Por algo la llaman caprichosa


De todos los términos que Sudamérica legó al fútbol, pocos más geniales y certeros que aquel que llamó “la caprichosa” a la pelota. No hay mayor verdad. Se preparan partidos durante días para que luego un mal bote de esa dama cruel te lo rompa en segundos. Y ojo, que a veces es peor. A veces, como le pasó ayer al Valencia, juegas mejor que nunca, haces todo para vencer pero la bolita decide que solo se irá de fiesta con el equipo contrario. Solo pasa con nuestra señora. Sus hermanas no son tan consentidas.

Ningún deporte deja tanto espacio a la sorpresa como el fútbol

Djukic quería mentes frescas así que se dejó a los mundialistas Banega, Postiga y Pereira en el banquillo. Había que salir a tope… y así fue. El Valencia ofreció la cara más ágil de la temporada en la primera mitad, con dos protagonistas destacados: por un lado, los detallitos de Canales, que no son lo que un día imaginamos pero todavía aportan cosas. Su facilidad para moverse liberaba a los extremos, Fede y Pabón, que empezaron muy abiertos pero fueron uniéndose al juego –sin dejar de ser profundos–, regalando espacio a los laterales. Barragán se cansó de centrar en el Martínez Valero.

Por detrás de este mecanismo coral surgía el otro hombre fuerte del Valencia en ese periodo, un Dani Parejo al que Escribá no terminó de atar bien. Rivera tenía la misión de “marcarlo” pero la dinámica del madrileño le sobrepasó. Riverita no estaba cerca de quitársela al cerebro che y el Valencia lo disfrutaba, casi tanto como la ausencia de Carles Gil en las filas locales. El Elche no olía contragolpes y tampoco disponía de la habilidad del “15” para inventar salidas desde campo propio. Si a todo a esto unimos que el balón parado masacraba a los de casa, el 0-0 parcial resultaba un notición.

El Valencia completó una primera parte bastante interesante

Sugestionado por lo visto en los cuarenta y cinco minutos iniciales, Escribá ordenó un repliegue inmediato tras el descanso. Sin matices; el Elche se metió atrás. En parte le salió bien porque de repente Fede y Pabón dejaron de tener metros para percutir, pero claro, ahí acababa el Elche ofensivo. Casi un cuarto de hora tardaron en cruzar la divisoria. Fue entonces cuando La Caprichosa empezó a juguetear con todos. El primer ataque ilicitano, de poco peligro aparente, concluyó con un cabezazo imposible de Fidel. Para no creerlo.

Djukic reaccionó con lógica al golpe introduciendo a Postiga por un Fede desconectado del choque. De este modo, Jonas pasaba a jugar de segundo punta, que ya está más que claro que es su posición ideal. El brasileño conectó al Valencia entre líneas, dándole además una segunda referencia en el área para los centros. Parecía imposible que el empate no llegase. De hecho, tras marcar Bernat, todo indicaba que el segundo era cuestión de tiempo. Pero no. La pelota tenía otros planes. Concretamente, los de hacer inolvidable el debut de Cristian Herrera, delantero zurdo de la cantera del Elche que en apenas un ratito sobre el césped chutó dos veces y marcó un bonito gol. Doce llevaba en el filial, así que entendemos que lo suyo no fue un capricho del destino. La derrota del Valencia quizás sí.


7 comentarios

  • Abel Rojas 25 noviembre, 2013

    Ayer leí a bastante gente de Las Palmas muy enfadada por el caso Herrera. Tengo entendido por lo que he leído en los últimos días que su club de origen pudo hacer algo más por retenerlo y que allí pareció un error permitir que se fuera.

    El chaval en el segundo equipo del Elche la está partiendo y todos apuntan a que tiene unas maneras muy serias, y la verdad es que la carta de presentación fue potente. Aunque a mí el Valencia me gustó bastante menos que a David y me pareció más fácil de tumbar que a él si soy honesto.

    Sin restar el menor mérito al chaval.

    Respond
  • @DavidLeonRon 25 noviembre, 2013

    Hombre Abel, que el Valencia perdiese ayer, durante 75 minutos fue el colmo de la injusticia. Costa fallando a lo Cardeñosa, Fede mano a mano, Jonas mano a mano, el cabezazo ¿de Pabón? que saca Lombán debajo de los palos…

    Mientras el Elche se pasó 75 minutos que apenas dispuso de una ocasión. Por momentos ni cruzaba el centro del campo. Eso sí en la recta final del encuentro, tras el empate, se abrió la cosa, pero que ayer el Valencia perdiese… es difícil de explicar.

    Respond
  • calaboca 25 noviembre, 2013

    Es fácil de explicar cuando eres muy frágil en la primera y en la última línea.

