Una defensa de 5 en Coruña


Durante el pasado parón de selecciones, dos entrenadores de la Liga BBVA aprovecharon el tiempo extra para probar una idea muy poco habitual en el presente del fútbol español: un sistema con tres centrales. O, lo que en este caso es lo mismo, una defensa con hasta cinco efectivos. Aunque al final uno de ellos, Fran Escribá, decidiera continuar con su 4-4-2 de las últimas semanas, la trascendencia del cambio no hubiera sido la misma que la que ha tenido la medida de Víctor Fernández en el Deportivo. Básicamente, porque no es lo mismo plantear esta defensa en Coruña que en Elche.

“Sea donde sea, este sistema suele generar un poco de escepticismo y de división porque siempre parece que tiene una connotación defensiva. Sin embargo, en general, la acogida de esta idea en Coruña ha sido más o menos buena”, nos cuenta Martín Castiñeira, periodista de Riazor.org. Y es que, aunque la decisión de Víctor fuera motivada por las numerosas bajas, sobre todo en la posición de enganche (Lucas, Salomao y Fariña), para el aficionado deportivista es imposible no relacionar este particular dibujo con momentos felices del pasado.

Son varios los precedentes que hay en el Deportivo.

En 1994, año en el que el Súper Dépor se quedó a un penalti de ganar la primera Liga del club, Arsenio Iglesias formó un conjunto que crecía a partir de una línea de cinco formada por López RekarteLa defensa de 5 fue clave en el Súper Dépor, Ribera, Djukic, Voro y Nando. Su registro de únicamente 18 goles encajados, a día de hoy, nadie ha podido superarlo. Varios años después, en 2008, Miguel Ángel Lotina recuperó la defensa de tres centrales, pero lo hizo por motivos muy diferentes. Su Deportivo jugaba bien pero no puntuaba y, para darle la vuelta a la situación, el vasco situó a Manuel Pablo y Filipe Luis como escoltas de Pablo Amo, Coloccini y Lopo. El resultado, desde el primer día, fue magnífico. Una victoria ante el Valladolid, tras cuatro derrotas consecutivas, inició una racha que les hizo pasar de ser penúltimos a entrar en en la Intertoto.

En su última temporada, en la 2010/2011, tras varios años probando dibujos más tradicionales, Lotina volvió a utilizar este recurso, pero la reacción, que existió, no se prolongó lo suficiente. Y descendió. Sea como fuere, éste no fue el último precedente de defensa de cinco en Coruña. Sin ir más lejos, el curso pasado, con Fernando Vázquez en el banco, el Dépor ascendió tras usar, de forma puntual y sin continuidad, un dibujo con tres centrales. Curiosamente, de nuevo, la mayoría de veces tenía una intención ofensiva: la de remontar a través de liberar de responsabilidades defensivas a ambos carrileros.

Esta vez, la idea de Víctor también es atacar mejor.

Volviendo al presente, el Deportivo 2014/2015 no ha logrado hasta el momento coger el golpe de pedal a la competición. Y a su entrenador, en menor o mayor medidaSe han visto un par de detalles esperanzadores, se le acaban las ideas… y el tiempo. “Se entiende que esta medida en concreto es el paso previo a un cambio de entrenador. Es decir, es una modificación radical en el sistema para reactivar el chip de los jugadores. Si nada cambia y no funciona la defensa de cinco, es como si no hubiera ya solución con ese técnico”, opina Martín antes de aclarar que “en Coruña ha solido funcionar, al menos para que el equipo reaccionara a corto plazo”. Evidentemente, en lo numérico, el Dépor de Víctor no ha volteado la dinámica negativa, pero ante Real Sociedad y Atlético si mostró varios aspectos sobre los que se puede asentar una posible reacción.

– La plantilla está preparada. El Dépor no sólo cuenta con tres centrales que pueden responder bien a la exigencia como son Lopo, Insua y Sidnei, sino que, además, en ambos costados tiene a dos futbolistas que, si “laterales parecen y extremos no son”, quizás puedan verse potenciados en el rol de carrileros. Es más, el propio Juanfran ha comentado que prefiere el 5-3-2 actual por “tener mayor libertad en ataque”. Esto, al margen de reforzar una defensa que con este dibujo no ha recibido un solo gol de jugada, puede mejorar un maltrecho ataque que, de momento, ha carecido por completo de desequilibrio, imprevisibilidad y determinación.

