Marcelo es el genio a seguir


Durante muchos años, el madridismo se debatió entre la conveniencia o la inconveniencia de contar con Marcelo Vieira en el once de los partidos de la verdad. Sus respectivos entrenadores, también. Hoy, la recopilación de datos indica que la mayoría de aquellas reflexiones acabaron con el brasileño sentado en el banquillo; al tiempo que la perspectiva revela que las dudas siempre estuvieron más vinculadas a las sensaciones que a los hechos, y que por tanto, no apostar por él se debía, más que nada, a una ausencia de fe en lo que su perfil representaba. Marcelo ha sido un elemento de desorden en un mundo organizado; una herramienta casi imprevisible en un fútbol descreído en el que prevalece la certidumbre de lo común. Por eso se tardó tanto en asumir que da muchísimo más de lo que quita; por eso se tardó tanto en ratificar que se está, ni más ni menos, que ante uno de los jugadores más decisivos de Europa.

Lo recién dicho, como se avisó, no se basa en intuiciones o lecturas abstractas, sino en experiencias demostrables. Desde aquella noche fatídica en febrero de 2010 en la que el francés Govou destruyó la estabilidad del Madrid de Pellegrini atacando la espalda de Marcelo en el viejo estadio de Gerland, las cantadas defensivas del brasileño en los días claves se cuentan con menos de los dedos de una mano. En cambio, la lista de momentazos acumulados, ya sea en rachas de juego o en jugadas específicas, tiende a lo interminable. El golazo al Lyon un año después para romper el maleficio de los Octavos, o la participación en los tres tantos del Madrid de Mou al Barça de Guardiola en el Play Off de 2011, podrían estar entre los primeros. Yendo a lo reciente, en las últimas semanas ha enlazado tres asistencias ante Sporting, Barça y Bayern o el gol contra el Valencia que significó tres puntos cruciales para el desenlace de la Liga. Por el camino dejó instantes increíbles que las derrotas hicieron olvidar, como su vuelta de la semifinal de la Champions frente a la Juventus en la temporada 2014/15, y otros que le hicieron mayor justicia, con su mágica Final de Lisboa, grabada en la memoria de cada aficionado. Precisamente su rival de entonces, el Atlético, tratará de defenderle esta noche, cuando ya nadie duda de él. Lo tendrá difícil: desde el inicio del ciclo del Cholo, nunca sumó menos bondades para lograr secuestrar al genio.

El sistema del Real Madrid actual no podría entenderse sin el concurso de sus dos excelentes laterales.

El Real Madrid es ahora mismo un equipo sostenible -y sostenido- debido al perfil y la calidad de sus laterales. Su ataque posicional -la fase del juego que más tiempo le ocupa- adolece de una irregularidad achacable a muchos motivos entre los que sobresale la, a menudo, estrechez de su frente ofensivo: sus delanteros, con Ronaldo y Benzema a la cabeza, se mueven menos de lo ideal y se quedan plantados dentro del área, es decir, en la posición desde la que menos espacios se crean. Dicha circunstancia hace que las bandas sean cosa, con frecuencia, exclusiva de Marcelo y Carvajal, principales destinos de los pases de Kroos y Modric y encargados de, primero, asentar el ataque y, después, revolucionarlo. Si Zidane, en lugar de tener esta pareja, tuviera la de cualquier otro conjunto del continente, se vería forzado a modificar prácticamente todo. Hay ocasiones en las que, además de balón, se les dota de ventajas que acentúan su eficacia, pero en muchas otras, en demasiadas, cargan con el equipo dando valor a jugadas donde hay poco que rascar. El extraordinario momento de inspiración y forma de ambos ha hecho que ya no se vea ni como milagro ni como proeza, sino como la rutina más lógica posible.

La posible titularidad de Isco dotará a Marcelo de un contexto que favorece la explosión de su talento.

La gran amenaza para el Atlético de Madrid deriva de una doble condición que pondrá a favor de viento la magia de Marcelo. Por un lado, existe un importante margen de probabilidad de que Isco forme parte del once titular. El malagueño es, a título individual, la mejor noticia posible que se le puede regalar a Marcelo a modo de compañía. A nivel ritmo, el ataque blanco sube sus revoluciones porque, pese a no tratarse del pasador más eléctrico del circuito, está desatado en el dribling y genera ventajas como, hoy día, ningún otro medio de la eliminatoria. En cuanto a táctica, su movilidad provoca movimiento ajeno y desvía efectivos hacia las bandas para que Marcelo y Carvajal tengan alternativas diferentes a la genialidad o el centro al área. Y a modo estilístico, se está ante un futbolista que subraya la identidad de un colectivo que, cuando no está él, parece un tanto permeable a las intenciones del otro. Resulta que esa identidad a la que él suscribe al resto es la que más enfatiza la habilidad innata del lateral de Brasil.

