El Bayern 3.0 de Pep Guardiola | Ecos del Balón

El Bayern 3.0 de Pep Guardiola


Pep Guardiola ha conseguido su tercera Bundesliga consecutiva, una por cada una de las temporadas que ha estado al frente del Bayern de Múnich. El próximo verano saldrá dirección Manchester, y la sensación que queda -con el atrevimiento de reducir en una sola frase el tremendo trabajo que hay detrás del día a día del técnico de Sampedor- es que llegó con una idea, fruto de aterrizar en Múnich tras descender de su nube culé, y se fue con otra. Su Bayern ha evolucionado, se ha convertido en algo más «alemán», y el hecho de conseguir ganar en cada una de las versiones solo es un episodio más que añadir en la biografía de éxitos de un entrenador legendario.

El Dortmund de Tuchel ha sido su mejor rivalUna cuestión ha sido innegociable desde el principio, y es la pulcritud en la salida de balón. El rol de Lahm, que el propio futbolista alemán no fue capaz de definir cuando fue preguntado («¿un dos ofensivo? ¿un seis colgante?») sirve de apoyo para explicar lo que ha sido una constante desde el primer día: salir bien y acelerar cuando el equipo estuviese junto en campo rival. La posición de Lahm como interior en la salida de pelota ha sido una constante desde el principio, y la inclusión de Alaba como central, las llegadas de Xabi Alonso y Thiago Alcántara o la mejoría de Jerome Boateng en esta fase del juego sirven para confirmar que el técnico edificó su proyecto en perfeccionar los primeros pases del equipo. Con este pilar de su modelo de juego asentado, el Bayern 3.0 de Guardiola ha añadido conceptos que le han llevado su versión más completa, probablemente con el objetivo de acercarse al nivel de competitividad de la era Cristiano Ronaldo – Leo Messi, y con la que ha vuelto a ganar la Bundesliga, en el año en el que probablemente ha tenido en el Borussia Dortmund de Thomas Tuchel a su rival local más exigente.

1- ARTURO VIDAL: EL ÁREA Y LOS REBOTES

La incorporación más significativa del Bayern el pasado verano fue la de Arturo Vidal. El Pep de «Xavi e Iniesta» -connotación que probablemente le vaya a acompañar durante toda su carrera- firmaba a un jugador de medio campo con capacidad de robo y muchísimo despliegue, pero totalmente opuesto a un perfil asociativo. Es evidente que Guardiola se ha adaptado a la cultura futbolística alemana y a su plantilla -con ese matiz innegociable de la salida de balón- y el fichaje de Vidal obedecía a una necesidad clave para que el plan de juego que estaba terminando de perfilarse durante la temporada pasada fuese más competitivo: desborde exterior, centro al área y buena gestión de los rebotes.

En la Juventus, Arturo Vidal ya demostró cómo podría ayudar al BayernVidal terminó de confirmarse en la Juventus de Turín como uno de los mejores centrocampistas del mundo. Su papel en la Vecchia Signora tuvo dos fases (Conte-Allegri), y sin duda encontró su madurez tras pasar por el equipo italiano. Antonio Conte le hizo dueño del interior derecho en su 3-5-2, de modo que el plan de Andrea Pirlo como mediocentro -Ancelotti ya había empleado un perfil agresivo a nivel defensivo con Gattuso para protegerle- pudo en parte ser estable por su capacidad de robo, tanto a la hora de presionar como de ayudar en campo propio. Además el chileno ofrecía un plus ofensivo, clave para un equipo que tenía en el envío de Pirlo sobre Lichtsteiner y posterior centro al área uno de sus grandes activos ofensivos. El Vidal de Allegri pasó a jugar como ’10’, con la evolución al 4-3-1-2 tras la explosión de Pogba. Presión, profundidad y esa omnipresencia en el área fueron los conceptos clave de su último año en Italia.

Guardiola sabía perfectamente qué buscaba con Arturo Vidal. La estructura de salida de balón del Bayern no necesitaba otro centrocampista: si Pep quería un activo extra a la altura de Xabi Alonso o Thiago, proyectaba a Lahm o Alaba. Lo que Guardiola necesitaba era un jugador que hiciera dos cosas: potenciar a su brutal batería de extremos rematando la cantidad de centros que el equipo produce de forma constante y que, en caso de no hacerlo, sumase de forma decisiva a la hora de proteger la frontal del área y evitar que el rival contragolpease. A nivel táctico, además, Vidal iba a ayudar a que el modelo de presión que busca Guardiola una vez se pierde la pelota en el ataque posicional fuese efectivo.