– Compensar el déficit ofensivo. Sin un gran delantero que asegure una cifra elevada de goles ni unos extremos que estén demostrando ser desequilibrantes, Víctor debía pensar cómo lograr ser peligrosos de forma colectiva. De hecho, como él mismo ha manifestado, el principal objetivo con el cambio de sistema era poder atacar mejor. Bajo esta idea, aunque todavía no se ha plasmado demasiado sobre el terreno de juego, el Dépor podría ser ancho con los laterales, soltar a varios de sus centrocampistas con buena llegada (José Rodríguez) e intentar marcar diferencias con la chispa de jugadores verticales como Fariña, Lucas o Cavaleiro.

– Mejorar la calidad de la posesión. Lo que sí se comprobó en el Calderón fue como, con Medunjanin de director, el Deportivo podía tener la pelota con más seguridad. No fue profundo ni incisivo, pero sí logró cierto control ya que Haris, sin mucho esfuerzo, siempre lograba encontrar a compañeros libres de marca. Un hecho que no fue casualidad. Lotina, en 2010, lo explicaba así: “Los equipos están acostumbrados a jugar 4-4-2 y 4-2-3-1, pero con la defensa de cinco se ha perdido la costumbre. Gracias a ello creamos un problema a casi todos. Cuando pusimos los tres centrales, hasta nuestros jugadores pensaban que era para defender mejor, pero luego vieron cómo los rivales lo pasaban mal cuando teníamos la pelota. Nuestra salida de balón los volvía locos”. Y, aunque ya parece quedar lejos, no hay que olvidar que la idea primigenia de Víctor era construir a un Deportivo mandón desde la posesión.


17 comentarios

  • vi23 3 diciembre, 2014

    Me ha recordado al juego de piedra, papel y tijera esta última frase. Igual en esa comparación hay un artículo interesante!

    Respond
  • vi23 3 diciembre, 2014

    Quería decir… el último párrafo. Pareciera que hay un sistema que gana a otro, este otro gana a un tercero y ese tercero gana al primero…

    Respond
  • Abel Rojas 3 diciembre, 2014

    @ vi23

    En plan Nadal, Djokovic y Federer hace cuatro años. Nadal le ganaba a Federer, Federer le ganaba a Djokovic y Djokovic le ganaba a Nadal ^^

    Respond
  • vi23 3 diciembre, 2014

    Bueno… podríamos discutir lo del tenis :-)

    En el año mágico de Novak (que fue cuando le ganó a Nadal) sólo jugó 2 veces contra Roger. Victoria del suizo en RG y del serbio en USOpen (bien es cierto que con aquel match point salvado cerrando los ojos)

    Aunque te compro que las probabilidades entre esos tres no son transitivas. Nadal-Djokovic (cerca del 50-50). Federer-Djokov (idem), Nadal-Federer (80-20) :-)

    Respond
  • Abel Rojas 3 diciembre, 2014

    @ vi23

    "Nadal-Djokovic (cerca del 50-50)"

    Uf. Como mal aficionado al tenis que solo ve las cuatro finales de turno al año y a veces ni eso, mi sensación era que Djoko casi siempre le ganaba a Nadal.

    Respond
  • @mau_fachal 3 diciembre, 2014

    Unos apuntes:

    Intuyo que la idea de VF tiende más al 3-5-2 que a la defensa de cinco. En los dos partidos vistos hasta ahora, me dio la impresión que Luisinho y JF se emparejaban defensivamente con los laterales rivales, hasta el punto de salir a por ellos en campo contrario. Dejando así prácticamente en mano a mano al central con el hombre de banda (sobretodo ínsuacanales/arda). Lo considero un riesgo brutal, emparejar al central fuera de zona con los hombres de más calidad :S Como lo veis vosotros?.

