La Última Nota: el uso de Manucho


El Pucela de Miroslav Djukic era un equipo concebido para el juego por bandas. Dentro de ese estilo, los extremos gozaban de una gran importancia, sobre todo el alemán Patrick Ebert, una de las revelaciones de la pasada campaña. La baja del germano, unida a la marcha de Djukic ha derivado en un obligado cambio de estilo. Ahora el Pucela es otro bien diferente.

Una de las piezas más relevantes del nuevo Valladolid de Juan Ignacio Martínez está siendo Javi Guerra. El delantero andaluz ha explotado en Primera División, logrando una notable cifra de goles. Su nivel ha mandado a la suplencia a Manucho, un delantero particular, de gran potencia física y muy bueno en el juego directo. La relación del angoleño con Osorio está llamando la atención y su menor participación nos lleva a hacernos una pregunta: ¿no le vendría bien al Pucela actual la presencia del potente ariete? Después de todo, este perfil de “9” simplifica mucho los ataques, justo lo que necesitan los equipos inmersos en problemas. Nosotros dimos nuestra opinión anoche; ¿nos das ahora la tuya?


Referencias:
“38 Ecos (Jornada 24 – 2013/14)”
https://twitter.com/ecosdelbalon
https://twitter.com/DavidLeonRon
https://twitter.com/migquintana
https://twitter.com/SomeMarcus
https://twitter.com/NereaZusberro


7 comentarios

Ir abajo

  • javimgol 18 febrero, 2014

    No pude escuchar anoche #38ecos y ahora tampoco, así que comento del tema antes de escucharos.

    Osorio-Manucho funcionó muy bien contra el Elche. Manucho en general es un recurso que suele funcionar, si obviamos que a un 9 hay que pedirle que meta algún gol. Ahora bien, si juegas Osorio-Manucho al que perjudicas es a Óscar, seguramente el mejor del equipo. Osorio ocupa la zona del 10, del mediapunta, la favorita de Óscar. O mandas al salmantino a una banda, que le perjudica una barbaridad, o directamente le quitas.

    Si Óscar es baja (frecuente, por edad y propenso a lesiones), sí suena bien lo de Guerra-Osorio…pero hay varios problemas. El primero es que Javi Guerra estaba siendo con Mariño el mejor de la campaña. Quitarle no sería justo. Y eso que Manucho no lo ha hecho mal cuando ha jugado.

    El segundo problema es algo que ha comentado JIM alguna vez: si juegas con dos delanteros (consideremos a Osorio un segundo punta) te ganan la partida en el centro del campo, tener solo dos hombres en zonas interiores en lugar de 3. En el fútbol de 2013 muy pocos equipos juegan con dos delanteros: 433 y 4231 son los sistemas más habituales.

    ¿Soluciones? Quizás jugar un 442 de rombo estrecho o 442 "cuadrado mágico", con Rossi-Rubio-Víctor Pérez-Óscar de centrocampistas, y arriba la combinación de 2 delanteros entre Guerra, Osorio y Manucho. Supondría renunciar a las bandas, pero ya no está Ebert y Rukavina sigue aportando….

    Respond
  • javimgol 18 febrero, 2014

    El problema del fondo del Pucela es la carencia total de estilo. Con JIM no se sabe a qué juega. Se ha destruido el modelo de Djukic (la única baja hasta hace 2 semanas del equipo que nos enamoró el año pasado fue el lateral izquierdo) y el equipo ha vivido en la indefinición más absoluta.

    Parece que JIM quiere apostar por el repliegue, y ahí el balón largo a Manucho pues claro, suena bien. El problema es que la plantilla no sabe jugar a eso. O al menos, no lo ha demostrado y el entrenador no lo ha logrado transmitir. Con Djukic el año pasado se vio en algún partido, pero eso era con Ebert, que venía a recoger lo que descolgaba Manucho, y sin un Guerra 13/14 que es el único motivo por el que el Pucela no es colista.

    Respond
  • dany_casta 18 febrero, 2014

    La segunda parte de la temporada de Djukic fue un desastre, no se veía nada, sólo se vivía de las rentas pero el equipo jugaba incluso peor que ahora, con la sencilla diferencia de que cuando estás metido abajo cualquier pase de 3 metros parece un desplazamiento de 30 metros, la presión del descenso. Ya se usaba la alternativa de Manucho en largo, para superar la primera presión y a aprtir de ahí ya se jugaba con más calma en campo rival.

    Añadiendo que cada jugada a balón parado era echarse a temblar y a favor no se creaba peligro siempre y cuando se buscara algún remate.

    Sobre Manucho, que me despisto. Os voy a decir por que no juega y si yo fuera el entrenador jugaría aún menos, es un vago. Sólo hay que verle entrenar, y si no se le puede ver entrenar no hay más que verle calentar cuando va a jugar, da vergüenza.