2- EL BAYERN DE LOS EXTREMOS: COSTA Y COMAN

Douglas Costa ha sido una pieza clave en 2016Salvo un leve conato de transformación de Franck Ribery durante su primera pretemporada, como explicó Martí Perarnau en Herr Pep, el modelo de ataque de Guardiola estuvo enfocado, desde un primer momento, en potenciar a Robben y Ribery en sus posiciones de extremos. Por supuesto en estos tres años ha habido planteamientos específicos donde ambos han podido aparecer por dentro, pero el sistema de juego pretendía, habitualmente, que la pelota acabase en la banda, en pies de ambos, para que quedasen en uno contra uno frente a su marca. Los problemas físicos de los dos y el hecho de no tener suplentes específicos mermó en algunos momentos la capacidad competitiva del equipo, así que el conjunto bávaro acudió al mercado para incorporar dos piezas que han acabado siendo claves en el Bayern 15/16: Douglas Costa y Kingsley Coman.

Si Vidal fue, a nivel táctico, el fichaje más relevante, el más exitoso ha resultado ser el de Douglas Costa. El brasileño aportó algo que la plantilla necesitaba como el comer: piernas frescas. De repente Guardiola dejó de necesitar en exclusiva a Robben y Ribery para conseguir ventajas en el último tercio, y lo cierto es que el ex del Shakhtar superó todas las expectativas. La velocidad de Costa y sus «pies de boxeador» le hacían desbordar tanto si el rival esperaba y se necesitaba un gesto hábil en espacio reducido, como si debía echar la pelota a un lado y correr, disfrutando de más terreno. Por si fuera poco y para completar el poker en las alas, Pep sumó a Coman, en un movimiento bastante sorprendente pero que ha quedado claramente explicado a lo largo de la temporada. El francés no tiene la potencia de Douglas, pero es otra alternativa clave para el mismo efecto: regatear y centrar. Su electricidad ha ayudado muchísimo desde ese punto de vista.

3- MÜLLER Y LEWANDOWSKI

La figura del delantero centro es otro de los puntos clave en los que detenerse de cara a entender la evolución del modelo de juego del Bayern de Guardiola, y que ha resultado decisiva en la consecución del título liguero este curso. En su primera temporada en Alemania, Guardiola no terminó de apostar de manera firme por Mandzukic, y rotó entre él, Götze y Müller como 9s. En la temporada pasada empezamos a ver de forma constante a Müller y Lewandowski como pareja de puntas, aunque ha sido este año cuando se ha terminado de confirmar como uno de los aspectos básicos del plan ofensivo.

Müller y Lewandowski se han asentado arribaPor primera vez en los tres años de Guardiola en Alemania, el técnico nunca ha tenido problemas para alinear de forma regular una pareja de extremos. Casi siempre dos de los cuatro han estado en el terreno de juego, de forma que el regate y centro al área estaba casi garantizado en cualquier momento de los partidos. De ahí que tener también en el campo a Müller y Lewandowski dentro del área fuese un concepto decisivo para equilibrar la secuencia: juntar pases en salida sobre un perfil, encontrar en aclarado a uno de los extremos en el opuesto, y que este regatee y centre. Müller y Lewandowski son dos de los mejores rematadores del mundo -y encima Pep sumó a Vidal para la tarea, otro elemento devastador en el último toque en área rival-, de modo que el Bayern no solo hacía goles a través de este guión, también conseguía empujar al rival atrás, y si no se finalizaba la jugada, poder comenzar una nueva acción ofensiva.

4- KIMMICH, ALABA Y LOS CENTRALES

Otro elemento importante del último año de Guardiola de Alemania ha sido el asentamiento -en el tramo final de curso- de Joshua Kimmich y David Alaba como pareja de centrales. Es indispensable matizar que Pep ha tenido numerosos problemas en la zaga -Jerome Boateng, Benatia, Javi Martínez y Badstuber han pasado largos periodos de baja-, pero el hecho de que incluso con Benatia recuperado se haya mantenido en días importante la apuesta por Kimmich y Alaba explica cosas muy relevantes de lo que ha sido el Bayern Munich 15/16.