Para más inri, ya se apuntó, el Atlético de Madrid del presente carece de fortalezas que antes sí tuvo y que contra este Marcelo se antojarían capitales. El deterioro de su sistema defensivo es el suceso que más supedita lo demás, pero hay otros detalles que acrecientan la vulnerabilidad. Por ejemplo, el hecho de que Gabi, sujetado en el carril central ante la ausencia de un pivote más posicional a su lado, no pueda acudir tanto a la banda a lanzar ayudas despuebla esa zona tanto en lo cuantitativo como en lo cualitativo. Qué decir de las lesiones de los dos laterales titulares, Juanfran y Vrsaljko, que provocará que el pesado Savic, el joven Lucas o el impulsivo Thomas sufran no menos de tres o cuatro manos a manos contra Marcelo cerca o dentro del área en los que el genio podrá sacar tajada como acostumbra. Aunque tan importante como lo del español y el croata será lo del extremo belga, Yannick Carrasco. El hombre con la conducción más rápida del Atlético y el más capacitado para recorrer largas distancias a gran velocidad fue empleado en el último derbi en la banda derecha y le cogió la espalda a Marcelo con bastante peligro. Tras dos semanas en el dique seco, ha regresado a la convocatoria y se especula con que también al once. Darle trabajo a Marcelo, obligarle estar atrás, se vislumbra como imprescindible para que Simeone y los suyos castiguen la moral de los merengues. Sacar de posición a Ramos y exigir a Casemiro la ayuda que más esfuerzo le cuesta -al ser la que más lejos suele pillarle- podría alterar la balanza emocional del derbi y dar mucha vida a los aspirantes. Marcelo será el genio a seguir porque el cruce, en una medida enorme, se decantará precisamente en las briznas del césped que le tocará pisar.

 
 

Foto: CURTO DE LA TORRE/AFP/Getty Images


22 comentarios

  • tortugaroja 2 mayo, 2017

    Cuanto menos provocativo ensalzar a Marcelo ahora mismo, no entrare en detalles ajenos al futbol, los si relacionados quedan muy bien reflejados en el artículo.
    Qué gran pareja de laterales!

    Respond
  • roumagg 2 mayo, 2017

    ¿Pero Isco puede ser todo eso jugando arriba? ¿O necesitaría ser uno de los 3 centrocampistas para desatar todo como suele? No tengo muy claro cómo se van a colocar; el pasado sábado James cambió de banda (y, con ello, el esquema) varias veces. Por mí, ojalá veamos un Kroos-Modric-Isco; James-Karim-Cristiano. Con el recurso de la autosuficiencia de Asensio entrando fresco en la segunda parte. Hacer el Isco de falso lateral con Marcelo por delante, James en la frontal, Kroos dirigiendo sin tener que caer a banda, Modric intercambiando el primer y el segundo escalón… Volver a 2014. Jugar con 3 + Isco tiene el riesgo de que pase lo que pasó con la defensa de las bandas vs Bayern en los primeros minutos, y de que a Isco le quites demasiadas líneas de pase por delante dejando solo a Karim y CR, con el resto de jugadores por detrás. Creo.

    Respond
  • JackBonaventura 2 mayo, 2017

    Creo que al final del artículo queda suspendida en el aire la clave para defender a Marcelo: atacando. El Atleti lo tiene verdaderamente difícil por ese sector y creo que si bien intentará sobrecargar el juego por el otro costado (cuanto mas se juegue lejos del sector izquierdo sin lateral derecho, mejor) buscará internadas rápidas hacia "el lado débil", tanto con Carrasco como con Griezmann y Gameiro.

    Aun así no descarto volver a ver a Saúl en el sector derecho pero creo que su altura es fundamental en la zona central para evitar que Casemiro tiranice esa fase y además reforzar la ayuda contra los centros laterales. Una gran actuación del canterano ahí permitiría a Gabi realizar más ayudas en el sector derecho, además.

