Nacidos para la Champions


Alexandre nació para ser el gran delantero de la década. Y quizás también para ser el talento que se pudiera acercar con más calidad y continuidad a los dos jugadores que, finalmente, se demostrarían inalcanzables para todos. Porque al juego del brasileño no le faltaba nada. Era rapidísimo, potente y muy técnico. Tenía olfato de killer, calidad para desbordar, talento para moverse e incluso contaba con ese punto extra de genialidad que distingue a los muy buenos de los mejores. El Milan pagó 22 millones en 2007, cuando él aún tenía 17 años, y lejos de sonar a barbaridad pareció un acierto brutal.

Sin tanta firmeza, pero también pareciendo “the next big thing” de su fútbol, Ryan comenzó a crecer en el Ajax dejando la sensación de que podría ser el enésimo “update” de la escuela holandesa. Aunque el suyo era un talento por pulir, por perfilar, Ryan era todavía más alto, más rápido y más potente que aquellos jugadores que ya habían revolucionado y dominado Europa a comienzos de los 90. Y, por tanto, que un vigente finalista de la Champions, como era el Liverpool en 2007, se dejase 18 millones en su fichaje tenía mucho sentido, sobre todo a tenor del fútbol que practicaban los de Rafa.

Durante ese mismo verano se produciría también otro fichaje de un jugador que parecía cuestión de tiempo que se terminase instalando en la élite como un jugador importante. Porque aunque había dudas sobre su carácter, Kevin transmitía eso: un futuro de estrella. De ahí que tras dos años como titular en la Bundesliga, el joven ghanés se marchase primero al Tottenham, luego al Dortmund y más tarde al Portsmouth. Es decir, tres clubes por aquel entonces inestables que pretendían ser el sitio ideal para que este gran proyecto confirmase su calidad desde la tercera línea del fútbol europeo. La suya sin duda era una apuesta arriesgada, pero también una apuesta que un conjunto como los tres citados debían hacer. Si les salía bien…

Ninguno se asentó en la gran Champions League.

Pero ni a Boateng ni a Babel ni, por supuesto, a Pato les fue bien. Aunque por distintas razones, ninguno de ellos consiguió asentarse en la Champions League. En realidad todos tuvieron su momento y espacio, pero éste no sólo no se prolongaría más de dos o tres años, sino que además su futuro se volvió tremendamente incierto. Alexandre Pato regresó a Brasil sin levantar mayor revuelo, Ryan Babel volvió a Holanda para más tarde terminar en EAU y Kevin Prince Boateng, directamente, se quedó sin equipo dos veces.

Curiosamente, tras compartir hace 9 temporadas el mercado que debía catapultar sus carreras, los tres han vuelto a entrelazar sus destinos al fijar como su penúltimo destino el fútbol español. Y les está yendo bien. Increíblemente bien. Sobre todo porque, además de caer en tres contextos que parecen encajar muy bien tanto con su fútbol como con su momento personal, sus entrenadores están sabiendo adaptarse a sus capacidades. Quique Setién le ha dado a Kevin Prince Boateng total libertad para llegar al área, amen de responsabilizarle de la salida directa. Fran Escribá está situando a Alexandre Pato a 20 metros del área, de manera que su talento pueda tener más constancia que la velocidad y potencia que ya no le acompaña. Y, por último, Garitano ha apostado definitivamente por potenciar un sistema de contragolpe que nace y muere con Andone, pero que crece y se sostiene por la calidad de Ryan Babel.

Los tres hacen cosas que sus compañeros no pueden hacer.

Porque la realidad cambia, pero la calidad simplemente se matiza. Esto es algo que queda constancia cada vez que cualquiera de los tres toca le balón. En sus equipos juegan talentos sobresalientes como Jonathan Viera, jugadores con muchísima personalidad como Manu Trigueros o futbolistas con un físico que marca diferencias, caso de Florin Andone. Jugadores que, además, son mejores o más importantes ahora mismo. Pero ellos tienen algo que no han tenido el resto: la Champions League. Nacieron para jugarla. Y la jugaron. Ninguno la ganó, ninguno escribió en su historia, pero basta con fijarse en Boateng cargando el área, ver a Ryan Babel realizar una conducción o deleitarse con Pato en la medialuna del área para saber que ellos no son como los demás… O que no debieron serlo.