Kimmich + Alaba fue la pareja sin BoatengPor un lado, es indiscutible que para el sistema del equipo es necesario que los centrales tengan buena capacidad de reacción, velocidad y capacidad para enfrentar situaciones a campo abierto. Que Jerome Boateng se haya convertido en indiscutible obedece a varios factores. Por un lado, que haya mejorado en su salida de pelota, por otro, esa zancada que permite corregir si el rival quiere contragolpear, y por último, su capacidad física para competir en el área propia. Es evidente que Jerome aún presenta algunos problemas en la toma de decisiones, pero si el Bayern pierde la pelota y debe defender cerca de su área, su «cuerpo de central» ayuda a resolver acciones con las que Kimmich y Alaba no pueden. Sin embargo, el hecho de apostar por ambos en caso de necesidad deja claro que esta no es la prioridad.

Con ellos, el Bayern tiene capacidad para dar primeros pases limpios -la premisa clave-, y además los dos son rápidos para proteger envíos largos a su espalda, una zona que entre ambos y Neuer consiguen ocupar. La importancia de los centrales del Bayern en el sistema es capital, precisamente por todo lo expuesto hasta el momento. Müller, Lewandowski, dos extremos y Vidal representan la estructura más o menos innegociable para Guardiola esta temporada -por supuesto Pep es un técnico que varía mucho y por lo tanto no puede hablarse de algo inamovible-, de forma que había compensar de alguna forma. Para juntar todo el equipo en campo rival, Lahm o el Alaba lateral o central en línea de tres se metían a la altura de Xabi Alonso para compensar el comportamiento vertical de Vidal o Thiago, de modo que los centrales tenían que poder cruzarse en diagonal -los laterales no estaban en su posición- y también tener capacidad para correr hacia detrás por el carril central. El hecho de que Pep haya apostado por Alaba o Kimmich, a pesar de las carencias que puedan tener en enfrentamientos directos contra delanteros centros específicos, termina de cerrar el círculo para entender un sistema que cuenta con muchos matices, que sin duda ha tenido sus carencias y aún tiene margen de mejora, pero que, viviendo en constante transformación, ha sido capaz de ganar por tercera vez consecutiva la liga alemana.


17 comentarios

  • @FelipBrasi 7 mayo, 2016

    Pues ahora que llega la etapa alemana de Pep a su fin, para mí su balance no es positivo (tampoco negativo). Creo que todos esperábamos algo más de él, y no me refiero en absoluto a los resultado o a haber ganado la CL. Llega a un equipo que había acabado de ganar todos los títulos posibles, y con claridad además, era un equipo de ritmo altísimo que marcaba la diferencia no sólo por Robben y Ribery, si no también por Lahm y Alaba en los laterales, más un triángulo en la medular formado por Kroos, Schweiny y Luiz Gustavo. Y para mí un gran entrenador no tiene que morir con sus ideas y hasta este curso en dónde sí se ha visto claramente que ha matizado su fútbol, los dos primeros no aprovecha nada de aquello que tenía cuando llegó que era mucho. Creo que un entrenador de su nivel ya debería haberse amoldado al club de dónde llegaba desde el primer día, su rigidez de idea es lo que le hace salir goleado en las dos semifinales frente a Barça y Madrid (para mí vamos).

    Coincido mucho con lo que un usuario comentó hace unos días. No digo que Alaba y Lahm no sean mejores futbolistas ahora, es más estoy seguro que tienen más virtudes y conocimientos tácticos que antes. Pero eran jugadores que literalmente marcaban la diferencia en el BAyern campeón de todo desde los laterales. Pep los ha puesto de todo (muchas veces por las circunstancias cierto, pero otras tantas porque quiso) y ahora dan la sensación que saben muchas cosas pero que han olvidado qué hacían para ser letales. Y estos son dos son sólo los ejemplos más claros.

    No sé, me queda la sensación que ha mareado a muchos futbolistas que ya eran top mundiales haciendo lo suyo. Además teniendo en cuenta que el Bayern hizo lo que hace siempre, que es quitarle los mejores jugadores a sus rivales de la Bundesliga. Por eso digo que esperaba más, incluso pierde la copa el año pasado. A mí me da la sensación que deja un equipo con más conocimiento del juego, o sea más rico en cuanto a distintos conceptos del fútbol, pero que en realidad no domina perfectamente ninguno. Y creo que a los que no ha acabado de convencer dentro de su propio club tienen la misma sensación, por eso las críticas. Tienen la sensación de ver un híbrido sin definir por completo.