    Respond
  • Larios84 2 mayo, 2017

    Se habla tanto de que jugará Isco sí o sí, que me da que quizás hasta de tanto llevar el cántaro a la fuente se rompa, es decir que hoy se la juegue con James para esa banda y Modric en la otra, en fase defensiva digo, pero no se, espero que mis sensaciones no sean acertadas, porque entonces tendría poca lógica que no jugará ni un minuto frente al Valencia el malagueño.

    De Marcelo no hay nada que decir, solo que como bien se comenta aquí la única manera de defenderle es atacarle mucho, y eso Carrasco, que no estará top pero si para darle una primera parte muy trabajada constará para tal empeño, así como para tener distraídos a Ramos y Casemiro, con lo que ello conlleva al vaciar la zona central, activar a Griezmann por ahí para surtir de balones a su compañero en delantera (¿Gameiro?) al cual se suponeo que marcará con más atención Varane, aunque veo más acertado a Nacho para esos menesteres hoy mismo, pero claro luego esta el tema balón parado donde Varane gana varios cuerpos al madrileño.

    Muchas ganas de ese Marcelisco, pero quiero verlo en el 11 una hora antes para quitarme esas otras sensaciones de su no titularidad, en relación a Isco

    Respond
  • Gravesen 2 mayo, 2017

    "Durante muchos años, el madridismo se debatió entre la conveniencia o la inconveniencia de contar con Marcelo Vieira en el once de los partidos de la verdad."

    Ahí no puedo estar del todo de acuerdo. Salvo fases muy muy concretas con Mourinho en campos muy complicados y frente a especialistas de banda consumados (e incluso cuando todo esto se cumplía, no siempre estaba ausente), Marcelo casi con total seguridad era de partida. Lo que se debatía era si su posición para tales momentos era la de lateral izquierdo, la de interior en centro del campo de tres (Pellegrini), de cuatro (Juande Ramos y puntualmente Capello) o directamente de extremo (primer año de Mourinho). E incluso en aquellos partidos en los que no salía de titular, era muy frecuente verle acabar los partidos de doble lateral por delante de Coentrao, Arbeloa o Nacho (segundo y tercer año de Mourinho y toda la etapa de Ancelotti).

    Si nos centramos exclusivamente de su ubicación como defensa, entonces sí teníamos dudas todos de su entrada como titular, pero si hablamos de jugador del 11, o incluso como cambio….con ningún entrenador se han tenido dudas. Solo en el tercer año de Mourinho y con Capello fue claramente suplente, y en el primer caso estuvo lesionado gran parte de la temporada y en el segundo había hasta 3 laterales izquierdos (Roberto Carlos, Miguel Torres y Raúl Bravo) por delante de lo que era aún una perla brasileña de 17 años fichada en teoría para el filial. Y aún así se las apañó para ser uno de los suplentes de entrada habitual en el tramo final de esa Liga de infarto.

    Respond
  • @J_Garcia_7 2 mayo, 2017

    Llevo unos días reflexionando sobre esta pregunta: ¿Son los laterales los que transforman equipos muy buenos en los mejores equipos? ¿Son los mejores laterales los que son capaces de dar ese plus a sus equipos para que sean campeones?
    La posición de lateral es la que menos se valora en el fútbol. Si das a elegir cualquiera prefiere tener un portero seguro, un gran central, un buen mediocentro, un jugador de tres cuartos habilidoso y rapido o un delantero goleador.
    De acuerdo. Pero si miramos a equipos recientes te sale que los mejores laterales hicieron a los grandes equipos ser los mejores:
    Dani Alves en el Barça y especialmente en el ciclo de Pep, Alaba-Lahm en la Champions de 2013 que fue cuando mejor rindieron ambos, Maicon en la Champions del Inter de Mou(cuando era el mejor lateral del mundo con mucha diferencia del 2°), Carvajal-Marcelo ahora mismo y en el caso del brasileño durante varios años o Filipe Luis en el Atleti.
    Después miras equipos como el PSG que tiene poco que envidiar a cualquier equipo en todas posiciones excepto los laterales, el City o el resto de equipos ingleses en general y ves que son plantillas con grandes jugadores pero en esa posición bajan mucho el nivel respecto a los mejores.