 
 

Foto: MIGUEL RIOPA/AFP/Getty Images


15 comentarios

  • Andrés 21 diciembre, 2016

    Excelentisimo articulo.Waao que nostalgia pero como olvidar que Pato lo tenía todo para ser el gran 9 sucesor de Ronaldo Nazario.

    Al igual que Prince, que te dejan jugadas de crack cada cierto tiempo, y eso te dice que el talento bruto, ese que se tiene o no se tiene, está ahí, y que por otras cosas es que no ha sido constante.

    Si estos 3 sus equipos logran que encuentren la regularidad, es que son valores competitivos como pocos en la Liga.

    P.D.: Todo esto que se habla sobre ellos, también podría explicar lo de Robinho?

    Respond
  • sobris 21 diciembre, 2016

    Estaba viendo yo el Madrid-Depor de hace unos días y me fijé en Babel. Y hubo más de una jugada en la cual le llegaba el balón en banda y el se paraba allí, le venía uno o dos rivales y el con su calidad y su cuerpo aguantaba el balón y lo soltaba, para hacer a su equipo descansar y asentarse. Eso le puede ir tremendamente bien al depor cuando quiera bajar las pulsaciones aunque…No se si es exactamente lo que quieren

    Respond
  • Horatius Reilly 21 diciembre, 2016

    A mí Babel nunca me llamó la atención y le desconozco totalmente.
    Alguien me podría contar qué tipo de jugador apuntaba que iba a ser, cuál era su posición ideal…?

    Respond
  • hola1 21 diciembre, 2016

    Lo de Pato..Lo bueno es que aun hay tiempo y esta dejando muchos detalles para volver pronto a su competicion,la UCL.

    Respond
  • SergioMartin91 21 diciembre, 2016

    Pufff que gran articulo sobre tres jugadores que personalmente me encantan pero a los que tenia poca o ninguna fe, por distintos motivos (lesiones o bajos rendimientos en los ultimos años) cuando llegaron a la liga española, pero que bien estan rindiendo.

    Babel: No le habia seguido la pista desde el liverpool y aquella eliminatoria que tuve la suerte, o en mi caso, la desgracia de verle en directo en el bernabeu y por la tele en Anfield y recuerdo que desde esa banda izquierda nos hizo mucho daño, de hecho asistio a Gerrard en el tercer gol de anfield en una jugada que sigue repitiendo en clave depor. Pero ahora creo que le ha añadido a su futbol un puntito de pausa muy interesante y un desmarque fuera-dentro que antes no tenia. Ademas a nivel goleador aporta goles y asistencias. Es una lastima que todo indique que vaya a marcharse y un error del depor haberle hecho solo un contrato de 4 meses, pero money talks.

    Pato: Futbolista que me encantaba en milán, llego a ser capocannoniere con el milan en serie a con 25 goles si no recuerdo mal y en sus mejores momentos llego a jugar incluso de mediapunta en un 4-4-2 rombo o en banda en el 4-3-3 de allegri, aprovechandose de su velocidad y desborde. Sensacion de que estaba para grandes cosas hasta que las lesiones empezaron a hacer mella en el, y cuando se fue a corinthians pense para mis adentros que le habiamos perdido para el futbol europeo. Pero parece que esta de vuelta y de nuevo otro acierto de la secretaria del Villarreal, que lo borda a menudo. Ahora esta complementandose bien con soriano+sansone y acompañando esto de cifras. Su partido el otro dia en el molinon es para ponerselo repetido en bucle, parecia benzema en los apoyos y en el gestito con balon y continuaba siendo 'peligroso desde el desmarque. La verdad que es una maravilla verle cuando esta así. Como al Villarreal en general.

