Créetelos


Es el Liverpool ganando en Old Trafford para seguir soñando con la Premier. Quizás sirva este párrafo como aviso a navegantes griegos que embarcan desde El Pireo, pues es el United una de las pocas entidades que desenmascaran una dinámica competitiva, por muy desfavorable que sea. En el 90% de los casos, hay que respetar las dinámicas; explican un rendimiento y dan pistas de las carencias más evidentes. Si hay un equipo que podía hacer muchísimo daño al United de Moyes, ese era el Liverpool de Brendan Rodgers, entregado desde hace tiempo a un contragolpe cruento: Luis Suárez, Raheem Sterling y Daniel Sturridge frente a la fallida idea del míster escocés.

La pérdida del United, más presente que camuflada

Podríamos observar 10, 30 u 80 minutos de partido, que encontraríamos las mismas preguntas con las mismas respuestas, acentuadas tras cada gol y con las prisas de igualar el marcador. El United saltó a la cancha con Fellaini junto a Carrick, y Mata, Rooney y Januzaj en línea de mediapuntas. El Liverpool, como tanto o más que otros, alejó toda teoría de la consecuente práctica: el United, construído para pasársela, pierde la pelota constantemente. El balón no tiene continuidad, apoyos ni soporte. La cadena de montaje queda a expensas de la jugada de Rooney. Mella que no deja competir a un equipo que se juega la temporada en tres días, pero ése es otro tema.

Con el poso de las mencionadas dinámicas, y la especial e idónea adaptación de los reds a los red devils, los de Rodgers se plantaban bien y con facilidad para robarGerrard sigue dejando huella. Con un 4-3-1-2, Sterling de ‘10’, el Liverpool incomodaba la salida local, cuya única opción segura era el toque y la conducción de Rafael da Silva. Mata, sobre todo Fellaini, y casi cualquier intervención de un hombre de Moyes, se mostraban incapaces de progresar o escapar de las líneas visitantes. Gerrard, Allen y Henderson buscaban una recepción de espaldas, sustraían y salían a por De Gea.

Esto fue constante en los primeros 10’. Hasta el final de la primera parte, la posesión se repartió y no hubo daños que lamentar sobre ningún área, a excepción del gol, convertido por un Gerrard crecido con el discurrir de los minutos. En ese arranque y después en toda la segunda mitad, las transiciones de Suárez y compañía se montaron de manera compartida, siendo fundamental la altura de Glen Johnson. Con el Liverpool transformado en un 1+2 en el último tercio, sin el sistema de los tres puntas, opción que utiliza a Sterling por fuera, los de Rodgers solicitaban un carril ocupado, el que fuese. Y fue el diestro. Johnson era la referencia de banda que Sterling y Sturridge necesitaban para descargar por allí y comenzar a galopar a espaldas, tanto de los centrales como de Patrice Evra.

Glen Johnson, clave para transitar. Sturridge lo agradeció

Con el segundo gol, todo se subrayó. Moyes cambió a Januzaj de banda, introdujo a Welbeck y Cleverley, y desguarneció su balance. Nada surtió el efecto buscado. Sturridge y Suárez corrían sin oposición con más continuidad que las posibles ocasiones de los locales. Steven pudo hacer un hat-trick a base de penaltys. Suárez cerró la cuenta y abrió aún más la cabeza del campeonato. A pesar de recibir en Anfield a Chelsea y Manchester City, al Mersey le brillan las aguas. Qué bonita está la Premier.


9 comentarios

  • @DavidLeonRon 17 marzo, 2014

    La Premier está apasionante. No voy a negar que, como aficionado imparcial, me resultaría tremendamente romántico que Gerrard la conquistase a la vejez.

    Lo veo poco probable pero sería una estampa que me emocionaría.

    Respond
  • javi15195 17 marzo, 2014

    Hoy el sol brilla, los pájaros cantan y mi Liverpool dio ayer una buena lección de fútbol. Me parece tremendamente admirable el rombo de Brendan Rodgers en mediocampo para desactivar el carril central. Un planteamiento que dio una solidez defensiva nunca vista en la temporada. Clave Johnson para ensanchar y asociarse con Sterling y Sturridge, notable (de 7) trabajo de Allen en tareas defensivas, Henderson a su rollo (le gusta esto de correr) a la hora de trabajar para recuperar… Partido muy serio ayer, y comienzo a ver viable este dibujo, aunque a nuestro míster le guste alinear a toda la pólvora (Coutinho se quedó ayer en el banco). Muy contento pero con los pies en el suelo: el objetivo es la Champions.

    Respond
  • Abel Rojas 17 marzo, 2014

    Gerrard es la leche. Vaya partidito como pivote único. Qué maravilla de jugador.

    Creo mucho en su Mundial.