    Respond
  • OliJC 2 mayo, 2017

    @roumagg : que apetecible es tu propuesta ! desgraciadamente no veo en un partido de este calibre a Zidane jugando sin Casemiro… por lo cual hay que elegir entre James o Isco (o, porque no Asensio o Lucas Vazquez). Veo mas un 4-1-2-1-2 con Isco delante de Kross-Modric (ellos delante de Casemiro) o 4-2-2-2 con Casemiro y Kross detras de Isco-Modric. luego segun este Modric (que contra el Valencia volvio a estar fisicamente bien y mas cerca de su nivel) pueden entrar Asensio o James si necesitan marcar, Lucas si tambien sufre Carvajal atras. Para seguir con el tema del principio, quizas Isco sea mas adecuado para jugar con Marcelo, tanto en ataque como en defensa.

    Respond
  • MigQuintana 2 mayo, 2017

    @SrX

    ¡Buenas tío! ¿Podrías reformular un poco tu mensaje para que no de lugar a la equivocación? Estoy muy de acuerdo con el fondo del mismo, sobre todo por lo que deja a entrever que es el Madrid como club en muchas ocasiones, pero al empezar con esa frase puede servir de confusión como le ha servido al amigo @Pablo. Hay que intentar ser lo más perfectos posibles para que el debate transcurra como queremos. Espero que lo entiendas… :)

    Respond
  • Abel Rojas 2 mayo, 2017

    @ Roumagg

    Coincido contigo en que Isco es más futbolista formando parte de la línea de medios que jugando por delante de esta, porque es un tipo que crece jugando de cara a portería, pero ahora mismo me parece un genio tan inspirado que su mera presencia cambia cosas. Contra el Bayern pareció jugar un partido normal, ni bueno ni malo, y luego lo ves repetido y te das cuenta de que al Madrid le da la vida con sus movimientos y que es quien evita que el Bayern ataque todo el tiempo. Amén de generar acciones desequilibrantes algunas de las cuales acabaron siendo decisivas, como su juego del gato y el ratón contra Arturo Vidal.

    Casemiro va a jugar, es un futbolista tan fijo en el 11 del Madrid como Ramos o Cristiano, y particularmente lo entiendo. Más si cabe en un choque que va a ser duro y de trinchera como el derbi de hoy. Y donde el Madrid va a gozar de una superioridad aérea en todas las partes del campo que va a hacer que Simeone tenga que cambiar demasiadas cosas.

    @ Gravesen

    Más allá de que no lo veo como tú y que sí me parece una evidencia que sobre Marcelo se dudó hasta después de la Final de Lisboa -de hecho hace dos semanas tras el Clásico, donde jugó fenomenal, hubo muchos comentarios sobre lo que echaba el Madrid de menos a Coentrao-, si quieres pon lo de dudas como lateral, que a fin de cuentas es lo importante, porque Marcelo es lateral.

    Respond
  • Abel Rojas 2 mayo, 2017

    @ J_García

    Realmente interesante. Lo cierto es que también se te podría contestar que el Barça tenía a Xavi, Iniesta y Messi, el Bayern a Schweinsteiger, Robben y Ribéry y el Madrid a Ramos, Modric y Cristiano, por ejemplo ^^, pero creo que el fondo de tu mensaje es muy interesante.

    Particularmente, opino que este Madrid actual, el de hoy, el de mayo de 2017, es uno de los equipos más dependientes de sus laterales que he visto. Creo que necesita justo a estos para tener sentido. En lo colectivo, es un conjunto que me convence menos que hace un año y creo que el crecimiento de Carvajal y Marcelo, que están extraordinarios, lo está compensando un poco.

    Respond
  • fernandojb 2 mayo, 2017

    Pues para mi cuanto se tenga un Marcelo mas racional, mejor le va al madrid, y es señal de que encuentra su equilibrio.
    Marcelo es el plan , si el partido se tuerce y en eso es un lateral extraterrestre porque hace cosas que no se ven en el futbol profesional, su sentido del juego de ataque es la de un chaval.

    en fin este año Marcelo destaca mucho porque al madrid se le complican las cosas, pero si en la eliminatoria no hablamos mucho de marcelo pues mejor para el madrid.
    carvajal es un jugador mas equilibrado , que eso no significa mejor, lo que da marcelo no lo da nadie, es un pura sangre.

    Respond
  • Abel Rojas 2 mayo, 2017

    @ fernandojb

    De tu mensaje extraigo que opinas que si el Madrid juega bien destaca Carvajal y que si juega mal destaca Marcelo. ¿Te refieres a eso?

