Carlos Soler en banda derecha


Carlos Soler irrumpió en la Primera División como un futbolista con una gran capacidad para activar el juego interior de un equipo. Su facilidad para recibir, orientarse y asociarse entre líneas, ejerciendo siempre como vértice superior, ayudó a desatar a un Dani Parejo al que Cesare Prandelli había tenido colocar como mediapunta por la ausencia, en definitiva, de un jugador como Soler. Sin embargo, con la llegada del 4-4-2 de Marcelino García Toral las dos posiciones que más y mejor parecían casar a día de hoy con el canterano che desaparecieron en un momento. Ni mediapunta, ni segundo interior.

Soler en Paterna ha jugado tanto de pivote como de delantero, con lo que la opción de formar dupla tanto con Zaza como con Parejo estaba ahí, pero ninguna de estas posibilidades encajaba del todo con Marce. Así que la banda, por tanto, era el único destino posible.

En derecha, Soler ya está siendo decisivo con España.

A partir de sus condiciones parecía lógico pensar que si Carlos Soler jugaba en una banda, ésta tenía que ser la banda izquierda. A fin de cuentas él es un jugador con vocación interior que podría generar superioridad por dentro para, a su vez, dejar libre el espacio para los movimientos de Rodrigo y las subidas de José Luis Gayà. Sin embargo, no es ahí donde Soler está jugando… Y destacando.

Soler está brillando en banda derecha. Es decir, en su perfil natural si fuera un extremo en los ochenta, pero en su perfil antinatural siendo un centrocampista en 2017. No obstante, esto no le está limitando. En vez de quitarle espacio, Carlos Soler ha encontrado en esta posición la posibilidad de ser centrocampista, extremo y punta a la vez. Seguramente haya perdido protagonismo, porque el gran centro neurálgico de la posesión valencianista se encuentra entre Parejo y Rodrigo, pero desde este papel más secundario está siendo igual de trascendente. O incluso aún más. Sus cinco goles producidos en siete partidos le convierten en un complemento perfecto a Zaza o Guedes, puesto que además Carlos Soler tiene el don de aparecer cuando nadie le espera. Atacando el punto de penalti desde la frontal, como en el Santiago Bernabéu, suma una referencia más. Pero es sobre todo en el piquito del área, cerca de Dani Parejo, desde donde se encuentra realmente cómodo.

En derecha, Soler ya fue decisivo ante Estonia Sub-21.

Y es ahí, en el vértice del área, donde Albert Celades también le está probando con España Sub-21. Ante la sobrepoblación de centrocampistas (Rodrigo, Merino y Ceballos, en esta ocasión), el técnico catalán le está dando un rol bastante parecido al que tuvo Isco Alarcón con Lopetegui. En resumen, le está haciendo intervenir más. España se asienta arriba con más facilidad y durante más tiempo que el Valencia por circunstancias obvias, lo cual enfoca a Soler más a lo que puede ser en un futuro que a lo que ahora mismo es en el presente. Pero esto en realidad da igual. Sea cual sea el contexto y la posición, Soler logra imponerse hasta convertirse en un futbolista, como mínimo, útil. Y no hay mejor comienzo posible para un chico que con 20 años sólo tiene posibilidades abiertas.

 
 

Foto: ROMAN BOSIACKI/AFP/Getty Images


14 comentarios

  • Luis 10 octubre, 2017

    Es tremendo cómo Marcelino ha integrado en su sistema a dos piezas que, a priori, no encajaban demasiado, ni con el sistema ni con el estilo. A Parejo no le veía suficientemente sólido para formar en un doble pivote, y Soler, por su juventud y versatilidad, sí era más fácil de adaptar a banda, pero no creo que muchos se esperaran este rendimiento. Lo de que juegue por la derecha, imagino que tiene mucho que ver con acercarle a Parejo, con el fin de que se asocien y generen espacios en la otra banda que aprovechen Guedes o Pereira.

    Salvando las diferencias, me recuerda un poco al caso de Koke, un jugador que, a pesar de tener características más idóneas para el juego interior, ha acabado encontrando su lugar en la banda en un 4-4-2, pero creo que Soler cuadra incluso más, tiene más velocidad y llegada que el vallecano.

    Respond
  • AArroyer 10 octubre, 2017

    @Luis

    Es que Soler es muy bueno. Yo no pensaba que fuese tan sumamente bueno. Creo que más capacidad de Marcelino en esta ocasión es que el jugador es muy versátil. Es un lujo de jugador.

    Respond
  • MigQuintana 10 octubre, 2017

    @Luis

    A mí Carlos Soler me recuerda bastante a Cesc Fábregas.

    Es un perfil de futbolista similar que, además, va a terminar jugando de todo. Aunque yo creo que su futuro más potente se encuentra también en la base de la jugada, ejerciendo un rol parecido al de Dani Parejo.

    Respond
  • Score! 10 octubre, 2017

    Parece que este año las piezas de Tetris al que se ha puesto a jugar Marcelino han caido perfectas en el Valencia, la personalidad con la que juega Soler y la fluidez que le dá al balón me encanta, para mí lo de Soler es ya después de la temporada pasada una realidad de presente y sobretodo futuro.

