“Perdóname, Messi”

La historia que escucharán a continuación demuestra que el destino puede modificarse. Que es volátil, fruto de nuestras acciones o que quizás ni existe. El fútbol ofrece uniones tan perfectas que aparentan


Al que quiera celeste, que le cueste

Si algo no falta a ambas orillas del Río de la Plata es arte para la oratoria y pasión por el balompié, lo que sumado nos deja un vocabulario muy rico, una forma de comunicación bastante particular y, evidentemente, un grandilocuente archivo de


Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.