    De ahí su eliminación frente a los españoles, y seamos sinceros, este año ha perdido como ha podido ganarle al Atleti. Pero cualquier otro entrenador del Bayern que no se llame Pep, cae goleado dos años consecutivos frente al Madrid y al Barça y quedaría marcado por un buen puñado de años siendo cesado rápidamente. Es que estamos hablando de uno de los ogros de Europa. No fue solo la derrota, fue la forma de perder sin ninguna posibilidad de haber hecho más. Los dos partidos en el Allianz vs Madrid y Barça se vieron cosas muy raras, anticompetitivas para ser un equipo de Guardiola.

    Respond
  • hola1 7 mayo, 2016

    Este fue el Bayern que mas me gusto. Como bien se menciona, fue el Bayern mas aleman . Por cierto, porque creen que Pep no aposto por Emre Can en su momento(justo cuando llego Pep es vendido al Leverkusen sino me equivoco)?

    Respond
  • Giacomo Giuralarocca 7 mayo, 2016

    Que ha pasado con Gotze en estos 3 anos?

    Respond
  • Raúl Gonzalez 7 mayo, 2016

    Que pena que Robben haya estado tan castigado por las lesiones. Que pena.

    Respond
  • Ricardo 7 mayo, 2016

    Se terminó la etapa de Pep -a falta de una final de DFB Pokal- y la verdad es que ha dejado una riqueza y abundancia táctica de enmarcar en estos 3 años.

    Le pasara un poco con Mou que por no ganar una CL tildaran su eatapa de fracaso, cuando yo no lo veo así. Ha mejorado a muchos jugadores de la actual plantilla.

    No tengo mucho tiempo, pero en resumen, este equipo ha sido la mejor versión del Bayern del catalán que más me ha gustado. La peor, fue la del año pasado.

    Respond
  • botaenemigo 8 mayo, 2016

    Yo también considero que ha "fracasado" pero no se puede decir nada del año pasado dónde jugó con un equipo de retales las semis frente al Barça…
    Sobre las lesiones de Robben, los que seguimos al Madrid no nos sorprende en absoluto…es un jugador de cristal.
    el problema de este Bayern es que los mejores jugadores alemanes no juegan en él…su mejor jugador se le fue el primer año…y sí X.Alonso es muy bueno pero su físico ya no da para mucho y te puede pasar lo del año pasado..aunque este año ha sido una sorpresa.

    Y como ha pasado este año en el Barça es muy difícil seguir cuando te falta un jugador de leyenda…vamos les ha pasado a todos los entrenadores que le han tenido…(aunque sólo fuera para indicarles cómo debía estar el césped, chiste pésimo)

    Respond
  • @migquintana 8 mayo, 2016

    Vamos a desterrar la palabra "fracaso" del diccionario de comentarios de Ecos del Balón, chicos. Podemos decir que ha fallado, que no cumplió las expectativas o que podía hacer más, pero vamos a dejar de relacionar "fracasar" con no ganar. Es un término demasiado nocivo que está muy de actualidad porque, usándolo, se simplifican muchas cosas. Y ni la vida ni el fútbol son simples, así que vamos a intentar argumentar y debatir de forma más sana. 😉

    @FelipBrasi

    Hace no mucho leía un análisis de un escritor inglés sobre la etapa de Pep en la que coincido mucho. Es más, incide en un punto que aquí comentamos en 2013 sobre el Bayern de Juup: estaba dando síntomas de agotamiento. O no de agotamiento, sino de que aquel 2013 era el ahora o nunca de aquella generación, en el sentido de que muchos jugadores ya habían tocado techo y algunos mecanismos parecían ir oxidándose. No hay que olvidar que este es un ciclo que comienza hace ya bastantes años con Van Gaal. Y viene pisando semifinales con la continuidad que sólo Cristiano Ronaldo y Leo Messi le han podido ofrecer a sus dos equipos. Yo creo que el balance, en general, es muy positivo. Y que la Copa de Europa que ganaran fuera en 2013, totalmente entendible y coherente con la evolución del proyecto y del vestuario.

    @Giacomo Giuralarocca

    ¿Tuvo visos de encajar en alguna ocasión?

    En un Bayern de Robbery con Muller+Lewandowski… es que poco sitio tenía.

