Demasiado tiempo sin periscopio | Ecos del Balón

Demasiado tiempo sin periscopio


El pasado 11 de febrero fue cuando perdimos al gran Villarreal. Nadie desea ni juega a ser adivino cuando suceden estas cosas pero en el momento en el que Bruno Soriano se fracturó el peroné, la desgracia parecía sobrevenir por partida triple: la propia lesión, la imposibilidad de cubrir su ausencia y la maldita coincidencia con el mejor nivel del equipo. Eran los mejores meses del conjunto castellonense: ocho victorias, tres empates y una sola derrota; sumando 41 puntos, situado en 5ª posición y con opciones intactas de luchar por la cuarta plaza. Desde aquella desafortunada acción, los de Marcelino únicamente han podido sumar dos triunfos en trece jornadas. Tras dos citas completadas tras su vuelta, seis puntos. Ha sido como intentar ver la superficie sin un periscopio.

Porque aquí el paralelismo es, lisa y llanamente, un regalo del lenguaje. Una ocasión irrechazable para explicar lo que es Soriano en el Villarreal 2014-2015, así como los diferentes casos que han golpeado la estructura amarilla durante varias temporadas en el pasado. Bruno, único mediocentro puro -como su talento- de la plantilla actual, daba una ventaja diferencial a Marcelino para defender en campo propio. Sin él, su 4-4-2 de ventosas ni se hubiera planteado. El zurdo era el visor que ajustaba y observaba desde abajo toda la superficie; un artilugio creado para ver sin ser atacado y otorgar de aumentos a todos sus compañeros. No es cuestión de enumerar lo que simboliza a nivel club; podríamos hacerlo a nivel táctico y posicional, sí, pero resumiendo en que es un jugador fantástico, queda todo bien glosado.

Con Bruno en el dique seco, el Villarreal perdió a su guía

Su baja se notó desde el primer hasta el último minuto. Marcelino trató de equilibrar probando a Sergio Marcos, repitió con Pina y Trigueros en la mayoría de ocasiones y retrasó a Jona Dos Santos en las menos. Cuando a Bruno se le sumó la baja de CheryshevSin Soriano, no existía otro 5′, el equipo dejó de correr, pero principalmente abrió muchas puertas atrás. Un buen Víctor Ruiz se contagió de estos percances y dejó su sitio a Bailly. Las ayudas y talento defensivo de Soriano para imantar a su equipo como una unidad se notaron especialmente en línea defensiva. Esa naturalidad de Bruno para sacar a su equipo a zonas lógicas cuando el oponente da un pase atrás y de meterse en la frontal cuando le vienen por banda o a gran velocidad por el centro, eran de una calidad incomparable. Ni Pina ni Trigueros pudieron imitarle.

Ese contexto, desgradaciadamente, no ha sido aislado en El Madrigal. No tan estructurales pero no menos impactantes -la cantidad de veces que este club ha tenido que salir con camisetas de apoyo…- han sido las de Asenjo y Mussacchio esta misma campaña. También las impuntuales, ya nombradas, de Ruiz y Cheryshev. Sin embargo, echando la vista atrás, la baja del mediocentro valenciano sí se asemeja determinadas lesiones que los amarillos han sufrido. Por gravedad, duración e importancia, la de Bruno es la primera de muchas ausencias de capital significado.

La de Giuseppe Rossi fue determinante en el descenso de 2012

Las más traumáticas derivaron en un infausto descenso, hace apenas tres temporadas. Un 26 de octubre de 2011, Giusseppe Rossi se rompía los ligamentos de la rodilla, siendo baja por seis meses, recayendo al poco tiempo de recuperarse, ya con el equipo compitiendo por regresar a Primera. Cercano en el tiempo a la primera caída del italoamericano sucedió la de su compañero atacante Nilmar, con quien formaba una espectacular pareja ofensiva propia del olfato de la secretaría técnica del club. Fueron las más significativas y determinantes en el rendimiento del equipo. Pero nada de esto les era desconocido.

Las sendas lesiones que Gonzalo Rodríguez sufrió en tobillo y rodilla entre 2006 y 2008, la de Fabricio Fuentes, también de larga duración, la de Nihat Kahveci -ligamentos- en la 2006-2007, o las más recientes de Musacchio, Bruno o Cani la temporada pasada, han forzado al Villarreal a resituar sus objetivos desde la adversidad. Siendo lo futbolístico lo más reseñable, el impacto anímico de este tipo de lesiones y en jugadores clave ha obligado a los Marcelino, Garrido o Pellegrini a pasar demasiado tiempo sin periscopio.


8 comentarios

  • hola 19 mayo, 2015

    La de Bruno fue una de las bajas que mas afectaron a su equipo, junto a la de Modric para el Madrid y las de Robben/Alaba para el Bayern.

    Respond
  • sobris 19 mayo, 2015

    Lo malo es que quizas Bruno ya no recupere nunca su mejor forma y e Villarreal este verano de cara a Europa debería ir pensando en fichar a alguien como el…o cambiar el sistema

    Respond
  • @migquintana 19 mayo, 2015

    Fue una verdadera pena que se cayera el Villarreal. Era uno de los tres equipos con los que más estaba disfrutando en la primera vuelta… por no decir el que más, la verdad. Descubrir a Luciano Vietto, la sorpresa de Denis Cheryshev, la maestría de Bruno, los buenos partidos de Gabriel, la impresionante constancia de Mario… En definitiva, uno de los equipos del año que, cuando le tocaba jugarse todo, se quedó sin la pieza más insustituible de su contexto. La más delicada. Lo bueno es que sabemos que volverán. Seguro.

