Arturo Vidal: de Pep a Carlo | Ecos del Balón

Arturo Vidal: de Pep a Carlo


Si a una posición tuvo problemas Guardiola para inyectarle el gen de su estilo de juego en Alemania, ésta fue a la de interior. Probablemente fue aquella en la que el choque cultural se reprodujo de forma más viva, no en vano, quizá sus dos apuestas más exitosas en la demarcación surgieron de mirar con otros ojos a quienes hasta entonces habían ejercido de laterales en el cuadro muniqués. Ninguno de los centrocampistas que pasaron por el puesto le dieron al de Santpedor aquello que a su llegada detectó en Toni Kroos y que el Real Madrid le arrebató. Uno de sus últimos intentos en la demarcación, consistió en la incorporación de Arturo Vidal, centrocampista de talla mundial pero igualmente alejado de sus postulados futbolísticos. Box to box latino, mucho más dado a la exuberancia en el recorrido que a la disciplina posicional, pese a haber sido una pieza importante durante el curso, de hecho fue cuando Pep retrasó su posición concediéndole con ello mayor espacio para la llegada, que su impacto en el engranaje pareció cobrar mayor valor.

El Bayern actual le da a Vidal más espacio en ataque y en defensa.

Mucho han cambiado las cosas por Baviera, y si entonces Vidal ejerció su competitividad desde el contrapunto, hoy encarna buena parte de las decisiones que ha tomado el equipo acerca de lo que quiere ser. Su encaje con la propuesta del colectivo, desde una línea de medios que ha contenido la influencia de Xabi Alonso y ha potenciado la de Thiago Alcántara, es prácticamente total. Arturo forma a la izquierda del mediocentro tolosarra en el doble pivote que ha resultado del adelantamiento de Thiago en la medular del Bayern, una modificación que a la vez que ha acercado al ex del Barça a la zona donde más decisivo puede ser, le ha permitido a Ancelotti reforzar la contención y la seguridad de su transición defensiva manteniendo, por lo general, a un segundo medio por detrás de la línea de la pelota. Vidal, de partida, es mediocentro, y lo es empezando a influir desde muy abajo, aproximándose a los centrales si conviene arropar el primer pase con tal de que David Alaba pueda desvincularse de esta fase del juego e incorporarse por banda al ataque.

Dada la menor dulzura de su técnica en el espacio reducido, el acercamiento a los centrales le sirve también como refugio ante presiones que le recorten metros a sus maniobras en la medular. Paralelamente, la proyección exterior de unos laterales que hace sólo unos meses tanto influían por dentro, es otra de las particularidades del Bayern de Ancelotti afines al fútbol de Arturo Vidal, pues refuerzan una propuesta ofensiva de escalada prudente por el carril central y muy dirigida a encontrar los accesos al área y la frontal por fuera. Es un Bayern que desde los carriles llega muy arriba, insistente colgando el centro y, desde que Thiago gobierna la corona, generoso en los servicios hacia el pico del área. Aunque cuando la jugada transcurre por el carril derecho sea más frecuente ver al chileno incorporarse al área buscando sorprender desde la segunda línea, su función primordial cuando el Bayern gana altura tiene que ver con asentar el dominio de la segunda jugada bien para responder al rechace con un disparo lejano o para devolver el balón hacia la orilla.

Vidal es clave para equilibrar la transición defensiva del Bayern.

Y es que, en parte, Arturo funciona en este Bayern como el pegamento que debe mantener unidos los fragmentos de un equipo por momentos muy separado debido a su buscada amplitud y a la verticalidad con la que decide sus ataques llegado a zona de finalización. Un Bayern que ataca y defiende con más espacios y al que no es extraño ver correr hacia atrás hasta pararse en zonas bastante cercanas al área de Neuer. Un Bayern ancho y largo. En este sentido, y pensando en clave Real Madrid, la del chileno podría ser una misión doble a la hora de sumar seguridad al ejercicio defensivo del equipo, tanto enfocando su aliento infatigable sobre el sector por el que con Carvajal y Bale más pueden correr los de Zidane al contraataque, como arropando a Xabi Alonso. Alrededor del español gravitará el dulce Benzema, fino lector de debilidades y que a buen seguro testeará la zona del mediocentro ante las dudas alemanes en el centro de la zaga.

 

Foto: Lennart Preiss/Bongarts/Getty Images


7 comentarios

  • Soprano_23 12 abril, 2017

    Buah, qué articulazo. Qué finísimo es Albert Morén analizando aportes individuales -en base a unas virtudes y debilidades- y la manera en que estos afectan al colectivo de forma positiva o negativa. Y qué gusto, desde lo personal, que el elegido fuese Arturo Vidal, a quien ayer dedicaba mi Próxima Luz y quien pienso que no es todo lo valorado que su impacto en los partidos, sobre todo el día D, indica.

    Me flipa cómo consigue imponerse el chileno ante los mejores; esa competitividad radical con la que arrastra a sus compañeros en momentos en los que se nota que el escenario se los está comiendo -en Chile se vio claramente en el proceso de engrandecimiento del mismo, pero también en la vuelta de la Juventus a la élite; cuando 'las papas quemaron', Vidal fue un punto de referencia al que mirar. Típico jugador que te contagia y convence de que es posible ganar, aunque la falta de costumbre de competir en según qué instancias pudiese provocar miedo escénico. Absolutamente clave en el trasvase de ambos conjuntos en lo que son ahora mismo-.

