013

    A ver, los problemas que decís se solucionan más a palos y esforzándose que por talento ,físico o técnica.Llendo a un equipo cono el Oporto en la liga portuguesa y sin una ultrapresion y experto en descubrir suramericanos ¿ cuál es el problema? Yo sólo veo una cuestión de tiempo.

    Respond
  • Manuel 15 julio, 2013

    @Abel

    No sé si viste algo del torneo argentino este semestre, no es que haya destacado mucho en River… Por lo menos a mí me decepcionó bastante, sobre todo en relación a algunos compañeros de generación como Vietto.

    Es obvio que el chico tiene condiciones, tiene una velocidad envidiable pero de ahí hay un largo camino a ser "el nuevo Messi" como lo vendían desde la prensa.

    De hecho cuando el sudamericano sub-20 empezó todos esperaban que el fuera la estrella y no hizo nada de nada… Ni siquiera pudieron ganar a un Chile jugando con 9 (!) durante buena parte del partido.

    Respond
  • @IvanEspinosaO 15 julio, 2013

    @David

    Excelente post. Me alegra mucho que se tengan en cuenta las carencias de Quintero, porque dada su condición fetiche, sus carencias se suelen ocultar. pero vamos, que tiene 20 años. Tiene mucho por mejorar, y lo va a lograr. Frente a la comparación con Valderrama, creo que se fortalecerá (o se hará más débil) dependiendo del nivel de sus compañeros. Como apuntaba Kun, el nivel asociativo de la Sub-20 fue paupérrimo (salvo Quintero, obviamente, y la actuación de Pérez que no parecía Pérez). Si Pékerman se arriesga en algún otro partido, habrá que ver cómo se acopla Abel Aguilar (lo más parecido al Leonel Álvarez de la era Valderrama en la actualidad) a Quintero como parte de la base del medio. Creo que Valderrama fue grande en la selección por la grandeza y humildad táctica -si se vale el término- de Leonel Álvarez. Y soy muy de Valderrama.

    @Abel

    Tema Quintero- posición en el Porto.

    Creo que estamos omitiendo que está Lucho González, quien no sólo por juego, sino por jerarquía (capitán), es un fijo en el 11 del Porto. Yo creo que Fonseca planteará un 4-2-3-1 y empezará a acomodar a Herrera -jugadorazo- en el medio, quizás dándole minutos para cerrar partidos por Lucho, a quien la edad a veces le recuerda que no corre como antes. Así pues, creo que un buen intento de medular sería con Fernando y Lucho (a veces Herrera), con Juan Fernando haciendo un triángulo para la construcción de juego, y darle opciones a Atsu (creo que va a ser muy importante este año), Iturbe/Varela (creo que si Iturbe explota, será algo más que el inquieto pero irregular Varela) y Jackson. Y hay que seguir a Kelvin, ese chico pinta muy bien. De a poco, pero muy bien.

    Espero mis comentarios sean bien recibidos. Un saludo, y espero comentar más a menudo. Leo mucho Ecos, pero comento poco, a veces intimida ver tanta sapiencia junta. ^^

    Respond
  • Raúl Álvarez 16 julio, 2013

    Atsu está mas fuera que dentro del Oporto.
    Yo creo que Kelvin tendrá mas importancia que Varela,Iturbe,Lica e Izmailov en su posicion como extremo en el 4-3-3, al igual que pienso que Quintero debe entrar si o si, pero que Paulo Fonseca no variará el esquema táctico que tiene pensado y que ya se ha podido observar durante lo que llevamos de pretemporada.
    Yo apostaria por Fernando-Josue/Herrera-Lucho y Quintero-Jackson-Kelvin.

    Respond
  • @LuisMa_Rojas 16 julio, 2013

    Yo creo que hay que considerar varias cosas. Principalmente los equipos en los que ha jugado. Tomando lo que dices de que es un jugador absolutamente directo, que muchas veces equivoca el pase. Pero es que, en la Selección Sub 20, el equipo no se caracterizaba por ser asociativo, yo creo que lo que más le gusta e intenta, son las paredes y en el Mundial no encontró nunca con quien asociarse, eso, pienso, lo hizo más directo en las jugadas, además de que Colombia se vio abajo en el marcador y en varias ocasiones, los pases directos y rasos eran correctos, pasaban por medio del montón de piernas, pero quienes recibían no eran los más talentosos en la recepción de la pelota.

    A mí, es un jugador que me encanta y es hoy el jugador que más me emociona de Colombia. Pero, claro, deberá aprender muchas cosas, entre esas a jugar cuando no es él el foco de atención del equipo o quien tiene 100% la obligación de montarse el equipo al hombro.

    Respond
  • @IvanEspinosaO 20 julio, 2013

    @Raúl Álvarez

    Como bien dijiste hace unos días, Atsu estaba más fuera que dentro del Porto. Ya anunció que se marchará este verano. Eso abre posibilidades a Kelvin y quizás a Izmailov, quien está trabajando muy bien esta temporada, aunque me luce un poco como un delantero diferente.

    De otro lado, la noticia de Hulk para el Mónaco y el interés del mismo por Fernando me hace pensar en el enamoramiento de Riboloyev por el Porto de Vilas-Boas… Espero que a Ranieri le vaya bien, pero como las cosas empiecen a fallar…. Ojalá que no, porque el proyecto de Vilas-Boas en Tottenham necesita como mínimo una temporada más.

    Respond
  • Kundera 28 julio, 2013

    Pues debut de Quintero con el Porto y ha jugado de '10' en un 4-4-1-1. Ha jugado unos diez minutos y las veces que las tocó lo hizo en la base de la jugada.

    Respond
  • chavelo 12 septiembre, 2013

    Tiene un centro de gravedad bastante bajo y un regate que busca siempre ponerse en posiciôn de tiro; tal vez por ésto se me ocurre que es de mediapunta que el juego de este chaval se torna difîcil de decifrar para el adversario… En todo caso, me gustô las luces que me dio este artîculo para seguir màs de cerca la evoluciôn de Quintero…

    Respond
  • luisrios 15 septiembre, 2013

    Creo que Europa se tendrà que acomodar a Quintero y no Quintero a Europa. La historia del fùtbol a veces se tiene que reescribir

    Respond
  • luisrios 15 septiembre, 2013

    No es comparable con Pelè, Maradona o Messi, porque su juego es màs colectivo que individual. Es màs comparable con Zico, Platinì, Valderrama o Cèsar Cueto, que fueron màs pasadores. Sin embargo tiene tambièn calidades de jugadores desequilibrantes; o sea que es demasiado completo. Tiene razòn quien mencionò a Riquelme al decir que no le tocò una buena època. La historia del fùtbol mundial se està reescribiendo

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.