Un lugar para Rochina | Ecos del Balón

Un lugar para Rochina


Rubén Rochina completó ante la SD Eibar uno de sus mejores partidos como profesional de LaLiga Santander. Acostado sobre el perfil derecho, donde viene actuando como interior en el 5-3-2 de Paco López, el futbolista valenciano es el inicio, el nudo y muchas veces el desenlace de un esquema construido desde la reconversión de sus tres hombres en mediocampo: un llegador reciclado como pivote, como es el caso de José Campaña, y dos mediapuntas escoltándolo, como Enis Bardhi y el propio Rubén Rochina, que son más causa que consecuencia para explicar el hecho de que este Levante divida tanto la posesión en cada partido.

El pie izquierdo de Rochina ejerce de lanzadera en la transición

Como ocurrió en el Coliseum con el 5-3-2- de Pellegrino y el 4-4-2 de Bordalás, el Levante de Paco López consiguió defenderse bastante bien del envío exterior del Eibar mediante el emparejamiento 2×2 en ambas bandas entre sus carrileros y sus dos interiores (Simon-Rochina y Luna-Bardhi) ante el lateral y el extremo de cada sector de los de Mendilibar. Algo para lo cual, como la propia fórmula refleja, fue elemental el desempeño defensivo de un futbolista que, en función del contexto y del rival en cuestión, ya ha cambiado su rol sin la pelota varias veces esta temporada: ya fuese para presionar sobre el pivote rival en su salida de balón, como ocurrió ante el FC Barcelona, como para realizar la cobertura exterior, tapando la diagonal hacia la frontal del área para después conducir con su pie izquierdo, como sucedió ante el Eibar.

Recuperando en numerosas ocasiones en su carril, adonde no llegaban los esfuerzos del doble pivote armero y con lateral y extremo –Cucurella y Orellana– anulados al encontrarse en una situación muy desfavorable tras la pérdida, Rochina expuso en este contexto el perfil de futbolista que en verdad representa. Con capacidad para dividir en conducción, aun siendo un jugador que no luce precisamente por su velocidad punta, el de Sagunto ejerce de hilo conductor entre los primeros 25 metros del campo ‘granota’, que es donde más veces recupera el balón el Levante, y los dos puntas. Una tarea que, avalada por las cifras, se refleja en dos datos de lo más representativos con su rol en el equipo: el primero es que triplica el número de “pases hacia delante por partido” (18.22) en comparación a los que da “hacia atrás” (6.62), y el segundo, muy relacionado con el anterior, es que casi una cuarta parte de sus envíos (44.41) finalizan en la “zona de tres cuartos” de campo (9.64).

Rochina ya ha participado en 8 goles: 3 tantos y 5 asistencias

Pero además de conector, Rochina es un finalizador en el Levante. Con dos futbolistas pinchados siempre en los carriles exteriores, la fase ofensiva del conjunto valenciano cumple el requisito de ocupar los tres carriles al mismo tiempo con el objetivo de atacar con cinco o seis efectivos en posiciones de remate. Iniciando el juego por dentro como de costumbre, y después de conectar con Rochina y/o Bardhi en un escalón intermedio, el Levante es un equipo que depende mucho del recorrido lateral de sus dos carrileros. Con Luna, Toño, Jason o Moses Simon por fuera, que son jugadores bastante habilidosos para meter el centro al área en carrera, es primordial que los futbolistas que aparecen desde segunda línea, caso de Bardhi y el mismo Rochina, tengan la capacidad de finalizar las ocasiones -que muchas veces son rechazos- desde la corona del área. De esta forma, yendo y viniendo de arriba abajo, con el mismo número de piezas para atacar que para replegar en bloque medio, el Levante de Paco López se ha convertido en el mejor hábitat para un centrocampista con alma -y recuerdo- de delantero.


2 comentarios

  • AdrianBlanco_ 2 abril, 2019

    Qué gran partido cuajó Rochina el fin de semana pasado ante el Eibar. Lo comentábamos el domingo por Twitter: este chico tiene mucha calidad en ese pie izquierdo, eh. Mucha calidad. Es su momento. 😀

    Respond
  • Balotelli8 2 abril, 2019

    Viendo el domingo el rol que asumía Rochina contra el Eibar, no dejaba de pensar en un jugador que tenía enfrente: Pedro León. Me parece que los dos comparten una pierna que es oro (zurda Rochina, diestra León), y comparten ser jugadores algo lentos en el 1 vs 1 como para jugar donde han venido haciéndolo hasta ahora, que solía ser la banda. Y viendo como Rochina está muy potenciado en ese puesto de interior lanzador, me pareció que los últimos años como profesional del de Mula, si le respetan las lesiones, le van a obligar a cambiar de posición.

    Para un equipo como el Eibar, tener a un jugador de la calidad de León es un lujo, aunque sea por lo diferencial que es a balón parado, y creo que su juego en largo, visión y clase podrían hacer de él un gran interior en un sistema de tres medios. El problema es que este esquema no es muy compatible con la pizarra de Mendilibar, me temo.

    Pero me encantan este tipo de jugadores jugando de interior, con esa capacidad para cambiar el juego con un pase de 40 metros al lateral de la banda contraria, además de conducir con criterio y tener ángulo para disparar desde la frontal, al estilo Beckham en el Madrid de los galácticos o incluso Kroos en los últimos años con Zidane^^

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.