    @sobris

    Pero… ¿hay alguien como Bruno?

    Es como lo del Real Madrid el año pasado con Xabi Alonso. Ese tipo de futbolista, mejor o peor, es que no lo hay en el panorama mundial. Bastante tenemos en España con tener más de uno. A partir de ahí, supongo que tocará buscar alternativas de juego, algo para lo que Marcelino siempre ha ido encontrando respuesta. Amen de que la secretaría técnica del Villarreal es soberbia en estos casos.

    Respond
  • Abel Rojas 19 mayo, 2015

    @ Hola

    Correcto.

    @ Sobris

    Yo sí confío en volver a ver a Bruno jugando a su mejor nivel o cerca del mismo. No necesita ser explosivo para hacer su juego. Se basa en otras virtudes. Quizá soy un iluso, pero pienso de verdad que volveremos a ver al mejor Bruno.

    Respond
  • Yellow 19 mayo, 2015

    Es un placer leer artículos sobre el Villarreal en Ecos del Balón :)

    El Villarreal nunca ha tenido demasiada fortuna con las lesiones. Por ampliar la lista, grandes como Marcos Senna, Santi Cazorla o Robert Pires entre otros también han sufrido lesiones importes en su estancia en el club.

    Lo de este año ha sido bastante frustrante, llegando a tener siete u ocho lesionados al mismo tiempo, lo que unido al cansancio por ser uno de los equipos europeos con más partidos disputados, ha reducido el rendimiento del equipo. A pesar de todo se ha logrado el objetivo, que era mantener la sexta plaza. Mucho mérito de los jugadores y del cuerpo técnico, que siempre han competido. Aunque en febrero estábamos cerca de la cuarta plaza, creo que el Villarreal está un escalón por debajo del resto de equipos que aspiran a la Champions.

    Ahora toca remodelar el equipo. Va a ser un verano movidito con bastantes cambios, pero confianza plena en los Roig, Llaneza y todos los miembros de la secretaría técnica. Como siempre.

    Respond
  • Mark 19 mayo, 2015

    El Villareal es un tesoro para La Liga. La verdad que a pesar de que Madrid/Barça acaparan casi todo (con excepciones como esta maravillosa web jeje) a mi por lo menos me produce bastante alegria ver como Valencia, Sevilla, Atleti y Villareal, que son digamos el segundo vagon de la liga, estan los 4 con buenos proyectos y complicando las cosas a los dos gigantes y a su vez compitiendo en la elite europea con los equipos de otros paises.

    Respond
  • JoseBenetuser 19 mayo, 2015

    Primero felicitar a los editores por hablar del Villarreal, un equipo por el yo creo que todos los aficionados al fútbol tenemos un afecto especial, y del que no se suele hablar mucho. La temporada del Villarreal ha sido en general buena, pero se ha visto empañada por las lesiones, siendo la de Bruno la más destacada, como las de Cherishev o Uche, y para poner la guinda, la grave lesión de Asenjo, que espero que se recupere pronto, pero ¡qué mala suerte tiene este chico con las lesiones!

    El Villarreal ha terminado la temporada pidiendo la hora, de hecho, si dura la liga un mes más se queda fuera de Europa. Se ha quedado en tierra de nadie, a años-luz del Sevilla y de las opciones de Champions, y con mucha tierra de por medio con el Málaga y el quedarse fuera de Europa. La segunda vuelta del Villarreal ha sido casi de lucha por el descenso, pero se ha enmascarado por un muy buena primera vuelta y porque el Málaga ha sido todavía peor. A poco que el Málaga hubiera apretado un poco, le quita la plaza al Villarreal. Espero que este verano el submarino recupere todos sus jugadores lesionados y que supla algunos puestos que no han rendido como cabía esperar. Este equipo está llamado para hacer un buen papel en Europa League y espero que el año que viene ponga las cosas difíciles a los Sevilla, Athlétic, Valencia y Atlético como favoritos a las plazas de Champions.

    Respond
  • Ricardo 20 mayo, 2015

    La verdad es que el Submarino amarillo sin el bueno de Bruno se fue hundiendo con el paso de las jornadas, a nivel de resultados pero ante todo, a nivel de juego colectivo (para enero, coincido, tenía un nivel de juego brutal, de los mejores de la Liga). Aún así, sus labores realizadas en la primera vuelta les dió una ventaja grande para que su plaza a competiciones europeas nunca se vió realmente amenazadas, empero, si afectaron su capacidad de disputar más arriba contra Sevilla, Valencia, etc y apretar una lucha que de por sí, no está decidido aún.

    El talento de un jugador como Bruno es algo que no se puede remplazar tan fácil. Supongo que será cuestión de que el Vilarreal consiga a un 5 de smilares caraterísticas para un futuro no tan lejando de un Vilarreal de Marcelino sin Bruno a nivel tan regular.

    Sobre Bailly, no he visto mucho su etapa como jugador del Espanyol pero en el Vilarreal a pesar de ciertos despites… tiene cosas muy interesantes y válidas para un equipo como el de Marcelino. Será cuestión de tiempo.

    Y Rossi…. Pfff, vaya fan-boy era yo de Rossi. Me encantaba como jugaba. Pena de lesiones que le han perseguido hasta en la Fiore.

    Con algo de suerte esperemos al Vilarreal llegar más lejos en la EL, tuvo mala suerte de que le tocase un señor equipazo como el Sevilla de Unai Emery en una instancia algo prematura.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.