Glik como heroica condición


Varsovia contempló una de esas victorias imperecederas, recordada en el futuro por la historiografía del fútbol polaco. Los hombres de Adam Nawalka ganaron por 2-0 a la actual campeona del Mundo en un partido en el que realizaron cinco disparos… por 29 de los alemanes. Una de esas narrativas consustanciales a este deporte cuya valoración neutral daría mayor merecimiento a una escuadra alemana que se impuso en ambas partes y que debió ganar en la segunda. Y no porque su rival hiciera un mal encuentro, sino todo lo contrario. Polonia emocionó. Polonia se marcó un partido épico.

Polonia jugó el partido que llevaba soñando tantísimo tiempo

Como era de esperar, y durante los 90 minutos, los de Nawalka cedieron toda la iniciativa y metros a una Alemania que adquirió costumbre hace ya largo tiempo a la hora de convivir en semejantes situaciones. Löw alineó a Kramer junto a Kroos en zona de creación, y al joven mediapunta del Bayer Leverkusen, Karim Bellarabi, en línea de 3/4. La primera parte fue francamente igualada en base a dos circunstancias. 1. Polonia prolongó durante 45 minutos todo esfuerzo físico y emocional para mantenerse concentrado. Y 2. Nawalka decidió apostar por una manta de pies fríos, esto es, se defendió a lo ancho, protegió el área numéricamente, y supo mantener a raya las incursiones de los mediapuntas, pagando el peaje de jugar sin contragolpe; ni siquiera era posible la heroicidad de Robert Lewandowski. Llegar al descanso 0-0 era el primer campamento base polaco.

Kroos lideró la primera parteAlemania no sufrió apenas y fue mezclando mecanismos en busca de un fallo mínimo con el que abrir el marcador; forzar situaciones no previstas en los locales. Kroos asumió responsabilidad y cuajó un gran primer período para conectar con Götze y Bellarabi. Müller y sus movimientos tratarían de abrir alguna puerta a espaldas de la zaga. Esta vez no hubo ausencia de movilidad en las filas de Löw; se podían contabilizar constantes desmarques hacia el balón o hacia portería. A la vez. Polonia sostuvo porque respondió con igual o mejor coordinación para lograr superioridades en las bandas y sincronía y agresividad en la última línea. El partido subía de temperatura con cada acción desbaratada.

Asumiendo una inferioridad sobre el papel y el partido, los polacos fueron quemando etapas del soñado planteamiento, aquel que necesita de puntuales heroicidades individuales, máxima efectividad en sus transiciones y buenas dosis de fortuna propia/desacierto del oponente. La primera condición la cumplió, muy especialmente, Kamil Glik, líbero del Torino que realizó un partido de los que encumbran. Siempre pendiente tanto de la zona de remate, su espalda, como de sumarse sobre el lado del balón para interceptar progresiones, su partido fue titánico.

Alemania no pudo asaltar el muro liderado por Kamil Glik

La segunda condición le tocó consumarla a Milik, con ayuda de una zaga germana desconectada por el curso del encuentro de cualquier acción cercana al área. Entre Durm, Neuer y Hummels se comenzó a cumplir el sueño local. Entre medias y al final, Alemania ‘redondeó’ la faena en su tercer y último condicionante, encontrando multitud de ocasiones para igualar y derribar definitivamente el muro… pero sin encontrar el premio del gol. Polonia resistió, compitió con pasión y remató el partido. Qué partido.


5 comentarios

  • Jefatura 12 octubre, 2014

    Fui con ganas de ver a Kramer y acabé flipando con Polonia. Intensísimos atrás, y saliendo como bestias a la contra. Pero como ayuda Lewandoski en eso, que manera de aguantar balón para que sus compatriotas llegasen y se aprovechasen de la lentitud de Hummels y la amarilla de Boateng. Y de la debilidad defensiva que me sigue pareciendo Durm.

    En cuánto a Alemania, no me disgustó su partido. Creo que tuvieron sus oportunidades (Bellarabi sobretodo). Destacar las cuatro perlas que dejó Muller jugando de 9, que bestialidad de futbolista. Primer partido que le vi a Kramer. Me gustó, aunque quizás un poco lento en la circulación de balón, muchos toques y pases sin trascendencia.Aunque teniendo al lado a Kroos… No sé si era Abel o David el que decía que le sorprendia que Kramer no estuviese ya en el Bayern. Porqué decís eso? Lo veis para cotas más altas? Mediocentro posicional o box to box? Sea como fuere, jugador interesante ahí.

    Respond
  • SharkGutierrez 12 octubre, 2014

    Es histórico por la rivalidad histórica, política y deportiva que hay entre ambas naciones. Para que los polacos hayan logrado ganar por primera vez a los alemanes, se han dado todos los componentes del azar posible, aderezado por una organizada defensa.

