¿Cómo castigar el atrevimiento? | Ecos del Balón

¿Cómo castigar el atrevimiento?


Como analiza Alejandro Arroyo en “¿Por qué tantos goles?”, existe una triple explicación al hecho de que el conjunto del Principado sea el más goleador de Europa: el talento individual de sus puntas, la determinación colectiva y los riesgos tácticos que ha asumido Jardim para redefinir a su equipo tras perder a Carvalho o Toulalan.

Dichas medidas, además, han ido en una única dirección: la portería del equipo rival. La proyección de ambos laterales hasta línea de fondo, el espíritu de mediapunta de los dos externos, el vuelo de Fabinho para sumar presencia en la frontal, el hecho de jugar con dos delanteros, la intención de presionar muy arriba para recuperar cuanto antes y, así, volver a atacar de nuevo… No hay duda, el AS Mónaco es el equipo más atrevido de Europa. El más desenfadado.

Allegri tratará de aprovechar el carácter del Mónaco.

La cuestión es que hoy se enfrenta a la Juventus de Massimiliano Allegri, un conjunto acostumbrado a entender como oportunidades lo que el resto ve como problemas. El técnico italiano, reforzado tras batir por fin al FC Barcelona, es un experto consumado en castigar el atrevimiento. En aprovechar la potencia del saque del contrario para conectar un resto ganador. Y aunque seguramente el grueso de su planteamiento hoy se centre en cómo minimizar el talento de Falcao, Bernardo Silva o Mbappé, el objetivo final del mismo será el de penalizar a Benjamin Mendy, Jemerson o Tiémoué Bakayoko.

La oportunidad para la Juve en este sentido es doble: mientras cada minuto que pase parece perjudicial para los monegascos por la erosión que sufre su plan principal (fluidez, movimiento, intensidad, presión…), cada metro que ceda como consecuencia es a su vez un metro peor defendido. Las segundas partes del Manchester City y del Borussia Dortmund, activadas sobre todo a partir de una figura extra en el centro (De Bruyne y Sahin) y de hombres con velocidad por fuera (Sterling y Pulisic), muestran con nitidez como una vez el Mónaco pierde su sitio comienza a defender más tiempo y en peores condiciones, amen de atacar menos veces -aunque con el mismo peligro gracias a la exuberante irrupción de Kylian Mbappé-.

En este sentido, a pesar de que son varias las grietas a atacar, al final todo acaba redundando en un tipo de acción muy concreta: el uno para uno en la banda que acaba con un pase atrás. Ante la falta de retorno de los “extremos” y los problemas de Bakayoko cuando debe formar doble pivote en su mitad del campo, todo revierte en un caudal ofensivo que los laterales no pueden asumir de ninguna manera. Si incluso estando acompañados a Sidibe y Mendy les costaría hacer frente al talento de los rivales que se encuentran a estas alturas de la competición, estando abandonados a su suerte directamente resultan transparentes. Ahí Juan Guillermo Cuadrado, con Paulo Dybala muy cerquita, como en el partido de ida contra el Barcelona, puede encontrar un filón. Conduciendo, desbordando, metiéndose en el área… El colombiano es el tipo de regateador constante y punzante que se le viene atragantando al Mónaco.

El emparejamiento Cuadrado-Mendy acaparará muchos focos.

Asumiendo el lado derecho del ataque juventino como el principal del partido incluso en ambas direcciones, pues ahí se encuentran Lemar+Mendy y Alves+Cuadrado+Pjanic, el otro costado en clave italiana parece estar enfocado a la finalización. Tanto con Alex Sandro atacando una zona del campo a la que Bernardo Silva no va a volver como con Mario Mandzukic irrumpiendo en el área grande, la Juventus puede conseguir facturar por la izquierda lo que se trabaja por la derecha. Sobre todo porque, además, la Vecchia Signora cuenta con Gonzalo Higuaín. De su historia con la Historia, valga la redundancia, ya lo sabemos todo. El fatalismo y el vértigo le han acompañado siempre que la gloria ha llamado a su puerta. Pero dicho esto, también hay que precisar que el 9 argentino es mucho más futbolista que lo que era cuando abandonó Madrid. Y que, además, esta evolución le hace encajar muy bien en este partido.

Aunque a Higuaín se le siga concibiendo como un jugador de puro contragolpe, ya no lo es. Como tampoco lo es en realidad la Juve como equipo, pues incluso Pablo Dybala es una de las estrellas ofensivas más lentas de Europa. De ahí que unido a la precaución defensiva y al dominio del ritmo general, todo lo que sea bajarle revoluciones al partido, encadenar secuencias de pases y frenarse a pesar de poder correr suene bien en clave bianconera. Porque es así cómo el partido le puede caer a las botas del argentino. Tanto para potenciar la ventaja que puede tener su equipo en banda derecha (encauzando transiciones como en el Camp Nou, donde encontró constantemente a Cuadrado) como para aprovecharla en la corona del área o en el punto de penalti, Higuaín hoy parece clave para castigar el atrevimiento con el que el Mónaco ha llegado aquí.

