El gallinero croata

El pollo es un ingrediente habitual en la cocina croata. Pollo relleno, con páprika, frito, sopas de pollo… los amantes de la carne blanca tienen pocos motivos de queja en las mesas de este joven país que se extiende, con geografía caprichosa, desde las orillas del Adriático hasta el curso del Danubio. Pequeño pero fecundo, cuánto menos en cuestión de averío gallináceo, bellas estampas arquitectónicas y deportistas de élite, Croacia es un estado cuya huella futbolística supera con creces el potencial lógico de un territorio y una demografía más bien discretos. Desde la proclamación de la independencia croata, a principios de los noventa, su selección ha protagonizado episodios muy variados: en este tiempo no han faltado los torneos memorables y alguna que otra decepción a cargo de un equipo en el que, a falta de mejor ajuste colectivo, nunca han faltado gallos en el corral.

A veces hasta parecen demasiados. Peloteros como Luka Modric o Ivan Rakitic son seña identidad de un fútbol croata al que se le acumulan los efectivos de cresta reluciente y pecho henchido con el balón en los pies. La cohabitación del madridista y el barcelonista ya resultó conflictiva en Brasil, donde la primacía de los representantes de la Liga alejó los focos de futbolistas como Mateo Kovacic o Ivan Perisic, también presentes en una convocatoria con más calidad que variedad. Para el seleccionador no resulta sencillo mezclar perfiles sin copar el banco de pies demasiado sensibles, y es en estas que un nuevo pollo ha llegado al corral: la zurda de Alen Halilovic golpea la puerta con fuerza y, mientras la Masia le ofrece un interior que no termina de convencerle, el fútbol insiste en alejar a Luka Modric e Ivan Rakitic de la mediapunta.

5 comentarios

  • Monopandillero 13 octubre, 2014

    El viernes, en Bulgaria, Kovac formó con Brozovic-Modric, con Rakitic delante de ellos. Brozovic se descolgaba mucho y Luka era quien fijaba más. En el papel se veía mejor que lo mostrado en el mundial, sin embargo no terminó de convencerme, ni cuando tuvieron que atacar en estático, ni cuando el partido se puso de cara para aprovechar a Rakitic en el contragolpe.

    Es bastante significativo porque Luka jugó un partido muy en la línea ascendente que viene mostrando con el Madrid, pero aún así me pareció que él y Rakitic no están del todo convencidos con el plan de su equipo.

    Luego entró Kovacic por Iván, cuando Bulgaria más apretaba, y sí que vi una Croacia más compacta y más coherente.

    Pasan los partidos, se suman nombres interesante y Kovac no termina de dar con la tecla.

    Respond
  • Abel Rojas 13 octubre, 2014

    @ Monopandillero

    El mejor partido que yo le he visto a Croacia en los últimos tres años fue con un 4-4-2 con Kovacic y Modric en el doble pivote, con Rakitic en la izquierda y Kranjcar en la derecha. Mandzukic y Olic arriba. Contra Serbia fue. Me encantó aquel partido. Antes de eso y después de eso, me resulta dificilísimo encontrar algo de Croacia que me haya convencido de verdad.

    Respond
  • @yefovar 13 octubre, 2014

    Qué tal un Croacia en un 4-3-3. Un'5' fijando y Luna e Iban de interiores, Kovacic o Halilovic de 'extremo' pero que interiorice más su juego y deje la banda a Srna o al otro lateral?

    Respond
  • @migquintana 13 octubre, 2014

    @yefovar

    Esa es un poco la idea que teníamos todos de cara al Mundial. El tema es que Kovac apostó por Modric+Rakitic y, como yo creo que era esperable, el equipo no funcionó todo lo bien que debería. De hecho, es que lleva tiempo sin funcionar. Su fase de clasificación no fue demasiado buena pese a la explosión de sus dos estrellas. En cuanto a la idea que propones… pues puede ser. Aunque a mí me gustaría ver a Rakitic de mediapunta. Aunque sorprenda, creo que los cuatro croatas pueden encajar jugando cada uno en su sitio.

    Respond
  • @yefovar 13 octubre, 2014

    @migquintana

    Pero un Rakitic en mediapunta implicaría jugar a la contra, para poder explotar a Iván. No sé que tanto se parezca el juego de Mandzukic al de Bacca

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.