    Boateng: Personalmente yo a boateng no le tenia visto hasta que se enfrentó al barcelona, jugando por detrás de Ibra y Robinho si no recuerdo mal. No pesaba demasiado en el juego ni tenia excesiva pausa (la aportaban ya zlatan y robinho) y el se encargaba de compensar en banda, aportar goles desde el balcon del area y del regate. Era electrico. Aun recuerdo el traje que le hace a abidal en el gol el dia que empataron a 2 en San Siro. Comentaba que se fijaba mucho en rivaldo a la hora de jugar pero no tengo claro que fuesen parecidos. Diria que no lo eran vaya. Luego se fue al Schalke y en el doble pivote fue muy poco solido en la eliminatoria vs Real Madrid en la que quedaron 1-6 en la ida el dia que la BBC se presentó a Europa y 3-1 en la vuelta el dia que se lesiono Jesé. Bale hizo lo que quiso con el desde aquel sector y luego unido a algun episodio extradeportivo que le dejó sin equipo pense que le habiamos perdido. Parece que Quique setién le ha recuperado para la causa y por lo que se ve en el reportaje de las palmas que ha hecho aitor lagunas (muy recomendable para el que no lo haya visto) se le ve bastante centrado. Algo que personalmente no esperaba y francamente pensé que iba a las islas buscando un semiretiro tranquilo más que buscando reencontrarse con el fútbol y volver a disfrutar de el como comenta en el reportaje. En lo futbolistico, aporta juego directo, cierta profundidad, gol atacando el lado debil, y cambio de orientacion cuando el balón pasa por el. Esperemos que continue con esta racha.

    Respond
  • David1989 21 diciembre, 2016

    Me sorprende muy gratamente el rendimiento de estos jugadores y añadiría otro caso parecido con el de Samir Nasri e incluso el de Nani aunque este ultimo su equipo le da tan poco que no esta sonando como el resto, pensaba que iban a pasar por la liga sin pena ni gloria y que era mas una operación de marketing para su equipos que lo que realmente iban a aportar futbolisticamente, creía que les iba a pesar cierta desmotivacion por estar ante retos inferiores a lo que algún día se espero de ellos pero no ha sido asi y me alegro porque creo que le aportan un extra de calidad a la liga.
    En el que mas confiaba era en Pato, pensaba que si era capaz de dar un ochenta por ciento de lo que fue en el Milan ya aportaría mucho. Por contra no confiaba nada en Boateng de echo pensé que sus primeras jornadas que fueron buenas se quedarían en eso solo y que luego el tío empezaría a pasar de todo.

    Respond
  • JR_ 21 diciembre, 2016

    Me encantó el artículo, una parte de la fe en el fútbol que yo al menos estoy recuperando parte de historias como esta.

    @SergioMartin91
    Gracias por la recomendación, pego aquí el enlace del reportaje a la UD Las Palmas que comentabas para que a quien le interese lo pueda ver: https://youtu.be/2cmbLu3vbj8

    Respond
  • Maxi 21 diciembre, 2016

    Que contento me pone lo de Pato. Pero contento de verdad. Es como encontrarse de golpe por la calle con un viejo amigo al que no se veia hace años.

    En una epoca, como argentino, me daba bronca la cantidad de talentos que tenia Brasil. Estoy hablando de principios/mediados de los 00. Pato, Robinho, y compañia iban a ser los sucesores, los que iban a garantizar el dominio continuo de Brasil sobre todos los demas. Recuerdo que yo veia eso y me daba una bronca… Ahora, viendo como termino todo, me dan ganas de que hubiera sido asi. Que estos monstruos hubieran sido igual de buenos que los que vinieron antes.