 
 

Foto: MIGUEL MEDINA/AFP/Getty Images


8 comentarios

  • AOGOG7 3 mayo, 2017

    Qué importante puede ser Pjanic hoy como lanzador. Por lo que le ví el año pasado en la Roma, para mí, es uno de los mejores del mundo en esta faceta y hoy ante un Mónaco tan ofensivo parece que puede explotarla.

    Respond
  • HenryHM 3 mayo, 2017

    Creo que cometería un error muy grave la Juve si se deja llevar por los espacios y se sube al ritmo del Mónaco. La posibilidad de ajusticiar a un Monaco desordenado es muy jugosa, y tanto Khedira como Pjanic se pueden dejar llevar por ello, pero creo que deberán contemporizar mucho y hacerlo con cuidado. Es muy difícil que el Mónaco pase la eliminatoria si no es ante una Juve desordenada

    Respond
  • MigQuintana 3 mayo, 2017

    @AOGOG7

    Debería poder hacerlo.

    Pero va a tener muy poco espacio y muy poco tiempo. El Mónaco si logra atacar a su manera termina empotrando al rival contra su propia portería sin que ni siquiera un equipo de Pep Guardiola pueda escapar. Lo positivo aquí para la Juve es que cuenta con otras alternativas: la salida por derecha con Alves-Cuadrado, los toques de Paulo Dybala entre líneas, el juego de espaldas de Pipa, el poderío de Manzukic…

    @HenryHM

    Absolutamente.

    El ritmo va a definir muy bien lo que es esta eliminatoria.

    Y cuando se enfrenta un equipo de ritmo alto y uno de ritmo lento suele imponer el suyo el segundo.

    Respond
  • Pedro Lampert 3 mayo, 2017

    "todo lo que sea bajarle revoluciones al partido, encadenar secuencias de pases y frenarse a pesar de poder correr suene bien en clave bianconera". Muy de acuerdo aquí.

    Pero no tan de acuerdo con el jugador clave de la Juventus. Para mí Dybala será el todo. Más en el principado, seguro que Fabinho-Bakayoko van a saltar a la presión del doble pivot de la Juventus. Y ahí entra en la ecuación Dybala. Para activar a Cuadrado en transición (con el posterior pase de la muerte a la corona del área para el mismo Paulo) y también para estabelecer a la Juve arriba.

    Tengo claro que a Allegri no le vendrá bien siempre atacar en transición porque el Mónaco atacará más rápido todavía y tendrá mayor pegada. Por eso será clave mesclar ataques rápidos para dañar y ataques pausados para rebajar el ritmo.

    Respond
  • Cmarquez1995 3 mayo, 2017

    Se presenta una eliminatoria muy muy bonita. Yo creo que a la Juve le van a generar ocasiones, más de las que la gente se piensa, pero también veo a los italianos un conjunto más completo que los monegascos.

    Respond
  • MigQuintana 3 mayo, 2017

    @Pedro

    Pero es que con Cuadrado conecta más veces Higuaín que Paulo Dybala.

    Sobre todo en transición, claro. En ataque posicional ya cambia un poquito la cosa.

    Respond
  • Abel Rojas 3 mayo, 2017

    @ AOGOG7

    10 asistencias lleva en este curso. Y eso que a nivel de juego para mí está muy irregular. Pero como asistente sí está produciendo en la medida de lo esperado.

    @ Pedro Lampert

    Tácticamente, el partido sonreirá a Dybala. Lo que me falta por ver es el ritmo al que se vaya a jugar. Si se juega a un ritmo muy alto, quiero ver qué ocurre. No obstante, es un hombre con muchas papeletas para liarla muy seriamente. Está claro.

    Respond
  • DavidM_SVQ 3 mayo, 2017

    Estoy de acuerdo con Arroyo en que la clave del encuentro puede estar en la banda derecha del ataque juventino. Pero además, creo que es importante para la Juve hacer ancho el campo. Mientras en derecha Alves, Pjanic y Dybala se asocian y Cuadrado amenaza el espacio, en la izquierda Alex Sandro debe estar siempre en posiciones aptas para recibir un cambio de juego. De esta manera conseguirán separar a Fabinho y a Bakayoko para que Khedira suponga otra amenaza más, y ésta por dentro.

    Respecto al equipo que saque Allegri me surge la duda de si va a seguir con 2 centrales, o viendo el poderío ofensivo de los moengascos, va a volver al esquema de los tres centrales sacrificando a Mandzukic.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.