    Respond
  • fernandojb 2 mayo, 2017

    @abelrojas

    Digo que Marcelo en europa por lo menos contra el Napoles o el bayern comienza de una manera mas ortodoxa. Carvajal siempre es mas ortodoxo en su juego, que eso no es decir nada, porque es dificil jugar como marcelo.
    a medida que van los partidos pues acaba como acaba, y ya se comento contra el bayern con la eliminatoria ganada, que zidane le adelanto.
    Marcelo es un jugador que entra en ebullición, se defiende mas en partidos mas confusos.
    eso es el arma que tienen el madrid, Kroos es un jugadorazo pero no se encuentra tan comodo en esos escenarios.

    Resumen Marcelo es un jugador incalificable.

    Respond
  • MigQuintana 2 mayo, 2017

    De hecho yo diría que ambos laterales del Madrid comienzan los partidos siendo valiosos y acaban siendo absolutamente determinante. Y al final tiene sentido. Ambos son los encargados de desequilibrar y conforme avanza el partido hay más espacios, más libertades, más cansancio y menos atenciones por parte de los extremos/interiores rivales. Sin embargo, Marcelo y Carvajal va creciendo. Poco a poco, mucho a mucho. Y acaban como acaban.

    Respond
  • Gravesen 2 mayo, 2017

    Abel Rojas

    Tenemos opinión diferente supongo. Yo admito que siempre e sido un gran admirador de Coentrao (y antes de Heinze) por la seguridad que te da en marcajes individuales frente a especialistas en Copa de Europa, pero la visión que yo tenía era que nunca eran jugadores que realmente opositaran a ser "el lateral izquierdo" del equipo blanco de continuo, sino una herramienta puntual en contextos que favorecían poco las fortalezas de Marcelo y potenciaban sus debilidades.

    Incluso en sus primeros años, cuando le adelantaban frecuentemente como extremo, la opinión que yo observaba en redes y foros era la de que era algo temporal. Una solución "hasta que aprendiera a defender" con los años. Y al final siempre se le quería en el once como interior, o al menos en el banquillo si había que remontar para sacar a su par más defensivo.

    No negare que acciones como la de Navas o Govou en el año de Pellegrini le crearon una fama de "débil defensivamente" que aún a día de hoy le acompaña, pero su calidad siempre estaba por encima. Repito: El día de una eliminatoria a cara de perro contra un rival en un campo caliente preferías tener un especialista en la contención como Coentrao/Arbeloa/Heinze, pero en la comidilla pre-partido esperabas que jugara por delante suyo o que fuera uno de los primeros cambios si las cosas se torcían.

    Estamos hablando de un tío que con 18 fue titular en el lateral izquierdo el primer año de Schuster cuando gana la Liga con solvencia. Pocos pueden hacer eso y se notaba un poco.

    Pero repito, opiniones personales.

    Respond
  • felipbrasi 2 mayo, 2017

    bueno hay que decir que el que le ha quitado buena parte de los partidos que no jugó era Fabio Contrao. Que sinceramente al nivel eliminatoria vs Borussia y Bayern en el año de la décima puede quitarle el puesto a cualquier lateral del a actualidad.

    Sobretodo en un equipo que ya contaba para atacar con Di María y CR por esa banda. O sólo CR con Mou. Creo que el ataque el Madrid ya lo tenía más que cubierto por aquella época por eso preferían asegurarse la defensa.

    Y bueno ya digo, yo era muy fan de aquel Coentrao. Era un perro de presa, y cerrando el centro en el 2º palo o defendiendo la diagonal fuera dentro del extremo ya se consagraba.

    Respond
  • Marcelino 2 mayo, 2017

    La importancia de Marcelo o Carvajal, más allá del nivel individual de ambos, nos habla de los enormes problemas que tiene el Real Madrid en el frente ofensivo. Cristiano Ronaldo y Karim Benzema son futbolistas que sólo pueden ofrecer apoyo + remate, no pueden desordenar a una defensa por sí mismos, de ahí la importancia de los laterales en los pasillos extiores, o elementos como Luka Modric o Isco Alarcón en los carriles interiores.De ahí la importancia de añadir a un ftbolista como Marco Asensio, que pueda reproducir los movimientos desequilibrantes de Gareth Bale, único arma ofensiva del conjunto blanco para generar ocasiones por sí mismo.