    Respond
  • Kay 17 marzo, 2014

    Lo cachondo del asunto es que los 4 primeros dependen de si mismos para campeonar.El City por tener 3 partidos menos, el CHelsea por ser el lider y Arsenal y Liverpool por estar a 4 puntos con un partido menos y un duelo directo con Chelsea y al y City.

    Asi que honestamente, al que menos posibilidades veo es al Arsenal, no le veo ganando el Stamford y al City y dependería de que pinchasen también el resto….aunque claro, también depende solo de ellos hacer un Click mental y convertir esta temporada en un reseteo. Con pasta de nuevo, si hicieran doblete de FA y Premier league ganando a Chelsea y City en el momento decisivo creo que se acabarían todos los complejos.Y solo depende de ellos. Pero no creo.

    Pero a los demás les veo con claras opciones. El Liverpool se está convirtiendo en un matagigantes, le veo opciones de ganar a ambos grandes , más cuando están en plena ascenso.

    Al Chelsea y City los veo muy irregulares, aunque tienen estrellas para tirar de sobra.

    Supongo que al final más que el que haga un papelón la ganará el que menos pinche. Y veo francamente a los 4 con opciones reales. Veo empates y derrotas 1-0 inesperadas todavía.

    Respond
  • @oscarato87 17 marzo, 2014

    Yo también preferiría que la ganara el Pool por Gerrard. El Arsenal nunca me desagradaría, porque se ha llevado mucha cera ya y tiene varios jugadores con los que empatizas; el Chelsea no sería de extrañar a pesar de la falta de talento, por Mourinho; el City me parecería un campeón horroroso, pero ahí queda su tremenda pegada. Con todo, que los ganaran los de Rodgers tendría bastante miga si echamos un vistazo a sus movimientos en verano.

    Ayer me pareció escuchar en GolT que no pitaban un penalty en contra del ManU en Old Trafford desde diciembre de 2011. Mamma mia.

    Respond
  • Roberto 17 marzo, 2014

    Yo estoy con Kay respecto a los Gunners. Pero, inclusive tomando en cuenta su poca pegada contra los grandes, creo que la historia podría verse diferente si tendríamos a Walcott, Ramsey, Ozil y Wilshere sanos.

    Respond
  • Kay 17 marzo, 2014

    Roberto:

    La verdad es que esta premier se puede decidir por el que menos lesionados importantes ha tenido:
    -Arsenal: Walcott, Ramsey, Wilshere intercalando, Gibbs intercalando , Ox y ciertas lesiones de Cazorla, Arteta y Poldi.Además de Ozil ahora. Aunque la verdad, salvo Ramsey tampoco ha habido ninguno que sea titular y eje básico.Aunque a lo mejor ha sido por eso.

    -City: al principio la defensa, luego Aguero, la esperable de Jovetic y una de nasri. Al menos han tenido a Toure, Silva, Fernandiho y Negredo o Dzeko siempre.

    -Liverpool: Stturidge, la sanción de Suarez y una pequeña lesión y luego varias pequeñas lesiones, aunque claro, lo que más duele es que se lesione tu mejor y segundo mejor jugador con permiso de Gerrard.

    En cambio el Chelsea, solo Torres y Eto´o. Hazard, al menos 2 centrales,Lampard , Osca o William nunca a la vez , Ivanovic, Azpilicueta y Schurle han estado disponibles prácticamente siempre.

    Respond
  • Ricardo Madrid B 18 marzo, 2014

    Lo de Gerrard fue alucinante, como siempre. Es increíble.

    Respond
  • Livio Leiva 18 marzo, 2014

    De los 4 primeros, sólo el Arsenal no depende de sí mismo para campeonar, puesto que la Premier se decide, en caso de empate, por diferencia de gol y el Liverpool tiene +41 mientras que el Arsenal apenas +25 y nunca lo enfrenta directamente. Así que aunque ganara los 9 partidos que quedan debe esperar que el Liverpool no lo haga. El resto depende de sí mismo. Lo que debe hacer el Arsenal es ganar en Stamford Bridge, donde Mourinho no ha perdido ningún partido y además Wenger nunca le ha ganado a Mourinho, así que tendría que ocurrir la ocasión excepcional de romper dos rachas en el mismo día. Si el Arsenal pierde, ya puede despedirse de la Premier.
    El que más chances tiene es el City por una cuestión matemática (aparte de los nombres que tiene). Tiene un potencial de 69 puntos a igual cantidad de partidos mientras que Arsenal-Liverpool pueden llegar a 65 y Chelsea ya tiene 66 en 30 fechas disputadas.
    Lo que baja sensiblemente las chances del Arsenal es la segunda recaída que tuvo Ramsey y que le haría perderse los partidos clave contra el Chelsea y el City. Pero bueno, lo de las lesiones ya es costumbre.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.