    Alemania no jugó mal, en absoluto. Creo que, con las condiciones que tenía, Löw adaptó perfectamente a sus chicos, cambiando a una doble punta para poder dividir las atenciones de los dos centrales. Tampoco creo que transitara -tras pérdida- tan mal. Simplemente fue una cuestión de conseguir golpear en el momento justo, aprovechando simplemente, dos errores defensivos. Sin embargo, es destacable el (habitual) peso de Toni Kroos, el descaro de Bellarabi para encarar, desbordar y buscar el espacio de ruptura entre lateral y central, así como la tarea multidisciplinar de un muy buen Thomas Müller. Ayer no se dio la épica, pero el juego alemán, no fue el de otras tardes: plano y con cierta desidia.

    Para mí, compitieron muy bien, pero los polacos lo hicieron mejor. Glik estuvo inconmensurable, los delanteros teutones no tuvieron acierto cuando se quedaron frente a frente con Szczesny y, como redondeo de la noche, Milik y Lewwandowski, le dieron bastante vida en ataque, generando el fallo de Durm, la desconcentración de Boateng y su descoordinación con Neuer en el primer gol y sobre todo, su efectividad. Alemania probó de su propia medicina, aunque yo creo que no es preocupante. El formato actúal invita a pensar en más pinchazos de los grandes y, por ende, no es algo alarmante. Mientras Alemania consiga ganar los partidos de casa y ante las selecciones inferiores en ambos partidos, no tendrá problemas. Eso sí, es un toque de atención serio.

    @Jefatura

    Kramer es un jugador de un corte "Khedira", pero con mucho por trabajar todavía. No obstante, su rol en Mönchengladbach es mucho más "directo"; en ataque, pisa mucho más el área. Digamos que el Gladbach, generalmente, juega como ayer jugó Polonia y Kramer es el que se despliega de la pareja que hace con Xhaka. Para mí es un futbolista que tiene muchísimo futuro, por no decir de un presente bastante prometedor. Es del Leverkusen (cedido dos años en Mönchengladbach) y ya, este verano, le han llegado ofertas importantes. Quizás le toque emigrar de Alemania la temporada que viene o, convertirse en una de las importantes piezas del equipo entrenado por Roger Schmidt.

    Respond
  • LOCOMUYCUERDO 12 octubre, 2014

    No creo que sea una derrota dramatica, era una salida ante un rival que encierra dos condiciones despreciables: poca celebridad, y ser un equipo con hombres bien formados. Es decir era una salida peligrosa, del estilo de la de Holanda a Chequia hace un mes que tambien perdio.

    Si que veo mas preocupante para ellos, y que no deberian caer en la autocomplacencia tras el mundial, es en la inocencia defensiva que mostraron, si bien es cierto que es dificil que fallen tanto cara a gol, otro dia contra un rival mas cualificado, conceder dos tantos es un serio problema. No se puede ser asi de inocente en el altisimo nivel.

    Respond
  • Abel Rojas 13 octubre, 2014

    @ Jefatura

    Lo comenté yo. Sobre todo porque es alemán, es centrocampista, sabe tocar el balón, es muy bueno y el propio Guardiola ha reconocido en más de una ocasión que le faltan centrocampistas.

    Para mí Kramer es un interior, un tipo para jugar al lado o ligeramente por delante y un mediocentro posicional. Lo que más me llama la atención sobre él es que en defensa y en ataque tiene comportamientos que no suelen estar muy ligados. Con el balón es de tocarla, de jugar "por detrás", colaborar en la salida y la gestión, etc. Tiene llegada, y más que tendrá si quiere, pero no es un "centrocampista Premier". Es un tipo de juego más elaborado. Sin embargo sin balón te presiona a cualquier altura con muchísima intensidad, como sí se tratase de un jugador de perfil ultra físico.

    A mí la verdad es que me parece una pieza interesantísima.

    Respond
  • piterinno82 14 octubre, 2014

    Ya ante Escocia vi una Alemania algo gris y poco brillante, ganando con cierto sufrimiento. Creo que es más o menos esperable este bajoncillo, habida cuenta del mayor margen de error que permite el nuevo formato de competición y la habitual relajación post título del Mundial. Por no recordar las bajas que tiene Löw en cada convocatoria, al más puro "estilo Arsenal" desde hace años…

    Meritorio partido polaco y victoria histórica. La consolidación de Krychowiak ha subido enteros en la media y quizá se asienten vías alternativas para llegar a Lewandowski al margen de la banda derecha de Westfalia (Piszczek-Kuba). Asoma además una hornada con futbolistas de cierto talento.

    En cuanto al destacado Glik, este tipo de partidos son ideales para él, curtido en el Calcio de las defensas de tres centrales y trasero asentado en el área.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.