    Arturo Vidal es eso: garantía de competitividad. Es un grande del fútbol contemporáneo. El año pasado, a mi gusto, ante el Atlético pese a no ocupar las previas por, quizás su lejanía con el llamativo estilo Pep, fue clave en el baño muniqués al Atlético. Y, encima, se impuso en muchos de los aspectos que el Atlético dominaba: control absoluto de los rechaces -su habilidad suprema-, fiabilidad insultante en la defensa de su zona, abarcamiento de metros irreal desde lo individual o ganancia del centro lateral. Respeto que se le mire con recelo porque se aleja un tanto de lo tipo de interior/MC que nos ha educado el ojo a los españoles -Xavi, Alonso, Modric, Iniesta, etc.- en cuanto a su tipología y forma de dominar, pero lo cierto es que es capaz, de otro modo, de imponerse y acercar a la victoria, como pocos, a su equipo con bastante independencia del contexto -aún siendo evidente que se potencia en uno determinado-.

    Respond
  • Faetón 12 abril, 2017

    Qué importante es llegar a estas alturas de la competición sin bajas. Tener al equipo enchufado y fresco en todas tus posiciones (Juve) vs un inesperado boquete en el centro de la defensa (Madrid, Bayern). Para mí, en la capacidad que demuestren Casemiro, Alonso y Vidal para ayudar a cerrar puertas está buena parte de la eliminatoria.
    Una maravilla de artículo, Albert.

    Respond
  • Alex Fuentes 12 abril, 2017

    Chicos de Ecos. ¿Cuánto ha cambiado el Bayern desde septiembre-octubre? Yo le he visto poquito más que en grupos ante el Atlético, y en el Calderón los vi muy muy dominados (cierto que el Atleti estuvo tremendo ese día). A ver si me arrojáis algo de luz.

    Cómo duele perderse partidos como estos, pero la obligación me llama en el Manzanares. Habrá que grabarlo, aún sabiendo el resultado.

    Respond
  • MigQuintana 12 abril, 2017

    @Soprano_23

    Aun así… ¿no te parece que es el Vidal menos sugerente e impactante?

    Viendo al Bayern, pese a todo, raro es el partido que salgo diciendo: joer, es que es tremendo.

    @Alex Fuentes

    Te voy a recomendar primero el Segundo Asalto que le dedicamos:
    https://soundcloud.com/radio-38ecos/segundo-asalt

    Y luego te diría que bastante. El Bayern en septiembre-octubre era un equipo que aún no me transmitía nada. No sabía qué quería ser ni cómo quería serlo. Ahora lo tengo más claro. Es un Bayern tradicional que ha encontrado en la mediapunta y en la figura de Thiago, unidas a veces, otras tantas no, una forma de mejorar su forma de atacar y de ganar en control. Su transición defensiva siendo algo problemática, hay muchos espacios y carreras muy largas, como dice Albert, pero diría que esto ahora mismo es algo que afecta a todos los equipos. Todos tienen ese problema corriendo hacia atrás… salvo quien no corre, la Juve. ^^

    Respond
  • Fernando 12 abril, 2017

    Acabo de leer que no juega Lewandowski. Teniendo en cuenta que Muller no puede amenazar a los centrales de la misma forma, creeis que desencadenara algun otro cambio por parte de Ancelotti?

    Respond
  • Larios84 12 abril, 2017

    Se que aún lleva 2 ratos en la élite y que aún tiene 19 años y seguro que si sus condiciones son acompañadas del entrenador adecuado, el esquema más optimizado para sus condiciones así como una mentalidad notable triunfará, pero ¿Tan poco cuenta Renato Sanches en esta media hoy en día?

    Mirando datos, obviando los titulares en doble pivote indiscutibles ( Xabi Alonso y Vidal) las primeras opciones para sustituirlos estan siendo últimamente Kimmich e inclusive Thiago en el doble pivote por encima del portugués.

    PD: Vaya puta lástima que se vayan a retirar tanto Xabi como Lahm en junio. Cuanto se puede aprender del oficio de futbolista viendo a estos 2, madre mía….

    Respond
  • Soprano_23 12 abril, 2017

    @MigQuintana

    Depende, Quin. A mí el día del Atlético sí que me impactó; igual que contra el RM en semis de Champions o en la final de la misma. Por no hablar de cuando juega con la chilena y se enfrenta a Argentina, Brasil y Uruguay, normalmente me gusta más entre mejores son los rivales que enfrenta, porque lo impactante no es tanto las cualidades que tiene si no la superiodad de las mismas y el contagio que ello supone en el resto de los suyos. Y ese el tema: si alguien sé que va a jugar a su máximo segurísimo en el BM es Arturo Vidal, no sé si será suficiente para darle el dominio de la situación al Bayern hoy, pero sí que puede serlo. Kroos y Modric son élite absoluta pero es que éste es capaz de reducirlos.

    Cuando se juega un Argentina – Chile, por ejemplo, en los últimos tiempos, se dice tanto medios chilenos como argentinos:" nosotros/ellos tenemos/tienen a Messi y ellos/nosotros a Arturo Vidal", seguramente sea exagerado, sí, pero es tal que así por la ascendencia de ambos -aunque el jugador en contextos tan distintos desvirtúa un poco el tema, sirve para entender el punto aunque sea a grandes rasgos-.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.