    @Ricardo

    De hecho, voy a añadir una cosa a tu comentario: de Pep en Munich y de Mou en Madrid es, seguramente, cuando personalmente más cosas hemos aprendido aquí en Ecos. Entre todos. Con victorias, con derrotas y con todo lo que pasa en el fútbol. Pero a nivel de riqueza táctica, de soluciones y de personalidad, qué disfrutable ha sido.

    Respond
  • @DavidLeonRon 8 mayo, 2016

    @FelipBrasi

    "Pues ahora que llega la etapa alemana de Pep a su fin, para mí su balance no es positivo (tampoco negativo). Creo que todos esperábamos algo más de él, y no me refiero en absoluto a los resultado o a haber ganado la CL"

    Pues yo creo que es imposible no dejarse invadir por el hecho de la CL. Es que si tras lo del Atleti, que fue emocionante a nivel de entrenador, pasan y ganan el 28, no encontraría ni el más mínimo motivo para no ver en Guardiola a un maestro de nivel extremo. Vamos, lo que es.

    Su problema es que se le han caído en su ciclo Robben, Ribery, Lahm (como lateral determinante) y Schweinsteiger, que no nos engañemos, eran el corazón absoluto del equipo de Heynckes. Eran todo. Pep no los ha tenido, más allá de algunos meses de Robben y otros de Ribery. A ellos los disfrutó otros. Pep tuvo que tirar de la última versión de Alonso, de Douglas Costa, etc. Y aunque tuvo a Lewandowski para compensar a nivel de remate, el juego se resintió. Pep inventó y rozó ganarlo todo, pero cuando no tienes a los mejores, puedes perder.

    @botaenemigo

    "Yo también considero que ha "fracasado" pero no se puede decir nada del año pasado dónde jugó con un equipo de retales las semis frente al Barça…"

    Hombre, tanto como retales…

    Jugaron Neuer, Lahm, Boateng, Xabi Alonso, Schweinsteiger, Muller, Lewandowski… que les faltaron Robben y Alaba, que es mucho, claro, pero para mí en el Camp Nou por ejemplo, contar con Bastian y Boateng me pareció más realista y grande que los momentos de Kimmich, Javi Martínez o Coman que ha tenido que vivir este año.

    Respond
  • Diego 8 mayo, 2016

    Yo creo que Pep ha triunfado en el día a día, en lo que su equipo ha demostrado en una Bundesliga que hay que reconocer que es un buen banco de pruebas (en la Liga con Real Madrid, Barcelona o el Atleti actual no puedes permitirte tanta probatura y es más de 11 de memoria ya que cualquier pinchazo puede significar decir adiós al título), empezó queriendo que el Bayern jugara como el Barcelona pero yo creo que con el paso del tiempo logró entender y apreciar la cultura alemana de juego y matizó mucho su propuesta, todo el mundo apostaba por Gotze como falso 9 en su llegada haciendo de Messi y ha acabado con dos nueves y dos extremos a pierna natural ganando línea de fondo y centrando… Si bien para mi en la Bundesliga lo ha bordado, en las competiciones coperas ha dejado mucho que desear, en la Copa, Supercopa e incluso en la Champions donde su ratio de resultados en eliminatorias fuera de casa es sorprendente, de hecho se cita de oportunista la eliminación en estas semifinales por parte del Atlético porque fue una avalancha y nadie ha creado tantas ocasiones a un equipo de Simeone en su historia como entrenador, pero para mi esta eliminatoria resume lo mal que se le han dado las competiciones coperas, el saber dividir y entender las distintas fases de los partidos, la importancia de los goles fuera de casa, la inclusión de jugadores con más capacidad defensiva o de sufrimiento, Kimmich estuvo a punto de costar la eliminación con la Juventus, que no ocurrió por las extrañas decisiones de Allegri en los cambios, Alaba de central, Thiago Alcantara y Bernat en la Ida fueron una mina para Saúl, Thomas Muller suplente el día que falta Godín… veo una corriente tremenda del buen periodismo deportivo intentando defender a Pep, y me parece muy bien, es top 3 en la lista de mejores entrenadores del mundo, pero quiero que desde este mismo periodismo se estudien sus errores e imperfecciones, porque creo que tiene mucho más interés.

    Respond
  • botaenemigo 8 mayo, 2016

    @Davidleonron bueno le faltaban esos dos de los buenos y casi todas a defensa…demasiado para encarar al Barca.