    Ciertamente Haris en este sistema encuentra más hombres libres. Contra el Atlético el Haris para Luisinho abierto fue una constante (aunque no se produjese nada). Después está el tema del 0 tackles, 0 intercepciones que se marcó el bosnio o.0

    Cómo encajará VF a los hombres de más calidad? Lucas en la doble punta con Postiga/Cavaleiro. Pero Fariña? De interior me gusta la idea, otra cosa será la claridad de ideas que pueda tener ahí. En punta o detrás del delantero? Habría que sacrificar a Cavaleiro/Hélder… no lo veo. Viendo la confianza que tiene VF en él, creo que volverá al 4-4-2 en cuanto disponga de más hombres de ataque.

    PD: Cómo molaba aquel Dépor de Arsenio con Fran y Alfredo de interiores!! Y cómo la rompió Whilemsson cuando llegó en invierno al 5-3-2 en 2008! Grandísimo jugador.

    Respond
  • vi23 3 diciembre, 2014

    Si, en 2011, sí. Luego en 2012-2013 se tomó Nadal revancha y le ganó varias veces importantes seguidas: Montecarlo12-Roma12-RG12-RG13-Canadá13-USOpen13 (con el único lunar de Montecarlo13). Es decir, le metió un 6-1

    Los porcentajes pretendían reflejar la rivalidad más en general, no acotada a 2011 (donde Djokovic destrozó a Nadal y empató 1-1 con Federer)

    Respond
  • @migquintana 3 diciembre, 2014

    @mau_fachal

    Es posible que la idea tienda más al 3-5-2, al menos por esa vocación ofensiva de la que hablamos, pero yo lo que he visto en estos partidos es una defensa de cinco. Luego los dos carrileros eran eso, carrileros, con mucha libertad y una posición algo más adelantada en defensa, pero yo les seguiría catalogando como ''defensores'' en esa idea. De todas formas, es una cuestión de matices.

    Yo también creo que volverá a un sistema más tradicional cuando tenga todos los efectivos, salvo que vaya continuando y las cosas le comiencen a salir bien. De todas formas, yo creo que salvo Fariña y Cuenca, este sistema con tres centrales le puede venir mejor a la mayoría de futbolistas. El Lucas + Cavaleiro/Postiga lo compro completamente. Y ese centro del campo con Wilk, Haris y JoséRo/JuanDo también me gusta bastante. Sobre todo por el contexto que se encontrarían, en el que tendrían más libertad. Lo de Fariña como interior lo veo menos, pero si hay un sistema donde puede funcionar en esa posición seguramente sería este.

    Respond
  • VRubio 3 diciembre, 2014

    ¿Por qué se vio tanto la defensa de tres centrales en el Mundial de Brasil?

    Respond
  • @mau_fachal 3 diciembre, 2014

    @migquintana

    Totalmente, son matices y situaciones concretas en las que parecen 3 ó 5. También concuerdo en que le puede venir mejor a la mayoría, pero es que veo que VF tiene mucha confianza en Fariña sobretodo. Yo aún lo estoy esperando, mucha calidad y desborde sí, pero salvo Valencia quizás aún no ha hecho un partido completo. A lo mejor interior es mucho decir, pero de mediapunta a lo Sneijder en la Holanda del mundial (por lo visto hasta ahora le falta ser un lanzador lo sé)…

    Respond
  • @Rayner_19 3 diciembre, 2014

    Yo lo de llamar a una defensa de 3 o de 5 lo veo un detalle, es decir, prácticamente todas hacen lo mismo respecto a funciones. Al final, se defiende en línea de 5 y se ataca con los carrileros en línea de centrocampistas. Pero como esto también se hace en ciertos equipos con los laterales de una defensa de 4, el que dice defensa de 3 debería decir de los que atacan con ambos laterales profundos línea de 2. Al final es una tontería, sólo sirve para ahorrar tiempo al hablar de posicionamiento.

    @VRubio

    Yo creo que fue una coincidencia, es decir, que los seleccionadores no vieron algo general que hiciese pensar que iban a tapar mejor a la mayoría de rivales así (excepto tal vez Van Gaal con España y Chile).

    Aunque por otra parte siempre he pensado que con el aumento de la capacidad física y ofensiva de los laterales en el fútbol moderno, se tendería tanto a cederles la banda entera que se acabaría jugando con defensas de 3/5 como sistema predominante. Además, a mí en la teoría respecto a variantes y ocupación del terreno siempre me ha parecido una idea muy atractiva para casi cualquier tipo de fútbol, pero en la práctica hay muy pocos equipos que le saquen un gran rendimiento.