    Osorio-Guerra debe ser la delantera, con Victor Perez, Rubio y Rossi (el mejor mediocentro del Valladolid) la otra plaza queda para un voluntarioso Larsson que aporta mucho sacrificio. Otro que no puede jugar con esta situación es Omar, me gustarían saber la media de balones que pierde cada 90 minutos. Perjudica a Óscar, sí, pero más bien Óscar está perjudicando al equipo los cuatro ratos que ha jugado, ha estado muy lento tanto en movimientos como con el balón. No se le puede esperar.

    Rama puede ser la alternativa a Larsson porque tiene desborde, aunque no aporte mucho sacrificio.

    Gracias por sacar debate de los equipos más "anónimos"

    Respond
  • javimgol 18 febrero, 2014

    @dany_casta
    Oscar este año no ha estado muy allá, pero los puntos que ha sacado el Pucela han sido gracias a él. Es el jugador más determinante (goles+asistencias) de la plantilla, obviando a Guerra.

    Valdet me gusta mucho como revulsivo. Larsson asegura, me parece óptimos para 60-70 minutos . Muy de acuerdo con lo que dices de Omar.

    La verdad es que este un debate bastante interesante, me gustaría saber lo que piensa algún entrenador. ¿Sacrificas a tus mejores hombres (Guerra-Óscar) por el bien del equipo – balón largo para acortar el campo – con la entrada de Manucho?

    Respond
  • dany_casta 18 febrero, 2014

    Óscar ha metido un gol en 750 minutos, lo mismo que Rama en 654 minutos. Ambos contra el Bilbao, su gol no ha aportado nada. Ha recibido 10 faltas, Rama 15 mientras que sólo ha hecho 12 y Rama 21, por lo que no aporta mucho ni en juego ni en intensidad. Asistencias tres, contra el Bilbao y Español que se perdieron y contra el celta (3-0) que además fue el tercer gol (es cierto que fue un pase magnífico). Así que los puntos no los ha dado precisamente Óscar.

    Óscar no es el de la temporada pasada, eso se acabó, y tenemos que dejar de vivir de los mitos del pasado. Ahora nuestro fútbol depende más bien de la intensidad de Rossi y del acierto de Guerra, a aprtir de ahí hay que juzgar las alternativas. Osorio es mejor delantero que Manucho, si Manucho le pusiera ganas formaría un doble 9, pero a día de hoy para mí es más importante la intensidad que el ser un delantero grande, un dato para la esperanza, los duelos aéreos ganados por Manucho son el 68%, si se esforzara más…

    Respond
  • Vnotas 18 febrero, 2014

    Buenas tardes, es mi primer comentario en ECOS pese a que llevo tiempo leyéndoos. Cuando se habla de equipos grandes al ser tantos los participantes y casi todos con más idea que yo, mi opinión siempre coincide con la de alguno de ellos, no obstante me voy a permitir la licencia de hablar del Pucela.

    Creo personalmente que el problema del equipo (y de JIM) es la confianza. Al equipo no le sale nada y no sabe a lo que juega. El Valladolid tiene gente en la plantilla para mover el balón (Rubio, Rossi, Víctor Pérez, Óscar…) y sin embargo JIM nunca ha intentado jugar ese fútbol de posesión que se jugaba con Djukic. Ya en la segunda jornada sacó de inicio a ¡7 defensas! Y a partir de ahí continuos cambios no tanto de sistema como de modo de juego. Pese a que la idea base a lo largo de toda la temporada ha sido jugar con un 4-2-3-1 ha variado el estilo en innumerables ocasiones. Y al ver que ninguno funcionaba (o que no tenía continuidad suficiente para funcionar) vuelta a cambiar. Si el Valladolid todavía tiene opciones de salvarse es gracias a que los rivales directos tampoco han puntuado lo que se les presuponía.

    En mi opinión, si el equipo encadena dos buenos resultados y recupera la confianza hay opciones serias de salvación. Parece que el único que se atreve a intentar cosas es Rossi, que para mí está firmando una temporada brillante. Si Guerra vuelve a su nivel, la competencia en defensa generada por la llegada de Mitrovic es positiva y el equipo asume una idea de juego y cree en ella los resultados llegarán. 8 partidos de los que restan son en Zorrilla, y hay otras tres salidas contra rivales directos. Cambiar la inercia es fundamental.

    Por último, me gustaría plantear una cuestión. El año del último descenso hubo una reacción tardía con la llegada de Clemente, que pasó a jugar con algo parecido a un 5-2-3. Creo que el prototipo de alineación era
    Jacobo-Pedro López, Sereno, Luis Prieto, Arzo, Barragán- Borja, Rubio- Nauzet, Manucho y Diego Costa.
    ¿Alguien piensa que una alineación
    Mariño- Peña, Mitrovic, Rueda, Valiente, Rukavina- Rubio, Rossi- Larsson, Manucho, Guerra
    podría funcionar?

    Respond
  • javimgol 19 febrero, 2014

    Comparar a Clemente con JIM es como hacerlo con Mourinho y Lotina o Guardiola y D'Alessandro, la verdad. Peña de carrilero no me convence, ese sería el puesto de Bergdich pero ya hemos visto que es un jugador bastante menor.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.