    Respond
  • ferenk21 21 diciembre, 2016

    Excelente artículo, es que creo que se trata de esos jugadores al que el tiempo y no tener ese "peso" les ha hecho mostrar lo que tienen, ya sin tantas virtudes cm antes pero teniendo algo que en su momento no tuvieron: Timing, Lectura, Sapiencia… Viendo el partido de Babel vs Real Madrid comenté: "como tiene(Futbol) Babel" algún amigo no me entendió… es que la tocaba y veías la distinción del toque, la sapiencia del tiempo, debe haber promediado mas de un 75 % de aciertos y eso contra el Madrid es de altura… de hecho el Depor empieza a perder cuando el sale…
    Pato es de aquellos que ilusiono al mundo, me lo imaginé en el Barca, entrando de izquierda a derecha como luego hacia Villa y me hice agua la boca pero nunca se dio, creo q le hubiese ido bien en aquel momento(como ahora aunque mucho mejor) una liga mas técnica como la LFP, no por denostar el Calcio, pero si una liga que se privilegiara mas el juego, la técnica etc(espero hacerme entender)…las lesiones lo mermaron y mucho a Pato, cuando volvió a Europa pensé que sería un fiasco en serio pero gracias que el Villareal, equipo encargado de recuperar jugadores lo pescó y hoy lo muestra, ojalá no se vaya de ahí…
    Saludos.

    Respond
  • Soprano_23 21 diciembre, 2016

    El otro día lo comentabais en Las Gaunas, Alexandre Pato es la perfección estética del futbolista, tal cual.

    Recuerdo cuando lo "vi" por primera vez. Fue en el Mundial sub-20 que ganó la Argentina de Kun, diMa y Banega. Jugaron también la Uruguay de Cavani y Suárez y la España de Piqué y Mata. Todos ellos eran pepinos ya por ese entonces. Se sabía que iban a llegar al máximo nivel casi todos. Y Pato era el menor, creo recordar, tenía 18 años. Pero ya parecía ser el que tenía más talento. Más potencial. Era un cosa muy bestia.

    Recuerdo que conducía y se frenaba en seco y esperaba al rival. Sin moverse. Retándolo a que iniciase el movimiento para robársela sabedor de que su velocidad de reacción le permitiría irse de él con una suficiente insultante. Cosa que actualmente solo hacen con frecuencia Leo y Ney. Y ningún 9 lo tiene, por descontado. A su vez, el hecho de tener uno de los cambios de ritmo más devastadores que he visto multiplicaba la sensación de superioridad abusiva que transmitía en este tipo de jugadas.

    En definitiva, también decíais lo de la lesiones y que puede que le vimos el día del Sporting no fuese reproducible con continuidad por eso mismo peeero… ojalá haya un milagro. Un Pato sin lesiones, y sin miedo a lesionarse, es, pese a que no sea nunca lo que apuntaba, un jugador diferencial al máximo nivel. Uno de los mejores 9 del mundo.

    La jugada del día del Sporting, desbordando con regates, no con recortes -más "fácil" de este modo"-, a máxima velocidad, fintando y pisándola, ¿a qué más 9s se la hemos visto? Yo recuerdo a Ronaldo y poco más. En fin. Ojalá se de el milagro. Porque el fútbol se creó para ver jugar a futbolistas como Alexandre Pato.

    Respond
  • Soprano_23 21 diciembre, 2016

    Por cierto, este artículo enlaza perfectamente con el tema que se debatía estás semanas sobre si los entrenadores son importantes o no. Creo que está resultando un evidencia que sí, que es así.

    No me imagino a estos tres rompiéndola en la Premier como lo están haciendo aquí. Igual que no lo hizo N'Zonzi. O Cariço. O Borja Bastón. O… Al final se demuestra que el contexto, salvo rarísimas excepciones, es fundamental para que maximizar rendimientos y, con esto, el nivel medio del jugador suba.

    Y el caso de la Premier vs. Liga por la confrontación del tipo de entrenador y preparación de partidos es paradigmático . Me imagino a jugadores que están pasando sin hacer todo el ruido que creo que podrían hacer como Xhaquiri, Kouyaté, Lanzini o Arnautovic en un Sevilla, Villarreal o Real Sociedad y es que serían otros jugadores.