    Respond
  • SergioMartin91 3 diciembre, 2014

    Yo compro esta nueva idea de Victor totalmente, a falta de goles, defensa y a intentar matar a la contra o con el balón parado, recuerdo el año que estaba Lotina que, con esa fórmula de 3 centrales y dos carrileros con Filipe Luis en la temporada que despuntó antes de su lesión, el Deportivo consiguió salvarse. Y creo que en este Depor la fórmula de Insua, Sidnei y Lopo con los extremos que no son de carrileros y Wilk, Medunjanin y José Rodriguez por delante, que me parece necesario por su físico ya que lo malo que tiene la defensa de 3+2 es que te deja en inferioridad en el medio, y creo que José Rodriguez puede ayudar ahí dada su capacidad de ida y vuelta lo cual le vendría bien al equipo de Victor en ataque y en defensa, además que te puede colar el detallito arriba ya sea en forma de disparo o de último pase, y los dos de arriba me parecería fijo Helder Postiga por su capacidad para jugar de espaldas y luego me gusta lo de Cavaleiro de segundo punta, y creo que Fariña podría ser una alternativa ahí en ese rol de "segundo delantero" además creo que si liberas a los niños de Mendes de trabajo defensivo pueden lucir mucho con sus conducciones o capacidad para ir al espacio.

    Respond
  • Abel Rojas 3 diciembre, 2014

    @ VRubio

    Se habló sobre ello aquí http://www.ecosdelbalon.com/2014/07/resumen-anali

    Te gustará.

    Respond
  • @migquintana 3 diciembre, 2014

    @mau_fachal

    Sería una opción, algo así como:

    Medunjanin – Wilk
    ——- Fariña ——
    – Postiga – Lucas –

    Tendría bastante sentido, aunque yo creo que este es el dibujo ideal para dar minutos a José Rodríguez. Le das libertad, le permites descolgarse, puede tener peso creativo, no tanta responsabilidad defensiva… Y estamos hablando de, seguramente, el jugador con más calidad de la plantilla.

    @Rayner_19

    Sí, sí, seguramente sea así. Pero, por ejemplo, al sistema de Costa Rica me sale llamarlo más 5-4-1 y al de Holanda 3-5-2. Al menos para entendernos mejor. Aunque, como decimos, al final es cuestión de matices. Los números, números son. Lo importante son las intenciones, como decía Lotina.

    @SergioMartins91

    Y ojo con Lucas, que parece indiscutible para Víctor.

    Respond
  • piterinno82 3 diciembre, 2014

    Yo también percibo que esta decisión tiene casi más matices ofensivos que defensivos, y ahí radica a su vez mi escepticismo. Seguro que Víctor Fernández ha ideado mecanismos para salir y transitar con esta disposición, pero ni su experiencia y perfil como técnico, ni el nivel de los centrales de su plantilla me ofrecen garantías para que, defensivamente, compense el invento. Tampoco veo capacidad para una buena salida de balón en sus centrales, más allá de la superioridad numérica que pueden tener sobre los rivales que salgan a presionar.

    Dicho esto, muchas veces los equipos "rompen" a jugar a pesar de las teóricas contraindicaciones porque se sienten más seguros o mentalmente más competitivos, y además es cierto que este Deportivo tiene juego exterior adecuado al dibujo, medios que saben tener la pelota y atacantes que, si se ha generado espacio, pueden crecer, como Cavaleiro o Lucas.

    Respond
  • VRubio 3 diciembre, 2014

    "…no interpreto las defensas de cinco como un recurso protector, sino como una solución para atacar modelos de posesión. Lo hemos visto con esta Holanda, con Chile o con Costa Rica, las cuales dosificaban la posesión, atraían a los rivales y reaccionaban atacando las espaldas del equipo atacante. Siempre, por reduccionismo, se suele pensar que las defensas de cinco son una medida defensiva, por simple acumulación de hombres, pero en este Mundial hemos visto que te permiten otras cosas. No son sólo números, sino también intenciones y actitudes…"

    Tremenda reflexión…

    Respond
  • Calígula 3 diciembre, 2014

    A mí el deportivista que más me apetece ver,porque creo que es el de mayor calidad de la plantilla, es Salomao…

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.