    Me sorprende enormemente como de repente ha empezado a salir calidad a raudales de una cantera (siempre existente) que parecía olvidada y denostada estos últimos años: Gayá, Lato, Nacho Vidal, Rafa Mir, Nacho Gil…porqué saldra tanto jugador exterior con y con tanta calidad? es curioso.¿No debería ser la opción más coherente para los de Marcelino a la hora de crecer? (no quito méritos a los Kongdogbia, Zaza, Guedes, Pereira…pero estos hay que pagarlos…)

    Respond
  • Luis 10 octubre, 2017

    @ Arroyer

    Si si, está claro que es mérito de Soler, me refiero a que cuando se anunció a Marcelino, surgieron dudas de si iba a matizar su idea para adaptarse a la plantilla, si iba a utilizar a Soler y dónde… Y, aprovechando el crecimiento que venía teniendo, le ha dado un rol que, siendo diferente al que tenía, le permite seguir mostrando sus virtudes.

    @ MigQuintana

    Pues la verdad que si, no lo había pensado, pero Fábregas ( que por cierto, nunca he tenido del todo claro cuál sería su posición ideal) se asentó en la élite jugando más atrás, Soler sería más bien a la inversa no?

    Respond
  • Paco 10 octubre, 2017

    La cantidad de mediocentros interiores de nivel que lleva sacando españa desde hace una década es de locos… Que jugadores como Borja Valero, Ander Herrera, Parejo o Bruno no sumen entre todos ni 20 partidos con la selección lo explica todo. Dicho esto, muy mal tienen que darse las cosas para que Soler no los juegue. Su techo es altísimo

    Respond
  • MigQuintana 10 octubre, 2017

    @Score!

    A mí me parece que quien hace que las piezas encajen perfectas es Marcelino.

    Me parece que el actual Valencia es un trabajo de entrenador como no hay muchos. A su manera, siendo totalmente diferente, me recuerda al primer impacto que tuvo Simeone en el Atlético. Ha dado "crédito" al club.

    @ Paco

    Es que fíjate el centro del campo de una Sub-21 renovada: Rodrigo Hernández mediocentro del Villarreal, Dani Ceballos interior en el Real Madrid, Mikel Merino jugando en el Newcastle tras haber sido fichado por el Dortmund… Y ahí andan Oyarzabal de extremo izquierdo y Carlos Soler en banda derecha. Casi nada.

    Respond
  • MigQuintana 10 octubre, 2017

    @ Luis

    Es que el camino de Cesc fue anormal.

    Nadie empieza tan atrás siendo tan joven y dominando tanto (aquella eliminatoria vs Milan) para luego romper en un mediapunta llegador que incluso fue falso 9 en el Barcelona o en España. Lo normal es al revés, como dices. El camino de Andrea Pirlo, Toni Kroos, Xavi Hernández o Luka Modric. O incluso Ballack/Lampard.

    Respond
  • Cmarquez1995 10 octubre, 2017

    Es que Soler ya es pieza clave a la hora de generar ocasiones en el sistema de MGT. También soy de los que compro el parecido con Fábregas; hacen cosas en un campo, a veces, muy similares.

    Respond
  • Adrian Cervera 10 octubre, 2017

    Fabregas va acabar su carrera jugando de 4. De hecho Conte está empezando a darle forma a esa idea y Morata frotándose las manos.

    Respond
  • Abel Rojas 10 octubre, 2017

    @ Adrián Cervera

    Yo ya creo que es su posición en este momento, con los dos franceses volando.

    Respond
  • Bonano 10 octubre, 2017

    Lo cierto es que desde que lo vi el año pasado me pareció que era un jugador hecho por y para jugar por medio. Como alguien ha comentado ya, la capacidad que tiene de recibir y girar es algo muy especial. Dicho esto, la vuelta de tuerca que ha dado Marcelino poniendolo en la banda derecha es digna de elogio, si bien es cierto que las circunstancias le han obligado a ello. Aun asi sigo pensando que Carlos Soler llegara al estrellato jugando por dentro. Me parece que la posición de interior o media punta es donde el puede marcar la diferencia de verdad, a un nivel superior.

    P.D. Hace tiempo que quería meterme de lleno en vuestros debates, os leo desde hace ya mas de un año pero nunca me habia lanzado a hacerlo. Se que es la esencia de este lugar asi que ya me puedo considerar parte de Ecos. :p

    Respond
  • Javi 10 octubre, 2017

    Soler es de esos jugadores que si todo va bien nunca va a dejar de sorprendernos, yo lo seguí bastante su año de Juvenil con Baraja y desde esa gran temporada que hizo de 6, tuve muy claro que podría ser un jugador box to box muy bueno, incluso da la sensación de ser un nuevo "modelo" del centrocampista español, un jugador que puede jugar con la pausa y precisión de un 6 y atacar y aparecer en el área como Lampard con esa facilidad, contundencia y rapidez, eso no se ha visto mucho en el fútbol español, y este año con la nueva posición en la banda aún le da una nueva dimensión, muchas ganas de ver como evoluciona, es un jugador que con esa progresión va para futbolista importante.

    Respond
  • iLoveCholo 11 octubre, 2017

    Sé que no es el sitio, pero aprovecho los comentarios sobre Fabregas.

    ¿No creeis que en esta España de Lopetegui puede aportar muchisimo? Es que para mi es un jugador top que pego un bajón muy exagerado, pero que ya la temporada pasada demostró que vuelve a estar instalado en la élite y que este año la está rompiendo como se esperaba de él hace tiempo.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.