    Respond
  • MigQuintana 21 diciembre, 2016

    @Andrés

    Yo creo que lo de Robinho fue algo muy diferente. Te recomiendo este texto: http://www.ecosdelbalon.com/2012/12/robinho-genio

    @Horatius Reilly

    Si no me equivoco comenzó como punta, pero el margen de su carrera tenía pinta de que lo podría encontrar en la banda. Ahí es donde jugaba en el Liverpool cuando entraba desde el banquillo. Esa banda izquierda era un puñal a partir del minuto 60. Luego era un poco de potencia sin control, aunque el chico tenía calidad, pero el impacto que tenía era bastante curioso. Algo parecido a lo que representaba el primer Theo Walcott en el Arsenal, solo que en su caso éste ha encontrado una forma muy diferente de ser notablemente útil.

    @SergioMartin91

    Qué bueno tener un comentario como el tuyo para complementar el texto, Sergio. :)

    Respond
  • MigQuintana 21 diciembre, 2016

    @David1989

    Pero casos como el de Samir Nasri o el de Nani me parecen muchos más normales. Es una cuestión de tiempo, de espacio, de contexto, de entrenadores… Yo en ningún momento he visto a Nasri o Nani acabados para la élite. Ni cuando uno era el último recambio del City ni cuando el otro tuvo que volver al Sporting de Portugal. Evidentemente necesitaban un cambio en su carrera, el cual por cierto me ha parecido positivo para ambos, solo que ahora mismo el Valencia es lo que es, pero no habían desaparecido.

    @Maxi

    Un gran Pato nos hubiera hecho más felices.

    Porque era buenísimo y porque además era delicioso verle jugar. Un súper clase.

    @ferenk21

    El partido que inspiró este artículo fue el de Babel contra el Madrid. Es que me pareció evidentísimo. En el Bernabéu, ante un equipazo, Ryan demostró que tenía ese poso, esa experiencia, de haber jugado en campos así. No es el mejor jugador del Dépor ni el más importante, como tampoco lo es KPB ni Pato, pero te ofrecen unas posibilidades que, bien enfocadas, te hacen crecer mucho.

    @Soprano_23

    Ayer viendo el reportaje que os hicieron en Bein, por parte de Aitor Lagunas, me paraba a pensar en esa conversación de Setién con KBP diciéndole "pero qué haces aquí, chico". Y bueno, es que creo que no había decisión mejor para el bueno de Prince. A partir de lo que cuenta de cómo se sentía y demás, es que tomó la mejor decisión de su carrera deportiva. Y está feliz. Así que mejor imposible. Y sí, aquí los entrenadores tienen mucho que ver. Estos tres no son como los demás. Para lo bueno y para lo malo. Si están aquí es porque a su fútbol le falta algo, al menos actualmente, pero si estuvieron donde estuvieron también es porque tienen más.

    Respond
  • Larios84 22 diciembre, 2016

    Leyendo articulo y comentarios, en mi muy humilde opinión creo que si salarios Liga fueran no tan inferiores a los de Premier ae sumaria al nivel técnico y táctico medio una calidad difetencial.

    No digo que en Premier se desaproveche al buen jugador medio pero creo que hay bastantes casos de jugadores en ciertos equipos y sistemas tácticos que dan pie a imaginar una Liga algo más potente económicamente

    Respond
  • Kevin Díaz 22 diciembre, 2016

    Sensacional lo de Pato, la jugada donde se la echa larguísima al central y le gana en velocidad, me recordó por un momento puntual al galgo super superior que jugaba en San Siro… No sé si es el mejor o no del Villarreal, pero seguro, segurisimo si el de más talento y calidad. Veremos cuando venga lo gordo, si no se lesiona evidentemente, como será su experiencia el que saque las castañas del fuego.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.