La final de Di María y Verratti

Contra todo pronóstico, la final de la Copa de la Liga francesa se saldó con una goleada absolutamente consecuente. Lo abultado del marcador fue la razón numérica que explicó la final a nivel táctico, en la que dos hombres


El centro del campo que ilusionó a Portugal

Veloso, Meireles y Moutinho constituyeron un triángulo emblemático a fuerza de repetición. Es decir, se vienen a la cabeza porque jugaron juntos muchas veces, no porque su nivel lo mereciera. De hecho,


Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.