    Respond
  • ruqueyo 9 mayo, 2016

    El Bayern con Guardiola ha ganado claramente las tres Bundesligas y establece un hito que en contra de lo que se suele pensar, no es tan normal, que es ganar cuatro Bundesligas seguidas. Se da por hecho que la Bundesliga es para el Bayern cuando es una de las competiciones más variadas de entre las más grandes de Europa,aunque es evidente que el Bayern es el dominador. Ese registro y que con Pep han llegado tres años seguidos a semifinales, no se puede considerar un fracaso como equipo. Sin embargo, Guardiola fue fichado para ganar la Champions como objetivo prioritario, y ese objetivo no se ha conseguido, por lo que no ha sido un fracaso, pero sí una decepción.
    También ahora es fácil criticar a Guardiola porque sustituyó a un Heynckes que se fue con un triplete en el bolsillo, y parece que si no llega Guardiola, el técnico alemán habría ganado el triplete todos los años. En absoluto. Esto lo que nos dice es que ganar la Champions es un mérito de extremada dificultad, y que de momento, un año más, quedará vacante la posibilidad de que un equipo la gane dos años seguidos, por lo que no basta con ser el mejor equipo, al final hay que demostrarlo en cada partido, y tener algo de suerte en algunos partidos determinados, y si no, te vas fuera.
    Ahora veremos a ver qué pasa con el City, que veo que lo tiene complicado para meterse en Champions, aunque ese dependerá también de que el United gane lo dos partidos que le quedan, algo que tampoco veo muy probable. Lo que sí parece evidente es que con Guardiola en el banquillo el City va a dar un salto cualitativo muy importante

    Respond
  • @FelipBrasi 9 mayo, 2016

    yo si critico a Guardiola, no hablando de fracaso como lo dejé claro, es que para mí tarda en abrirse a la cultura del Bayern. Y claro trabajando sólo un año en esa mezcla de lo que él cree y lo que es la cultura del club pues no deja un equipo muy hecho, con un año es imposible. Eso es a lo que me refiero, cuando sale del Barça todo el mundo sabe lo que deja, cuando Simeone deje el Atleti todo el mundo sabe lo que dejará, cuando Mou deja el Madrid o el Inter lo mismo. Eso es lo que me faltó de Pep que dejara algo más arraigado, y para mí no lo deja porque se enfrascó 2 años en su idea, las lesiones no me valen mucho de excusa porque estás en el Bayern, eres el manager y con un presupuesto y pedigrí que te permite fichar a casi cualquiera. Que no tenga un central entre los mejores, es como aquello del Barça que se pasó no se cuantos años sin fichar a uno y eso que lo necesitaba, es tu obligación ficharlo y no quejarse luego que no lo tienes.

    Ya digo si hubiese apostado por esta mezcla de cultura desde el principio hoy hubiese dejado un equipo mucho más hecho. Las criticas vinieron desde su propio club al fin y al cabo. No es lo mismo hacer lo de Cruyff que llega a un equipo sin gen ganador y a un país que tampoco lo tiene, así es más fácil que la gente esté abierta a un cambio tan "drástico" que llegar a un Bayern y a Alemania y obviar toda o casi toda la cultura futbolistica del club. Creo que lo que hizo este 3 años debiera haber hecho desde un principio y un tío inteligente como él lo debería haber visto.

    Pero bueno era su primera experiencia fuera del Bayern, supongo que habrá aprendido de ello. Ahora en el City lo tendrá mucho más fácil para hacer cualquier cosa porque no llega a un club ganador. De poco tiene que ver lo ganado el último año, creo que influye más la historia que tenga dicho club, y a como están acostumbrados sus aficionados a ver a su equipo ganar.

    Respond
  • Vasco Samouco 9 mayo, 2016

    El tiempo pone siempre tudo en su lugar. Guardiola ha "fallado" por que antes de ello el Bayern ha ganado un triplete e con Pep no ha sido capaz de lograrlo. Veremos se en los próximos três años el Bayern sera capaz de ganar três Bundesliga e llegar a tres semifinales de Champions. Tal vez ahi se analise la etapa de Guardiola en Munich de otra manera.

    Saludos de Portugal.

    Respond
  • Megane 9 mayo, 2016

    Como siempre he dicho de Guardiola, es un muy buen entrenador, pero en muchas ocasiones se autolimita para "no faltar" a su concepción del fútbol. En mi opinión muy personal, es tanto así que, a veces me parece que se encapricha (y es probable que no se trate de eso, pero a mí me lo parece).