    Personalmente hoy prescinidiría de la pareja Ronaldo-Benzema y me quedaría con Ronaldo como única referencia en punta. Si bién Isco Alarcón me gusta más cerca de la gestación, puede ser interesante ponerle hoy de "Ronaldinho", aprovechar su inspiración y movilidad en tres cuartos, su capacidad entre líneas, opciones en 1vs1 y un socio para Marcelo. En la banda derecha, como he comentado anteriormente, me decantaría por Marco Asesio, a pesar de que es posible que un escenario posicional como el de hoy pueda favorecer a jugadores como James Rodríguez o Lucas Vázquez.

    Respond
  • Marcos 2 mayo, 2017

    El momento de Marcelo y Carvajal es tremendo. El brasileño a veces he tenido la sensación que era poco productivo (similar con Alves en sus momentos menos precisos), pero ahora lo está haciendo y mucho.

    Los últimos años el Madrid ha tenido en CR su jugador más determinante y en Modric, el mejor. Pero el que ha creado pánico en Barça o Atletico siempre ha sido Marcelo.

    Por cierto, en mi opinión el gran nivel de los laterales y de hombres como Isco o Asensio está tapando el discreto rendimento de un Modric al que, como a Iniesta, se le empiezan a notar los años y un Kroos que tiene un respeto en Madrid que al resto de los mortales nos causa asombro. Gran técnica de golpeo y poco más.

    Respond
  • Abel Rojas 2 mayo, 2017

    @ Felip Brasi

    En mi modesta opinión, apostar de verdad por Marcelo en detrimento de jugadorazos como Coentrao es lo que diferencia a equipos enormes de equipos que superan la normalidad. Marcelo es un jugador casi milagroso. Hay jugadores que generan plusvalías únicas si te atreves a creer y Marcelo es uno. Y casi nunca sale cruz apostar por genios así.

    Respond
  • MigQuintana 2 mayo, 2017

    @Marcos

    Es que Marcelo es más productivo desde lo que genera que lo que produce. Es decir, tener a Marcelo te permite hacer jugadas o tener un caudal ofensivo constante que igual de otra manera no consigues -el Madrid es un vivo ejemplo-. Sin embargo, sí es cierto que no es un prodigio de ese último toque, como no lo era Dani Alves. Pero claro, es que la influencia de ambos, diferente pero gigantesca, va más allá de eso tan "convencional".

    Dani Carvajal, por ejemplo, diría que es más productivo (1 gol y 11 asistencias este año) que Marcelo (3 goles y 14 asistencias), aunque sólo sea por el volumen de juego que ambos administran, que es bastante dispar.

    Respond
  • José Luis 2 mayo, 2017

    Varios apuntes más:

    – Increíble que dos de los mejores jugadores que disputarán hoy el partido sean sus dos laterales izquierdos.
    – El Madrid debe jugar hoy con 1-4-3-2. Sí, y con Isco por donde le dé la gana.
    – Este Madrid de ZZ, de la BBC, de la CKM se está convirtiendo a pasos forzados en el madrid de los laterales. Probablemente, la mejor pareja de "mi" historia como madridista. Supera con creces el Roberto Carlos-Salgado, que sería la segunda pareja.
    – Sigo pensando en Benzema como opción de banquillo. Contra el ATM jamás le vi hacer lo que hace contra cualquier otro equipo del planeta. Está en un mal momento. Peor temporada en cuanto a goles se refiere. Pero es Champions entre semana. ¿Será hoy su día?
    – James a este ATM también le haría bastante daño saliendo de titular.
    – Si el Madrid marca un gol, y se le resiste al ATM, Asensio puede ser el hombre del partido desde el momento que pise el césped para calentar. No quisiera estar en ese momento en la cabeza del Cholo.

    @Quintana

    "Sin embargo, sí es cierto que no es un prodigio de ese último toque, como no lo era Dani Alves"

    Uffffff. Pocas veces estoy en desacuerdo con tu opinión ^^. Pero aquí no firmo debajo. Para mí Alves tenía un último toque de mediapunta. Pero de mediapunta de élite. Marcelo sí es inferior.

    Respond
  • Adenauer 2 mayo, 2017

    Creovque algo que no se valora como se debe (o que al menos yo no veo comentar) es su extraordinaria resistencia física, tal vez por no ir acompañada de una gran velocidad. Pero lo de Marcelo reventando prórrogas va camino de convertirse en un clásico de Champions League.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.