    El Valencia puede dominar el medio del campo, acumulando la mayoría de las veces 8 jugadores (5 del medio del campo, dos laterales y un 9 que, en vez de quedarse arriba, baja a sus anchas), pero ¿para qué? Podemos permitir al defensa central fallar a lo cardeñosa o a la nueva promesa rozar el palo, pero no fueron tantas las ocasiones claras de los que deben introducirla en la red.
    Tras el 1-1, yo veía más cerca el 2-1 que el 1-2. El Elche cada vez que llegaba a los últimos tres cuartos, pasando la gran nube de jugadores que se acumulan en el medio del campo del Valencia, daba una sensación de peligro que el Valencia nunca dio. El Valencia llegaba en 3/4 atacantes contra 6/7 defensores, mientras el Elche llegaba en 3/4 contra 3/4.

    El Valencia no jugó bien, el Elche jugó muy mal. Pero se dio cuenta que apretando en los últimos 10 minutos se llevaba el partido, aunque solo fuera Herrera el que lo pensara, con eso sobraba, ya era un uno contra nadie.

    Pesonalmente, creo que el técnico valencianista debería ser más directo, mentalizarse que para ganar hay que meter goles y evitar que te los metan (no cumple ni una de las dos a dia de hoy). Ojo, El descenso está a 5 puntos y vienen Atlético y Real Madrid. En ciertos momentos se veía a Pabón quedándose para hacer la cobertura a Barragán, ¡incomprensible! mientras Pabón hacía de Fuego, Fuego que casi mete un gol de cabeza. Parece que el equipo está poco trabajado.

    Respond
  • J_Garcia_7 25 noviembre, 2013

    Si bien es cierto que el Valencia fue tremendamente superior, a mi me sigue dejando malas sensaciones. Mas que por los planteamientos de Djuckic que van, bastante en la linea de lo que queria Valverde, sobre todo en los inicios del juego, es por el bajo nivel de gran parte de los jugadores. El nivel de estos es bastante mas alto de lo que estan dando, ya conocemos a Banega, Pabon, Helder… Es que salvando a Jonas y las primeras apariciones de Fede, el ataque che esta bastante mal

    Ayer se consiguió muy fácil salvar esa linea del mediocampo del Elche, pero hubo una cantidad de imprecisiones en metros finales… Recuerdo en la 2° parte una cantidad se disparos lejanos sin pie ni cabeza, altisima.

    Y claro, cuando no ganas ni siquiera estos partidos… es muy dificil coger moral

    Un ultimo apunte me vienen gustando mucho los laterales del Elche. En la derecha Damian es uno de esos laterales que siempre cumplen tanto en defensa como en ataque, haciendo lo correcto, con sencillez y caracter.
    En la izquierda Albacar es una referencia, menudo guante posee el tío para centrar. Y solidez le sobra

    Respond
  • Abel Rojas 25 noviembre, 2013

    @ Calaboca

    Clavaste mis sensaciones punto por punto. Lo dijiste mejor de lo que lo hubiera dicho yo.

    No cambio ni una coma.

    @ García

    Marc Roca se enamoró de Damián la primera vez que lo vio. Luego de desenamoró rápidamente ^^

    Lo de Albacar, tal cual.

    Respond
  • @DavidLeonRon 25 noviembre, 2013

    @Calaboca

    "Tras el 1-1, yo veía más cerca el 2-1 que el 1-2"

    Una vez pasó el tiempo y se vieron las consecuencias del 1-1, quizás sí, pero en el momento en que el 1-1 subía a la red lo lógico era pensar en el 1-2 tío, que esos 15 minutos fueron de baño che…

    @Abel

    "Marc Roca se enamoró de Damián la primera vez que lo vio. Luego de desenamoró rápidamente ^^"

    Juer, pues a mí me pasa a la vez. Hace tres años me parecía un dolor y ahora, siendo igualmente limitado, creo que está mucho más asentado. En Elche están contentos con él.

    Respond
  • hoeman 25 noviembre, 2013

    El Valencia transmite muy malas sensaciones: no tienen identidad, es frágil como equipo, sobre todo defensivamente es un despropósito (si a que defienden mal como equipo le sumas errores individuales repetidos de gente que en teoría tiene más que suficiente experiencia para corregirlos…), no transmite intensidad ni orgullo, parece que no tenga un plan y juegue "a ver qué pasa hoy", etc. Creo que hay equipo para más.

    Por cierto, a mí en el Elche me gustó bastante Fidel. Trabajador y no exento de calidad.

    Respond

¿Qué opinas?

Ecosdelbalon.com - - Política de Cookies.