    Siento que, en todas sus temporadas con el Bayern, se quedó a medio andar. Unas por su responsabilidad y otras por temas que se escapaban de sus manos. Cuando conseguía que el equipo fluyera en ataque, quedaba mal parado en las contras. Cuando no permitía contras, le costaba la salida limpia. Cuando hacía todo esto bien, faltaba contundencia. Siempre faltaba algo que sus rivales de semifinales si conseguían. Coincido en que esta última versión parecía la mas balanceada y la que mezclaba mejor posesión, verticalidad y contundencia. Por eso creo que al final se decanta mas por sus errores que por méritos de su rival (que claro que los tuvo)

    Tener a notables jugadores, de los mejores en sus posiciones y cambiarlos de éstas por creer que si no lo hacía iba a faltar a su filosofía, significa para mí perderle provecho a un jugador. Y evidencia de esto hay a montones.

    Le trajeron los jugadores que pidió. Los que quiso que salieran, salieron. Y sin embargo no pudo lograr competirle al Madrid y al Barcelona en las semis. Punto aparte el Atlético en esta última semi, porque creo que compitió muy bien, solo que la pierde Pep en la ida.

    Para mí un balance regular con este Bayern, ya que ganar en Alemania no era insospechado y su tarea fundamental (la CL) no fue cumplida.

    Respond
  • L300 10 mayo, 2016

    No intuía el post final del binomio Guardiola-Bayern (por ahora), anteriormente mencioné que Guardiola debe darse por servido ante el encuentro con los colchoneros, puesto que Juventus sin ningún desparpajo -casi lo elimina- en Múnich ofreció un encuentro lógico que bastó para desnudar la teoría romántica de Pep. Presionar arriba teniendo en cuanto que la defensa no es tan ténica como la del Barcelona y contar con un delantero especial, tipo Moratita.

    Recordemos que el encuentro Cuadrado -por cosas del destino- falla el 3-0, y el árbitro anula un gol legítimo de Morata (lo menciono arriesgándome a la reprimenda de Ecos, sé que ustedes tienen una política especial), pero con este argumento intentó explicar (de manera escueta) que Guardiola versión híbrida como algunos le llaman no tuvo una gran UCL. Además que ante el Atlético el romanticismo quedó por la borda cuando en el segundo tiempo todo era pelotazo, algo tan simple, tan crudo, tan antiestético, carente de esa belleza que cierto "periodismo" desea agregar al ex técnico bávaro, al ver esas jugadas tenía conciencia que todo se remonta a los orígenes (habría que elaborar cuáles) de reventar la pelota y conseguir la anotación sin importar el cómo, la posición, estrategia y táctica.

    Ahora tachar de fracaso, es un exceso para alguien que ganó tres ligas consecutivas. Saludos!

    Respond
  • Javier Labiano 11 mayo, 2016

    Me llama la atención lo fácilmente que se desliza la palabra "fracaso" para adjetivar la labor de ciertos entrenadores… y más todavía las loas sin rubor alguno a otros que preconizan un fútbol desesperante que haría feliz a Benito Díaz.

    Respond
  • @gersoncastro88 11 mayo, 2016

    Leo comentarios en distintos debates y muchos maximizan lo que hizo Heynckes… un poco más y dicen que es el mejor DT de la historia!!
    Son gustos, pero, ¿maximizarlo?
    No me parece.
    Yo veo más riqueza táctica en el Bayern de Pep que en el de Heynckes, guiarnos solo por los resultados es algo muy facilista.

    Guardiola también creció tácticamente, ya que llegó al Bayern con su 4-3-3 barcelonista que quiso imponer e incluso prefiriendo la táctica por encima de las herramientas que le ofrecía el plantel.
    A partir de su segunda temporada empezó a probar… en la pretemporada usaba línea de 3 al fondo para un 3-4-3 o 3-4-1-2, incluso usó línea de 3 al fondo en muchos partidos de liga, champions, y especialmente ante el Dortmund de Klopp.
    Ya lo de esta temporada, para mí la mejor, usando más un 4-1-4-1 que nos presentaba un Bayern más alemán.
    Sublime los mecanismos que empleó para ejecutar una salida limpia del balón durante las 3 temporadas, siempre innovando formas ante nuevos retos que le presentaban sus rivales.
    Evolucionó a muchos jugadores, tal vez su deuda fue no sacarle el máximo provecho a Gotze, quien llegaba con todo los pronósticos a ser figura.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.